Inicio > Actualidad, Ciencia, Magufadas, Medicina, Microbiología > ¡Qué terrible paradoja! Los antivacunas demuestran que las vacunas no causan autismo, pero aun así no se convencen

¡Qué terrible paradoja! Los antivacunas demuestran que las vacunas no causan autismo, pero aun así no se convencen

8 octubre, 2015

RhesusFemalesInfantsKW1-W-1024x682Desde el ya antiguo y fraudulento caso del Dr. Wakefield es de sobra conocida la larga y equivocada argumentación de intentar asociar el autismo con las vacunas. Y aunque a lo largo de los años se ha realizado numerosos estudios sobre el tema (todos ellos con resultados negativos por cierto) la paranoia antivacunación se resiste a morir. Sin embargo, en un excepcional caso de racionalismo, un muy activo grupo antivacunación estadounidense ha financiado un riguroso estudio científico sobre el tema que ha llegado a la sorprendente (o no) conclusión de que no existe relación alguna entre autismo y vacunas.

Después de que a finales del siglo pasado Dr. Wakefield relacionara a las vacunas con el autismo, a lo largo de estas casi ya dos últimas décadas se ha venido realizado infinidad de estudios sobre el tema que han permitido excluir relación alguna entre estos tan eficaces tratamientos terapéuticos y la mencionada enfermedad, de tal manera que en la actualidad médicos, científicos, asesores de políticas gubernamentales y asociaciones especializadas en la defensa de la infancia han declarado una y otra vez, pública y reiteradamente que las vacunas no causan problemas neurológicos. Aun así asociaciones de todo tipo siguen empeñadas en cuestionar (sin pruebas por cierto) la seguridad de las vacunas. Una de ellas es “SafeMinds”, una entidad dedicada a “acabar con la epidemia del autismo” que lleva años en EEUU difundiendo la idea de la relación entre autismo y vacunas incluso al más alto nivel político. Pues bien, esta asociación tuvo hace años la valentía de aportar la nada desdeñable cifra de 250.000 dólares para que, junto con la contribución de otras fundaciones e instituciones, se pudiera realizar un estudio riguroso a largo plazo de los posibles cambios en el cerebro y en el comportamiento de bebés macacos a los que previamente se les habian administrado las vacunas infantiles habituales. El resultado de este estudio que ha sido recientemente publicado en la prestigiosa revista de la Academia de Ciencias estadounidense indica

No se observaron cambios de comportamiento en los animales vacunados, ni tampoco hubo cambios neuropatológicos en el cerebelo, el hipocampo o la amígdala.

Por lo que las conclusiones del trabajo son

Este estudio no apoya la hipótesis de que las vacunas que contienen tiomersal y/o la vacuna triple vírica jueguen algún papel en la etiología del autismo.

Entonces ¿estamos ante la prueba definitiva capaz de convencer a los conspiranoicos de las vacunas? Pues antes de lanzar las campanas al vuelo escuchemos a la presidenta de “SafeMinds”, Sallie Bernard hablando sobre el mencionado estudio:

Sentimos que dentro de este conjunto de datos hay animales que tienen potencialmente una reacción adversa a las vacunas que reflejaría lo que ocurre en los bebés humanos. La mayoría de los datos obtenidos sobre las vacunas están muy bien, pero creemos que hay un subconjunto que tiene una reacción adversa a las vacunas. Al observar los datos en bruto, y no los datos en su conjunto, somos capaces de identificar al subgrupo que tuvo esa reacción.

¿Se entiende o todavía hay que explicarlo más claramente? Es decir, según la presidenta de una asociación de padres de niños con autismo los autores del mencionado estudio: 16 científicos pertenecientes a seis grupos de investigación diferentes, que fueron considerados previamente por esa misma asociación como suficientemente profesionales (ya que llevaban décadas trabajando en el campo y tienen en su haber docenas de artículos científicos), además de los dos evaluadores independientes y también especialistas en el tema junto con el editor científico (investigadores estos tres que analizaron y revisaron en profundidad el estudio y aceptaron finalmente su publicación en la prestigiosa revista PNAS) han interpretado los datos de manera errónea, de tal manera que sólo queda por concluir que todos ellos son unos chapuzas inútiles o lo que es peor, unos manipuladores que han alterado el sentido de los datos para transmitir un mensaje erróneo y así acabar dando una falsa sensación de seguridad a la opinión pública.

P.D.

Y lo más triste de este asunto es que para realizar este estudio, que no ha convencido a quien de partida no admitía ni siquiera poder estar equivocada, no sólo se han invertido ingentes cantidades de tiempo, esfuerzo y dinero sino que además ha sido necesario vacunar, estudiar y finalmente sacrificar para analizar sus cerebros a 79 pequeños macacos, además de mantener por supuesto en un animalario a los correspondientes progenitores machos y hembras para engendrar tal cantidad de animales de experimentación. Muertes que al final para poco van a servir frente a la cerrazón de quienes no quieren dejarse convencer por las siempre molestas pruebas.

Entradas relacionadas:


  1. Laura
    8 octubre, 2015 en 7:44

    La palabra clave de lo que dijo Bernard es “sentimos”. Y eso dice todo lo demás. En una verdadera investigación científica no hay subjetividades. No hay “creo / siento” que valga en este caso.

  2. Anónimo
    8 octubre, 2015 en 9:24

    Ya lo dijo Friedrich Schiller: “Contra la estupidez los propios dioses luchan en vano”

  3. 8 octubre, 2015 en 16:24

    Y como bien dijo Sagan : “No puedes convencer aun creyente de nada porque las creencias no se basan en evidencias, sino en una empecinada necesidad de creer” – y se ve claramente que esta gente necesita creer contra toda evidencia que las vacunas causan autismo porque admitir lo contrario sería admitir que todas sus acciones previas en contra de las vacunas fueron lisa y llanamente producto del ERROR.

  4. Anónimo
    8 octubre, 2015 en 20:39

    Yo tengo un hijo de 5 años lo vacune con todo y es autista y se enferma a cada rato…tuve otro no lo vacune y es normal.y ademas nunca se enferma…no me importa ningun puto estudio…para mi el unico error q cometi fue vacunar a mi primer hijo…esto debe ser obra de las farmafias punto!

  5. 8 octubre, 2015 en 21:50

    Reblogueó esto en MagufoBusters™.

  6. 8 octubre, 2015 en 22:23

    ” Yo tengo un hijo de 5 años lo vacune con todo y es autista y se enferma a cada rato”

    ¿Y ya está? ¿Tu hijo no es nada más que las vacunas que recibió? ¿no le ha pasado nada de nada en toda su vida desde el momento de su concepción? Te informo que cada vez hay más datos acerca que el autismo es una mezcla compleja de genes e influencias varias, muchas de ellas en la etapa fetal. Por ejemplo una activación del sistema inmune de la madre en el primer trimestre del embarazo por una simple gripe o similar parece estar relacionada con casos de autismo:
    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/10/11/microorganismos-y-sistema-inmune-en-enfermedades-neuropsiquiatricas-ii-autoinmunidad/

    Tu simpleza es tan grande como si alguien achacara su cáncer (porque sí, sin ninguna otra prueba) a que hace 10 años se rompió una pierna o tuvo una indigestión, como si a lo largo de toda su vida eso hubiera sido lo único que le ha pasado.

    ” no me importa ningun puto estudio…”

    Pues nada a seguir a oscuras, pensando lo que te parezca sin llegar nunca a ninguna conclusión razonable.

    ” tuve otro no lo vacune y es normal.”

    Pues eres un irresponsable porque lo mismo un día de estos te pasa como a los simples de Olot y tienes un disgusto:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2015/06/28/servira-para-algo-la-terrible-muerte-por-difteria-del-inocente-nino-de-olot/

    “para mi el unico error q cometi fue vacunar a mi primer hijo…”

    Te vuelvo a repetir que tu error ha sido no vacunar al otro.

    “esto debe ser obra de las farmafias punto!”

    ¡Claro que sí! ¿para qué buscar pruebas? si el premio Nobel ha hablado y ha dictaminado en su “experto” criterio y el asunto está ya zanjado. Ahora solo falta esperar que te nombren ministro de sanidad para que arregles de verdad las cosas.

    Por cierto, la próxima vez que enfermes ya sabes: nada de dar dinero a la farmamafia comprando antibióticos y demás. Tú vete a tu chamán de cabecera que ya verás lo bien que atiende y los años que vives sano como una manzana.

  7. 8 octubre, 2015 en 22:24

    Esta gente tiene conviciones fuertes: están dispuestos a no vacunar a sus hijos aunque eso los mate.

  8. Laura
    8 octubre, 2015 en 22:29

    No, es que si no lo leo, no lo creo. Tiene que ser un troll. Vamos a ver, Anónimo, como relacionaste la vacuna con el autismo? Que te llevó a creer que una cosa es causa de la otra?

  9. 8 octubre, 2015 en 22:54

    Anónimo, aún te queda mucho para ser un troll profesional, se te ve el plumero a legua. Entrénate por otros lugares del ciberespacio y vuelve a intentarlo en unos meses.

  10. congreve
    9 octubre, 2015 en 5:47

    Una pregunta de ignorante: ¿Prestaría alguna utilidad a la neurociencia sacrificar a la Sra. Bernard y analizar su cerebro, para ver cómo funciona?

  11. Abraham
    9 octubre, 2015 en 7:16

    ¿El comentario de Anónimo es real? ¿O es alguien haciéndose el gracioso?

  12. 9 octubre, 2015 en 7:16

    Congreve, aunque entiendo que es un intento de chiste, procura cuidar un poco las formas. Esto cansado de escuchar (o leer), cuando se habla de personas, el término sacrificar, cuando en realidad el término correcto es asesinar. No banalicemos de esta forma.

  13. 9 octubre, 2015 en 7:20

    Abraham, lo tuyo es una pregunta retórica, ¿verdad?

  14. Renzo
    9 octubre, 2015 en 8:01

    Anónimo, tu error, gordo, muy gordo, es reproducirte.
    Manuel, aunque entiendo lo que quieres decir y también que Congreve iba en broma, banalizar, a veces, viene bien. Lo de “asesinato” lo tienen tan apropiado los anti eutanasia y los pro vida (que suelen ser los mismos) que usarlo obliga, en algunos casos, a matizar para no hacerles el juego.

    Saludos.

  15. Pocosé
    9 octubre, 2015 en 11:41

    ¿79 Bebes macacos asesinados y los animalistas sin decir nada?
    Hasta yo me indigno de que tal sacrificio fuera para convencer a unos fanáticos de algo que ya estaba de sobra evidenciado, y encima como era de preveerb, no haya cumplido su cometido.
    Imposible convencer a un fanático de la irracionalidad de su causa.
    Y el mayor peligro para una causa justa y razonable es que sea asumida por fanáticos,

  16. congreve
    9 octubre, 2015 en 14:14

    Manuel

    “Intento de chiste”, bien definido. Se me escapó, lo siento. Saludos.

  17. 9 octubre, 2015 en 14:19

    Y la cantidad de recursos y esfuerzos que se seguirán dilapidando por culpa de esta gentuza… todo para nada.

  18. 10 octubre, 2015 en 20:13

    La polémica sobre las vacunas no se puede desligar de la deriva institucional que ha manifestado la industria farmacéutica en los últimos años, que ligada a la transformación hacia un capitalismo salvaje, ha originado que ciertos intereses privados hayan logrado modificar los intereses de los pacientes y de las poblaciones.

    Efectividad a parte, un gran problema de las vacunas es su contaminación indeseable durante el proceso de fabricación, que ha sido demasiado a menudo ocultado para evitar pérdidas económicas a los laboratorios.

    En el fondo de la polémica, subyace también el modelo de medicina y de microbiología con el dilema, aún no totalmente cerrado, entre el Pleomorfismo del Profesor Pierre Jacques Antoine Bechamp y posteriormente el médico y fisiólogo Claude Bernard, y el Monomorfismo de Louis Pasteur.
    Aunque Pasteur en su lecho de muerte reconoció el trabajo de Bechamp cuando dijo: “Bernard tenía razón, el germen no es nada, el terreno es todo.”, este reconocimiento no tuvo trascendencia alguna, pues la industria de la medicina alopática estaba ya iniciada, y las teorías de Pasteur se impusieron o ¿las impusieron?
    Ethel Douglas Hume, “Pasteur Exposed: The False Foundations of Modern Medicine”.

    Documento sobre la deriva institucional de la industria farmacéutica:
    http://www.nogracias.eu/wp-content/uploads/2014/07/Salvaguardas-pdf-AMF.pdf

    Post sobre la demanda de transparencia de los ensayos clínicos:
    http://nurseteando.com/campana-alltrials

    Post con muchos links sobre contras y pros de las vacunas

  19. 11 octubre, 2015 en 8:09

    Epicoach

    Has mezclado diversos argumentos. Completamente de acuerdo contigo en que la industria farmacéutica está ligada al capitalismo salvaje y lo que le interesa en ganar más dinero. Ahora bien, con las vacunas la verdad es que ganar ganan poco porque sus precios están bastante regulados ya que para la mayoría de los países pobres se acuerdan precios con la OMS y las diversas ONGs. Eso no quita que este mecanismo es todavía imperfecto aunque su extrapolación a otros medicamentos abarataría las facturas. Yo personalmente soy partidario, y aquí en CyD lo he escrito en numerosas ocasiones, de nacionalizar o más bien “mundializar” bajo organismos públicos todo el tema de los medicamentos para que las multinacionales no se aprovechen del conocimiento adquirido con el dinero de los contribuyentes:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2015/01/13/el-caso-del-medicamento-sovaldi-contra-la-hepatitis-c-como-ejemplo-de-la-ruinosa-privatizacion-de-la-investigacion-biomedica/

    Respecto a la antigua y ya cerrada polémica científica entre Pasteur y Bechamp es mi deber informarte que Pasteur tenía razón y Bechamp no, dijera lo que dijera en su lecho de muerte el primero. La prueba es que en ciencia existe en la actualidad un Teoría de los Gérmenes aceptada por todos los científicos y comprobada en numerosísimas ocasiones, aunque como siempre en esta vida haya unos pocos negacionistas como en los casos de la evolución o del SIDA.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_microbiana_de_la_enfermedad

    Finalmente sobre tus enlaces nada que objetar a los dos primeros, pero el tercero que he eliminado era simplemente propaganda negacionista de las vacunas y desde CyD no podemos hacerles el juego a irresponsables que intentan poner en peligro uno de los grandes logros de la medicina moderna, tratamientos que han permitido salvar la vida a millones de personas, entre ellos muy probablemente tu y yo.

  20. 12 octubre, 2015 en 15:58

    No pasa nada Congreve. Bueno, no pasa nada a menos que quieras presentarte como concejal de cultura 🙂

  21. jonlarmann
    13 octubre, 2015 en 15:31

    Dios, ya ha llegado aquí la nueva magufada que se traen con Bechamp. Estaba preparando unas oposiciones a técnico de laboratorio cuando me lo encontré. No daba crédito al asunto. Hasta localicé a un “doctor” que vivía de dar “diplomas” online junto con un microscopio de fondo oscuro y unos videos que han recorrido la red y que tienen su origen en esa “universidad”, que no tiene reconocimiento alguno obviamente, y cuyo promotor tampoco, pues además de un curso de filosofía, solo dispone de estudios en dicha “universidad”. Todo un cuadro.

    Por supuesto que algunos ya están vendiendo la moto con la acidificación y vendiendo remedios para “prevenir” el cáncer.

    Y luego estos charlatanes hablarán de los intereses de las farmacéuticas….

  22. jonlarmann
    13 octubre, 2015 en 15:45

    Y otra cosa. Ignoro si Pasteur tuvo alguna clase de delirio mientras agonizaba pero la historia me parece bastante sospechosa. Es muy parecida a la que contaba un conocido, evangélico creacionista, sobre un Darwin arrepentido que se retractaba en su lecho de muerte. Demasiado melodramático como para no ser producto de haber visto demasiadas veces “El conde de Montecristo” o similar…

    Cualquier día leeremos a los de la “teoría la tierra hueca” cómo Newton reconoció en su lecho de muerte que su Teoría de la gravedad estaba equivocada para poder esquivar el problema de la gravedad y la falta de materia que supone su teoría.

  23. 14 octubre, 2015 en 13:37

    Interesante recomendación a la hora de debatir con algún antivacunas: http://www.pnas.org/content/112/33/10321.abstract

    Un resumen en español: http://blog.rtve.es/orbitalaika/2015/10/c%C3%B3mo-debatir-con-los-antivacunas-y-ganar.html

  24. guilleemas
    14 octubre, 2015 en 17:20

    Las cosas son muy simples. Yo tengo cuatro hermanos. Los cinco hemos sido vacunados y ninguno tiene autismo. ¡Listo! Demostrado que las vacunas no producen autismo. Si ellos razonan de esta forma, ¿por qué no usar ese razonamiento por una buena causa?

  25. 14 octubre, 2015 en 23:25

    Para mi la mayoría de los padres que se unen a estos grupos son personas que necesitan culpar a alguien por la condición de su hijo/a, y al igual que con una secta las personas que pertenecen a estos grupos les hacen creer que las vacunas son las responsables.

  26. Emmanuel
    25 octubre, 2015 en 10:41

    esto debe ser obra de las farmafias punto

    Tarugo: ¿Cuanto ha costado los gastos médicos del niño de olot (pista: tiene 5 ceros)? ¿Quien ha salido beneficiado económicamente del caso? ¿El niño muerto?

    Yo tengo un hijo de 5 años lo vacune con todo y es autista y se enferma a cada rato

    A mi me han vacunado y no soy autista. ¿Que se supone que pretendes demostrar con eso?

    tuve otro no lo vacune y es normal.y ademas nunca se enferma

    ¿Y? Para empezar pareces desconocer lo que se conoce como protección de grupo.

  27. 6 julio, 2016 en 18:43
  28. 14 julio, 2016 en 12:01

    Una mezcla explosiva en EEUU: inmigrantes ilegales que llegan del Tercer Mundo sin vacunar se mezclan en un centro de internamiento con los empleados del mismo que se niegan a vacunarse. Resultado un brote de sarampión. http://bigstory.ap.org/article/eb0ff960160c4717abc44264c559e784/largest-us-measles-outbreak-arizona

  29. 16 agosto, 2016 en 11:45

    Malas noticias: la polio ha reaparecido en el norte de Nigeria. Aunque era de esperar, es la zona controlada por Boko Haram y en estos dos últimos años miles de niños no han podido ser vacunados.
    http://www.sciencemag.org/news/2016/08/polio-reappears-nigeria-triggering-massive-response

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: