Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina > Los chamanes de las pseudoterapias quieren ganar en los juzgados lo que no pueden demostrar en el laboratorio

Los chamanes de las pseudoterapias quieren ganar en los juzgados lo que no pueden demostrar en el laboratorio


Muy desgraciadamente vivimos en un mundo en el que la realidad no tiene casi ningún lugar y en el que el “honor” de los timadores parece estar por encima de la verdad e incluso de la Ciencia. Y el último (y más que aleccionador) ejemplo nos llega de España.

Porque que en un momento en donde la Ciencia ha demostrado (más allá de toda duda razonable, como se dice en los telefilms estadounidenses sobre juicios) todo su más que vasto e inapelable poder, pues vienen unos chamanes de tres al cuarto, unos estafadores de medio pelo, que llevan siglos engañando, embaucando y lo que es peor, jugando con la vida de todos aquellos desesperados por encontrar una cura milagrosa a sus graves problemas de salud, y como se sienten “ofendidos” en su “honor” ¡qué risa tía Felisa! pues se dedican a demandar a troche y moche a todo aquel racionalista que expone sus más que delictivas vergüenzas.

Así, tanto la Asociación Española de Comunicación Científica como la “Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas“, APETP acaban de denunciar la campaña de acoso y derribo que diversos grupos (muy bien financiados por esas supuestas hermanitas de la caridad que son los pseudomédicos) están llevando a cabo para acallar en los juzgados a periodistas, divulgadores científicos y blogueros racionalistas.

Porque los viejos y nuevos chamanes de esas “maravillosas medicinas alternativas”, en lugar de demostrar de manera científica y totalmente demostrable ¡qué pereza! que sus supuestos remedios son algo más que magia potagia de feriantes de carromato, pues han decidido demandar judicialmente a cualquier racionalista que exponga de manera pública sus estrafalarias y más que delictivas prácticas pseudomédicas.

Y así, al ver peligrar su más que criminal negocio han decidido gastar parte de sus más que generosos beneficios en contratar avaros leguleyos (de esos que se venden al mejor postor y que se olvidaron antes de entrar en la Facultad de Derecho de cualquier atisbo de moral o justicia), ya que como puros mafiosos indicaron a la APETP que

Nosotros tenemos detrás a empresas con mucho dinero, vosotros no sois nadie; os vamos a freír a denuncias.

Por lo que al final lo mismo dentro de unos meses el siempre tan particular sistema judicial español acaba amparando “la dignidad y el honor” de la Asamblea Nacional de Homeopatía (ANH), la Asociación de los Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales (COFENAT) y la Fundación de Terapias Naturales (FTN) multando, y quién sabe si quizás encarcelando (que todo es posible en esta siempre tan particular piel de toro) a cualquier científico, periodista, divulgador o simple racionalista que ose poner en duda las maravillosas y más que mágicas propiedades del agua azucarada, las agujitas orientales o la manipulación de esas energías desconocidas hasta para el más insigne Premio Nobel de Física a la hora de “curar” todas y cada una de las enfermedades conocidas y también las desconocidas, porque ya sabemos que el poder de lo “alternativo” no conoce límites.

P.D.

Un video de la APETP  solicitando ayuda económica para poder hacer frente a las demandas.

Entradas relacionadas:

 

 

 

 

 

 

 


  1. Diexo
    7 enero, 2020 de 16:36

    más que aleccionador
    su más que vasto
    sus más que delictivas
    su más que criminal
    más que mágicas

    Y eso es sólo un pequeño párrafo tuyo. Me gusta mucho leerte, solo que me duelen los ojos al ver un uso tan desproporcionado del recurso “más que” en toooooodos tus artículos. Yo creo que estudiando algunos superlativos y demás formas de comparar, vas a progresar en tu escritura…vale la pena porque lo que escribes mola mucho …
    Por más que seas un escéptico, es más que sano progresar y seguir aprendiendo..más que más que jajaja se entiende? Un abrazo! Te lo tienes más que merecido!

  2. Agustin Sánchez
    7 enero, 2020 de 16:44

    Lamanetable!

  3. 7 enero, 2020 de 19:51

    Diexo

    Sobre la forma de escribir se puede opinar tanto como en la forma de cocinar y como reza el dicho, cada maestrillo tiene su librillo.

  4. Alberto
    9 enero, 2020 de 6:14

    Estas denuncias no irán a ninguna parte, siempre y cuando las críticas a las terapias alternativas se limiten a decir la verdad: que no sirven para nada. La libertad de expresión lo ampara. Otra cosa es que digas que los que la practican son unos asesinos, entonces sí cometerías un delito; no sé si habrá sido el caso. No obstante, si recibes una denuncia, ya tienes que buscar un abogado y pagarle, y perder el tiempo en preparar el juicio e ir al juzgado. Mientras que estas empresas tan poderosas de homeopatía y las asociaciones de los que practican estas terapias, tienen sus propios abogados y no les cuesta nada. Lo que quieren es causar molestias y pérdida de dinero a los que dicen la verdad. Lo que tienen que hacer los detractores de la homeopatía es lo mismo que hacen los defensores: asociarse, buscar fondos y contratar abogados.

    No obstante, esta estrategia de los terapeutas alternativos no les va a servir a largo plazo. Lo que veo como médico en mi práctica diaria, es que la población usuaria de estas terapias es gente de clase media alta, más bien jóvenes, sobre todo mujeres, que utilizan estas terapias para trastornos funcionales leves con un importante componente psicosomático. A medida que la población va envejeciendo, estas personas empiezan a tener enfermedades de verdad, a veces graves, y tener malas experiencias con las terapias alternativas; o a ver cómo eso les pasa a las personas de su entorno. Entonces aprenden que esas terapias no sirven y dejan de utilizarlas. A la inversa, comprueban cómo la medicina científica les saca de un apuro en más de una ocasión.
    También, estas terapias en años pasados han adquirido tanta relevancia, en una población envejecida, que se han convertido en un verdadero problema de salud pública, ocasionando miles de muertos https://www.lavanguardia.com/cribeo/estilo-de-vida/20190121/47432174616/en-espana-mueren-cada-ano-1-500-personas-por-el-uso-de-terapias-alternativas.html, lo que ha obligado a algunos gobiernos a actuar, como es el caso del gobierno de España https://www.eldiario.es/sociedad/Gobierno-prohibira-consultas-homeopatia-aparezcan_0_835716781.html
    Más tímida es la actuación de otros gobiernos europeos, aunque se dan pasos en la buena dirección
    https://hipertextual.com/2019/04/reino-unido-homeopatia
    Los colegios de médicos poco a poco van cambiando su actitud frente a estas terapias [link de El País eliminado por la famosa AEDE]
    Otro factor que puede disminuir el uso de las terapias alternativas es que cada vez hay menos médicos dispuestos a practicarlas. En España los médicos que se especializaban en estas terapias lo hacían, básicamente, porque no habían conseguido aprobar el MIR, sin lo cual tienes pocas posibilidades de trabajar, una de ellas es especializarte en estas terapias, ya que son ajenas a la medicina “oficial” para la cual te prepara la formación especializada reglada. Eso viene de los años 80 en los que había pocas plazas MIR y un gran número de plazas de grado en medicina, gracias a un ministro de educación socialista que decidió que toda la población tenía el derecho de estudiar lo que quisiera en la universidad. Estos médicos se jubilarán en los próximos años, uno de los problemas principales de la sanidad europea va a ser la falta de médicos con lo que no creo que haya muchos médicos dispuestos a dedicarse a esto, con todo el trabajo que va a haber. Esto ocasionará que sean una mayoría de practicantes no médicos los que atiendan esta demanda, lo que ocasionará más riesgos para la salud para los pacientes, ya que un médico que practique estas terapias al menos es capaz de sospechar que el paciente tiene una enfermedad grave y, si es decente, le recomiende que vaya a un especialista de verdad; esto un practicante no médico no tiene los conocimientos para hacerlo. Al aumentar los muertos por estas prácticas, se desacreditarán más.

    Por todo lo anterior, es posible que en los últimos años en la sociedad europea haya empezado a declinar el uso de las terapias alternativas, después de décadas de crecimiento. Por ejemplo, líder del sector homeopático, Boiron, va perdiendo ventas y beneficios https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/europa-el-talon-de-aquiles-de-boiron-reduce-un-12-sus-ventas-en-2018-6980
    Este estudio muestra cómo la población infantil en España ha disminuido el uso de homeopatía y otras terapias alternativas en los últimos años https://www.analesdepediatria.org/es-utilizacion-medicina-complementaria-alternativa-poblacion-articulo-S1695403318305241

  5. 9 enero, 2020 de 12:06

    Según “Zion Market Research” la homeopatía está lejos de desaparecer:

    “the global homeopathy products market was valued at approximately USD 5.39 billion in 2017 and is expected to generate revenue of around USD 15.98 billion by the end of 2024, growing at a CAGR of around 16.80% between 2018 and 2024.”

    https://www.globenewswire.com/news-release/2018/10/29/1638266/0/en/Global-Homeopathy-Products-Market-Will-Reach-USD-15-98-Billion-by-2024-Zion-Market-Research.html

  6. Eduardo Baldú
    9 enero, 2020 de 13:06

    En mi opinión, la mal llamada “medicina alternativa” ha tenido un gran crecimiento gracias, en parte, a la extensión del pensamiento posmoderno, según el cual, cualquier planteamiento es igualmente válido (incluso siendo contradictorios) ya que consideran que la realidad es una creación del lenguaje, y que por tanto refleja los prejuicios del narrador. Dado que este criterio es aplicable a cualquier área del conocimiento, el método científico deja de tener validez, y se convierte en un discurso más, tan válido (pero no más) que la perorata del chamán.
    El pensamiento posmoderno nos ha hecho mucho, mucho daño.

  7. 9 enero, 2020 de 13:18

    Y el llevar la democracia a la Ciencia, porque uno de los grandes argumentos de los defensores de lo alternativo es que si mil o un millón de personas usan tal o cual estupidez pseudomédica no pueden estar todos equivocados.

  8. 9 enero, 2020 de 13:20

    Incluso en Suiza en 2009 se realizó un referendum sobre las pseudomedicinas, y como la mayoría voto que sí pues quedaron incluidas en el seguro médico básico: https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2016/03/el-problema-de-extender-la-democracia.html

  9. Eduardo Baldú
    9 enero, 2020 de 13:55

    Evidentemente la ciencia no puede ser democrática. No podemos definir la validez de un principio por votación democrática, sino por proceso experimental y los resultados del mismo. Y precisamente eso enlaza con lo que anteriormente apuntaba: Si entendemos que los resultados de la actividad científica son un simple discurso, con la misma validez de cualquier otro discurso, abrimos la puerta a aplicar la “democracia” a la ciencia para decidir cuál de los discursos consideramos prioritario.

  10. Yo
    9 enero, 2020 de 15:59

    Como se suele decir: “zapatero a tus zapatos”. La justicia funciona en base a las pruebas y la presunción de inocencia, por lo que si la ciencia no ha sido capaz de demostrar que tales tratamientos son fraudulentos o ineficaces, eso no es culpa de la justicia, sino que pone en entredicho a la ciencia y su prepotencia. De hecho hacer declaraciones tan categóricas sin pruebas suficientes, dudo mucho que tenga que ver con la verdadera ciencia.

  11. 9 enero, 2020 de 16:29

    Yo, te equivocas de plano en tu argumentación.

    Primero, quien tiene que demostrar que un supuesto remedio funciona como medicamento es quien afirma su validez y encima cobra dinero con su venta.

    Y segundo, para el caso de las pseudomedicinas más habituales y conocidas la Ciencia ha desvelado que no pueden funcionar porque contradicen leyes científicas fundamentales sólidamente establecidas y que estas supercherías solo aportan el llamado efecto placebo.

  12. Anónimo
    9 enero, 2020 de 17:32

    La ciencia es en principio democrática, todos pueden aportar ideas que se puedan comprobar y que se divulgen.

    Son los resultados, debidamente planificados y controlados los que son reproducidos en forma independiente, los que no.

  13. Eduardo Baldú
    10 enero, 2020 de 0:09

    Anónimo, me tienes alucinado. “La ciencia es en principio democrática, todos pueden aportar ideas que se puedan comprobar y que se divulgen (Bueno, será divulguen)”. ¿A qué coño llamas ciencia? Desarrollar hipótesis es solo una parte (pequeña) de la ciencia, y una hipótesis sin las correspondientes pruebas que la confirmen está vacía de contenido. Hipótesis podemos tener muchas, incluso contradictorias, pero no pasarán a formar parte de la ciencia hasta que no pasen por un proceso de falsación, y podrán ser posteriormente rechazadas si en algún momento se da un resultado contradictorio con el esperado.
    Lo de “todos pueden aportar” también hay que matizarlo. Si careces de la formación necesaria, ¿Cómo vas a aportar algo mínimamente coherente? ¿Por ciencia infusa? Nuevamente me suena a “la ciencia es solo un discurso y todos los discursos son válidos”

  14. Anónimo
    10 enero, 2020 de 13:46

    Curioso, me pretendes corregir tú lalo, no ateo, ¿tal vez él si entendió lo que escribí y tú no?.

    Cuando cites, la corrección ortográfica déjala fuera de las comillas. Porque no dije lo de entre paréntesis, me citas mal. ¿Ves que fácil es buscarnos errores tío?, porque somos falibles.

    Que tanta cosa… entre tú y yo no hay más diferencia que la genética y el ambiente, ninguna de esas cosas controlamos luego, bajo este desarrollo, no hay mérito para nadie.

    Ideas que se puedan comprobar son las hipótesis de trabajo.

    Dije “todos PUEDEN aportar” no “todos aportan”. Hay que conocer el método claro, pero no es imprescindible alcanzar el doctorado en todos los casos. Ateo si sabe de eso, la importancia de entender el método y difundirlo, para que esté al alcance de todos.

    Se divulga conocimiento científico, pero no tanto el mecanismo, como funciona la ciencia.

    En principio la ciencia es democrática, todos estamos invitados a participar, conociendo el método, en la medida de nuestras capacidades, los resultados son los que deben estar sometidos a la dictadura de la realidad.

    ¿O es tan tonto lo que estoy diciendo?.

  15. Eduardo Baldú
    12 enero, 2020 de 18:34

    La ciencia es el resultado de la actividad científica, y esta última no es aportar ideas sin ton ni son. A eso no puede llamársele ciencia, incluso cuando alguna de esas ideas pueda tener algo de aprovechable. Incluso un reloj estropeado da la hora exacta dos veces al día, pero eso no nos permite decir que está funcionando. No, la ciencia, como resultado de la actividad científica, no es democrática. En todo caso lo sería la participación en la actividad científica, que dependería de la voluntad personal. Aunque en realidad, ni eso, porque tal cosa depende de otros factores, como es el acceso al desarrollo de la cultura previa, el acceso a la formación académica, que a su vez dependen de la capacidad económica de entorno de la persona. No todo el mundo tiene la oportunidad de poder decidir ser científico, aunque lo desee y tenga condiciones para ello. Así que no veo la democracia por ninguna parte. Pero en lo que a la actividad científica y sus resultados (Ciencia con mayúsculas) se refiere, no existe democracia alguna.
    ¿Ha quedado claro esta vez?

  16. Anónimo
    12 enero, 2020 de 22:28

    Sólo repites lo que ya crees. Siendo muy mayorcito, más fácil es de que no cambies tu forma de pensar.

    Por última vez, que esto me aburre:

    La ciencia en principio es democrática, porque todos podemos aportar hipótesis de trabajo. Esto no es sólo de científicos loco, alguien que no tiene esos estudios de posgrado y todo eso también puede aplicar el método para enfrentar un fenómeno a su alcance, ¿o me vas a decir que no?.

    No estoy hablando de que alguien pueda ser científico o no, esto no es política. Estoy hablando de que todos podemos aprender de ciencia, aplicar el método y todo eso.

    Aficionados han hecho descubrimientos científicos, no puedes negar eso.

    El problema en que pueden caer ciertas personas, es que cada vez más les cuesta cuestionarse.

    A veces, incluso los científicos se inspiran en sus ideas de otros que no lo son.

    Por mi parte, cierro el tema con quien no escucha, porque asume cosas que no he dicho y repite asuntos fuera de discusión.

    Parece que lalo pensara que soy un magufo, por lo de alucinado que lo tenía según él, que deje de exagerar, tiene demás con quien ser agresivo en la red.

  17. Eduardo Baldú
    13 enero, 2020 de 1:05

    ¿Agresivo? Tú no me conoces y no sabes lo agresivo que puedo ser. Efectivamente ya tengo una edad, y por eso muy poca paciencia con los gilipollas de turno. Eres un clásico ejemplo de los defensores del modelo del pensamiento posmoderno. Esos que, por ejemplo, exponen su teoría, sin base científica alguna, pero que a ellos les parece genial, y la consideran tan válida como otra que ha conllevado un serio trabajo científico, y si no estás de acuerdo, presuponen, arrogantemente, que eres tú quien debe demostrar que su teoría está equivocada. Vamos verdaderos tontos del culo.
    Un par de ejemplos históricos del posmodernismo: Lucy Irigaray afirma que E=mc2 es una “ecuación sexuada”, “Privilegia la velocidad de la luz respecto de otras velocidades que son vitales para nosotros. Lo que me hace pensar en la posibilidad de la naturaleza sexuada de la ecuación no es, directamente, su utilización en los armamentos nucleares, sino por el hecho de haber privilegiado a lo que va más aprisa”
    Jacques Lacan dixit: “Es así como el órgano eréctil viene a simbolizar el lugar del goce, no en sí mismo, ni siquiera en forma de imagen, sino como parte que falta en la imagen deseada: de ahí que sea equivalente al [raíz cuadrada de -1] del significado obtenido más arriba, del goce que restituye, a través del coeficiente de su enunciado, a la función de falta de significante: (-1)”
    Y más cercano en el tiempo es Deepak Chopra, que defiende una combinación de ayurveda y teoría cuántica diciendo que “no sabe en qué consiste exactamente la curación cuántica, pero que puesto que la ciencia desconoce el funcionamiento concreto de la física cuántica, no se puede demostrar que sus teorías no funcionen”
    Ahora sí doy por cerrado el tema.

  18. Alberto
    13 enero, 2020 de 20:05

    Eduardo, en realidad los mayores defensores del pensamiento postmoderno y de las terapias alternativas son los votantes de izquierda, y sobre todo de Unidas Podemas, entre los que seguramente te encuentras.
    https://www.redaccionmedica.com/noticia/podemos-estudiara-la-financiacion-publica-de-la-homeopatia-1189
    https://dragondigital.es/blog/orientacion-politica-terapias-alternativas/

  19. 14 enero, 2020 de 15:50

    Declaraciones del Consejero de Sanidad de Madrid, por supuesto del PP:

    “Como médico y consejero de Sanidad, aún no puedo llamar pseudoterapia a la homeopatía”

    https://lacienciaysusdemonios.com/2019/03/26/como-medico-y-consejero-de-sanidad-aun-no-puedo-llamar-pseudoterapia-a-la-homeopatia-ahi-es-nada/

  20. Eduardo Baldú
    14 enero, 2020 de 17:25

    Alberto, tu comentario es de una calculada tendenciosidad. Te calificaba de más inteligente, y pensaba que no caerías en semejante error. Defensores del posmodernismo los hay de todos los colores políticos (Y críticos también). Y sí, existe una izquierda vinculada al pensamiento posmoderno (con la que no me siento identificado), pero también existe una izquierda que lo rechaza. Citar, por ejemplo a Alan Sokal, izquierdoso confeso, que ha tomado el pelo a los posmodernos y ha denunciado el absurdo de su planteamiento.
    Pienso que una persona culta (Aunque tengamos formas de pensar totalmente opuestas, creo que eres una persona culta) debe saber que la de nominada izquierda no es un bloque monolítico, sino que tiene un abanico muy amplio de posicionamiento, incluso contradictorio entre las distintas líneas ideológicas, en las que cabe una izquierda posmoderna y otra que aborrece el posmodernismo, de la misma forma que también ocurre en la derecha (De igual forma, en la derecha también existe una línea que defiende posiciones religiosas ultraortodoxas y una derecha atea). Y es que las variables ideológicas, tanto en la izquierda como en la derecha son muchas (Quiero suponer que no eres de los que califican de “extrema izquierda” a Podemos. En realidad, esta organización ocupa lo que sería el espacio político de un partido socialista, mientras el PSOE coquetea con el segmento que podemos catalogar de centro-izquierda a centro-derecha. El otro sector huérfano de partido, además de la extrema izquierda, es la derecha, puesto que los partidos denominados de derecha se han desplazado a la extrema derecha). Hoy no existe ninguna organización de extrema izquierda (Al menos que tenga una trascendencia como para ser mínimamente significativa). En lo que va desde el fin de la segunda guerra mundial hasta la caída del bloque oriental, la izquierda ofrece un abanico de organizaciones políticas que van desde la socialdemocracia hasta los partidos inspirados en el maoísmo o en el trotskismo (Por cierto, enfrentados entre sí), pasando por socialistas, eurocomunistas, o comunistas de inspiración soviética. Algunas de las organizaciones más extremas defendían la lucha armada. En ese periodo sí podemos hablar de extrema izquierda. Y por supuesto nos hemos dejado en el tintero al movimiento anarquista, que también tiene sus variantes. A mí me resulta demoledor, con independencia del posicionamiento político personal, la ignorancia política de la gente (tanto de izquierdas como de derechas), porque ello lleva a interpretaciones totalmente sesgadas y erróneas.

  21. Eduardo Baldú
    14 enero, 2020 de 17:34

    Como continuación a mi anterior entrada, y en referencia a tu cita específica de Podemos, he de decirte que siempre he manifestado mi opinión que lo que ha dado la fuerza a esta organización es lo que también provoca su debilidad: No dispone de una base ideológica claramente establecida. Ello permite un gran abanico de integración, pero a la vez es su punto débil porque implica la existencia de contradicciones internas considerables. Es evidente que ninguna organización política (sea de izquierdas, o sea de derechas) puede pretender que todos sus integrantes piensen exactamente igual, eso sería absurdo. Pero si es deseable la mayor coherencia posible. Y esa excesiva falta de coherencia es lo que a mí no me gusta de la organización. Es por ello que, en el mismo partido, podemos encontrar defensores del posmodernismo y a sus críticos. La diferencia fundamental es que los primeros suelen ser más ruidosos.

  22. toni, vengo de visita aka recomendado por vosotros, y mola mucho esto :-)
    26 enero, 2020 de 16:29

    uau, vengo recomendado de otra entrada sobre una lámpara de bioenergia curandera de tropecientos mil euros, i ostres, uau…
    espeluznantes estos malotes sugestionadores aprovechados…
    sobretodo habiendo estudiado ciencias médicas!
    Os dejo, os leo patidifuso,
    Y un abrazo por la bella causa.Y igual para los artistas con criterio que os sigan.
    Ai, vale, por si sirve para reconfortar y motivar y airear un instante, antes de luchar más, os dejo una recomendación. És un cómic antiguo pero muy entrañable y acertado, aunque senzillo, para un tema tan complicado como la supercheria y los malotes. Buscad por la zitzània, La cizaña, La Zizanie o Asterix and the Roman Agent. Es el Astérix num. 15. Autor René Goscinny. Palabra que no tengo ninguna relación comercial ni nada con ellos, ya me gustaría!
    Seguro que Asterix os suena, si? espero Asterix 15 o mucha otra buena arte abra el cerebro a tantos malotes, muuuy malos

  23. Eduardo Baldú
    27 enero, 2020 de 17:30

    Toni, no entiendo en absoluto tu entrada, ni tu referencia al cómic de Asterix. Serían de agradecer tus aclaraciones, no quisiera llegar a conclusiones equivocadas.

  24. Oscar
    29 enero, 2020 de 20:33

    Puede ser material para un articulo futuro, quien sabe

  25. Juan Pablo
    31 enero, 2020 de 23:23

    Hola

    Por si no os habeís enterado, la querella de 22 homeópatas contra el presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, Aurelio Duque, y el vocal de la Asociación Para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP), Fernando Cervera, por criticar las pseudociencias, ha sido archivada.

    Es más, la juez del caso viene a dar la razón a la ciencia y asume los peligros de la homeopatía recogidos por la Real Academia de Farmacia: “no solo no funcionaba, sino que la homeopatía puede poner en riesgo la salud”.

    Por cierto, uno de los querellantes homeópatas es Rafael Torres, miembro de la junta directiva del Colegio de Medicos de Valencia.

    Esto puede abrir una nueva vía para arrinconar la homeopatía a su sitio natural: el cubo de la basura.

    Saludos.

  26. Eduardo Baldú
    31 enero, 2020 de 23:57

    Es una buena noticia. El problema es si esta tendencia tendrá continuidad en el mundo judicial. Desgraciadamente, mi confianza en el mismo, dada la experiencia, en estos temas y en otros muchos, es 0. El problema de fondo es el total desconocimiento de la ciencia por parte de la inmensa mayoría de las personas, lo que permite sembrar la duda, en el mejor de los casos, o simplemente convertirles en creyentes totalmente acríticos. Y eso a todos los niveles sociales, incluyendo a buena parte de los jueces. Nuestro problema de fondo es que el sistema educativo es un sistema enfocado a la sumisión y a la total falta de crítica, anticientífico y retrógrado. El problema de fondo es que a quienes detentan el poder, desean un pueblo crédulo porque es más fácil de controlar, cuanto más crédulo más fácil es el control. Pero eso nos lleva a la estupidez. Y así nos va.

  27. 1 febrero, 2020 de 0:29

    Juan

    Aunque es una buena noticia falta un poco de perspectiva. La juez debería (una vez metida en el asunto y ya que los chamanes han abierto la Caja de Pandora) haber actuado de oficio e indagar como unos estafadores del tres al cuarto, no sólo se sienten ofendidos, sino como siguen con sus más que delictivas prácticas.

  28. Jero
    29 febrero, 2020 de 1:40

    Buenas, me gustaría preguntarles que piensan de la macrobiótica, si la consideran una magufada. Por lo que he leído sobre esta… no sabría cómo definirla.
    Lo que puedo resumir es que las enfermedades surgen por la acumulación de toxinas en el cuerpo y por la carencia de minerales, vitaminas y demás nutrientes que necesitamos, aparte, claro está de nuestra herencia genética. Un saludo

  29. 1 marzo, 2020 de 10:14

    La alimentación macrobiótica define una manera de comer basada en el principio de equilibrio del Yin y yang y consiste en una adaptación de las tradiciones culinarias de Extremo Oriente, donde alimentación, medicina e incluso espiritualidad a menudo se presentan imbricadas.

    La macrobiótica consiste en una enseñanza global que tiene como objetivo final el desarrollo del juicio o entendimiento humano. Desde este punto de vista, se la puede considerar como una técnica de evolución personal, de la misma manera que el yoga, el budō japonés en su esencia o las diversas disciplinas espirituales. Pero carece de cualquier tipo de evidencia empírica que respalde está idea por lo que es, básicamente, pseudociencia.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Alimentaci%C3%B3n_macrobi%C3%B3tica

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: