Inicio > Actualidad, Escepticismo, Magufadas, Medicina > Pulseras homeopáticas para bebes: un caso para el Dr. House

Pulseras homeopáticas para bebes: un caso para el Dr. House


El consumir medicina “alternativa” conlleva casi siempre peligro, ya que nunca se sabe a ciencia cierta qué es lo que se está tomando, puesto que muchas veces estos productos no pasan por ningún tipo de control sanitario. Esto es así ya que los “medicamentos” alternativos son fabricados por cualquier chamán o desaprensivo (o ambas cosas) que sabe con total certeza que la medicina científica está equivocada y que él en su alternativa sapiencia tiene el remedio para casi cualquier enfermedad.

Y un reciente ejemplo de este peligro ha sido publicado en una nota de campo del Centro de Control de Enfermedades estadounidense. En este documento los autores indican que los servicios médicos de Manchester (Connecticut) atendieron a una niña de 9 meses de edad que posteriormente fue diagnosticada de anemia normocítica y de un nivel de plomo en sangre 8 veces superior a lo que se considera ya anormal. La niña había sido cuidada únicamente en el hogar familiar, casa que había sido construida en 1926. Por ello se procedió a la toma de muestras del domicilio, encontrándose que el interior de algunas ventanas tenía pintura desportillada basada en plomo. Sin embargo, el departamento de salud concluyó que esas mismas ventanas eran una fuente poco probable como origen de la exposición, ya que por su corta edad la niña no había podido tener acceso a ellas. Además, el hecho de que los tres hermanos mayores, con edades comprendidas entre los 3 y los 5 años, mostraran valores normales de plomo en sangre y nunca hubieran tenido problemas similares durante su etapa más infantil confirmaba dicha conclusión.

Se procedió a preguntar a los padres (al estilo de los famosos episodios de la serie Dr. House, cuyos casos siempre estaban basados en hechos reales), los cuales informaron que a la niña se le ponía de vez en cuando una “pulsera de hematita homeopática hecha a mano” que habían comprado a un artesano en una feria local, porque este objeto “servía” para combatir las molestias normales relacionadas con la dentición que presentaba algunas veces la pequeña.

Además, los padres añadieron que la niña chupaba y masticaba dicha pulsera durante esos episodios asociados a dolor bucal debido a la salida de la dentadura de leche. Por ello se procedió a analizar la composición de dicho objeto, encontrándose que las pequeñas cuentas espaciadoras entre los diversos abalorios de la pulsera estaban fabricadas con plomo. Como indiqué antes, un caso de libro para el Dr. House.

Y lo peor de todo este asunto es que es de sobra conocido desde hace mucho tiempo el peligro de envenenamiento por ingestión oral de productos que contengan plomo. En general la pintura con plomo, el polvo y el suelo contaminado son las fuentes más comunes de exposición crónica al plomo en niños; aunque los objetos de plomo han dado lugar a envenenamientos agudos. Así a principios de siglo se produjeron en EEUU varios casos de envenenamiento severo y posterior muerte por plomo vinculados al uso de bisutería fabricada con plomo que se comercializaba para niños. Ello dio lugar a avisos generales a la población y en el año 2010, las autoridades estadounidenses competentes establecieron un límite de contenido de plomo en artículos fabricados y comercializados para niños, norma que da lugar a la retirada de numerosas joyas para niños cada año, pero que no se aplica a artículos que no están destinados específicamente para ser usados por niños o en productos para niños como parece ser el caso de la famosa pulsera, que había sido vendida con una nueva finalidad “médica” además de su supuesto valor decorativo, probablemente porque así el vendedor aumentaba su precio, ya que una pulsera bonita y que además “cura” a tu bebé es más que atractiva para ese público desinformado que busca remedios “alternativos”, lejos de la siempre sospechosa medicina científica.

P.D.

Como en la pulsera no se encontraron marcas de identificación alguna y los padres no recordaban muchos detalles de la compra, el vendedor de pulseras homeopáticas para bebes no pudo ser identificado y por tanto, puede seguir vendiendo con total libertad homeopatía plúmbea para bebés.

Entradas relacionadas:

 


  1. Kamu Syldeck
    14 septiembre, 2017 en 13:26

    Hola:

    Y pensar que no falta la gente que dice: “no es bueno saber mucho”, “yo estoy conforme con mi educación”, y cosas así.

    Conviene ser capaces de filtrar la información que recibimos, contrastarla, ver si hay fundamento que la apoye. De ese modo, reducimos significativamente la probabilidad de ser engañados y tenemos más oportunidades de vivir mejor.

    Saludos.

  2. Anónimo
    14 septiembre, 2017 en 23:02

    Esos malos comentarios hechos hacia la medicina homeopatía son falsos. Claro que la homeopatía es mucho mejor y se puede combinar con alopatia. No tiene efectos secundarios como la medicina de farmacia que te componen una cosa y te descomponen tres. Todos estos ataques hacia la medicina alternativa es porque hay muchas pérdidas millonarias de la farmacéutica actualmente.

  3. 14 septiembre, 2017 en 23:16

    Pues nada valiente, trátate una infección o ya puestos un cáncer con homeopatía, a ver cuanto duras. Seguro que te llevas el Premio Darwin.

  4. 15 septiembre, 2017 en 1:30

    “Todos estos ataques hacia la medicina alternativa es porque hay muchas pérdidas millonarias de la farmacéutica actualmente.”

    Claro, porque los de Boiron y Hahnemann son unos altruistas que trabajan por amor al arte, regalando todos sus productos…

  5. 15 septiembre, 2017 en 8:07

    Anónimo dice: ” No tiene efectos secundarios como la medicina de farmacia…”

    Cuando alguien te diga que un compuesto sanador no tiene ningún efecto secundario para nadie desconfía. Todos los productos químicos tienen efectos perniciosos para alguien, si no es así es que ni siquiera hay un compuesto químico “sanador” en la fórmula. La sal que añadimos a las comidas tan alegremente puede ser perjudicial para personas con problemas renales o de hipertensión o el azúcar que tan rica sabe puede dañar a personas con problemas de páncreas. Y eso hablando de un condimento y de un alimento, no de un medicamento. Ahora bien, si tu compuesto es sólo agua, es muy raro que a alguien le siente bien, el problema es que es más raro aún que eso sirva para tratar o curar alguna enfermedad.

    “Todos estos ataques hacia la medicina alternativa es porque hay muchas pérdidas millonarias de la farmacéutica actualmente”.

    En todo caso sería una lucha entre gigantes de la industria química, ¿o crees que la industria homeopática no mueve millones de euros cada año? Usando tu razonamiento también podríamos decir: gran parte de la mala prensa de la industria farmacéutica podría ser por los ataques de la industria de la medicina alternativa para no perder millones de euros.

  6. 15 septiembre, 2017 en 9:33

    Como escribí hace tiempo en mi blog personal:

    “Boiron es una multinacional en toda regla con 18 empresas filiales y con presencia en 60 países según su propia página web. Tiene 4000 empleados repartidos por todo el mundo y por ejemplo en España cuenta con 4 plantas de fabricación y distribución en Madrid, Barcelona, Alicante y Vizcaya. Vamos que no vayan a creer que se dedican a ir recogiendo plantas por el campo. La empresa cotiza en la bolsa de París y durante el año 2010 su cifra de negocio fue de 520 millones de euros con unos beneficios de 9 millones de euros aunque durante el año en curso ha sufrido una fuerte caída de beneficios, será que la crisis también ha llegado al sector y la gente prefiere morirse a curarse con la homeopatía.”

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/10/homeopatia-y-multinacionales.html

  7. Eduardo
    15 septiembre, 2017 en 9:59

    Anónimo, de tu estúpida intervención se deduce que crees que todos cuantos estamos en contra de la homeopatía, estamos también a sueldo de las farmacéuticas a cambio de denigrar las prácticas homeopáticas. En tus frases se insinúa, en intervenciones parecidas (no sé si tuyas o de otros, la mayoría sois “anónimos”, se dice claramente).
    Eso me recuerda a una de las frases típicas que, para desprestigiarnos, se decía cuando la gente de izquierdas estábamos aún en la clandestinidad: que estábamos pagados con el “oro de Moscú”.
    Pues mira, mi respuesta para ambas es la misma: A ver si me pagan los putos atrasos, que aún no he visto un céntimo, ni de unos, ni de otros.

  8. 19 septiembre, 2017 en 16:54

    Llevo cesante un buen tiempo, por lo que me vendría bien la llegada de toda la plata que me deben las farmacéuticas (y ya que estamos, las mafias de doctores, y Monsanto) por todos los comentarios que suelo hacer en redes sociales…

  9. Paco
    20 septiembre, 2017 en 13:50

    Anónimo, se te olvidó comentar que además de no tener efectos secundarios la homeopatía no tiene tampoco efectos primarios.

    Es lo bueno del agua con azúcar: qué no hace nada.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: