Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina, Microbiología > La doble y más que peligrosa ignorancia de un médico antivacunas

La doble y más que peligrosa ignorancia de un médico antivacunas


A estas alturas de la vida, el que los miembros del colectivo antivacunas difundan “argumentos” erróneos o hasta engañosos para justificar su más peligrosa oposición a las vacunas no resulta nada extraño. Pero lo indignante es que un médico difunda estas mismas mentiras y encima en la televisión pública española.

El pasado sábado en el programa de RTVE “Informe Semanal” se emitió el reportaje “La polémica de las vacunas” que, en nombre de una mal entendida equidistancia, permitió que conocidos miembros de la secta antivacunas (porque bien pueden considerarse así a personas que niegan la más que abrumadora evidencia científica a favor de uno de los más exitosos inventos de la medicina científica moderna) difundieran sus erróneos, engañosos y más que peligrosos argumentos.

Pero quizás el ejemplo más evidente de hasta dónde puede llegar la prepotente y más que ofensiva ignorancia lo mostro todo un licenciado en Medicina, un tal Enrique Costa Vercher que parece ser que ejerce como médico de familia en la sanidad pública española.

Como se puede observar en el siguiente video este ya más que tristemente famoso matasanos casi medieval suelta sonriente (en su más que ignorante estulticia) dos perlas dignas más propias de un analfabeto científico que de una persona que parece ser que llegó a aprobar la carrera de Medicina.

 

Primero, porque desconocer en qué consiste la inmunidad de grupo debería enviarle a la facultad a repetir la asignatura de Inmunología. Y segundo, y quizás lo más sorprendente de este más que sonriente (aunque no se sabe de qué se ríe, será de su analfabetismo mental) personaje es su increíble afirmación de que los médicos de toda época y condición, desde la remota Grecia clásica hasta la actualidad, han sabido

curar el sarampión

cuando cualquier estudiante de esas asignaturas de Virología y de Inmunología (que él parece no haber cursado durante su formación) tiene meridianamente claro que salvo contadas excepciones (en donde existe un medicamento antiviral como por ejemplo es el caso del VIH, los herpesvirus o el virus de la hepatitis C), las infecciones virales sólo se eliminan por parte del sistema inmune del paciente y en estos mayoritarios casos los médicos, aparte de bajar la fiebre y aliviar los síntomas poco pueden hacer incluso hoy en día, salvo el también secular “sana, sana, culito de rana”.

P.D.

Y lo más increíble del caso es que el ya “famoso” médico de familia Enrique Costa Vercher parece seguir en activo, mientras el correspondiente colegio profesional y las autoridades sanitarias hacen evidente dejación de sus más mínimas obligaciones para la defensa de los ciudadanos y la salud pública.

 

Entradas relacionadas:


  1. Alberto
    19 febrero, 2019 de 7:21

    Es comprensible el odio que los alternativos le tienen a las vacunas. Las vacunas son sin duda alguna el mayor logro de la medicina moderna, dada la excelente relación beneficio-riesgo que tienen: se estima que las vacunas han salvo cientos de millones de vidas a cambio de leves efectos secundarios en algunos casos. Ningún medicamento o técnica quirúrgica puede decir lo mismo de manera tan clara y rotunda. Esto, claro, no lo perdonan los alternativos que nunca han pasado del efecto placebo. Si algo se le puede reprochar a las vacunas es haber contribuido a la superpoblación mundial.
    Que haya licenciados en Medicina que se muestren en contra de las vacunas sólo indica la pobreza de nuestro sistema educativo que otorga títulos a gente que no parece haber comprendido nada de lo que ha estudiado.

  2. Punchipú
    19 febrero, 2019 de 7:58

    Si ese tío es médico tiene que dejar de serlo ya. Es incomprensible que esté ahí diciendo sandeces.

  3. Eduardo Baldu Gil
    19 febrero, 2019 de 11:10

    La eficacia de las vacunas tiene una doble demostración. Por un lado, los estudios estadísticos de la incidencia de las enfermedades con posible vacunación, comparando su incidencia antes y después de establecerse las vacunas. Por otra, y gracias precisamente a los antivacunas, los rebrotes de tales enfermedades cuando un colectivo se deja seducir por esos ignorantes.
    La extensión de este problema es consecuencia de la incapacidad de la sociedad (de quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones colectivas) de imponer medidas que castiguen seriamente a quienes, con su discurso, ponen en peligro la salud de la ciudadanía. Toda libertad tiene sus límites, y estos son claros cuando en su ejercicio se causa un daño a terceros, y si este afecta a la salud, más aún. No se puede enarbolar el derecho individual (o colectivo, si viene al caso) a la libertad de expresión, cuando esta lo que propaga son falsedades y mentiras que ponen en riesgo la salud y la vida de terceros.

  4. Terribilis
    20 febrero, 2019 de 0:06

    En fin, mucha razón tienen los comentaristas anteriores. Ese tío Enrique Costa Vercher es un impresentable.

    Pero no hay que bajar la guardia, aunque sea excelente el hecho que, a pesar de la existencia de este tipo de bichos en España, sin que haya obligatoriedad de vacunación, el 97% de la población infantil está vacunada, habiendo solamente entre 80 ó 150 mil niños sin vacunar.

    También es de celebrarse que la OMS ha incluido al movimiento anti vacunas entre las 10 principales amenazas para la salud en 2019.- o sea que hay que considerarlos tan peligrosos cómo al Dengue o al Sida y algunos más etcéteras.

    Saludos inmunizados

  5. Raul Cancela.
    20 febrero, 2019 de 14:53

    Pensaba que solo en Argentina se criaban asnos ….Me sirve de consuelo, este post!

  6. 24 febrero, 2019 de 6:07

    Todo se originó a partir de un problema local en EEUU, algunos empezaron a esparcir la idea de que las vacunas eran dañinas para los niños, algunos influencers como artistas de hollywood y BOOM, se fue esparciendo por todo el mundo junto con los terraplanistas, medicina homeopatica, etc. Lamentable que en la época de la información la desinformación sea el rey

  7. Luis Sanchez
    6 marzo, 2019 de 21:09

    Al parecer la proliferación de estas ideas tan poco científicas, tiene que ver con nuestras especial predisposición psicológica a creernos lo que nos dice alguien que conocemos y darle más valor que a cosas que nos demuestran, pero provienen de gente que no conocemos. Supongo que a fuerza de verla, consideramos a la TV como de la familia.

    Desde luego es una cuestión de ignorancia, pero al parecer tiene demasiada influencia lo que nos dicen los conocidos. Con lo que con el tiempo los ignorantes lo serán mucho más, y los bien informados, también. Dos bandos cada vez más distanciados y enconados (pues al final habrá muchos intereses en seguir enfrentados pues algunos sacarán provecho del enfrentamiento).

    Mientras en otros temas, como son las normas sociales (la Ley) ya te dicen que su desconocimiento no exime de su cumplimiento (sea una buena Ley o mala, eso da igual) en el conocimiento científico te dejan elegir, aunque te hagas daño a ti mismo y a los tuyos.

    Hace 60 años a ninguna persona se le ocurría no vacunas a sus hijos, de hecho había bofetadas para conseguir las vacunas cuando no había muchas y el problema era que algunas costaban mucho dinero (Poliomielitis). Si eran gratis, todo el mundo corría a vacunarse con sus hijos. Y todo el mundo estaba orgulloso cuando nos mostraban imágenes de vacunaciones masivas en poblados de África, para evitarles enfermedades que nosotros ya no padecíamos.

    Puede, que incluso haya gente que difunda mentiras por la red, para ver qué pasa, como el que quema el monte y no va a ganar nada.

    Por lo tanto nos tenemos que poner las pilas, comunicar mejor, y si no hay otro remedio, imponer ciertos principios sanitarios, incluyéndolos en la Ley. No se me ocurre nada mejor.

    Salu2.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: