Inicio > Actualidad, Ciencia, Medicina, Microbiología > El microbioma ayuda al sistema inmune a combatir el cáncer pancreático

El microbioma ayuda al sistema inmune a combatir el cáncer pancreático


Según un reciente artículo publicado en la prestigiosa revista científica “Cell”, unas pequeñas bacterias pueden ser el mejor aliado para combatir el agresivo y más que letal cáncer pancreático, abriendo la posibilidad de que los trasplantes de microbioma aumenten la hasta ahora bajísima tasa de supervivencia de los pacientes afectados por tan agresivo proceso tumoral.

En la actualidad el carcinoma ductal de páncreas es uno de los procesos tumorales menos conocidos y con peor pronóstico, ya que la mitad de los afectados fallecen antes de los dos años tras su diagnóstico, y la tasa de supervivencia a 5 años es de tan solo un ínfimo 9%. Por ello un grupo de investigadores estadounidenses de la Universidad de Texas intentaron conocer que diferenciaba a esa gran mayoría de pacientes que mueren muy rápidamente, independientemente del tratamiento oncológico recibido, de los que siguen vivos una década después del diagnóstico inicial. Para ello seleccionaron dos grupos de paciente teniendo en cuenta tan sólo su supervivencia tal y como se indica en la siguiente gráfica que muestra en rojo a los pacientes de corta vida frente a los que llegan a sobrevivir la mencionada década (en azul).

Después extrajeron muestras del microbioma intestinal próximo a las zonas tumorales de cada uno de los pacientes de los dos grupos y encontraron que la diversidad bacteriana fue mucho mayor en los individuos que sobrevivieron más años que en los que fallecieron prontamente tal y como indica la siguiente figura.

Es más, los supervivientes más longevos no sólo tenía más diversidad bacteriana, sino que la presencia y/o ausencia de diferentes familias bacterianas estaba marcadamente asociada con cada uno de los dos grupos de pacientes tal y como se muestra en la siguiente figura.

Cuando los investigadores analizaron mediante inmunohistoquímica el papel del sistema inmune de las dos cohotes encontraron una mayor densidad de linfocítos T, incluida la variedad citolítica CD8 (que elimina células cancerosas), en los tumores de los sobrevivientes a largo plazo en las cohortes como muestra la siguiente figura.

Los autores encontraron además una fuerte correlación entre una mayor infiltración de células inmunes efectoras y el aumento de la diversidad de microbiomas de los tumores. Un análisis adicional mostró que la infiltración inmune y la activación de las células T se asociaron con los tres tipos de bacterias enriquecidas descubiertas en los tumores de sobrevivientes a largo plazo. Todos estos datos apuntaban a un papel clave del microbioma en la supervivencia antitumoral.

Pero como correlación no implica necesariamente causalidad los investigadores utilizaron los siempre útiles modelos animales para realizar el experimento definitivo sobre el papel del microbioma en la respuesta antitumoral.

Así, los investigadores realizaron trasplantes fecales en ratones con el microbioma proveniente de tres grupos de personas diferentes: pacientes con cáncer de páncreas avanzado (color rojo de la siguiente figura), pacientes que habían sobrevivido más de cinco años y no tenían evidencia clínica de enfermedad (color verde) y controles sanos (color azul). A las dos semanas del trasplante fecal los ratones fueron tratados con células tumorales de cáncer páncreas para inducirles un proceso tumoral similar al que desarrollan los pacientes.  Los resultados, tal y como se muestra en la siguiente figura,

mostraron que tras cinco semanas después de la inducción del tumor, los ratones que habían recibido microbioma de pacientes con enfermedad avanzada tenían tumores mucho más grandes que los que recibieron bacterias de supervivientes a largo plazo o controles sanos.

Además el estudio del perfil inmunitario en los distintos grupos de ratones mostró que los animales que recibieron flora intestinal de los supervivientes a largo plazo tenían mayor número y mayor activación de células T CD8 positivas (que presentan actividad antitumoral) en comparación con los otros dos grupos. Por el contrario, los ratones que recibieron el microbioma de pacientes en estadios avanzados de cáncer de páncreas tenían aumentado el número de células del sistema inmune que suprimen la respuesta inmune antitumoral.

Tal y como indican los propios autores del estudio, estos más que llamativos resultados

representan una oportunidad terapéutica significativa para mejorar el tratamiento del cáncer de páncreas al alterar el microambiente inmunitario del tumor

de tal manera que este grupo de investigadores ha conseguido fondos para comenzar en breve un ensayo clínico en donde se analizará la viabilidad terapéutica de este tipo de trasplantes en diferentes grupos de pacientes con este más que agresivo tipo de cáncer.

Entradas relacionadas:

 

 

 


  1. Qarlito
    9 septiembre, 2019 de 0:53
  2. 9 septiembre, 2019 de 15:02

    Qarlito

    Varios puntos. Primero, ha llovido mucho desde 1993 y desde entonces se han publicado miles de estudios científicos sobre el tema. Así que si en 1993 pudiera haber sombra de duda (no recuerdo ahora la solidez de los datos en ese momento) en 2019 es certeza absoluta.

    Y segundo, aunque lo he indicado infinidad de veces en CyD ahí va otra vez. Lo que opine Sagan o el ganador de tres Premios Nobel consecutivos tiene la misma validez que lo que dice un fontanero o una abogada si no va sustentado con pruebas. En Ciencia no existe el principio de autoridad. Es más, un científico puede ser encumbrado por un gran descubrimiento y luego haber metido la pata hasta el fondo en otras cuestiones. Mullis ganó el Nobel por la PCR y era un negacionista del SIDA casi religioso, Margulis también apoyaba diversas excentricidades sin fundamento pero su contribución al evolucionismo con la endosimbiosis seriada la hizo subir al panteón de la Biología junto con Darwin y Wallace, este último por cierto “opinaba” de manera totalmente errónea que la evolución no se aplicaba al cerebro humano porque su religiosidad prevaleció sobre su racionalismo científico.

  3. Miguel
    10 septiembre, 2019 de 10:39

    Que alguien me corrija si me estoy perdiendo algo, pero en ningún lado del artículo encontré nada que apoye la afirmación de que Carl Sagan negara el cambio climático. todo lo que pone de él, textualmente es:

    “Estos cambios profundos, causados todos por formas de vida que tendemos a considerar “primitivas” y desde luego por procesos que calificamos de naturales, dejan en ridículo los temores de quienes piensan que los hombres, con su tecnología, han conseguido ahora “el fin de la naturaleza”. Estamos extinguiendo muchas especies; quizá incluso consigamos destruirnos a nosotros mismo. Pero esto no es anda nuevo en la Tierra.”

    Me incomoda más el tonillo general del artículo, tan familiar por tantas veces escuchado: los que denuncian son unos alarmistas, Greta Thunberg es un producto mediático (que en cierto modo no le falta razón, pero me preocupa mucho más la opinión de los científicos que tiene detrás), y como ya hubo otras extinciones masivas en las que no intervino el hombre, no importa tanto que ahora estemos causando otra.

    En cualquier caso, no veo de dónde saca Qarlito esa afirmación.

  4. Eduardo Baldú
    11 septiembre, 2019 de 11:40

    Algunas aclaraciones
    Al margen de lo expuesto por Ateo (Nadie, ni el personaje más admirado, científico en este caso, debe ese considerado como inerrable. Es más, si alguien nos muestra una imagen de una persona sin el más mínimo fallo, sin la más mínima debilidad, sin la más mínima contradicción, podemos estar plenamente seguros que tal imagen es falsa), debemos considerar los siguientes extremos.
    El texto es más una referencia a los vaivenes que ha sufrido la vida a lo largo del tiempo, con situaciones de crisis que en algunos casos la ha dejado al borde de la extinción total, pero ello no justifica que nuestras acciones puedan extinguirnos, cuando menos como civilización sino como especie, que también es posible.
    En 1993, fecha del texto, la consciencia del cambio climático no estaba ni tan extendida, ni tan consolidada, ni tan dotada de pruebas concluyentes como ahora, por lo que era más fácil la duda. Coger afirmaciones de ese momento y trasladarlas a la actualidad, es un proceso arriesgado desde el punto de vista de la validez de las mismas, especialmente si el autor lleva más de veinte años muerto, con lo cual ignoramos cual habría sido su reacción ante los acontecimientos acaecidos posteriormente a la redacción de dicho texto.
    El artículo en cuestión (el citado que recoge la referencia de Carl Sagan) aborda, aunque de forma demasiado simplista, cuestiones paralelas al tema, algo que siempre ha notado a faltar en la lucha contra la crisis que se nos avecina. Siempre he afirmado que el problema de fondo era el exceso de población, y lo sigo afirmando. Eso no quita que existan problemas añadidos, como el modelo económico que padecemos, en el que cualquier forma de hacer dinero es válida (Recuerdo aquí que existe una tendencia en economía que considera que una medida acertada es incluir en PIB la actividad económica derivada de la prostitución-Tráfico de personas- y el tráfico de drogas porque, después de todo, mueven muchos millones), y un sistema de producción que nunca se ha preocupado por las consecuencias ecológicas de sus productos. La obsolescencia programada es una de las prácticas, que en mi opinión habría que calificar de delictiva, que fomenta el consumo de energía y recursos (y consecuente producción de deshechos, incluido el dióxido de carbono) que agravan nuestra ya delicada situación. Pero un modelo económico adecuado para una sociedad en decrecimiento programado (algo cada vez más urgente) debería ser necesariamente (y radicalmente) distinto, ya que el modelo actual requieren necesariamente un crecimiento permanente. Así pues, algunas de las medidas paliativas que se proponen para el cambio climático, se verían automáticamente incluidas en el nuevo modelo. Otras no, y serían en realidad innecesarias, porque son como quitarle el chocolate al loro para mejorar la economía familiar.
    Lo que si tengo claro es que dichas medidas paliativas son solo eso, medidas paliativas, no soluciones. Todo ser vivo deja su huella ecológica, y el ser humano el que más. Por mucho que reduzcamos la nuestra, siempre será una incidencia negativa, multiplicada por el número de seres humanos existentes. Si ese número aumenta, será nefasta. Si disminuye, su incidencia, a efectos prácticos, puede ser nula.
    Los efectos de la sobrepoblación ya se vislumbraron en la década de los 70 (Club de Roma, Los límites del crecimiento), pero el avance tecnológico y la revolución verde hicieron creer que solo era una visión pesimista subjetiva de los investigadores (En ese momento que se apreciaron las consecuencias sobre el ecosistema de los mencionados factores), con lo que los planteamientos derivados del informe se descartaron, y, alegremente, se aceptó el crecimiento económico y poblacional como algo asumible por la capacidad tecnológica. Pero no debemos olvidar que un sector de la ciencia aplicada (la tecnología) siempre ha sido excesivamente optimista respecto al futuro y sus capacidades. Un ejemplo, la implantación de la producción energética a partir de la fusión siempre ha estado a veinte años vista, desde los años cincuenta.
    Hoy, esas tesis de los años 70 resurgen con más fuerza que nunca.

  5. 13 septiembre, 2019 de 18:57

    Qarlito varias cosas:
    1. Es feo que escribas sobre cambio climático en un artículo sobre microbioma, hay varios artículos sobre este tema donde podrías haber opiniado
    2. Empleas un titular falso: Sagan no negó el cambio climático. Mira esta charla de 1990 (3 años antes que lo que tú escribes) donde deja claro el peligro de incrementar el CO2 en la atmósfera: https://www.youtube.com/watch?time_continue=45&v=HQ5u-l9Je0s
    3. ¿Qué dice en el enlace que mandas? Sagan era un experto en atmósfera planetaria. Participó en la descripción del efecto invernadero en Venus e hipotetizó el efecto de una guerra nuclear global sobre el clima. Lo que Sagan nos dice en el enlace que nos mandas es que duda que una especie sea capaz de poner en peligro todo los ecosistemas terrestres. Sin embargo, repetidamente ha mostrado ejemplos que la especie humana puede hacerlo. De hecho, además de las extinciones, ha sido capaz mediante variaciones climáticas de provocar la caida de civilizaciones. Te recomiendo Colapso de Jared Diamon para que conozcas el tema.
    4. Sobre el cambio climático nos vienen avisando desde hace mucho, pero ya sabes que los humanos sólo reaccionamos cuando estamos a punto de sucumbir: https://naukas.com/2016/06/23/permiteme-insista-77-anos-advertencias-cambio-climatico/

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: