Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina > El cuento del microondas alternativo

El cuento del microondas alternativo


Una persona acude a una tienda de electrodomésticos a comprar un microondas. El vendedor le indica que tiene uno muy bueno, con una nueva tecnología que le permite funcionar sin energía eléctrica. El comerciante explica al futuro comprador que si adquiere este novedoso equipo “alternativo” se podrá ahorrar cientos o incluso miles de euros en su factura eléctrica durante las décadas que use el mencionado y revolucionario electrodoméstico. El consumidor finalmente queda convencido y compra el aparato.

Cuando nuestro protagonista vuelve a casa, desembala el flamante electrodoméstico y pone a calentar su cena. Pasan los minutos y el usuario observa con desesperación que este microondas en realidad no calienta nada de nada. Receloso por eso de que no necesita energía ninguna desmonta ese “microondas alternativo” y observa con perplejidad que este “revolucionario” equipo es una simple carcasa está vacía, ya que carece de transformador, resistencia, condensador o cualquier otro de los componentes habituales que permiten que un microondas convencional pueda realizar su función.

Como es muy tarde y la tienda donde adquirió su más que inútil electrodoméstico está ya cerrada, nuestro ahora desesperado consumidor entra en internet para buscar información sobre el tema. Tras unos pocos clics en Google encuentra un variado grupo de defensores de estos microondas alternativos que argumentan que estos equipos por supuesto que funcionan.

Por ejemplo un individuo cuenta que él mismo, que vive en los Emiratos Árabes, ha colocado el suyo en la zona más soleada de su cocina y que todos los días que no amanecen nublados, entre las 12h y las 13h solares él puede meter una taza de agua y al rato de estar “funcionando” el microondas alternativo el líquido de la misma sale bastante tibio, por supuesto a mayor temperatura de la que tenía al principio del proceso, hecho que demuestra muy claramente que este equipo funciona perfectamente.

Cuando nuestro protagonista, ya totalmente escarmentado y bastante enfadado, indica al defensor de los “microondas” alternativos que su argumento no demuestra para nada que el equipo caliente nada, ya que el ligero aumento de temperatura del agua es claramente debido al efecto indirecto de la radiación solar incidente sobre la taza y que este aumento de calor no es debido de ninguna manera a un aparato que es una simple carcasa, el defensor de esta nueva tecnología alternativa termina acusando a nuestro protagonista de ser un cientifista al servicio de las multinacionales de la maquinaria y que bien haría en abrir su mente ante este nuevo y maravilloso “conocimiento” que ha revolucionado la industria.

P.D.

Entrada especialmente dedicada a la reciente decisión de la Agencia del Medicamento española de seguir permitiendo la venta de más de 2.000 tipos diferentes de cajas de píldoras distintas, aunque todas ellas contienen los mismos excipientes y nada más, como si fueran “medicamentos” homeopáticos.

Y lo peor de todo es que algunos profesionales de la Medicina, como es el caso de César Valera, Presidente de la Asociación Española de Farmacéuticos Homeópatas ha salido en defensa de esta monumental estafa con argumentos tan ridículos como que

La homeopatía cura. Si no curase, no llevaríamos utilizándola 200 años. Alguien que lleva años tratándose con homeopatía no puede estar inventándoselo y engañándose durante tanto tiempo.

Y si ya es lamentable que un estafador con bata blanca defienda lo que no es más que una superchería incompatible con todo el actual conocimiento científico en física, química o biología, resulta del todo ofensivo que el consejero de sanidad de la comunidad autónoma de Castilla y León (por cierto médico de formación) acabe de declarar que no se debe generalizar la homeopatía como pseudociencia ya que

Yo creo que se está hablando de dos cosas distintas, es distinta la homeopatía que practican los médicos que son profesionales de la que pueden ensayar otras personas.

Y ya de regalo un video en donde otra farmacéutica estafadora defiende su negocio:

 

Entradas relacionadas:


  1. Alberto
    2 noviembre, 2018 en 6:32

    Sólo 12 de esos más de 2000 productos homeopáticos han aceptado someterse a ensayos clínicos para demostrar su efectividad y así aspirar al rango de medicamentos. Obviamente, ninguno de esos 12 conseguirán demostrar mayor eficacia que el placebo en los ensayos clínicos. Así pues, esos más de 2000 productos se podrán seguir vendiendo pero deberán advertir expresamente en el envase que no tienen indicación terapéutica alguna, es decir, que no son medicamentos, sino productos de parafarmacia, como unos caramelos balsámicos para la tos de los que también se venden en farmacias.

  2. Raul Cancela.
    2 noviembre, 2018 en 13:44

    Cuando la mentira ya dió seis vueltas al planeta, la verdad aún no se puso los pantalones………Mark Twain.

  3. 5 noviembre, 2018 en 22:42

    Estafadores siempre han existido y seguirán existiendo, por supuesto que es inaceptable lo mires por donde lo mires, la solución esta en la educarse y cuestionar,

  4. 5 noviembre, 2018 en 23:45

    La solución está en educarse, cuestionar y algo de código penal no viene nunca mal

  5. Abraham
    8 noviembre, 2018 en 9:32

    El problema principal radica en que como no podemos ser expertos en todo, recurrimos a personas de confianza para que nos den su opinión. Si las hojas de mis plantas en macetas tienen unas manchas muy feas, le pregunto a alguien que entienda de plagas. Si tengo una enfermedad pregunto a un médico. El experto se puede equivocar, pero seguramente menos que yo.

    Y cuando la opinión del experto no nos gusta (por caro, porque no nos da una solución aceptable o porque no transmite confianza), buscamos a otro.
    Queda muy bonito decir que nos tenemos que informar bien, pero si nos tuviéramos que informar de absolutamente todas las cosas que son importantes, no tendríamos tiempo ni para mear. Así que la guía de supervivencia en sociedad lo que necesita es un método para distinguir al experto del cantamañanas. Uno podría pensar que ya con las titulaciones regladas se está haciendo la mayor, que da más confianza un médico titulado que la opinión de mi primo el encargado de la planta de envasado, pero mira, parece que no, que todavía hay mucha gente que desconfía de los profesionales reglados. A veces con razón. Sobre todo porque el experto suele saber mucho de su materia, pero muy poco de todo lo demás.

    Y luego están los crédulos. Los que se creen cualquier cosa que se les diga con tal de que les resuene. Los que creen firmemente en la existencia del espíritu, aceptarán antes las opiniones de ‘expertos’ que incluyan el espíritu en sus explicaciones. ¿No os pasa que cuando os ponéis a buscar información sobre un tema y veis las palabras clave ‘Dios’, ‘Jesús’, ‘espíritu’, ‘alma’, ‘energía cósmica’, o similares, la confianza en lo que quiera que estén contando cae a cero? Pues a los crédulos les pasa algo similar, pero al revés. Cuando no ven las cosas que les resuenan, confían menos, mientras que si les hablas en su mismo idioma, confían más.

    En el fondo, de lo que hablas en este artículo, es de racionalidad contra pensamiento mágico. Cualquier racionalista, después de enfrentarse a las pruebas de la realidad, tiene que aceptarlas, así que esperas que cuando le muestres esas pruebas a cualquier otra persona, las tendrá que aceptar también. Y sin embargo, rechazan, ignoran, o contraargumentan con tonterías no verificables las pruebas, con tal de seguir viviendo en su confortable mundo imaginario donde los microondas alternativos calientan sin tener que enchufarlos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: