Inicio > Actualidad, Ciencia > De vuelta al más oscuro pasado anticientífico

De vuelta al más oscuro pasado anticientífico


oie_UZPQXaWD4ZDyEn épocas no tan lejanas la exhibición de cualquier tipo de conocimiento por parte de los “sabios” era siempre sospechoso, cuando no directamente delictivo. Y aunque en el avanzado mundo occidental parece que se habia dejado atrás la suspicacia hacia esos siempre más que dudosos científicos, parece ser que la actual geopolítica está haciendo renacer esa nunca abandonada mentalidad inquisitorial frente a la ciencia y sus profesionales.

Porque sólo desde la  más profunda irracionalidad se puede entender la surrealista situación que se ha vivido recientemente en un aeropuerto norteamericano. Allí en un vuelo interno entre dos ciudades de EEUU se acomodan los pasajeros y antes de despegar una viajera advierte con preocupación que su compañero de asiento está escribiendo en unos papeles una jerigonza indescifrable. Como el susodicho individuo era de tez morena, pelo rizado y portaba barba, la suspicaz mujer sumó dos más dos y mientras abandonaba el avión aduciendo que se encontraba indispuesta pasó una nota a la azafata. La tripulación activó el protocolo de seguridad y canceló el despegue. Inmediatamente un agente se llevó al sospechoso fuera del aparato para interrogarlo y revisar sus notas.

Al final resultó que el candidato a terrorista era únicamente un profesor de economía de la Universidad de Pensilvania que viajaba para dar una conferencia y que, como buen docente, estaba aprovechando el tiempo de espera y de vuelo preparando una de sus clases con un par de ecuaciones.

Lo llamativamente sorprendente de todo este kafkiano asunto no es que la viajera fuera tan ignorante como para confundir unas fórmulas matemáticas con probablemente las instrucciones (en árabe por supuesto) para fabricar explosivos o bombas (atómicas quizás), sino que nadie en la tripulación ni tampoco el agente que le retuvo y le obligó a bajar del avión entendieran algo que debería ser reconocido de manera universal, aunque fuera superficialmente, como es el lenguaje matemático.  O eso o que a partir de ahora las matemáticas son sospechosas.

El corolario de todo este asunto podría ser que hace falta mucha más cultura científica, porque la ignorancia siempre paga un precio, en este caso varias horas de retraso y los niveles de estrés del pasaje por las nubes. Y luego claro llegan los infartos cuando uno menos se lo espera.

quote-it-has-become-almost-a-cliche-to-remark-that-nobody-boasts-of-ignorance-of-literature-richard-dawkins-7-39-01


  1. 11 mayo, 2016 en 8:40

    Impresionante, dos millones de años de evolución y terminamos en manos de unos cavernícolas con cerebro de ameba.

  2. 11 mayo, 2016 en 11:48

    Esto me recuerda a que un estudio mostró que en EEUU consideran a los científicos como las personas con peor moral, hasta decían que era más probable que fueran necrozoofílicos (follar animales muertos) que cualquier otra profesión.

  3. 11 mayo, 2016 en 12:50

    Cada vez tengo más claro que vivimos en una época fugaz que se recordará dentro de miles de años como la del intento infructuoso de que la Razón gobernara el mundo y guiara a las personas. Sin embargo, se estudiará que esa época fracasó y desembocó en una segunda edad media en la que masas supersticiosas manejarán, con la misma idiocia con la que recitarían conjuros, tecnologías que no entienden y que sospecharán de la brujería de cualquiera que muestre cualquier conocimiento. Pequeñas élites pretenderán mantener sus blogs para que el desastre no sea completo y otros educarán clandestinamente a sus hijos. Unos pocos tendrán el conocimiento del universo por horizonte, pero sus esfuerzos serán brutalmente contrarrestados por una inmensa mayoría de gente que no solo viven en la ignorancia, sino que son ignorantes de todo lo que ignoran.

    Por otra parte, igual alguien me convence (eso deseo) de que, desde que la humanidad surgió, nunca ha habido un porcentaje de “ilustrados” mayor que ahora. Que con variaciones de país en país o de década en década, cada vez son más los que tienen una visión critica, humanista, científica… y que solo ocurre que la gran masa de zombis tiene un altavoz muy potente en ese democratizador de la estupidez que es Internet.

  4. 11 mayo, 2016 en 16:20

    “igual alguien me convence (eso deseo) de que, desde que la humanidad surgió, nunca ha habido un porcentaje de “ilustrados” mayor que ahora.”

    El problema es que partíamos de cero y por tanto cualquier cifra puede considerarse positiva. Ahora bien habría que hacer un estudio serio para saber si ese porcentaje está subiendo o simplemente oscila aleatoriamente.

  5. congreve
    11 mayo, 2016 en 16:22

    Impresionante, una vez más la realidad supera a cualquier ficción

  6. 12 mayo, 2016 en 8:32

    Menuda historia más rocambolesca y subrealista. Aunque ya he dicho más de una vez que los economistas no me parecen muy científicos, que no se reconozca signos matemáticos es de traca. Esta debe ser la masa electoral de Trump.

  7. Rata de Cloaca
    12 mayo, 2016 en 10:47

    Aunque no se reconozcan símbolos matemáticos, aunque de verdad estuviera escribiendo en árabe; ¿es que lo único que se puede escribir en árabe son instrucciones de atentados? ¿no podía el buen hombre estar escribiendo una poesía, una novela, tomar notas, prepararse unas clases o infinidad de cosas más?

    Una historia parecida: Los pasajeros de un avión obligan al desalojo de un profesor de Sevilla y a revisar su equipaje por su apariencia islamista

    [he quitado el link de El País por el tema del canón y he puesto en su lugar el título de la noticia]

  8. 12 mayo, 2016 en 12:30

    ¿no podía el buen hombre estar escribiendo una poesía, una novela, tomar notas, prepararse unas clases o infinidad de cosas más?”

    Rata de cloaca eres más que sospechoso, ¿no sabes que según la doctrina imperante el árabe sólo sirve para la Guerra Santa?
    10_emojis_que_no_debes_usar_para_ligar_bajo_pena_de_morir_triste_y_solo_83168108

  9. 12 mayo, 2016 en 12:48

    Ateo, espero que no sea un asunto de mera aleatoriedad. Sin embargo, es complejo alcanzar el objetivo de que triunfe la razón frente a las sombras. Veamos (me voy a centrar en el ateísmo como métrica de “ilustración” al considerarlo más relevante que, por ejemplo, el numero de titulaciones científicas en vista de lo que has expuesto en otros posts)

    Aparentemente existe una correlación entre nivel de alfabetización y avance social de un país y el número de ateos y agnósticos (y podemos incluir en la correlación la influencia de las iglesias en la vida política y social). No parece que sea discutible que si bien la cultura no garantiza el ateísmo, lo favorece. Punto a favor

    Sin embargo el caso de EEUU (país muy “del primer mundo” pero con un nivel asombroso de beligerantes creyentes) o el de China (muy “tercer mundo” -pese a su economía y las ciudades grandes, es principalmente rural y bastante atrasado- donde el 90% de la población se declara atea). Esto creo que indica que el nivel económico y social es un factor que precisa del baño de la educación y la voluntad política (en el caso de china, “parece” que 70 años de educación comunista “ha podido influir” y en el de USA, su tradición desde los colonos iniciales tiene un gran poder nacionalista de aglutinamiento como país)

    Si volvemos a países más “normales” (fuera de estos extremos) y seleccionamos los más avanzados (norte de Europa, Canadá, Australia…) siempre queda un recalcitrante porcentaje de creyentes no menor (del 25 al 30% en el mejor de los casos) que nos hace pensar que el meme religioso es fuerte y está muy bien adaptado a la mente humana (incluso leí un estudio que indicaba que ciertos antidepresivos fomentaban los pensamientos religiosos, como si existiera relación química entre ambos temas). Punto en contra.

    Si volvemos al punto dos (la educación, la tradición social, etc) la cosa se complica. Obviamente nadie quiere cambiar la Biblia por el libro rojo de Mao (bueno, algunos sí, pero solo cambiamos la correa del perro, no solucionamos nada). El problema surge por todos los lados, desde la derecha de capilla (viremos las guerra que dan en USA o en España), a la izquierda buenista (ayer, ante la noticia de que en Francia se plantean centros de desprogramación de fieles al Daesh, algunos, en los comentarios de la noticia decían que si el lavado de cerebro, que si sería como el gulag…) Punto negativo.

    Moraleja: la cosa va mal y la solución pasa por más cultura, lo que es absolutamente utópico. Y mi opinión a la pregunta inicial es que, como el cerebro humano está diseñado para ser egoísta, nacionalista y religioso, fomentando la idea de tribu, hay que hacer un gran esfuerzo para mantener el nivel, así que imagina el que hay que hacer para avanzar. Pesimismo. Absoluto.

  10. Petardo
    18 mayo, 2016 en 22:10

    La verdad es que no me sorprende mucho la noticia. Un día que estaba dando clase a alumnos de formación profesional, uno de ellos que a la sazón contaba con 27 inviernos, comentó que si no nos habíamos dado cuenta que la luna se había girado y “los cuernos” apuntaban hacia arriba y que eso era algo extraordinario que no había ocurrido nunca en la historia de la humanidad. Le pregunté cuáles eran las causas y los efectos que podía producir semejante “fenómeno”. Y aquí se explayó en una interminable explicación sobre extraterrestres, órdenes secretas, etc. Que nos estaban gobernando en la sombra.
    Cuando estaba ya perdiendo el hilo de tan magistral exposición le pregunté que cuando se había dado cuenta de excepcional fenómeno y me respondió que la noche anterior. Que lo había estado leyendo en unas páginas en internet durante más de dos horas. Entonces le pregunté ¿Por qué no te asomaste a la ventana? Ya que esa noche el cielo estaba despejado y la luna en cuarto creciente y, si hubiese mirado, se habría dado cuenta de lo equivocado que estaba. Me respondió que las paginas que había estado mirando eran muy serias y que contaban verdades como puños y que si quería aprender cosas importantes me podía dar las direcciones. Le insistí que esa misma noche podía él mismo verificar el fenómeno, me respondió que estaba tratando de desviar la conversación para no reconocer que él tenía “razón”
    Me temo que no ha vuelto airar la luna desde entonces, no vaya a ser que ésta le llevase la contraria.
    Creo que estamos llegando a un extraño límite: negar no a ver la realidad con nuestros propios ojos, no vaya a ser que contradiga nuestras “convicciones”
    A veces me siento como D. Quijote arremetiendo contra molinos de viento.

    PD: enhorabuena por el blog, para mi es como un oasis en este desierto en que vivimos

  11. Petardo
    19 mayo, 2016 en 23:49

    Perdón por los errores ortográficos: “airar” a mirar. “Negar no” negarnos. Estos diccionarios… Y la mala vista que se nota más cuando uso el movil para estas cosas.

  12. 23 mayo, 2016 en 19:46

    Yo no sé si en la actualidad hay una proporción mayor de personas de bajo intelecto que en siglos anteriores. Determinarlo requeriría un estudio tan extenso como complejo, aunque todo indica que no debería ser así. Lo que sí es claro es que esas personas, que antes tenían escaso o nulo acceso a medios que les permitiesen expresarse públicamente, hoy tienen a su alcance todo el poder de Internet y las redes sociales, de manera que han adquirido una visibilidad sin precedentes, así como la capacidad de difundir y compartir toda clase de creencias absurdas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: