Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina > Financiando la magia con cargo a los presupuestos de investigación en pleno siglo XXI

Financiando la magia con cargo a los presupuestos de investigación en pleno siglo XXI

22 marzo, 2016

medicina alternativa holismo integral cirugiaEn la actualidad, en el país científicamente más avanzado del planeta, en donde no pasa una semana en la que se produzca un nuevo hallazgo, descubrimiento o invención científicos existe un reducto de “investigadores” que (casi al estilo de Astérix y sus amigos de la aldea gala) mantienen viva la llama de esos hechiceros, nigromantes y alquimistas del ya lejano Medievo. Y encima todo ello financiado con dinero público: es el más que sorprendente NCCIH.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH por sus siglas en inglés) es un organismo del gobierno federal estadounidense, dependiente de los más que prestigiosos NHI, que fue creado para promover la evaluación científica de la seguridad y utilidad de las diversas prácticas encerradas en los conceptos de medicina complementaria y alternativa. Y para hacerse una idea del tipo de “ciencia” que financia esta “institución” he seleccionado algunos de entre los cientos  de “proyectos de investigación” más o menos similares que este organismo ha concedido,  proyectos que son representativos de la filosofía científica de esta tan curiosa organización.

Un primer caso puede ser el de la Dra. Joyce K Anastasi, investigadora de la “Columbia University School of Nursing” con una larga trayectoria en “medicinas” alternativas, que recibió financiación para investigar en enfermos de SIDA posibles “tratamientos” de acupuntura contra la diarrea crónica por valor de 2,1 millones de dólares y contra la neuropatía por otros 632.000 dólares. En total 2.736.000 dólares durante 7 años [1 y 2]. ¿Y sus resultados? Pues únicamente pueden considerarse como descorazonadores. Si bienforense-acupuntura ha publicado dos ensayos piloto con unos pocos enfermos de SIDA en donde se sugería una reducción de los síntomas en ambos casos [3 y 4], los posteriores ensayos financiados por el NCCIH con mayor número de pacientes nunca llegaron a publicarse, señal de que los resultados no fueron satisfactorios. Lo más increíble es que esta investigadora también consiguió otros 2,4 millones de dólares del también federal “National Institute of Nursing Research” para estudiar el posible papel de la acupuntura para reducir las náuseas en pacientes de VIH con la misma ausencia de resultados. Es decir más de 5 millones de dólares (con ese dinero se financian más que generosamente media docena de grupos de investigación en España durante una década o más) para probar una “medicina” que no puede funcionar de ninguna manera, puesto que se basa en unos planteamientos totalmente incompatibles con todo el conocimiento científico actual sobre anatomía, fisiología y patologías humanas, de tal forma que si la acupuntura tuviera éxito más allá del efecto placebo habría que replantearse seriamente los últimos dos siglos de la Medicina y reescribir casi completamente todos los libros de texto de las más diversas especialidades médicas.

Otro caso llamativo es el del “Mind-Body Medicine Research Group” del “California Pacific Medical Center Research Institute”. Sus investigadores han recibido durante años y años una profusa financiación del NCCIH de cerca de 9 millones de dólares para estudiar las más variadas pseudomedicinas en pacientes. Así entre otros proyectos en este “centro médico” se ha estudiado la posible “eficacia de la curación a distancia en el tratamiento del glioblastoma”. Y para que nadie se lleve a engaño los mismos investigadores indican en su solicitud de “proyecto” que

El estudio propuesto es un ensayo clínico de doble ciego aleatorizado y controlado de “intencionalidad curación a distancia.” La sanación a distancia (SD) se define como una “intención mental, en nombre de una persona, para beneficiar a otra a una distancia”. El propósito del ensayo es investigar si la SD puede tener un efecto sobre el tiempo de supervivencia y pérdida de la función de los pacientes de glioblastoma en condiciones en que se controlan la esperanza y la expectativa de vida.

Es decir, más de 800.000 dólares tirados a la basura para estudiar si el rezar cura uno de los cánceres cerebrales más agresivos y de más rápido crecimiento, un evidente caso de lo que únicamente se puede considerar un despropósito enmarcado en el más rancio chamanismo milagrero religioso. Aunque por lo menos en este caso hay que reconocer que queda clara la intención “profesional” de estos “investigadores” de no ponérselo nada fácil a la deidad judeocristiana.

richard dawkins dios ciencia cancer misericordia rezar diario de un ateoLo más increíble es que en esta clínica californiana parecen estar abonados al rezo “científico” ya que obtuvieron otros dos “proyectos” del NCCIH que, por valor de más de 440.000 dólares, se proponían estudiar los efectos de la “curación a distancia del SIDA por parte de enfermeras y “sanadores””. Imaginarse a las enfermeras del hospital concentrando sus esfuerzos junto con el curandero psíquico de turno para intentar destruir a esos miles de millones de partículas virales que están atacando el sistema inmune de los pacientes, intento que sería del todo risible si no se estuviera jugando tan disparatadamente con el dolor y el sufrimiento de unos pobres pacientes.

Aunque la verdad es que antes de financiar este tipo de “investigaciones” bien pudiera el NCCIH haber hecho una búsqueda bibliográfica en Youtube, puesto que los “experimentos” propuestos ya habían sido realizados en una irreverente parodia sobre los investigadores de MythBusthers, con los más que previsibles resultados finales que se muestran en el siguiente video.

Y para que se vea que en California no se discrimina en materia religiosa, pues esta misma clínica también obtuvo financiación por la módica cantidad de 163.000 dólares para estudiar si, mediante la poderosa técnica mental del Tai Chi, chamanes chinos eran capaces de detener el crecimiento de células tumorales, aunque esta vez no utilizaron pacientes sino sólo ensayos in vitro. Se ve que aunque multiculturales, nuestros investigadores californianos tienen muy claros los respectivos poderes sanadores de Occidente y Oriente. Y el NCCIH también ha financiado el papel de las “energías sanadoras” en otras instituciones médicas estadounidenses [5 y 6].

Y por supuesto en esta tan particular agencia financiadora no podría faltar la homeopatía, en donde docenas de proyectos por valor de decenas de millones de dólares han intentado encontrar alguna evidencia de que las pastillas azucaradas pueden curar alguna enfermedad como por ejemplo la fibromialgia.

Adicionalmente otros varios millones de dólares también han sido también malgastados en estudiar diferentes “potencialidades” del Reiki con resultados finales tan “asombrosos” como el dictaminar que

impuesta-de-manosLa práctica de Reiki no aparece producir de forma rutinaria una alta intensidad de campos electromagnéticos en el corazón o en las manos de los practicantes de Reiki.

Pero no se preocupen porque los autores de este “estudio”, generosamente financiado por el NCCIH con varios cientos de miles de dólares, lejos de desanimarse en su casi épica búsqueda de la Fuerza Reikiana pasan a indicar a renglón seguido que esta falta de detección no es problema ya que

Alternativamente, es posible que la energía de sanación sea estimulada por la sintonización en una radiación ambiental externa, como la resonancia de Schumann, que fue bloqueada en el presente estudio por el fuerte blindaje magnético que rodea el SQUID.

Pero el NCCIH no sólo financia “investigación” alternativa sino también docencia, así el “Arizona complementary and alternative medicine research training program” y la “Minneapolis Medical Research Foundation” entre otros han recibido durante años dinero por valor de más de 1,8 y 2,3 millones de dólares respectivamente para (de)formar a nuevos (pseudo)científicos, como si no hubiera ya suficientes charlatanes por el mundo.

De tal manera que en los más de 20 años que lleva esta “institución” financiando bajo diversos nombres la pseudociencia y la pseudomedicina se ha “invertido” la nada despreciable cifra de cerca de 2.000 millones de dólares en toda una plétora de “estudios” que harían las delicias de esos magos y nigromantes de la Edad Media y que en la práctica han rendido los mismos resultados científicos que la búsqueda de la Piedra Filosofal y la transmutación del plomo en oro.

Finalmente les dejo con un video que, aunque humorístico, refleja muy acertante como sería la sanidad si se pusieran en marcha esos “tratamientos” médicos que lleva investigando con tanto ahínco el tan particular NCCIH.

 

Entradas relacionadas:

 


  1. 22 marzo, 2016 en 2:17

    Estupendo artículo al que solo le pongo una ligerísima pega: tal y como está escrito parece que el vídeo pertenece a los auténticos Mythbusters cuando no es más que una parodia. Una muy buena parodia, pero no son ellos.

  2. 22 marzo, 2016 en 9:34

    Dars Veider

    Corregido y gracias por la información.

  3. salador
    22 marzo, 2016 en 19:58

    “Alternativamente, es posible que la energía de sanación sea estimulada por la sintonización en una radiación ambiental externa, como la resonancia de Schumann, que fue bloqueada en el presente estudio por el fuerte blindaje magnético que rodea el SQUID”

    ¿Que es la energía de sanación? ¿La miden y cobran en Kwh, como lo hace Endesa?¿Como puede estimularse tal cosa? ¿Qué demonios es la sintonización de una radiación ambiental externa? Yo hago eso al escuchar RockFM en la radio ¿Tiene algo que ver con la sincronización de los priones cuànticos vibracionales de Megadeth? ¿Como se bloquea o potencia esa radiación con “blindajes magnéticos” fuertes o débiles? Es un sinvivir.

  4. Georghios
    28 marzo, 2016 en 20:03

    Desafortundamente la superstición y la desvergüenza son como las cucarachas: desagradables y difíciles de exterminar definitivamente, una y otra vez debemos combatirlas con sentido común, la razón y la decencia. Soy partidario de una mente escéptica, abierta y crítica, en modo alguno del cientifismo cerril, pero es que hay muchos charlatanes y memos, que francamente abusan y buscan meter gato por liebre. Más que nunca necesitamos mejorar la educación y difundir la ciencia entre toda la población. No hay excusas para favorecer el fanatismo y la idiotez. Gracias por su aporte al pensamiento crítico.

  5. 21 abril, 2016 en 9:35

    Lo de Televisión Española no tiene nombre. Primero arrinconaron a la ciencia a horarios noctámbulos, después dieron pábulo a dietas, tratamientos y cosméticos de dudosa (siendo magnánimo) validez y ahora nos dan reportajes amparando la astrología: http://hipertextual.com/2016/04/astrologia-en-tve Con estos directivos de TVE y con ministros que tienen ángeles de la guarda para aparcarles el coche o afirman que el paro lo solucionará la virgen (sic) vamos hacia el borde del precipio.

  6. 22 abril, 2016 en 13:28

    Interesante historia que muestra como en nuestro país siempre se han valorado más las creeencias que la ciencia: http://elzo-meridianos.blogspot.com.es/2016/04/cuando-el-rey-felipe-ii-prometio-un.html

  7. 15 marzo, 2017 en 9:49

    Los investigadores españoles que han de emigrar por las nulas posibilidades de desarrollar su carrera en España son doblemente agraviados por el gobierno del PP: ahora pretenden que sean embajadores de la marca España y que sus descubrimientos en el extranjero tengan el sello de “Made in Spain”. Hay que tener caradura: http://www.nature.com/news/how-dare-you-call-us-diplomats-1.21628?WT.mc_id=FBK_NatureNews

  8. 15 marzo, 2017 en 13:11

    La verdad es que como dice la autora de la columna de opinión, Rajoy supera de largo a Trump en eso de los “hechos alternativos”.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: