Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Medicina > Pequeños (todavía) guerreros manejados por control remoto

Pequeños (todavía) guerreros manejados por control remoto


amygdalaAunque el cerebro de los mamíferos en general y de los humanos en particular es altamente complejo, multitud de científicos están desvelando su funcionamiento, de tal manera que los avances en neurociencia se suceden cada vez de manera más vertiginosa abriendo a la vez grandes esperanzas para la biomedicina, pero también para otros usos menos altruistas y pacíficos.

Hace un par de semanas, un grupo de investigadores de la Universidad Yale han sido capaces de modificar un grupo de neuronas de la amígdala de ratones, una región cerebral clave para el procesamiento y control de las emociones, de tal manera que los científicos fueron capaces de encender y apagar (nunca mejor dicho) dichas neuronas con una novedosa técnica denominada optogenética. Y los resultados no pueden ser más interesantes y llamativos a la vez que un poco inquietantes.

Entre otras de sus múltiples funciones, la amígdala controla el ancestral mecanismo depredador de muchos mamíferos, ratones incluidos. En el mencionado experimento llevado a cabo en los EEUU, los animales conectados a un láser se mantuvieron tranquilos en presencia de una posible presa como era un grillo mientras el dispositivo se encontraba apagado. Sin embargo, cuando la luz del láser incidió en las neuronas de la amígdala el tranquilo animal se convirtió en un feroz depredador tal y como muestra el siguiente video.

http://tu.tv/videos/pequenos-todavia-guerreros-manejados-por-control-remoto-i-

Una estimulación similar desencadenaba un ataque rápido y persistente frente a un pequeño robot, aun cuando es evidente que este objeto era bastante diferente a los insectos que habitualmente sirven de presa a estos roedores.

http://tu.tv/videos/pequenos-todavia-guerreros-manejados-por-control-remoto-ii-

Es más, incluso en ausencia de posibles potenciales presas en movimiento, la luz del láser fue capaz de desencadenar en el ratón los movimientos reflejos asociados a la ingesta de una presa.

http://tu.tv/videos/pequenos-todavia-guerreros-manejados-por-control-remoto-iii-

Con este brillante (nunca mejor dicho) experimento publicado en la prestigiosa revista Cell los científicos han demostrado que comportamientos altamente complejos pueden ser modulados y hasta controlados a placer, convirtiendo al animal en un simple robot pacífico o letal según las instrucciones que reciba un pequeño puñado de neuronas de la parte más antigua y primitiva del cerebro de los mamíferos.

Y por supuesto a nadie se le pueden escapar las evidentes implicaciones de este sorprendente experimento: quizás ya no queda tanto tiempo para ver que en un futuro más próximo que lejano los soldados lleven implantado un microchip en las correspondientes regiones del cerebro humano capaz de enviar señales a determinados grupos de neuronas, microprocesador que fácilmente podría estar conectado vía radiofrecuencia o similar al cuartel general o centro de mando correspondiente. Y entonces, un mundo similar al descrito en el más que inquietante capítulo “La ciencia de matar“ de la siempre impactante serie “Black Mirror” sería una más que terrible realidad, tal y como el Dr. William J. Tyler de la “School of Life Sciences” de la Universidad Estatal de Arizona (otro investigador del campo de la optogenética) lo explica perfectamente en una web del ejército norteamericano:

Una parte de nuestro trabajo inicial ha sido apoyado por el “U.S. Army Research Development and Engineering Command” y el “Army Research Laboratory”, en donde hemos estado trabajando para desarrollar métodos para codificar datos sensoriales en la corteza usando ultrasonidos pulsados. A través de una nueva subvención de la “Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA) Young Faculty Award Program”, nuestra investigación se orientará hacia la ingeniería de futuras aplicaciones que utilizan este neurotecnología al servicio de los combatientes de nuestro país.

black-mirror

Entradas relacionadas:

 

 

 


  1. Anónimo
    31 enero, 2017 en 4:33

    Hola:

    En verdad es inquietante, una cosa es el conocimiento y otra la sabiduría. La ciencia es la herramienta, pero somos nosotros los que debemos hacer uso de ella con sentido, para mejorar nuestras vidas, no para restarles humanidad.

    Saludos.

  2. Daniel
    31 enero, 2017 en 9:04

    Pero esto también tiene un lado positivo, pues entonces los oficiales podrían evitar que los soldados se descontrolen y maten civiles, y estos no tendrían la excusa del estrés de combate si hay bajas civiles.

  3. 31 enero, 2017 en 22:15

    Reblogueó esto en Jaov18's Blog.

  4. Sonny
    4 febrero, 2017 en 1:57

    Muy interesante la noticia. Cada nuevo avance de la neurociencia le viene de perlas no sólo a la Medicina, sino a la mayoría de disciplinas científicas.

    A propósito por el vídeo, me he entrado una duda. Yo pensé que cuando un animal siente dolor, o al menos un dolor considerable, este se torna agresivo. ¿La estimulación de estas neuronas no le causará dolor al ratón y por ello se pondrá a tirar mordidas?

    De cualquier manera, es interesante y agradable saber que cada día se descubren más cosas de este maravilloso órgano.

  5. 4 febrero, 2017 en 9:23

    Sonny

    Los circuitos cerebrales solapan a veces, pero no siempre. El dolor es una respuesta muy diferente al instinto cazador. Sería poco adaptativo que un guepardo sintiera dolor cuando intenta cazar a una gacela.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: