Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo > El “Smithsonian Museum” estadounidense promueve el ateísmo ¡y es cierto!

El “Smithsonian Museum” estadounidense promueve el ateísmo ¡y es cierto!


Uno de los más prestigiosos museos del mundo, el “Smithsonian” de la capital de los EEUU, ha sido acusado de promover el ateísmo. ¡Y es más que cierto!

 El museo Smithsonian tiene en su definición

promover la comprensión del mundo natural y nuestro lugar en él. Las colecciones del museo cuentan la historia del planeta y son un registro de la interacción humana con el medio ambiente y entre sí.

Y el avispado creacionista Kem Ham, líder de ese conjunto de descerebrados que consideran que dinosaurios y humanos convivieron desde el Edén y hasta que los primeros no consiguieron plaza en el Arca de Noé, acaba de descubrir ¡misterios de la fe! que ello choca frontalmente con los mitos inventados por pobres analfabetos de la Edad del Bronce y por ello este museo (y cualquier otro por cierto que tenga una mínima integridad intelectual) debe ser considerado ateo.

Porque por mucho que se esfuercen esos pobres defensores de los dos magisterios separados, Ciencia y Religión chocan frontalmente y no existe punto alguno posible de encuentro entre estas dos antagónicas visiones del mundo.

 


  1. delirium creients
    5 marzo, 2020 a las 11:13

    Los religiosos y creyentes són como el resto, suelen cambiar mejor según sientan beneficio, poder, prestigio, dinero… Pero les lastra un sistema ‘raro’ cuando se trata de revisar, poner en duda. Y el miedo a quedar todavía más en evidencia

    Me gusta

  2. Eduardo Baldú
    5 marzo, 2020 a las 11:56

    ¡Vaya, uno que ha descubierto la pólvora! Si te tomas la ciencia en serio, sus descubrimientos y consecuencias, la única conclusión lógica es el ateísmo.
    Rizando el rizo, lo más cerca de un ente creador que puedes llegar es a un modelo de dios panteísta, es decir la equiparación del concepto dios con la naturaleza, un ser impersonal, y que por supuesto no juzga (ni le importan) nuestros actos. Porque además tal juicio implicaría un dios cambiante, ya que los paradigmas de cada momento histórico son distintos, y con ello la bondad o maldad de nuestros actos también cambia. Paradójicamente, o el dios actual tiene unos criterios de justicia totalmente distintos a los que ha tenido en cada momento histórico, o deberá adaptarse a lo que era bueno o malo en cada momento.
    Sin embargo sea dios panteísta es más una necesidad personal que una realidad. No existe necesidad alguna de tal dios ¿Por qué entonces debemos pensar que existe?
    En realidad los creyentes nunca se plantean la existencia de dios seriamente. Incluso cuando pretenden realizar un análisis filosófico que les lleve a la conclusión deseada (especialmente antes del avance de la ciencia en que ciertas afirmaciones podían tener visos de realidad), a lo único que han podido llegar es al concepto de dios como motor del universo, pero seguidamente, para defender su modelo concreto de dios, inevitablemente deben dar un salto de fe para pasar de ese dios indeterminado al modelo en el que ellos creen. Si las “pruebas” filosóficas de Tomás de Aquino fueran válidas (que no lo son, por mucho que algunos se empeñen), el paso de ese dios indeterminado (más bien panteísta) hasta el dios de la biblia solo puede realizarse por salto de fe, pero en ese caso ese mismo paso es válido para todos los dioses existentes o que hayan existido en el imaginario popular. Así pues la única conclusión posible (siguiendo sus razonamientos) es que, o existen infinidad de dioses, o no existe ninguno.

    Me gusta

  3. Rawandi
    5 marzo, 2020 a las 14:51

    Hace 21 siglos, el filósofo romano Lucrecio, discípulo de Epicuro, ya defendía la cosmovisión científica: No hay espíritus inmateriales ni plan divino. La naturaleza está formada únicamente de vacío y de partículas que mediante colisiones fortuitas llegan a disposiciones adecuadas para subsistir transitoriamente en la danza perpetua de la materia. El alma muere con el cuerpo.

    Pero luego triunfó la superstición cristiana y retrasó durante más de mil años el progreso de la especie humana.

    Me gusta

  4. 5 marzo, 2020 a las 15:25

    El libro de Lucrecio “Sobre la naturaleza de las cosas” debería ser de lectura obligatoria en el bachillerato y también en la universidad.

    Me gusta

  5. Far Voyager
    7 marzo, 2020 a las 0:34

    No está de más recordar que todo eso lo crea para mantener o que otros mantengan las ovejas en el redil. Es la única manera de explicar que haya tipos que siguen tomando cómo reales leyendas de pastores de la Edad de Bronce que no sabían ni de la existencia de la Antártida, y que tenían un significado muy distinto para ellos, solamente porque les estropea lo demás (no pecado original = no necesidad de Cristo sacrificándose)

    Y luego Ken tiene esto: https://rationalwiki.org/wiki/Ark_Encounter y esto otro: https://rationalwiki.org/wiki/Creation_Museum

    Me gusta

  6. 26 marzo, 2020 a las 6:00

    Oh soy ateo; soy mas listo, más evolucionado y más inteligente que cualquiera de esos religiosos. Miren, soy alguien especial, estoy fuera del rebaño, soy superior a otros humanos que creen en Dios. No es que sea un científico, o que haya desarrollado mis propias teorías comprobables que determinen la inexistencia de Dios en el universo, o ni siquiera que tenga alguna base desde mi ateísmo para explicar el origen del todo o al menos de la humanidad, pero los museos promueven mi punto de vista ateo porque muestran fósiles y la biblia no dice nada de dinosaurios, ni de cavernícolas, así que mi verdad es la correcta.
    Miren todos, el universo gira a mi alrededor y también es más brillante gracias a mi intelecto que niega la existencia de un ser superior ¡Bravo! ¡Que viva siempre el pensamiento que este acorde a lo que yo piense!

    Me gusta

  7. 26 marzo, 2020 a las 11:11

    “Oh soy ateo; soy mas listo …”

    No es que los ateos seamos más listos, es que tenemos a la Ciencia detrás. Mientras que los religiosos solo tienen en su favor las locuras de profetas que más que razonablemente eran enfermos psiquiátricos.

    Es algo similar a dos ejércitos: uno apoyado por la más novedosa tecnología (misiles, barcos de guerra, inteligencia artificial, medicina avanzada, etc.) y el otro que fuera al campo de batalla sin armas y solo con la “ayuda” de media docena de chamanes que dicen tener poderes sobrenaturales.

    Me gusta

  8. Luxcaar
    26 marzo, 2020 a las 12:29

    “. No es que sea un científico, o que haya desarrollado mis propias teorías comprobables que determinen la inexistencia de Dios en el universo…”. Si para defender el ateismo hay que ser científico o haber desarrollado unas teorías propias…¿entonces para defender la religión tendrás entonces que ser sacerdote (imán/Chamán/gurú/hombre medicina…) y tener una religión propia?

    Me gusta

  9. Rawandi
    26 marzo, 2020 a las 19:13

    El cerebro humano es una máquina capaz de comprender el abominable proceso evolutivo de hambre y muerte que le ha dado existencia. Sin embargo, con frecuencia prefiere engañarse creyendo puerilmente en uno o varios amigos invisibles.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: