Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Ciencias Sociales, Escepticismo > En EEUU la religiosidad predice actitudes negativas hacia la Ciencia y menores niveles de alfabetización científica

En EEUU la religiosidad predice actitudes negativas hacia la Ciencia y menores niveles de alfabetización científica


Esta es la contundente conclusión de un recientísimo artículo científico que ha analizado la siempre compleja relación entre Religión y Ciencia. Y como la Ciencia es la principal herramienta para poderse desenvolver en el actual y cada vez más complejo mundo hiperdesarrollado, aquellos que llevan a su espalda la pesada mochila de la Religión es más que probable que se vayan quedando más y más rezagados.

Investigadores de la universidad norteamericana de Rochester han llevado a cabo varios estudios que han implicado la participación de más de 9.000 personas en los cuales se ha analizado la relación entre religiosidad, conocimiento científico y actitudes frente a ese conocimiento científico. Y el resultado, para nada sorprendente, ha sido que las medidas generales de religiosidad están asociadas negativamente con el conocimiento y reputación científicas.

Es más en una parte de este artículo se presenta un estudio longitudinal, en el cual se ha seguido la trayectoria de varios miles de alumnos estadounidenses a lo largo de dos décadas, en el que los investigadores han encontrado que la religiosidad de los padres predice con 20 años de anticipación las actitudes de sus hijos hacia la Ciencia: cuanto más religiosos los padres menores conocimientos científicos y menos confianza en la Ciencia de los hijos en su edad adulta.

Este estudio está en consonancia con otros previos que muestran que una mayor religiosidad se relaciona con puntos de vista menos favorables hacia las innovaciones científicas, que las personas religiosas tienen menos probabilidades de estudiar carreras científicas [1 y 2] o que las creencias religiosas están correlacionadas negativamente con el consenso científico en temas tan importantes como las vacunas o el cambio climático, cuestiones que en principio no entran en conflicto con las enseñanzas religiosas en sí como sería el caso del origen y estructura del Universo o el más que ateo darwinismo, áreas científicas estas últimas que directamente refutan todos y cada uno de los libros sagrados revelados por las innumerables deidades a lo largo de los últimos milenios.

En resumen, como corolario se podría concluir que inculcar religión a los niños es obligarles a llevar durante toda su vida una más que pesada mochila intelectual, que les limitará (cuando no impedirá) el poder acceder a quizás la única fuente de conocimiento fiable que ha desarrollado la Humanidad y sin la cual ningún ciudadano moderno puede tomar decisiones racionales, quedando por tanto expuestos a cometer los más variados errores y ser manipulados por todo tipo de timadores (incluidos los políticos) que ofertan el oro y el moro sin pudor, vergüenza ni sustento científico alguno.

Entradas relacionadas:


  1. 30 noviembre, 2018 en 11:51

    El Banco de Inglaterra ha abierto una votación popular para elegir el nuevo rostro para los billetes de 50 libras. El elegido tiene que ser un científico británico brillante ya fallecido. Una buena forma para difundir la Ciencia entre la población. Sin embargo como siempre, los defensores de la realidad alternativa están consiguiendo incluir a la Dama de Hierro, porque era licenciada en Químicas y trabajo dos años en el laboratorio de una empresa de helados ¡menudo mérito!, entre los candidatos más votados hasta ahora.
    https://www.publico.es/sociedad/dama-hierro-campana-conservadora-cientifica-margaret-thatcher-aparezca-nuevos-billetes-50-libras.html

    Por cierto, todo el mundo y no sólo los ingleses puede votar, tal y como yo lo he hecho en la página oficial del Banco de Inglaterra: https://app.keysurvey.co.uk/f/1348443/10fc/

  2. nestor
    30 noviembre, 2018 en 21:10

    Lo que sí se comprueba que los pueblos religiosos colocan de presidente a los esperpentos como:Trump y Bolsonaro;con votos de: evangelistas, pentecostales, etc. y seguirán teniendo el apoyo de todos los que han quedado a la intemperie por el sistema que estos señores del “atajo y el hablar
    claro” recrean.

  3. Eduardo Baldu Gil
    1 diciembre, 2018 en 11:04

    La religión atonta, así que es normal que después, la gente religiosa, sea igualmente tonta en otras cuestiones.

  4. Far Voyager
    1 diciembre, 2018 en 19:15

    Sabiendo la sarta de tonterías y comentarios antiCiencia que he escuchado en emisoras evangélicas (alguien tiene que morder la bala después de todo y esos tipos tienen suerte de que ni Dios les preste atención comparado con lo que pasa con la iglesia católica), resultados como esos no me sorprenden.

  5. Eduardo Baldu Gil
    3 diciembre, 2018 en 11:23

    Cada vez que lo leo, más recochineo, ahora resulta que para ser un “científico brillante” basta con haber trabajado unos años en una fábrica de helados (Aunque no niego que ser químico pueda ayudar, no creo que todas las fábricas de helados cuenten con uno, ni mucho menos. Entiendo que es mucho más útil haber realizado estudios de cocinero, que incluyen postres y repostería, y por tanto también helados). Y es que la derecha no tiene vergüenza ni a la hora de promocionar lo que ellos consideran “figuras emblemáticas”

  6. dsaas
    9 diciembre, 2018 en 11:06

    ES CURIOSO QUE DURTANTE SIGLOS SEA PRECISAMENTE LA IGLESIA CATOLICA LA QUE FOMENTABA AL EDUCACION

  7. 9 diciembre, 2018 en 11:44

    Depende de lo que tú llames educación. Por cierto, es más curioso que aparte de escribir con mayúsculas (que en lenguaje escrito equivale a gritar y es una falta de educación) hayas cometido además dos faltas de ortografía en una frase más que corta.

  8. Eduardo Baldu Gil
    9 diciembre, 2018 en 18:31

    Hablar de fomentar la educación, referido a la Iglesia Católica, es más bien incierto. Una cosa es que se realizara una actividad de copia y preservación de las obras antiguas, y otra muy diferente fomentar la educación. Eso habría implicado extenderla a la mayor cantidad de gente, cosa que no es cierta.
    Lo que sí se ha hecho durante siglos es controlarla. Evidentemente, si se tiene el control sobre la misma, ello permite determinar que se puede enseñar y que no, y con ello el control ideológico es total. Pero además no debemos olvidar instituciones como el índice de libros prohibidos, por el que la Iglesia se aseguraba que no llegaran al limitado público lector aquellas obras que no eran consideradas ajustadas a los dogmas religiosos. Así pues, de fomentar la educación, más bien poco.

  9. 9 diciembre, 2018 en 21:19

    Sobre la relación entre la iglesia católica y el conocimiento recuerdo ahora un libro que leí hace tiempo: La Edad de la Penumbra de Catherine Nixey en el que se documenta que desde la aparición del cristianismo hasta el siglo IV o V EC las distintas variantes cristianas se comportaron como los talibanes islámicos: destruyendo todo el saber antiguo de manera sistemática. Luego durante más de un milenio, como tenían el control absoluto, difundieron aquellas poquísimas obras clásicas que o bien concordaban con su más que limitada visión del mundo o bien eran neutrales. Con todas las demás olvido y persecución. Se calcula que más del 90% de todas las obras grecorromanas fueron eliminadas, algo así como dejar para la posteridad solo aquellos libros de la saga de Harry Potter y similares y destruir toda la filosofía, toda la ciencia, el erotismo, la ficción y hasta todo el humor atesorado durante siglos para dar lugar durante más de mil años a una sociedad infantilizada, obsesionada con el pecado y regida por la más intransigente superstición.

  10. 9 diciembre, 2018 en 21:40

    Como ya he comentado algunas veces, decir que el cristianismo apoyó el conocimiento es como afirmar que las multinacionales petroleras o del carbón cuidan el medio ambiente porque alguna de ellas se gasta de vez en cuando un par de millones de euros en repoblar un monte o limpiar una playa.

  11. Rawandi
    9 diciembre, 2018 en 22:32

    El libro de Nixey es muy recomendable. Su título completo es ‘La edad de la penumbra. Cómo el cristianismo destruyó el mundo clásico’.
    El Imperio romano empeoró mucho cuando su religión oficial dejó de ser el politeísmo tradicional y comenzó a ser la execrable superstición del dios crucificado (nótese que el cristianismo también es una religión politeísta, con su Padre, su Hijo, su Espíritu Santo y su Madre de Dios). La teocracia relativamente liberal de los paganos se convirtió muy pronto en la teocracia totalitaria de los cristianos, una teocracia saturada de torturas, asesinatos y persecuciones.

  12. Eduardo Baldu Gil
    10 diciembre, 2018 en 11:08

    El comportamiento de los primeros cristianos, a diferencia de la imagen que habitualmente se nos vende, era muy parecido, por no decir igual, que el de las actuales sectas llamadas destructivas. Era habitual separar a los nuevos creyentes de sus familias para evitar que estas pudieran tener alguna influencia que obstaculizase el desarrollo del fanatismo cristiano. Los romanos estaban horrorizados ante la obcecación de muchos cristianos por convertirse en mártires. Muchos de ellos se presentaban voluntarios para el martirio. Un gobernador romano del norte de África (no recuerdo su nombre) llegó a decirles que si querían morir, había muchos árboles rodeando la ciudad, de los que ahorcarse. En realidad las persecuciones de cristianos fueron muy exageradas por parte de los cristianos. Estos tenían muchas opciones para evitar la muerte, pero se presentaban voluntarios para el martirio, cosa que descolocaba a los romanos. En cambio cuando se convirtieron en religión oficial, no tuvieron el más mínimo reparo en perseguir salvajemente a los paganos.
    Y no solo a los paganos. La mayor parte de muertos cristianos en la antigüedad, lo fue a manos de otros cristianos. Las diferencias doctrinales se saldaban con persecuciones atroces. Solo las diferencias entre católicos y ortodoxos se solventaros con un cisma (Cada parte siguió su camino sin interferirse), porque las facciones eran demasiado grandes y tendría que haberse desencadenado una guerra en la que los dos habrían perdido poder.

  13. Far Voyager
    10 diciembre, 2018 en 16:40

    Sobre los comentarios de arriba, tengo entendido que lo que conservó la Iglesia fue solamente lo que le interesaba a ella. Lo demás, o fue destruido o borrado para reescribir encima reciclando los pergaminos, que eran muy caros por entonces.

    Y por supuesto las universidades medievales las creó la Iglesia para formar a los suyos y no otra cosa.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: