Inicio > Actualidad, Medicina > De cómo las farmacéuticas extorsionan a los estados mediante los pacientes

De cómo las farmacéuticas extorsionan a los estados mediante los pacientes


the_white_house_deal_with_big_pharma_undermines_democracyUno de los casos más sangrantes de ese neoliberalismo atroz, que pone precio a todas las cosas por más esenciales que estas sean, es la comercialización de los medicamentos, en donde las multinacionales farmacéuticas extorsionan a las naciones en lo que únicamente puede ser considerado una subasta o una partida de póker en donde las apuestas se pagan con las vidas de los enfermos.

El siguiente documental explica muy claramente el precio que pagamos como sociedad por dejar en manos del “libre mercado” y la “iniciativa privada” la salud y la vida de las personas.

 

P.D.

¿Y cómo se mantiene en pié todo este tinglado cuasimafioso? Pues quizás algo tenga que ver que las autoridades sanitarias, esas que deberían velar por los intereses de los pacientes en primer lugar y después por los de la sociedad en general, mantengan un vergonzoso y casi delictivo intercambio de puestos directivos con las empresas del sector sanitario como es el reciente caso del Consejero de Sanidad de Canarias o los ya clásicos de la Comunidad de Madrid [1, 2 y 3].

Entradas relacionadas:


  1. 5 enero, 2017 a las 18:00

    Hola:

    Cómo se podría regular a la industria farmacéutica?, habría que regular también el desempeño de las autoridades sanitarias de cada país.

    Nos gustaría, supongo que a todos, que la salud sea efectivamente un derecho. Tener mejor acceso a ella, pero alguien tiene que pagar, lo absolutamente gratis no existe. No sé cúal sería el mecanismo más efectivo.

    Saludos.

  2. 5 enero, 2017 a las 19:48

    Yo ya lo he comentado varias veces, ya que la investigación básica que luego da lugar a los medicamentos se financia con fondos públicos o de fundaciones sin ánimo de lucro, lo único que habría que hacer es crear una agencia nacional o internacional para llevar a cabo los ensayos clínicos de esas prometedoras sustancias, de tal manera que cuando se verificara que un medicamento es efectivo su precio de venta podría ser el suficiente para cubrir gastos y si se quiere generar un beneficio que se reinvirtiera en la búsqueda de nuevos medicamentos. Eso eliminaría la actual especulación capitalista y tendría la ventaja añadida de que se podría abaratar muchísimo el actual y desorbitado coste de los ensayos clínicos ya que se podrían enrolar los pacientes y los médicos (que ya cobran su sueldo de la sanidad pública) sin necesidad de grandes gastos adicionales.
    En resumen los medicamentos los seguiríamos pagando vía impuestos como hasta ahora pero eliminando la especulación, que es lo que dispara el precio final.

  3. 5 enero, 2017 a las 20:17

    Gracias por responder.

    Sospecho que los empoderados farmacéuticos, respaldados por ciertos políticos harán todo lo que esté en su poder para que iniciativas como la que postulas no puedan concretarse.

  4. 5 enero, 2017 a las 20:42

    Pienso que a los farmaceúticos este cambio les afectaría poco. En cambio a los miles de médicos que cobran sobresueldos por estar en los ensayos clínicos (que al ser privados pagan sus buenos dineros) seguro que no les sentaría muy bien.

  5. 5 enero, 2017 a las 21:20

    Reblogueó esto en Matad al mensajero.

  6. 5 enero, 2017 a las 21:43

    Creo que efectivamente como dice este doctor francés lo principal es la actitud de los médicos. Como él dice se tienen que rebelar y no admitir ese chantaje de las farmaceuticas, que, por cierto, tengo entendido que procuran comprarlos a base de mucha sutil o no tan sutil publicidad con ayudas a la investigación o a los estudios de los médicos jóvenes. Por otro lado los legisladores europeos, también se dejan influir por los lobbies farmaceuticos y eso sí que es mucho mas dificil de erradicar, ahí lo único que tal vez tenga efecto son las protestas multitudinarias y la amenaza de no votar a los partidos que hayan aprobado medidas abusivas de las farmaceúticas para sus respectivos países. Además pienso que la gente estaría mas concienziada si tuviera que pagar parte de esos medicamentos, porque
    , al menos en España, tendemos a pensar que el dinero público que se gasta el Estado no es de nadie, cuando es de todos. Lo mejor es lo que ha hecho Italia o algunos otros países no europeos rompiendo las patentes que es el mayor abuso que hay.

  7. 5 enero, 2017 a las 23:39

    Como ya escribí en una entrada de hace unos meses una importante base de este sistema corrupto

    “es la influencia indirecta (mediante invitaciones a congresos o pagos por charlas, asesoramiento o consultorías) o directamente el soborno puro y duro de profesionales médicos”

    por parte de las farmaceúticas. Porque saben que si influyen o compran directamente a los médicos, que son los que recetan tienen ganada la batalla. Por ello en esa misma entrada indiqué que sólo hay

    “dos formas complementarias de atajar este problema.

    La primera consistiría en una formación más científica del estamento médico durante su etapa universitaria focalizada en el análisis crítico de los estudios, formación que debería ser continua durante toda su futura carrera profesional mediante cursos reglados de perfeccionamiento, en donde las novedades científicas y farmacológicas que en la actualidad se suceden cada vez a mayor ritmo fueran expuestas de una manera científica, rigurosa y veraz, junto con la prohibición total de publicidad corporativa, incluidos por supuesto los visitadores médicos y las más que interesadas charlas y muy parciales seminarios patrocinados por la industria farmacéutica, que en la actualidad son la mayor (si no única) fuente de información rápida y asequible para muchos de esos esforzados médicos, que se encuentran sobresaturados de carga de trabajo por los continuos recortes en materia sanitaria y la cada vez mayor masificación del sistema de salud pública, al menos en España.

    Y la segunda sería el despojar de todo control sobre los ensayos clínicos a las farmacéuticas, con la creación de instituciones científicas públicas e independientes, dedicadas en exclusividad a la realización de este tipo de pruebas, centros que cobrarían por adelantado y en efectivo el justo precio del coste de los ensayos a la farmacéutica independientemente del posterior resultado, estudios que deberían ser indexados en una base de datos de libre acceso para cualquier investigador o ciudadano interesado en el tema. Y por supuesto el personal de estas instituciones tendría prohibido mantener ningún tipo de relación económica con ninguna de las empresas interesadas.”

    https://lacienciaysusdemonios.com/2016/09/19/mala-farma-las-inevitables-consecuencias-del-libre-mercado/

  8. josehga
    6 enero, 2017 a las 7:24

    Estoy completamente de acuerdo con el comentario anterior. Soy médico de familia, aunque actualmente trabajo en prevención, y conozco cómo funciona el sistema por haber estado metido dentro de él. El 100 % de la formación continua de los médicos de familia tras hacer el MIR lo ejerce la industria farmacéutica, que como sabemos miente de manera habitual sobre los resultados de los ensayos clínicos, guardando en el cajón los que no dan el resultado esperado e informando sólo de los positivos. Así, los médicos de familia reciben montones de cursos sobre nuevos fármacos, mucho más caros que los antiguos y en general no más eficaces salvo raras excepciones. El resultado es una práctica médica más cara, no más eficaz y más peligrosa, porque estos fármacos al ser nuevos tardan años, tras comercializarse, en demostrar su seguridad. Los médicos no reciben formación alguna sobre otros factores distintos de los fármacos que puedan mejorar la salud, como hábitos de vida, porque a las farmacéuticas no les interesa investigar sobre esto. Sin embargo los hábitos de vida son la causa principal de la mayor parte de los casos de enfermedad. Las autoridades sanitarias creen que es más barato dejar la investigación y la formación de los medicos a las farmacéuticas, pero en realidad acaba saliendo mucho más caro.

  9. 7 enero, 2017 a las 0:50

    También es preciso considerar, que con los elevados precios de los fármacos le abren otra ventana a los productos de la mal llamada “medicina alternativa” y que otros consideran complementarios.

    La homeopatía, por ejemplo, es de más fácil acceso al ser más baratas que los productos farmacéuticos científicamente comprobados bajo las condiciones que actualmente imperan.

    Tal vez la OMS debería crear esta agencia internacional que incentivaría la creación de sus homólogas nacionales.

  10. 7 enero, 2017 a las 1:14

    No te equivoques que la homeopatía no es nada barata. Por ejemplo el antibiótico amoxicilina cuesta algo más de 2 euros:
    https://www.cofpo.org/index.php/medic-es.html?id=1410

    El precio del “medicamento” homeopático “Echinacea compositum” que supuestamente sirve para “curar” algunas infecciones cuesta algo más de 14 euros:
    https://www.farmaciasoler.com/heel-echinacea-compositum-2-2ml-p-11584.html

    Y no olvidemos que únicamente es agua con un poco de azúcar. En resumen la homeopatía son golosinas a precio de oro.

  11. 7 enero, 2017 a las 3:05

    Entendido.

    Es que antes me habían dado esos globulitos homeopáticos y en verdad son baratos.

    Pero sigue siendo cierto que si los medicamentos son demasiado caros, la gente que no tiene mayores conocimientos optará por otros caminos a riesgo de su salud e incluso de sus vidas.

  12. josehga
    8 enero, 2017 a las 6:42

    kamusyldeck,
    Los precios de la gran mayoría de los fármacos aprobados actualmente son muy bajos, porque la patente ya ha caducado y se venden como genéricos, con el descuento de la seguridad social suele quedar por debajo del euro casi siempre. Los fármacos caros son los nuevos, que tienen patente y no tienen, por tanto, libre competencia. Estos fármacos en su mayor parte no aportan nada o casi nada con respecto a los antiguos, y son más peligrosos porque los efectos secundarios menos frecuentes salen al cabo de los años de comercialización.

  13. 8 enero, 2017 a las 21:32

    Entonces debo concluir, josehga, de acuerdo a lo que dices que la gente se va a productos no comprobados porque tienen un apego emocional a ellos,”a mi me funciona”, la formación que les han dado, escuchar a personas no adecuadas, entre otros.

    Lo económico no es lo relevante en el asunto, tiene que ver con psicología, la ciencia que estudia la conducta y los procesos mentales.
    Parece que va por ahí.

  14. josehga
    9 enero, 2017 a las 21:01

    kamusyldeck
    En efecto yo creo que tiene mucho que ver con la psicología, en concreto hay un tipo de persona que suele experimentar mucho el efecto placebo y el nocebo (su contrario), es gente muy influenciable. Además, tiene que ver mucho con las creencias sobre los fármacos y sobre las terapias alternativas. Si una persona es muy influenciable y además tiene mucho rechazo a los fármacos y a todo lo “químico” en general, y mucho apego por lo “natural”, es muy probable que experimente intensos efectos secundarios al tomar un fármaco y le ejerza, a veces, menos efecto del esperado, y que un preparado tan inútil como la homeopatía le alive algunos síntomas como el dolor o la ansiedad (nunca le va a curar nada, por supuesto).

  15. 9 enero, 2017 a las 23:49

    Parece ser que el efecto placebo y la espiritualidad están relacionados:
    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/03/espiritualidad-y-efecto-placebo-las-dos.html

  16. Josehga
    10 enero, 2017 a las 7:44

    Los médicos tenemos un problema con este tipo de pacientes crédulos que odian los fármacos y “lo químico” y veneran “lo natural” y estafas como la homeopatía. Si te viene un paciente con un resfriado, que se cura sólo en unos días y no requiere tratamiento alguno, no me importa demasiado que ese señor se gaste 20 euros en un preparado homeopático. No voy a perder ni un minuto de mi escaso tiempo en consulta en disuadirle de su error porque sé que es tan difícil como convencer a un religioso de que su dios no existe. Eso no le va a afectar a su salud, sólo perderá sus 20 euros.
    El problema es cuando viene un paciente con cáncer, que rechaza los “agresivos y tóxicos tratamientos” como la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia que probablemente le curarían, para recibir homeopatía, acupuntura, terapias holísticas, etc… Esto cada vez se ve más en las consultas y supone muchas vidas perdidas cada año, y es una pena. Ahí si que hay que hacer un esfuerzo en convencer al paciente, sabiendo lo difícil que es, a veces se le puede convencer de que acepte la medicina científica al mismo tiempo que la alternativa, aunque su homeópata suele decirle que eso no es posible, que debe elegir. Los que se niegan a recibir medicina científica, cuando el tumor crece y crece, al final acaban aceptándolo a regañadientes, pero ya suele ser demasiado tarde y sólo podemos ofrecerles cuidados paliativos.
    Más frecuente aún es ver a pacientes con diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, que lo tratan con homeopatía, pese a ver que las analíticas y las cifras tensionales no mejoran lo más mínimo (entonces dicen que es que el efecto es “a largo plazo”, aunque hayan pasado años sin ningún efecto) Estos pacientes, obviamente, acaban con infartos e ictus.

  17. 10 enero, 2017 a las 12:12

    El problema con las pseudomedicinas en general y la homeopatía en particular es que suelen utilizar las patologías menos graves como los resfriados y similares para crearse una aureola de respetabilidad médica y efectividad. Y luego después es muy difícil convencer a un enfermo de cáncer, coronario o de cualquier otra patología grave sobre el tema si lleva años siendo “curado” de sus gripes por las gominolas azucaradas.

  18. 16 enero, 2017 a las 18:55

    La farmacéutica Shire pagará 350 millones por sobornar a médicos en USA: https://www.justice.gov/opa/pr/shire-plc-subsidiaries-pay-350-million-settle-false-claims-act-allegations

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: