¿Te gusta lo que ves?


Este relato del escritor estadounidense Ted Chiang muestra la cada vez más cierta realidad de que los humanos nos enfrentamos a los desafíos de vivir en una sociedad hipertecnológica con los mismos mecanismos mentales que fueron evolutivamente seleccionados para un tiempo y un lugar que hace ya mucho dejamos atrás.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entradas relacionadas:

 


  1. c
    10 mayo, 2019 de 9:54

    se trata de racionalizar la vida en general
    pero ello tiene desventajas…

  2. Prosanatos
    12 mayo, 2019 de 6:50

    ¿Dónde está el relato?, (olvidaste publicarlo)

  3. 12 mayo, 2019 de 8:44

    Si pinchas en la imagen con el título en inglés del relato se te descarga el pdf.

  4. Far Voyager
    12 mayo, 2019 de 21:19

    Igual que lo que sentimos cuando pasamos miedo o pánico por razones que no suponen tener que huir corriendo (y de las que no se puede huir así).

  5. Abraham
    14 mayo, 2019 de 8:19

    Muy interesante. Introduce un debate como si fuera una cuestión crítica en el futuro, pero te hace reflexionar sobre nuestra situación actual.

  6. Anónimo
    15 mayo, 2019 de 14:26

    El tema comentado tiene mucho que ver con las modas y los estereotipos que las configuran, y no es un problema nuevo. Lo que hoy agrava la situación, según mi opinión, son dos cosas fundamentalmente. Por una parte la facilidad de transmisión de mensajes (La mayoría prácticamente como consignas sin ningún soporte racional), y por otra el etiquetado de lo que convierte en una persona en deseable, y que incluye varios aspectos, desde su adecuación a un modelo ideal físico, hasta su vestimenta, peinado, etc.
    Ahora bien, esta última parte, más que una circunstancia nueva es la adquisición de más peso social de conceptos ya existentes, en las que han ido cambiando los criterios. “Las tres gracias” de Rubens nos muestran una estética dominante muy alejada de la actual, pero no debemos dudar que quienes eran poseedores de tal estética, eran objeto de especial admiración por el resto de la sociedad (Hoy se verían postergados). Lo mismo ocurría en cuanto a la vestimenta. En los siglos XIV, XV, XVI las prendas “acuchilladas” (cortes más o menos largos y variantes en número según la época que dejaban ver la ropa interior o el forro de la superior), las coquillas (En los hombres, resaltando supuestos atributos masculinos), la gayadura (Combinar colores muy contrastados en la vestimenta), el festonado (El alargamiento de las mangas hasta rozar el ridículo), o zapatos en punta (Que llegaron a medir 45 centímetros y su extremo se ataba justo por debajo de la rodilla), hacían furor.
    La gente, en general , siempre se ha dejado arrastrar por las concepciones estéticas consideradas preeminentes en cada época. De ahí a mantener una actitud de desprecio a quienes no se adaptan a esas concepciones estéticas solo hay un paso, pero el camino para combatir tal irracionalidad es la educación y, precisamente, poner en evidencia lo irracional de tales criterios (Y eso es bastante fácil viendo cómo ha evolucionado los criterios estéticos a la largo del tiempo)

  7. Far Voyager
    18 mayo, 2019 de 12:01

    Un regalito de apologistas, cortesía del pastor Joaquín Yebra -el mismo que traje tiempo atrás, que niega la evolución y otras meteduras de pata cómo “portal a un Universo oscuro”, resulta ser creacionista de Tierra vieja aunque diga que el Diluvio tuvo lugar en épocas bíblicas, coincidiendo con la ruptura de Pangea (precedido de otro en el Mioceno), o que eso pasó durante el Triásico con la ruptura de Pangea-. Pido disculpas por la redacción, pero todo está copiado según ha ido saliendo:

    El origen del Universo, Einstein considerando que estar en contra de la teoría del Big Bang fue su mayor metedura de pata (teoría que al definirla ese pastor comete el error de rigor de considerarlo “una gran explosión atómica”. Al reconocer no tener ni idea de ciencia es esperable). Esto mezclado por supuesto con el Génesis, y que “una explosión atómica no puede producir la vida”, por supuesto mezclando las cosas con panteísmo y que ideas similares tengan que referirse al Dios bíblico. No pueden coincidencias.

    Que el Universo esté tan finamente ajustado también es muestra de no ser producto del azar, cómo las condiciones existentes en este planeta (“la Tierra está formada por tres partes de agua y una de Tierra”). Eso tampoco pueden ser coincidencias.

    Esto mezclado con críticas a los ateos (un tal Lennox, científico cristiano, que mezcla ambas cosas), con el argumento de “letras en la arena no pudiendo ser naturales y lo mismo el ADN” Francis Collins uno de los investigadores del genoma humano habiendo afirmado que “el ADN es la lengua de Dios y el ateísmo una mentira”, y otras citas de científicos preguntándose si se ha encontrado un ser superior. Los biólogos moleculares también han visto huellas de eso cómo los evolucionistas debido a la complejidad del ADN, que no puede ser natural debido a todas las condiciones de aquí.

    Para algunos también la ciencia es una religión dogmática, con el origen del mundo destrozando esas ideas, con críticas a los científicos que niegan que hay un ser superior detrás de todo.

    Naturalmente eso tiene que ser una deidad personal, porque somos así (de nuevo mezclando citas con científicos religiosos). Ah, la Biblia es confiable debido a la creación ex-nihilo y por supuesto acabando por hablar de Jesús, su sacrificio, etc. y lo que sale en la Biblia estando detrás de todo lo de arriba.

    Aunque seguro que otros con más habilidad podrán despedazar algunos argumentos de arriba aparte de los repetidos tantas veces (citas, etc), sigo esperando que los defensores del diseño inteligente expliquen porque tiene que ser lo que sale en la Biblia y no cualquier otro. O si saben siquiera que es el panteísmo.

  8. Far Voyager
    18 mayo, 2019 de 12:28

    Una cosa más (no poder editar comentarios y que se vayan para moderación es lo que tiene), he investigado un poco sobre Francis Collins, y aunque sea un científico creyente tiene unas ideas un tanto distintas a lo que afirma ese pastor (no apoya el diseño inteligente, por ejemplo, y acepta evolución aunque sea teística).

    Parece que alguien ha olvidado lo que dice su libro sobre los mentirosos (Apocalipsis 21: 8, por ejemplo) pero eso no sorprende.

  9. Luis Sanchez
    19 mayo, 2019 de 18:17

    Un relato muy ameno y certero sobre la influencia en nosotros de la belleza y también de la publicidad, de la que pienso es más fácil librarse.

    La belleza tiene atracción en cada persona en función de los genes y también de una parte aprendida a través de la sociedad. La publicidad ha multiplicado en los últimos tiempos el culto a la belleza y la hiper-sexualización de casi todas las personas relevantes, sobre todo a través de las redes sociales. El estudio analítico de nuestros movimientos en las redes (y también físicos) ha dotado a las empresas de unas herramientas poderosísimas para presentarnos lo que nos gusta en todo momento. Y va a ser muy difícil podernos quitar de encima dicha influencia, nos llevan mucha delantera (hay mucho dinero en juego).

    Ya hace años había estadísticas sobre las personas más atractivas, con los porcentajes que cobraban más de salario, en función de su belleza. De tal manera que es más importante ser guapo que haber estudiado más años.

    Aunque en el trabajo puedes elegir métodos para elegir a las personas mejores para los puestos, sin tener en cuenta su aspecto (prohibición de poner fotografías y la edad en los CV) exámenes de acceso con números en lugar de nombres, etc. poco se puede hacer en las promociones internas, donde se conoce al candidato. Y en la parte personal, todavía puedes hacer menos pues es tu propia percepción de belleza y no puedes evitar la atracción de unas personas por delante de otras.

    Eso sí que pienso es más complicado. Viva la caliagnosia! (aunque me temo que terminaremos todos viendo por los “spex” de Visage, si no ponemos ciertos límites, claro).

    Salu2.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: