Inicio > Actualidad, Ciencia, Ciencias Sociales > ¿Nos podemos permitir las energías renovables?

¿Nos podemos permitir las energías renovables?


En materia energética uno de los dogmas del actual consenso económico neoliberal consiste en afirmar que las energías renovables son tan onerosas que incluso los más que ricos estados occidentales no pueden permitirse este dispendio económico. Y que por tanto, debemos seguir atados a la quema de combustibles fósiles y a la más que barata energía nuclear si queremos seguir disfrutando de una energía asequible, aún cuando eso signifique acelerar el cambio climático y aumentar cada año esa espeluznante cifra de más de 7 millones de personas fallecidas por la contaminación. Pero ¿está afirmación casi religiosa es cierta?


Desde el punto de vista económico, el caballo de batalla en la dicotomía combustibles fósiles frente a energías renovables consiste en afirmar que, mientras las energías limpias necesitan de subvenciones casi prohibitivas para poder ser generadas, las también llamadas energías sucias son sin embargo tan eficientes económicamente que no necesitan de ningún tipo de ayuda pública directa ni indirecta. Pero, dejando de lado los dramáticos efectos nocivos sobre el clima, el medio ambiente y la salud de millones de personas (que por supuesto casi nunca se calculan, no vaya a ser que las cuentas terminen por no cuadrar y se descubra que esta afirmación no tiene ninguna base real, por lo que acertadamente podría ser definida como un dogma casi religioso), cuando se analizan en profundad las subvenciones otorgadas a los diferentes tipos de energía resulta que todo este argumento es una gran mentira.

Así, un reciente estudio publicado el pasado mes de febrero ha recopilado las subvenciones otorgadas a las distintos tipos de energía en los últimos 40 años y como una imagen vale más que mil palabras la siguiente figura pone color a la realidad.

En ella es más que evidente que desde la lejana fecha de 1974, año tras año y hasta el 2010, los combustibles fósiles han recibido mayores subvenciones y ayudas públicas que las energías renovables. Aun así, eso no significa que las ayudas al carbón o al petróleo desaparecieran a partir de ese año, simplemente se mantuvieron (color rojo de la gráfica), de tal manera a fecha de 2014 estas energías sucias siguen gozando de ayudas por valor de la mitad de las que reciben las renovables, esas que supuestamente no nos podemos permitir.

Pero quizás el caso más llamativo de esta doble moral económica sea ese de que la energía nuclear es muy barata, mantra que a día de hoy siguen repitiendo políticos de medio mundo. Pues bien, sólo hace falta observar la franja morada del gráfico para darse cuenta que esta tan “barata” energía ha sido con mucho la más subvencionada desde que se tienen datos históricos. Es más, esto sigue siendo verdad en la actualidad, las ayudas a la energía nuclear en el 2014 fueron un 14% mayores que las destinadas a las energías renovables. Y si se suman las subvenciones de combustibles fósiles y nuclear, sus ayudas en ese año 2014 fueron un 70% mayores que las equivalentes a eólica, solar y resto de energías limpias.

Y esto es así porque como se indica en el estudio las nuevas tecnologías de las energías sucias como son las de

los reactores nucleares de IV Generación, las turbinas de gas natural de ciclo combinado y las tecnologías limpias del carbón como el secuestro de carbono, la combustión de gas fluidizado y los sistemas integrados de ciclo combinado de gasificación de carbón han recibido aproximadamente 331.000 millones de dólares en fondos de investigación de los países industrializados, casi tres veces más que los 130 mil millones gastados en todo tipo de renovables.

Pero eso sí, repitan conmigo como buenos acólitos: las energías renovables son tan caras que no pueden competir con las más que eficientes energías de siempre.

Entradas relacionadas:


  1. Abraham.
    21 marzo, 2017 en 11:33

    Y no solo eso. La mayoría de energías renovables ya son rentables por sí mismas, al menos desde el punto de vista de la generación. El alto precio del combustible fósil contribuye a ello, incluso sin tener en cuenta, como dices, el ciclo completo de desechos y los daños ambientales que provoca. Lo que falta para que terminen de dar el salto, es encontrar tecnologías de almacenamiento mejores y más voluntad política (esa que ahora está comprada con petrodólares)

  2. 21 marzo, 2017 en 12:18

    Reblogueó esto en Jaov18's Blog.

  3. 2rombos
    21 marzo, 2017 en 12:35

    El mayor problema que le veo a las energías alternativas es su dependencia del petróleo. Nos guste o no, la sociedad actual está fundada en el ‘milagro del petróleo’, la energía más barata que hemos conocido, almacenable sin perdidas, de fácil transporte y que tiene una tasa de energía generada/energía consumida muy alta. Es muy difícil, a mi entender, encontrar un sustituto que esté a la altura.

    Con las energías renovables somos capaces de generar electricidad, pero ésta ha de consumirse inmediatamente, o ser almacenada con grandes perdidas. Me cuesta imaginar barcos mercantes, camiones mineros, excavadoras u otro tipo de maquinaria pesada movidos por paneles solares, baterías o cualquier otra forma que no sea la quema de grandes cantidades de petróleo. ¿Cuántos barriles de petróleo necesitamos para construir un generador eólico?¿y para un panel solar? porque el que piense que para construir uno, o un coche Tesla, nos basta con electricidad es que es muy ingenuo. Necesitamos materias primas que requieren de maquinaria pesada. ¿Cuántos barriles de petróleo necesitamos para crear una batería de litio?¿Son las energías renovables autosuficientes? Las energías renovables son el futuro, pero ¿podrán por si solas mantener nuestra sociedad tal y como la conocemos? Yo creo que no. Es la sociedad la que debe cambiar para amoldarse a las energías renovables y no al reves.

  4. Larfán
    21 marzo, 2017 en 17:47

    2rombos: en minería siempre ha sido muy habitual la maquinaria eléctrica, ya sea para transporte, para excavación o para labores auxiliares… no con paneles solares, claro, pero eléctrica. (Particularmente cuanto más grande)

  5. 21 marzo, 2017 en 19:28

    Y yo añadiría más al acertado comentario de Larfán. Por ejemplo las excavadoras eléctricas no sólo existen sino que tienen una

    “disminución de los gastos de explotación hasta un 50 % en comparación con los motores diesel convencionales […]. Además, con las excavadoras eléctricas se aumenta claramente el confort del conductor a través de los accionamientos sin vibración y silenciosos, y la duración de todos los componentes se prolonga”

    https://www.sennebogen.com/es/productos/excavadora-electrica.html

  6. Facundo
    21 marzo, 2017 en 21:19

    Por que le llamas energía sucia a que sale de los reactores nucleares de IV generación?

  7. 21 marzo, 2017 en 23:05

    Pues porque cuando funcionen, si es que lo hacen alguna vez seguirán produciendo basura radioactiva.

  8. 2rombos
    22 marzo, 2017 en 0:48

    El problema es que la electricidad no es una fuente de energía, si no que hay que consumir enerigía para generar electricidad. En el caso de las excavadoras que menciona ateo, funciona con un ‘powerpack’ para cargar las baterías que no es más que un motor diésel. Y lo veo lo más normal, No vas a crear un parque eólico o un huerto solar al lado de la mina.

    https://www.sennebogen.com/fileadmin/user_upload/Downloads_PDF_Broschueren/Broschueren_allgemein/PowerPack_SP100.pdf

  9. 22 marzo, 2017 en 7:31

    2rombos

    Lo mismo que ahora ya existen coches, autobuses y motos 100% eléctricas porque se ha investigado sobre el tema, no es descabellado pensar que si en lugar de seguir derrochando el dinero en subvencionar a las viejas y contaminantes energías sucias en 1, 10 o los años que sean podremos haber desarrollado tecnologías que permitan que todos los mecanismos que usemos los humanos puedan ser totalmente eléctricos. No es un problema incognoscible, simplemente consiste en seguir investigando en materiales y física nada exótica. Y a la vista de lo obtenidos en las últimas décadas sabemos que hace falta: únicamente más I+D en el campo.

  10. Jarenito
    22 marzo, 2017 en 9:40

    Pero a ver… como tú mismo dices en el texto subvenciones de INVESTIGACIÓN.
    La gente no se queja de la inversión en investigación en renovables, al menos yo no he visto a nadie hacerlo, la gente se queja de la subvención en producción o en instalación.

    ¿La figura a qué se refiere? ¿Sólo a investigación? Es que no me parece sorprendente. La potencia instalada de centrales contaminantes es enorme, por lo que investigar mejoras aunque sean leves, tiene un impacto muy grande.
    Y la nuclear creo que es obvio que se lleve tanta investigación. Por cierto, entiendo que la fusión no entra en todo esto, el ITER, por ejemplo, no entra en las cuentas, ¿no?

    A mi me parece una entrada muy confusa.

  11. 2rombos
    22 marzo, 2017 en 10:39

    Los vehículos 100% electricos existen desde el S.XIX pero, insisto, la electricidad no es una fuente de energía. Un vehículo 100% eléctrico usa una batería, cuando la batería se agota debes consumir energía para recargarla. Esta energía puede ser renovable o fosil. En el caso de lugares aislados como las minas, al no poseer ninguna infraestructura que lo permita, el combustible utilizado es el diésel.

  12. 22 marzo, 2017 en 13:12

    El artículo que comento y la figura se refieren a todas las ayudas y subsidios, sean del tipo que sean. Y los combustibles fósiles y la nuclear ya instalados siguen recibiendo numerosas ayudas públicas, muchas veces de forma poco transparente o directamente a escondidas como exenciones de impuestos a las empresas matrices, haciéndose cargo el estado de los gastos ocasionados por la gestión de residuos y un largo etcétera.

    Por ejemplo en España el gobierno compensa a las empresas de carbón cubriendo la diferencia entre sus elevados costes operativos y el precio al que venden el carbón a las centrales eléctricas locales.

    Otro ejemplo, también en España por ley las centrales nucleares están exentas de tener que contratar un seguro de accidentes porque su costo sería prohibitivo y ninguna compañía quiere hacerse cargo del riesgo. Por ello, año tras año se ahorran un dineral ya que en caso de accidente grave será el estado (es decir, todos los españoles) los que paguemos la factura, que como en el caso de Fukushima puede hacer tambalearse la economía del país.

  13. josehga
    22 marzo, 2017 en 18:27

    Las energías renovables son supuestamente más caras que las fósiles y nuclear porque no se tienen en cuenta las externalidades. Las externalidades son por ejemplo el cambio climático, en relación a las fósiles, y los accidentes nucleares. Si se tuvieran en cuenta las externalidades, las energías renovables serían infinitamente más baratas. Lo que no nos podemos permitir es las energías no renovables. Si queremos que la civilización occidental dure un siglo más, tendrá que ser con tecnologías sostenibles.

  14. 22 marzo, 2017 en 19:33

    Sobre algunas de las externalidades de los combustibles fósiles escribí hace algún tiempo. Por ejemplo en el Reino Unido cada año se producen alrededor de 40.000 muertes atribuibles a la exposición a contaminantes del aire. Y dejando aparte el incuantificable problema de valorar una vida humana, sólo los problemas de salud derivados de la exposición a la contaminación del aire tienen un altísimo costo para la economía del Reino Unido, ya que suman más de 20 mil millones de libras esterlinas cada año. Dinero que por supuesto pagan religiosamente los contribuyentes británicos y que no consta en el precio del litro de gasolina. https://lacienciaysusdemonios.com/2016/02/26/esa-tan-insidiosa-como-mortal-contaminacion-atmosferica/

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: