Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Medicina, Microbiología > Parásitos que aumentan la fertilidad humana

Parásitos que aumentan la fertilidad humana


ascaris1Como su propio nombre indica los patógenos son agentes microbiológicos productores de enfermedad. Sin embargo su relación con el hospedador puede ser mucho más compleja que el provocar daño celular o tisular con el consiguiente desencadenamiento de la enfermedad, de tal manera que algunos de ellos pueden tener insospechados efectos sobre la biología del individuo infectado.

Más de 500 millones de personas en el mundo, generalmente en los países menos desarrollados, están infectados por parásitos como Ancylostoma duodenale o Ascaris lumbricoides, nematodos que provocan síntomas que afectan a diversos órganos de los individuos a los que infectan. Sin embargo, un reciente estudio ha descubierto una importante diferencia entre ambos, hecho que puede tener importantes implicaciones evolutivas. Los autores recopilaron datos de fertilidad de cerca de un millar de mujeres Tsimané, un grupo étnico de forrajeadores-horticultores que habitan en las Amazonía boliviana, durante casi una década y los han correlacionado con la infección por parte de los dos tipos de gusanos anteriormente citados. Así las mujeres portadoras de Ancylostoma tenían su primer hijo varios años después que las no infectadas y dejaban de tener descendencia antes que las libres de este parásito, de tal manera  su fertilidad (7 hijos de media por mujer) era bastante inferior a las sanas (cuya media era de 10 hijos ya que este grupo no utiliza métodos anticonceptivos) tal y como se representa en la siguiente figura.

parasitos y fertilidad

Sin embargo el efecto de Ascaris sobre la fertilidad fue del todo contrario. Aunque este parásito también compromete la salud de los infectados, las mujeres portadoras de Ascaris adelantaban la edad de su primer parto y también podían parir hasta edades más avanzadas que las mujeres sanas y mucho más que las infectadas por Ancylostoma. El resultado fue que las infectadas por Ascaris tenían 12 hijos de media.

Otro dato llamativo es que los efectos sobre la fertilidad de Ancylostoma y Ascaris se contrarrestaban en aquellas mujeres que estaban infectadas a la vez por ambos parásitos, de tal manera que los valores tanto de edad del primer y del último embarazo, así como la fertilidad total recuperaban los valores de las mujeres no portadoras de gusanos.

Este tan particular efecto del aumento de fertilidad por Ascaris parece estar relacionado con la capacidad de este nematodo para manipular el sistema inmune del hospedador, de tal manera que en la actualidad esta curiosa propiedad del gusano se está estudiando más en detalle con la idea de obtener un tratamiento para mujeres con problemas de fertilidad, ya que gran parte de los numerosos abortos espontáneos que se producen durante el primer trimestre de gestación están relacionados con el rechazo del sistema inmune de la madre hacia el embrión, que lo considera un elemento extraño y que por lo tanto es eliminado del cuerpo materno como cualquier patógeno.

En resumen, este y otros estudios muestran como un “simple” nematodo es capaz de alterar la compleja fisiología de animales “superiores” y ponen en su lugar a ese H. sapiens siempre tan presto al autobombo, porque aunque desgraciadamente muchos no quieran reconocer lo evidente, insondables y misteriosos son los caminos de la evolución.

P.D.

Así que quizás sea ya tiempo de cambiar esa más que falsa orden bíblica del Génesis por una más real como la siguiente

En su eterna lucha contra el malvado Ascaris lumbricoides, el santo Ancylostoma duodenale los bendijo diciéndoles: Creced y multiplicaos, llenad la tierra… hasta agotarla.

Entradas relacionadas:

 


  1. Alfonso
    12 abril, 2016 en 1:17

    Es curioso, pensaría uno que la idea es tener mas cuerpos donde hospedarse, que mermar esa posibilidad.

  2. Aquiyo
    12 abril, 2016 en 10:55

    Las religiones, y en especial el islam hoy en día, son ideas parásitas (memes) que zombifican a las personas y les hacen tener hijos más de lo razonable.

  3. 12 abril, 2016 en 14:45

    Aquiyo
    ¡Ojalá el único problema con la religión fuera la superpoblación!

  4. 12 abril, 2016 en 20:27

    ¡Alucinante! A logos77 le gusta esta entrada. ¿He hecho algo mal? o es que este pobre creacionista no se ha enterado de nada como es habitual en él.

  5. GusoAc
    14 abril, 2016 en 18:10

    El ascaris, la yohimbina de los nemátodos.

  6. Carlos
    12 mayo, 2016 en 15:46

    Momento. ¿Porque están asumiendo que correlación implica causalidad?

    Es posible que el parasito en cuestión pueda alojarse exitosamente en ese anfitrión por la misma razón que ese anfitrión no reacciona agresivamente al feto.

  7. 12 mayo, 2016 en 15:49

    Carlos

    Por el control negativo del otro parásito y el efecto conjunto de los dos parásitos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: