Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Ciencias Sociales > O aprendemos algo más de matemáticas como especie o nos espera el más terrible desastre

O aprendemos algo más de matemáticas como especie o nos espera el más terrible desastre


La especie humana no suele ser muy hábil en matemáticas, y eso es así porque evolutivamente hablando la selección natural puso un filtro demasiado bajo: para sobrevivir en nuestra sabana original con sumar, restar y poco más fue más que suficiente. Es por ello que la mayoría de nuestros chavales sufren lo indecible cuando se enfrentan a las matemáticas más o menos avanzadas.

Sin embargo vivimos en un mundo en el que, aunque los ciudadanos prácticamente son analfabetos matemáticos, dependemos para nuestra supervivencia cada vez más de esas herramientas matemáticas que van más allá del diseño evolutivo adaptado a nuestro ecosistema ancestral. Y son esos mismos ciudadanos los que deberían tener unos conocimientos adecuados de matemáticas para poder acudir a votar con una mínima racionalidad, porque sin estos conceptos podríamos enviar a los chimpancés del zoológico a meter de forma aleatoria los votos en las urnas, esos mismos que luego decidirán el futuro del país y por extensión de la humanidad, porque el resultado final será el mismo.

Y no estoy hablando de entender lo que son las superficies de Riemann, los operadores en espacio de Banach o de cualquier otro de los más que inextricables conceptos derivados de la matemática avanzada. Las matemáticas que necesitamos como ciudadanos responsables para decidir con suficientes elementos de juicio se traducen en comprender el casi simple concepto del crecimiento exponencial, tal y como muy didácticamente explica el zoólogo y activista medioambiental David Suzuki en el siguiente video:

El minuto 59

Porque muy desgraciadamente la inmensa mayoría de las personas no sabe calcular que en el minuto 59 todavía quedan sin consumir la mitad de los recursos, y por ello se sienten tranquilos y hasta pueden llegar a descalificar prepotente e ignorantemente a esos mal llamados “alarmistas” medioambientales, pero desgraciadamente en ese minuto puede que ya sea demasiado tarde y se nos haya acabado la fiesta.

Entradas relacionadas:

Videos relacionados:


  1. 19 diciembre, 2017 en 10:51

    Tengo la teoría que la cultura y el aprendizaje han sido denostados en los últimos 30 años. En los modelos sociales masivos se personificaba al estudiante como un “friki” soso, torpe, con nulas habilidades sociales, etc.
    Eso hace que no se quiera como modelo a seguir. Más recientemente se premia la vanalidad, lo superfluo frente al esfuerzo y el conocimiento.

    Saludos.

  2. chifus
    19 diciembre, 2017 en 12:56

    si por algo podemos desaparecer
    es pqe lo que hemos hecho hasta ahora : hacer demasiados calculos y cuentas
    saliendo del camino dl corazon de la etica y del aquiahora
    ” la potencia sin control es el ostion “

  3. nestor
    19 diciembre, 2017 en 15:49

    No sólo analfabetos en matemáticas sino analfabetos funcionales que es peor; no es exagerado
    pensar que ya existen programas con algoritmos del perfil del candidato a presidente que las mayorias votarian; ya es mucho mas fácil inducir hacia el deseo que hacia la razón.Las grandes mayorias esperan que los guíen pues la incertidumbre de la vida cotidiana los abruma.En suma
    los de siempre seguirán gobernando el mundo y llevándolo al precipicio.

  4. 19 diciembre, 2017 en 17:52

    Hola:

    Para muestra un botón.

    Bastantes dan como resultado que 1+20×5 es 105.

    Porque no entienden que la multiplicación es suma abreviada.

    Si caemos en algo tan básico, ni hablar de crecimiento exponencial o de cálculo de probabilidades.

    Todavía hay gente que no entiende el problema de Monty Hall, por más que se los explico.

    Y eso que dicen que enseñando soy claro.

    Saludos.

  5. 20 diciembre, 2017 en 16:10

    Sin ánimo de ofender, tan solo con el objetivo de compreder mejor la lengua en que hablamos, permitame el primer comentarista hacerle una corrcción ortográfica:
    – “banalidad” deriva de “banal”, (que es común y no tiene importancia ni trascendencia) y se escribe con “b”.
    – “vanidad” deriva de “vano”, (que está vacío de contenido o está hueco) y se escribe con “v”.

  6. Agustin Sanchez
    20 diciembre, 2017 en 19:21

    Hola…el enlace etá roto, o es solo en mi región

  7. 20 diciembre, 2017 en 23:06

    A mí, en España me funciona.

  8. Eduardo
    21 diciembre, 2017 en 11:20

    Hace años, muchos años que tengo muy claro que el problema de fondo al que se enfrenta la humanidad es el crecimiento de la población. Y mucho antes ya se planteó el problema con el informe “los límites del crecimiento del “Club de Roma”. Ni entonces ni ahora se ha hecho el más mínimo caso a las cada vez más evidentes pruebas que confirman la causa de los múltiples problemas a los que nos enfrentamos.
    Un solo ejemplo: Durante siglos el mar Mediterráneo ha sido fuente de alimento para las variadas comunidades que han vivido en sus riberas, y depósito de la mierda y desechos que ciudades y pueblos que en ellas radican, así como de las embarcaciones que lo cruzan. Y sin embargo, solo en las últimas décadas eso está teniendo consecuencias nefastas. Y es que lo importante no es la mierda que uno tira, sino cuantas personas la tiran a la vez. Si hoy, en el mundo, la población fuera poco más o menos la del principio del siglo XX (unos 1.500 millones de personas) ninguno de los problemas que nos agobian y ponen en peligro la supervivencia de la especie se estaría dando.
    Con ello no digo que las medidas que se aplican para controlar la contaminación, reducir las emisiones de carbono, promocionar fuentes energéticas alternativas, y un largo etcétera, sean inútiles. Lo que digo es que son paliativas, pero no resuelven el problema. En el mejor de los casos, lo aplazan.

  9. fisivi
    21 diciembre, 2017 en 18:23

    La superpoblación es un problema gigantesco, pero para mí que la falta de educación lo supera. La tecnología nos permite todavía derrochar recursos naturales y, aunque falte poco tiempo para eso, aun no nos axfisiamos con la contaminación y el calentamiento global.
    Pero si vivieran sólo unos pocos ricos, como la tecnología lo permite y la cabeza no les da para más, pienso que derrocharían tanto o más. Por ejemplo, usarían cohetes gigantes para viajar, como los que promete fabricar Elon Musk, en lugar de jets privados. Así que también estarían en el minuto 59.

  10. Eduardo
    21 diciembre, 2017 en 21:50

    El argumento de “fisivi” tiene, en mi opinión, varios errores. “Si vivieran sólo unos pocos ricos, como la tecnología lo permite y la cabeza no les da para más, pienso que derrocharían tanto o más”: En realidad para que existan ricos, es necesario que existan pobres. La existencia de los ricos es la consecuencia del reparto de la riqueza. Una sociedad igualitaria sería más justa, pero un gran crecimiento de población (en el seno de esta hipotética sociedad igualitaria) seguiría siendo un problema.
    El peso de los “ricos” en los problemas que afrontamos viene dado, no directamente por ellos sino por el modelo económico que da lugar a su existencia. Es ese modelo el que requiere un crecimiento constante para seguir funcionando (crecimiento de producción y crecimiento de demanda –población- para que el modelo funcione)
    Por otra parte, si suponemos una sociedad totalmente automatizada (sin necesidad de mano de obra de ningún tipo) en la que los pobres han sido eliminados y solo quedan unos, relativamente, pocos ricos, aunque fuera el resultado de algo totalmente injusto, incluso criminal, los “destrozos” causados por los ricos no serían preocupantes (como no lo eran en el siglo XIX), mientras no creciera la población. Podemos hacer verdaderos desastres con la naturaleza mientras no sobrepasemos el límite de su autoregeneración. El problema actual es que lo hemos sobrepasado con creces

  11. Néstor
    21 diciembre, 2017 en 23:36

    Totalmente de acuerdo con Fisivi

  12. fisivi
    22 diciembre, 2017 en 1:33

    Pienso que estamos en peligro de llegar a esa “sociedad totalmente automatizada” a la que alude “eduardo”. Las máquinas ya son capaces de hacer hasta el trabajo de los expertos, así que para los poderosos es posible que pronto sólo seamos necesarios como consumidores, o como soldados en una guerra de exterminio. No sería la primera.
    De momento, hasta hay magnates que proponen que se implante el salario social, quizá porque temen una sublevación.

    En cuanto a los desastres ecológicos, la capacidad que tienen los poderosos para producir esos desastres es incomparable con la que tenían en el siglo XIX. Si se quedasen solos unos pocos despiadados como Trump, sin exagerar mucho, serían capaces de quemar la superficie de la Tierra con sus cohetes si eso les sirviera para continuar sus conquistas por el sistema solar.

    Es necesaria una educación científica, social y ecológica de la sociedad y, si fuera posible, también de los poderosos, para no llegar a esos extremos. Pero quizá no quede tiempo de eso antes de que la Tierra, con sus reacciones al rápido calentamiento global, nos obligue a tomar medidas más drásticas.

  13. Eduardo
    22 diciembre, 2017 en 11:10

    Efectivamente, vamos camino de una sociedad sin trabajo, en el sentido de que genere empleo, o probablemente el volumen del mismo sea mínimo, en todo caso insuficiente para mantener funcionando el sistema. El problema de una sociedad totalmente mecanizada/robotizada ya fue abordad por Ernest Mandel (economista, historiador y político) en una obra suya, creo recordar, de los años 70 del siglo pasado. En una reducción al absurdo (absurdo para esa época en la que una sociedad sin clase trabajadora se veía como de ciencia ficción) demostraba que el sistema capitalista es totalmente incapaz de gestionar una sociedad de esas características. Otra cosa es el modelo político en que puede derivar esa sociedad (Democracia, dictadura, plutocracia). Y sí, el salario social deberá imponerse tarde o temprano, en la medida en que avance el proceso de falta de necesidad de la mano de obra. Por dos motivos: uno, porque para poder mantener un remendó de modelo capitalista es necesario mantener un volumen de demanda, y esta solo puede existir si una gran masa de gente dispone de poder adquisitivo. Dos, a partir de un cierto porcentaje de paro, de gente sin recursos, las sociedades se vuelven inestables, altamente inestables, y eso tampoco interesa al poder. Y repito, otra cosa es el modelo político en que pueda desembocar.

  14. Abraham
    22 diciembre, 2017 en 12:41

    Lo he tenido que mirar varias veces hasta ver cómo se podía conseguir que 1+20×5 diera 105. Al final lo he entendido: cogiendo una calculadora básica.

    Lo cual me hace pensar en el peligro de dejar que las inteligencias artificiales lo controlen todo.

    Coincido en que es un problema de sobrepoblación. La idea de que si somos la mitad, gastaremos el doble, no se sostiene. Una gran parte del consumo es simple supervivencia: comida, calor, saneamiento. Con menos población, este consumo directamente desaparece. Pero incluso el consumo innecesario, el que relacionamos con el consumismo, depende de una gran población de gente que desee cosas que no necesita, y darles los recursos para que puedan comprarlas.

    Antes que lo del informe de Roma, estaba Malthus, avisando. Ahora las ideas malthusianas están un poco denostadas por aquello de que se abren nuevos recursos y nuevas tecnologías cuando la necesidad aprieta. Pero no deja de ser una apuesta arriesgada en la que nos jugamos la supervivencia de la especie.

  15. nestor
    22 diciembre, 2017 en 15:15

    “La naturaleza del hombre es malvada.Su bondad es cultura adquirida”. Simón de Beauvoir.
    Lo demás es lo de menos, sólo mecanismos de defensa de cada aparato psíquico.

  16. 23 diciembre, 2017 en 1:01

    nestor

    Hay múltiples estudios que indican que los humanos tenemos una moralidad impresa en nuestro comportamiento, porque permitio a nuestros ancestros una ventaja evolutiva basada en la gratificación de la cooperación y en el castigo del individualismo.
    Y a veces la cultura puede ser más terriblemente malvada que los comportamientos “naturales”, porque solo la cultura puede convertir los instintos criminales de la naturaleza en verdadero genocidio.

  17. fisivi
    23 diciembre, 2017 en 8:07

    Pienso que, como en todo, hay excepciones en la moralidad que nos ha dado la evolución. Creo que la mayoría de los que ambicionan poder y dinero deben de ser excepcionales en esto. Desgraciadamente suelen tener éxito en su ambición y a algunos de ellos la sociedad los castiga demasiado tarde, cuando ya han hecho daños irreparables.

  18. 23 diciembre, 2017 en 10:16

    fisivi
    La moralidad evolutiva es una mezcla de egoísmo individualista y de altruísmo de grupo. Y debido a la variación génica las proporciones son distintas en cada humano. No veo excepcionalidad alguna en que algunos tengan la suya hacia alguno de los dos extremos, es pura ecología de grupo.

  19. nestor
    23 diciembre, 2017 en 13:37

    Prefiero la DUDA.

  20. 23 diciembre, 2017 en 22:03

    No hay que confundir la duda razonable de la que es absurda.

  21. nestor
    24 diciembre, 2017 en 15:29

    Abrumado por tanta certeza y observando el “Zeitgeist” europeo(especialmente españa) y mundial,Creo que el 1%, no tiene de qué preocuparse.

  22. 24 diciembre, 2017 en 16:20

    Fue Kant el que se dió cuenta de que en materia intelectual tendemos a ser escépticos, a dudar por falta de conocimiento.

    Pero en el caso de la moral, si hay una base común en la que es más fácil ponerse de acuerdo, intuitivamente. Es algo que viene con nosotros. Este filósofo uso este hecho para intentar probar la existencia de Dios.

    Ahora sabemos que ello viene de nuestra historia evolutiva y que no hay que recurrir a una entidad sobrenatural para dar cuenta de ello.

    Uno de los estudios que recuerdo es el de un problema hipotético, un tren que está fuera de control va a matar a una persona que se encuentra en su ruta y que no puede moverse. Se planteaba a los sujetos de experimentación que podían mover una palanca y cambiar el curso del tren, pero al hacerlo lo llevaban a un precipicio y morían los que iban en éste. La mayoría encuestada eligió no provocar el cambio de vías.

    Lógico, pero cuando se planteaba el problema del tren fuera de control que está por caer al precipicio y justo en un puente que pasa por encima de la vía hay una persona muy obesa a la que puedes empujar, (sólo supón que puedas hacerlo), para que caiga frente del tren y así frenarlo para salvar a los pasajeros, la mayoría de los encuestados elegía no empujarlo.

    No es que por naturaleza seamos malvados o buenos, es que simplemente somos organismos que intentan desarrollarse y reproducirse, prosperar. Para ello es preciso una combinación entre egoísmo individualista y altruismo de grupo, como dice ateo666666.

    Es evidente que no conviene tener sólo una de ellas, de otra manera, no seríamos adaptables. Que hayan casos extremos están dentro de las probabilidades, aunque sean minoría.

    Ello y luego la formación cultural que tenemos van definiendo el tipo de persona en la que nos terminamos convirtiendo.

    No se trata de certeza como si fuera convicción religiosa, pero si de garantías. Tantas como den las pruebas reunidas, la evidencia científica.

    Ahora, el del por qué de la gente controlable, porque son más productores que gente pensante. No conocen ni desarrollan el pensamiento crítico. No son autodidactas, dudar razonablemente e investigar por su cuenta en búsqueda del conocimiento. Tendencia marcada ya a partir de la educación que recibimos a muy temprana edad, tanto en la familia como en la sociedad.

  23. nestor
    24 diciembre, 2017 en 16:58

    ¡Ah!.Para Ateo:¡Joyeux nöel! y ¡ Bonne année!!

  24. 24 diciembre, 2017 en 19:47

    Sobre el dilema del tren o tranvía escríbí hace tiempo una entrada:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2014/03/18/un-par-de-apuntes-acerca-de-la-superioridad-moral-humana/

  25. fisivi
    25 diciembre, 2017 en 8:30

    No conozco estudios que certifiquen científicamente si la mayoría de la gente es controlable y no conoce el pensamiento crítico. Como parte de esa gente común que no ha recibido estudios superiores, basándome en el conocimiento personal, tengo mi propia hipótesis:
    La mayoría de la gente tiene espíritu crítico innato, recibido por evolución. Tengo la impresión de que habitualmente se dejan controlar porque saben que quitarle el control a los tiranos por la fuerza lleva a guerras y sufrimiento de sus seres queridos, así que por lo general consienten, hasta que se sobrepasen ciertos límites que ningún intelectual podrá nunca calcular ni prever. Mientras tanto se desahogan criticando famosos.

    Yo, de pertenecer a la clase controladora, no despreciaría la inteligencia de las clases controladas. Los abusos les pueden salir caros en el momento menos pensado.

    Que tengais buenas fiestas del solsticio de invierno.

    ¡Qué bien que los días vuelven a crecer y que eso no depende del control de los humanos ni de sus dioses inventados!

  26. 25 diciembre, 2017 en 16:34

    Yo tengo estudios superiores, aún así me considero parte de la gente común. Pienso que la gente no común, en este contexto, es aquella que hace contribuciones significativas a la sociedad.

    Si hablamos de evolución, por selección natural los niñ@s que le hacían más caso a los adultos, a sus padres, a temprana edad que aquellos que no lo hacían, tenían mayores probabilidades de supervivencia.

    Luego se convertían en adultos, se reproducían y transmitían estos genes, lo que propiciaba el aumento de que en la siguiente generación hubieran mayor número de niñ@s obedientes y menor de rebeldes.

    Pero esto tiene su lado oscuro, de ninguna manera los pequeñ@s pueden filtrar la enseñanza que vale la pena de la que no.

    Así somos condicionados, de mayor a menor grado, religiosa, política e incluso futbolísticamente. Por ejemplo, mi hermano es del Barcelona, como mi padre. No es obligatorio, pero era probable que así resultara.

    El pensamiento crítico no es innato en nosotros, del mismo modo que la actitud científica no es natural en el ser humano. En mi opinión, hay que tener capacidad lógica y analítica, educarse de buena manera por nosotros mismos.

    Leer, conocer otras perspectivas y contrastarlas con aquello que en términos efectivos definimos como realidad es fundamental. Pensar por uno mismo, pero con objetividad, no en base a deseos egoístas o prejuicios que nublen el raciocinio.

    La mayoría de las personas no hacen eso. La integridad intelectual y la integridad moral no son fomentadas dentro de la sociedad. Eso facilita el controlarlos.

    Por supuesto no se puede abusar de la gente asi sin más, de ahí que se hagan ciertas cosas , como que se les inculque desde niñ@s una educación que va más al que pensar, en vez del como pensar. Los mensajes dados en televisión, por ejemplo, ya sabemos quienes son los dueños. También tenemos el repartir migajas y hacerlo mediático, cuando la presión de los más vulnerables es muy grande, simplemente la liberan para que la situación pierda efervecencia.

  27. Eduardo
    25 diciembre, 2017 en 21:18

    “La mayoría de la gente tiene espíritu crítico innato”. Pues, va a ser que no. La irracionalidad es prima hermana de la falta de espíritu crítico, y que mejor demostración de la falta del mismo que la incidencia de la religión y las creencias mágicas en la sociedad para confirmarlo.
    Si realmente el espíritu crítico fuera algo habitual, la incidencia de la religión y el pensamiento mágico sería marginal.

  28. fisivi
    26 diciembre, 2017 en 7:36

    La incidencia de la religión y el pensamiento mágico en asuntos prácticos es marginal, incluso entre los creyentes. Si no fuera así, la humanidad se habría extinguido hace mucho.

    De lo que la gente dice creer a lo que realmente cree hay un buen trecho.
    Pienso que, cuando somos creyentes (yo también lo fui) aparentamos creer, e incluso nos autoconvencemos, de los inventos espirituales de los poderosos, ante una sociedad que nos es necesaria para sobrevivir. Lo hacemos, entre otras razones, por temor a los poderosos y a los que les siguen, y por sentirnos unidos a nuestros grupos.

  29. 26 diciembre, 2017 en 9:42

    No sé a que te refieres con eso de “asuntos practicos” pero desgraciadamente en la mayoría de los paises del mundo, bastantes de ellos occidentales avanzados la influencia de la religión no es desgraciadamente para nada “marginal”.

  30. Eduardo
    26 diciembre, 2017 en 10:51

    Creo que necesitas una visita al oculista. La realidad que tu ves no se parece en nada a la que vemos otros comentaristas de este foro. Coincido con Ateo que la religión no es un hecho marginal (desgraciadamente) sino todo lo contrario, y que con frecuencia se desvía al fanatismo (y no me refiero exclusivamente al islam, ni mucho menos). Condiciona totalmente a la sociedad, incluso en el seno de las denominadas democracias.

    Por otra parte, no entiendo ese supuesto miedo a los poderosos. Me parece una actitud bastante paranoide. Ya sé que tienen un enorme poder, ya sé que solo les mueve su ambición. Pero precisamente por ello es necesario hacerles frente. Siempre he sido ateo, incluso en el periodo de mi vida que coincidió con los últimos tiempos del franquismo (ya estoy jubilado), cuando imperaba el nacional catolicismo. Pero no soy una persona excepcional, sino alguien totalmente vulgar, y como yo había cientos, miles. Si tal miedo fuera la norma, habríamos estado totalmente ocultos. Es más si tal miedo fuera la norma, las sociedades seguirían estructuradas es sus formas primitivas, puesto que nadie se habría atrevido a cuestionar nada. Y en el supuesto de la existencia de algunas personas de excepcional valor que lo hubieran hecho, tampoco habría habido ninguna evolución porque nadie habría seguido el nuevo camino recién abierto.

    Todo eso referido a la religión, ¿Pero y en relación al pensamiento mágico? Este no forma parte de los estamentos del poder (Al menos ni existe una vinculación directa), Y sin embargo crece desaforadamente, y es totalmente irracional.

  31. fisivi
    26 diciembre, 2017 en 14:25

    D. Eduardo:
    Efectivamente, la realidad que yo observo a diario no está reflejada en los foros de internet. Por eso me considero sano.
    No consiento sus pseudodiagnósticos (insultos), así que le ruego que no se vuelva a dirgir a mí si no es para retirarlos.
    Hasta nunca.

  32. Eduardo
    26 diciembre, 2017 en 17:38

    Sorprendido, enormemente sorprendido de la reacción tan estentórea que ha tenido “fisivi”. La introducción al texto escrito es, evidentemente, una forma de hablar (No estoy afirmando que ese señor sea cegato, ni mucho menos). En todo caso estaríamos hablando de una “ceguera mental”, algo por otra parte muy fácil de encontrar en este mundo, y que a la vista de sus nulos argumentos en defensa de su tesis, por supuesto, no retiro.
    La frase “la realidad que yo observo a diario no está reflejada en los foros de internet”, simplemente no viene a cuento. Por ejemplo, este foro está claro que no refleja la realidad, ya que en ella lo que más abunda es gente que pasa de todas estas cosas.
    Quizás en mi intervención sí han faltado ejemplos más claros de como el pensamiento religioso es insidiosamente perturbador para la sociedad. Recordemos que organizaciones como el foro de la familia o Hazte Oír, han protagonizado múltiples acciones contra el aborto o los derechos de homosexuales, e incluso y a estas alturas, contra el divorcio. Y que tales organizaciones, y las personas que las siguen, son un reservorio de votos para la derecha más carpetovetónica. Y eso que el estado español es, probablemente, uno de los estados en los que el peso de la religión ha perdido más puntos en los últimos cuarenta años.
    Pero si observamos, por ejemplo, los EE.UU, nos encontramos con un verdadero control social por parte de la religión (lógicamente, en unos estados más que en otros), en el que la religión es omnipresente en el proceso electoral y no se concibe un candidato que pase de ella. O donde el creacionismo tiene un peso más que específico, hasta el punto de causar preocupación en áreas vinculadas al conocimiento ante la posibilidad no despreciable de que pueda causar daños serios a la cultura y la ciencia de este pais.
    En países del área de la América Latina, los grupos religiosos contrarios al aborto y al reconocimiento de derechos a homosexuales reaccionan de forma tan virulenta que llegan a ejercer la violencia pura y dura.
    Eso es pura realidad, nada de foros de Internet, y esa es la realidad que observo y que, al parecer, Vd. no ve.
    Por supuesto, es Vd. muy libre de no contestarme, y de ignorar cuantos comentarios yo pueda hacer, de la misma forma que yo soy libre de expresar mis opiniones, aunque a Vd. puedan no gustarle.

  33. ivan avila
    28 diciembre, 2017 en 8:06

    Pues si vivimos en un mudno cada vez mas raro , eso si que hara una persona para cambiar a otra? nadie lo sabe.

  34. 28 diciembre, 2017 en 8:07

    pues quien tiene la capacidad de convencer a quien ni se le ocurre que las mates no eran mas que una tortura desde el principio?

    https://graphic-mentor.com/forum/index.php?tid=2

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: