Inicio > Actualidad, Ciencia, Magufadas, Medicina > Los consumidores de homeopatía deberían ser inmunes al alcohol

Los consumidores de homeopatía deberían ser inmunes al alcohol

24 junio, 2016

tintura madre alcoholLa homeopatía se basa en la creencia de que las sucesivas diluciones de una sustancia tóxica original “potencian” sus propiedades “terapeúticas”, de tal manera que a mayor dilución más efectivo debe ser el efecto curativo de la sustancia original. Sin embargo, si esta pseudomedicina tuviera algún tipo de verosimilitud la gran mayoría de los preparados homeopáticos deberían tener un poderosísimo efecto secundario: la perpetua tolerancia de sus clientes al alcohol.

Una gran parte de los preparados homeopáticos comienzan con la obtención de la llamada Tintura Madre homeopática, consistente en macerar la planta, hierba o vegetal tóxicos en alcohol, generalmente etanol de 70º. Después esta solución madre será la que se someta a las repetidas diluciones acuosas en agitación para ir “aumentando” las propiedades curativas del vegetal hasta llegar a una concentración nula tanto de sustancia original como de etanol, en donde la “memoria del agua” ejerce de medicamento todopoderoso.

Ahora bien, como es fácilmente comprensible si la dilución aumentara los efectos de la sustancia vegetal es de pura lógica que también debería potenciar los efectos del etanol utilizado para generar la tintura madre, alcohol que de por sí tiene ya mayor graduación que los diferentes orujos, cazallas, aguardientes o espirituosos más potentes disponibles en bodega o en los bares de todo el mundo. Y ellos sería debido a que el agua también retendría en su “memoria” la impronta del etanol.

Además, como otra de las máximas de la homeopatía es que “lo similar cura lo similar”, es decir que para contarrestar un envenenamiento hay que tratar al paciente con dosis homeopáticas del mismo veneno que ha provocado la enfermedad, entonces por todo ello si la homeopatía tuviese algún tipo de efecto real debería llevar asociada a sus “tratamientos” una infinita resistencia al alcohol.  Así cualquier remedio homeopático debería curar de manera instantanea hasta el más grave coma etílico en personas que no consuman estos preparados y la imposibilidad de que un consumidor habitual de homeopatía pudiera emborracharse nunca por mucho alcohol que ingiriera.

Así que ya saben crédulos hahnemannianos, para ustedes el famoso consejo de la Dirección General de Tráfico de “si bebes no conduzcas” no tiene validez alguna; por tanto, tras esas cenas pantagruélicas regadas con vino a mansalva y licores a los postres o en esas noches discotequeras donde se consumen 2, 3 o diez cubatas ustedes sin problema: un par de pastillitas azucaradas a tiempo y a conducir sin remordimiento alguno puesto que con total seguridad ustedes podrán pasar cualquier control de alcoholemia de la Policía o la Guardia Civil como si fuesen tan abstemios como los pacíficos amish. ¿A que no se atreven a hacer la prueba?

Por lo tanto, la ausencia de este inevitable y más que saludable efecto secundario en los adeptos a esta superchería es la prueba más demoledora e incuestionable de que la homeopatía es una de las mayores estafas pseudomédicas que ha dado la siempre disparatada inventiva humana.

homeopatia-enfermedades-renales-matematicas-n-L-H9y3zj

Entradas relacionadas:

Videos relacionados:


  1. Estampida
    24 junio, 2016 en 7:52

    Ya que sacas el tema yo me pregunto: ¿Hay distintos tipos de agua con distintas memorias? Porque igual a nadie se le ha ocurrido que si al preparado le echas unas gotitas de Solán de Cabras, un agua memoriza a la otra ‘ad infinitum’ y quedas hidratado de por vida!! Acabo de terminar con la sequía en el mundo. De nada.

  2. 24 junio, 2016 en 11:49

    Pues ya que lo comentas resulta que en el siempre alucinado mundo de lo “alternativo” no sólo hay diferentes “calidades” de agua sino que ésta además tiene sentimientos, por lo que parece que hay que ser amable y respetuoso con el congelador para que así, en justa compensación el agua cristalice adecuadamente y poder obtener cubitos de hielo bellos, positivos y armónicos con lo que ser la sensación de las fiestas obteniendo unos mojitos espectaculares.
    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/07/tras-la-memoria-del-agua-ahora.html

  3. 24 junio, 2016 en 12:05

    Vaya… Esta noche voy de juerga tremens con la excusa de que es san Juan, el solisticio de verano, etc,etc ….

    Así que pasaré por una pseudofarmacia a comprar pseudomedicina homeopática y luego le cuento al guardia civil que me he tomado mis píldoras y que traiga pa acá el aparato que voy a soplar 14 veces…. ( Eso sí. por prudencia le preguntaré al pseudofarmacéutico si la tintura madre está hecha sobre etanol)

    Y si me multan pienso ponerle a boyron una querelle que van a temblar….

  4. Estampida
    24 junio, 2016 en 13:16

    Si los hielos de los cubatas hablaran… Ya estoy mosqueado. A ver si eso del karma es porque en días lluviosos no voy acariciando el aire… Quién tira ahora de la cadena sin sentir congoja, QUIEN!!??

  5. PEWUI
    25 junio, 2016 en 9:59

    Si la dilución potencia el efecto.
    Si incialmente hay etanol en la tintura.
    Si esta tintura la diluimos forrillón de veces.
    ENTONCES;
    El efecto de una pastillita de esas tendria que ser de una cogorza homérica.

  6. 25 junio, 2016 en 11:48

    No PEWUI, porque los homoeópatas creen que, como comento en la entrada, diluir un veneno hace que se convierta en el antídoto contra el envenenamento. Entonces diluir etanol genera pastillas contra la borrachera. Así de raros son los misteriosos procesos mentales de estos charlatanes del siglo XXI.

  7. PEWUI
    25 junio, 2016 en 13:40

    Discrepo amistosamente.

    Todo depende del color…. Si consideras el alcohol (etílico) un tóxico, entonces totalmente de acuerdo con tu tesis. Pero si lo consideras un factor positivo, lubrificante de las relaciones sociales, pilar fundamental de la cultura mediterránea, promotor de aventuras, inhibidor de temores, etc., es decir como algo con connotaciones positivas, entonces, lo que tendríamos seria una potenciación de sus efectos como consecuencia de las progresivas diluciónes.

    ¿O me equivoco?, porque con homeoabsurdos todo puede ser.

  8. jp
    25 junio, 2016 en 17:47

    Lo de la memoria del agua me ha dejado tocado y asqueado. El próximo vaso de agua que me beba me va a dar mucho asco. Quién me dice que no lo meó un soldado romano despues de tener sexo anal con un palestino o que salió de las tripas de un asirio que tenía una diarrea de caballo. Ufff, voy a tener que sintetizar agua en mi casa por que abrir el grifo me aterra.

  9. 25 junio, 2016 en 23:25

    Lo de la homeopatía no hay por dónde cogerlo. Vamos a suponer que efectivamente existe eso que llaman “memoria del agua”. Partiendo de dar por sentada la veracidad de tal argumento, la primera conclusión es que tal memoria incluirá todos los elementos y sustancias con las que ha entrado en contacto el agua, por tanto lo que al final tendremos en dicha memoria será simple “ruido blanco” indiscernible. Vamos, que aun dando por cierto su principal argumento, no sirve para nada.

  10. Estampida
    27 junio, 2016 en 7:26

    El agua memorizará lo que ellos quieran que memorice y punto. Porque está ‘amaestrá’, cao. Lo que no termino de entender es por qué si somos más de un 90% agua no me acuerdo ni de lo que hice ayer… mi agua está defectuosa.

  11. 7 julio, 2016 en 11:26

    La homeopatía entra a formar parte de la Farmafia: https://hipertextual.com/2016/07/homeopatia-boiron-transferencias-valor#

  12. 8 mayo, 2017 en 9:05

    La homeopatía es ciencia para el Ministerio de Sanidad español: http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2017/05/la-homeopatia-es-ciencia-para-el.html

  13. 28 mayo, 2017 en 9:50

    Tanto va el cántaro a la fuente homeopática que se acaba rompiendo: http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2017/05/tanto-va-el-cantaro-la-fuente.html

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: