Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Escepticismo > El despropósito intelectual de los biólogos evolucionistas religiosos

El despropósito intelectual de los biólogos evolucionistas religiosos


Un científico religioso es una rara avis permanentemente influido por esa disonancia cognitiva que le produce un comportamiento marcadamente bipolar entre una faceta racionalista y reflexiva durante su jornada laboral y un comportamiento crédulo, supersticioso e infantilizado cuando cuelga la bata y abandona el laboratorio. Y dentro de esta tan particular cofradía de esquizofrénicos intelectuales la palma se la llevan sin duda alguna los científicos evolucionistas creyentes.

Cualquier científico mínimamente versado en los procesos biológicos más temprano que tarde se enfrenta al innegable hecho de que, tal y como escribí hace ya algún tiempo en CyD, a pesar de los innumerables argumentos defendidos durante milenios por los más brillantes teólogos o pensadores creyentes

no hay poesía alguna en la Naturaleza inspirada por un magnánimo y artístico Creador, sino solo un pavoroso terror en la presa y un hambre feroz en el depredador.

O como escribió elegante pero demoledoramente Charles Darwin, en contestación a los recurrentes y, por qué no decirlo, vanos intentos del naturalista estadounidense Asa Grey (probablemente el primero de los científicos cristianos darwinistas) de compatibilizar, aunque fuera a martillazos, la herética Teoría de la Evolución con los dogmas derivados de la mitología judeo-cristiana

No puedo persuadirme de que un Dios benévolo y omnipotente haya creado a propósito los icneumónidos con la expresa intención de que se alimenten dentro de los cuerpos vivos de las orugas, o que un gato pueda jugar con los ratones [antes de matarlos].

Inciso: y yo añadiría aún más, un dios capaz de diseñar exquisitamente un parásito que sólo puede crecer dentro del ojo de los niños hasta dejarlos finalmente ciegos o esa tan elegantemente adaptada infinidad de virus que llevan exterminando de las maneras más imaginativas a la par que dolorosas a los seres humanos desde sus más remotos orígenes, sólo merece un calificativo que (para evitar desmayos entre la grey religiosa e insultos y amenazas hacia mi persona) voy a dejar a la imaginación del lector inteligente.

Pues bien, lejos de haber sido zanjado todo este ya viejo asunto de los darwinistas creyentes allá por el ya más que remoto año de 1860, que es cuando Darwin mantuvo su esclarecedora correspondencia con Asa Grey; a día de hoy en pleno siglo XXI, el Dr. Francisco José Ayala, discípulo de Theodosius Dobzhansky y uno de los más ilustres representantes vivos del neodarwinismo, parece ser que no se ha despojado de esa losa intelectual que arrastra desde su ya más que lejana época de sacerdote dominico y nos ha regalado un artículo antológico en El País que merece pasar a la historia del disparate intelectual.

Así, nuestro insigne protagonista intenta abordar la más que sisífica tarea de convencernos de la compatibilidad entre ciencia y religión. Y viniendo de donde viene, de la mente de un más que brillante científico, algunos podrían pensar que estamos ante la prueba definitiva, que Ayala ha encontrado esos argumentos incuestionables que demuestran esa supuesta compatibilidad. Si es así, les sugiero que esperen sentados.

Ayala empieza su artículo con

Hay personas creyentes que piensan que la ciencia es incompatible con la fe cristiana porque no concuerda con la narración de la creación que hace la Biblia. El libro del Génesis describe la creación por parte de Dios del mundo, las plantas, los animales y los seres humanos. En particular, la evolución gradual de los seres humanos a partir de antepasados que no eran humanos parece incompatible con una interpretación literal del Génesis.

Y ¿como sale de este atolladero? pues la verdad que de una manera más que sorprendente, ya que primero argumenta que

Sin embargo, muchos exégetas y teólogos han rechazado una interpretación literal de la Biblia, ya que contiene afirmaciones mutuamente incompatibles. El libro del Génesis ofrece dos narraciones diferentes de la creación. En el capítulo 1 figura la narración familiar de la creación en seis días, en la que Dios crea a los seres humanos, tanto al varón como a la hembra, en el sexto día, después de crear la luz, la Tierra, los peces, las aves y los animales. Pero en el capítulo 2 aparece una narración diferente, según la cual la creación del mundo comienza cuando “Dios formó al hombre del polvo de la tierra”. Después de crear las plantas y los animales y pedirle al hombre que les diera nombre, Dios le hace caer en un sueño profundo le saca una costilla, de la cual “formó una mujer y se la presentó al hombre”.

para luego preguntarse

¿Cuál de las dos narraciones de la creación es la correcta?

E inmediatamente llega un soberbio ejemplo de esa disonancia cognitiva (únicamente accesible de los cerebros infectados por el virus de la fe) capaz de los mayores disparates  ya que indica sin pestañear que

No estarán en contradicción si entendemos que trasmiten el mismo mensaje: que el mundo fue creado por Dios y que los humanos somos sus criaturas.

¡Eso sí que es lógica de la buena! ¿Pueden observar la altura intelectual del argumento? Se parte de un hecho evidente, la Biblia no sólo no concuerda con el actual conocimiento biológico sino que ¡tampoco concuerda consigo misma! Y en lugar de llegar a la única conclusión racional posible, que son cuentos inventados por unos iletrados de la Edad del Bronce sin ningún valor (salvo quizás el literario) y dejar de perder su tiempo y el de los lectores, nuestro científico se saca de la manga (casi por arte de birlibirloque) esa absurdez de que no existe contradicción. Por algo nuestro investigador fue miembro de una de la órdenes que más ha brillado en ese siempre peligroso arte de la retórica, habilidad que desgraciadamente tantas veces ha derivado en el sofisma.

Y después pasa a defender su tesis principal, el famoso, viejo y más que erróneo argumento de los dos magisterios.

La ciencia y las creencias religiosas no tienen por qué estar en contradicción. La ciencia y la religión son como dos ventanas diferentes para observar el mundo. Las dos ventanas dan al mismo mundo, pero muestran aspectos diversos de él. La ciencia se ocupa de los procesos que explican el mundo natural: las galaxias y estrellas del espacio, cómo se mueven los planetas, la composición de la materia y el origen de los organismos, incluyendo los seres humanos. La religión se ocupa del significado y propósito del mundo y de la vida humana, la correcta relación entre los seres humanos y el Creador y entre ellos mismos, y de los valores morales que inspiran y gobiernan la vida de las personas.

Y yo aquí tengo que parar para coger aire, porque no salgo de mi asombro. Primero porque todo un brillante científico, apegado a las pruebas (al menos en su horario laboral) afirma sin ninguna evidencia plausible por cierto, salvo por el hecho de que le inculcaron de pequeño esa historieta de la zarza colérica del Antiguo Testamento, que posteriormente se convierte a sí mismo, a través de su propia autofecundación o algo por el estilo (porque lo del misterio de la divina trinidad no lo entiende ni el mismísimo dios), en el redentor de la Humanidad. Excepto por supuesto de aquellos que vivieron antes del año 30 o 33 de la Era Común y de aquellos otros pobres que tuvieron la mala suerte de nacer y morir en América hasta la llegada de los muy cristianos Colón, Cortés, Pizarro y compañía. O en el resto del mundo hasta que Iahvé tuvo a bien enviar a esos misioneros que acompañaban casualmente a exploradores de las grandes potencias coloniales europeas, que según nuestro ínclito Ayala son los que llevaron a esos pobres salvajes dejados de la mano de dios

los valores morales que inspiran y gobiernan la vida de las personas.

Por lo que se ve Ayala acaba de “demostrar” ahora que la conquista, la explotación y hasta el exterminio de los pueblos indígenas por el “civilizado” hombre blanco eran (según su docto criterio) parte de esos siempre inescrutables designios divinos para “civilizar” a esos más que amorales seres que no conocían

la correcta relación entre los seres humanos y el Creador y entre ellos mismos.

En resumen, cómo se nota que Ayala sigue los católicos argumentos del también dominico Francisco de Vitoria, que allá  por el siglo XVI sostenía que

Esos bárbaros [los indios americanos], aunque, como se ha dicho, no sean del todo incapaces, distan, sin embargo, tan poco de los retrasados mentales que parece no son idóneos para constituir y administrar una república legítima dentro de los límites humanos y políticos. Por lo cual no tienen leyes adecuadas, ni magistrados, ni siquiera son suficientemente capaces para gobernar la familia. Hasta carecen de ciencias y artes, no sólo liberales sino también mecánicas, y de una agricultura diligente, de artesanías y de otras muchas comodidades que son hasta necesarias para la vida humana.

por lo que proponía que si los indios no abrazaban con alborozo el Evangelio y por supuesto la soberanía imperial castellana eso era más que justa causa de guerra (o cómo se diría ahora de jihad),  y ya sabemos lo que eso significó para esos “amorales” paganos.

Y segundo, con la frase del

significado y propósito del mundo y de la vida humana

Ayala abandona toda mesura científica y lo que es peor, parece olvidar todo lo que él mismo sabe sobre evolución, porque después de que cientos de estudios muestren que la vida en general y la especie humana en particular no son más que el resultado de un complejísimo conjunto de eventos azarosos moldeados por esa selección natural que tan bien debiera conocer Ayala, el afirmar que la existencia humana tiene un propósito ¿cuál? es únicamente la evidente prueba de que sólo la religión es capaz de convertir a la persona más inteligente en un verdadero iletrado científico.

Y ya desatado en su servilismo religioso Ayala nos regala este más que irracional argumento

Es posible creer que Dios creó el mundo, al tiempo que se acepta que planetas, montañas, plantas y animales, incluyendo los seres humanos, se produjeron, después de la creación inicial, por procesos naturales. […] El origen de nuestra especie, Homo sapiens, a partir de antepasados que no eran humanos es una conclusión científica corroborada más allá de toda duda razonable. Pero aceptar esta conclusión es compatible con creer en Dios y que somos sus criaturas.

“razonamiento” que además entra en profunda contradicción con lo revelado por su dios en su visita a la Tierra en forma de nazareno milagrero hace un par de milenios. Porque parece ser que Ayala no sólo yerra en cuanto a su comprensión de los procesos darwinianos, sino que también olvida todo lo que aprendió como dominico y comete un error teológico garrafal. Inciso, lo mismo que le pasa a los últimos papas católicos, que para no quedar como ignorantes científicos en temas evolutivos pues mandan a la basura las bases mismas del catolicismo.

Porque según los inviolables dogmas cristianos hubo un pecado original, en donde un par de individuos se rebelaron (gracias a su libre albedrío) contra dios arrastrando con su error a toda la Humanidad. Y el catecismo de la Iglesia católica recuerda que aunque este relato bíblico está hecho de imágenes y se encuentra redactado usando figuras literarias, se trata de un acontecimiento real de los inicios de la historia. Un hecho histórico “real” que, como indiqué en una entrada ya antigua de mi blog personal hace algún tiempo, no pudo ocurrir nunca ya que

Lo que nos muestra el evolucionismo es que nunca hubo un primer ser humano, ni macho ni hembra, sino que nuestra especie es el resultado de la acumulación de infinidad de cambios genéticos a lo largo de millones y millones de años, a partir de nuestros más remotos antepasados simiescos y más allá. Toda esa población de miles o quizás decenas de miles de primates como mínimo (que vivieron en cada momento de nuestro pasado) fue evolucionando más o menos parsimoniosamente desde un ancestro compartido con nuestros primos evolutivos, los chimpancés y los bonobos para ir dando lugar a diferentes especies: australopitecos, homos ergaster y habilis, pasando por los sapiens arcaicos hasta nuestra actual especie. Es más, ahora sabemos que los humanos actuales somos el resultado de la mezcla en distintas épocas de H. sapiens, neandertales, denisovanos y ya hay datos que parecen indicar que una cuarta especie Homo hasta ahora desconocida también influyó en nuestro acervo genético. Es decir, en caso de que como débilmente argumentan los cristianos evolucionistas, el Señor en su infinita sabiduría hubiera insuflado el alma inmortal a algunos de esos primates en constante evolución, en un momento dado todos nuestros antepasados tendrían que haber cometido el pecado original a la vez. Y si todos esos primates lo cometieron sólo queda una posible explicación: pecaron porque no tuvieron elección, es decir porque no tenían libre albedrío y entonces dios castiga a los humanos por algo que no pueden evitar. Algo así como castigar al león por matar a la gacela, aunque el depredador no pueda oponerse a sus instintos y por tanto no sea culpable de nada.

Y claro, sin libre albedrío y sin pecado original permítanme hacer la pregunta clave ¿para qué demonios bajó del cielo el segundo miembro de esa incompresible trinidad cristiana y fecundó a una virgen para concebir al tercer miembro de sí mismo para que se dejara torturar y asesinar por los romanos? porque como muy bien lo explicó el más que ateo Richard Bozarth:

El evolucionismo destruye por completo la razón por la cual la vida terrenal de Cristo habría sido supuestamente necesaria. Demoled a Adán y Eva y el pecado original y, entre los escombros, hallaréis los lamentables despojos del Hijo de Dios. Si Jesús no era el redentor que murió por nuestros pecados, y esto es lo que significa la evolución, entonces ¡el cristianismo no es nada!

Pero hete aquí que el famoso Dr. Ayala es capaz de olvidarse de todo su conocimiento científico, a la vez que de toda su formación teológica para intentar compatibilizar, de la manera más deshonesta desde el punto de vista intelectual, aquello que no puede ser conciliado de manera alguna.

P.D.

El artículo comentado ha sido publicado en El País dentro de la nueva sección “Amigos de la Ciencia” creada por la Asociación de Amigos de la Real Academia de Ciencias (ARAC),

una institución destinada a impulsar las actividades de la Academia, facilitar la difusión de los avances científicos y tecnológicos y acercar la ciencia a la empresa y a la sociedad.

Así que como todas sus iniciativas sean de este calibre, lo mismo el siguiente artículo lo firma el famoso (y por lo menos más que congruente desde el punto de vista teológico) creacionista Ken Ham.

Entradas relacionadas:


  1. rodol
    22 junio, 2017 en 12:41

    La verdad que tus argumentos son tan estupidos como que el diablo te cegó el entendimiento para que la luz del evangelio no te resplandesca y tel salves del juicio que deban enfrentar aquellos que rechazaron a Dios

  2. Daniel
    22 junio, 2017 en 14:01

    Pero no olvidemos que antes de cometer el pecado original se supone que Adán y Eva vivían en el paraíso, donde no existía el dolor ni la muerte, otra cosa que no tiene ningún sentido con la evolución, y se podría continuar así con los demás relatos de la biblia, como la torre de babel, donde Dios temeroso de lo que podían hacer los humanos unidos decidió bajar y confundirles creando diferentes idiomas cosa que no tiene sentido ahora que conocemos la evolución de los idiomas.

  3. 22 junio, 2017 en 14:19

    rodol

    “diablo, luz, juici final. etc” Quizás deberías madurar un poquito (que imagino tendrás ya tus años) y dejar de creer en tonterías, que a partir de los 5 años queda feo y dice muy poco de tu capacidad intelectual.

  4. 22 junio, 2017 en 14:38

    Rodol, decirle a alguien que usa argumentos estúpidos después de escribir lo que has escrito tiene delito. ¿No crees?

  5. Rawandi
    22 junio, 2017 en 15:42

    Conviene aclarar que Ayala colgó los hábitos de sacerdote y renegó del cristianismo cuando profundizó en la teoría evolutiva darwiniana. El propio Ayala oculta siempre su apostasía en las entrevistas porque sabe que este dato biográfico resta credibilidad a su tesis de la compatibilidad entre ciencia y religión. Puede decirse que Ayala se ha convertido en un maestro en el arte de “torear” a los periodistas soltándoles frases ambiguas. Por ejemplo, cuando en 2009 una periodista de ‘El País’ le preguntó acerca de los motivos de su abandono del sacerdocio, Ayala le respondió simplemente que tuvo una “pérdida de interés de dedicarme a la vida religiosa”.

    [link de El Pais eliminado por los famosos derechos de autor]

    Es una pena que los periodistas que entrevistan a Ayala desconozcan estas declaraciones suyas del año 2000, que quizá constituyan la única ocasión en la que el biólogo evolutivo ha reconocido públicamente su incredulidad: “dejé no tanto el sacerdocio como la Iglesia. (…) No soy católico, no acepto los dogmas fundamentales de la Iglesia católica. (…) yo [a la pregunta sobre si creo en Dios] normalmente no contesto directamente por razones que tienen que ver con las controversias de los creacionistas, porque no quiero que me puedan citar y decir «este señor, claro, es un ateo, por eso testifica aquí».”.

    http://www.thecult.es/tercera-cultura/conversaciones-con-francisco-j-ayala-el-hombre-renacentista-de-la-evolucion.html

  6. Kamu Syldeck
    22 junio, 2017 en 16:12

    Hola:

    No considero correcto usar el término esquizoide tal como está empleado en el artículo. El esquizoide evita las actividades sociales y las relaciones con otras personas. A diferencia del esquizofrénico, no están desconectados de la realidad, por ello no tienen delirios. Es más preciso hablar de científicos con rasgos esquizofrénicos en el caso de cristianos, por ejemplo.

    rodol:

    No importan las opiniones por si mismas. Pero si opiniones que se hagan con respeto y que se procure que tengan fundamento objetivo. Si te demuestran que estas equivocado y te das cuenta, reconocerlo.

    Daniel:

    Se usa precisamente el Edén, (significa jardín o parque), para explicar que el mundo que observamos con muerte y sufrimiento es a causa de la desobediencia de nuestros primeros padres. Para los fundamentalistas la evolución no existe porque no se ha observado, pero si variaciones dentro de una misma especie. No quieren aceptar la idea, como el Big bang. Creen que si no lo observan, no se ha demostrado.

    Con respecto a Babel, los especialistas están de acuerdo en que originalmente existían cuatro idiomas sin ninguna relación entre sí. Lo mismo, no se observa, no es cierto para los fundamentalistas.

    Curioso que el Dios del cielo diurno, ( una de las versiones originales del supuesto altísimo), no necesite ser observado para que ellos crean en el.

    Saludos.

  7. 22 junio, 2017 en 16:13

    Pues renegaría en el pasado, pero este reciente artículo es un claro ejemplo del ya tristemente famoso “dios de los huecos”.

  8. Estampida
    22 junio, 2017 en 16:21

    Si éramos su mejor obra (Dios), no se por qué estuvo perdiendo el tiempo en crear nada menos que 375.000 especies de escarabajos (la más numerosa de todo el reino animal) o 165.000 de mariposas. ¿Da que pensar, no creen?

  9. nestor
    22 junio, 2017 en 17:14

    Es notorio que el ser humano(si tuviere algo de eso)sólo se siente tranquilo creyendo en algo superior e invisible, ya que el conocimiento científico le provoca miedo de saber realmente quién es y para que está; además con el curro de las religiones los “vivillos”, viven sin trabajar y muy cómodos, también para horror de los creyentes, tendrían que preguntarse cuantos capellanes del ejército aprobaron e santificaron a los torturadores en América Latina.

  10. 22 junio, 2017 en 18:23

    Kamu
    Tienes razón, yo simplemente asimilé esquizoide a esquizofrénico y son dos conceptos diferentes.

  11. Rawandi
    22 junio, 2017 en 19:28

    este reciente artículo es un claro ejemplo del ya tristemente famoso “dios de los huecos”.

    Ateo, querrás decir más bien “dios del hueco” -en singular-, porque según Ayala el único “hueco” que le queda a Dios para actuar es el Big Bang. Fíjate que en el artículo se especifica que todos los seres del cosmos “se produjeron, después de la creación inicial, por procesos naturales”. En otras palabras, Ayala está negando todos los milagros posteriores al Big Bang. O sea, que en el fondo y quizá sin darse cuenta de lo que hace, está confirmando que todas las religiones supuestamente “reveladas” son falsas. Y pensar que a un tipo que suelta tamañas herejías le dieron el Premio Templeton. 🙂

  12. 22 junio, 2017 en 19:58

    Tienes razón Rawandi. Aunque por otra parte también Ayala dice eso de que

    “La religión se ocupa del significado y propósito del mundo y de la vida humana, la correcta relación entre los seres humanos y el Creador y entre ellos mismos, y de los valores morales que inspiran y gobiernan la vida de las personas.”

    entonces si su dios se olvidó de su creación después del Big Bang ¿que relación va a tener con sus criaturas? Es decir otro ejemplo más de ese fútil intento de nadar y guardar la ropa.

  13. 23 junio, 2017 en 9:01

    A la afirmación “la ciencia no tiene respuestas para todo”, una respuesta elegante es “la religión no tiene respuestas para nada”.

  14. Pocosé
    23 junio, 2017 en 12:26

    Rodol:
    ¿Eres consciente de que los que no estamos iluminados por la luz divina del dios de Habrán, Jacob y Moises, igual que tu tampoco lo estamos por la filtrada através de la Torá ni del Coran?
    Que dios más benevolente el tuyo que ilumina con distintas luces a sus criaturas para que anden matándose entre ellas más de 2000 años
    Agrdezco mucho no haber sido ilumado por estas cegadoras luces y así poder ir alumbrándo el camino con las evidencias que me muestra la Ciencia.

  15. Francisco
    23 junio, 2017 en 14:30

    Hola, yo soy creyente y trabajo en evolución molecular. Lo que veo al leer tus notas y comentarios que tu punto de vista es muy simple, o simplón. Hoy en día los puntos de vistas se han actualizado.

    Al ser joven y estudiar biología evolutiva también era muy escéptico o hasta ateo (en el fondo creo que no hay nadie 100% ateo), pero al hacerme más grande en la carrera pude apreciar las maravilla de la naturaleza y el Universo y vi algo más. Y te sorprenderías como ese algo que tenemos adentro, esa “fe” o lo que fuera en algún momento de nuestras vidas aflora en todos nosotros, seamos científicos, carpinteros o lo que sea.

    Yo no creo que lo que no puede explicar la gente deba atribuirse a la obra de Dios, como describes en tu web. Yo creo que todo, especialmente lo más simple y lo que mejor puede explicar la ciencia, también es la obra de Dios.

    Y que Él lo creo todo, por ende la medicina, los seres vivos y por supuesto, la ciencia también. Pero la ciencia no es una doctrina religiosa, es un área del conocimiento. Sin embargo, al leer esto veo que lo has convertido en una religión con dogmas bien establecidos.
    También creo que la Biblia, por otra parte, es verdaderamente inspirada por Dios, pero no debe ser interpretada literalmente. Moralmente y espiritualmente es concisa, y tengo vastos conocimientos en ella como para tener una gran discusión de como puede refutar fácilmente los comentarios de 1860. ¿Pero quién quiere gastar tiempo discutiendo con fanáticos?, digo por mi, que soy el fanático, ¿o serás tu?.

  16. 24 junio, 2017 en 9:14

    Francisco

    Para no entrar en el típico dialogo absurdo (tan habitual con los creyentes) te voy a hacer una sola pregunta ¿tienes alguna prueba que apoye tus creencias? Y a la vista de que dices ser científico espero que entiendas a que me refiero cuando digo “prueba”. Pero como sospecho que no tienes ninguna en tu defensa bien harían en no venir a CyD a despreciar a este ateo 100% con “argumentos” de tanto altura intelectual como ese de que
    ” Él lo creo todo…”
    y a dejar constancia cibernética de tu simplicidad mental.
    Por cierto, espero que con “Él” que te refieras al Sagrado Espagueti Volador ¡Loada sea su Santa Cervecidad!

  17. Daniel
    24 junio, 2017 en 9:39

    “ pero al hacerme más grande en la carrera pude apreciar las maravilla de la naturaleza y el Universo y vi algo más. ´´
    ¿Has encontrado una prueba científica que demuestre la existencia del dios cristiano y descarte a los demás dioses de las otras religiones?
    Porque sino solo demuestras la disonancia cognitiva de los científicos creyentes.

  18. Rawandi
    24 junio, 2017 en 14:05

    la Biblia (…) Moralmente y espiritualmente es concisa

    Sí, la Biblia es tan concisa como éticamente abyecta. Dos ejemplos:

    “No dejes con vida a ninguna hechicera.” (Éxodo 22,18)

    “¡Malditos sean los que no cumplan con lo que el Señor les ha ordenado hacer! ¡Malditos sean los que no empapen con sangre su espada!” (Jeremías 48,10)

  19. Kamu Syldeck
    24 junio, 2017 en 15:27

    Francisco:

    Eso de que lo que explica la ciencia, también es obra de Dios es un exceso de pensamiento. Si la ciencia lo explica, hace las hipótesis de Dios o de Monesvol o cualquier otra ocurrencia innecesarias. Es por ello que se descartan en la práctica, además de que no se puede trabajar con ellas. La ciencia es concreta, no especulativa.

    El que seas científico o no es irrelevante, lo que cuenta es que si vas a defender algo es porque se supone que tienes como hacerlo racionalmente. El que tengas fe, convicción en algo, no garantiza que sea sensato. Las pruebas irrefutables que se desprenden de los hechos si son garantía en forma efectiva.

    Pienso que comentas por los indecisos que leen en esta comunidad, de ahí que te gustaría iniciar un intercambio de opiniones. Te sugiero humildemente que tu aporte sea algo comprobable más allá de cualquier duda razonable, o por lo menos que cuente con un mínimo de evidencia, de otro modo seguirá siendo algo propio de la fe, confianza ciega que no es confianza contrastable.

    Con la fe ciega no puedes distinguir una idea sensata de una idea absurda, ni hablar de una idea verdadera de otra que es falsa en términos de lo absoluto.

    Saludos.

  20. 25 junio, 2017 en 10:57

    Sobre la “compatibilidad” entre ciencia y religión ahora me viene a la memoria una entrevista de De Grasse y más claro no se puede ser. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2015/01/neil-degrasse-y-el-dios-de-los-huecos.html

  21. Eduardo Baldu Gil
    25 junio, 2017 en 11:56

    Dice Francisco, “… tu punto de vista es muy simple, o simplón. Hoy en día los puntos de vistas se han actualizado.” Va a ser que no, en todo caso sus planteamientos son propios de tiempos pasados en los que los inicios de la ciencia convivían, fundamentalmente por necesidad, con los dogmas religiosos.

    Y sigue “en el fondo creo que no hay nadie 100% ateo”. Pues sí, los hay, y el que escribe es un ejemplo. Puedo entender que tu “fe” te ciegue tanto como para creer que la fe es universal, pero solo es eso, pura y simple ceguera, y si otros te decimos que ni la conocemos, ni la hemos conocido, no deberías poner en duda nuestra palabra, porque es tan válida como la tuya.

    Y más “…al leer esto veo que lo has convertido en una religión con dogmas bien establecidos.” Veo que no tienes el concepto de ciencia nada claro. Y ello pese a suponer que eres un científico (O no, “yo soy creyente y trabajo en evolución molecular. “ ¿Eres un científico que participa realmente en tal actividad o el conserje de la institución en la que se realizan tales investigaciones?). Aquí, quien recurre a dogmas, a la fe y a dar por sentado cosas sin prueba alguna eres tú. No te confundas.

    Y más aún “….creo que la Biblia, por otra parte, es verdaderamente inspirada por Dios” Y como tu los integrantes de las variadas tendencias del Islam, las múltiples subdivisiones del judaísmo y las más de 40.000 (sí, cuarenta mil, no me he equivocado) denominaciones cristianas. Eso sí, cada una de ellas reclama ser la “única y verdadera religión” y está dispuesta a enfrentarse, incluso violentamente, con las demás para defender “tal verdad”.

    Una biblia que empieza con una copia de textos ajenos (sumerios), algo que hoy acabaría ante los tribunales con acusaciones de plagio. Una biblia cargada de violencia, desprecio al ser humano, contradicciones, falsedades e irracionalidad. Y como no puede ser “interpretada literalmente” (la interpretación literal pone en evidencia lo absurdo de su contenido), como el mismo autor del comentario reconoce, se abre la puerta a las miles y miles de interpretaciones, a cual más absurda. ¡¡Vaya mierda de inspiración divina!!

    Pero aún hay más, existen multitud de creencias religiosas que no está basadas en la biblia. Suponiendo la existencia real de un dios ¿Por qué tendría que ser uno relacionado con los textos bíblicos y no uno cualquiera de los otros? Para un creyente, no solo se trata de probar la existencia de dios, sino que además este sea el que se corresponde a su creencia.

  22. Rawandi
    25 junio, 2017 en 12:52

    Tyson tiene razón al explicar que la ciencia y la religión son inconciliables. Ahora bien, el reconocimiento de la incompatibilidad entre ciencia y religión ¿es conciliable con el agnosticismo que Tyson dice profesar? Yo creo que no.

  23. 25 junio, 2017 en 13:54

    El problema de Tyson es que como la inmensa mayoría de los ateos estadounidenses le da miedo salir del armario porque a día de hoy los ateos están allí peor considerados que cualquier tipo de delincuente. Si hasta les da miedo definirse como tales en las encuestas por si no son tan secretas como aparentan:
    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2017/04/resulta-que-los-eeuu-puede-que-no-sean.html

  24. Kamu Syldeck
    25 junio, 2017 en 15:08

    Existe la posibilidad de que Neil Degrasse Tyson no sólo sea agnóstico, además también no creyente.

    Ambas ideas pertenecen a categorías diferentes, es por ello que no son mutuamente excluyentes, bastantes de los que pertenecen a esta posición se hacen llamar ateos débiles, a diferencia de ateos fuertes como, por ejemplo, Papá Escéptico.

    Lo que es imposible, desde la lógica, es un creyente no creyente.

  25. Rawandi
    25 junio, 2017 en 15:24

    Cierto, Ateo. EEUU es un país de lo más contradictorio: según su Constitución se trata de un Estado aconfesional, pero en sus tribunales aún te plantan una Biblia delante para que prometas decir la verdad “con la ayuda de Dios”.

  26. Rawandi
    25 junio, 2017 en 15:48

    ¡¡Vaya mierda de inspiración divina!!

    Todos deberíamos lanzar esa exclamación cada vez que nos hablen de un libro “sagrado” como la Biblia, que está lleno de afirmaciones no solo contrarias a la ciencia empírica sino también a los derechos individuales.

  27. Renzo
    26 junio, 2017 en 10:29

    Dice Francisco:

    …pero al hacerme más grande en la carrera pude apreciar las maravilla de la naturaleza y el Universo y vi algo más.”

    Lo de “hacerme más grande en la carrera” me ha dejado un poco desconcertado, ¿a qué se refiere exactamente?, ¿aumento de su masa?, ¿habla de una carrera deportiva y se convirtió en un “grande” de su disciplina por el número de victorias?, no lo pillo.
    Lo que sí entiendo es esa cursilada mema de “vi algo más”, ¿qué vio exactamente?. Me recuerda (y cito de memoria así que pido disculpas si no es correcta la cita) a Collins cuando habla de las cascadas, la nieve y demás para “explicar” su conversión ante la visión de tanta maravilla…, un argumento muy científico y con pruebas contundentes donde las haya.

    Curioso que muchos de esos defensores de las especulaciones religiosas se definan como ex-ateos cuando lo más apropiado sería reconocerse como diletantes en busca de anclas emocionales que les den algo de consuelo emocional.

  28. 26 junio, 2017 en 12:09

    Hola Francisco, Internet es un gran “planeta” que nunca acaba de ser explorado. Como ya llevo unos cuantos años en este “planeta” conozco muchas de sus propiedades. Una de esas características es que detrás un nombre (real o inventado) no tiene por qué haber lo que dice el texto que lo acompaña. No quiero decir Francisco que tu texto sea más falso que una moneda de 3 euros, sino que textos como el tuyo escritos por presuntos biológos evolutivos que acabaron siendo celadores de hospitales, antiguos ateos que eran renacidos en Cristo desde que tenían uso de razón (si alguna vez la alcanzaron) o amigos de no interpretar literalmente la Biblia que luego llamaban herejes a quienes no aceptaban el Génesis como un libro de historia natural, he conocido a montones. Evidentemente todos ellos se detectaban en cuanto redactaban dos o tres largos comentarios, ya que los argumentos expuestos y los conocimientos que alguien tienen afloran más allá de las autodefiniciones que uno se pueda colgar tras el anonimato de Internet.

  29. Jose
    26 junio, 2017 en 22:24

    Hola Francisco, sería muy interesante saber cómo explicarías el caso de una persona que ha sido 100% creyente, y ahora sería 100% ateo, porque por tu razonamiento, parece que al crecer en conocimiento, has concluido que Dios existe, y sin embargo en mi caso, pese a haber sido Testigo de Jehová, y ferviente creyente durante 20 años, y en base a mi crecimiento en conocimiento, ahora soy 100% ateo.

    Y sí, parafraseando tus palabras, la Biblia es concisa moralmente: los homosexuales, los adúlteros y las parejas que se acuestan antes del matrimonio deben morir, concisamente y sin posibilidad de arrepentimiento -si es que eso es un pecado por el que se merezca morir-. Si un hombre se acuesta con una mujer teniendo la regla, deben morir. Si en algún momento dudas del “elegido” de Dios, mereces morir tú y toda tu familia (en el sentido más amplio, incluyendo padres, abuelos, tíos, primos, etc.), incluyendo niños pequeños y esclavos, en total 250 personas, que quizá no sepan ni de que vaya la película de la rebelión ni quizá coincidieran con los rebeldes!! (véase el caso de Datán, Core y Abiram, contra Moisés). Me gustaría saber cómo podrías refutar, con tu vasto conocimiento bíblico, el argumento de que al dios al que adoras es un dios vengador en lugar del Dios amoroso y maravilloso que siempre se propone desde cualquier fe. Ojito que al día siguiente de matar a estos rebeldes y a su familia, Dios se cargó a otros 14.700 israelitas!! Menos mal que eran el pueblo elegido por Dios!!

  30. El Cuerno de la Abundancia
    27 junio, 2017 en 20:04

    El artículo es materia para muchos temas, desde que la historia de Adán y Eva es original de Sumeria como muestra este sello (con serpiente incluida)

    https://www.google.com/search?q=El+Ed%C3%A9n+sumerio&client=firefox-b&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwiT5bTY0d7UAhWGNSYKHdQSDl4Q_AUICigB&biw=1440&bih=767#imgrc=8ksV0v17O5sgeM:

    pasando por aplicar el tratamiento médico que indica Levítico (según el forista Francisco debería funcionar) para la “lepra” o la infección que fuese, cortando una paloma a la mitad, rociar con la sangre a otra y pringarse 7 veces para luego soltarla, hasta terminar en el corte encefálico en cruz que se necesita para ser científico y religioso al mismo tiempo. En este blog se ha tocado muy bien el tema desde diferentes ángulos. Recuerdo dos artículos, uno en que argumenta que todo religioso es “ateo de facto” cuando se dedica a una profesión científica, y otro que aplica una analogía comparativa entre un científico y sus creencias religiosas con el Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

    Y es que el cuento de Adán (que tiene más de agua que de barro) y su clon transexual Eva junto con los incestos de sus hijos y el cuello de botella genético que debieron producir es totalmente incompatible con la evolución y hasta con la vida, se interprete de forma literal o alegórica… aves existiendo antes de los reptiles, un dios que deja el futuro de la humanidad en manos de dos adolescentes desnudos sin consciencia del bien y del mal, un jardín del Edén sin muerte pero lleno de animales con colmillos y garras, plantas que sobreviven sin fotosíntesis antes de que el sol fuese visible… todos esos dislates de los “eruditos” de entre pastores de cabras del calcolítico solo pueden ser tomados como reales con el consumo de alucinógenos, por medio de enfermedades psicóticas, ignorancia hasta las náuseas, intereses secundarios o creando un corto-circuito sináptico entre los conocimientos científicos sobre la realidad y la creencia religiosa de esa realidad.

  31. Abraham.
    6 julio, 2017 en 14:01

    “Rodol, decirle a alguien que usa argumentos estúpidos después de escribir lo que has escrito tiene delito. ¿No crees?”

    Genial, Manuel.

  32. Visitante
    6 julio, 2017 en 15:42

    cuanto demoran en apoarecer los comentarios?

  33. 6 julio, 2017 en 16:12

    Visitante

    Pues depende de las veces que nos conectemos. Te recuerdo que los autores tenemos trabajos remunerados y que escribimos en CyD por amor al arte.

  34. Visitante
    6 julio, 2017 en 20:21

    gracias por responder ateo666666, la verdad es que no me daba maña para publicar un comentario.-
    ____________________

    el pensamiento religioso, aunque aberrante y estupido, es solo eso, una forma de pensar.-

    este tipo de forma de pensar, da una idea clara de la estatura intelectual de la persona con la que hablamos.-

    hablo de estatura intelectual, no de intelecto o de nivel cultural.-

    las religiones, en su generalidad, tubieron su oportunidad de formar parte de la Civilizacion, y la arruinaron completamente.-

    quizas , con un poco de buena voluntad, y, considerando que las religiones son parte de la evolucion cultural de la humanidad, podemos considerar, que hubieran sido utiles, como formadoras de individuos, de sociedades.-

    quizas podrian haber evolucionado (las religiones), como formadoras de eticas, costumbres civilizadas, desarrollo social, humanismo, compasion, codigos de convivencia social ….. quizas …. no lo sabremos.-

    pero no fue asi …. se “perdieron” en un oceano de supersticiones, de dogmas absolutamente ridiculos …. criminales muchos de ellos.-

    es verdad que la ciencia cometio errores ….. terribles errores ….. pero aprendio de ellos … lo reconocio …. y siguio adelante……

    la religion no hace eso, …, niega, amenaza, insulta, descalifica, ofende, mata, subyuga, criminaliza ….. y vuelve a hacer lo mismo . una y otra vez.-

    ¿alguien me lo niega? quizas , (lo entiendo …) ¿quien quiere tener en su “familia” un chimpance?….

    por supuesto que nadie ….. y la realidad es que nadie lo tiene …. tenemos un hominido de abuelo/abuela.-

    pero la verdad es peor y mucho mas dura ….

    la terrible realidad … es que nuestro abuela/abuelo …. es un charco de agua podrida hace cientos de millones de años.-

    o podemos ser mas poeticos ….

    y nuestro abuelo/abuela ….. es una supernova estallando con un poder y energia imposible de imaginar ….

    eso me gusta mas.-

    el miedo nos hace buscar “dioses” …. la ignorancia nos hace “escribir libros sagrados” ….

    pero eso ya paso …. deberiamos verlo con simpatia …. y seguir caminando.-

    como vemos con simpatia los horoscopos, las figuritas de los duendes, las imagenes de unicornios …

    hay que seguir evolucionando, o nos extinguiremos.-

    por estupidos.-

  35. Kamu Syldeck
    7 julio, 2017 en 2:22

    Interesante Visitante:

    Hasta donde puedo entender, las religiones surgieron como producto de nuestro cerebro, por la aparición de la conciencia. Un fenómeno inédito en su momento en el mundo animal.

    Las religiones aparecieron en respuesta al, en su tiempo, totalmente inexplicable mundo que nos rodeaba. Buscando un sentido a nuestra existencia, darnos cierto grado de seguridad, aunque fuese ilusión.

    El problema es que las religiones, siendo por definición ideologías basada en dogmas, propician la irracionalidad. El sinsentido.

    Fue necesaria en su momento, cuando no había algo mejor. Pero todos debimos dejarla atrás hace muchísimo tiempo como algo irreal en términos efectivos, pero interesante cómo fenómeno propio del ser humano.

    Existen tres tipos de personas: las que se apegan a la religión, las que buscan entender el mundo a partir de un pensamiento que se desarrolle a partir de la ciencia y la filosofía y aquellas que básicamente se interesan por los placeres de la vida. Que bueno que los primeros son los menos.

    Saludos.

  36. El Cuerno de la Abundancia
    8 julio, 2017 en 18:26

    Kamu Syldeck
    Salud y República!

    Las religiones tienen su origen en el pensamiento abstracto de los fenómenos naturales. Le recomiendo un libro: El Mito de la diosa de Ana Baring y Jules Cashford. Este pensamiento abstracto es importante y necesario hasta en el método científico, para fines de descubrimientos. La observación, primer paso del método, se basa en una premisa que no se sabe que sea 100% cierta. De allí se desarrolla el experimento para descartarla. Evidentemente, gracias al conocimiento adquirido y acumulado, existen premisas razonables y otras que pueden ser un disparate.

    Por ende, la religión es la depravación del pensamiento abstracto en que la línea lógica pierde el rigor científico y para explicar tal fenómeno, llega a la fantasiosa conclusión de la sobrenaturalidad, a falta de pruebas de nuestra premisa original, pero llenos de necedad de que sí o sí debe ser verdadera. Así, se diviniza a elementos naturales como un hombre llamado Jesús convertido en un dios; o por el contrario, se euhemeriza a un elemento abstracto para humanizarlo, como al cielo en Urano o al tiempo en Cronos.

    Ya sea divinizar o euhemerizar un elemento, se requieren dogmas para su culto. Naturalmente, como no se comprobaron las premisas, todas son falsas. Así, entiéndase que el pensamiento abstracto es natural y necesario, pero se debe superar por medio del método científico para no caer en dogmas religiosos, que sería como “irse de nalgas” en nuestra investigación de un fenómeno natural. La religión pudo ser la única solución en su momento; pero desde el comienzo de la era científica, pasa a ser arcaica y desfasada.

    El pensamiento abstracto y las conclusiones deductivas e inferencias no son propias del ser humano. Existen muchos experimentos que demuestran el altruismo en los animales. Le doy un ejemplo, busque en Youtube el experimento de los monos con los trozos de pepino y uvas, y verá que ellos también conceptualizan la justicia y la envidia. O solo observemos a un lobo aullando a la Luna… si eso no es religión, qué es… o mejor propiamente dicho, si no es “pensamiento abstracto”, qué es… Tal vez si la especie dominante hubiese evolucionado de los caninos, en lugar de cantos gregorianos, estarían todos los religiosos aullando en el templo.

    Tampoco quiero ser “religioso” y concluir que el lobo aúlla a la Luna por un “pensamiento abstracto” solo por falta de una mejor explicación. Se requiere la investigación de un grupo de especialistas con conocimiento de veterinaria, filogenia y ontogenia, y de “psicoanálisis animal”, si es que existe. Yo solo soy médico general y no tengo la capacidad de confirmar o descartar tal aseveración. Por el momento.

    Velas y buen viento!

  37. Kamu Syldeck
    9 julio, 2017 en 0:59

    El cuerno de la abundancia:

    Gracias por la recomendación del libro.

    Esta es mi modesta reflexión:

    El pensamiento abstracto se ha expresado al más alto nivel por el ser humano… al menos por ahora.

    Puede o no vincularse con lo que en términos efectivos definimos como realidad.

    Cuando no lo hace, es conocido como pensamiento mágico y pseudocientífico, el cual viene de lo intuitivo y de lo creativo. Puede ser práctico, usado con fines egoistas, pero no nos permite crecer ni como personas ni como sociedad. No es aporte ni para vivir ni para convivir mejor. No con el desarrollo que tenemos.

    Cuando lo hace, es conocido como pensamiento racional y científico, el cual viene de lo analítico y de lo creativo. Es práctico y cuando se hace un buen uso de él, (el amor es lo que inspira a ello en mi opinión), nos lleva al progreso, a tener vidas más plenas. A diferencia del anterior, tenemos oportunidad de ponernos de acuerdo con éste.

    Siempre hay que hacer el esfuerzo de llevar los asuntos consensuales y los asuntos valóricos hacia asuntos factuales, a hechos. Es fundamental.

    No es que el pensamiento mágico sea inherentemente malo, es parte del desarrollo del arte y de la literatura. Pero no debemos dejar que guíe en todo en nuestras vidas.

    Entiendo la elasticidad del concepto de lo religioso, de la espiritualidad, pero su peor forma son las dogmáticas religiones organizadas. Perdí a una pariente por ello… sus padres se negaron a una urgente transfusión de sangre que habría salvado su vida.

    El asunto más grave no es la creencia en algún dios, es que se supone que tiene un mensaje para sus hijos, sus enseñanzas y hay que seguirlas sin cuestionar. Esto ha llevado a muchos actos malvados y absurdos.

    Sé que pusiste entre comillas el psicoanálisis animal, pero no está demás decirle a los que se interesen por leer y no sepan que el psicoanálisis hace tiempo que se encuentra en el “Museo de la Historia de la Ciencia”.

    Saludos cordiales.

  38. El Cuerno de la Abundancia
    9 julio, 2017 en 18:43

    Saludos, Kamu Syldeck

    Tiene razón, el psicoanálisis está desfasado. Para no depender de tal práctica esotérica para explicar el comportamiento del lobo, estuve buscando en alguna fuente confiable si existe relación entre el aullido del lobo y la luna, pero no encuentro ninguna. Lo mejor fue esto:

    http://www.cromo.com.uy/por-que-los-lobos-aullan-la-luna-n567545

    Me hubiese gustado más una fuente como un tratado de zoología o algo de ese corte, pero no encuentro ninguno que se refiera al tema. Parece ser un mito.

    Sobre la utilidad y el peligro del pensamiento abstracto, lo plantea usted muy bien, pero yo lo haría un poco más sencillo, no sé si de forma correcta:

    “El pensamiento abstracto es útil si imaginas un paraíso vergel y pacífico, lleno de salud en el cual vives escuchando dulces melodías de las arpas de unas ninfas… y haces una pintura, una partitura y una novela sobre ello; otra cosa es creer que tal cosa existe y obligar a tus hijos a seguir una serie de dogmas para alcanzarlo.”

    Lamento mucho lo de su familiar, esa creencia religiosa contra la transfusión sanguínea es un problema constante a nivel mundial que ha cobrado muchas vidas. El asunto de consumir sangre cruda es que provoca un efecto similar como si el paciente tuviese una hemorragia gastrointestinal, y esto lleva a Encefalopatía Hepatoamoniacal. No sucede con la transfusión sanguínea porque la sangre entra a su compartimento. Eso cuesta explicarlo a los Testigos de Jehová.

    Al menos en Costa Rica la ley permite desposeer a los padres del niño y el gobierno lo protege para efectuar la transfusión aun sin la autorización de los padres. No sé en otros países cómo funciona la Ley.

  39. Elestudiante96
    10 julio, 2017 en 0:22

    Voy a comentar algo curioso. Espero que aporte algo.
    Solía formar parte de una agrupación cristiana, había gente de todos los tipos, desde el más inútil del universo a médicos e ingenieros, con buenos sueldos por cierto.
    Lo curioso es que no te planteas tus creencias, para qué hacerlo si no interfieren en tu vida laboral ni académica. Más bien es un gran pilar de la vida “sentimental” es decir la convivencia, etc.
    ¿Para qué les sirve esas ‘reuniones’? Personalmente me hizo ver de manera más ‘sentimental’ el mundo, incluso podría decir de muchas maneras filantrópicas, si se me entiende.
    Conclusión, a mi opinión, lo del Dios de los huecos no es un hándicap o algo malo, más bien les ayuda a sopesar el día a día.
    Paradoja: La religión y la ciencia pueden estar juntas pero no revueltas.

  40. 10 julio, 2017 en 7:07

    Elestudiante96

    La verdad es que nunca he entendido ese sindrome de Estocolmo frente al Kim Jong-il galáctico, al que se acude desesperadamente para que aporte consuelo mientras ha sido el único responsable de ese terrible cáncer que carcome a tu hijo por dentro o extermina a toda tu familia en un brutal accidente de tráfico. ¡Misterios incomprensibles para este pobre ateo!

  41. Pocosé
    10 julio, 2017 en 8:28

    Ateo 66666
    Nosotros no lo podemos aceptar, pero no hay que hacer mucho esfuerzo para entender que una vez creen, por que no habrían de creer que todo el bien viene de dios y todo mal viene del hombre o que dios está poniendo a prueba su fe o que son cosas de maligno (diosete con grandes poderes) o cualquier otra falacia a gusto del creyente, más bien de sus… ¿pastores?

  42. 10 julio, 2017 en 18:17

    esto es solo una opinion mia ….. sin mas valor que la propia experiencia.-

    nadie nace ateo.-

    es mas … la actitud de creyentes es en realidad lo normal, pero eso ustedes lo saben, es una cuestion intrinseca a lo que llamamos Ser Humano.-

    el ateismo, es una conviccion personal …. en realidad y por duro que les parezca a los creyentes ….

    el verdadero Ateo, es el resultado de una busqueda espiritual intensa … ¿paradojico verdad? … pero es asi ….

    otros desembocamos en el ateismo …. por vivencias de la vida extremadamente dolorosas … y obvio, absolutamente personales.-

    el dolor nos dejo vacios …. y … en algunos casos …. salimos fortalecidos, con una vision mas “natural y racional” de la vida.-

    a nivel muy personal, me causa un poco de gracia (gracia con un toque de simpatia….), esos jovenes que se declaran ateos …. y en realidad solo son reaccionarios contra sus padres, la familia, o porque les gusta el “titulo” …..

    obviamente no todos son asi ….

    no es facil ser ateo …. o agnostico ….. la naturaleza y el Universo no ayudan ….. en realidad me importan un rabano las sociedades humanas que penalizan el ateismo ….. estoy llendo por otro lado.-

    el universo no nos ayuda …. TODO nos “impulsa” a las calidas aguas de la creencia facil.-

    no me molestan los creyentes …. al fin y al cabo, la verdad es “emergente” … y nos guste o no (normalmente no nos gusta…), nos daremos con ella …. en forma feliz …. o a los palos.-

    y eso es lo que pasa con la inmensa mayoria de la gente …. el vacio al que se enfrentan desde lo existencial …. es muy dificil de asimilar.-

    quizas todo pase por ahi …. por el vacio.-

    por eso buscan cualquier cosa en que creer, sea Jesus, la Santisima, otras religiones, Buda, pero al menos, las religiones clasicas tiene algo de dignidad.-

    los que son pateticos son los creyentes New Age ….. han perdido el decoro …. creen en cualquier cosa …. una vez me informe sobre un engendro llamado “Magia del Caos” … patetico.-

    pero bueno …

    muchos …. muchos …. muchos … llenan ese vacio con basura.-

    un abz.-

  43. 10 julio, 2017 en 19:23

    visitante

    Yo no veo diferencia alguna entre los “patéticos” new age y los “dignos” creyentes de la religiones clásicas. Las burradas de los dogmas de unos y otros son igualmente estúpidas y ofensivas al intelecto.

  44. Abraham.
    11 julio, 2017 en 8:52

    Bueno, una pequeña diferencia hay. Unos aceptan unas creencias que vienen heredadas de su cultura, que se las han repetido desde pequeños, por lo que, por muy improbables que sean, como se suele decir, si el río suena agua lleva. Creencias que, mientras que no entren en contradicción con lo cotidiano, ni siquiera te las planteas. Mientras que las otras, aún siendo quizás más ancestrales todavía (el vitalismo creo que es anterior al monoteísmo), han llegado a nuestros oídos a otra edad, tal vez en la edad de la rebeldía, razón por la que nos sentimos inclinados a probar esas ideas diferentes.

    Yo también pasé por una fase vitalista. Tras las incoherencias del cristianismo, intenté darle forma personalizada a ese ‘algo superior’, algo que no fuera tan contradictorio con el conocimiento de la naturaleza. Primero otorgando poderes sobrenaturales al poder de autosugestión, que los pensamientos podían sintonizarse como una radio, luego (tras leer a Asimov) mistificando el organismo Gaia. Aún creo en Gaia, aunque no como una diosa ni ningún poder sobrenatural, sino de la misma manera que creo que la Humanidad es un ente, a pesar de estar compuesto de multitud de personas independientes (aunque fuera Armstrong el que pisó la luna, fue la Humanidad, su conocimiento acumulado, la que lo puso allí). Aún no hay pruebas definitivas, pero parece bastante plausible que el conjunto de la vida en la tierra tenga características de un organismo complejo.

    Con creer, me refiero a que, aunque no hay pruebas definitivas (falta comprobar la relación con la biología marina), sí hay indicios, así que en cierto modo, espero que la hipótesis se acabe refutando cierta. Y hasta ahí llega mi fe.

    Por cierto, si quieres ver otros ejemplos de disonancia cognitiva, hay ecologistas defendiendo eucaliptos, vegetarianos defendiendo la agricultura intensiva y los que siempre piden el café con sacarina después de una comilona.

  45. Kamu Syldeck
    11 julio, 2017 en 17:35

    Yo tengo un enfoque más conservador, en vez de Gaia, Biósfera. A las formas de vida las considero catalizadores entrópicos, pero esto último es mi opinión.

    En cuanto a la civilización, es el resultado de sistemas complejos. Estos últimos son estructuras que no pueden explicarse en función de la suma de sus componentes, esto es debido a que los sistemas complejos presentan propiedades emergentes.

    Ejemplos de sistemas complejos son la conciencia, el cambio y la ridigización de opiniones, el resultado de la elección de Trump, entre otras.

    Es un tema muy interesante a estudiar partiendo por la física.

  46. Eduardo Baldu Gil
    12 julio, 2017 en 0:51

    Visitante, tu afirmación que nadie nace ateo es falsa. En realidad sería al revés. Es la propaganda machacona de la religión dominante en el lugar donde naces y vives lo que te convierte en creyente. Salvo que tengas la suerte de criarte en una familia descreida, como fue mi caso. Desde que tengo uso de razón he sido ateo, sin que ello haya representado ningún problema o trauma. Y por cierto, no soy ningún jovencito. Estoy a punto de cumplir los 63 años

  47. Pocosé
    12 julio, 2017 en 9:19

    Nadie nace ni ateo ni creyente, ni hutu ni tutsi, ni hipster ni punky, ni merengue ni culé.
    Todos nacemos “Homo tecnotribalis supersticiosus”
    – Con una total dependencia de otros durante un largo periodo.
    – Con una gran capacidad de imitación.
    – Con una prácticamente total dependencia de herramientas/tecnología y una gran flexibilidad para adaptarse y readaptarse a ellas.
    – Con una predispoción a adquir una identidad sociocultural a la que ser fiel incluso por encima de cualquier otra consideración.
    – Con una gran tendencia a identificar patrones y correlaciones, que en un porcentaje aceptable coinciden con causa efecto, otorgandonos una faborable eficacia.

    Y todo lo expuesto sólo son mis deducciones. Con el valor que puedan tener las de alguien que carente de titulación académica superior, en la medida de sus posibilidades, trata de adquir los conocimientos más veraces y de observar a la humanidad completa.

  48. 12 julio, 2017 en 15:21

    “Y todo lo expuesto sólo son mis deducciones.”

    Y sin embargo, existen múltiples estudios en diversos campos de la ciencia que apoyan tus deducciones.

  49. 17 julio, 2017 en 20:46

    La religión y la ciencia son mutuamente incompatibles, a pesar de que existan científicos que intenten mostrar la inexistencia de dicha compatibilidad. En YouTube existen decenas de debates entre ateos y religiosos. Nadie gana ya que cada uno tiene su postura y nunca la va a cambiar. Es pérdida de tiempo pura y dura. La ciencia es razonamiento puro; la religión, se basa en la fe y el deseo de que el mundo no sea como realmente es. Dejo la dirección de mi blog donde trato temas de ciencia relacionados a la salud, basada solo en evidencias científicas. https://eduardosetti.wordpress.com

  50. Kamu Syldeck
    17 julio, 2017 en 21:13

    Eduardo Setti:

    Gracias por proporcionar la dirección web.

    Desde el punto de vista que expones es cierto, pero la verdadera intención de esos videos es atraer a los indecisos.

  51. 17 julio, 2017 en 23:44

    Kamu, es verdad que apunta a los indecisos, sin embargo, es muy difícil no tener una postura con respecto a la religión, sea consciente o subconsciente. Si los hay, son una pequeña minoría. El creer en la ciencia o religión surge de una necesidad muy profunda que depende de si uno necesita creer en datos y hechos comprobables o en relatos donde la lógica no existe, pero que cumple con la labor de contener. Cada uno elige lo que le hace sentir mejor, donde uno se correlaciona con la realidad, el otro, con la fantasía. Los debates más comunes son los de Sam Harris, Lawrence Krauss y Richard Dawkins contra los de Robert Wright, William Lane, Deepak Chopra. Ya se han dejado de hacer porque los mismos científicos se han dado cuenta que es una pérdida de tiempo. Los religiosos no tienen problemas porque están acostumbrados a tratar con un público cada vez menos creyente y no les molesta recitar lo mismo de siempre. Saludos.

  52. Kamu Syldeck
    18 julio, 2017 en 0:13

    Eduardo Setti:

    Es verdad, a Richard Dawkins le aconsejaron que no siguiera con estos debates ya que les estaba dando validez a sus oponentes, como si en principio ambas posturas fueran defendibles racionalmente.

    Como bien dices apunta a los indecisos, aunque no sean muchos, además de realizar proselitismo religioso, es cosa de ver a William Lane Craig y su “defensa moral” del antiguo testamento.

    Es cierto que el público es cada vez menos creyente, pero lamentablemente se están decantando mucho por el engendro de la astrología: el new age.

    Saludos.

  53. Anónimo
    8 agosto, 2017 en 21:39

    Zas!! En toda la boca!! Estupendo artículo

  54. Anónimo
    12 octubre, 2017 en 23:55

    yo nunca vi a dios crear algo, así como nunca vi la macro evolución en accion

  55. jasiel mamani
    12 octubre, 2017 en 23:59

    El hecho de que una persona publique un nuevo comentario cada vez que alguien refuta o trata de cambiar la pespectiva en la que se cierto tema se debe a que

  56. 13 octubre, 2017 en 6:34

    Anonimo

    Tampoco has visto nunca nacer una estrella ¿y qué?

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: