Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia > La larga marcha de los homínidos

La larga marcha de los homínidos


Lejos de las simplistas cosmovisiones religiosas que definen a los humanos como los elegidos de los diferentes dioses inventados por la más que delirante imaginación humana, la Ciencia está desvelando que el Homo sapiens es solo la última de las decenas de especies de homínidos que llevan evolucionando parsimoniosamente la casi inimaginable cifra de más de 7 millones de años.

Y el ser los últimos en llegar a la función no nos otorga ningún privilegio, sino quizás la obligación (por haber llegado a la consciencia) de no ser los responsables de la extinción de una más que maravillosa vida que llevaba desarrollándose en este pequeño planeta varios miles de millones de años antes de nuestra más que fugaz aparición en la escena evolutiva.

 

Entradas relacionadas:


  1. Rawandi
    6 agosto, 2019 de 11:48

    La superstición religiosa sigue poniéndole trabas a la ciencia. Según el diario ‘El país’ de hoy, el consorcio que impulsa el Telescopio de Treinta Metros (TMT) ha activado el «plan B» para instalarlo en Canarias, «ante la firme oposición que han encontrado en su idea original de construirlo en la montaña sagrada hawaiana de Mauna Kea». Es una suerte para España que los dioses de Hawái odien la astronomía; deberíamos estarles agradecidos. No digo yo que les sacrifiquemos una cabra, pero quizá estaría bien quemar al menos un poco de incienso en su honor. 😉

  2. 6 agosto, 2019 de 12:16

    La verdad es que nuestro ministro de Ciencia y los consejeros del gobierno autónomo de Canarias debería acudir a Hawái y rendir el debido homenaje (con las pertinentes ofrendas) a los dioses hawaianos, porque estamos hablando de una infraestructura de más de mil millones de euros de presupuesto y que tendrá en plantilla durante décadas a profesionales de alto nivel.

  3. 7 agosto, 2019 de 10:21

    Yo me pregunto si estas evidencias no nos obligan también a replantearnos nuestra visión moral; en la línea de lo apuntado por algunos pensadores, como James Rachels en su libro «Created from Animals». Si el ser humano no es el centro del universo ¿por qué seguimos creyendo que debe ser el centro de la moral? Gracias a la ciencia, no sólo sabemos que los humanos somos animales entre otros animales, sino que además sabemos que no sólo los humanos experimentamos sensaciones, emociones, intenciones y pensamientos. Otros animales también son seres conscientes, como manifestaba la «Declaración de Cambridge», de acuerdo a los datos que ha ido recopilado la investigación científica. Si la visión jerárquica de la naturaleza como una pirámide, en cuya cima estaría la especie humana, es errónea, ¿acaso no es igualmente equivocada la visión jerárquica en la que la humanidad tiene un valor moral superior que la legitima como dueña de los demás animales para utilizarlos a su antojo?

  4. Eduardo Baldu Gil
    8 agosto, 2019 de 16:18

    Hay que diferenciar comportamientos derivados del proceso evolutivo, aquellos que favorecen la supervivencia de la especie en condiciones “naturales” (Aquí utilizo la palabra “natural” como sinónimo de entorno no tecnológico), de los elaborados “modelos morales”, producto de los paradigmas culturales de cada sociedad, que son totalmente subjetivos (Y cambiantes a lo largo del tiempo y de los distintos modelos de sociedad). El ser humano hace uso de los distintos recursos a su alcance, como cualquier otra especie existente. El problema es que la sociedad tecnológica que ha sido capaz de crear, le ha dado una capacidad de intervención en el entorno que puede poner en peligro su propia existencia, y la de la vida de la mayor parte del resto de las especies (No, no vamos a destruir la Tierra, ni la vida en su totalidad. Las formas de vida más básicas tienen una capacidad de supervivencia más allá de nuestro poder destructivo). Pero al margen del problema que representa, para nosotros mismos y nuestra supervivencia, como ya he dicho, las valoraciones morales me parecen totalmente subjetivas. No dudo de la existencia de un grado de consciencia en las distintas especies animales. Es más, en la entrada anterior de este foro (La más que sorprendente forma de comunicarse que tienen los árboles) deja entrever que las plantas también pueden tener una cierta forma de consciencia, es decir que podríamos plantear que cualquier forma de vida se caracteriza por tener algún tipo de consciencia. Lo que no quiere decir que todas esas formas de conciencia sean equivalentes. Ni tampoco que ello represente un orden jerarquizado. Simplemente, cualquier forma de vida es una opción válida para la existencia de la misma. La naturaleza explora todas las alternativas posibles (en realidad las más exitosas son las formas más elementales, capaces de una rápida adaptación al entorno y una gran resistencia a la aniquilación), sin que, en dicha naturaleza, implique la preexistencia de normas morales incuestionables (la moral es un atributo de nuestra compleja consciencia, no de la naturaleza que marca la evolución de las especies).

  5. RBM
    13 agosto, 2019 de 21:53

    Me llama la atención que no esté el Homo antecessor, ni el de Denisova ni el de Flores. ¿Qué problema hay con H. antecessor, sobre todo en publicaciones anglosajonas? ¿Por qué frecuentemente lo ignoran?

  6. Far Voyager
    18 agosto, 2019 de 21:31

    Bueno, pues hablando de homínidos y evolución el biólogo metido a pastor evangélico (me parece que ya ha sido mencionado aquí) contraataca con un libro sólo en librerías evangélicas -de modo que no será un best-seller, y ya sabemos que esa gente vive en un mundo propio- según el cual los paleontólogos y antropólogos “evolucionistas” básicamente juegan con huesos para justificar que el hombre evolucionó de otros simios y negar la realidad bíblica.

    Cómo siempre los argumentos se basan en la inexistencia de formas internedias, transicionales, en afirmar que la evolución gradual de Darwin ha sido reemplazada por las especies solamente cambiando de modo brusco cuándo uns mutación beneficiosa aparece, en no poder reconocer que la ciencia cambiando en lo que asume es sano, y en finalmente en considerar que hoy el Australopitecos no se considera antepasado nuestro, el Homo Habilis siendo en su opinión una mezcla de huesos, y otras especies de homínidos como el Homo Erectus, etc. siendo especies totalmente desconectadas de la nuestra que no tenían la espiritualidad que nosotros tenemos -a partir de aquí lo de siempre de Jesús y la vida eterna, lo cual ya debería dejar claro con quién estamos tratando-.

    No estoy muy puesto en antropología y no pude oír toda su intervención, pero sospecho que ahí hay medias verdades y no solamente porque no le hubiera podido escuchar hablando del ADN -me gustaría saber cómo puede explicar que compartamos tanto con otras especies y no sé porque pero me parece que citaría la primera parte del Génesis antes de Adán y Eva además de la presencia de órganos vestigiales, aunque seguro que la culpa es del Pecado original-.

    En fin… aunque esa gente no pinte nada por mucho que en Latinoamérica estén recibiendo financiación de evangélicos próximos a Trump, y estén tratando de exportarlo aquí, dice mucho y no bueno que gente en teoría con una formación sólida sigan tomando como reales textos que hoy gente más seria toma cómo alegóricos, sin saber siquiera que el literalismo. bíblico es algo del siglo XIX. Y sobre todo que las ovejas lo tomarán cómo real sin siquiera cuestionario sabiendo el nivel cultural de muchos de los que siguen a pastores.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: