Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Medicina, Microbiología > Un millón de dólares de gastos médicos por no vacunar a su hijo

Un millón de dólares de gastos médicos por no vacunar a su hijo


Las vacunas no sólo salvan miles de vidas sino que son uno de los tratamientos médicos más baratos que existen, puesto que ahorran ingentes cantidades de dinero y de recursos sanitarios que tendrían que estar disponibles para atender a los millones de enfermos que se producirían en su ausencia.

Y así lo ha demostrado el último caso acaecido en EEUU. Un niño de 6 años se produce un corte mientras jugaba en la granja de sus padres, quienes le limpian y le suturan ellos mismos la herida. Seis días después empieza a tener fiebre y espasmos musculares involuntarios en las extremidades superiores. Cuando más tarde su situación empeora con evidentes problemas respiratorios, los padres contactan con los servicios médicos de emergencia, que ante la gravedad del pequeño deciden transportarlo en un helicóptero a un hospital infantil en donde recibe el diagnóstico de infección por Clostridium tetani, causante del tétanos, necesitando sedación, intubación endotraqueal y ventilación mecánica rápida para no morir. Se le administra además la vacuna correspondiente y cuando se estabiliza pasa a cuidados intensivos pediátricos en donde es tratado con múltiples infusiones intravenosas continuas de medicamentos para controlar el dolor y la presión arterial y con un bloqueante neuromuscular para controlar sus espasmos musculares. Al quinto día de su ingreso hospitalario se le realiza una traqueotomía para permitir un soporte adecuado a la ventilación mecánica. A partir del día 35 (y gracias a los intensos esfuerzos de toda una amplia gama de profesiones sanitarios) su situación empieza a mejorar, de tal manera que el día 47 es trasladado a la unidad de cuidados intermedios. A los 54 días de su ingreso se le retira la traqueotomía y 3 días después es trasladado a un centro de rehabilitación durante otros 17 días adicionales. Un mes después de la rehabilitación hospitalaria, pudo regresar a las actividades normales de un chaval de su edad.

Los gastos asociados de la estancia de 57 días en el hospital pediátrico sumaron la más que importante cifra de 811.929 dólares. A esta más que respetable cantidad habría que añadir además la atención de los servicios de emergencias con el transporte aéreo incluido, la estancia de 17 días en el centro rehabilitación y los costos del seguimiento ambulatorio cuando fue dado de alta definitivamente. Es decir, otros varios cientos de miles de dólares adicionales a incluir en el proceso.

Pero quizás lo más llamativo del caso es que, a pesar de la insistencia de todos los médicos implicados en el largo tratamiento, los padres rechazaron no sólo una segunda dosis de la vacuna contra el tétanos de las cinco recomendadas a lo largo de la infancia, sino que tampoco quisieron que su hijo recibiera ninguna otra vacuna de las que tampoco habían administrado a su hijo porque, por supuesto, ellos saben más de medicina que cualquiera de los miles de científicos y médicos que llevan décadas investigando y tratando enfermedades que se evitan con una simple y casi indolora inyección.

La pena es que su aseguradora no les requiera ahora a estos prepotentes analfabetos hacerse cargo de ese millón largo de dólares gastados innecesariamente en salvar la vida de su hijo. Y lo mejor para todos sería que los servicios sociales les retiraran la custodia de un chaval, que bastante tiene ya por compartir código genético con unos descerebrados irresponsables, para que por lo menos pueda recibir una educación algo más acorde con el siglo XXI y no termine perpetuando el ya más que largo ciclo de ignorancia casi medieval de los antivacunas.

Entradas relacionadas:


  1. Alberto
    12 marzo, 2019 de 6:44

    Lo que es curioso es la tolerancia de las autoridades con respecto a estas actitudes. Cualquier dejación de los padres de un niño con respecto a los cuidados de salud puede ser suficiente para determinar maltrato y retirar la custodia, EXCEPTO el no vacunarles, que es quizá la dejación con respecto a la salud más importante que se puede cometer, por lo efectos mortales que conlleva.

  2. Anónimo
    12 marzo, 2019 de 7:32

    Este argumento parece de poco peso teniendo en cuenta esto:

    According to the CDC, from 2006 to 2017 over 3.4 billion doses of covered vaccines were distributed in the U.S. For petitions filed in this time period, 6,197 petitions were adjudicated by the Court, and of those 4,250 were compensated. This means for every 1 million doses of vaccine that were distributed, 1 individual was compensated.

    Since 1988, over 20,428 petitions have been filed with the VICP. Over that 30-year time period, 17,718 petitions have been adjudicated, with 6,430 of those determined to be compensable, while 11,288 were dismissed. Total compensation paid over the life of the program is approximately $4.0 billion.

    https://www.hrsa.gov/vaccine-compensation/data/index.html

    No hay que pensar que todo vale para luchar con los antivacunas. Los malos argumentos los usan a su favor.

  3. Eduardo Baldu Gil
    15 marzo, 2019 de 14:09

    No entiendo lo que quiere decir “Anónimo”
    En todo caso las referencias que aporta solo refuerzan la evidente estupidez de los antivacunas.
    Haciendo algunos números resulta que el total de reclamaciones presentadas en el periodo de 2006 a 2017 representa tan solo el 0,000182% sobre el total de dosis aplicadas, de las cuales solo han sido consideradas con derecho a indemnización el 0,000125%.
    Si además tenemos en cuenta que el sistema judicial norteamericano, más propenso a llegar a acuerdos indemnizatorios que a probar realmente si existe razón para la indemnización (Tal como se reconoce en el propio documento), las indemnizaciones con causa probada tan solo representan el 0,000025%.
    Todo ello pone en evidencia que el riesgo que las vacunas representan es totalmente marginal.
    Que no existe riesgo “0”, por supuesto, como con cualquier otro medicamento (una simple aspirina puede causarte una reacción alérgica), incluso un alimento de los muchos que comemos puede ser causa de riesgo. Pero es que el simple hecho de vivir lleva implícito un riesgo para nuestra vida.

  4. Armin
    18 marzo, 2019 de 20:01

    No deja de ser interesante, como el movimiento escéptico que se dedica “en teoría”, además de “defender” a la ciencia, a “defender” a la sociedad frente a la superstición, es cierto que existe en esa superstición un grupo de tipo de “creencias” basadas en lo paranormal, pero existen un grupo de creencias más peligrosas, basadas en “leyendas urbanas” y “teorías de la conspiración”, que han sido mucho más peligrosas para la humanidad que “los marcianitos” (aunque estos no existan y no sean tampoco del todo inócuos), pero hay cosas mucho más peligrosas, como por ejemplo que los judíos quieren dominar el mundo (que le pregunten a Hitler a ver si el creía o no cosas como “El plan Calergi” o “Los protocolos de los sabios de Sión”, pues claro que las creía y aplicó políticas al respecto, ya sabemos cuáles…), en el caso español, recordaremos el famoso “contubernio comunista/judeo/masónico”, por ejemplo…, este tipo de cosas son utilizados muy habitualmente por la derecha más ultra de los países, también por la española como acabamos de ver en el ejemplo, lo que se llama “Conspiranoia”, por ejemplo que los “Nuevos Amos del Orden Mundial”, quieren introducirnos inmigrantes, políticas feminazis, respecto al colectivo LGTBI, etc., es cierto que vosotros denunciáis “alguna” de estas cosas, en ciertos blogueros y también en programas de misterio y cosas así, pero “solo” las más leves.

    Existen todos unos nuevos blogueros que se dedican a “arreglar” el mundo y de paso a forrarse, que se mueven por redes sociales, que se dedican a propagar este tipo de cosas (no las de los marcianos, sino estas “conspiraciones” sociales) y existen algunos medios de comunicación que también lo están haciendo (lo mismo que el revisionismo histórico más miserable), por ejemplo, Intereconomía, La Gaceta, etc y los personajes que por estos medios pululan, que si denuncian a George Soros (y otros poderes en la sombra, casi todos judíos…, se quieren cargar España, Europa y el mundo, etc., no dan noticias, transmiten “rumores” y “prejuicios”), os pongo una muestra, podéis echar un vistazo.

    https://www.youtube.com/results?search_query=los+deplorables+amos+del+mundo

    Con esto no niego que no haya conspiraciones en el mundo desde siempre (Bruto mató a Cesar), el problema es que no se puede generalizar y vete a saber cuales son las auténticas conspiraciones en la sombra y cuales no, realmente, me temo que no haréis nada (o muy poco), pues es más fácil reírse de 4 tarotistas de radio, que plantar cara a este tipo de cosas que buscan desestabilizar, pero lo terrible de estos casos, es que la misión de los escépticos sería enfrentarse a estas mentiras que se le dicen a la población de forma masiva, es el ahora o nunca del movimiento escéptico, es servir realmente para algo y no para recibir subvenciones que podían ir a la investigación y además si estos grupos y medios que están cerca al nacional/catolicismo, van avanzando, pensar que vosotros, los escépticos, sois una “pequeña” incomodidad atea anticlerical, y que cualquiera puede relacionaros con cualquier historia de masones o vete a saber, antes de que os cierren el invento.

    Pero como se dice muchas veces de vosotros, no haréis nada, solo miraréis para otro lado esperando que pase el problema, esperemos que luego no sea tarde para vosotros y para todos, de cualquier forma, que no se diga que no estáis avisados.

  5. Eduardo Baldu Gil
    19 marzo, 2019 de 14:08

    Armin, otro meando fuera de tiesto. Que en este foro nos cuestionemos, en general, las creencias que contradicen el pensamiento científico es una actitud plenamente racional y lógica. Que existen otras manipulaciones de la realidad, también es cierto. Que hay movimientos políticos, especialmente los relacionados con la extrema derecha (fascistas, nazis, y otras derechas más o menos radicalizadas) que son proclives a utilizar tales manipulaciones para convencer al personal de que les asiste toda la razón, desgraciadamente también es cierto. Que el modelo económico actual nos lleva al desastre (Y que merece incluso las críticas de muchos economistas defensores del modelo de economía de mercado), también es verdad.
    Son distintas cuestiones merecedoras todas ellas de crítica, y por ello existen distintos foros donde se exponen tales críticas, y por supuesto no sobra ninguno de ellos, muy al contrario.
    Podemos decir que el factor común es la falta de racionalidad, y por ello cualquier actitud crítica frente a tales posicionamientos es válida y positiva. Y si conseguimos que alguien avance en el camino del uso de la razón, habremos dado un paso, un pequeñísimo paso en la dirección correcta.
    Desgraciadamente la irracionalidad no es patrimonio exclusivo de la derecha. En la izquierda nos encontramos también muchas personas (por desgracia) que hacen gala de tal irracionalidad, como son los antivacunas o los defensores de las mal llamadas medicinas alternativas. Esos planteamientos absurdos reciben el apoyo de todas las tendencias políticas, y las consecuencias de su generalización son graves, muy graves. Así que denunciarlos y criticarlos, al objeto de contrarrestar su generalización en la sociedad, también es importante, aunque, al parecer, a ti no te lo parezca. Porque un aspecto de la crítica a determinadas irracionalidades no entra en conflicto ni es contradictoria con las críticas que en otros foros puedan darse al resto de cuestiones.
    El campo de batalla de las ideas tiene muchos frentes, y es un error menospreciar cualquiera de ellos. Quizás uno de los caminos más escasamente utilizados para comprender nuestra realidad sea el del análisis crítico de la historia. Y un buen ejemplo es el documental, en tres entregas, “Racismo”, de la BBC. Ya tiene unos años, pero si puedes conseguirlo, te lo recomiendo. ¿Acaso alguien piensa que los planteamientos racistas y de eugenesia radical nazis surgieron por generación espontánea? Ni mucho menos. Son el resultado del pensamiento burgués (pensamiento dominante en la sociedad) durante todo el siglo XIX. Los criterios y prácticas de “Higiene social”, supuestamente encaminadas a eliminar los elementos negativos de la sociedad, no fueron exclusivos del nazismo. Países como Estados Unidos tienen un bagaje histórico más que negro en este aspecto. Otra cosa es que, oportunamente, se haya corrido un tupido velo sobre tales hechos.
    Así pues, quizás el primer paso sería recuperar esa historia ocultada para comprender las bases de los movimientos que hoy aparecen como un claro peligro para nuestra sociedad. Y eso es algo que no veo hacer a casi nadie.
    Lo cierto es que, quien tiene conciencia de la realidad, aporta lo que puede para cambiar las cosas, y evidentemente nadie tiene una varita mágica capaz de dar la absoluta solución. Y por eso, repito, todas las aportaciones encaminadas al predominio de la razón y el pensamiento lógico, son válidas. Es precisamente la falta de tal pensamiento la que hace que sea fácil que la gente se trague las mentiras y manipulaciones de tanto “enterado” que circula por la Web y tanto político mentiroso.

    Nota: O he entendido mal, o acusas a quienes dirigen este foro de recibir subvenciones por el mismo que podrían ser dedicadas a otros fines más necesarios. No forma parte del equipo que mantiene dicho foro, pero me asombraría mucho que tu acusación fuera cierta. No creo que su trabajo represente beneficio alguno, y si muchos dolores de cabeza.

  6. Far Voyager
    20 marzo, 2019 de 0:56

    Seguro que estara en algun lugar en castellano, pero a estas horas no tengo ganas de buscarlo.

    https://friendlyatheist.patheos.com/2019/03/19/politician-who-fought-against-mandatory-chickenpox-vaccine-contracts-chickenpox/

    Oh, la ironia…

  7. 20 marzo, 2019 de 11:37

    Como le ha recordado un médico a este político: si hubiera entrado en contacto con una madre gestante o con un enfermo oncológico o transplantado bien podría haber puesto en riesgo las vidas del nonato o de estos pacientes al transmitirles el patógeno.

  8. 28 marzo, 2019 de 15:38
  9. Luis Sanchez
    7 abril, 2019 de 20:48

    Como he comentado en otras entradas, esto se arreglará con más educación a los padres por un lado y con prohibiciones, como la de New York, por otro.

    En el caso de los USA no me cabe la menor duda de que los seguros de vida tomarán medidas y empezarán a subir la prima a los antivacunas o a excluir los pagos a consecuencia de las enfermedades evitables con vacunas. Al tiempo.

    Salu2.

  10. La Cestita del Bebé
    11 abril, 2019 de 14:46

    Ya desde bebés se les vacuna y es para prevenir y combatir las enfermedades causadas por virus, las vacunas son prácticamente un regalo por los que muchos otros han tenido que morir y gente que no lo entiende, siempre esta la Ley de Darwin!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: