Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo > Gobernantes creyentes, desastre asegurado

Gobernantes creyentes, desastre asegurado


El problema con los verdaderos creyentes es que su fe les impide reconocer la realidad llevándoles a defender cualquier despropósito. Y si estos auténticos creyentes tienen puestos de responsabilidad pública pueden sobrepasar el mayor ridículo, tal y como acaba de ocurrir en los EEUU.

En estos días se está debatiendo en el congreso del estado norteamericano de Tennessee  una ley para reconocer y proteger uno de los más bellos parajes de los Apalaches estadounidenses: la meseta de Cumberland. Dicha proposición no parecía encontrar ningún problema hasta que ha entrado en el debate la religión. Allí uno de los congresistas, diácono de una de las miles de variantes entre las que se divide el protestantismo estadounidense, ha mostrado su oposición a la mencionada ley por el siguiente párrafo introductorio:

La meseta de Cumberland se formó por el flujo de agua y ahora se eleva más de 1.000 pies sobre el valle del río Tennessee conformando una vasta meseta de arenisca y esquisto datada en unos 500 millones de años.

Y claro, como nuestro diácono legislador se sabe la Biblia de cabo a rabo, pues no le salen las cuentas. De tal manera que ha declarado que

No creo que tengamos ninguna evidencia sólida de que la Tierra sea tan vieja

¡Y se ha quedado tan tranquilo con su manifiesta ignorancia! Porque está más que demostrado que la Tierra sobrepasa muy ampliamente esos mencionados 500 millones de años de antigüedad, puesto que se calcula que nuestro planeta lleva orbitando el Sol la friolera de 4.540 millones de años, con un error del 1%.

Pero a pesar de todas las evidencia científicas en contra ¡qué sabrán los investigadores!, lo mismo nuestro político bíblico consigue parar la ley en cuanto sus compañeros de bancada republicana, que son abrumadora mayoría (73 de los 99 asientos) en el legislativo de Tennessee, entiendan que esta ley es un sibilino ataque a las sacrosantas creencias en delirantes mitos inventados por analfabetos de la Edad del Bronce.

Entradas relacionadas:

* Las universidades cristianas estadounidenses cada día más cerca de las madrazas islámicas

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* Probando la Hipótesis de Dios: Victor Stenger in memoriam

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* 90 años de creacionismo

* El geriniol es el psicotrópico más potente, adictivo y peligroso del mundo

* El intranscendente lugar del hombre y lo absurdo del creacionismo por Francisco Ayala

* Creacionismo en la escuela del siglo XXI

* Creacionismo pagado con dinero público

* La religión anula el raciocinio hasta en las personas más instruidas

* La gran paradoja científica estadounidense

* ¿Se debe debatir con creacionistas?

* La Meca es el centro electromagnético del planeta o cómo el Islam se impone al pensamiento científico

* La hipótesis de Dios

* Richard Dawkins sacudiendo conciencias en EEUU

* Mensaje para los escépticos del creacionismo

* La Academia Pontificia de las “Ciencias”, la prostitución del conocimiento por la irresponsabilidad de algunos investigadores

* Creacionismo: ¿religión, ciencia o política?

* Un poco de humor contra la estupidez del creacionismo

* Preocupante ofensiva de invierno anticientífica en los EEUU

* Bill Maher entrevista a Francis Collins

* Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger

* Ciencia en el Midwest – Dios en la biblioteca, Dios en el diván

 

 


  1. Erik
    20 febrero, 2020 a las 13:46

    Parafraseando uno de los comentarios que he visto en una de las publicaciones que habéis enlazado, la gente en Tennessee debería dejar de preocuparse tanto por la posibilidad de tener un ancestro común con los monos y empezar a preocuparse por si los monos acaban por adelantarlos…

    Me gusta

  2. Renzo
    20 febrero, 2020 a las 14:52

    Como mínimo, en gestión de los recursos naturales y empatía con los miembros de su sociedad, ya lo han hecho Erik.

    Me gusta

  3. Eduardo Baldú
    20 febrero, 2020 a las 20:28

    La verdad es que cada vez estoy más convencido, viendo el comportamiento de la mayoría de las personas tanto aquí como en el resto del mundo, que la humanidad va camino de la autodestrucción. Y eso es así porque la estupidez, la irracionalidad y la incultura generalizada están triunfando de forma escandalosa entre la mayoría de la gente. Cada vez disponemos de más medios para la destrucción de nuestro entorno y nuestra sociedad (Y no me refiero únicamente al armamento, que también), y todo ello está en manos de subnormales profundos totalmente irracionales. La probabilidad que estos medios sean utilizados de forma destructiva, más allá de una posible vuelta atrás, son cada vez mayores.

    Me gusta

  4. Far Voyager
    21 febrero, 2020 a las 23:16

    Lo mejor de todo esto es que el literalismo bíblico al menos entendido así es algo surgido recientemente, en el siglo XIX y por supuesto entre protestantes. Por supuesto porqué algunas partes según ellos no deben de interpretarse literalmente y otras sí no es respondido por ellos.

    Me gusta

  5. Anónimo
    21 febrero, 2020 a las 23:32

    Y todo esto empezó por el ansia desmedida por el poder?

    Por qué nunca fuimos capaces de colocar al bien común por encima de toda otra consideración?

    Me gusta

  6. Alberto
    22 febrero, 2020 a las 6:45

    La humanidad en los últimos dos siglos se ha convertido en una plaga, gracias a la ciencia, la tecnología, el capitalismo y el liberalismo; y como todas las plagas desaparecerá de manera abrupta cuando se haya expandido tanto que destruya el ecosistema que la sustenta. Esto lo veremos en este siglo, y más pronto que tarde. Los que ahora estamos vivos, salvo los más mayores, vamos a tener el privilegio de asistir a la apoteosis seguida del ocaso de nuestra civilización, y quizá de nuestra especie.

    Me gusta

  7. Eduardo Baldú
    22 febrero, 2020 a las 15:49

    En realidad el fundamentalismo cristiano (y el literalismo bíblico) son anteriores al siglo XIX, y no exclusivamente del ámbito protestante.
    Si es cierto que tales planteamientos adquieren carta de naturaleza con la aparición del protestantismo, que sienta las bases para su desarrollo. En el seno del catolicismo, aunque de hecho existen (Y han existido a lo largo de la historia) sectores calificables de fundamentalistas, difieren del protestantismo porque, a diferencia de este último, en el catolicismo la interpretación de la biblia está exclusivamente reservada a la estructura jerarquizada de la Iglesia (De hecho la propia lectura de la biblia ha estado vetada durante muchos siglos a los creyentes no integrados en dicha jerarquía). Por tanto la interpretación de la misma y el mayor o menor fundamentalismo ha variado a lo largo del tiempo en función de quienes tenían el poder en la Iglesia.
    Por el contrario, en el protestantismo, cuyo hecho distintivo fue, precisamente, poner al alcance de cualquier creyente el acceso directo a la biblia, se promovió la diversidad interpretativa de los textos, y como consecuencia, por un lado la múltiple aparición y definición de Iglesias, y por otra el fundamentalismo y literalismo más extremo, que podemos remontar hasta 1620 con los llamados “peregrinos”, huidos de Inglaterra por motivos religiosos.
    No obstante, entre los católicos, incluso hoy es posible encontrar fundamentalistas. Un ejemplo son el profesor universitario vasco, Juan Carlos Goristizaga, junto con Milenko Bernadic, profesor de secundaria de Murcia, que publicaron hace pocos años un libro (Sin embargo no se mueve) defendiendo el geocentrismo. Tanto en el bloc del primero, como en las publicaciones del segundo, se hace evidente su fundamentalismo, su literalismo bíblico, su creacionismo, su total irracionalidad, que nada tiene que envidiar a la de las sectas protestantes. Así pues, no son solo los protestantes los que responden al fanatismo religioso más estúpido, también los católicos entran a saco en el aspecto más fanático y absurdo de la religión. En realidad, toda religión basa su existencia en el puro fanatismo, y por ello toda religión es rechazable.

    Me gusta

  8. 22 febrero, 2020 a las 21:35

    Sobre este tan particularmente alucinado Goristizaga escribí hace tiempo una entrada en mi blog personal: https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2012/01/creacionismo-cientifico-el-sol-y-todo.html

    Me gusta

  9. Far Voyager
    23 febrero, 2020 a las 22:25

    @Eduardo Baldú: sí, en los protestantes eso creó la aparición de miles de denominaciones distintas que no se ponen de acuerdo en cómo interpretar esa compilación de leyendas de pastores de cabras de la Edad de Bronce mezcladas con partes que parecen haber sido escritas bajo la influencia de las drogas, >600 leyes que no parecen en absoluto haber sido dictadas por el Dios todopoderoso del que tanto les gusta hablar, y no sigo-solamente en el AT-. No obstante al menos gente cómo, me parece, Agustín de Hipona ya avisó de que no se debía tomar la Biblia al pie de la letra.

    Claro está que de si la Iglesia hubiera dependido, las cosas seguirían como antes de la Ilustración. Unos y otros al final son lo mismo.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: