Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas > Remedios imponderables: el culmen del despropósito homeopático

Remedios imponderables: el culmen del despropósito homeopático

24 noviembre, 2015

homeopatia genericaA pesar de que todo el entramado homeopático: sus principios, sus métodos y sus remedios conforma un farragoso galimatías sin sentido científico ni terapéutico alguno, que además está en total contradicción con los más elementales principios físicos y químicos, sólidamente establecidos desde hace ya siglos en innumerables estudios codificados en forma de las más variadas leyes científicas, existe una faceta de esta pseudomedicina cuasimedieval que sobrepasa ya toda capacidad de asombro, mostrando el inimaginable grado de estulticia que puede llegar a desarrollarse cuando se deja volar libre y sin ningún tipo de atadura racionalista a ese poderoso órgano de pensamiento (pero también de fabulación) que es el cerebro humano. Es el caso de los sorprendentes (por decirlo de la manera más diplomática posible) “remedios imponderables” homeopáticos.

La práctica de la homeopatía se sustenta en tomar un compuesto y diluirlo en agua una y otra vez hasta el infinito y más allá, de tal manera que no quede el más mínimo rastro de la sustancia en cuestión. En ese punto los homeópatas “creen”, porque a efectos prácticos sus argumentos están al mismo nivel que las “pruebas” de la existencia de dios, que durante el proceso de dilución extrema la sustancia original ha dejado su impronta en el agua (a modo de molde) mediante un extraño fenómeno denominado “memoria del agua“, tan esquivo al método científico como los milagros producidos por entes supernaturales. Después, también de manera totalmente misteriosa se puede transferir esa “memoria” del agua a fase sólida, por ejemplo a pastillas de azúcar sin que se pierda jamás su potencial terapéutico y por supuesto, sin que se pueda diferenciar de ninguna manera de otra gragea de azúcar normal que no haya sido sometida al complicado proceso homeopático, por lo que los trabajadores de las empresas del sector no deberían llevar nunca caramelos azucarados al trabajo, porque al más mínimo descuido se podrían mezclar con los remedios homeopáticos y la salud de millones de personas se podría resentir gravemente, puesto que una vez mezclados no hay modo alguno (ni físico ni químico) capaz de diferenciar entre ambos tipos de caramelos.

Pues bien, bajo este tan particular principio se han desarrollado “medicamentos” homeopáticos basados en prácticamente todas las sustancias conocidas: elementos y compuestos químicos (minerales incluidos), extractos de plantas, hongos, microorganismos o de cualquier ser vivo o cosa. Únicamente hay que disponer de una pizca insignificante de material original para después poder producir toneladas y toneladas de remedios homeopáticos, ya que según esta particular “medicina” cuanto mayor es el grado de dilución más poderoso es el “medicamento” homeopático.

dinero homeopatico
Pero parece ser que desgraciadamente ni todas las sustancias o compuestos de la Tierra diluidos homeopáticamente son suficientes para curar la infinidad de enfermedades que nos asolan a los humanos desde tiempos ancestrales y aquellas que han ido apareciendo debidas al actual modo de vida de las sociedades desarrolladas. Es por ello que los infatigables “investigadores” homeopáticos han encontrado una nueva fuente de remedios terapéuticos inmateriales: los llamados “medicamentos” homeopáticos imponderables.

Y como primer ejemplo de este tipo de remedios he seleccionado uno que además de resumir perfectamente el disparatado mundo de la pseudomedicina tiene también un componente casi poético. El “medicamento” en cuestión se denomina “Agujero Negro Cignus X1” y aunque no se lo puedan creer su obtención consistió en orientar un telescopio de 8 pulgadas (de esos que cualquier apasionado de la astronomía se puede comprar por unos pocos cientos de euros) hacia el sistema binario de Cignus X1 formado por una estrella y un agujero negro, conjunto estelar que es la fuente más brillante de rayos X del cielo y colocar en el ocular del telescopio un frasquito de vidrio que contenía un poco de alcohol y ¡milagro! así se “capturaron” algunos de esos rayos X que han tardado en llegar a la Tierra la friolera de 8.000 años desde la constelación del Cisne. Por supuesto, nadie sabe cómo se transfieren los rayos X a interior del frasco y cómo quedan atrapados dentro de la solución alcohólica, para finalmente poder proceder a una dilución infinita y así obtener un poderoso remedio homeopático. Pero lo que nadie podrá negar es que es muy poético poder disponer de este maravilloso “medicamento” para curar las más variadas enfermedades como

Agotamiento, dolores debidos a los “piercing” o problemas respiratorios

peluche-mickey-mouse-aprendiz-de-brujo-25-cm-fantasia-dy162-11957-MLM20051243986_022014-OY por supuesto si los “científicos” homeopáticos han podido diluir rayos X de los confines del Universo pues también pueden atrapar la radiación de los más variados objetos estelares. Así existen preparados de la luz reflejada en el planeta Venus (para combatir la ansiedad y el insomnio), en Saturno y también de nuestro satélite lunar (remedio obtenido por “exposición de azúcar de leche, en una cápsula de vidrio, a los rayos de la luna, mientras se revuelve con una varilla de vidrio”, ¡Vamos! Magia Potagia de la buena, de la medieval),  la luz emitida por la estrella Polar, o ya en los casos más graves se puede utilizar un remedio mucho más poderoso: esencia de la Vía Láctea, eso sí con muchísimo cuidado y bajo la estricta supervisión “médica” del chamán de cabecera, no sea que tanta potencia acabe por ser contraproducente para el paciente.

Y como la luz es también parte del espectro electromágnético, pues nuestros siempre inquietos “investigadores” de la homeopatía han sido capaces de obtener “medicamentos” de los distintos colores en los que se puede descomponer, y aquí la parte alquimista de Sir Isaac Newton estaría satisfecha y henchida de orgullo por haber sido aunadas ¡por fin! física y alquimia. Así el remedio “rojo”

Promueve la puesta a tierra mediante el anclaje del espíritu en el cuerpo físico. Actúa contra el estreñimiento y mejora la coordinación, aunque puede aumentar la ira y la agresión si se utiliza con demasiada frecuencia o en una demasiado alta potencia.

Por el contrario el remedio “amarillo”

Tonifica los órganos digestivos y se puede utilizar como apoyo a la desintoxicación y es un remedio muy eficaz para muchos niños con autismo y retraso en el desarrollo. En su libro, “The Cure Imposible” Amy Lansky informa que el homeópata John Melnychuk utilizó el remedio homeopático de color amarillo para ayudar a curar a un niño con autismo.

Refraccion-de-la-luz-blanca-en-un-prisma-de-cristal.jpgNo me digan que no es maravilloso, curar una enfermedad graves con un simple color diluido en un poco de sacarosa. Y mientras tanto la seguridad social negando este tan efectivo “medicamento” por la estrechez de miras del colectivo científico y también por supuesto por las presiones de las malvadas farmacéuticas. Aunque ya dejando de lado la ironía ¿dónde estaban las autoridades sanitarias y los servicios sociales para encarcelar al susodicho Melnychuk por estafa, injerencia profesional y jugar con la salud de un niño y retirar de paso la custodia a unos padres tan ignorantemente irresponsables que fueron capaces de poner en manos del primer estafador del tres al cuarto los cuidados sanitarios de su hijo enfermo?

Siguiendo con nuestro recorrido sanitario-cromático

Azul es el color de la sanidad universal y el más favorecido de todos los colores. Es un anti-inflamatorio que puede mejorar la visión; emocionalmente tranquiliza, y mentalmente hace que mejora el enfoque.

Y ya para finalizar con esta farmacopea del color, si la enfermedad es muy grave pues siempre se podrá recetar toda la gama cromática en conjunto, es decir luz blanca o como lo llaman estos hechiceros del siglo XXI

Spectrum, que se compone de todos los remedios homeopáticos de color en la misma potencia. Este remedio único restaura la vitalidad después de cualquier experiencia. Tome Spectrum sólo durante el día, ya que es estimulante y puede causar insomnio.

magnetis-polus-australis-dilution.3067Y continuando con este paseo por los remedios homeopáticos relativos a las diversas energías, por supuesto que no podía faltar el magnetismo. Así se pueden administrar dos poderosos remedios imponderables muy relacionados entre sí pero a la vez diferentes: “Magnetis Polus Arcticus” y su contrario “Magnetis Polus Australis” que para los que somos de ciencias desempolvando el latín del ya lejano bachillerato viene a significar ondas magnéticas del polo Norte y Sur magnéticos respectivamente, por lo que imagino que un investigador con un “doctorado” en homeopatía se ha desplazado, pertrechado con un buen localizador GPS, a las frías aguas árticas y/o antárticas para ubicarse con la mayor precisión posible (que si no luego el “medicamento” no es eficaz) en los respectivos polos magnéticos terrestres y con un frasquito de alcohol para “atrapar” in situ un par de ondas electromagnéticas con las que comenzar el proceso de dilución.

polo-norte-y-sur-magneticos

Y dentro de este apartado energético-homeopático no podía faltar la socorrida y común electricidad o como los expertos magufos la denominan: “Electricitas” que se vende en dos versiones diferentes, 80.000 voltios o “Torre de alto voltaje“, pero no me pregunten a mí en que se diferencian ambos tipos de compuestos.

Y ya si la enfermedad del paciente es refractaria a todos los remedios energéticos anteriores, el homeópata colegiado dispone siempre de un último cartucho mágico (nunca mejor dicho) en la recámara de la farmacopea “hahnemanniana”, la esencia concentrada de la forma de energía más poderosa y primigenia: la energía resultante de la aniquilación de la materia y la antimateria en forma de un par electrón-positrón o también llamado Positronium. Pero no se crean que este remedio es fácil de producir ya que

La radiación de una Fuente de Sodio-22 de origen se pasó a través de una célula de gas nitrógeno para formar positronium mediante la captura de electrones de los átomos de nitrógeno. El haz de positronium resultante se hace incidir sobre una superficie metálica, donde los átomos de positronium decayeron, ya que emiten la radiación característica de 511 keV. Un vial de vidrio lleno con etanol al 96% fue expuesto a esta radiación durante 24 horas y luego potenciadas a 30 C por ” Helios Homœopathic Pharmacy” [una empresa del sector]. La potencia de la reacción fue de aproximadamente 10 millones de átomos de positronium por segundo. Un total de 10E9 (1.000.000.000) de eventos de aniquilación se capturaron dentro del vial de vidrio aproximadamente.

Annihilation electron positron

Y mientras tanto los ingenieros nucleares lidiando con los siempre farragosos y peligrosos residuos nucleares, cuando bien podrían capturar toda la energía sobrante de los contaminantes desechos nucleares en viales de etanol, que además podrían servir posteriormente como fuente inagotable de remedios homeopáticos imponderables.

Y para finalizar y no perder la perspectiva, de lo que no hay que olvidarse es que con este tipo de burdas estafas místicas y casi medievales (que parece que no hacen daño a nadie) se enriquecen tanto desaprensivos con o sin titulación médica como grandes empresas del sector, mientras juegan con las esperanzas (y a veces con la vida) de unos por otra parte desesperados padres de niños autistas o que sufrieron las terribles secuelas del accidente nuclear de Chernóbil o incluso de los pobres desheredados más olvidados del Tercer Mundo.

Entradas relacionadas:

Videos relacionados:


  1. Javi
    24 noviembre, 2015 en 8:47

    Esto es como una historieta que me contaba de pequeño mi abuelo de unos que construyeron una casa sin ventana y querían meter la luz del sol a capazos.

  2. McTrugham
    24 noviembre, 2015 en 10:34

    Gran entrada como siempre, Ateo666666, gracias por tu dedicación. Llevo tiempo intentando importar Chakras de la China Milenaria para venderlos de repuesto (nunca se sabe) e incluso regalar una varita mágica (certificada, claro está) por pedidos superiores a 100€, pero claro, con lo de CygnusX1 veo mi negocio al traste, caracoles, como no se me ocurrió antes.
    Estamos llegando a unos indices de imbecilidad, que empiezan a ser ofensivos. Permitidme recordar una frase que siempre me ha gustado: “Surgiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria”.
    Un abrazo

  3. 24 noviembre, 2015 en 12:26

    Y encima es que en algunos paises está financiado por la sanidad pública.

  4. McTrugham
    24 noviembre, 2015 en 12:40

    Mientras tengamos esta panda de inútiles gobernando algún día financiaran hasta mi proyecto. En fin, estaréis todos invitados a cenar !!!!!!

  5. 24 noviembre, 2015 en 12:48

    No es que sea absurdo porque se planteen que la luz de una estrella puede tener algún efecto sobre el alcohol (que lo es), es que el agujero negro no pinta nada, absolutamente nada. Por definición, un agujero negro do deja escapar ningún tipo de radiación, por tanto nada nos puede llegar de él. Los rayos x emitidos por la materia que cae en su interior, son neutralizados por la atmósfera, por lo que no llegan a la superficie de la tierra (la astronomía de rayos x solo pudo iniciarse al poner en órbita telescopios destinados a ello, evitando la atmósfera). Incluso suponiendo la llegada de algunos de tales rayos, el telescopio sigue sin jugar ningún papel, puesto que los lentes ópticos no tienen efecto alguno sobre los rayos x.

    Lo único que demuestra la página de Northwestern Academy of Homeopathy es que no tienen ni p… idea de lo que hablan, en cuanto a astronomía, porque en lo referente a la homeopatía, o son gilipollas o son estafadores, no hay más.

  6. rubenardosain
    24 noviembre, 2015 en 17:02

    Tu fervorosa práctica de la ignorancia, solo es comparable a la fervorosa mala fe de tus escritos.
    Tu forma de presentar las cuestiones sobre Homeopatía, es una muestra palpable de esto que afirmo.
    Que algunos practiquen o usen el nombre homeopatía como negocio no justifica que tomés y presentés sus afirmaciones como si fueren la realidad final de la homeopatía, para desacreditarla.
    Aclaración: No lo lográs ni de cerca.
    La homeopatía tiene leyes que deben ser respetadas para que algo merezca ser considerado perteneciente por derecho propio al reino de la Homeopatía.
    Veamos alguna de ellas: ¨ Similia Similibus Curantur, lo semejante se cura con lo semejante.
    Vamos a los registros más antiguos sobre este asunto.
    Hipócrates fue el primero en teorizar y utilizar la ley de la semejanza que resumió en la siguiene frase: Cito: “La enfermedad es producida por los semejantes y por los semejantes que se le suministra, el paciente evoluciona de la enfermedad a la salud. La estranguría (acto de orinar, difícil, lento y doloroso) es suprimida por lo que la produce y producida por lo que la suprime¨, fin de la cita.
    Paracelso, en la edad media, suministraba la plantaina, el agárico y la mirra con el mismo criterio con que Hahnemann lo haría algunos siglos después y lo expresaba así:
    “Los nombres de las enfermedades no sirven para la indicación de los remedios; es el semejante que debe ser comparado con el semejante y esta comparación nos permite descubrir los medios para curar“.
    Así pues la homeopatía, estudia los efectos y síntomas que las sustancias, en dosis tóxicas, producen en una persona sana, para aplicarlas, en dosis homeopáticas, a quien padezca los mismos síntomas, Similia Similibus Curentur.
    Para poner un ejemplo sencillo, el pelar y cortar cebollas, nos provoca una serie de síntomas: lagrimeo, moqueo, irritación en los ojos, etc., pues bien, a una persona que presente esos mismos síntomas, sean por la causa que sean, se le debe administrar Allium Cepa, cebolla, en dosis homeopáticas, muy diluidas, para que sea el propio organismo que se active, equilibre y cure dichos síntomas.
    También está la ley de Hering; El proceso de cura sigue el siguiente camino: Cito, “de arriba (de lo alto) hacia abajo, de adentro hacia afuera y en el orden inverso de su aparición”.
    También debe entenderse esto, ¨como de lo más complejo a lo más simple.
    En el Artículo 211 del Organon, Hahnemann es explícito:
    “…el estado mental del paciente determina principalmente la elección del remedio homeopático. Es un síntoma decididamente característico…”.
    Esto se verifica siempre en las enfermedades crónicas.
    Como ves de nada de esto estás hablando vos y tus intenciones de denigrar a la Homeopatía.
    Eso que estás presentando no cumple ni de cerca con las leyes homeopáticas y su definición.
    Hay algo que si podrías hacer vos y otros tontitos como vos que aquí opinan ; Es poner a prueba estas leyes con enfermedades agudas simples que los aquejen, como alguna de las aquí ejemplificadas.
    Les garantizo que la velocidad de curación que verán los sorprenderá.
    Todo sin riesgos y barato.
    Por ejemplo si en un resfrío con estornudos, la nariz chorreando agua, se les paspa el labio superior y el lagrimeo no es irritante, casi sin duda, el remedio será Allium Cepa a la 6x (cebolla, en dosis homeopática).
    Si los síntomas son inversos, muy probablemente el remedio sea Eufhrasia 6x.
    No se priven de preguntar, la ignorancia no tiene que ser necesariamente una adicción permanente, se cura.
    Rubén Ardosain

  7. McTrugham
    24 noviembre, 2015 en 18:49

    Pero Rubén, hombre, no has visto que aquí hay homeopatía a cascoporro??? No has visto la primera foto???. Es que aquí utilizamos genéricos, que son más baratos y el efecto el mismo…..

  8. 24 noviembre, 2015 en 19:20

    Bueno, gente, que la homeopatía acabe asociada a disciplinas tan serias y bien fundadas como la astrología, la cromoterapia y algo que parece tener reminiscencias de mesmerismo parece ser una consecuencia natural ajustada al principio según el cual los similares se atraen (los fundamentos de este principio consultadlos por favor directamente con Osho porque las limitaciones de mi intelecto no me han permitido comprenderlas cabalmente).

  9. 24 noviembre, 2015 en 19:20

    rubenardosain

    “Hay algo que si podrías hacer vos y otros tontitos como vos que aquí opinan”

    Lo primero y antes de ir fondo de la cuestión nunca jamás dejaré de sorprenderme de que un creyente en una de las mayores sandeces que ha inventado el delirio humano como es la homeopatía se permita el prepotente e ignorante lujo de llamar “tontitos” a los que cuestionan su, por qué no decirlo, disparata y risible creencia en la más pura magia medieval. ¿Conoces el dicho de “ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio? pues aplícatelo porque te viene como anillo al dedo.

    Pero vayamos al tajo, has comentado que probemos

    “… estas leyes con enfermedades agudas simples que los aquejen, como alguna de las aquí ejemplificadas”

    Pues vamos a ello. Comentas que

    “Para poner un ejemplo sencillo, el pelar y cortar cebollas, nos provoca una serie de síntomas: lagrimeo, moqueo, irritación en los ojos, etc., pues bien, a una persona que presente esos mismos síntomas, sean por la causa que sean, se le debe administrar Allium Cepa, cebolla, en dosis homeopáticas, muy diluidas, para que sea el propio organismo que se active, equilibre y cure dichos síntomas.”

    Con esos síntomas que comentas el paciente puede sufrir entre otras una infección respiratoria de origen bacteriano o viral, una conjuntivitis producida por bacterias o virus pero diferentes a los respiratorios o bien por una alergia. Ya sé que quizás sea pedir demasiado pero ¿tú conoces en tu infinita estulticia lo que es un virus o una bacteria?

    Y tú en tu prepotente ignorancia (aquí tu calificativo de “tontito” se queda demasiado corto, por lo que en realidad lo más acertado sería tratarte como lo que eres un estúpido ignorante integral) propones que estas enfermedades tan diferentes se traten con agua 100% pura y un poquito de sacarosa que, en el algún momento del pasado muy, pero que muy lejano como dicen los maestros Yedi, estuvo en contacto con una simple cebolla pero de la que no queda ni rastro. Como observo que no sabes nada de física, química, biología, anatomía, patología e inmunología te pregunto ¿de verdad te crees esa patraña? Espero que no te hayas reproducido porque si tienes hijos y los tratas las infecciones bacterianas con agua de origen cebollil sería para retirarte la custodia y emitir una orden de alejamiento para que esas pobres criaturas tengan alguna posibilidad de poder desarrollarse como personas racionales en lugar de convertirse en herederos de tu profunda e ignorante estupidez paterna.

    Finalmente a la vista de todos tus comentarios tu frase final es del todo desacertada

    “No se priven de preguntar, la ignorancia no tiene que ser necesariamente una adicción permanente, se cura.”

    porque tú eres la prueba viviente más evidente de que existen ignorancias que muy desgraciadamente no pueden ser curadas nunca, seguirás erre que erre diciendo majaderías por internet para que quede constancia a las generaciones futuras de que en el siglo XXI había individuos que utilizaban menos su cerebro que nuestra ya lejana pariente Lucy la australopiteca.

  10. 24 noviembre, 2015 en 20:10

    No se priven de preguntar, la ignorancia no tiene que ser necesariamente una adicción permanente, se cura

    Supongo que el último brote de Ébola ha desaparecido gracias a su estúpida formulación, ¿verdad? Cuánta tonteria hay que leer en Internet.

  11. 24 noviembre, 2015 en 20:24

    Manuel no tientes al diablo que nuestro rubenardosain nos informa en cualquier momento que la homeopatía cura el ébola lo mismo que todos estas enfermedades infecciosas:

    “AIDS, Athletes Foot Jock Strap, Bird Flu and Panic, Candida, Chicken Pox, Chlamydia, Gardnerella, Gonorrhoea, Herpes Genital, Herpes Mouth, Impetigo, Lyme, Malaria Africans Only, Measles, Mumps, NSU, Rabies, Rubella, Salmonella, Scabies, Scarlet Fever, Swine Flu and Panic, Syphilis, Warts, Whooping Cough”

    y además con una canción: https://lacienciaysusdemonios.com/2014/09/16/la-homeopatia-cura-el-sida-desde-un-ipod/

  12. 24 noviembre, 2015 en 20:31

    El listado que me das en una foto:

  13. 24 noviembre, 2015 en 20:34

    La verdad es que sólo un pobre ignorante muy estúpido puede pagar 75 euros por unos caramelos de azúcar pensando que le van a curar lo que sea.

  14. 24 noviembre, 2015 en 20:41

    Hombre, si lees la composición verás que hay un montón más de cosas que azúcar. De hecho hay tantas que uno se asombra que alguien que afirme que practica la medicina “natural” se meta esta mezcla de compuestos en el cuerpo. Y con una formulación tan completa y compleja que uno se pregunta sobre qué tipo de pruebas han determinado sus propiedades terapéuticas, pero por fortuna el propio fabricante nos informa que tiene ninguna indicación terapéutica aprobada. Aún y así hay quien paga 75 euros 😦

  15. 24 noviembre, 2015 en 22:33

    Mientras no se meta en la cárcel a los estafadores, éstos tendrán una imagen de honorabilidad que les hará captar más incautos. Lo que no sé es si el tal rubencito es de los estafadores o de los incautos.

  16. 25 noviembre, 2015 en 1:21

    Rubén desprecia olímpicamente los argumentos y críticas a la homeopatía, se atreve a calificar de “tontitos” a quienes la acusamos de fraude, reclama afirmaciones de personajes históricos más o menos relacionados con la medicina, aunque tales afirmaciones se correspondan con falsos conocimientos, misticismos o absurdos propios de épocas pasadas y superadas, y nos invita a aprender.

    Teniendo en cuenta que la realidad nos demuestra que los avances reales en la curación de enfermedades y en el aumento de la esperanza de vida se centran en el último siglo y se corresponden directamente con los avances en el conocimiento médico de ese periodo, aquí el único tonto que hay es él, y puede aplicare su propia receta: aún está a tiempo de aprender y curar su ignorancia. En cuanto a su estupidez, eso no sé si tiene cura.

  17. Renzo
    25 noviembre, 2015 en 8:07

    Hombre, yo más que una pregunta a rubenardosain (preguntarle qué y, sobre todo, para qué, si ya ha dejado más que clara su ignorancia supina), le haría una petición: si tiene algún buen contacto en Boiron u otro “laboratorio” homeopático de los que generan tanta pasta estefando al personal, que le pida que le expliquen cómo se hace el control de calidad de algo que no es detectable con ninguna tecnología ni de forma alguna. Imagina que el proceso de fabricación está fallando y lo que sale a la venta es sólo agua y azucarillos…., leche si es que es eso lo que sale a la venta como resultado de las complejas e imcomprensibles leyes de la homeopatía!!!
    O sea que los del departamento de control de calidad se deben estar tocando los h…os todos los días, vamos unos jetas vividores del cuento dentro de una empresa de jetas vividores del cuento, los parásitos de los parásitos.

    En fin rubencito, como ya te han dicho y tus comentarios confirman, no tienes ni repajolera de lo que es Ciencia, así que te recomiendo que te des una vuelta por las secciones correspondientes de la biblioteca que tengas màs próxima y les des algunos lametones por el lomo a los libros que seguro que vuelves a casa doctorado.

  18. 25 noviembre, 2015 en 10:39

    Renzo

    Como comento en la entrada otro grave problema del departamento de control de calidad es que alguien se confunda y eche el azucar del café en la zona de preparación de los remedios.

  19. Renzo
    25 noviembre, 2015 en 10:50

    Cierto ateo, y todo eso suponiendo que exista el tal departamento, que lo más probable es que no, ¿para qué tener un gasto inútil?, total, salga lo que salga de la línea de producción el resultado será el mismo.

  20. 25 noviembre, 2015 en 11:00

    Renzo

    Pues no te creas pero Boiron tiene unas instalaciones equivalentes a cualquier farmaceútica, como lo suyo es pura fachada cuidan muy mucho todos los detalles para dar un aire de profesionalidad:
    http://www.boiron.es/calidad-farmaceutica#
    Eso sí, calidad ultraperfecta para fabricar caramelos.

  21. Renzo
    25 noviembre, 2015 en 12:25

    Pues sí, con las batas blancas y el resto de parafernalia hasta pueden dar el pego.
    Con la cantidad de barriles de materia prima que salen en el vídeo, digo yo que tendrán suministro hasta el fin de los días con las diluciones que aplican.

  22. 25 noviembre, 2015 en 13:47

    Me hace gracia lo que dicen en http://www.boiron.es/dilucion

    “Todos los puestos de preparación de diluciones de nuestros laboratorios están equipados con campanas de atmósfera controlada (las campanas de flujo laminar) que expelen un aire limpio y estéril respondiendo al tipo más severo de pureza del aire (normas US Federal 209 E, tipo 100 y NF X 44-101). El aire en la campana de flujo laminar donde se prepara la dilución tiene menos de 100 partículas de tamaño igual o superior a 0,5 micras y 0 partículas superiores a 5 micras por pie cúbico (un pie cúbico equivale a 28,9 litros de aire). ”

    Siguiendo los principios homeopáticos, eso significa que cuando te tomas una de esas pastillas con la suciedad tan diluida, el efecto debe ser como si lamieras un bidón de basura. XDDDDD

    Lo raro es que no haya aparecido por aquí el tonto homeopático de guardia. Es como candy-man. Dices homeopatía tres veces y aparece. XDDDD

  23. Pedro
    25 noviembre, 2015 en 15:40

    Creo que el comentario de rubenardosain ilustra muy bien la insensatez de la homeopatía. El principio básico de ésta es, como bien dice “lo similar cura lo similar”. Así que si ese principio no se sostiene la homeopatía no tiene sentido. ¿Que justificaciones apota para ello? Citas de Hipócrates (460-370 aC) y Paracelso (1493-1541 dC). Pruebas de laboratorio o estudios clínicos, ¿para qué? Volvamos a la escolástica. Me sorprende uqe no hayan rescatado todavía la teoría de los humores.
    Después introduce la ley de Hering, que por lo que yo sé nadie ha demostrado, e incluso es criticada por algunos homeópatas (http://www.homeopathy.ca/articles_det12.shtml) y que no pasa de ser otra ocurrencia sin ninguna base real.

  24. Pocosé
    25 noviembre, 2015 en 20:10

    “Similia Similibus Curentur”
    Estoy totalmente seguro de que la homeopatía funciona y voy a poner dos ejemplos irrefutables fáciles de aplicar, así como de comprobar su eficacia más allá de toda duda:
    Si a un alcohólico se le suministra para beber exclusivamente una dilucidan acuosa 2C de los licores que provocaron su alcoholismo, se curará con toda seguridad siempre que no interrumpa el tratamiento hasta su completa curación.
    Si a un obeso se le alimenta con una dilucidan acuosa 2C de los alimentos que provocaron su obesidad, dejará de ser obeso siempre que no interrumpa el tratamiento hasta su completa curación, en este caso es recomendable la ingesta de lechuga cruda y brecol hervido para no alterar el tracto intestinal.
    Lo de solo 2C es porque diluciones de potencias mayores, que podrían ser más efectivas, serían mas complicadas de realizar en casa.

    Con total certeza podemos concluir: Cualquier tratamiento homeopático, sea industrial o casero, evidenciará su efectividad siempre que no sea interrumpido hasta la completa curación, morirse antes, es solo la mas desfavorable forma de interrumpir el tratamiento.

    P/D: Si, me repito, pero no lo he podido evitar.

  25. Trantor
    25 noviembre, 2015 en 21:17

    Me llama mucho la atencion que se critique y con razon la homeopatia, madre de todas las medicinas alternativas, yno se diga nada de la osteopatia, fisioterapeutas con titulo la practican ,, suelo verlo en muchos sitios ,, y no he visto el mas minimo escepticismo ante tal medicina ,, o es que yo estoy equvivocado y no es una pseudociencia?

  26. Marian
    25 noviembre, 2015 en 22:23

    Cuando un sistema de CREENCIAS colisiona con la REALIDAD, es la REALIDAD la que resulta vapuleada.

    Eso lo sabe bien cualquier guionista en el mundo mundial: “Que la realidad no te estropee una buena historia”. Y qué mejor historia que asegurar que se van a solucionar todos tus males, y, de paso, vas a ser más alto, más listo y más guapo…

    ¡Venga ya!

    Lo peor de todo esto no es que un adulto, que se le presume medianamente cuerdo (¿?), decida jugarse su salud (que lo es y mucho).

    Lo peor es cuando ese mismo adulto decide aplicar estos “remedios flower-power” a seres indefensos de los que son los máximos responsables…

  27. 25 noviembre, 2015 en 22:27

    Trantor, hace algún tiempo un colaborador de LCyD escribió un artículo sobre la osteopatía. Pienso que se montó un debate que podrás leer en los comentarios: https://lacienciaysusdemonios.com/2011/11/15/es-la-osteopatia-una-pseudociencia-o-como-no-confundir-un-fisio-con-un-oseo/

  28. 25 noviembre, 2015 en 23:35

    Trantor

    Hay infinidad de pseudomedicinas y además aumentan cada año puesto que aparecen casi como las setas del bosque tras la lluvia. El que desde CyD no hayamos publicado ninguna crítica frente a muchas de ellas muchas veces sólo muestra que no las conocemos todas (cosa casi imposible ya) y que por tanto estamos desbordados ante tamaña exhuberancia irracional. Este caso es algo parecido a intentar detener una avalancha de arena, por mucho que trabajes siempre te desborda por algún sitio a no ser que se corte de raiz el origen: educación y regulación legal.

  29. 26 noviembre, 2015 en 0:45

    Cada vez que sale el tema de la homeopatía, me acuerdo de la receta de un combinado, el coctel Dry Martini, en su versión más “seca”. Esta versión del combinado es como sigue: En la coctelera se pone hielo y ginebra, se cierra y se agita mientras se mira la botella de Martini. Muy importante mirar la botella de Martini, sino se hace solo tendremos ginebra helada.

  30. 26 noviembre, 2015 en 11:17
  31. Pocosé
    26 noviembre, 2015 en 11:36

    Manuel
    “No sé cómo calificarlo: http://naukas.com/2015/11/26/no-remedio-homeopatico-la-solucion/

    Ahora me siento ridículo por haber intentado llevar el principio homeopático al absurdo, los homeópatas me dejan “a la’rtura er betún”

  32. 26 noviembre, 2015 en 15:09

    Como ya dije en la entrada la homeopatía muestra

    “el inimaginable grado de estulticia que puede llegar a desarrollarse cuando se deja volar libre y sin ningún tipo de atadura racionalista a ese poderoso órgano de pensamiento (pero también de fabulación) que es el cerebro humano.”

  33. Dt
    27 noviembre, 2015 en 2:46

    Soy nuevo acá pero los “cientificos” que ingenian esas idioteses son o bien los mayores estafadores de la historia o los más imbéciles. Y creó que con el dinero que le sacan a los verdaderos idiotas imbéciles no son.

  34. 27 noviembre, 2015 en 10:22

    Esto es lo que yo llamo una sesión de despelleje. No sé yo que es mejor: si la broma del precio o lo de la radiactividad.

    ¿Los homeópatas aun no invocan espírutus sanadores? Tendría gracia que invocaran a Paracelso.

  35. Javiddt
    27 noviembre, 2015 en 15:42

    Esas radiaciones es de lo que de hacen valer para “demostrar” que todo lo que dicen “es cierto”. La mayoría de la gente que no ha estudiado ciencia nunca, incluso gente muy inteligente pero estudiosa de otras materias quedan obnubilados ante la parafernalia lingüística pseudocientífica de la que esta gentuza hace gala. Luego el boca a boca hace el resto “esto lleva una movida de radiaciones que a mi (prima, vecina, amiga, madre, padre, amigo, vecino, cuñado) le curó en ná, y no toda esa mierda química que te meten”

  36. Dt
    27 noviembre, 2015 en 23:08

    A todas estas no entiendo el despropósito d la homeopatía cuando sólo tiene efecto placebo y el mismo no se usa en medicina porque va en contra total del consentimiento informado, acaso las legislaciones sobre el consentimiento informado no están bien descritas?????

  37. Joan Carles López
    5 enero, 2016 en 21:51

    Treinta años utilizando, efecto placebo no se que es eso, solo se que perjudica a otros intereses, y si evita miles de millones por placebo bienvenida sea , en fin enpieza bien el articulo y luego se pierde, lástima parecia interesante,

  38. 5 enero, 2016 en 23:43

    Joan
    Es totalmente descorazonador observar que hay personas que por mucho que se les razone siguen apegadas a las mentiras. Aunque desgraciadamente hay numerosos trabajos que estudian esta tan particular característica del cerebro: el autoengaño. Se ve que tu eres uno de ellos: felices en la ignorancia. ¡Que se le va a hacer!.

  39. Joan Carles López
    6 enero, 2016 en 1:43

    Eso mismo digo no lo podias haber dcho mejor chapó, saludos

  40. Jddt
    7 enero, 2016 en 16:31

    Ahorrar no ahorra nada en realidad. Los productos homeopáticos son incluso más caros que la medicina tradicional. Es más barato un Paracetamol que cualquier otra cosa, y seguro que te bajará la fiebre. Pero si se prefiere recurrir a estos engaños… en fin. Cada uno con su pasta hace lo que quiere

  41. 7 enero, 2016 en 19:35

    Jddt

    “Los productos homeopáticos son incluso más caros que la medicina tradicional.”

    Los productos homeopáticos son el caramelo más caro del mundo.

  42. J.M.
    7 enero, 2016 en 19:37

    Joan Carles, dices “el placebo perjudica a otros intereses”. Vamos a ver, el problema, no es que os creáis que vuestros clientes son estúpidos; el problema es que os creéis que todo el mundo es estúpido, incluyendo las multinacionales farmacéuticas (que carecen de ética, escrúpulos y el más leve sentimiento de solidaridad, pero que no son gilipollas).

    Te lo voy a preguntar muy clarito: Si el agua con unas gotitas de esencia de ortiga es más barata que el Paracetamol y sirve para lo mismo, ¿Por qué las multinacionales farmacéuticas no veden agua de ortigas? ¿Está patentada la ortiga?

  43. 20 junio, 2016 en 22:33

    El responsable de I+D de Ciudadanos se declara practicante de la acupuntura, así que apañados vamos. Lo mismo se cree que Harry Potter es un científico. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2016/06/ciudadanos-homeopatia-si-homeopatia-no.html

  44. Darío
    20 junio, 2016 en 22:59

    No cabe duda: la izquierda basura es igual de estúpida en todos lados 😛

  45. 20 junio, 2016 en 23:03

    ¡Hombre Darío! Ciudadanos puede ser muchas cosas por eso de su tradicional indefinición, pero un partido de izquierdas va a ser que no.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: