Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Medicina > Un psiquiatra medieval en pleno siglo XXI

Un psiquiatra medieval en pleno siglo XXI

28 enero, 2016

exorcismo-psiquiatria-posesion-demoniaca-epilepsia-sanidad-medicina-iglesia-catolicaEn los últimos siglos el espectacular desarrollo de la medicina ha sido capaz de mejorar casi de manera increíble la calidad y la esperanza de vida de las personas (al menos de los privilegiados habitantes del mundo desarrollado) gracias al pensamiento racionalista y a la aplicación sistemática del método científico. Así, todas las disciplinas médicas han ido abandonado los viejos modos de pensamiento irracional basados en la superstición tanto religiosa como secular, y al concentrarse en una visión materialista de la anatomía, la fisiología y la patología han permitido identificar, clasificar, tratar, paliar y muchas veces curar gran parte de las casi infinitas dolencias que acompañan al ser humano a lo largo de su vida. ¿Todas? Pues aunque pueda parecer sorprendente parece ser que no ya que existe una especialidad médica que, al estilo de esos irreductibles galos de la famosa aldea de la Bretaña, intenta resistirse a los todopoderosos envites del malévolo Imperio Científico utilizando ¡agárrense porque no es broma! las terapéuticas armas que le proporciona la Santa Madre Iglesia, estamos hablando de la Psiquiatría.

Porque sólo desde una disciplina médica que tolera, si es que no fomenta, la más disparatada superstición medieval puede entenderse que un psiquiatra como el Dr. Jose Miguel Gaona, que su según su propio CV es un profesional capacitado y con cierto prestigio, pueda aparecer en un programa televisivo como ”Cuarto Milenio” y soltar sin rubor, vergüenza ni atisbo de la más mínima ética profesional la sarta de sandeces oscurantistas, medievales, anticientíficas y supersticiosas que a continuación les voy a detallar. Y lo más increíble del caso es que no se haya formado de inmediato un comité deontológico en el colegio profesional correspondiente para apartar del ejercicio de la medicina a una persona como ésta, capaz de defender en público que en algunos casos no sólo es adecuado, sino hasta recomendable que pobres enfermos psiquiátricos caigan en manos de alucinados sotanados (individuos estos últimos que deberían estar bajo estricto tratamiento médico) para “expulsarles” los demonios, siguiendo la “científica” tradición instaurada por un pobre nazareno demente allá por el siglo I de nuestra era, cuando según las crónicas despeñó por un acantilado una piara de cerdos endemoniados.

Entrando ya en detalle, la entrevista comienza cuando el incalificable presentador del programa informa que nuestro psiquiatra ha acudido al ya tristemente famoso curso de exorcismos que cada año se celebra en Roma, pero por supuesto no se imaginen que este profesional acudió al evento para estudiar y comprender uno de los fenómenos médicos de la psiquiatría más interesantes de la actualidad: cómo individuos (en principio) normales pueden creer en posesiones demoniacas de casas, animales y personas. No señor, para que no quede duda alguna de las intenciones de nuestro médico desde el primer momento deja claras sus preferencias.

Así nuestro protagonista que primero se define como creyente y parece ser que a partir de ahí bloquea su cerebro, anula su espíritu crítico (si es que alguna vez lo ha tenido) y la más mínima capacidad de raciocinio, cae rendido (pero por supuesto feliz) a los pies de los participantes de este “congreso” chamánico, porque sólo a alguien muy descreído y malévolo (en resumen: un ateo) se le puede ocurrir que gente preparada cuando no erudita, con no una sino dos carreras universitarias pueda no decir la verdad ¡impensable! o no ser más que un simple que ve sólo lo que quiere ver. Si estos “eruditos” afirman que las leyes físicas (por ejemplo la de la Gravedad) se violan cada dos por tres cuando el Maligno anda por medio, pues no queda más remedio que creer en su “experto” criterio, y todo lo más enviar una carta a las revistas Science y Nature para que publiquen sendos editoriales informando a la comunidad científica en particular, y a la ciudadanía en general de que a partir de ahora el nuevo enunciado de la Ley de la Gravitación Universal pasa a estar expresado en dos partes:

1.- En ausencia de íncubos, súcubos y demás demonios, la fuerza ejercida entre dos cuerpos separados una distancia determinada es proporcional al producto de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia.

2.- En caso de presencia maléfica, la fuerza ejercida entre dos cuerpos, calculada como en el primer apartado, se dividirá por el cuadrado de la jerarquía demoniaca presente.

para que así conste en los libros de texto tanto escolares como universitarios.

Y volviendo al tema, el entrevistador pregunta a nuestro médico si en su experiencia ha encontrado evidencias de “cosas” que no son patologías psiquiátricas, y aquí nuestro profesional (que también parece experto en cuestiones teológicas) nos informa de un debate “intelectual” dentro de la curia romana sobre la existencia o no de posesiones demoniacas y ¡agárrense!, porque este “profesional” (en activo, no lo olvidemos) se desmarca con esta antológica frase digna de un inquisidor medieval:

Afortunadamente me da la impresión de que están ganando los partidarios del exorcismo

¡Menos mal! ¡Líbrenos Dios de que el Maligno en su infinita maldad confunda a la Santa Curia Vaticana con sus demoniacos engaños! Sólo por esta execrable frase, llena del más ignorante pensamiento, este individuo debería haber perdido su licencia médica con carácter inmediato e irrevocable.

La siguiente pregunta sobre qué le ha impactado más a nuestro psiquiatra de esos sorpréndentes testimonios no puede ser más esclarecedora.

Dejando de lado que este individuo considere lo más normal del mundo que sean los propios psicólogos y psiquiatras los que envíen a sus pacientes, contraviniendo cualquier código deontológico y ya de paso la más mínima ética, a que “expertos” en una absurda e irracional invención perpetrada por unos pobres analfabetos de la lejana Edad del Bronce utilicen terapias tan avanzadas como la “imposición de manos”, borrando de un plumazo tres o cuatro siglos de Ilustración y conocimientos científicos, lo que más me sorprende (y sobre todo me indigna) es el ignorante servilismo mental de este pobre individuo ante un hechicero del tres al cuarto, que dice “expulsar demonios” de animales y casas, casi como si de okupas se tratara.

¿Y qué me dicen de su frase final de que la posesión demoniaca es una actividad “contranatura”? No me digan que si no supieran quien es el cateto que está diciendo esta sarta de barbaridades y sandeces no pensarían que están oyendo a un cura de pueblo del siglo XVIII o del XI.

Y nuestro psiquiatra ya rendido al fenómeno, cual acólito de la secta, pasa a continuación a relatar los supuestos casos de personas que hablan lenguas que desconocen o de adolescentes que levantan a sacerdotes en mitad del exorcismo:

Y lo más increíble del caso es que como ni él ni un editor de una famosa revista científica ¡pero es que se han vuelto todos locos! son incapaces de encontrar una explicación racional, pues entonces eso debe ser una prueba de que algo inmaterial (y sobre todo maligno) es el causante de los supuestos (no lo olvidemos) fenómenos “extraordinarios”. ¡Y a tomar vientos siglos de racionalidad y método científico!.

Y a continuación otra muestra más de gozoso servilismo de nuestro psiquiatra cristiano ante los terribles peligros que deben afrontar esos “luchadores del bien” que son los exorcistas, titulados y nombrados, eso sí (que no vale cualquiera) por el obispo de turno. Entonces yo ya me quedo mucho más tranquilo.

Y depués ya desatado en su desatino cristiano, nuestro psiquiatra hace una encendida alabanza y justificación de la necesidad de la existencia de los exorcistas, para que las fuerzas del mal no venzan.

No me digan que no es directamente patético lo de este servil psiquiatra.

Y ya para terminar (y para que quede meridianamente claro) nuestro psiquiatra nos informa que hay personas “normales” de países católicos como Italia que son “victimas y pasto” de las sectas satánicas, porque por supuesto parece ser que en su “profesional” criterio no es para nada comparable creer en Satán que en ese colérico Iahvé en cuyo nombre se han producido, y en algunos casos todavía se producen, las mayores barbaridades imaginables. Sólo falta que nuestro psiquiatra cristiano, tan concienciado él, consiga que las creencias distintas al tan “normal” (y por tanto sano) catolicismo sean consideradas enfermedades mentales, tratadas en los hospitales y que en caso de no poder ser “curadas” con esa siempre deficiente medicina científica, el “paciente” fuera derivado inmediatamente al exorcista de guardia, cuya presencia parece ser no sólo necesaria, sino imprescindible en cualquier hospital que se precie.

Y ahora la pregunta que se plantea después de toda esta exhibición de despropósitos es si este hombre está capacitado para ejercer la medicina del siglo XXI, ya que muy probablemente en cuanto reciba a algún paciente “extraño”, cuyo comportamiento no pueda explicar dentro de su contaminada (y por tanto limitadísima) mente cristiana, lo va a enviar ipso facto a un hechicero con alzacuellos para que mediante la “imposición de manos”, el recitado en latín de las “Sagradas” Escrituras, los baños de agua bendita y demás “tratamientos” avanzados el demonio de turno abandone a su inocente víctima.

En resumen, ¿una sociedad desarrollada de este siglo XXI se puede permitir la criminal irresponsabilidad de poner en manos de este tipo de chamanes con bata blanca la salud y la vida de personas especialmente vulnerables, como son los enfermos psiquiátricos? Es más, ¿cómo este tipo de individuos pueden acabar siquiera aprobando la carrera de medicina, cursar el periodo de residencia y terminar con un flamante título de médico psiquiatra sin que nadie se de cuenta del despropósito? Porque es más que evidente que algo ha fallado en el largo y tortuoso (pero por lo que se ve muy deficiente) sistema de preparación y selección del personal médico en España.

Entradas relacionadas:

 

 

 

 

 

 

 

 


  1. Armentario
    28 enero, 2016 en 18:08

    Mira idiota; aunque hoy en día las posesiones diabólicas no son tan frecuentes; pero sí, pronto lo van a ser; no confundas la verdad con las mentiras que dicen las iglesias. La obra de Dios, quiere y acepta que el hombre use la medicina moderna. Pero, te voy a decir algo: una posesión diabólica no la quita sino el poder de Dios; así que no hables tantas burradas.

  2. 28 enero, 2016 en 20:11

    Hombre Armentario, ¿demasiado calor para pasear hoy? Pues nada, a seguir insultando en Internet.

  3. 28 enero, 2016 en 20:43

    Armentario

    Nunca dejaré de sorprenderme con pobres iluminados como tú, que creyendo en palomas fornicadoras, serpientes parlantes, gorrinos endemoniados y demás historietas sólo aptas para los más débiles mentales miembros de esta tan particular especie (que tan rimbombantemente, y en casos como el tuyo de manera tan evidentemente excesiva se incluyen en la denominada sapiens) son incapaces de reconocer sus muy evidentes limitaciones y encima usando unos adjetivos que te definen con total exactitud.

    Con individuos como tú me reafirmo en mi hipótesis de que los verdaderos creyentes tienen evidentes taras mentales que les incapacitan como adultos.

  4. kikedak
    28 enero, 2016 en 23:19

    Armentario, sin duda estás poseído por el demonio. Nada grave, llama al exorcista y problema solucionado.

  5. 29 enero, 2016 en 2:38

    Gracias por éste artículo. Ya comenzaba yo a creerme un pobre tarado al considerar a éste Gaona un personaje lamentable, impostor, estafador.
    Dicho lo cual, debería de remitirse un escrito al colegio de psiquiatría para que le retiren a éste individuo el derecho a ejercer. Si fuese necesario, una recogida de firmas.

  6. 29 enero, 2016 en 9:33

    Hijo de Cain

    Como indico en la entrada desgraciadamente la psiquiatría sigue bajo el yugo de la religión y me imagino la respuesta (nada positiva por cierto) del Colegio de Médicos sobre el asunto.

  7. 29 enero, 2016 en 11:09

    Tener estudios universitarios no es sinónimo de racionalidad. En un sistema educativo correctamente diseñado y ejecutado, sería lógico esperar tal cosa, pero no es el caso. Desde el momento en que la religión está presente en los colegios, mal vamos. Y seguimos peor cuando el uso de la razón no es el pilar de la educación.

    Otra cuestión es la excesiva tolerancia al hecho religioso que preside nuestra sociedad. Si yo engaño a mi vecino, puedo ser denunciado y juzgado por ello. No ocurre lo mismo (todo lo contrario) con los repetidos engaños y estafas que día tras día las distintas religiones repiten.

  8. Renzo
    29 enero, 2016 en 12:53

    Armentario, necesitas con urgencia tu sesión de enemas y esta vez intenta no confundir la vía de inserción de la cánula, aunque también es cierto que, en tu caso, no hay diferencia entre rectal y oral.

  9. 29 enero, 2016 en 13:33

    JA, JA, JA, muy buena Renzo. Aunque quizás sea preferible que utilice la vía oral. Así, mientras tiene ocupada la boca, no dice tonterías.

  10. 29 enero, 2016 en 14:27

    Firmado. Estoy totalmente de acuerdo con Eduard. Lamentablemente el sistema educativo y el tejido social en el que vivimos, considera la ciencia como algo anecdótico, la sección del final del telediario donde dan noticias curiosas con música rara para frikis. En cambio, la religión vive en un pedestal. Nos la empiezan a meter con calzador por las orejas desde recién nacidos, siguen en el colegio y luego ya para toda la vida. La gente prefiere vivir en una nube de estulticia simplemente porque así no tienen que pensar. porque “es lo de toda la vida”, “lo que me han enseñado”… Sin darse cuenta que cuando les salvan de un infarto, o cuando se conectan para decir paridas en Facebook o se calientan el colacao en la vitro, deben cada minuto de lo que hacen a la ciencia. A Galileo, Newton, a Faraday… Y los soplap… no han oído ni sus nombres, pero se saben la alineación (¿alienación?) del atleti y que día se celebra su santo… En fin. Si creyera en Papa noel, le pediría una guillotina.

  11. Alberto
    31 enero, 2016 en 12:51

    Quitando todos los comentarios que aquí se vierten , y que són bastante ofensivos por cierto , me gustaria contestar desde la educación , que el autor de este blog cae en una sutil trampa , en la que todos hemos caído , sobretodo si se tiene una mente mecanicista , racionalista y atea.Y no és otra cosa que el endiosamiento de la ciencia , el cientificismo , como si dios hubiese dejado un hueco en lo epistemologicamente axiologico y hubiese de rellenarse con algo , la ciencia!(el nuevo dios , para los “mentalizadores”).No hay que olvidar , que la ciencia és una herramienta humana , que no sustituye ninguna parte intrinseca del interior humano.La ciencia y la espiritualidad són paralelas y jamás se tocan , si alguien traza perpendiculares para enfrentarlas és que todavía no ha entendido la alegoría de la caverna de Platón.

  12. C.
    31 enero, 2016 en 13:05

    No os metáis con el Padre Karras.

  13. Aitor Olaso
    31 enero, 2016 en 13:06

    Bueno no te extrañe, yo he visto gente con títulos universitarios de ciencias que luego creen en supersticciones, supercherías y cosas de viejas de pueblo. Y no uno ni dos, unos cuantos, es algo que siempre me ha sorprendido y se contradice con los principios fundamentales de la ciencia. Creo que todos los que nos dedicamos a ello tenemos en mente siempre que un método de investigación debe basarse en lo empírico y en la medición, sujeto a los principios específicos de las pruebas de razonamiento, debe estár sustentado por pilares fundamentales como la reproducibilidad (es decir, la capacidad de repetir un determinado experimento, en cualquier lugar y por cualquier persona, basado, esencialmente, en la comunicación y publicidad de los resultados obtenidos), o la refutabilidad (es decir, que toda proposición científica tiene que ser susceptible de ser refutada). Y estos individuos hacen unos mixes que ni los dj’s mejor pagados o el propio candomblé, me parece triste que en pleno siglo XXI y sin vivir en sitios aislados del planeta todavía tengamos que escuchar, ver, y leer, cosas como estas. En teoría, hacía tiempo ya que habíamos superado ciertas cosas, gracias por ponerlo de manifiesto, a ver si la gente abre los ojos y espabila.

  14. 31 enero, 2016 en 16:05

    Quitando todos los comentarios que aquí se vierten , y que són bastante ofensivos por cierto , me gustaria contestar desde la educación , que el autor de este blog cae en una sutil trampa , en la que todos hemos caído , sobretodo si se tiene una mente mecanicista , racionalista y atea.Y no és otra cosa que el endiosamiento de la ciencia , el cientificismo , como si dios hubiese dejado un hueco en lo epistemologicamente axiologico y hubiese de rellenarse con algo , la ciencia!(el nuevo dios , para los “mentalizadores”).No hay que olvidar , que la ciencia és una herramienta humana , que no sustituye ninguna parte intrinseca del interior humano.La ciencia y la espiritualidad són paralelas y jamás se tocan , si alguien traza perpendiculares para enfrentarlas és que todavía no ha entendido la alegoría de la caverna de Platón.

    Estimado Alberto
    A lo mejor no te has dado cuenta hasta ahora, pero la ciencia es la ÚNICA herramienta que tiene el ser humano para desentrañar la realidad. Sin ella todavía estaríamos en esa oscura y permanente etapa medieval, que muy desgraciadamente no ha abandonado la mayoría de la humanidad.
    Finalmente, cuando tengas una opción válida y útil, mejor que la ciencia, vuelves por este blog y nos abres al conocimiento. Aunque mientras tanto te sugiero un poco de humildad intelectual.

  15. 31 enero, 2016 en 16:07

    Aitor

    ” Bueno no te extrañe, yo he visto gente con títulos universitarios de ciencias que luego creen en supersticciones, supercherías y cosas de viejas de pueblo”

    Pues ese es el terrible problema de este psiquiatra medieval, confundir los títulos con una mente racionalista. Y es por ello que debería ser inhabilitado a divinis.

  16. 31 enero, 2016 en 17:03

    El tal Alberto, otro que tal mea. Lo que la ciencia nos aporta es un método para entender la realidad de forma contrastada. La espiritualidad es una construcción falaz, un castillo de cartas sobre una mesa que se tambalea.

    ¿Por qué será que los defensores de quimeras siempre recurren a la filosofía? (eso sí, a los filósofos que les resultan útiles para defender a tales quimeras, descartando aquellos que pueden ser contrarios a las mismas. Vamos una selección de lo más interesada).

    Lo cierto es que la filosofía está sobrevalorada. De las múltiples escuelas que podemos encontrar, ninguna ha sido capaz de establecerse como verdadera (y consiguientemente demostrar la falsedad de las demás). En eso se parecen terriblemente a las religiones.

    En cuanto a Platón, el valor de sus planteamientos solo puede entenderse en el marco de la sociedad en la que vivió y los conocimientos existentes en ese momento. Trasladar sus pensamientos a la actualidad y pretender sentar cátedra con ellos hoy, es no entender que en los 2400 años transcurridos nuestros conocimientos sobre la realidad son muy, muy distintos.

  17. 2 febrero, 2016 en 13:01

    Gracias ateo666666, me sumo.

  18. Rain
    2 febrero, 2016 en 13:06

    Hay al menos dos cosas indignantes aquí: la primera es que este “profesional” salga con estas supercherías anti-científicas, pero eso ya está más que comentado; la segunda es que se esté asumiendo que lo que dice este hombre es lo que enseña la psiquiatría, lo cual tiene tela. Sus creencias irracionales son suyas y no de la disciplina. ¿Que la psiquiatría está bajo el yugo de la religión? Claro que sí, porque sus artículos, libros y modelos están llenos de referencias a espíritus, palomas mágicas y el poder de entidades mitológicas… ¿Lo decimos porque no toman cartas en el asunto los responsables de la ética profesional? Entonces la medicina general también debe de apoyar la homeopatía porque sé de algún medico que la usa yno le han sancionado, que magufos hay en todas partes. Estoy de acuerdo en que hay que sancionarles pero de lo que dice uno a lo que dice una disciplina científica va mucho trecho.

  19. Darío
    2 febrero, 2016 en 15:23

    ¿Por qué será que los defensores de quimeras siempre recurren a la filosofía? (eso sí, a los filósofos que les resultan útiles para defender a tales quimeras, descartando aquellos que pueden ser contrarios a las mismas. Vamos una selección de lo más interesada)

    Porque no tienen elementos para debatir, por eso, y no citan a filósofos que puedan incomodar las visiones del asno psiquiatra y sus defensores y mal usan a Platón para defender lo indefendible, y no son capaces de hacer un análisis sensato de como obtenemos nuestros conocimientos: son un fastidio en la ciencia y una verguenza en la filosofía 👿

  20. Anathema Sit
    3 febrero, 2016 en 11:56

    Me parece, Ateo, que los árboles no te están permitiendo ver el bosque. La iglesia y su obscurantismo rancio ya fue contestada, refutada y reducida a su mínimo vacuo por las ideas ilustradas del siglo xviii. Hoy solo confunden a cuatro beatas chupacirios y algún que otro meapilas mono-neuronal. La infinita estupidez humana conoce otras muchas formas de expresión. El verdadero mal que acucia a la humanidad es una legión de “Albertos” que como plaga de garrapatas infesta las facultades de las mal llamadas “ciencias sociales”. No son nada nuevo bajo el sol los defensores de la irracionalidad, y en todas las épocas han contado con filósofos oscuros, desde Platon a Derrida, maestros del engaño que disfrazan la carencia de contenido de sus enunciados con verborrea pomposa sobre el ser y la nada. El problema es que ahora gracias a los avances de la ciencia a la que atacan (de ahí el carácter parasitario de estos individuos) han conseguido: impregnar con su ponzoña el subconsciente colectivo, la putrefacción del arte y el mundo de la cultura en general, y la “transustanciación” de la verdad liberadora en imposición indeseable. Bienvenidos a la posmodernidad! Ahora todo el que se posicione del lado de la razón y la ciencia como motor del avance de la humanidad debe tener claro quien es el enemigo y como opera. Se llama relativismo, y es la negación de toda epistemología. Nos arroja de vuelta a las tinieblas, el único caldo de cultivo donde pueden medrar toda esta clase criaturas abominables que hoy modulan el debate publico desde los discursos políticos a los spots publicitarios. En este paradigma new age de espiritualidad, multiculturalidad, ecologismo, feminismo…..¿Te escandaliza que un pseudo-cientifico (nunca han curado a un paciente y siguen administrando terapias de electroshok en pleno siglo xxi , funcionan en muchos casos con connivencia del poder político como una inquisición 2.0 ,nada que ver con la moderna neurociencia) defienda la suspensión del pensamiento critico? Hay que estar muy atento porque adoptan múltiples formas y suelen presentarse como adalides de la libertad pero siempre persiguen lo mismo: El poder. Y nos van a hacer libres a golpe de ley, (ya lo se, no pretendas coherencia alguna en su discurso) por eso hoy en día están introduciendo hábilmente en la mente de los ciudadanos el concepto de delito de opinión, y ya tienen una nueva palabra para los herejes que no acaten sus dogmas; negacionista 😦

    “No hay que olvidar , que la ciencia és una herramienta humana , que no sustituye ninguna parte intrinseca del interior humano????????La ciencia y la espiritualidad son paralelas y jamás se tocan????????” Reto a cualquier Alberto a que explique que demonios significa esto, y si es capaz de expresarlo con algún tipo de estructura lógica que pueda ser empíricamente contrastada me convierto a su Fé

  21. 7 febrero, 2016 en 14:13

    Yo, en Argentina, a un profesor de la Facultad de Psicología lo increpo y le digo. “¿Entonces podría hacer un ensayo sobre exorcismo que me lo aprobarían?”. Él me responde que sí “si esta bien justificado.” Pues bien, lo escribí y lo entregue. Lo interesante es que aprobé y el escrito nunca fue cuestionado.

    http://chiabai.zarcrom.net/articulos/exorcismoterapeutico

    Ustedes tiene uno, pero yo les puedo enseñar toda una escuela de magufos que creen en cualquier cosa y que encima tienen licencia del estado para ejercer.

  22. 7 febrero, 2016 en 19:28

    Claudio
    Sí, el problema es que este tipo de individuos abundan en todo el mundo.

  23. Otter
    15 febrero, 2016 en 19:22

    ¿Y lo de que ya no son tan frecuentes a qué se debe? ¿Por qué los demonios ya no se dedican a enmudecer y cegar a la gente y tirar por barrancos a los pobres cerdos que pasan por ahí? ¿Vacunarse contra las paperas ofrece también protección inmunológica espiritual? ¿Y por qué los poseídos hablan de pronto latín, italiano y arameo? ¿Son lingüistas políglotas los demonios? Curioso.

  24. Otter
    15 febrero, 2016 en 20:00

    Pues Anathema Sit, a mí me parece que te estás escondiendo detrás de un montón de paja indignada y peroratas para dejar tu mensaje subyacente escrito en braile. Primero, la Iglesia aún es un organismo mundialmente poderoso. Y la acepción de postmodernidad que estás atacando es muy limitada. Mientras que algunas de sus corrientes se niegan a aceptar la realidad cognoscible hay otras que luchan por poco más que mayor libertad individual y oportunidades. Y si a autores como Palahniuk y películas como Matrix o American Beauty les llamas arte putrefacto; apaga y vámonos. Y no lo confundas con el Relativismo, porque acabas con una empanada mental.
    Yo soy ecologista, relativista – tanto en sentido cultural como ético, e igualitarista; y la espiritualidad me da alergia. Te estás aprovechando de la minúscula minoría de gurús new age de la imaginería popular para exagerar y caricaturizar las posturas que no te gustan.
    Hablando en plata, todo con el que me he encontrado enarbolando tus mismos argumentos ha resultado estar usándolos con relleno para encubrir doctrinas sobre limpieza racial, conspiraciones judeomasónicas, sexismo y rechazo a hechos históricos; todo ello escudado en victimismo y con la misma falta de pensamiento crítico que la gente a la que critican.

  25. Anathema Sit
    16 febrero, 2016 en 13:03

    Te aseguro Otter que no es mi estilo esconderme detrás de nada. Mi mensaje es claro, LIBRE de “correcciones políticas” o cualquier otro tipo de ambages. Mis ideas contrastadas, sometidas a toda una batería de pruebas de estrés, LIBRES de falacias y sesgos. Y detrás de estas hay una persona que no se presta al sofisma y que vive de acuerdo a ellas. Todo el que me conoce destaca esta actitud “temeraria” que no flaquea ni delante de jueces ni de balas. Ya me han alcanzado ambas demencias y como no me han matado me han hecho mas fuerte. ¿Eres tu coherente con tus ideas? Me temo que no. Si conocemos el dato de que las tecnologías de la comunicación consumen el 10% de la energía eléctrica mundial, una cantidad similar a la que se empleaba para iluminar el planeta en la década de los 80, salvo que estés cargando tu laptop con una placa solar o a base de energía mental verde, tu que te auto defines como ecologista no deberías estar conectado. Pero ya que lo estas, veamos que tienes que decir…
    -“la Iglesia aún es un organismo mundialmente poderoso”
    Tristemente la iglesia conserva un poder económico, que usurpo a lo largo de los siglos, y cierta influencia política, pero hoy es solo un lobby más entre otros muchos. Su poder no es ni una sombra del que fue y cada vez es menor. Ya no tiene el poder de antaño ni para controlar la vida de la mayoría de aquellos que se consideran creyentes y que por cierto cada vez son menos, especialmente entre personas con cierta formación.
    -”Y la acepción de postmodernidad que estás atacando es muy limitada.”
    Por favor ampliame el concepto posmodernidad y sus, según tu, múltiples acepciones. Hasta donde yo he podido saber, y he leído todo lo he he encontrado al respecto, se trata de una reacción irracional contra la racionalidad del hombre moderno. Y digo yo que en cierto modo comprensible ya que la luz de la razón muestra en toda su fealdad a estas criaturas deformes y enfermas y las ahuyenta.
    -”mayor libertad individual y oportunidades”
    Aquí le predicas a un converso. Considero la libertad individual el aspecto mas importante y valioso de la experiencia humana. Y al ser humano libre como el único material con el que se puede construir una sociedad libre y por lo tanto justa. Esto implica oportunidades para construirse y desarrollarse libremente como ser humano. Pero los que sacáis siempre aunque sea por los pelos el tema “oportunidades” soléis hacerlo para pedir igualdad de oportunidades cosa que es harto difícil aunque deseable, e inmediatamente confundirlo con igualdad de resultados, y ahí si que no nos vamos a encontrar. Incluso si todos los hombres nacieran iguales, cosa que no es cierta, luego se hacen diferentes entre otras cosas por las elecciones que hacen a lo largo de sus vidas, y desde luego no todos se hacen merecedores de lo mismo. Espero que esto exprese con suficiente claridad y sin “peroratas” mi opinión respecto a tu igualitarismo.
    -”Y si a autores como Palahniuk y películas como Matrix o American Beauty les llamas arte putrefacto; apaga y vámonos. “
    Evidentemente tenemos un concepto del arte irreconciliable. Para mi es algo mucho mas elevado que la cultura pop y las producciones de hollywood. Por supuesto no el 100% del arte que se produce hoy es basura, digamos que solo el 98%. Pero esto viene siendo así desde hace bastante tiempo, para redondear: un siglo.
    “Dado que el arte ya no es el alimento de los mejores, puede usar el artista su talento para todos los cambios y caprichos de su fantasía. Quedan abiertos así todos los caminos hacia la charlatanería intelectual. El pueblo ya no encuentra en el arte ni solaz ni elevación alguna. Pero los snobs, los ricos, los indolentes y los que quieren llamar la atención, buscan en ella lo extraño, lo original, lo excéntrico y lo chocante. Yo he contentado a los críticos con las innumerables bromas que se me ocurrieron y que admiraban tanto más cuanto menos las entendían…Hoy en día no
    soy solamente famoso sino también rico. Pero cuando me encuentro a solas conmigo
    mismo no puedo considerarme como artista en el sentido excelso del término. Grandes
    pintores fueron Giotto, Ticiano, Rembrandt y Goya. Yo soy solamente un payaso que
    entendió el tiempo en que vivió y supo aprovechar toda la estupidez, lascivia y vanidad de
    sus conciudadanos.” Pablo Picasso 1952.
    Al final ya se te va del todo la flapa y tras acusarme de empanada mental defiendes el relativismo cultural y ético. 😀 Sobre lo segundo no hay mucho que decir más allá de, reprimiendo una fuerte nausea intelectual, trasladarte una simple pregunta. Si a diferencia de la moral, que si es relativa a múltiples factores como momento histórico, cultura, creencias religiosas, etc, la ética no es objetiva ¿ para que cojones nos sirve la ética? Si no hay proceso epistemologico para determinar que una acción es mas ética que otra… ¿como desea el señor su ética? ¿al punto y con patatas fritas?
    Lo del relativismo cultural ya es de traca. Esa idea social-marxista y posmo de que todas las culturas tienen el mismo valor es el gran problema al que aludía en mi primer post. Es lo que da alas a toda esta corriente irracional de pseudociencia, misticismo y locura. Equipara una catedral gótica con un tótem, un aria de Puccini con un baile tribal, a Descarte, Newton, Fleming y Einstein con un bola de chamanes y curanderos. Conozco esa forma obtusa de pensar de algunos que incluso creen que piensan y hasta que son librepensadores, pero el mismo argumento que esgrimen para negar el alma no se lo aplican para negar el Qi u otras absurdas “energias”. En mi mismo edificio, un bello ejemplo de arquitectura modernista de principios del siglo XX, catalogado y con máxima protección, hay una “clínica” de “medicina china” en la primera planta. Es delirante que la civilización del éxito abrace ideas de civilizaciones fallidas que solo han conseguido cierto desarrollo imitándonos e importando nuestra cultura y nuestra ciencia. No me enriquece culturalmente la música andina, ni comer pescado crudo, ni necesito re-equilibrar mis chacras con el universo haciendo yoga. Su cultura consiste en morir antes de la treintena después de vivir vidas miserables. No aportan nada. Ahora si crees, como ya has insinuado, que soy un racista preguntate porque admiro y sigo cada lección que se sube a la red del profesor Ramamurti Shankar, acabo de comprarme entradas para un concierto de Arturo Sandoval, o he criado tres hijos de distinto color.
    Si tienes algún “otro” argumento a favor del relativismo que resista el más mínimo embate de la razón me encantará conocerlo.
    Saludos.
    P.D. tu ecologismo es una religión, o al menos esta hecho de la misma sustancia viscosa y nauseabunda: doxa. Como a una religión, cualquiera se puede convertir al ecologismo de un día a otro. Solo tiene que abrazar un sentimiento y acatar unos dogmas, pero aplicárselos ya hemos visto que es mas difícil, es una religión poco exigente y que hace sentir muy bien al parecer. Ser ecólogo sin embargo requiere muchos años de estudio de ciencias naturales, ciencias de verdad

  26. 18 febrero, 2016 en 16:00

    Yo no estoy de acuerdo con lo aqui comentado, pienso sinceramente que hay muchos elementos que no han podido ser tomados en cuenta. Pero valoro mucho vuestra exposicion, es un buen post.
    Saludos

  27. 18 febrero, 2016 en 16:22

    Merino

    El principal punto del tema es si las posesiones demoniacas existen o no y mientras alguien no presente pruebas sólidas, esto es sólo la invención de unos pobres e ignorantes analfabetos de la Edad del Bronce. Y el que todo un médico les haga caso es directamente de juzgado de guardia. El resto es pura e interesada sofisteria.

  28. Darío
    18 febrero, 2016 en 20:16

    Y la acepción de postmodernidad que estás atacando es muy limitada. Mientras que algunas de sus corrientes se niegan a aceptar la realidad cognoscible hay otras que luchan por poco más que mayor libertad individual y oportunidades

    Posmodernismo, basura pseudofilosófica de la que se agarran los que de otra manera no podrían “justificar” el uso de estas tonterías del exorcismo y “terapias” afines 😛 porque carecen totalmente de referentes médicos, científicos y éticos válidos.

  29. Anathema Sit
    19 febrero, 2016 en 11:37

    Sinceramente Ateo6, deja que te diga que respeto a todo el que dedica esfuerzo a promover el pensamiento racional en estos tiempos de irracionalidad, por eso leo blogs como este y tus posts. Pero lamento que insistas en verlo desde una perspectiva tan limitada. No me extraña que no te expliques como un psiquiatra se toma en serio los exorcismos en una sociedad que vende preparados homeopaticos en las farmacias. Es muy posible que sea porque la explicación te parece interesada sofisteria. Para curar una enfermedad es necesario entender en que consiste y cuales son sus causas, y no distraerse demasiado en los síntomas que presenta.
    Resulta infantilizante el solo plantearse si la posesiones demoníacas existen o la posibilidad de que alguien presente alguna prueba. La pregunta que hay que hacerse es como es posible que después de seis siglos de pensamiento racional todavía estemos a vueltas con esto. Y la respuesta no la encontramos en el humanismo renacentista de los siglos 15 y 16, ni en racionalismo ilustrado de los siglos 17 y 18 , ni en la revolución científica y tecnológica del siglo 19. Hay que buscarla en el siglo 20, y la huida hacia la irracionalidad de los dementes que no soportaban este protagonismo de la ciencia y el pensamiento critico que representó el mayor avance en la historia de la humanidad. El surgimiento las “filosofias” new age de sociedades teosoficas como la de Helena Blavatsky, escuelas esotéricas como las de Aleister Crowley, psudociencias como el psicoanálisis de Freud, ideas desquiciadas como las de la escuela de frankfurt en antropología, sociología y política (te lo dice alguien con una licenciatura en sociología; es una montón de mierda de principio a fin, no encontrarás un átomo de episteme o cordura en toda la carrera) y toda esa banda de charlatanes como Lukacs, Adorno, Marcuse…Germen de la madre de todas las locuras de los Foucaults y Derridas postmodernos.
    En este miasma actual en el que todo vale, en el no es la verdad lo que te hará libre sino creer en lo que mas te convenga según la ocasión, sea verdad o mentira, es donde encontramos médicos participando en exorcismos, científicos llamado contaminante al compuesto químico que es la base de la vida en el planeta, y políticos utilizando neo- lenguaje y legislando en base a ideologías, como la de genero, absolutamente refutadas por la ciencia. Ahora el pensamiento racional es intermitente, lo encendemos y apagamos a voluntad. Es una postura sin duda cómoda y nos permite permanecer en una zona de confort libres de disonancias cognitivas. Pero no se me ocurre una actitud mas ruin y miserable, ni intelectualmente más deshonesta. Bienvenidos a 1984 😦

    “En tiempos de engaño universal, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario.”
    ― George Orwell

  30. 19 febrero, 2016 en 12:24

    “Resulta infantilizante el solo plantearse si la posesiones demoníacas existen o la posibilidad de que alguien presente alguna prueba.”

    Con esta frase te has cargado cinco siglos de método científico. ¡Enhorabuena!

    Con respecto a tu afirmación de que el problema con la superstición religiosa es debido al “new age” del siglo XX pienso que hay poco que decir. Si hay alguna relación es la contraria, todas las nuevas supersticiones se nutren de la base irracional de la religión, tal es así que cuando se analizan en profundidad muchas (sino todas) de esas nuevas “filosofías” son simples religiones más o menos encubiertas, pero con el mismo modus operandi que las creencias clásicas.

  31. Anathema Sit
    19 febrero, 2016 en 12:57

    “Resulta infantilizante el solo plantearse si la tierra es plana o la posibilidad de que alguien presente alguna prueba de la tierra hueca.”

    Con esta frase afirmo tres siglos de método científico. ¡Gracias!

    Por supuesto que todas las supersticiones están hechas de la misma materia; ignorancia y creencia.
    Lo que hay que entender es que la religión católica, que es de la que estamos hablando ya que es la que practica exorcismos, ya salio del ring de lucha contra la ciencia hace mucho. Hoy solo cuatro chiflaos creacionistas pretenden hacer ciencia cristiana. Lo que ampara hoy las locuras de programas como cuarto milenio: espiritismo, ufologia, criptozoologia……Es esta idea posmo relativista de que todas las opiniones merecen respeto y es éticamente aceptable creer en cualquier cosa: el demonio, la quiropráctica, el calentamiento global o los astronautas de la antigüedad 😀

  32. 19 febrero, 2016 en 13:09

    “Lo que hay que entender es que la religión católica, que es de la que estamos hablando ya que es la que practica exorcismos, ya salio del ring de lucha contra la ciencia hace mucho. Hoy solo cuatro chiflaos creacionistas pretenden hacer ciencia cristiana.”

    Eso explícaselo al Dr. Valter Cacioli y sus secuaces: https://lacienciaysusdemonios.com/2014/11/04/el-psiquiatra-exorcista/
    que siguen exorcizando a pobres enfermos psiquiátricos con el beneplácito la santa madre iglesia y lo que es peor con la desidia del sistema sanitario italiano.

  33. 19 febrero, 2016 en 13:18

    Por cierto la iglesia católica habrá “salido” del ring frente a la ciencia, pero no así la Asociación de Médicos Católicos de Alemania que sigue ”curando” la homosexualidad con una combinación de homeopatía, psicoterapia y consejos religiosos. Y esto ocurre en la “civilizada” y moderna Alemania, no en Uganda o el Kazakstán. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/06/la-imbecilidad-de-la-ciencia-catolica.html

  34. Anathema Sit
    19 febrero, 2016 en 16:34

    Ateo6 la realidad no se construye, ES ontológicamente, y mucho menos se construye a partir de lo excepcional y lo anecdótico. Idiotas los hay en todas partes y las creencias religiosas no parecen ser precisamente un antídoto contra la estupidez. El ateísmo tampoco lo es si no va acompañado de una escrupulosa coherencia y honestidad. Por ello yo no me permito auto-definirme como ateo, pues me parece una postura muy cómoda. Soy un antiteísta militante y acepto todas las implicaciones de ello hasta sus ultimas consecuencias puesto que considero la creencia en lo sobrenatural un crimen de lesa humanidad (La historia nos lo ha demostrado con terquedad). Aun así, y teniendo en cuenta el peligro real del islam, no creo que las creencias religiosas sean hoy el peor enemigo de la ciencia.
    Los verdaderos enemigos no habitan los templos sino los campus universitarios y los centros de poder. Sinceramente no veo al Papa excomulgando científicos en el sigloXXI. El verdadero peligro no son una panda de nigromantes viviendo en la edad media, sino un bien organizado y públicamente financiado contubernio de sofistas con inconfesables intenciones, que aglutinan todas las vilezas y miserias morales que alguna vez todos los más depravados enemigos del ser humano hubieran podido concebir, y que están tratando de cargarse el futuro (el presente ya lo están enturbiando bastante).

    Espero de alguien que se posiciona favorablemente respecto al método científico como instrumento para conocer la realidad que no sea hermético a las ideas que se le sugieren, sino más bien que las pondere, contraste, investigue y con suerte que la luz de nueva información sea capaz de modificar su postura.
    Saludos


    http://biblioweb.sindominio.net/escepticos/imposturas.html

  35. 20 febrero, 2016 en 10:19

    “Aun así, y teniendo en cuenta el peligro real del islam, no creo que las creencias religiosas sean hoy el peor enemigo de la ciencia.”

    Respecto al Islam tu bien lo dices, más de mil millones de personas viviendo en la más oscura Edad Media precientífica.

    Otra cosa es que no pareces ver el peligro del cristianismo, supongo que por haberlo vivido desde siempre. Te voy a poner un par de ejemplos. Desde hace años, prácticamente todos los candidatos republicanos a la presidencia estadounidense son profundamente anticientíficos, muchos de ellos creacionistas

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2015/03/el-partido-republicano-estadounidense.html

    individuos que desde sus puestos en el Congreso y en el Senado de EEUU intentan una y otra vez (hasta que finalmente lo consigan) aprobar leyes para enseñar creacionismo en las escuelas públicas

    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/01/30/preocupante-ofensiva-de-invierno-anticientifica-en-los-eeuu/

    la última barrera frente a la estupidez supersticiosa de la religión, puesto que ya tienen miles de escuelas y universidades privadas en donde “enseñan” de la manera más descarada esa “ciencia cristiana” que tú dices que sólo siguen cuatro locos

    https://lacienciaysusdemonios.com/2015/03/28/ensenanza-universitaria-privada-de-calidad/
    https://lacienciaysusdemonios.com/2014/01/07/las-universidades-cristianas-estadounidenses-cada-dia-mas-cerca-de-las-madrazas-islamicas/

    El otro caso es el del ya retirado primer ministro canadiense Harper, un cristiano evangelista de los más fundamentalistas que durante su mandato prohibió que los científicos informaran de sus estudios en los temas que el consideraba intocables como el caso del cambio climático.

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/10/el-victimismo-anticiencia-del-cambio.html

    Y como parece que se te ha olvidado te recuerdo que la iglesia católica sigue haciendo miles de exorcismos en todo el mundo.

    “Sinceramente no veo al Papa excomulgando científicos en el sigloXXI.”

    Excomulgando no, pero intentando “dirigir” la ciencia sí, cosa que quizás sea una estrategia sibilina mucho peor. Y encima con la vergonzosa ayuda de algunos científicos:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2014/04/16/la-academia-pontificia-de-las-ciencias-la-prostitucion-de-la-ciencia-por-la-irresponsabilidad-de-algunos-investigadores/

    “Espero de alguien que se posiciona favorablemente respecto al método científico como instrumento para conocer la realidad que no sea hermético a las ideas que se le sugieren, sino más bien que las pondere, contraste, investigue y con suerte que la luz de nueva información sea capaz de modificar su postura.”

    Los científicos llevamos ya siglos usando las herramientas científicas (de las que el método científico es sólo una parte) para conocer la realidad ponderando, contrastando e investigando los datos. Y no sólo estamos abiertos a nuevas ideas sino que somos los primeros en plantearlas. Otra cosa es que alguien nos venga a estas alturas del XXI a decirnos que tenemos que tener la mente “abierta” a supersticiones varias que han sido descartadas hace décadas cuando no siglos.

  36. Anathema Sit
    21 febrero, 2016 en 1:40

    Es muy difícil explicarse cuando la otra persona directamente no te quiere entender, pero lo intentaré una vez más. El peor enemigo de la ciencia y su método es el prejuicio, por eso se realizan las pruebas doble ciego y pair testing en un intento por eliminar cualquier influencia o bias sobre la investigación. Lo que proyecta prejuicios en el terreno científico es la ideología. La religión es un tipo de ideología pero no el único. De hecho en occidente está absolutamente demostrado que la religiones están en franco retroceso y la inmensa mayoría de científicos se declaran ateos o agnósticos, luego no parece que las creencias religiosas estén afectando mucho la investigación científica (por favor dame un ejemplo de algún campo de la investigación científica el la que esos “intentos de dirigir” de la religión estén teniendo éxito ¿ la exploración espacial? ¿ la física de partículas?¿la biogenetica?…). Lo que si tienen muchos científicos es un claro posicionamiento socio-político (otros muchos, y está perfectamente documentado, exhiben impúdicamente una actitud ante la corte de turno mas propia de heterias que de hombres libres y con sentido del honor). Y desde luego que la política influye en la ciencia ya que la mayor parte de investigación se hace con fondos públicos de partidas presupuestarias que designan los poderes políticos.
    Púse ese vídeo de Alan Sokal como ejemplo a propósito para demostrar lo fácil que es incluso para una mente racional y bien entrenada caer en el prejuicio aun en ausencia de creencia religiosa cuando hay ideología política. Es lo mismo, es una forma de idea fija, la persona que sufre este fenómeno generalmente no puede aceptar ninguna idea que no quepa dentro de su estructura de pensamiento y aunque lo sumerjas en datos que contradigan o cuestionen sus creencia (políticas) no lo creerá, no modificará su postura. Aquí tenemos a un gran físico y ateo (su libro imposturas intelectuales es de lo mejor que he leído últimamente) con un bias fruto de una marcada y auto reconocida ideología política, hay otros muchos ejemplos (me refiero al falso debate científico calentologo/negacionista). Es muy difícil hacer ciencia cuando se sigue una agenda política o cuando la ciencia se politiza.
    Si lo trasladamos al plano social vemos que con la sola excepción de la enseñanza de religión en las escuelas (a la que me opongo radicalmente) no hay ninguna ley con base religiosa que a mi como ciudadano me afecte. Pero muchísimas, y cada vez más, que basándose en ciencia mala o inconcluyente limitan mis derechos y libertades (ECCE MAGNUM MALUM) y puedo enumerar una lista larguísima y detallada, pídemela. Algo que tal vez se la ponga dura a un estalinista que se esconda bajo la piel de un “progresista”, pero para alguien que como yo valore las libertades individuales es absolutamente inasumible. Razón, Ciencia, Laicismo, Humanismo,Libertad, Verdad…valores irrenunciables que desde el siglo de las luces alumbraron el camino del hombre moderno parece que ya no son validos en este nuevo paradigma donde la realidad se “construye” a partir del consenso ( o la mayoría de la mitad mas uno), y donde la verdad no se puede decir si ofende a alguien, porque los sentimientos son mas importantes que la verdad pero los osos polares más importantes que las personas.
    El hombre posmoderno es el peor enemigo al que la humanidad se ha enfrentado, y el más beligerante enemigo de la ciencia. Considera al ser humano una plaga a la que hay controlar eliminando si es posible al 90% de la población mundial. Niega el dimorfismo sexual de la especie que es biología evolutiva que ha estado operando desde hace millones de años negando la misma esencia de lo humano. Sitúa al hombre fuera de la naturaleza, en un inexistente conflicto con ella. Quiere vendernos como progreso el retroceso a una civilización cuasi-preindustrial atacando lo único que nos ha proporcionado una autentica revolución en la calidad de vida de las personas; la energía barata indispensable para la producción de todo lo que cubre nuestras necesidades: alimentos, vivienda, trasporte, vestido, sanidad, educación, ocio, INVESTIGACION CIENTIFICA…
    Evidentemente las percepciones personales tienen valor cero para la ciencia (curiosamente en un tribunal de justicia tiene valor de prueba) pero si tienen algo de empírico. Recientemente le recomendé a la mujer de un amigo un documental que me pareció muy interesante sobre un tema del que habíamos estado discutiendo; el fracking. Donde vivimos pese a contar con grandes recursos de gas se prohibió y a ella le parecía lo correcto. Hoy quedamos varias parejas para ir comer y me dijo que la había visto, y pese a haber contrastado la veracidad de los datos que se aportan en el documental no había cambiado de opinión. Pues ella es muy muy muy atea (pero licenciada en historia 😛 ) y también cree en la acupuntura, la homeopatía, el tarot….
    Nada, tu sigue en tu cruzada personal contra las ridículas creencias religiosas que poco mas daño pueden hacer, y no te preocupes por la infinita capacidad de la estupidez humana para adoptar otras formas mucho mas perniciosas en el mundo de hoy. Luchas contra un enemigo imaginario e ignoras al enemigo real.

    Mire vuestra merced, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento

  37. 22 febrero, 2016 en 17:03

    “Nada, tu sigue en tu cruzada personal contra las ridículas creencias religiosas que poco mas daño pueden hacer …”

    Eso coméntaselo al pobre científico inglés de origen musulmán que no en Irán o Arabia Saudí, sino en la civilizada Gran Bretaña tuvo que comerse sus palabras y volver al redil de la más fanática ortodoxia musulmana porque fue acusado de blasfemo y apóstata, y ya sabemos cómo las gastan esos aunque pasees por Trafalgar Square.

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/07/islam-darwin-evolucion-y-fanatismo.html

    “…y no te preocupes por la infinita capacidad de la estupidez humana para adoptar otras formas mucho mas perniciosas en el mundo de hoy.”

    Bueno parece que has leído pocos de mis artículos en CyD, porque tengo bastantes denunciando muchas (no todas, porque eso es imposible) de las variantes de la irracionalidad antigua, moderna, new age o postmoderna.

    Te informo que incluso también tengo algunas denunciando la pseudociencia dentro del propio estamento científico:
    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/04/03/celulas-madre-al-estilo-tejano-la-cultura-del-cowboy/
    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/04/18/telomeros-medicina-genomica-o-simple-pseudomedicina/

    Como ves hay tiempo y espacio para todo puesto que el desesperante mundo de la irracionalidad es prácticamente infinito. Así que no entiendo ese interés tuyo porque olvide una de las más persistentes (tanto en el espacio como en el tiempo) formas de fanática irracionalidad.

  38. Anathema Sit
    22 febrero, 2016 en 21:00

    Ateo, yo no tengo ningún interés en que olvides nada, he leído ya unos cuantos de tus artículos, lo que sin animo de darte mantequilla debes considerar un cumplido teniendo en cuenta que hoy la información interesante a la que tenemos acceso es tanta que tengo más lectura pendiente que expectativas de vida. En la mayoría de tus publicaciones no he comentado nada porque no tenia ninguna objeción ni nada relevante que aportar. En este caso solo quería subrayar la importancia relativa del asunto. Y puede que me enconara un poco la percepción de que insistes en argumentar como si yo estuviera defendiendo la superstición religiosa en un burdo hombre de paja, tal vez porque tu discurso careciera de sentido sin un gigante al que enfrentarse en una suerte de fiera y desigual batalla mas afectada que comprometida.

    Te recuerdo que estas hablando con un antiteísta convencido que ya lo era a los 12 años cuando me negué a recibir la confirmación pese a llevar desde los 5 en colegios de jesuitas y opus dei (“El diablo posee perspectivas amplísimas sobre Dios, por ello se mantiene tan lejos de él, el diablo, es decir, el más antiguo amigo del conocimiento.” 😉 ), lo que sin duda tubo algo que ver con el hecho de que me expulsaran el curso siguiente aduciendo que mi actitud era contumazmente rebelde hacia los principios y valores del centro. Puedo mostrarte mi certificado de apostasía, no he bautizado a ninguno de mis hijos y ninguno de ellos es creyente, y que he participado activamente en varias asociaciones de ateos y librepensadores.

    Tal vez esto último me permitió conocer de cerca a un tipo de individuo muy curioso y paradójico; el fanático cristiano-ateo. Se trata de personas entregadas al apostolado de su ateísmo con un fanatismo casi religioso y que se han liberado de la fé conservando intacta su moral cristiana, una moral diseñada para esclavos, y que hace que inviertan los valores condenando todo lo que es vital y activo, haciendo suya la apologética cristiana de todo lo débil, pasivo y/o enfermo. Por supuesto defienden la ciencia siempre que esta no les pase la mano a contrapelo y estarían encantados de poder borrar cualquier tufillo a religión de la civilización occidental o “cristiandad”. Ardua tarea, ¿por donde empezar? ¿dinamitando la catedral de Colonia? ¿quemando cuadros de El Greco junto a partituras del Ave María de Schubert…?

    Ni que decir tiene que lo que han hecho es conservar la base moral y el fanatismo irracional sustituyendo la fé por ideología política “lefty” y relativismo posmoderno y en muchos casos por una forma inconsciente de panteísmo que es una forma encubierta de deísmo y viceversa. No estoy insinuando que sea tu caso pero seguro que todos los que nos interesamos por el mundo de las ideas hemos conocido a mas personas de las que hubiésemos querido con este perfil.

    Es utópica la idea de erradicar por completo la religión-superstición-prejuicio-ideología-estupidez humana. Pero es vital hacer el mayor esfuerzo posible por mantenerla al margen de las instituciones que se arrogan el derecho a regular de forma coercitiva la vida de las personas.

    Cuando ves un programa como cuarto milenio sabes la clase de gilipolleces que te vas a encontrar, y me parece un espaviento escandalizarse por que un científico resulte ser un charlatán en un mundo que esta lleno de ellos y donde algunos de entre los que no lo son no es por su inquebrantable rectitud ética, sino por que el timbre crematístico de la plata no se les ha marcado bien el ritmo.

    No hace falta buscar la estupidez donde ya sabemos que está, la encontramos sin buscarla donde no debería estar. Hoy mismo mientra comía el telediario se hacia eco de dos No-noticias, dos falsedades que no resisten la mas somera contrastación; una hacía referencia a la brecha salarial hombres mujeres y la otra afirmaba sin pudor que el pasado verano fue el mas caluroso desde que se tiene registro. Estas son las cosas de comer con las que no se debería jugar, porque estas son las cosas que acaban teniendo consecuencias reales en la vida de todos. Aquí es donde el rigor científico debería exigirse sin paliativos y hacer que los creadores de opinión sintieran sobre sus hombros todo el peso de la carga de la prueba en lugar de poder mentir con total impunidad. Ei incumbit probatio qui dicit, non qui negat.

    Sinceramente yo no me siento en peligro de ser exorcizado, ni conozco a nadie que lo esté. Me pregunto cuantas personas sufren este brutal trato pero no creo que haya tantos. Esta bien para una entrada de blog y comparto en esencia tu critica, pero si nos descuidamos y nos convertimos en guerreros de la justicia social podemos acabar indignados por el hecho de que los perros maten en el mundo a decenas de miles de personas al año, y no espero que tu próxima entrada proponga el exterminio de la especie canis familiaris.

    Lo único sobre lo que pretendía llamar tu atención es sobre el hecho de que de entre los enemigos del pensamiento critico racional hace mucho que la iglesia no esta sola, lo que esta es débil, junto a otros que se hacen fuertes y van avanzando posiciones y adquiriendo poder. Incluso en Estados Unidos (ya que los mencionas, he vivido allí y sigo de cerca todo lo que allí ocurre, ya que mas pronto que tarde y para bien o para mal lo acabamos importando) el problema gordo no lo tienen en los templos evangélicos sino en los campus universitarios, que en lugar de ser los foros efervescentes de intercambio de ideas y santuarios de la libertad de expresión que deberían ser, se han convertido en una distopía orwelliana donde la policía del pensamiento campa a sus anchas.

    Aquí podemos leer una de las ultimas expresiones de esta locura que ha dado mucho que hablar en círculos académicos y en los medios. Este triste desperdicio de oxigeno que no sería capaz de reconocer el concepto verdad ni aunque tuviera la boca de un cocodrilo y le estuviera mordiendo el culo, pidiendo la supresión de la libertad académica en favor de una suerte de “justicia académica”. El vomitivo concepto que ella tiene de lo que es justo, claro. Son los estudiantes quienes deben establecer esa “justicia” según ella. ¿Para que molestarse en ir a al universidad? Si puedes aleccionar a los profesores es que sabes mas que ellos…Si de mi dependiera este patético engendro no se graduaría jamás.

    http://www.thecrimson.com/column/the-red-line/article/2014/2/18/academic-freedom-justice/

    En este contexto e instalados en una sociedad posmoderna ( por definición irracional) para entender fenómenos como Cuarto Milenio hace falta tener en cuenta más factores que el de la superstición religiosa. Permiteme que lo diga tomando prestadas tus propias palabras.

    “…una de las mayores fuentes de desprestigio que puede sufrir un investigador a lo largo de su carrera es que, en un congreso o al enviar un manuscrito a publicar, otro científico le haga notar que no ha incluido un control relevante pero evidente o que no ha tenido en cuenta un factor clave conocido, por lo que todo su estudio quedaría invalidado y carecería de la más mínima relevancia.”

  39. 22 febrero, 2016 en 22:53

    por favor dame un ejemplo de algún campo de la investigación científica el la que esos “intentos de dirigir” de la religión estén teniendo éxito ¿ la exploración espacial? ¿ la física de partículas?¿la biogenetica?…)

    Bueno, pues de momento, la genética, uno de cuyos principales frenos es la oposición religiosa a “jugar a ser Dios”, en medicina preventiva, tenemos todos los problemas derivados de la oposición católica a los anticonceptivos, en metereología, gran parte del negacionismo del cambio climático tiene su base en el evangelismo, por no hablar del creacionismo… y eso, los casos que se me pueden ocurrir en 30 segundos.

  40. 22 febrero, 2016 en 23:35

    “Tal vez esto último me permitió conocer de cerca a un tipo de individuo muy curioso y paradójico; el fanático cristiano-ateo.”

    Para denominarte ateo utilizas muy sospechosamente los mismos argumentos que los religiosos de toda época y condición.

    “Cuando ves un programa como cuarto milenio sabes la clase de gilipolleces que te vas a encontrar, y me parece un espaviento escandalizarse por que un científico resulte ser un charlatán en un mundo que esta lleno de ellos …”

    Bueno, veo que eres demasiado acomodaticio. Un científico, sobre todo en su campo, debe tener una ética inquebrantable. Y si además ese científico, que es también un médico que se dedica a tratar enfermos especialmente vulnerables, defiende el chamanismo más fanáticamente absurdo, no sólo está contraviniendo su juramento hipocrático sino la más mínima praxis profesional. Y lo que me sorprende es el hecho de que personas como tú argumenten que no pasa nada, que es normal y que debemos dedicarnos a cosas más “importantes”. Tú sabrás el porqué de tanta condescendencia, pero aunque no lo entiendas, en cualquier país civilizado este “médico” podría ser expedientado si en lugar de justificar las absurdeces cristianas estuviera justificando cualquier otra “medicina” chamánica. Pero ya sabemos que la imbecilidad si es cristiana tiene patente de corso en medio mundo.

    “Sinceramente yo no me siento en peligro de ser exorcizado, ni conozco a nadie que lo esté.”

    Este argumento es tán estúpido como el de que: bueno yo no conozco a nadie que haya sido asesinado y como creo que no estoy en peligro pues para qué narices queremos policias, jueces y cárceles.

    ” Me pregunto cuantas personas sufren este brutal trato pero no creo que haya tantos.”

    Independientemente del número (un exorcizado en un país desarrollado del siglo XXI ya es demasiado) te informo que el exorcista y demente Padre Fortea dice haber “tratado” a cientos de endemoniados sólo en España.
    El arzobispado de Madrid ha ampliado su plantilla de exorcistas puesto que parece que la capital de España está tomada por los demonios:
    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/05/urgente-madrid-esta-en-manos-del-maligno.html

    Algo parecido ocurre en Polonia ya que al menos 300 de ellos han tenido que redoblar esfuerzos frente al Maligno:
    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/07/los-demonios-campan-sus-anchas-por-la.html

    Y si hubieras leído una de las entradas de CyD que te indiqué hace un par de comentarios te hubieras enterado que el Dr. Valter Cacioli, otro imbécil psiquiatra cristiano dice haber estado presente en más de cien exorcismos en Italia:
    https://lacienciaysusdemonios.com/2014/11/04/el-psiquiatra-exorcista/

    Y esto sólo son algunos casos. Pero eso sí, todos tranquilos que Anathema Sit dice que no hay que preocuparse porque él no conoce ningún caso.

    “Incluso en Estados Unidos (ya que los mencionas, he vivido allí y sigo de cerca todo lo que allí ocurre, ya que mas pronto que tarde y para bien o para mal lo acabamos importando) el problema gordo no lo tienen en los templos evangélicos sino en los campus universitarios, que en lugar de ser los foros efervescentes de intercambio de ideas y santuarios de la libertad de expresión que deberían ser, se han convertido en una distopía orwelliana donde la policía del pensamiento campa a sus anchas.”

    ¿Y por qué te crees que las universidades estadounidenses se han convertido en madrazas cristianas?
    https://lacienciaysusdemonios.com/2014/01/07/las-universidades-cristianas-estadounidenses-cada-dia-mas-cerca-de-las-madrazas-islamicas/

    ¿No será porque los templos evangélicos y no evangélicos proyectan su sombra sobre toda la sociedad y sobre todo en la política? ¿no será que la religión ha contaminado todo, de tal manera que es imposible que un político tenga algún futuro si no se humilla frente a las diversas confesiones religiosas?

  41. Anathema Sit
    23 febrero, 2016 en 0:56

    1 las personas que recuren al exorcismo son creyentes dogmáticos, ese es en primer lugar el diagnostico de su enfermedad, nunca he visto un ateo poseído. Hay algo de consentimiento en todo ello.
    2 “en cualquier país civilizado este “médico” podría ser expedientado si en lugar de justificar las absurdeces cristianas estuviera justificando cualquier otra “medicina” chamánica” Falso, hay médicos practicando acupuntura, homeopatía, reflesologia, mindfullness y un monton de disparates mas. Me parecería fenomenal que los expedientaran a todos, al del exorcismo también.
    3 Cuando me refiero a universidades en EEUU me refiero a las de verdad, Stanford, Yale, Princeton, Berkeley, el ejemplo que puse era de Harvard y el problema del que habla todo el mundo en EEUU de lo que esta pasando en sus universidades no tiene nada que ver con la religión, esta en las antípodas. Si me pones universidades evangélicas estas desviando el tema, claro que si te vas a Hogwarts puedes hasta formar parte del equipo de quidditch 😀

  42. 23 febrero, 2016 en 10:13

    “las personas que recuren al exorcismo son creyentes dogmáticos, ese es en primer lugar el diagnostico de su enfermedad, nunca he visto un ateo poseído. Hay algo de consentimiento en todo ello.”

    La verdad es que este incalificable argumento te define claramente y te desautoriza absolutamente. Los enfermos psiquiátricos (sean católicos, budistas o pastafaris) son personas especialmente vulnerables porque, por la propia naturaleza de su enfermedad, no son capaces de discriminar correctamente no sólo lo que les conviene o perjudica, sino que muchas veces son incapaces de entender la realidad. Por ello, resulta que la mayoría de las veces ni siquiera son estos pacientes los que piden el exorcismo, sino sus familiares más fanáticamente estúpidos los que interpretan que su hijo o mujer (que pueden no ser tan fanáticos ni tan siquiera creyentes) está poseído por el demonio porque sus “síntomas” aparecen en la película El Exorcista.

    Y ya tu argumento de que “Hay algo de consentimiento en todo ello” bordea muy peligrosamente la justificación de los delitos. Te recuerdo que con menores de edad o con personas con sus facultades mentales muy disminuidas es bastante fácil obtener algún tipo de “consentimiento”. Tu vergonzoso argumento deja la puerta abierta a la pederastia, al maltrato conyugal y a cualquier otro deleznable delito que implique a personas sometidas de alguna manera al torturador de turno. Porque por si no lo sabías te informo que existe una cosa llamada Síndrome de Estocolmo que por suerte no exime de culpa desde el punto de vista legal. Es más, en una sociedad avanzada la ley está para proteger a los ciudadanos, pero sobre todo debería estar para proteger a los más vulnerables, porque son esas personas las que ni siquiera pueden entender que están siendo objeto de un delito.

    Finalmente sigo sin salir del asombro, ya que me parece inimaginable el que una persona que se autodenomina racionalista y atea justifique comentario tras comentario con argumentos cada vez más peligrosos que en pleno siglo XXI se esté torturando psíquica y a veces físicamente a unos pobres enfermos mentales. Pero bueno, allá cada uno con su conciencia.

  43. Miguelón
    23 febrero, 2016 en 16:33

    Ateo, tan sólo un pequeño inciso:

    Probablemente no hace falta que te lo cuente, pero cuando Anathema Sit menciona esa “Distopía Orwelliana” en la que supuestamente se ha convertido la universidad en los Estados Unidos, Anathema Sit no está haciendo referencia a nada remotamente relacionado con el adoctrinamiento religioso. Supongo que está respaldando cierta idea que circula entre un sector de la política y medios estadounidenses según la cual, la comunidad estudiantil estaría derivando peligrosamente (en teoría) hacia posiciones más intolerantes y dogmáticas. Lo que ocurre es que a poco que uno se ponga a rascar, descubre que la historia no es como nos la pretenden contar. Tal como discute este artículo (no sin ciertas dosis de humor)…

    http://www.cracked.com/blog/4-reasons-free-speech-college-campus-debate-dumb/

    …En el cual el autor, aparte de comentar la serie de noticias que dieron origen a tal idea, las pone en su justo contexto y desmonta los argumentos de aquellos que pretenden ver en ello una amenaza a la libertad de expresión.

  44. Anathema Sit
    23 febrero, 2016 en 20:44

    Esto ya empieza a parecer un esperpento. Ciertamente rascas poco Miguelón, y rascas muy mal, no se ni para que te pones a rascar si no sabes ¿que esperas descubrir en un articulo de un panfleto online de quinta categoría escrito por un absoluto don nadie sin ningún tipo credenciales? ¿A quien pondrías para que nos explicara la leyes del movimiento de Newton, a coco de barrio sésamo? Me bastaron 3min en google para descubrir a este patético parsonajillo; una ameba mononeuronal reconvertido de neonazi con compulsión masturbatoria a hipster impostado. Si te interesan los hipsters lee a uno que sepa subordinar por lo menos, como Gavin McInnes.
    Si te interesa aprender algo sobre el tema en cuestión ¿por que no aprenderlo de un profesor de universidad que es un científico reconocido en su especialidad, cuenta con numerosos trabajos publicados y lleva años estudiando el tema? Aquí te lo dejo. A lo mejor lo ves y hasta te enteras de algo, o te da un aneurisma…

  45. 9 junio, 2016 en 8:45

    Como psicólogo forense, la fama de este señor me ofende profundamente. He de confesar que no pocas veces he visto cuarto milenio para ver las sandeces que allí se dicen. Es un placer culpable que me llena de ira.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: