Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Medicina, Microbiología > Antibióticos: el más que necesario cambio de modelo económico

Antibióticos: el más que necesario cambio de modelo económico


bacterias-multiresistentesEl pensamiento único neoliberal ha conseguido el milagro de convencer a prácticamente toda la Humanidad de que el único valor importante es el precio de las cosas, y que el libre mercado y la siempre insaciable búsqueda de los beneficios empresariales son las inexorables directrices a las que se tiene que supeditar cualquier faceta de la vida humana, sea esta individual o colectiva. Sin embargo esta implacable lógica está más que manchada de sangre.

En la actualidad la más que opresiva visión mercantilista de la vida permite que en nombre de los siempre sacrosantos beneficios empresariales las grandes corporaciones expolien los recursos naturales, contaminen el medio ambiente y exploten de la manera más salvaje a cientos de millones de personas (principal aunque no taller-ilegal-explotacion-infantilexclusivamente en el Tercer Mundo) en condiciones que en demasiadas ocasiones superan en crueldad los ejemplos sobre esclavitud que relatan los libros de historia.  Pero no voy a comentar los innumerables ejemplos que muestran la perversidad de este más que aceptado (y hasta ensalzado) comportamiento claramente criminal, sino que únicamente voy a centrarme en un ejemplo paradigmático de cómo en nombre de ese libre mercado de naturaleza casi divina se privatizó para beneficio de unos pocos uno de los recursos más valiosos que ha desarrollado el conocimiento científico, de tal manera que por la explosiva mezcla de la siempre inexorable ley evolutiva con nuestro más que irresponsable comportamiento depredador en la actualidad casi lo hemos dilapidado.

Hasta bien entrado el siglo XX, la Humanidad se encontraba a merced de esas siempre letales bacterias. Así por ejemplo Streptococcus pyogenes, uno de los patógenos humanos más comunes y causante de multitud de enfermedades, muchas de ellas con resultados fatales, era responsable de aproximadamente la mitad de todas las muertes inmediatamente posteriores al parto y fue una de las principales causas de mortalidad en las personas que sufrían quemaduras. Otra bacteria muy peligrosa era Staphylococcus aureus, patógeno capaz de producir la muerte en casi el 80% por ciento en los casos de heridas infectadas. O también es bueno recordar que el bacilo de la tuberculosis o las bacterias causantes de neumonía fueron durante milenios asesinos más que despiadados.

bubonic-plague

Esta situación empezó a cambiar cuando Alexander Fleming descubrió en 1928 la penicilina, aunque hubo que esperar hasta que los químicos británicos Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey acabaran desarrollando allá por los años 40 del siglo pasado un nuevo método de purificación de este antibiótico.

fleming-penicillin-1929

Como Inglaterra tenía la totalidad de sus infraestructuras industriales dedicadas a las necesidades bélicas, ambos investigadores se trasladaron a los EEUU en donde se pusieron en marcha plantas de producción industrial dedicadas exclusivamente a la penicilina. Durante la II Guerra Mundial los suministros de penicilina se encontraban bajo supervisión militar y únicamente se administraba este antimicrobiano bajo una estricta prescripción médica a aquellos enfermos civiles que lo necesitaran porque su vida peligrara.

penicillin-ii-world-war

Pero con el fin de la guerra todo cambió, este poderosísimo medicamento comenzó a ser comercializado prácticamente sin control alguno y con ello muy pronto aparecieron los problemas. Y no es que nadie se diera cuenta del peligro que implicaba esa más que errónea “libertad” empresarial, ya que el 21 de junio de 1945 (cuando todavía la contienda no había ni siquiera terminado en el Pacífico) se publicó en el New York Times el artículo “El descubridor de penicilina analiza su futuro” en donde el mismísimo Fleming alertaba:

La mayor posibilidad del mal en la automedicación es el uso de dosis demasiado pequeñas, de modo que, en lugar de aclarar la infección, los microbios se “eduquen” y se genere una resistencia a la penicilina, que puede ser diseminada a otros individuos y tal vez de allí a otros hasta que lleguen a alguien que tenga una septicemia o una neumonía que la penicilina no pueda salvar.

Y esta no era una advertencia meramente hipotética ya que el propio Fleming había observado tempranamente en el laboratorio que la exposición de distintas especies bacterianas a cantidades subterapéuticas de penicilina producía en un corto espacio de tiempo la aparición de cepas bacterianas resistentes a este tan valioso antibiótico.

Es más, siguiendo una ética científica impecable el Dr. Fleming indicaba taxativamente en el mismo artículo que

En tal caso la persona irreflexiva que juegue con el tratamiento de la penicilina es moralmente responsable de la muerte del hombre que finalmente sucumba a la infección por el organismo resistente a la penicilina. Espero que este mal pueda ser evitado.

Pero ¿se tuvieron en cuenta las más que irreprochablemente certeras advertencias del famoso investigador y Premio Nobel? Pues por supuesto que no, el libre mercado siguio su inexorable curso y no sólo las empresas farmacéuticas comenzaron rápidamente su comercialización directa al público al margen de las prescripciones médicas, sino que en una fecha tan temprana como 1950 las penicilinas empezaron a ser utilizadas de manera rutinaria en veterinaria, de tal manera que comenzaron a añadirse como aditivos en el pienso ya que eran una bendición para los ganaderos puesto que reducian drásticamente la morbilidad y la mortalidad de los animales de granja frente a infecciones clínicas, además de producir un más que notable incremento de la tasa de engorde y por tanto, de esos tan ansiados beneficios empresaliales primero de los productores de carne o leche pero también por supuesto el de las empresas farmaceúticas fabricantes de la nueva maravilla médica.

antibiotics-cows

Y por supuesto en la actualidad, después de más de medio siglo de un desarrollo farmacéutico espectacular que ha dado lugar al descubrimiento o invención de unas veinte clases diferentes de antibióticos se da la terrible paradoja de que lejos de haber eliminado a estos tan insidiosos como resistentes patógenos, sólo en el mundo occidental mueren cada año varios cientos de miles de personas por causa de esas bacterias multirresistentes que han evolucionado rápidamente frente a la presión selectiva del conocimiento y sobre todo de la avaricia humanos.  Miles y miles de muertes que a día de hoy (y tal y como tan certeramente indicaba Fleming hace ya 71 años) deberían ser investigadas como casos de negligencia criminal corporativa y perseguidas como crímenes contra la Humanidad, puesto que matan al año a más personas que muchas guerras.

_79638121_antimicrobial_map_624

Y lo que es todavía más preocupante, en la actualidad nos encontramos cada vez más cerca de un escenario cuasiapocaliptico en donde (si la inventiva científica y las inversiones en I+D en el campo no lo remedian) nos quedaremos más pronto que tarde sin antimicrobianos efectivos, ya que la más que despiadada selección natural sigue haciendo con gran eficacia su incansable trabajo de criba (tal y como viene sucediendo desde hace varios miles de millones de años) para desesperación de los profesionales médicos de los servicios de urgencias hospitalarias de medio mundo.

selection-natural-bacteria-antibiotics

P.D.

Para que se vea el despropósito en el tema de los antibióticos. Según datos de la Agencia Europea de Medicamentos la media de antibióticos en Europa usada para producir un kg de carne es de 121 miligramos. En España esta cifra es casi 4 veces mayor: 419 miligramos por kg de carne.

¿Y qué hace el gobierno español para paliar este grave problema? Pues como ha indicado recientemente Belén Crespo, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, se ha alcanzado un acuerdo con el sector porcino nacional para “la reducción voluntaria” del uso de colistina, un antibiótico de importancia crítica para la salud humana puesto que se emplea en personas como tratamiento de última línea contra microbios multirresistentes responsables de infecciones con alta mortalidad del que ya hablé hace algún tiempo en CyD.

Los ganaderos utilizan masivamente este fármaco para prevenir infecciones y para promover el crecimiento de los cerdos, pero ahora VOLUNTARIAMENTE empezarán a utilizarlo menos. ¡Eso sí que son verdaderas prioridades!

Aunque pueda parecer algo drástico, quizás sería conveniente informar a los allegados de personas fallecidas por estas bacterias multiresistentes que para sobrellevar mejor la muerte de su familiar o amigo tengan en cuenta lo que disfrutamos todos comiendo esa hamburguesa o esos muslitos de pollo tan baratos con la ganadería industrial.

Entradas relacionadas:

Videos relacionados:

 


  1. Daniel
    22 noviembre, 2016 en 8:43

    Y para mejorar la situación los gobiernos reducen el gasto en investigación mientras en Estados Unidos ha salido elegido el loco que decía que las vacunas producen autismo.

  2. 22 noviembre, 2016 en 12:28

    Llevo años defendiendo las mismas tesis. En un análisis más amplio, hace ya más de ciuarenta años que Ernest Mandel, en un opúsculo y mediante la reducción al absurdo, demostraba que este modelo económico que padecemos, a medio/largo plazo, estaba condenado al fracaso, pero la avaricia y el egoísmo de quienes tienen el poder nos condena a seguir sufriendo sus consecuencias.
    En el tema expuesto, resultan cada vez más evidentes los peligros a los que nos enfrentamos, como bien se expone en la entrada. Pero pese a tal evidencia, no solo no cesan esas prácticas suicidas, sino que el sector farmacéutico prefiere invertir en la investigación de productos encaminados a satisfacer ese atávico deseo (tan atávico como irracional) de prolongar indefinidamente la juventud (aunque sea en apariencia), porque son los productos más rentables (la estupidez de la gente les predispone a pagar verdaderas barbaridades por esos potingues, muchos de los cuales son totalmente inútiles).
    La crisis sanitaria con la que nos tendremos que enfrentar es totalmente previsible, pero la inmensa mayoría de los políticos están más pendientes de lamerle el culo a la industria farmacéutica que de preocuparse de los problemas que nos afectan o nos afectarán en el futuro. Y como la mayoría de la ciudadanía es tan tonta como para seguir apoyando a los mismos representantes, las probabilidades de un cambio a mejor, son más bien nulas.

  3. 22 noviembre, 2016 en 13:32

    Acabo de añadir una postdata en donde se incluyen más datos de la inacción de los poderes públicos ante este gravísimo problema.

  4. Daniel
    22 noviembre, 2016 en 14:06

    Ya solo falta que te den un filete en el hospital diciéndote: ahí tienes tus antibióticos.

  5. 22 noviembre, 2016 en 15:02

    Eduardo dijo: “Y como la mayoría de la ciudadanía es tan tonta como para seguir apoyando a los mismos representantes, las probabilidades de un cambio a mejor, son más bien nulas.”

    Bueno, eso depende de cómo definas “tonto”. Más bien pienso que la gente quiere vivir con cierto nivel de confort sin mirar hacia los lados, y menos hacia el futuro. Las grandes corporaciones (de los gobiernos no hablo, ya que suelen estar a su servicio, y no al servicio del interés general) permiten ese tipo de confort eliminando, para incrementar sus beneficios, niveles de seguridad que nos pueden llevar a nuestra propia destrucción. El problema expuesto aquí (el incremento de las multirresistencias bacteriana por culpa de la espantosa gestión que se hace con este tipo de medicamentos) es equivalente a lo que ocurre con la contaminación (¿qué opinan los conductores sobre lo de usar transporte público los días de alta polución?), con el cambio climático (¿cuántos realmente piensan que esto les afecta?), con la distribución de los alimentos(¿cuántos se manifiestan contra la gran cantidad de alimentos que se tiran a diario a la basura) o con el agotamiento de reservorios de agua potable (¿cuántos acuden a jugar al golf o montan complejos turísticos de lujo en parajes semidesérticos?). Todo el mundo quiere vivir al máximo nivel de caprichos que permita su nivel adquisitivo, sin importar las consecuencias que puede tener eso para nosotros mismos a medio/largo plazo. Y quien avisa de los riesgos es tachado de alarmista, o lo que es peor, de aguafiestas. La especie humana cada vez se parece más a la tripulación del Titanic.

  6. 22 noviembre, 2016 en 15:55

    Manuel

    Por eso quizás como he dicho antes habría que hacer pedagogía actíva y hasta agresiva a todos los niveles. Como comenté hace tiempo en otra entrada:

    “Cuando sus hijos o nietos pequeños, sus ancianos progenitores (miembros todos ellos de dos de los colectivos más susceptibles a este tipo contaminación) o ya puestos ustedes mismos dentro de algunas décadas ingresen de urgencia en el hospital por esos recurrentes e inexplicables problemas respiratorios no achacables a patógenos invernales, recuerden la infinidad de horas que han disfrutado durante toda su vida, haciendo suyo el famoso slogan publicitario de “¿te gusta conducir?” por su ciudad y alrededores (muchas veces incluso hasta para ir a comprar el pan o el periódico) dentro del cómodo habitáculo de ese gran e inseparable amigo suyo, del que ya no pueden dejar de depender (puesto que parece ser que crea más adicción que la heroína) llamado automóvil, y lo barato que sale con RyanAir y similares poder ir un fin de semana sí y otro también a tomar unas pintas a Dublín, un chucrut a Hamburgo o unas pizzas a Roma por el simple placer de salir de casa.”
    https://lacienciaysusdemonios.com/2016/02/26/esa-tan-insidiosa-como-mortal-contaminacion-atmosferica/

    Porque parece ser que como humanos sólo nos importa lo que nos toca muy directamente.

  7. 22 noviembre, 2016 en 17:04

    “La gente quiere vivir con un cierto nivel de confort”. Yo diría más, el máximo confort posible. El problema, en el fondo, es que hay que establecer unos parámetros que establezcan limitaciones. A mi modo de ver, hay dos opciones: limitar las opciones disponibles (desde el acceso a los medios de transporte privados, hasta el modelo de alimentación), o bien establecer un límite al crecimiento de la población (más aún, tomar medidas para que esta se reduzca).
    Si en lugar de más de 7.000 millones de personas fueran 2.000 o 3.000 millones la inmensa mayoría de los problemas a los que nos enfrentamos, simplemente, no existirían. Eso no quiere decir que no fuera conveniente racionalizar la producción, pero el margen de recursos y la disminución de los efectos negativos de nuestra actividad también se reducirían notablemente.
    Para mí, la primera opción no es válida. En primer lugar implica demasiados problemas. Suponiendo unas normas limitadoras ¿Serán de aplicación por igual a todo el mundo? Dificil, muy difícil lo veo. Si no hemos sido capaces de establecer un modelo que garantizara un mínimo virtal para cualquier persona, ¿Vamos a conseguir que todos y cada uno de nosotros acepte unas limitaciones generalizadas? Me temo que no. Pero eso añadirá más tensión social a la ya existente.
    Por otra parte, y suponiendo la instauración de una vida espartana, ni siquiera eso nos garantiza la resolución de los problemas. La huella ecológica que dejamos nunca será nula, por mucho que la reduzcamos. Cuando la población alcance los 12.000 o 15.000 millones, solo la obtención de los recursos alimenticios, o el agua potable necesaria para toda esa gente, no solo serán un reto, sino que los efectos sobre el entorno serán notables, incluso con una optimización máxima de los métodos.
    Es por eso que entiendo que el único camino real para la supervivencia de la humanidad es el control de la población (repito, sin que ello no implique la racionalización del sistema productivo, o la implantación de un modelo socioeconómico mucho más racional).
    Soy una persona normal y corriente. Como cualquier otra persona, me gusta disfrutar del confort, y del mayor número de opciones posibles. Y si soy capaz de llegar a las conclusiones expuestas, no veo ningún motivo para que otras personas no hagan lo mismo. De ahí mi afirmación que son tontos.

  8. nestor
    22 noviembre, 2016 en 21:55

    “no solo lo que nos toca directamente”, sino que para la mayoría de los occidentales y los que los imitan, la verdad no les interesa, sólo les interesa lo que creen que pasa en la realidad. Este
    homínido se esta acercando al precipicio y muy contento sigue hacia adelante.

  9. 23 noviembre, 2016 en 19:16

    Eduard

    El problema del control de la población es que sólo se consigue cuando una sociedad alcanza un alto nivel de desarrollo. En ese caso para cuando China, India y el resto de naciones no desarrolladas alcance los niveles de bienestar occidentales la población mundial será de tropecientos mil millones.

  10. 27 noviembre, 2016 en 20:39

    Será que es posible una economía que no produzca dinero? Será posible la desaparición del dinero? Nos enfrentaremos a un nunca visto modelo económico donde el trueque, cosa de la antiguedad, será el que se imponga por sobre el dinero en cualquier forma imaginable? Seremos capaces de vivir a base de trueque y sin mercantilismo y sin capitalismo? Desaparecerán las empresas que dan bienestar y las empresas que explotan recursos? Desaparecerán los dólares, los euros y los pesos en cada versión que se presenten? Se instaurará una organización que controle cada movimiento bancario de cada usuario de tal banco? Será que desaparecerá la economía tal cual la conocemos y que ya no habrán más casa porque se nos obligará a vivir de forma que no dañemos el ambiente: sin casas, sin medicamentos y sin transporte eficiente? No me veo obligado a concluir que la nueva econompia que se apróxima será más un regreso hacia un pásado donde no contaminabamos pero viviamos como animales, o en condiciones barbáricas. La cosa es que la dinámica del capitalismo debe cambiar y no debe cambiar el modelo económico, y no por temor lo expreso sino por ansiedad frente a la desaparición de tecnologías como computadores y barcos de carga que son útiles para su propio propósito: transportar.

    Será posible que, luego de darnos cuenta del fracaso de ese nuevo modelo económico que apareció a causa del calentamiento global, volvamos hacia el capitalismo ”domesticado” donde ahora sí se entiende la dinámica dle planeta y como usar sus recursos útiles sin dañarlo?

  11. 28 noviembre, 2016 en 10:59

    El capitalismo es la economía regida por las reglas de mercado y en la que la acumulación de riqueza en unas pocas manos es algo totalmente legítimo, aunque ello implique la extensión de la pobreza. Para “contrarrestar” tal efecto negativo, los defensores del sistema recurren a un falso argumento: el necesario y permanente crecimiento, el famoso “hacer el pastel más grande para que haya para todos”

    El mantenimiento del modelo capitalista es inviable por varias cuestiones:

    A- El hecho que las normas que rijan el modelo sean una permanente competición nos aboga al consumo desenfrenado de recursos, a veces con objetivos totalmente inútiles e incluso perjudiciales, siendo buena parte de lo producido simplemente almacenado y no utilizado.

    B- El hecho que se base en la competencia y no en la colaboración incrementa los procesos fallidos y el correspondiente consumo inútil de recursos.

    C- La necesidad de obtener beneficios impulsa a ignorar y disimular las consecuencias negativas del uso de tales productos. Pero recordemos que el criterio de funcionamiento del modelo descarta la intervención del estado, y por tanto la de organismos de vigilancia.

    D- Si para compensar la asimétrica distribución de recursos la única alternativa planteada es el crecimiento, resulta imposible controlar es uso y abuso de recursos. Es simplemente contradictorio.

    E- Si no se establece ningún mecanismo que neutralice esa acumulación de riqueza en manos de una minoría, el sistema se colapsa. Por mucha producción que se consiga, la mayoría de consumidores carecerán de capacidad adquisitiva, y el mercado se hunde.

    El modelo económico productivo necesariamente deberá ser distinto del capitalismo. Hay que entender que el periodo de auge del modelo capitalista se corresponde con una situación en que tal modelo está implantado en un número relativamente pequeño de países, y la salida al las crisis que genera es la apertura de nuevos mercados. Hoy tenemos un mercado global y esa alternativa ha desaparecido.

  12. 7 diciembre, 2016 en 7:11

    Con respeto difiero contigo. No olvidemos que el socialismo mato 200 millones de personas en el siglo 20 y que llevo a la miseria mas paises que todas las religiones que hayan existido. EL capitalismo quizas no sea perfecto, pero es el unico sistema que conocemos que ha sacado a millones de la pobreza Y ejemplos tenemos mucho como Singapore, Hong Kong, Emiratos Arabes, China, USA etc. http://www.libremercado.com/2012-09-02/singapur-el-milagro-de-pasar-de-pais-pobre-al-mas-rico-del-mundo-1276466554/

    En 1892 el 93% de la poblacion mundial vivia en la miseria, HOY solo el 22% vive en esas condiciones. En 1892 la expectativa de vida era de 45 años, Hoy es de 89 años. Antes hasta la gripe mataba, Hoy casi todas las enfermedades se curan o se controlan y muchas han sido erradicadas. http://ourworldindata.org/data/growth-and-distribution-of-prosperity/world-poverty/

    De hecho, estas escribiendo este articulo en un invento capitalista, no socialista. Nunca en la historia el mundo habia tenido tanta paz, tanta prosperidad y tanta informacion. Asi que culpar a USA o el Capitalismo de los males del mundo, es simplemente ser irresponsable.

    Por ultimo. La palabra Neoliberal NO existe ni en el abecedario. Mas educacion por favor y menos conspiraciones.

  13. 7 diciembre, 2016 en 9:14

    Astro Fisica

    Dejando aparte las cifras que manejas, lo primero es que yo no abogo por una vuelta al “socialismo”, que por el contexto de tu frase entiendo que te refieres al comunismo.

    Segundo, es curioso que presentes como éxitos del capitalismo a esos países en particular. Singapur, Hong Kong y Emiratos Árabes son minúsculos y poco representativos para nada, sobre todo Hong Kong que fue colonia del imperio británico hasta ayer, cueva de piratas y paraíso fiscal hasta hoy en día ¿qué pasaría si todos los países del mundo fueran paraísos fiscales? El caso de EEUU ya lo he comentado antes en CyD, este país junto con las potencias europeas fueron durante siglos imperios (EEUU continental, Inglaterra, Francia, etc. intercontinentales) y se pudieron desarrollar monopolizando los recursos y en el caso de las potencias europeas esclavizando a las poblaciones locales de medio mundo. Y esto nos lleva a un punto interesante, como provengo del mundo científico te informo que para hacer un buen experimento y sacar conclusiones relevantes hay que tener en cuenta no sólo los casos positivos sino también los negativos ¿qué me dices de las docenas y docenas de naciones del mundo que por culpa de ese mismo sistema colonialista-capitalista permitieron el desarrollo de EEUU o Inglaterra a costa de mantenerse ellas, parece ser que a perpetuidad, en el más terrible y oscuro Tercer Mundo?

    Tercero, tus argumentos sobre que el aumento de expectativa de vida y los avances médicos son un producto del capitalismo son totalmente erróneos. Los avances científicos son independientes del modelo económico como lo muestra el hecho de que por ejemplo el primer antimalárico fue desarrollado por el ejército ROJO chino para evitar las bajas COMUNISTAS durante la guerra de Vietnam, descubrimiento que hasta ha reportado el Nobel a la investigadora correspondiente:
    https://lacienciaysusdemonios.com/2015/10/13/premio-nobel-para-la-medicina-tradicional-china-pues-va-a-ser-que-no/

    Por cierto fueron también uno o varios chinos (o indios), nada capitalistas puesto que vivieron alrededor de hace unos mil años, los que inventaron la primera vacuna: la famosa variolación contra la terrible viruela:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Variolizaci%C3%B3n

    Otro caso más que llamativo es que a día de hoy la Estación Internacional se mantiene a flote compensando la atracción gravitacional de la Tierra por la más que soviética (y por cierto vieja) tecnología de las Soyuz y sus descendientes, porque los poderosísimos EEUU (y no digamos ya el resto de potencias occidentales) no tienen nada equivalente. Por cierto ¿conoces tú algún país capitalista que pasara de la Edad Media a mandar sondas espaciales por medio Sistema Solar en menos de 40 años?

    Y ya que estamos comparando sistemas sanitarios, el comunista cubano lo hace tan bien o incluso mejor (por cuatro perras además) que el más que carísimo e ineficiente sistema sanitario estadounidense
    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/07/15/32632/

    el más capitalista del mundo y por desgracia modelo que acabaremos copiando el resto de los países en otro error monumental como el famoso caso de los videos VHS o Betamax.

    Finalmente te informo que quien quizás debería tener un poco más de cultura eres tú ya que es más que curioso que una palabra que dices que no existe tenga hasta una entrada en la Wikipedia:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Neoliberalismo

    ¡Misterios de la economía!

  14. 7 diciembre, 2016 en 20:14

    @Astro Fisica. Dejando aparte tus problemas con cifras que ya te ha contestado ateo, decirte que “Neoliberalismo” no sólo existe y tiene una entrada en wikipedia sino que está recogido por el diccionario de la RAE:
    http://dle.rae.es/?id=QOlXItd

  15. 10 diciembre, 2016 en 12:50

    Esto es lo que ocurre cuando se deja en manos del libre mercado algo tan importante como los medicamentos. Pfizer se da cuenta de que gana “poco” con un viejo fármaco, ya más que amortizado, pero como se lo puede permitir pues sube su precio ¡un 2.200%!
    http://www.eldiario.es/sociedad/Londres-Pfizer-millones-precio-farmaco_0_588291333.html

  16. Fitox
    13 diciembre, 2016 en 1:28

    Estimados, que antecedentes tienen del uso del cobre en el control de bacterias?
    dejo un link con un interesante experimento. https://www.youtube.com/watch?v=qgT76SJKKXw&t=15s

  17. 13 diciembre, 2016 en 10:48

    Fitox, el uso de metales como antimicrobianos se remonta a la era pre-antibiótica. Actualmente se sigue usando para desinfectar superficies o para uso tópico (piel, ojo, etc), pero su uso interno está limitado por la toxicidad de los metales en humanos (es mayor que la toxicidad de los antibióticos). Además, muchas bacterias también son resistentes a metales de todo tipo o pueden ganar resistencias de la misma manera que la ganan resistencia a antibióticos, con lo que tendremos que ser más imaginativos para eliminar bacterias patógenas.

  18. 13 diciembre, 2016 en 10:57

    Fitox

    La verdad es que los resultados son prometedores:

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4807532/

    Desde hace mucho es conocida la toxicidad del cobre, así que es esperable que las bacterias también acaben muriendo en presencia de grandes concentraciones de cobre. Otra cosa es que lo mismo, vista la versatilidad biológica de los microorganismos, dentro de unos años aparezcan cepas resistentes a este metal y pueda aparecer una superbacteria que le guste vivir en ese ambiente.

  19. 13 diciembre, 2016 en 11:02

    Ahondando en el tema y haciendo una brevísima búsqueda se han descrito bacterias que viven en entornos muy contaminado con cobre:

    http://bmcmicrobiol.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2180-12-193

    y hasta se conocen ya los mecanismos de su resistencia:

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3847284/

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: