Inicio > Actualidad, Ciencia > Adiós a los glaciares pirenaicos

Adiós a los glaciares pirenaicos


El calentamiento global está afectando a todo el mundo, por lo que no hace falta viajar a los lejanos confines polares para ver en todo su dramatismo como desaparecen casi todas las masas de hielo del planeta. Y así los Pirineos, a unas pocas horas de viaje desde la grandes ciudades españolas, pueden resumir lo que está ocurriendo en todas partes.

La cordillera de los Pirineos, con sus 430 km de longitud y casi 150 km de anchura en su zona más profunda alberga 129 cumbres de más de 3.000 metros de altitud y unos glaciares que desgraciadamente están a punto de desaparecer.

Así la comparativa de las mediciones realizadas en los últimos 125 años no dejan lugar a dudas: los glaciares pirenaicos están a punto de desaparecer totalmente, puesto que tal y como muestra la siguiente figura basada en datos oficiales de la parte española

de los 27 glaciares existentes en 1894, la gran mayoría se han evaporado ya que en la actualidad únicamente quedan 9. Es más, la superficie total cubierta por los glaciares pirenaicos en España ha disminuido en más de un 88% tal y como se muestra en esta otra figura.

Y si la disminución de la superficie es dramática, cuando se compara el volumen total de hielo el descenso es casi total, puesto que más del 96% del hielo existente en 1894 ya no está en la actualidad en los glaciares pirenaicos españoles.

Si se comparan las dos últimas medidas se observa que en tan solo los seis años que van desde el 2002 al 2008 la superficie de los glaciares de los Pirineos ha disminuido en un 24% y el volumen de hielo en un 33%. Mediciones más recientes indican que durante el periodo 2008-2016 la superficie de los glaciares pirenaicos ha descendido en otro 20% adicional.

Pero como una imagen vale más que mil palabras un brevísimo video sobre está más que dramática situación.

Entradas relacionadas:


  1. Anónimo
    25 noviembre, 2019 de 9:00

    ” alberga media docena de cumbres de más de 3.000 metros de altitud”
    En realidad hay mas de 200 en toda la cordillera: http://www.pirineos3000.com/servlet/Lista_3000_Tresmil

  2. 25 noviembre, 2019 de 9:19

    gracias por la corrección, pero según la Wikipedia son tan “solo” 129 cumbres de más de 3.000.

  3. 25 noviembre, 2019 de 12:40

    Los gases de efecto invernadero vuelven a fijar un máximo histórico otro año más. La concentración de estas emisiones contaminantes mantiene, como viene siendo habitual desde hace décadas, una trayectoria ascendente que fija récords año tras año, tal y como informa la Organización Meteorológica Mundial. https://www.publico.es/sociedad/crisis-climatica-gases-efecto-invernadero-vuelven-fijar-maximo-historico-ano.html

  4. Anónimo
    25 noviembre, 2019 de 12:43

    Bueno si, hay discusion sobre muchos “picos” por si se pueden considerar picos o no… en pirineos3000 cuentan como picos “picos” en discusion y supongo que en la wikipedia los picos cuestionados no los cuentan. Por ejemplo, en el macizo de los Bessiberris, oficialmente se reconocen el Bessiberri Nord y Sud, pero hay otros que también consideran pico el Bessiberri del Mig y, incluso, Bessiberri del mig Nord y Sud, pasando de 2 picos oficiales en el macizo a 4.

  5. Rawandi
    25 noviembre, 2019 de 13:11

    Aunque el dióxido de carbono no deja de aumentar, curiosamente la temperatura global ha descendido en los últimos dos años (2017 y 2018). Ese par de años de enfriamiento global resta credibilidad a los modelos climáticos, como puede apreciarse en este gráfico de Ed Hawkins:

  6. 25 noviembre, 2019 de 20:39

    Aunque esto ya lo hemos discutido hasta la saciedad volveré como Sísifo a subir la piedra del conocimiento explicando lo obvio. Las “observations” que se muestran en la línea gruesa negra del gráfico que indicas tienen las naturales oscilaciones en forma de picos de sierra. Si se traza la media desde el inicio en 1995 hasta hoy cualquier persona mínimamente objetiva y no contaminada por el virus de la fe negacionista puede observar a simple vista (sin necesidad de los estudios estadísticos que así lo demuestran) que la temperatura sigue una más que evidente línea ascendente. Te informo que también tras 2008 hubo dos años de temperaturas más bajas, pero luego la línea media en lugar de mantenerse o incluso descender (lo que hubiera hecho las delicias de los negacionistas) siguió subiendo tal y como se puede ver, pero claro invalidaría tu actual y particular forma de escoger los datos. Y eso de coger el dato o datos puntuales que permiten seguir negando lo evidente (sin tener en cuenta los valores de toda la media) solo puede indicar dos cosas: ignorancia sobre el más mínimo conocimiento estadístico o peor aún, mala fe.

  7. Rawandi
    25 noviembre, 2019 de 22:46

    Ateo, es obvio que la temperatura global ha aumentado en los últimos decenios, pero también resulta obvio que ha habido un enfriamiento global en los dos últimos años. Yo acepto tranquilamente ambos hechos. ¿Puedes tú decir lo mismo?

    El gráfico muestra que los modelos han ido demasiado calientes ya desde el principio (o sea, a partir del año 2005). El gran El Niño de 2015-2016 elevó la temperatura lo suficiente como para acercarse a la media de los modelos; sin embargo, desde entonces para acá la temperatura ha vuelto a desplomarse, lo cual significa que los modelos vuelven a ir muy sobrecalentados.

    Si uno lo contempla sin prejuicios, el gráfico de Ed Hawkins (un científico del IPCC, no lo olvidemos) respalda más la postura antialarmista que la postura alarmista.

  8. 26 noviembre, 2019 de 14:54

    Rawandi

    En mi anterior comentario no he puesto en dudas los datos de los dos últimos años, simplemente te he demostrado con un ejemplo tu más deficiente argumento basado en el más que famoso “cherry picking” si se me permite el anglicismo, también conocido en castellano como la falacia de prueba incompleta o de supresión de pruebas:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Falacia_de_evidencia_incompleta

    Porque como te indicaba (y tú por supuesto has obviado) en 1998 (que no en 2008, error mío al leer el eje X) hubo después también dos años 1999-2000 en los que la temperatura fue inferior al mencionado 1998. Así que en 2000 tu bien podrías haber usado el mismo argumento que ahora usas y te habrías equivocado puesto, que después de 2001 la media de la gráfica sirgue un curso claramente ascendente. Cosa más que probable que volverá a ocurrir en los siguientes años a partir de ahora. Pero tú volverás a esperar 6 o 10 años para volver a presentar los dos datos que tengan una temperatura un poco más baja del 2025, del 2035 o el año que mejor te convenga.

    Y ese es tu problema que tú, como todos los negacionistas varios de los más diversos campos, parece ser que eres incapaz de entender los rudimentos más básicos de la Ciencia, principios que aprenden los estudiantes de ciencias en sus primeras semanas del trabajo de fin de grado o cuando exponen en clase algún trabajo publicado previamente ¡Y hay del pobre que no se lo grabe a fuego en su cerebro! Porque en Ciencia uno o dos datos aislados (sacados de contexto como es tu caso) son poco o nada fiables y casi nunca sirven para afirmar nada.

    Por eso los investigadores repetimos una y otra vez los experimentos en forma de duplicados, triplicados, etc. (cuando se puede, por ejemplo en Biología) o aumentando las series de medidas como es el caso de las ciencias observacionales. De tal manera que la solidez de los resultados y la fuerza de las conclusiones dependen SIEMPRE del número de medidas y por supuesto NO SE PUEDEN OBVIAR los datos que a cada uno le resulten más molestos. Sin embargo, tú en tu sesgada y más que anticientífica visión del problema escoges siempre el punto (o como en este caso los dos puntos) que “confirman” tus creencias y obvias el resto (en este caso los otros 32 datos de la gráfica que van desde 1995 hasta hoy, pero que incluso se quedan cortos puesto que la serie de temperaturas medibles abarca ya más de un siglo tal y como muy gráficamente resume ese mismo Ed Hawkins que has usado de manera torticera eligiendo los dos puntos más convenientes para ti, en el siguiente diagrama que abarca toda la serie conocida desde 1850 a la actualidad (y que está disponible en misma página de la Wikipedia de Ed Hawkins) pero que por supuesto tú no has querido ni siquiera buscar:

    Y eso de no tener en cuenta todos los datos disponibles y usar únicamente los pocos que a uno le conviene en Ciencia solo tiene un nombre: mala praxis. Menos mal que no eres un científico, porque con este tipo de argumentaciones basadas en el “cherry picking” quedarías en el más ridículo oprobio a la hora de defender tus posturas en una publicación o congreso científicos.

    Porque para que tuvieras algún tipo de posibilidad de razón deberías esperar una década o algo más (para tener nuevos datos suficientes) para ver que a partir de ahora se suceden 8, 10 o 12 años en donde las temperaturas bajen una y otra vez año tras año. Mientras tanto, usar los datos de dos años fuera de contexto es como ya he dicho antes un chapucero intento de engañar.

  9. Erik
    27 noviembre, 2019 de 10:32

    Rawandi, si sabes que el pico de calentamiento de 2015-2016 se debe al fenómeno cíclico conocido como “El Niño” entonces seguro que sabrás también que el enfriamiento de los dos años siguientes se debe a la siguiente fase del mismo fenómeno cíclico, fase conocida como “La Niña”. Por tanto,¿por qué intentas destacar el enfriamiento debido a “La Niña” como si fuera algo relevante mientras que, al mismo tiempo, pretendes presentar el calentamiento anterior como si fuera algo irrelevante porque se debe a “El Niño”? Si ignoras los picos causados por este fenómeno cíclico la tendencia es claramente ascendente.

    Además de eso, yo no recomendaría a nadie saltar con conclusiones a partir de un gráfico sólo porque hay muchas rayitas de colorines por encima de la rayita negra. Los modelos para cada RCP asumen un forzamiento climático en el año 2100 muy diferente y por tanto los resultados y las predicciones de cada modelo, necesariamente, han de ser muy diferentes. Decir que la mayoría de los modelos van muy sobrecalentados, por tanto, no significa nada. Yo no pretendo saber interpretar el gráfico porque carezco de la formación pertinente para ello, pero sí te puedo decir que sacar conclusiones por el número de rayitas de colorines que haya por encima o por debajo no es lo más inteligente.

  10. Abraham
    27 noviembre, 2019 de 10:55

    Hasta ahora, la única crítica negacionista que he leído que merece algo de consideración es la que dice que en los modelos no se están incluyendo ciclos de periodos más largos a los observados.
    Eso de los dientes de sierra que aparecen con una frecuencia de cuatro años, sería uno de los ciclos. A la hora de evaluar la correlación entre el aumento del CO2 y el aumento de temperatura, hay que descontar las variaciones cíclicas, que parece que algunas están relacionadas con la actividad solar, y otras no.

    Pues lo que decía este investigador italiano es que hay un ciclo que no están teniendo en cuenta porque el periodo es más largo de lo que tenemos medidas. Luego se pone a estimarlo, y concluye que sí, que el aumento de temperatura está justificado por el aumento del CO2 en más del 60%. El resto es de este ciclo que los demás investigadores no han visto (a lo que el resto de investigadores responde que ya lo han tenido en cuenta en la modelización de los años previos, muchas gracias).

    Esto hay quien lo lee del revés. Casi un 40% del aumento de temperatura no es por causas antropogénicas, ergo, no sirve de nada reducir las emisiones de CO2. Tachán.

    La otra crítica más habitual que leo, es que un modelo trabaja con las variables que le metes. En un sistema tan complejo como el clima, se te pasa meter una variable que ahora no importa, pero en otras circunstancias resulta ser importante, y los resultados no valen. Pero es un argumento un poco chorra. Es como ver un tren que viene hacia ti, que parece que te va a atropellar, y decir, bueno, no sabemos si puede haber algún factor que haga que la locomotora se pare o se desvíe antes de que me atropelle, lo mismo el maquinista me ve y frena, lo mismo se queda sin combustible, o incluso algo inesperado puede hacer que el tren vuelque, así que de momento me quedo donde estoy, que es más cómodo.

    E incluso quien se pone a banalizar, diciendo que como el planeta ya ha estado otras veces así de caliente o más, pues que para la vida no hay problema, y que seguro que nos adaptamos, que somos muy listos. De las dificultades de los periodos de adaptación no hablan mucho.

    Para que un modelo resulte más creíble, tiene que tener en cuenta las reducciones de CO2 que se van a producir cuando el cambio de clima, o el agotamiento de la energía fósil, fuerce una disminución de la población, ya que las emisiones de CO2 están muy relacionadas con el tamaño de la población y la disponibilidad de energía fósil barata. No son cosas que aprecie en los informes de IPCC (lo mismo está, y soy yo el que no lo ve).

  11. Eduardo Baldú
    27 noviembre, 2019 de 17:32

    Como todo el mundo sabe (O al menos eso creo yo), las temperaturas en el mar tienen una oscilación menor, pero evidentemente dependen del clima global. En un artículo publicado en el New York Times en enero del presente año, se hace referencia a un incremento de la temperatura de las aguas del mar, mayor de la prevista.
    En el artículo aparece un gráfico del Instituto de Ciencias de la Atmósfera de Pekín, que muestra la evolución de las temperaturas, tanto de aguas superficiales como de aguas profundas, desde 1940, sin que presente la más mínima duda de su aumento paulatino. (Pongo el enlace sin la cabecera http, nytimes.com/es/2019/01/14/temperaturas-mar-calor-oceanos/)
    La variabilidad de temperatura en los océanos es menor que en la atmósfera, por lo que la tendencia de fondo destaca más. Los datos no dejan la más mínima duda de cuál es esa tendencia. Así pues, negar la realidad es una estupidez.

  12. Luxcaar
    27 noviembre, 2019 de 22:13

    Abraham, los modelos del IPCC se hacen en base a diferentes escenarios. Que aumenten o no las emisiones de GEI (y el grado en que aumenten o disminuyan) o que haya o no políticas destinadas a controlar las emisiones (y el grado de cumplimiento de dichas politicas), por ejemplo.

  13. Belén Adriana
    28 noviembre, 2019 de 4:22

    Ateo, es obvio que la temperatura global ha aumentado en los últimos decenios, pero también resulta obvio que ha habido un enfriamiento global en los dos últimos años. Yo acepto tranquilamente ambos hechos. ¿Puedes tú decir lo mismo?

  14. 28 noviembre, 2019 de 7:38

    Belén, el que repitas el mismo argumento, con las mismas palabras que Rawandi y que encima ni siquiera hayas leido mis dos contestaciones a ese erróneo y más que sesgado razonamiento simplemente dice muy poco de tus aptitudes.

  15. Erik
    28 noviembre, 2019 de 9:30

    Belén, supongamos que alguien que pretende negar que existen las ballenas, ante la abrumadora cantidad de pruebas que confirman su existencia, decide poner en marcha un plan para refutar dichas pruebas. Su plan consiste en irse a la playa, llenar un vaso de agua en el mar, alzarlo ante la multitud y decir, con voz triunfante: “¿Veis? No hay ballenas en el mar.” Después, cuando le hacen saber los fallos de su “método” de análisis, contesta: “Oye, es obvio que hay una cantidad abrumadora de pruebas que indican que las ballenas existen, pero también resulta obvio que en mi vaso no hay ballenas. Yo acepto tranquilamente los dos hechos. ¿Puedes tú decir lo mismo?”

  16. Eduardo Baldú
    28 noviembre, 2019 de 13:34

    Belén, los hechos son eso, hechos. Las conclusiones es lo que se obtiene tras recopilar un número de hechos suficientes y aplicar un método de análisis correcto.
    Así que la frase “Yo acepto tranquilamente ambos hechos. ¿Puedes tú decir lo mismo?”, es una perogrullada. Lo que aquí se discute es el análisis lógico que se hace sobre tales hechos (en este caso las temperaturas), no el dato en sí.
    Imagínate que cojo los resultados del sorteo de la primitiva de las últimas dos semanas, y que estos están integrados por números, todos, menores de 15. A continuación llego a la conclusión que “siempre” los números que componen la combinación ganadora son inferiores a 15, y si alguien me lo discute, le contesto: “Yo acepto tranquilamente los hechos. ¿Puedes tú decir lo mismo?”. ¿Te parece esta una buena defensa de mi “análisis”?

  17. 28 noviembre, 2019 de 23:39

    Resumen del último informe sobre el calentamiento global publicado hoy mismo en “Nature”:

    “La creciente amenaza de cambios climáticos abruptos e irreversibles debe obligar a una acción política y económica sobre las emisiones.”

    https://www.nature.com/articles/d41586-019-03595-0

  18. Abraham
    29 noviembre, 2019 de 11:47

    Suponiendo que lo de Rawandi y Belén no sea puro troleo y sólo sea ignorancia, lo vamos a poner con un ejemplo muuyy sencillo:
    Si vais a la playa un día con olas, y estáis el día entero notaréis dos fenómenos. Por un lado las olas que rompen en la arena, que con una frecuencia de pocos segundos sube y baja el nivel del mar. Por otro la marea. Para notarlo hay que estar muchas horas, porque la frecuencia es de 6 horas.
    Las dos cosas ocurren a la vez. Las olas que suben y bajan muchas veces, y las mareas que suben y bajan sólo dos veces al día.

    Pues bien, os están señalando la marea y respondéis apuntando a las olas.

  19. Alberto
    30 noviembre, 2019 de 6:10

    Cualquiera que conozca el funcionamiento de las civilizaciones comprenderá que la nuestra está abocada a desaparecer, como todas las anteriores. Todas las civilizaciones han tenido un periodo de crecimiento, llegando a su apogeo y luego a su desaparición más o menos brusca. Algunas, como la europea, la china o la India, han vuelto a aparecer pero tras muchos siglos. Otras desaparecieron para siempre, como la maya. Las civilizaciones desaparecen cuando el modelo económico que las sustenta se hace insostenible. La única diferencia que habrá entre nuestra civilización y las anteriores es que la nuestra es global y las anteriores eran regionales.

    El sistema que sustenta nuestra civilización es el crecimiento económico continuo basado en el capitalismo, el liberalismo, y la tecnología. Este crecimiento ha llegado a causar graves problemas medioambientales, incluyendo la modificación del clima de consecuencias difíciles de prever. Estos problemas medioambientales, junto con la tendencia a un menor crecimiento de la economía cuando la población se estabiliza, envejece, y llega a un nivel muy alto de desarrollo, causarán el colapso de la economía de una manera más o menos brusca. La economía capitalista se basa en el crecimiento continuo y en el crédito. Los bancos dan crédito a las empresas y a los particulares basándose en la creencia de que en el futuro cercano van a estar mejor económicamente, y así los bancos podrán recuperar el crédito dado con intereses. En el momento que se sospeche que no van a estar mejor, dejarán de dar crédito con lo que el sistema se vendrá abajo como un castillo de naipes, porque está basado en el crédito. El capitalismo es así como una bicicleta, que cuando deja de andar hacia adelante, se cae al suelo.

    Cuando caiga el sistema, la población mundial se reducirá enormemente, cesará la producción de gases de efecto invernadero y el deterioro medioambiental con lo que el planeta se irá recuperando en los próximos siglos y podrá surgir, poco a poco, una nueva civilización. Luego tenemos el problema de las bombas nucleares y centrales nucleares: si cae la civilización es posible que toda esa radiación pase a la atmósfera, lo que durará miles de años y complicará mucho la vida en la Tierra, dificultando el resurgir de una nueva civilización.

    La única alternativa es desmontar el sistema industrial capitalista antes de que caiga por sí solo. Reducir drásticamente el deterioro del medio ambiente y las emisiones implicaría reducir notablemente las tasas de crecimiento, de tal manera que eso provocaría la caída brusca del sistema, por la dinámica del capitalismo que ya he explicado.
    Conseguir un sistema económico estable, en el cual la población sea estable o disminuya, basado en fuentes de energía limpias, que no deteriore más el medio ambiente, en el que todo se recicle… podría ser posible en la Unión Europea, pero desde luego China, India, y otros países con fuertes crecimientos están muy lejos de poder planteárselo. Tendrían que llegar a nuestro nivel de desarrollo para poder planteárselo siquiera, y para cuando eso suceda ya habrá caido la civilización global. Y hoy por hoy tampoco se sabe si un sistema económico con crecimiento nulo es posible, desde luego no con el capitalismo, habría que inventar algo nuevo. En la Edad Media el crecimiento era casi nulo, pero claro casi toda la población era muy pobre.

    Somos una plaga, y ya sabemos cómo acaban las plagas, desapareciendo. La civilización occidental global va a ser víctima de su propio éxito, va a morir de éxito. Esto lo veremos, o lo verán los niños y jóvenes, en este siglo. Es muy posible que los que nacen ahora mueran prematuramente, de hambre o enfermedades, al caer la civilización, igual que cuando cayó el Imperio Romano que la población se redujo a un tercio en pocas décadas. Yo lo siento por los que tienen hijos pequeños, pero hay que estar muy ciego para no ver lo que está a punto de pasar.

  20. Eduardo Baldú
    30 noviembre, 2019 de 13:38

    Efectivamente, nuestra civilización está al borde del colapso, y las probabilidades de superar con éxito este cuello de botella son escasas (Puede que ese sea el motivo por el que no detectamos civilizaciones tecnológicas en el universo, porque llegado un punto de desarrollo, estas se autodestruyen)
    Hace algunos años, me entretuve en realizar una aproximación de los efectos de una reducción de la población mundial (En aquellos momentos mantenía una Web, y ese fue un trabajo para dicha Web). Partiendo de los valores globales de producción y consumo (teniendo en cuenta las variaciones de las distintas áreas de desarrollo), pude confirmar que con una población de entre 1500 y 2000 millones de personas, se podrían garantizar los recursos energéticos necesarios, la producción de alimentos, la producción industrial, y todo ello con una incidencia sobre el ecosistema mucho menor, que incluiría la recuperación de importantes áreas forestales y selvas.
    Evidentemente ello supone un modelo económico distinto, porque ciertamente el modelo actual depende directamente de un permanente crecimiento, tanto productivo como humano, y estamos hablando, para llegar al modelo comentado y mantenerlo, de un modelo de decrecimiento, primero, y de crecimiento 0, después.
    Con tal reducción de población, fuentes como la energía solar son ya plenamente suficientes para cubrir nuestras necesidades energéticas. Es más, para las necesidades más complejas (medios de transporte con necesidades de larga autonomía), el biodiesel sí puede ser una alternativa válida (No se produce un incremento real de dióxido de carbono puesto que el emitido en su combustión formaría parte de un ciclo cerrado, tampoco entraría en conflicto -como ahora- con la producción de alimento o con la destrucción forestal. Partiendo de los valores de consumo actuales de combustibles fósiles dedicados a este fin, ajustándolos al nivel de población indicado –Suponiendo que el nivel de consumo es el de la actual sociedad desarrollada, ya que no sería de recibo mantener las desigualdades existentes- es totalmente posible la producción de dicho combustible, la producción agropecuaria equivalente para el consumo humano –igualmente manteniendo los estándares de las sociedades desarrolladas- y aun así devolver más que considerables espacios para la recuperación de bosques y selvas).
    Además hay que tener en cuenta que el nuevo modelo (que debe dejar de basarse en el crecimiento permanente, y por tanto debe fundamentarse en la cooperación y no en la competencia), debería racionalizar la producción industrial. Una parte importante del esfuerzo productivo se dilapida de forma totalmente inútil (Y no solo en el área industrial). Aunque se supone que la competencia y el libre mercado deben canalizar la producción a su punto óptimo, en la práctica eso no es así. La primera cuestión a tener en cuenta es que el consumidor debería tener un conocimiento exhaustivo sobre lo producido y sus efectos totales. Calidad del producto, eficacia, coste de recursos (incluido el energético) en su producción y uso, efectos sobre el entorno, etc. Y por otra parte, dicho consumidor, debería estar dotado de un sentido crítico y de responsabilidad para rechazar aquellos productos que, incluso siendo apetecibles, tienen consecuencias nefastas (y en demasiadas ocasiones, muy costosas, con lo que los costes reales –directos e indirectos- los hacen poco deseables). Pero esas condiciones no se dan. Muy al contrario, la venta de los productos está más condicionada por los efectos de la propaganda (Que en la mayoría de las ocasiones nada tiene que ver con las características de lo anunciado) que de la información cierta sobre el producto.
    Tal cambio en el modelo productivo debería incidir claramente en una reducción de consumo de recursos.
    El problema es si esta sociedad es capaz de cambiar los paradigmas que hoy la determinan por otros que impulsen un nuevo modelo de sociedad.
    En cuanto a la pobreza de la edad media, unas matizaciones. Comparar ese periodo histórico con el actual contempla ciertos peligros de error en el análisis. Lógicamente la evolución en el conocimiento científico y tecnológico producida en el periodo de tiempo que nos separa, introduce diferencias más que notables en el concepto de “riqueza” por el simple hecho de la disponibilidad o no de muchos recursos (simplemente por su inexistencia). Por otra parte, y en relación a los recursos disponibles en cada época, el problema es el modelo de distribución de esa riqueza generada, y en eso (Y salvando las diferencias) en ambos casos se generan problemas de equidad. No obstante, tampoco podemos hablar de la Edad Media como un periodo homogéneo. Tras la peste negra (Y la reducción de la población), las condiciones de vida en general mejoraron sensiblemente: La abundancia de tierra, los salarios elevados y la práctica desaparición de la servidumbre, representó un cambio más que significativo. Y ello confirma que es más el efecto del modelo de distribución de la riqueza, que la capacidad de producirla, lo que determina las desigualdades sociales y la pobreza. No olvidemos que, con la capacidad real de producción de riqueza (al margen de los efectos negativos colaterales que conlleva) no existe motivo alguno para que la pobreza siga existiendo.

  21. Alberto
    30 noviembre, 2019 de 16:14

    Estaría bien que la población humana mundial fuera de 1500 a 2000 millones, con esa poblacion sí que podría ser posible que hubiera un sistema económico sostenible medioambientalmente y que garantizara un buen nivel de vida a toda la población. Eso suponiendo que fuera posible crear un sistema económico que, además de lo anterior, fuera estable, que no dependiera de un crecimiento continuo de la economía y de la población. Según datos de la ONU https://www.un.org/es/sections/issues-depth/population/index.html alcanzamos los 7000 millones en 2011, con previsiones de llegar a los 9700 millones en 2050 y llegar a un máximo de 11000 millones en 2100. Cómo estará el mundo con 11000 millones de seres humanos; en realidad no creo que nunca se llegue a esa cifra porque antes la agricultura habrá sufrido tanto por el cambio climático que no se podrá garantizar la alimentación a tanta gente.

    Pero llegar de manera intencionada a esa población de 1500 a 2000 millones desde los más de 7000 millones actuales, cuando las únicas regiones que actualmente la reducen son Europa y Japón y China, parece imposible. Cuando todo el mundo haya llegado al nivel de desarrollo de estas regiones, esa situación se dará de manera natural, puesto que es entonces cuando se pueden plantear cosas como tener pocos hijos o respetar el medio ambiente; pero para entonces habremos sobrepasado con creces el punto de no retorno tras el cual el clima sufrirá cambios drásticos que complicarán mucho la vida humana en el planeta y harán el sistema económico insostenible. Por tanto, nunca llegará ese momento. Y aún así, si ese momento llegara, habría que diseñar un nuevo sistema económico que no sabemos si es posible, con una población envejecida y decreciente y una economía en retroceso, puesto que uno de los factores que más hace crecer la economía es el crecimiento de la población, y esto tendría que persistir durante muchas décadas hasta llegar a esa cifra baja de población.

    Siendo realistas, se llegará, quizá dentro de este siglo, a una población reducida en el planeta, pero será porque caerá el sistema y la mayor parte de la gente morirá de hambre y enfermedades, y volveremos como antes a tasas de mortalidad infantil muy elevadas con lo que la población crecerá muy lentamente. Y entonces, puede que dentro de mil años, espero que los que sobrevivan tengan memoria y se planteen el control de la población como medida fundamental para no repetir los errores del pasado.

  22. Eduardo Baldú
    1 diciembre, 2019 de 12:38

    Si tienes razón, en realidad no existe posibilidad alguna (NI ahora, ni en un futuro lejano) de una supuesta recuperación de la humanidad. Si no fuera posible la existencia de una civilización avanzada sin el condicionante del modelo económico actual, nunca podrá desarrollarse una sociedad avanzada con posibilidades de supervivencia. Si un modelo económico basado en el permanente crecimiento, y una humanidad también en permanente crecimiento, son requisitos indispensables para el desarrollo de una sociedad avanzada, entonces resulta imposible sobrepasar el punto de autodestrucción, y estamos condenados a repetir nuestros errores inevitablemente (Suponiendo que sobreviva suficiente humanidad y que los recursos y condiciones finales después de la presente crisis permitan la supervivencia y la recuperación, lo que es mucho suponer).
    No olvidemos que a lo que apuntabas (las consecuencias de los artefactos nucleares -centrales, depósitos de residuos, armas- que, una vez desarticulada la sociedad actual, quedarán sin los controles y vigilancias actuales, con consecuencias funestas para los supervivientes) hay que añadir que aún desconocemos los límites a que llegaran las consecuencias del cambio climático, y cuáles serán las condiciones a los que tendrán que enfrentarse los supervivientes. Es posible que estas impliquen la extinción de la especie humana. Por otra parte la recuperación de algunos de los recursos, hoy en vías de agotamiento, requieren tiempos geológicos mucho más largos que los mil años que apuntabas, y la inevitable pérdida de tecnología que conllevará la caída de la civilización, pondrá fuera de alcance algunos recursos que hoy están disponibles.

  23. Alberto
    1 diciembre, 2019 de 17:07

    Posiblemente sea como dices y posiblemente por eso no hemos encontrado rastro de vida inteligente en el universo pese a la intensa búsqueda, aunque lo más probable es que haya existido en miles de ocasiones, ya que el universo es enorme y las formas de vida parece que tienden a la inteligencia. Decía lo de los 1000 años porque fue el tiempo aproximado (más bien 1300 años) que tardó la civilización europea en recuperar el nivel que había alcanzado con el Imperio Romano de Occidente, era solo un ejemplo real. Pero los romanos solo dejaron obras arquitectónicas, ciudades, calzadas y un gran legado cultural, no dejaron un medio ambiente profundamente alterado ni centenares de armas nucleares y residuos nucleares sin control. Ni ninguna de las otras civilizaciones que cayeron en el pasado. Habría que ver qué ha pasado con las otras civilizaciones del universo, pero no lo sabemos.
    Es difícil saber lo que pasará. Yo soy pesimista porque llevamos ya décadas con las cumbres del clima y los cifras de CO2 en la atmósfera han seguido creciendo sin mostrar ni siquiera un ligero decremento en el crecimiento. Estas cumbres del clima solo han servido para crear un gran negocio, como las derechos por las emisiones de CO2 intercambiables entre países. Mientras tanto los que tenemos ya alguna edad en estas décadas hemos ido viendo como el clima cambia rápidamente. Es posible que hayamos pasado ya el punto de no retorno en el cual el cambio climático se acelera profundamente y entra en unos dinámicas imparables de consecuencias totalmente imprevisibles, y tan rápidas y profundas que la capacidad de adaptación del ser humano, que es uno de nuestros rasgos característicos, no sea suficiente para mantener un sistema muy complejo y al mismo tiempo muy frágil.

  24. Piedrahita
    1 diciembre, 2019 de 17:49

    Manual del siglo XXI para reprimir las protestas en la calle

    Cada vez más los gobiernos y los estados están reduciendo los conflictos sociales y políticos a un problema de orden público y la policía recurre a instrumentos cada vez más sofisticados y también agresivos contra las movilizaciones en la calle. El arsenal represivo -en forma de leyes y en la actuación policial en las manifestaciones- endurece, también en contextos democráticos.

    Reconocimiento facial y bases de datos

    Hace años que diversos cuerpos policiales británicos acumulan bases de datos sobre la gente que se manifiesta en el Reino Unido, a la que etiquetan de “extremistas”. “No sabemos exactamente qué información se archiva, pero hablamos de una lista que incluye entre 2.000 y 9.000 personas, muchas de ellas tan sólo por haber participado en las movilizaciones contra el comercio de armas, contra el fracking o por la emergencia climática “, explicaba Kevin Bowe, investigador británico, en las jornadas sobre el derecho a la protesta organizadas por Novact la semana pasada en Barcelona. Las bases de datos contienen las imágenes registradas por cámaras de seguridad instaladas en la calle o bien por las cámaras que la policía lleva a las manifestaciones y que luego son procesadas con tecnología de reconocimiento facial.

    Infiltración en los teléfonos móviles de los manifestantes

    Llevar el móvil en una manifestación no es una buena idea, al menos en algunos países, como el Reino Unido, donde la policía utiliza la tecnología IMSI (International Mobile Subscriber Identity). Se trata de unos aparatos que infiltran todos los móviles que hay en una zona, simulando ser una torre de telefonía. Esto permite interceptar las llamadas y los mensajes, saber dónde ha estado el teléfono y seguirlo. “Tampoco hay que pensar que cuando un móvil está apagado es seguro: los manifestantes detenidos deben entregar sus teléfonos a la comisaría y entonces es muy fácil obtener todos los datos”, recuerda Bowe.

    Inteligencia de vigilancia de redes sociales

    Dictaduras como la de Egipto no son las únicas que destinan policías a la monitorización de las redes sociales, como Facebook o Twitter. Según denuncia Privacy International, “la inteligencia de redes sociales incluye la vigilancia de los contenidos, como mensajes o imágenes, y otros datos que tienen que ver con las relaciones entre personas, de una persona con un grupo o entre grupos, y que incluyen tanto mensajes públicos como privados “. Esta información sobre las relaciones es a menudo más valiosa para la policía que la de los mismos mensajes, eso sin contar la infiltración de la policía con perfiles de usuario falsos.

    Granadas explosivas de gas y bombas de fragmentación

    “En Francia, el establecimiento del estado de emergencia tras los atentados de noviembre de 2015 dio poderes extraordinarios a las fuerzas de seguridad. Después, la movilización de los chalecos amarillos ha topado con un uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, que hasta ahora sólo se había visto en la represión de protestas en los suburbios “, explica Giada Negri, del European Civic Forum. Se ha criticado el uso por parte de las fuerzas del orden de los LBD40, una especie de pistolas que disparan munición de 40 milímetros de diferentes tipos: balas de goma, de foam, ensordecedoras, lacrimógenas o de humo. Más polémico es el uso de granadas explosivas GLIF 4, cargadas con dinamita y un agresivo gas lacrimógeno, que provocan una explosión atronadora y con onda expansiva.

    En la cuna de la democracia moderna la policía también utiliza contra la multitud granadas de dispersión, que lanzan pequeños perdigones de goma a gran velocidad. Con todo ello, el balance de casi un año de chalecos amarillos en las calles de las ciudades y pueblos de Estado francés es contundente: hasta el 21 de noviembre se han contabilizado 2.448 heridos, de los cuales más de la mitad son policías o gendarmes. Cinco manifestantes han perdido una mano, 25 un ojo y 316 han sufrido heridas en la cabeza, según el periodista David Dufresne, que se dedica a documentar la represión policial. Mañana se conmemorará el primer aniversario de la muerte de Zineb Redouane, una abuela octogenaria de Marsella que murió cuando le impactó en la cara uno de estos proyectiles lacrimógenos en el balcón de su casa, en un quinto piso, cuando intentaba cerrar la ventana porque los gases no le entraran en casa.

    Prohibido manifestarse sin autorización

    A veces los gobiernos combaten las protestas con medidas administrativas. El 1 de octubre de 2018 entró en vigor la nueva ley del gobierno de Viktor Orban en Hungría que faculta a la policía para prohibir las manifestaciones con todo tipo de excusas: la seguridad, los derechos de los que no se manifiestan, la dignidad nacional o la protección de líderes internacionales, una medida que se estrenó con la visita del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, para la que sólo se autorizaron las manifestaciones que le eran favorables. “Los gobiernos autoritarios suelen acusar a los que se oponen a sus medidas antidemocráticas de no ser democráticos, porque creen que, como que ellos ganaron unas elecciones, la mayoría tiene un poder ilimitado para decidir cómo se gobierna la sociedad”, alerta Orsolya Reich, del Civil Liberties Union for Europe.

    Multas para pensárselo antes de salir a la calle

    En tiempos de crisis, la represión económica también es una herramienta útil en manos de los estados. En Italia, por ejemplo, el decreto de seguridad del ultraderechista Matteo Salvini que se aprobó en junio pasado prevé multas de entre 2.000 y 6.000 euros y penas de entre dos y tres años de prisión contra los manifestantes que lleven cascos o cualquier otra cosa que impida que se les vea la cara. En Hungría, los manifestantes se exponen a la imposición de multas de tráfico por el solo hecho de bajar de la acera.

    SAMUEL Boivin

  25. 1 diciembre, 2019 de 19:29

    Glaciar de Imja (Himalaya): izquierda, el glaciar en 1956. A la derecha, en 2007. Fuente NASA.

  26. 2 diciembre, 2019 de 11:44
  27. 2 diciembre, 2019 de 11:52

    La mayoría de los científicos estimó mal la velocidad del cambio climático, puesto que estimaron una velocidad mucho menor, más lenta, de la que estamos observando los últimos años.
    https://theconversation.com/la-mayoria-de-los-cientificos-estimo-mal-la-velocidad-del-cambio-climatico-126787

  28. Far Voyager
    3 diciembre, 2019 de 16:38

    Hay planes para intentar contrarrestar el aumento de CO2, extrayéndolo de la atmósfera. El problema es si funcionarían o si no y en ese último caso si no complicarían más las cosas al intentar usarlos.

    Eso dicho, cumbres como las de Madrid son sólo esperpentos sobre todo al faltar los países más importantes. Como pasa siempre cuando se actúe en serio por parte de todos se hará tarde y mal.

  29. 3 diciembre, 2019 de 16:41

    Far

    Para luchar contra el CO2 está ya todo inventado: sustituir el petroleo y el carbón por renovables y recuperar bosques y selvas. Todo lo demás es humo.

  30. Far Voyager
    3 diciembre, 2019 de 17:51

    No digo que esas no sean la solución, me refiero a descubrimientos que he visto (pondré links si es necesario) como una bacteria que literalmente come CO2, que la cadena trófica en los océanos toma CO2 de día que de noche es llevado al fondo del océano, o esas ideas de reforestaciones a gran escala.

    El caso es que mientras manden indeseables como el Pato Donald o su equivalente brasileño no hay razones para ser optimistas, y eso que quiero serlo y pensar que saldremos de esta aunque puede que muy malparados. Desde luego el que yo me sé de esos fundamentalistas que he traído aquí tantas veces o que siguen los que rodean a esos dos no va a aparecer para salvarnos.

  31. Alberto
    3 diciembre, 2019 de 18:47

    “sustituir el petroleo y el carbón por renovables y recuperar bosques y selvas”
    Tan obvio como improbable. En Europa sí hay ligeras posibilidades de eso, de manera muy desigual, hay planes para cerrar las térmicas de carbón aunque los plazos son demasiado largos. El coche eléctrico podría ayudar, pero hay países como España donde ni hemos empezado con el tema. Los bosques se van recuperando en Europa a medida que la agricultura se abandona, también en China. Pero no hay alternativa limpia a los aviones y barcos mercantes que consumen buena parte del petróleo.
    En el resto del mundo, donde vive la mayor parte de la población y se produce la mayor parte del CO2 (porque Europa cada vez representa una parte menor del mundo): los bosques tropicales siguen desapareciendo. En países como China, India y muchos otros siguen inaugurando a día de hoy montones de centrales térmicas de carbón con una vida útil de 30 años que luego suele ser más, que obviamente no van a cerrar antes de ese tiempo. El comercio mediante barcos mercantes y los viajes absurdos de turismo por avión siguen creciendo de manera exponencial, hoy día si dices que no has estado en otro continente te miran raro. La gente dice que está preocupada por el clima, pero no paran de viajar en avión de punta a punta del planeta y de consumir cosas que no necesitan por Black Friday, Navidad o el resto del año. Ya hasta hay gente que compra ropa, continuamente, para usarla una vez y luego tirarla. Las cumbres del clima no sirven para nada, sólo para crear un negocio con los mercados de emisiones.
    Yo esto lo veo muy mal. No tengo hijos, pero si los tuviera me costaría mirarles a la cara.

  32. Abraham
    4 diciembre, 2019 de 12:58

    “Para luchar contra el CO2 está ya todo inventado: sustituir el petroleo y el carbón por renovables y recuperar bosques y selvas. Todo lo demás es humo.”

    Ojalá fuera así de sencillo, ateo. Actualmente hay aproximadamente 5000 millones de personas que habitan en este planeta gracias a que estamos consumiendo petróleo y carbón (y gas y uranio). Para sustituir por renovables, aparte de la inversión y del requerimiento de terreno, haría falta cambiar el modelo de consumo ya que no hay posibilidades técnicas de asegurar un suministro constante de energía sólo a base de renovables. Por ejemplo, ponerse a fabricar cemento solamente durante el verano, que es cuando las fotovoltaicas están a pleno rendimiento. En invierno, la prioridad sería para climatizar, transporte y comunicaciones. Al menos hasta que desarrollen, si llegan, mejores y más baratas baterías.

  33. 4 diciembre, 2019 de 13:55

    “no hay posibilidades técnicas de asegurar un suministro constante de energía sólo a base de renovables”

    Este es un argumento ya desfasado, que se basa en la intermitencia local de las renovables. Cuando se escala, por ejemplo a la actual UE y países limítrofes este problema desaparece si el sistema esta interconectado, puesto que cuando no hay sol en una extremo de Europa, hay viento, exceso de lluvia, restos forestales, geotermia o energía maremotriz en otras que pueden compensar. Así, existen estudios que muestran que Europa podría ser 100% renovable cuanto antes, simplemente invirtiendo lo necesario en energías limpias y dejando de subsidiar a las energías contaminantes:
    https://elperiodicodelaenergia.com/ser-100-renovables-en-toda-europa-seria-mas-rentable-que-el-sistema-energetico-actual/

    Esta apuesta tendría dos grandes ventajas adicionales. Primera, los cada vez más escasos puestos de trabajo en energías fósiles serían ampliamente sustituidos por los creados por la inversión en renovables, de tal forma que aumentaría la tasa de empleo en Europa. Y segundo y quizás más importante, la salud de los europeos mejoraría mucho, ya que millones de personas dejarían de enfermar y cientos de miles de morir prematuramente cada año y por consiguiente el ahorro en la factura sanitaria tendría muchos ceros. Así a modo de ejemplo, un estudio cuantificó en 20.000 millones de libras esterlinas el coste sanitario anual de la contaminación atmosférica en el UK:
    https://lacienciaysusdemonios.com/2016/02/26/esa-tan-insidiosa-como-mortal-contaminacion-atmosferica/

    Es decir que si Europa invirtiera por ejemplo cien o doscientos mil millones de euros adicionales al año en renovables, no serían gasto simplemente serían un adelanto a cuenta de los ahorros sanitarios que se lograrían en los años subsiguientes.

    Y que no me venga nadie con esa falacia de ¿dónde sacamos el dinero? puesto que por ejemplo cuando hubo que rescatar bancos, en un solo país como fue el caso de España se tiraron a la basura 65.000 millones de euros sin parpadear y sin dilación alguna.

  34. Eduardo Baldú
    4 diciembre, 2019 de 14:39

    Ateo, claro que hay dinero suficiente, claro que generamos la suficiente riqueza para afrontar el problema. Pero mientras la sacrosanta e intocable propiedad privada siga estando por encima de las necesidades de la humanidad, no se hará nada. Sobre todo si quienes tienen que hacerlo son los políticos que defienden con uñas y dientes dicha propiedad privada. Es la herencia de la revolución burguesa que acabó con el Antiguo Régimen: la propiedad es más importante que la persona.
    ¡Ah! Y la deuda de los bancos la pagamos el pueblo llano. No la pagan los bancos (Que deberían, ya que fueron ellos los beneficiados, y los responsables de la crisis), ni las grandes empresas, ni las grandes fortunas, que, a veces legal y a veces ilegalmente, se escaquean de pagar impuestos.
    Esta sociedad está dispuesta a autodestruirse con tal de mantener intocable el derecho de propiedad.

  35. Alberto
    4 diciembre, 2019 de 15:17

    Eduardo, mezclar la política en esto no es procedente. Hace unas décadas medio mundo era comunista, los medios de producción eran propiedad pública, y esos países contaminaban mucho más que los capitalistas para una determinada producción. En los países comunistas también había centrales térmicas de carbón, fábricas, vehículos a motor… que contaminaban más porque eran mucho más ineficientes que las más modernas tecnologías occidentales. Y la sensiblidad con respecto a la contaminación local era nula, básicamente porque en un sistema comunista manifestarse frente a un desastre ambiental local era penado con la cárcel. Desde luego, si piensas solucionar el problema del cambio climático y del deterioro medioambiental resucitando el comunismo, vamos listos.
    http://www.outono.net/elentir/2019/09/29/los-desastres-ecologicos-del-comunismo-que-ahora-se-propone-salvar-el-planeta/
    https://misesreport.com/es-el-comunismo-bueno-para-el-medio-ambiente/
    https://www.elcato.org/no-hay-nada-verde-acerca-del-socialismo

  36. Alberto
    4 diciembre, 2019 de 15:36

    Las energías renovables actualmente son las más baratas en muchos países
    https://www.xataka.com/energia/energia-solar-eolica-baratas-casi-60-paises
    Sólo que requieren una inversión inicial, que cada vez es menor por la mejora de la tecnología que hace estas energías cada vez más eficientes.
    Las eléctricas españolas tienen planes para cerrar todas las térmicas de carbón en un plazo corto, dada su falta de rentabilidad por las tasas de CO2 que tienen que pagar, de hecho este año apenas se han utilizado. También querrían cerrar lo antes posible las nucleares, por los problemas que presentan de seguridad que al final se traducen en altos costes. Lo que querrían las eléctricas es abrir muchas eólicas y solares, dada su gran rentabilidad una vez descontado el coste de la instalación. Pero esto no se puede hacer de golpe, ya que el problema del almacenamiento de la energía no está aún solucionado; podría estarlo en breve, si se cambiase el modelo eléctrico para fomentar el almacenamiento de energía mediante hidroeléctricas inversas, ahora poco utilizado, y creando un mercado eléctrico europeo para fomentar los intercambios de energía entre países.
    Sin embargo, aunque llegarámos a una tasa de cero emisiones en Europa, mientras China pase de todo no habrá nada que hacer https://elperiodicodelaenergia.com/el-mundo-construye-cada-vez-menos-centrales-de-carbon-pero-china-sigue-a-lo-suyo-e-impulsa-cientos-de-nuevas-plantas/
    Curioso, China, un país donde gobierna el Partido Comunista, que según Eduardo Baldú debería ser el paraiso de la ecología.

  37. 4 diciembre, 2019 de 16:35

    Alberto

    Con respecto a China te equivocas. El ya lejano año de 2003 fue el último en donde un país diferente a China tenía mayor potencia instalada en energías renovables: 95.000 MW de EEUU frente a los 92.000 MW de China. A partir de ahí China se ha convertido en la primera potencia mundial en energías renovables sobrepasando de largo a la colocada en segundo lugar, los EEUU tal y como muestra el siguiente gráfico creado con los datos oficiales de la agencia internacional de energías renovables (IRENA):
    https://www.irena.org/Statistics/View-Data-by-Topic/Capacity-and-Generation/Country-Rankings

    Y esta diferencia ha ido creciendo con los años de tal manera que en 2018, mientras que EEUU había aumentado en 2,6 su capacidad renovable respecto a 2003, China lo ha hecho en 7,6 veces, de tal manera que el año pasado los MW renovables instalados en China eran 2,6 veces mayores que los de los EEUU. En 2019 y años sucesivos se espera que esta diferencia siga aumentando a favor de China, ya que la planificación a largo plazo de esos recursos es casi exponencial (es lo que tiene la centralización). Y eso teniendo en cuenta que la economía de China es significativamente menor que la estadounidense.

  38. 4 diciembre, 2019 de 16:47

    Por cierto de la noticia que indicas es tendencioso. En esa misma noticia se presenta este gráfico

    que desde 2015 en donde China era la líder indiscutible en aperturas de centrales de carbón, su tendencia es claramente a la baja habiendo sido igualada en 2018 por la India.

  39. Alberto
    4 diciembre, 2019 de 16:52

    Eso que dices es cierto, China apuesta fuerte por las renovables. Pero también que China sigue abriendo nuevas centrales térmicas de carbón que estarán funcionando durante décadas, aunque ha cancelado muchos de los proyectos que tenía hace años https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2019-11-27/china-apuesta-carbon-construye-plantas-energia_2354928/
    Como ves en el artículo, el tema de la centralización o descentralización de la energía en China ha ido variando según los años.
    El problema de países como China, India y otros emergentes, sobre todo asiáticos, es que su economía crece tanto que precisa de aumentos muy importantes en la producción eléctrica y eso implica creación de nuevas plantas de todo tipo, tanto renovables como nucleares y de energías fósiles. Parece complicado, en países con fuertes crecimientos, hacer un sistema económico basado en energías limpias, ya que su avidez de energía es enorme y deben recurrir a todas las fuentes de energía eléctrica posibles. Otra cosa es en Europa donde la economía crece poco.
    El problema de la ecología es así, en realidad, un problema de exceso de crecimiento de la economía, la poblacion, etc… Al principio ese crecimiento se daba sólo en Europa, Estados Unidos y Japón, pero ahora va llegando cada vez a más regiones del planeta muy pobladas, sobre todo Asia.

  40. 4 diciembre, 2019 de 19:46

    Como dice la noticia del confidencial del link, la mitad de las plantas de carbón de China están paradas y la generación de electricidad de esta fuente se ha “aplanado”. Parece que todo esto ha sido debido, según la noticia, a que el gobierno chino permitió que los gobiernos regionales aprobaran nuevas plantas, imagino que con las consiguientes corruptelas asociadas, y las que ahora están en construcción derivan de esa mala decisión.

  41. 5 diciembre, 2019 de 10:47

    España escala nueve puestos en el índice de países más vulnerables a los eventos climáticos extremos. Luego vendrán los lamentos. https://www.infolibre.es/noticias/politica/2019/12/04/espana_escala_nueve_puestos_indice_paises_mas_vulnerables_los_eventos_climaticos_extremos_101660_1012.html

  42. 5 diciembre, 2019 de 10:53

    La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS:
    “Es el momento de decidir si vamos a dar prioridad a los coches y legislar para ellos o si las personas van a ser dueñas de la ciudad”

  43. 5 diciembre, 2019 de 11:01

    La Administración Nacional de Energía en China no quiere que su país siga dependiendo del carbón, y tiene como meta invertir más de 300 mil millones de dólares en proyectos de energía renovable hasta 2020. https://www.salyroca.es/articulo/vida-eco/asi-es-planta-solar-flotante-mas-grande-mundo-construida-china/20191204202043006276.html

  44. Alberto
    5 diciembre, 2019 de 14:07

    Se siguen abriendo más centrales térmicas de carbón que las que se cierran. https://elperiodicodelaenergia.com/el-mapa-de-la-verguenza-las-centrales-termicas-de-carbon-en-el-mundo-duplican-su-capacidad-en-este-siglo/
    Solamente baja el ritmo de nuevas aperturas y aumenta el de cierres. Y el problema es que las centrales recién abiertas tienen una vida útil de 30 años, no creo que quieran cerrarlas en los próximos años.
    Es decir, que se dan pasos en la buena dirección a nivel global, pero muy tímidos y lentos. El cambio climático evoluciona más rápido que la descarbonización de la economía. Como no cambien mucho las cosas nos va a pillar el toro.

  45. Eduardo Baldú
    6 diciembre, 2019 de 1:36

    Alberto, no estoy hablando de política, estoy hablando de lo que hacen quienes tienen poder económico y político, que es muy diferente. Eres tú quien lleva al terreno político el tema al afirmar, muy subjetivamente, que “Hace unas décadas medio mundo era comunista,….”.
    El análisis de la oposición política al modelo capitalista es muy complejo. Primera, segunda, tercera y cuarta internacional determinan líneas políticas distintas, en muchas ocasiones enfrentadas entre ellas. Los anarquistas fueron los primeros en saludar la revolución soviética, y también los primeros en criticarla. El propio Comité Central del PCUS estaba integrado por distintas líneas políticas, incluso enfrentadas entre sí, y el propio Lenin, ya moribundo, reconoció que permitir que Stalin tuviera el control del partido era un enorme error. Cuando alguien como tú, alegremente, habla del comunismo (Calificando todo lo que cuestiona el modelo imperante como comunismo) de forma tan simplista, lo único que demuestra es que, o bien su conocimiento, tanto histórico como político del tema, es nulo, o es la habitual manipulación de quien aprovecha el desconocimiento de los demás para potenciar sus planteamientos.
    Quisiera recordar que personas tan distantes del comunismo como Franklin D. Roosevelt tomó medidas económicas (Impuestos de hasta un 94%, intervencionismo del estado en la economía, etc.), aconsejadas por John Maynard Keynes, economista que, desde luego, está muy lejos de poder ser considerado, ni siquiera, socialista, y mucho menos comunista, pero tales medidas, indudablemente hoy serían consideradas como comunistas.
    Lo que apuntaba en mi entrada es que es de dominio público que la parte de la sociedad que se queda con la mayor parte de la riqueza, se escaquea del pago de impuestos (utilizando tanto recursos legales –complicidad de políticos que legislan “vías de escape”-, como de forma fraudulenta), pero en cambio obtiene favores económicos de los gobiernos. Pero si resulta que quienes pensamos que habría que poner en vereda a tales personajes, inmediatamente somos calificados como comunistas. O puede que en relación a quienes se muestran tan críticos con nuestros planteamientos, lo que se traslucen es su deseo de poder hacer lo mismo: ser insolidarios y enriquecerse a costa de los demás.

  46. Alberto
    6 diciembre, 2019 de 16:25

    Es que eso que dices no tiene nada que ver con el tema del cambio climático y el deterioro medioambiental. Mientras en el planeta querramos ser una población creciente, con un nivel de vida creciente habrá más deterioro medioambiental, y cambio climático mientras el sistema se sostenga con energías fósiles . Da igual si los medios de producción son públicos o privados. En los países donde los medios de producción han sido públicos también se ha producido el deterioro medioambiental y han contribuido al cambio climático.
    Es más, si la riqueza en el planeta estuviera mejor repartida, la población del planeta que ahora no puede mantener un nivel alto de consumo sí lo podría mantener, lo que redundaría en mayor consumo, mayor comercio, mayor producción industrial, mayor crecimiento económico… con mayor cambio climático y mayor deterioro medioambiental.
    Ahora que una buena parte de la riqueza mundial está en manos de un puñado de personas, esas personas acumulan la riqueza en diversos productos de inversión pero no la gastan en bienes de consumo, salvo una pequeña parte. En cambio, cuando el capital está en manos de gente de pocos recursos, lo gastan todo porque tienen amplias necesidades de consumo que satisfacer. Hay economistas que han propuesto un mayor reparto de la riqueza como vía para aumentar el crecimiento económico global. Y como efecto secundario aumentaría el deterioro medioambiental global.
    Habrá que buscar otra solución, si es que la hay.

  47. Alberto
    6 diciembre, 2019 de 19:55

    Es curioso la interpretación del problema ecológico de los de la izquierda. En realidad, el problema ecológico y del cambio cllimático no tiene nada que ver con las izquierdas o derechas. Los de la izquierda aducen los problemas ecológicos a los ricos o a las multinaciones, pero nunca a la clase media. En realidad, los ricos y las multinacionales fabrican los productos que consume la clase media. Aquí estamos todos en el mismo barco y todos somos responsables de lo que está pasando.
    Es fácil echarle la culpa a los ricos y a las multinacionales, porque esto nos descarga de toda responsabilidad a la gente de clase media, o, como dice la izquierda, del “pueblo”. Son los ricos y las multinacionales los que tienen que cambiar, así yo, miembro del “pueblo”, puedo seguir viajando destinos exóticos cada año en avión, puedo cambiar de Iphone cada dos años, y tener un coche SUV de gran consumo que cambio cada cinco años, puedo comprar ropa fabricada en Asia cada fin de semana, puedo comer carne dos veces al día, puedo tener la calefacción de mi casa a 25 º en invierno… (Por cierto, y no hago nada de eso).

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: