Inicio > Actualidad > La medicina privada del futuro: los parias genéticos serán desahuciados

La medicina privada del futuro: los parias genéticos serán desahuciados


Uno de los grandes peligros de la medicina privada es que, al estar supeditada a la cuenta de resultados y a la búsqueda de máximo beneficio como cualquier otra actividad económica, conlleve en la práctica a la exclusión de los individuos menos “saludables”. Y este peligro que siempre ha estado presente, ahora con las nuevas tecnologías genómica y el “big data” sanitario se está haciendo ya una triste realidad.

Hasta ahora la práctica de la medicina privada, de la que EEUU es cabeza de lanza, consistía en que un individuo sano y preferiblemente joven contrataba una póliza con una compañía del sector sin ningún otro problema que pagar las mensualidades de la prima. Ahora bien, existe una condición muy relevante, y es que el asegurado no esconda ninguna enfermedad previa. Si pasados unos años el individuo enferma la aseguradora debe hacerse cargo de todos los gastos, aunque si la compañía de seguros demuestra que había mentido en su solicitud inicial, el paciente no sólo pierde la cobertura sanitaria sino que se puede enfrentar a una demanda por estafa con las consiguientes responsabilidades pecuniarias y hasta penales.

Pues bien, con las nuevas tecnologías genéticas aplicadas a la epidemiología (en donde el genoma de cientos de miles de individuos se secuencia y luego se buscan correlaciones con las diversas enfermedades que tienen o que van a desarrollar en el futuro) se están descubriendo multitud de asociaciones entre diferentes genes y las más variadas enfermedades. Y ese conocimiento que, en principio es bueno para la sociedad en general y para los pacientes en particular, se está volviendo en contra de los ciudadanos cuando es aplicado por las grandes compañías aseguradoras.

Supóngase un individuo que va a contratar una póliza sanitaria o de vida y entre los requisitos del examen médico inicial se incluye una pequeña prueba genética que por unos pocos cientos de euros permite identificar un puñado de polimorfismos que pueden estar asociados con diversas enfermedades. Nuestro protagonista tiene la mala suerte de poseer cambios en un par de genes que se asocian con un tipo determinado de cáncer. Eso por supuesto no significa que todos los individuos que presenten esos polimorfismos van a acabar desarrollando el tumor, sino que si por ejemplo la incidencia de ese cáncer es del 1% en la población en general, en los individuos positivos para esos cambios es mayor, del 5% o del 15%. ¿Qué ocurriría en caso de que la aseguradora tuviera esa información? Pues no tenemos que seguir suponiendo, ya que el Dr. Steven Lipkin, un experto en el campo del diagnóstico genético se ha encontrado ya con casos reales de discriminación genética. Así en un reciente artículo traducido al español por la web OpenMind lo explica claramente:

Karen Young es una paciente de mi consulta con síndrome de Lynch, una enfermedad de predisposición genética al cáncer que aumenta el riesgo de cáncer colorrectal, uterino, ovárico y de otras clases, y está causada por mutaciones en el MSH2, el MLH1 y otros genes. Karen está en la década de los cincuenta y se le han extirpado quirúrgicamente el colón, el útero y los ovarios. Nunca ha tenido cáncer y es rigurosa con las pruebas, pues quiere mantenerse sana para poder trabajar y hacerse cargo de su familia. A pesar de su meticulosidad, a Karen le denegaron un seguro de vida con argumentos poco convincentes que aludían a su diagnóstico genético. La carta de rechazo de su aseguradora decía:

Como todas las compañías aseguradoras, tenemos unas directrices que determinan cuándo se puede o no proporcionar cobertura. Por desgracia, tras considerar atentamente su solicitud, lamentamos informarle de que no podemos proporcionarle cobertura debido a que ha dado positivo en la mutación del gen MSH2, que causa el síndrome de Lynch, tal y como figura en su historial médico.

Si ha recibido otras cartas anteriores a esta que ha interpretado como cobertura, por favor, ignórelas. No tiene usted cobertura. Además, en caso de tener una póliza previa, por favor siga abonándola.

Y claro, como siempre la legislación va retrasada sobre la práctica corporativa ya que como indica el Dr. Lipkin

En Estados Unidos, en mayo de 2008, el presidente George W. Bush firmó la Ley de no discriminación por información genética (GINA, por sus siglas en inglés). […] GINA prohíbe la discriminación genética tanto en los seguros laborales como de salud. En concreto, las aseguradoras y los empleadores con más de quince trabajadores no pueden requerir información genética para usarla en ninguna de sus decisiones. Sin embargo, las pequeñas empresas están exentas debido a los costes administrativos. […] No obstante, GINA tiene algunas limitaciones. No protege de discriminaciones en la contratación de seguros de vida y de enfermedad, algo similar a lo que ocurre en el Reino Unido.

Y aunque algunos estados como California o Vermont han ido más allá ampliando las garantías del ciudadano con leyes más rigurosas, en el resto del país el hueco está siendo aprovechado por las empresas del sector para denegar seguros a personas como Karen Young en base únicamente a probabilidades.

En resumen, si como en el resto de los sectores económicos acaban prevaleciendo los intereses corporativos por encima de la salud de los ciudadanos, no sería descabellado encontrar dentro de unos pocos años un subconjunto de la población, los llamados parias genéticos que por tener marcadores de predisposición a alguna de las miles de enfermedades que nos acechan desde tiempos ancestrales no pudieran obtener cobertura sanitaria en este cada vez más privatizado mundo de la sanidad. Y eso sin tener en cuenta que la actual administración Trump es más que poco partidaria de las leyes. Así en una entrevista publicada por el diario El País, el Dr. Lipkin pone el dedo en la llaga

Pregunta. ¿Cómo puede afectar en este panorama el presidente Donald Trump?

Respuesta. Un aspecto clave de la ley es hacer que se cumpla. Las leyes son violadas continuamente. Es como cuando alguien cruza el semáforo en rojo, va contra las normas pero no se hace nada al respecto. Con las leyes pasa igual, algunas se hacen cumplir y otras no. Me preocupa que las personas que se hacen pruebas genéticas y sean discriminadas no sean escuchadas por el Gobierno.

Cosa que sabemos muy bien en España, en donde por ley

Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

y también

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

y ya sabemos que estos artículos de la Constitución valen menos que el papel en el que están escritos.

Entradas relacionadas:

Videos relacionados:


  1. Abraham.
    11 julio, 2017 en 8:19

    Me veo en Gattaca, pidiendo sangre y muestras de orina a un desconocido para poder estafar al seguro.

  2. Jarenito
    11 julio, 2017 en 9:05

    Por eso la Sanidad privada es una basura indefendible.

  3. Kamu Syldeck
    11 julio, 2017 en 16:26

    Hola:

    Esto me recuerda a un artículo anterior que apareció en C y D. Si hay intereses diametralmente opuestos no debe haber cooperación entre el gobierno y las grandes empresas privadas, el foco del estado tiene que centrarse en la ciudadanía.

    Las leyes humanas no son descripciones de fenómenos observados como las leyes naturales. Son preceptos que pueden obedecerse o no. Cómo bien se dice acá, no basta con legislar, la fiscalización es imprescindible.

    Saludos.

  4. Jose
    11 julio, 2017 en 17:21

    La Sanidad privada sirve en realidad para bien poco, para que gente joven o de mediana edad con problemas leves de salud adelante alguna prueba diagnóstica poco cara, como una ecografía, o alguna intervención quirúrgica poco cara, como unos juanetes, para evitar la demora de la sanidad pública. La mayor parte de la gente enferma de patologías cardíacas o cáncer en edades superiores a los 60 años, a esas edades ya ningún seguro te cubre o te echan subiendo exageradamente las primas, o descubres que sólo cubre parte del tratamiento con lo que al final te has de ir a la sanidad pública. La gente de clase media, joven o de mediana edad cree que lo tiene todo solucionado con los 30 euros al mes que vale un seguro de salud, y nada más lejos de la realidad, estamos dejando que se deteriore la sanidad pública y antes o después TODOS nos daremos cuenta del grave error cometido, pues TODOS la necesitaremos para sobrevivir. Sería necesario una sanidad pública más orientada a la prevención, en la que debe participar también el sistema educativo y los medios de comunicación, más rápida, puesto que las demoras en el diagnóstico y el tratamiento ocasionan mayores gastos, y liberada del poder de la industria farmacéutica, que aumenta exageradamente los costes sin aportar mucho a cambio. Sería necesario potenciar las medidas preventivas y el tratamiento que haya demostrado científicamente su eficacia, y dejar de financiar el diagnóstico precoz y los tratamientos que no hayan demostrado mejoras en el nivel de salud de la población. La medicina privada, como medicina puramente satisfactiva que es, no cumple funciones preventivas ni curativas.

  5. Eduardo Baldu Gil
    12 julio, 2017 en 11:33

    Mi mujer está en tratamiento por cáncer.Eso es motivo suficiente para que se le deniegue la contratación de un seguro de vida, y por ende la concesión de cualquier crédito, aunque sea a uno, dos, tres o cuatro años. Las discriminaciones por enfermedad, real o potencial. ya existen y se van a incrementar.
    Hay sectores que son fundamentales para la sociedad y que en ningún caso deberían estar en manos privadas. Unos deberían ser exclusivamente públicos, y otros mixtos con mayoría pública de forma que el control fuera público.

  6. Abraham.
    13 julio, 2017 en 11:47

    Sí, está muy claro cómo funcionaría mejor. El problema viene cuando los que toman las decisiones son los favorecidos por el sistema. Ni siquiera tienen en cuenta los beneficios para el conjunto de la población. Sólo cuando el malestar general puede ocasionar daños a las cuentas corrientes de algunos particulares, abren un pelín la válvula de sobrepresión.

  7. Visitante
    13 julio, 2017 en 18:40

    una opinion personal.-

    creo que estos “negocios” … sucios y verguenza de nuestra sociedad …. al final … la pobre gente (todos nosotros …) nos apartaremos de ellos … y se convertiran en “privilegios” de solo algunos … y como tal, un negocio que solo es util para unos pocos ….

    se fundira.-

    el resto (vuelvo a repetir …. “todos nosotros” …..), haremos lo que siempre se hace en estos casos ….

    generaremos “posibilidades paralelas” ….

    y esto es “evolucion en movimiento” …. para quien lo dude … es asi.-

    en un grupo, cuando una parte de ese grupo, genera priviliegios especiales, se comienzan a gestar nuevos “sistemas” para ayudar a contener al resto.- (Sociologia Basica).-

    hay una descomunal falta de comprension de como funciona la evolucion … de lo que significan conceptos como “la supervivencia del mas fuerte” y “ellos” no son los mas fuertes ….. al contrario.-

    estas personas, con sus negocios “civilizados” …. sencillamente se extinguiran.-

    se tendran que comer su propio dinero … y aprenderan de golpe … que el dinero no se come …. y “que todos los hombres mueren”.-

    les recuerdo que la Naturaleza, no “privilegia” a nadie ….. pero los que se unen, tiene mas oportunidades que los que estan solos.-

    estos egoismos, no ayudan a a nadie.-

    ¿descubriran cosas…? … ¿medicamentos nuevos…? … puede ser.-

    pero siempre habra “gente” …. (los “rebeldes” que la naturaleza pone para equilibrar las cosas ….) que entregaran a todos esos “secretos” miserablemente escondidos de la humanidad.-

    la naturaleza no entiende de “privilegios”, ni de “clases”, ni de un “adn de un tipo o de otro” ….

    TODOS los ADN son NECESARIOS, TODOS, TODOS, TODOS …… no tenemos la “estatura” para saber cual es mejor o peor.-

    los que dicen que UN TIPO DE ADN es MEJOR O PEOR QUE OTRO ….. solo utilizan los CRITERIOS de la ECONOMIA Y MEZQUINDAD propia de nuestra civilizacion.-

    el ADN de una persona … que tristemente “anida” un cancer , o lo que sea, …. no significa “cabalmente” que eso se va desencadenar … ¿mas posibilidades que otros?. … seguro …¿garantia de que ocurra? … ninguna.-

    y una madre/padre que tienen en su genetica un problema serio …. pueden (y digo esto con mucha seguridad…), ser los padres de un genio, de un talento, de un artista, de un sabio ….

    y nuestra Humanidad … necesita terriblemente de estas personas ….genios, artistas, talentosos, y sabios.-

    ¿haran daño? … seguramente.-

    pero se extinguiran … ahogados en su propia basura.-

    la Naturaleza … es sabia ….. es un mecanismo absolutamente preciso … y la “evolucion” (como proceso…), es indetenible … y siempre busca el equilibrio …. donde hay mezquindad, coloca humanismo, donde hay egoismo y dolor, coloca hombres y mujeres altruistas, donde hay esclavitud, coloca ideas de libertad, donde hay dolor y angustia, coloca personas que sacrifican todo por apagar ese dolor y esa angustia.-

    siempre algo pasa … para bien o para mal … pero la tendencia al equilibrio, es la carta de defuncion de las “ideas” miserables.-

    (disculpen … a veces me pongo violento cuando leo a estos comerciantes del dolor y la miseria humana).-

  8. Kamu Syldeck
    13 julio, 2017 en 23:50

    No le demos a la naturaleza características que no le corresponden. No es sabia, sólo tiene cierto comportamiento que hemos aprendido a incorporar como conocimiento, para poder sacar provecho de éste.

    Podríamos ser barridos del planeta por un estallido de radiación gamma proveniente de la colisión de dos estrellas y no podríamos evitarlo ni alcanzar a darnos cuenta, entre otros posibles peligros.

    Y la naturaleza seguiría igual sin nosotros.

    Es cosa de ver cuántas especies y ecosistemas han desaparecido. Que ocurra un exterminio global no es algo descartable.

  9. Visitante
    14 julio, 2017 en 18:47

    sr. kamu syldeck.

    estoy hablando en forma metaforica.-

    pense que no hacia falta aclarar eso.-

    es obvio que si participo en este Blog, es porque sintonizo con el “espiritu” del blog.-

    pero le recuerdo, que los lenguajes de comunicacion humana, no son lenguajes formales, como la matematica o la quimica.-

    son metalenguajes, algo mas haya del simple formalismo.-

    ademas estamos hablando de “medicina privada …”, un problema fuertemente sociologico y politico ….. no de explosiones cosmicas.-

    que obviamente nos pueden arrasar en un segundo, como es obvio que nuestra existencia es sencillamente insignificante en el universo.-

    pero ese no era el tema.-

    el punto mio, es que esta clase de politicas, cada vez mas comunes, incluso en mi pais, son una afrenta para lo que “desvergonzadamente” … llamamos CIVILIZACION.-

    y eso me indigna …. nada mas que eso.-

    un saludo

  10. Kamu Syldeck
    14 julio, 2017 en 21:49

    Visitante:

    Estamos de acuerdo en que nuestra forma de comunicación común no está basada en la lógica.

    Pero hablaste de la naturaleza como un mecanismo absolutamente preciso, eso es una falacia. La naturaleza puede y de hecho genera efectos indeseables desde el punto de vista humano. Aquí no veo metáfora.

    Desde que empezó la agricultura se generó la desigualdad y el abuso de poder en la cultura humana. Para que haya un cambio tiene que partir por nosotros, los que somos vulnerables, por medio de la educación y de la acción conjunta , no podemos esperar otra cosa, de otra forma tenemos la civilización que nos merecemos.

    Seamos objetivos, no tenemos garantía de que la humanidad superará su crisis. Podría autodestruirse, podría cada vez más acercarse a una utopía. Su futuro es incierto.

    Los que tienen un gran poder político, económico, religioso o militar han sabido como manipular a las masas. Si algo los amenaza, tienden a repartir migajas y lo hacen mediático, entre otros trucos. Así liberan la presión indeseable para ellos y pueden mantener su abuso.

    Saludos.

  11. Juanito
    19 julio, 2017 en 22:10

    Bienvenidos al siglo XXI.
    El club de los más aptos versus los parias que no sirven.
    Al fin la ciencia toma el toro por las astas.

  12. 19 julio, 2017 en 23:05

    Juanito

    No es la ciencia, puesto que es únicamente una herramienta, es el sistema neoliberal. Porque esos mismos conocimientos científicos podrían ser puestos a disposición de la sociedad si las leyes y las normas estuvieran al servicio de la ciudadanía. Es más, en la actualidad tenemos las herramientas científicas suficientes para cambiar el paradigma económico de manera más rentable para la sociedad: las energías renovables hacen disminuir grandemente las enfermedades ligadas a la contaminación, la asistencia sanitaria universal hace disminuir enormemente el gasto sanitario, etc., etc., etc.

    Lo que ocurre es que el actual sistema político-económico no tiene en cuenta todos los gastos y, mientras privatiza los beneficios, deriva los costes de ese irracional capitalismo depredador al conjunto de la ciudadanía. Hace tiempo me hice eco de un brillante ensayo en el que ponía de manifiesto esta absurda, irracional y cada vez más suicida postura del cortoplacismo y la libre empresa: https://lacienciaysusdemonios.com/2016/03/30/darwinismo-y-economia-o-como-la-estupida-competencia-puede-llevarnos-al-suicidio-colectivo/

  13. 20 julio, 2017 en 8:03

    Bienvenido al siglo XXI. El club de Internet muestra comportamiento troll como el de Juanito, porque es difícil pensar que haya tanta mala gente a los mandos de los teclados como se infiere de los mensajes que a menudo se leen en la red.

  14. 26 julio, 2017 en 1:48

    Lamentable que los datos que pudieran aplicarse para campos tan hermosos como la medicina (yo la estudio) estan siendo aplicados por las grandes corporaciones aseguradoras para “tildar de cliente no grato” para la adquisición de servicios tan basicos como la salubridad. Vaya, el mundo se esta volviendo loco…lo bueno es que en mi facultad si que nos estan enseñando bastante humanismo, la salud del paciente es prioritaria antes de ver su poliza.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: