Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencias Sociales, Medicina > ¿Y si el comportamiento fuera el resultado de la acción de genes, hormonas y flora bacteriana?

¿Y si el comportamiento fuera el resultado de la acción de genes, hormonas y flora bacteriana?

5 agosto, 2015

starryrhone_vangogh_bigPensadores, filósofos y teólogos han tendido históricamente a creer que el comportamiento era una caja negra misteriosa y maravillosa, resultado de la propia esencia inalterable del individuo. Pero experimentos científicos provenientes de los más diversos campos están demostrando que los atributos mentales no son más que una mezcla, increíblemente compleja eso sí, de genes, hormonas y flora bacteriana.

Así diferentes estudios recientísimamente publicados han analizado la influencia de distintos elementos biológicos en el comportamiento. En el primero de ellos, los investigadores separaron a ratones recién nacidos de sus madres durante tres horas cada día para producirles estrés. Con este tratamiento los ratones convencionales con una flora bacteriana normal mostraron ansiedad y un comportamiento similar a la depresión. Sin embargo los ratones criados en condiciones libres de bacterias no revelaron signos de ansiedad o depresión a pesar de haber sufrido la misma separación materno-filial. Es más, cuando se añadía la flora bacteriana normal a estos ratones criados en condiciones libres de gérmenes entonces es cuando comenzaban a exhibir patrones típicos de ansiedad y depresión. Este trabajo está en consonancia con otros previos que mostraban que la flora bacteriana es fundamental para un correcto desarrollo cerebral.

El segundo estudio viene del campo de la psicología. Aquí los investigadores sometieron a diversos estudiantes (los denominados sujetos “extraños”) a un examen de matemáticas y les indicaron que lo corrigieran ellos mismos y enviaran el resultado. También se les indico que recibirían una gratificación que dependería de la nota obtenida. Además a estos estudiantes se les tomaron muestras de saliva antes y después de la prueba, de tal manera que los investigadores encontraron que los individuos con niveles elevados de testosterona y cortisol eran más propensos a exagerar el número de problemas que decían haber resuelto correctamente. Los autores, a la vista de lo que se conoce sobre el funcionamiento de estas hormonas a nivel cerebral, concluyen que

La testosterona facilita el coraje para hacer trampas y el cortisol proporciona una razón para hacer esas trampas.

Y la influencia de los genes a esta visión proviene de dos aportes diferentes. El primero desde la neurociencia, en donde un grupo de investigadores ha encontrado que un gen previamente asociado en su forma mutada a diversas enfermedades mentales (esquizofrenia, depresión severa o trastorno bipolar) es fundamental para el correcto desarrollo cerebral en ratones y ha desentrañado su mecanismo de acción. También otro reciente estudio de neurociencia (realizado por un consorcio de 38 laboratorios de todo el mundo), comparando mediante tomografía por resonancia magnética los cerebros de más de 2.000 pacientes de esquizofrenia y de 2.500 individuos sanos, ha encontrado que los individuos enfermos tienen alteradas diversas regiones del cerebro como un menor volumen de hipocampo, amígdala, tálamo, núcleo accumbens y espacio intracraneal mientras que otras zonas del cerebro están por el contrario aumentadas respecto a los individuos control.

Además desde la genética de poblaciones, analizando al 27% de la población islandesa (más de 86.000 individuos) se ha estudiado la relación entre creatividad y enfermedad mental. Así los autores del estudio agruparon como individuos “creativos” a todos aquellos de la muestra que estaban dados de alta en las respectivas sociedades artísticas islandesas de actores, bailarines, músicos, artistas visuales y escritores, que para estas cosas los nórdicos son muy civilizados y están todos apuntados. El análisis de los datos muestra que en este subconjunto de individuos el riesgo de padecer esquizofrenia y/o desorden bipolar es significativamente mayor que en el resto de la población. Es decir, que la “hipótesis de Van Gogh” sobre la locura y la genialidad parece tener base científica y entonces existiria un continuo con una más o menos delgada línea entre comportamientos “admirables” y la enfermedad mental. Yo mientras tanto quedo expectante a la espera de que un estudio similar se realice dentro del colectivo de científicos, ya que personalmente (y aunque la muestra es forzosamente muy limitada) a la vista de algunos de mis colegas de profesión, resultados muy interesantes podrían llegar a ser desvelados.

Finalmente, el corolario de estos y similares estudios previamente publicados (y los que en los próximos años llegarán) muestran cada vez más claramente que nuestra identidad es únicamente el resultado de complejísimas interacciones cerebrales moduladas a múltiples niveles e influídas tanto interna como externamente. Y que una cosa parece quedar clara, que de los viejos conceptos como el del alma (que han obsesionado a la humanidad durante milenios) nada de nada y además ni se les espera.

Entradas relacionadas:

* Toma de decisiones ¿reflexión o pura coincidencia?

* De ratones y hombres: amor, fidelidad, familia y cuidados parentales

* Microorganismos y sistema inmune en enfermedades neuropsiquiátricas: (I)(II)

* ¿Qué nos hace humanos?

* La psiquiatría debe romper las cadenas de la religión

* El libre albedrio y la culpabilidad penal a la luz de la neurociencia

* Alteración de la conducta humana por parásitos y el libre albedrío

* Parásitos que controlan la mente

* Un par de apuntes acerca de la superioridad moral humana

* Una red cerebral separa a los humanos de los simios

* ¿Qué son más importantes las experiencias o los recuerdos?

* ¿La creencia en el libre albedrío nos hace mejores?

 


  1. 5 agosto, 2015 en 10:36

    Estos experimentos lo que vienen a confirmar es una idea que muchos compartimos: que nuestros pensamientos, nuestro “yo”, nuestra comprensión de la realidad, nuestras reacciones emocionales son el resultado de un muy, muy complejo proceso físico-químico.

    Puede decirse que esos procesos están influidos (o condicionados) por la información que recibimos del universo en el que vivimos, pero tal información es también el resultado de procesos físico-químicos. Una de nuestras fuentes más importantes de información es la vista, pero esta es solo un medio de recepción de ondas electromagnéticas (en un abanico muy, muy pequeño de las mismas), que a su vez provocan cambios físico-químicos en nuestro cerebro.

    Me pregunto (y me atrevo a afirmar incluso sin pruebas) si nuestras concepciones del mundo que nos rodea no serían distintas si la ventana de las ondas electromagnéticas que podemos detectar fuera notoriamente mayor. Ya sé que en estos últimos doscientos años la ciencia, mediante sus avances, ha suplido en parte nuestra “ceguera” frente al vastísimo espectro de las radiofrecuencias, pero aun así creo que si nuestro organismo hubiera tenido la capacidad de detección de un espectro mayor, los efectos sobre nuestro proceso cognoscitivo habrían sido radicalmente distintos.

  2. Pocosé
    5 agosto, 2015 en 11:29

    Eduard:
    “pero aun así creo que si nuestro organismo hubiera tenido la capacidad de detección de un espectro mayor, los efectos sobre nuestro proceso cognoscitivo habrían sido radicalmente distintos”
    Eso está ocurriendo ya a nivel de información. Es muchos ordenes superior la que podemos recibir ahora, que la que podían recibir nuestros antepasados. Información que es recibida y asimilada mediante procesos biológicos.
    Nuestro “Yo” es basicamente nuestro conectoma, el cual determinado y condicionado por procesos biológicos (fisicoquímicos al fin) a su vez determina y condiciona muchos de ellos. Como un rió y su cauce, moldeándose mutuamente y ocasionalmente estancándose o desbordándose. Pero de momento con fecha de caducidad muchos ordenes inferior a la de los ríos.

  3. 5 agosto, 2015 en 12:00

    Muy interesante la apreciación de Eduard. Los humanos tenemos un cerebro bilateral y una forma de razonamiento basada en los opuestos (blanco-negro, etc.) que parece estar relacionada con nuestra estructura anatómica (delante-detrás, derecha-izquierda). En cambio por ejemplo los cefalópodos tienen una estructura cerebral totalmente diferente y una forma de locomoción mucho más flexible que nosotros, de tal manera que los pulpos pueden desplazarse en cualquier dirección independientemente de su orientación corporal tal y como ha demostrado un reciente estudio
    http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0960982215002663

    por lo que si una especie de pulpos acabara desarrollando conciencia es probable que su lógica pudiera ser muy diferente a la nuestra. Por tanto, una especie inteligente que hubiera evolucionado con un conjunto de sentidos o con un rango de detección diferentes o con una anatomía distinta a la de los humanos bien pudiera observar y comprender (porque por ejemplo ahora sabemos que nuestra vista no es como una cámara fotográfica que recoge la realidad sin alterar sino que los datos sufren un gran proceso de “manipulación” en nuestro cerebro a la hora de formar la imagen) el Universo de manera diferente a como lo hacemos los sapiens.

  4. kikedak
    5 agosto, 2015 en 23:41

    Los avances sobre la microbiota son espectaculares, de forma poco a poco se va conociendo su capacidad para regular y comunicarse con el sistema inmunitario, endocrino y nervioso central a través del intestino, modificando nuestro estado de ánimo y comportamiento.
    Ateo, como bien decías, lo que queda del alma lo vamos a tener que compartir con unas tristes bacterias. Que las religiones vayan haciendo hueco para ellas en sus cielos y sus infiernos.

  5. Emmanuel
  6. 6 agosto, 2015 en 10:37

    Sí, ya había leído el artículo en cuestión. Lo que ocurre es que para animales de granja se admiten vacunas “imperfectas” (“leaky”) que siguen permitiendo la transmisión del virus. En el caso de humanos no. Mira lo que dice el resumen del estudio en cuestión sobre el tema:

    “Vaccines that let the hosts survive but do not prevent the spread of the pathogen relax this selection, allowing the evolution of hotter pathogens to occur. This type of vaccine is often called a leaky vaccine. When vaccines prevent transmission, as is the case for nearly all vaccines used in humans, this type of evolution towards increased virulence is blocked. But when vaccines leak, allowing at least some pathogen transmission, they could create the ecological conditions that would allow hot strains to emerge and persist.”
    http://journals.plos.org/plosbiology/article?id=10.1371/journal.pbio.1002198

    La solución sería aplicar los estándares de humanos para las vacunas animales, pero claro eso implicaría problemas económicos, algo parecido a lo que ocurre con el engorde de animales con antibióticos.

  7. Emmanuel
    6 agosto, 2015 en 11:16

    No había leido el estudio ni las conclusiones.

    Lo que ocurre es que para animales de granja se admiten vacunas “imperfectas” (“leaky”) que siguen permitiendo la transmisión del virus

    Me dejas de piedra, no tenía ni idea. Si ya de por si es preocupante que se usen antibioticos indiscriminadamente como si fueran sacarinas…. ¿El legislador no ha considerado que quizás esa permisibidad termine creando virus resistentes y tengamos que empezar de cero? Lo de siempre: Pan para hoy, hambre para mañana.

    PD: Los antivacunas van a tener más madera.

  8. 6 agosto, 2015 en 11:38

    El problema es que cuando la racionalidad choca con la cuenta de resultados ya sabemos por experiencia lo que ocurre. Y eso es debido a que los legisladores y los gobiernos se han convertido en una simple correa de transmisión del neoliberalismo. Esperate a qué se apruebe el famoso tratado de libre comercio que se está negociando en secreto y ya veremos en qué queda la sanidad entre otras muchas facetas.

  9. 6 agosto, 2015 en 17:49

    A la inmensa mayoría de las personas les resulta ofensiva la idea de que los seres humanos, al igual que todas las demás formas de vida, podríamos no ser otra cosa que meras estructuras genéticas – algo así como colonias de genes que se estructuran en formas diversas con el fin de perpetuarse, al modo de las colonias de corales -, y de que todo lo que nos identifica, pensamientos, emociones y conductas, incluídas las conductas presuntamente antinaturales o fallidas, podría explicarse a partir de ese supuesto. A mí esa posibilidad me parece en cambio fascinante, y muy a tono con el lugar que ocupamos de hecho en el universo.

  10. Rain
    6 agosto, 2015 en 19:54

    Interesante aunque lejos de ser novedoso. Muchas de esas cosas ya se sabían en mayor o menor medida; por poner un par de ejemplos, la creatividad ya había sido asociada por Eysenck donde van los años al rasgo que él llamó psicoticismo, también correlacionado con el riesgo de psicosis y psicopatía; o los cambios cerebrales en esquizofrenia, de los que se conocen unos cuantos más, tanto estructurales como funcionales.
    Esos estudios responden completamente al modelo biopsicosocial, con el bio bien grande como les gusta a los laboratorios. Y está muy bien seguir obteniendo datos al respecto. De hecho, en la parte bio veo muy prometedora la epigenética precisamente porque no se queda en lo bio aislado del resto. Sólo me resulta curioso ver como por aquí se publica cada noticia reduccionista que sale en el terreno de la conducta a la vez que se ataca a los que ven el cuadro completo. La biología es clave, pero hasta donde sabemos no explica ni la mitad de la varianza en conducta. Probablemente la epigenética mejore ese rango.

  11. 6 agosto, 2015 en 19:59

    Por supuesto que queda mucho por conocer del cerebro y su funcionamiento pero al paso que avanza el conocimiento los más jóvenes van a poder llegar a ver el cuadro completo dentro de algunas décadas.

  12. Rain
    7 agosto, 2015 en 13:49

    No sé si décadas o más, pero ojalá tengas razón. Del cuadro completo aun estamos lejísimos.

  13. KC
    8 agosto, 2015 en 4:03

    Ateo, por favor, las materias de estudio (científicas y/o artísticas) van con mayúscula. Que vas a parecer a los simpáticos ignorantes que pululan por ese blog de Hay Derecho. La psicología de una persona no es la Psicología, ni el derecho de un sujeto es lo mismo que el Derecho. De hecho, el derecho al Derecho existe por esa lógica lingüística. Lo mismo con las matemáticas del Universo y las Matemáticas de la universidad, o la Filosofía como conjunto de estudios sobre la filosofía de diversas generaciones.

    Si ya es acojonante tener que leer el “estado de derecho” en uno de los supuestos blogs jurídicos más “importantes” de España, espero no tener que leer mucho más “campo de la psicología” o “campo de la neurología” en este. Ojo, que yo de talibán gramático u ortográfico tengo poco, pero cuando las palabras deben diferenciarse para entender mejor el contexto, lo siento, pero por ahí no paso. Son cuestiones diacríticas.

    Sobre este tipo de estudios, en fin, parece que ya han encontrado la raíz de lo que algunos llaman “derecha” y otros “izquierdas”. Unos cracks estos de los estudios. Pero, paradójicamente, para algunos, la homosexualidad sigue siendo una opción conductual del sujeto. Qué curioso. De todas formas, lo malo de estos estudios es que se puede caer rápidamente en conclusiones de imbécil con Premio Nobel como el señor James Watson cuando se pone a efectuar teorías sobre cosas sobre las que no tiene ni pajolera idea más allá de su especialidad, que siempre fue la genética. Porque el ambiente, por mucho que se empeñe el señor Watson en decir idioteces, puede influir en el “poder” y “determinismo” genético (seguro que sobre eso debe de haber algún estudio también) que es obvio que existe, de la misma forma que un CPU de 2 Gb de RAM es inferior “memorísticamente” hablando a uno de 16 Gb. Pero es que el cerebro no es una unidad rígida. Tiene una franja de plasticidad que hace que, a diferencia de una unidad de memoria de CPU, el ambiente condicione su potencial mediante métodos de aprendizaje sin los cuales, con toda seguridad, el conocimiento del portador de ese cerebro tendría habilidades mucho menos desarrolladas (por mucho que tuviera una genética predispuesta).

    No tener claro esto es ser un James Watson.

    Saludos.

  14. Renzo
    8 agosto, 2015 en 4:18

    KC, sin acritud, pero ya puestos a pedirle a Ateo purismo gramático, CPU, en castellano es femenino.
    Saludos.

  15. KC
    8 agosto, 2015 en 14:19

    Renzo, a ti poco tengo que decirte después de aquella entrada sobre el ciclismo, el doping (y el tema jurídico que hay detrás) y las chuletas. Creo que ya te expliqué lo que me pareces como comentarista. De todas formas:

    1º) Escribo “CPU” dos veces en mi anterior comentario. “Un CPU”, y en la otra digo escribo “una unidad de memoria de CPU -lo cual es una redundancia, pero como puedes ver uso “unA unidad”, no “un unidad”. Por tanto, tenemos un 50%.

    2º) Ya digo que no soy un purista gramático (si es que has leído todo el comentario), pero leer “estado de derecho” en un blog jurídico (profesional, no de barra de bar) o “campo de la psicología” (y similares) en un blog científico (no de barra de bar) me causa cierto malestar. Llámame tiquismiquis.

    3º) Sobre el género de “CPU”, lee el chiste sobre computador/computadora. Te describe a la perfección.

    4º) Ahora vayamos un poco más allá. Imagino que sabes perfectamente qué significa CPU en inglés. Sí, en castellano debería ser femenino porque hablamos de una unidad (como comento en mi comentario), pero sucede que CPU también se usa como sinónimo de computadora/computador (que verás que tiene doble género al provenir del inglés y haberse dado los dos usos). Actualmente hablo más inglés que castellano. Imagino que de ahí el uso indistinto que hago con CPU (independientemente de que, en puridad, una CPU no sea un computer, pero sí su parte central).

    5º) También se usa indistintamente “el Internet” y “la Internet” dependiendo del sustantivo que se use. Si para ti Internet es un sistema, lo correcto sería “el Internet”, pero para otros es una red, así que usan “la Internet”. Los españoles usan más “el Internet”, curiosamente, aunque luego se refieren a Internet como “red” (al igual que en EEUU y demás). Pero bueno, no creo que tenga esto la misma importancia que ver escrito lo que comento en según qué blogs. Y si para alguien es lo mismo es, sinceramente, que no entiende los grados de importancia de según qué partes de la gramática con respecto a otros.

    6º) Te dejo un enlace con un ejemplo de uso indistinto de CPU. Puedes encontrar muchos más si usar el buscador: http://www.definicionabc.com/tecnologia/cpu.php

    Espero que me dejes tú el enlace donde digan que “CPU” debe usarse siempre en género femenino en castellano. Entraré esta tarde a revisar.

    GOTO 3º)

    Saludos.

  16. Renzo
    8 agosto, 2015 en 19:46

    KC, ya que quieres llevar las cuentas, llevalas bien,

    “…un CPU de 2 Gb de RAM es inferior “memorísticamente” hablando a uno de 16 Gb”

    dos veces usas el masculino, contra una el femenino, y en ese caso lo haces para referirte a la “unidad de memoria de CPU” y no a la propia CPU.

    Pero yo también tengo claro que tipo de personaje eres, engreído, narcisista, prepotente, sobervio, de esos que están encantados de conocerse y gustan de pontificar y corregir a los demás pero que llevan muy mal que les hagan ver sus propios errores.

    Tu justificación infantil te pone en evidencia, te enrabieta haber metido la pata y no ser el más brillante del blog como crees, pues tómate una infusión de humildad, te retratas solito.
    Con lo fácil que hubiera sido aceptar el error, perfectamente comprensible en quien usa más la lengua inglesa que la castellana. Pero no, tú tenías que entrar al trapo con ataques personales y excusas de niño malcriado.

    En fin, retiro lo de sin acritud y me despido de ti deseando que llegues a madurar algún día y pierdas esa chulería que desprendes en cada comentario.

  17. Renzo
    8 agosto, 2015 en 19:52

    Ah!!!, y sí por error escribí “sobervio” en lugar de “soberbio”, puedes ahorrarte el comentario.

  18. LD
    8 agosto, 2015 en 22:20

    KC:
    1. Según el diccionario de la RAE, palabras como Derecho o Psicología, en mayúsculas, no existen. http://lema.rae.es/drae/?val=Derecho
    2. La CPU es la Unidad Central de Procesamiento de un ordenador. Si quieres aplicar el genero gramatical masculino a “unidad”, tú mismo. Lo mismo si quieres aplicarlo el 50% de las veces.
    3. Una CPU es una parte de un ordenador y no tiene absolutamente nada que ver con la memoria RAM. Hablar de una CPU de tantos Gb de RAM es, sencillamente, un error. De hecho, puedes cambiar la memoria RAM de tu ordenador sin tocar la CPU, ya que son piezas distintas.
    4. Afirmar que CPU es sinónimo de ordenador, es como decir que motor es sinónimo de coche.

  19. kikedak
    9 agosto, 2015 en 15:46

    KC
    Pues tu como comentarista tampoco es que seas la hostia, aunque se ve que dominas perfectamente los cerros de Úbeda (con tilde).

  20. KC
    9 agosto, 2015 en 21:38

    Pero yo también tengo claro que tipo de personaje eres, engreído, narcisista, prepotente, sobervio, de esos que están encantados de conocerse y gustan de pontificar y corregir a los demás pero que llevan muy mal que les hagan ver sus propios errores.

    Renzo, tu discurso lo he visto miles de veces en España y tú eres un ejemplo de ese tipo de perfil mediocre que llama a otros soberbios y narcisistas cuando no leen lo que quieren leer. Te aseguro que aunque tú creas lo contrario en una especie de paranoia personal, lo que intento es aportar una lógica que no debería perderse en según qué blogs. Que a ti te pueda preocupar mi “narcisismo” por encima de eso ya deja claro el tipo de personaje que eres, como ya te expliqué cuando soltaste las tonterías que soltaste sobre el tema del doping. Ya he explicado muchas veces este tema… Prefiero “soberbios” que se basan en algo a mediocres e ignorantes escaldados. No tengo ningún problema en aceptar los errores que cometo, así que no me vengas con ese tipo de discurso infantil, que parece que nos os cansáis de usarlo.

    Sí, tienes toda la razón, usé dos veces el masculino y una el femenino. Pero todavía sigo esperando que me expliques dónde se dice que no se puede usar el masculino y por qué no. No sé dónde está el error ahí. Estoy esperando que me lo expliques siendo que yo te he explicado el tema del anglicismo y demás, que es por lo que imagino que algunos usamos indistintamente los dos géneros.

    Puedo entender que un comentarista diga tonterías sin basarse en unos mínimos, pero Ateo está ejerciendo una función educadora/pedagógica (oh, gracias, Internet) y como tal debería de seguir unos estándares.

    Lo del “más brillante del blog” lo voy a pasar como no leído, porque me ha dado vergüenza ajena. ¿Pero es que te crees tú, pedazo de desgraciado, que yo me muevo por la vida con tus aspiraciones? ¿De dónde sacáis este tipo de conclusiones? Yo no tengo nada que ver con vuestras psicologías, Renzo.

    Escribes “sovervio” y luego dejas otro comentario diciéndome que no incida en ello… ¡Pero si fuiste tú el que sacó la lupa para lo del el/la CPU!

    En fin, que yo no tengo tiempo para idioteces, hombre. Al que le interese entender por qué las materias/disciplinas científicas deberían ir en mayúscula, bien. Al que no, también.

    Eso sí, luego no nos quejemos de cómo tratan a la Ciencia, si somos incapaces de saber diferenciar una disciplina de su contenido y de entender por qué sería importante escribir eso (lo demás me la sopla) con corrección.

    En la parte jurídica me recuerda un poco a cuando algunos liberales escriben “estado” en vez de “Estado”. Como para ellos el Estado es poco importante, supongo que se permiten la licencia. Pero para quienes necesitamos un mínimo de comprensión en la lectura, necesitamos ver escrito “Estado”, porque es como se llama jurídicamente.

    LD, habiendo leído tu primer punto ya no hace falta que escriba mucho más. Tampoco es que me importe lo que escribas tú. El tema iba para Ateo.

    Saludos.

  21. LD
    9 agosto, 2015 en 22:08

    KC, tu respuesta es tan vulgar…

  22. Renzo
    9 agosto, 2015 en 23:02

    KC, pedazo de memo pedante, en el teclado de mi tablet la “v” y la “b” son vecinas. Tecleé una por otra y no lo vi hasta que ya había mandado el mensaje. No quiero ni tengo que justificarme ante un tipo inmaduro como tú, el error lo cometí yo, fue culpa mía no verificar el texto antes de darle a “Publicar”, no es la primera vez que me ocurre y seguro que no será la última. Pero yo no defiendo mi error, ni pretendo escudarme en nada ni en nadie para excluir mi fallo, justo lo contrario que tú haces.
    Empecé mi mensaje de buenas maneras y “en son de paz”, pero con un tipejo como tú no hay forma de hablar, solamente te interesa enmendar la plana a los demás, dar demostraciones de elocuencia y que te jalee y haga la hola algún público al que tus parrafadas de “sabio” dejen boquiabierto, pues mira, te equivocaste de escenario y de público.
    Debo reconocer que algunas de tus aportaciones son interesantes y útiles, pero todas desprenden un tufo bastante desagradable a prepotencia y chulería y eso quita las ganas de leerte a cualquiera que no sea un hooligan descerebrado
    Debes de ser un tipo muy acomplejado para tener que andar siempre queriendo demostrar que eres el que la tiene más grande…
    Venga machote, crece de una vez y aprovecha tu formación y cultura para algo más útil que para hacer exhibicionismo y autofelaciones.

  23. 10 agosto, 2015 en 8:14

    Renzo y KC

    Pienso que es hora ya de que dar por terminada esta disputa.

  24. Renzo
    10 agosto, 2015 en 9:24

    Ok Ateo, por mi parte terminado definitivamente el tema.
    Saludos.

  25. kikedak
    10 agosto, 2015 en 17:36

    Intentando retomar el tema, a la vista de los últimos correos creo que hay microbiotas que inducen la produccion de testosterona en exceso. Los lactobacilos en general y concretamente Lactobacillus reuteri se han relacionado con altos niveles de testosterona con independencia de la dieta, al menos en ratones. Hay que investigar qué microorganismos pueden regular la secreción de dopamina y serotonina, sería un tratamiento beneficioso para todo el mundo.

  26. Miguel
    3 septiembre, 2015 en 8:14

    No sé si llego demasiado tarde (vacaciones en el pueblo, sin internet), pero me surje una pregunta: ¿al final van a tener razón los que decían que “la homosexualidad se puede curar”?
    Si, aparte de polvo de estrellas, no somos más que agregados de sustancias, reacciones físico-químicas, ¿cualquier rasgo del comportamiento podría moficarse, o inducirse, a base de más física-química de laboratorio?

    PS: Enhorabuena por el blog y, sobre todo, gracias, a administradores y comentaristas, por nutrir nuestras mentes con Ciencia de la buena.

  27. 3 septiembre, 2015 en 10:00

    Miguel

    Desde hace tiempo los comportamientos que consideramos enfermedades se modifican a través de diferentes fármacos que alteran la química cerebral. Existen multitud de sustancias psicoactivas, algunas de ellas conocidas desde la más remota antigüedad, que perturban el comportamiento de tal manera que como escribí en una entrada hace tiempo, modificaron tanto la conciencia de muchos individuos que ayudaron a crear o a asentar el fenómeno religioso. Es más, algunos estudios acaban de mostrar que se puede alterar el patrón de pensamientos de individuos a los que se somete a intensos pulsos electromagnéticos en el cerebro. Yo no tengo ninguna duda que en la actualidad un Mengele psiquiatra podría hacer barbaridades increíbles en individuos enfermos o ya puestos sanos utilizando la cada vez mayor batería de herramientas aplicables a la modificación físico/química del cerebro y eso se irá agravando con los cada vez más vertiginosos nuevos descubrimientos de la neurociencia. Otra cosa es la ética de estas acciones “terapeúticas”.

  28. 9 noviembre, 2015 en 10:27

    ¿Moral y religión? Pues parece que son bastante antagónicas: http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2015/11/los-ninos-mas-religiosos-son-menos.html

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: