Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina, Microbiología > ¡Sanitarios de Bogotá y Madrid infectados por el coronavirus serán “tratados” con lejía por vía oral!

¡Sanitarios de Bogotá y Madrid infectados por el coronavirus serán “tratados” con lejía por vía oral!


En estos momentos en los que medio mundo pide casi a gritos un tratamiento frente a la pandemia del coronavirus los nuevos/viejos chamanes de siempre también quieren aportar su granito de arena, aunque como en este caso sea para poner más en peligro si cabe la vida de los pacientes.

El “Suplemento Mineral Milagroso“, más conocido por sus siglas MMS es una solución similar a la lejía industrial que fue inventada en el años 2006 por un tal Jim Humble, personaje que aúna una colección más que variada de distintas supercherías: antivacunas, cienciólogo y que dentro de su delirios afirma ser ser un dios con una edad de mil millones de años que vino a la Tierra desde la Galaxia de Andrómeda.

Este personaje, y sus seguidores en medio mundo como el labriego convertido en “experto” sanitario Josep Pamiés o la monja licenciada en Medicina Teresa Forcades, llevan vendiendo el MMS desde hace décadas como un remedio capaz de curar todas las enfermedades conocidas (gripe, SIDA, infección por el ébola, la hepatitis C, la difteria, el cáncer o incluso el autismo) y ahora también las nuevas, aunque el principal efecto del MMS es una intoxicación grave que ha llevado a la muerte de varios de los crédulos que se atrevieron a beber el mencionado veneno. Por ello, diversos organismos como la FDA estadounidense o el Centro de Información sobre Venenos de Nueva Gales del Sur en Australia han alertado del peligro que conlleva su uso.

Pues bien, estos peligrosos chamanes quieren ahora ensayar la posible eficacia de esta lejía en pacientes graves de coronavirus, tal y como lo atestigua un ensayo clínico que acaba de ponerse en marcha. En Colombia, una desconocida “Fundación Génesis” va a dar de beber lejía en forma de MMS a 20 pacientes de coronavirus. Lo llamativo del caso es que estos pacientes son

personal sanitario con infección activa por COVID-19, de varios centros de atención médica y hospitales de las ciudades de Bogotá, Colombia y Madrid, España.

y que fueron los mismos sanitarios/pacientes los que se propusieron de forma voluntaria como sujetos de este disparatado “estudio”.

Dejando de lado que un “ensayo clínico” tan chapucero como este, sin grupo de control y con tan solo 20 participantes no puede dar ningún resultado creíble, el hecho de que personal sanitario enfermo se administre voluntaria y conscientemente un producto que ha sido claramente definido por las autoridades sanitarias como peligroso y hasta letal, simplemente por creerse las patrañas de iletrados científicos, debería hacer tomar medidas a las autoridades sanitarias colombianas y españolas ante unos individuos que están demostrando su incapacidad profesional mediante un comportamiento tan estúpido como peligroso.

 

Entradas relacionadas:


  1. Anónimo
    19 abril, 2020 a las 11:24

    Tu nivel de química es de vergüenza.

    Para que te culturices un poco, aquí tienes a una doctora en química que te explica la diferencia entre el clorito y el hipoclorito (la lejía).

    Deja de ser un cientufo y aplica las normas del método científico, que pareces un talibán.

    Me gusta

  2. 19 abril, 2020 a las 12:09

    Hola Anónomo “cientifo”. Según Humble el MMS cura cientos de enfermedades, entre ellas cáncer, malaria o SIDA (Fuente el propio libro de Humble: https://lacienciaysusdemonios.com/2013/05/27/el-mms-segun-el-mms-i/). Aplica ahora tú el método científico y muestrame un ensayo clínico verificable (*) donde se haya demostrado tal aseveración para alguna de esas enfermedades. Cuando lo tengas vuelves.

    Se entiende por ensayo clínico verificable aquel realizado en pacientes (con una muestra significativa), con controles, placebos, etc. donde se ha realizado un riguroso análisis estadístico y haya sometido a la revisión por pares (al menos) de un comité editorial. Abstente de vídeos de YouTube o presuntas conspiraciones malévolas. Pruebas y más pruebas, que es justo lo que pide el método científico.

    Le gusta a 1 persona

  3. 19 abril, 2020 a las 12:20

    Jim Humble, inventor del MMS, es un ingeniero estadounidense que afirma ser un un dios de mil millones de años de edad proveniente de la Galaxia de Andrómeda Se ha autoproclamado obispo de una religión que él mismo se ha inventado y que vende títulos a otros que quieren pertenecer a la misma. Si ese perfil no hace desconfiar de la persona y su invención que se lo haga mirar su espíritu crítico.

    Fuentes 1: https://pseudociencia.miraheze.org/wiki/Jim_Humble
    Fuente 2: https://abc7.com/news/church-of-bleach-abc-news-confronts-founder-of-genesis-ii-church/1578279/

    Me gusta

  4. 19 abril, 2020 a las 12:36

    Y sobre el post: desconfia de que realmente exista ese ensayo clínico. Hace tiempo que los vendedores del MMS afirmaban que con un ensayo clínico realizado junto a la Cruz Roja demostraron que el MMS curaba la malaria. No busquéis las pruebas en la literatura científica médica, lo único que hay de eso está en vídeos de YouTube y en páginas de antivacunas y de vendedores de pseudoterapias. Pero además, hice una pequeña investigación al respecto y ni ese ensayo se realizó ni la Cruz Roja estaba implacada en nada (https://lacienciaysusdemonios.com/2013/05/20/la-cruz-roja-se-desvincula-absolutamente-y-de-forma-oficial-de-la-presunta-solucion-milagro-para-derrotar-la-malaria/). A estos que juegan con desinfectantes de lejía hay que recordarles que un ensayo clínico es algo muy serio, con una implicaciones éticas brutales. Espero que esta crisis sanitaria sirva para que estos charlatanes y vende-crecepelos del siglo XXI que se han movido a sus anchas por culpa de la desidia de los ministerios de sanidad sean puestos en su lugar con las autoridades sanitarias y jurídicas.

    PD: Estos del MMS son muy activos. Hemos escrito mucho sobre psedoterapias en este blog, pero solamente dos veces hemos tenido un ataque informático para tirar abajo algún artículo. “Curiosamente” los artículos tumbados (y ya recuperados) criticaban el MMS.

    Un enlace con toda la historia del MMS y la malaria: https://lacienciaysusdemonios.com/2013/07/17/el-ensayo-del-mms-contra-la-malaria-de-uganda-epilogo/

    Me gusta

  5. 19 abril, 2020 a las 12:50

    Anonimo

    Da la casualidad que yo también soy Doctor en Ciencias Químicas y te puedo asegurar que esta señora debería volver a estudiar la química elemental, la del bachillerato.

    Me gusta

  6. comment
    19 abril, 2020 a las 13:08

    Desgraciadamente sí que existe el ensayo, está registrado en la base de datos clinicaltrials.gov

    https://www.clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04343742

    Sólo en Bogotá, no pone nada de Madrid.

    Me gusta

  7. 19 abril, 2020 a las 13:29

    El ensayo no existe como tal, está en marcha (dice que acabará en junio del 2020) y la propia página avisa: “The safety and scientific validity of this study is the responsibility of the study sponsor and investigators”.

    Cuando lees el texto del ensayo te das cuenta de lo chapuza qué es. Aún poniéndonos en el mejor de los casos, que el MMS haga algo contra el SARS-Cov-2 no se podrá sacar ninguna conclusión en claro. Es sólo propaganda, solo pretender parecer que se hace algo. ¿No es más sencillo probar primero alguna de sus enormes reivindicaciones en animales de experimentación antes de hacer un ensayo en humanos? (desde luego no sé que comité de ética han pasado para validad esto si lo han pasado, claro). En segundo lugar informa que el número de pacientes son 20!!! ¿Van a sacar conclusiones con 20 pacientes? Si usan placebos, ¿cuántos reciben realmente el MMS, 10?
    La propia página lo dice: “The safety and scientific validity of this study is the responsibility of the study sponsor and investigators”. Espero que si eso implique si algún paciente empeora gravemente la responsabilidad caiga sobre los que han movido este pseudoensayo.

    Me gusta

  8. 19 abril, 2020 a las 13:58

    Como he dicho en el párrafo final de la entrada:

    “Dejando de lado que un “ensayo clínico” tan chapucero como este, sin grupo de control y con tan solo 20 participantes no puede dar ningún resultado creíble, el hecho de que personal sanitario enfermo se administre voluntaria y conscientemente un producto que ha sido claramente definido por las autoridades sanitarias como peligroso y hasta letal, simplemente por creerse las patrañas de iletrados científicos, debería hacer tomar medidas a las autoridades sanitarias colombianas y españolas ante unos individuos que están demostrando su incapacidad profesional mediante un comportamiento tan estúpido como peligroso.”

    Habría que identificar a esos estúpidos sanitarios que están poniendo en mayor riesgo sus vidas, en un momento en donde el sistema sanitario está al borde del colapso, y tomar las medidas disciplinarias pertinentes.

    Me gusta

  9. 19 abril, 2020 a las 14:38

    Dices: “Habría que identificar a esos estúpidos sanitarios que están poniendo en mayor riesgo sus vidas”. Pues te doy un hilo por si quieres tirar de él:
    http://www.magnofarma.com/Doctor-Eduardo-Insignares.html
    Sponsors and Collaborators: Genesis Foundation

    Imagino que por tu profesión habrás tenido la oportunidad de actuar como evaluador de manuscritos de revistas científicas especializadas. ¿Qué es lo primero que piensas cuando quien te manda el trabajo pasa por ser una eminencia de un gran centro de investigación, pero ves que su dirección de correo es de gmail o hotmail? Pues echa un ojo a las personas de contacto de y tira a fondo.

    Me gusta

  10. 19 abril, 2020 a las 14:56

    Otros dos hilos para tirar:
    Investigador de contacto del ensayo: YOHANNY ANDRADE. En teoría debería trabajar en el hospital San Carlos de Bogotá, pero de nuevo su correo es de gmail.
    Su relaciones con tratamientos “punteros” nos lleva a estas cosas :https://www.lr21.com.uy/comunidad/240723-metodo-hansi-filosofia-y-medicina-unidas-para-sanar-el-interior-de-los-seres-humanos. Cuando uno lee lo que es el método Hansi se le encienden las primeras luces de alarma.

    Pero cuando se ve que ya se está compartiendo en la red el éxito del tratamiento de un ensayo que está en marcha, cuando todos los que participan carecen de correos que los relacionen con centros sanitarios y están de alguna forma vinculados a Magnofarma (siendo Blanca Bolaño su gerente y contacto del ensayo) las luces ya se ven desde la estación espacial.

    Dejo a las mentes inquietas y poco crédulas que hagan las búsquedas por ellos mismos. Todo se parece mucho al asunto del MMS y la malaria.

    Me gusta

  11. 19 abril, 2020 a las 16:15

    Sí, sobre lo de los correos de Gmail ya me había dado cuenta y sospechaba que los organizadores de este “ensayo” eran unos charlatanes cualquiera. Por eso, a mí me preocupan más los sanitarios en activo que se han apuntado a esta estupidez. Si están atendiendo a pacientes (y ellos mismos se ponen en tan estúpido peligro) no me dan confianza ninguna y los respectivos colegios profesionales de Colombia y España deberían tomar cartas en el asunto.

    Me gusta

  12. Jim
    19 abril, 2020 a las 20:09

    Si se trata de sanitarios que han dado positivo en el virus, no deberían estar atendiendo pacientes.

    Me gusta

  13. kaope
    19 abril, 2020 a las 21:47

    Demencial, tras años de haberles dejado en evidencia a los promotores del MMS hemos vuelto a la casilla de salida. Ahora, además, con el apoyo de los medios de comunicación que se han convertido en caja de resonancia de todo tipo de vendehumos y charlatanes.

    Me gusta

  14. joserizomassu
    19 abril, 2020 a las 22:42

    Sorprende el nivel de estupidez. Cosas que pasan cuando la selección natural se relaja en una especie.

    Y con todo, sorprendentemente el mayor asesino de personas no son otras personas, sino un pequeño bicho. En este link pueden ver a la muerte alada en su estado larvario, literalmente.

    https://joserizo.laconcepciondelarte.com/2020/04/19/imagen-de-la-semana-19-04-2020/

    Me gusta

  15. 19 abril, 2020 a las 23:09

    Jim

    Mientras están enfermos no atienden a pacientes. El problema será cuando se recuperen y vuelvan a su puesto de trabajo, porque ¿cómo confiar en el criterio de un médico que cree que beber lejía cura todas las enfermedades? ¿confiarías en un psiquiatra que ve marcianitos para tratar las alucinaciones de un familiar tuyo?

    Me gusta

  16. 20 abril, 2020 a las 6:38

    Pues a cuenta del estudio, los de la secta de la lejía están subiditos. Algunos creen que al estar registrado en una institución americana, debe de ser el mismo Trump el que lo lleva a cabo. Otros piensan que ya ha mostrado resultados positivos (primary outcome measurements) y en general deben de estar pasándoselo por cadenas de guasap, porque lo reenvían a toneladas.

    Por otro lado, la mafia farmacéutica ¿dónde está? Si siempre prohíbe que se investigue el MMS…

    En fin, delirios.

    Me gusta

  17. 20 abril, 2020 a las 16:29

    Como ya indicó Manuel en un comentario anterior, esto es solo una base de datos oficial en el que cualquiera puede indexar su estudio, pero ello no obliga a ponerlo en práctica. Es una base de datos informativa para que cualquier empresa biotecnológica sepa si otros posibles competidores ya están iniciando o realizando un ensayo clínico y así calibrar si es conveniente o no entrar en la carrera. Pero allí hay muchos análisis que empezaron hace ya años y que por el motivo que sea (principalmente económico) se quedaron a medias o en fases muy tempranas y que nunca se terminarán.

    Lo más importante de esta base de datos es que todos los estudios que hayan concluído, independientemente de si los resultados fueron positivos o negativos, deben incluírse y esto es muy relevante para los resultados negativos que casi nunca se publican. Así una empresa sabe que otra ya probó ese compuesto y que no funcionó para tal enfermedad.

    Me gusta

  18. Armor
    20 abril, 2020 a las 17:12

    Y pensar que está todo el planeta o mucha parte, confinado….

    Me gusta

  19. 20 abril, 2020 a las 17:32

    Pues sí, es triste. Pero es un método muy antiguo (ya se ha utilizado varias veces a lo largo de la historia) para hacer frente a patógenos de rápida trasmisión para los que no hay cura. Hoy podemos alegrarnos de tener vacunas contra el sarampión, la viruela, la difteria, la poliomielitis y tantas otras enfermedades que mataron millones de personas. Esperemos que pronto podamos controlar también el SARS-CoV-2 con una vacuna. Mientras hay que intentar no saturar los hospitales, lo cual no sólo está relacionado con las personas que sufran Covid-19, sino con cualquiera que requiera una unidad de cuidados intensivos para superar un contratiempo sanitario (ictus, infartos, neumonías bacterianas, cáncer, etc).

    Me gusta

  20. 21 abril, 2020 a las 11:51
  21. 22 abril, 2020 a las 11:07

    Otros que se hacen eco el bulo: https://maldita.es/malditaciencia/2020/04/22/que-sabemos-sobre-las-pruebas-clinicas-con-cds-supuestamente-iniciadas-por-el-instituto-de-salud-norteamericano/

    Lo inquietante de este tipo de cosas es que saben que bien movidas en la red engañan a profanos, que al fin y al cabo son los que comprarán su desinfectante por un precio ciento de veces por encima de su valor real. Lo siguiente que me inquieta es que hoy día existen muchísimas revistas pirata (https://en.wikipedia.org/wiki/Predatory_publishing), con lustrosos nombres, que ni tienen revisión por pares, ni revisan la veracidad de lo que se les envía, ni tienen credibilidad alguna. Pero en esas revistas, pagando se publica cualquier pseudoensayo que se envíe. No te extrañe ver en una de esas revistas los resultados de unos ensayos que no se estarán haciendo. Y la pregunta es la misma que la que planteamos hace 10 años cuando empezamos a hablar del MMS: ¿dónde andan las autoridades sanitarias?

    Me gusta

  22. 22 abril, 2020 a las 12:32

    Sobre las revistas predatorias ya hemos hablado varias veces. Una revista sin índice de impacto, con editores desconocidos, que acepta artículos en dos días tiene la misma credibilidad que la hoja pastoral de Villanueva del Burguillo. Si hay “revistas científicas” especializadas en homeopatía, ayurveda y demás pseudomedicinas:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/06/20/supersticion-y-pseudomedicinas-en-las-bases-de-datos-cientificas-i-homeopatia-y-medicina-ayurveda/

    y hasta de milagros religiosos:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/07/11/supersticion-y-pseudomedicinas-en-las-bases-de-datos-medicas-ii-religion/

    no te extrañe nada que cualquier día de estos apareza el “Scientific Journal of MMS”

    Me gusta

  23. DenisseCardemil
    22 abril, 2020 a las 18:53

    Encontré este blog por pura casualidad, veía indignada un video donde hablaba que el SARS-CoV-2 era una conspiración relacionada al 5G y, que habían descubierto, que en realidad eran exosomas (en el mismo video quedaba en evidencia que el tipo no tenía idea de cómo funciona la prueba PCR). Al buscar exosomas encontré la página (la entrada que habla de ellos y el VIH) y admito que pensé “oh no… Otra página conspiranoica” pero cuando comencé a leer y ver que citabas la evidencia (cosa que, ¡sorpresa!, no hacen los charlatanes) quedé sorprendida para bien.

    ¡Ojalá la hubiera conocido mucho antes! Gracias por su esfuerzo de desmontar conspiraciones, llega a ser frustrante y es que no comprendo por qué ponen en duda a científicos y su evidencia (que me parece perfecto) pero creen de lleno a charlatanes que no tienen ninguna base científica (y su evidencia sólo tiene que ver con videitos, curioso).

    Los seguidores del MMS parecen una secta, es terrible y yo no entiendo cómo se supone que un compuesto sería tan específico contra tantos patógenos diferentes y, peor, se los den a sus propios hijos. En fin, gracias por el blog, ya me daré vuelta en los otros escritos. Saludos desde Chile.

    Me gusta

  24. Kaope
    13 mayo, 2020 a las 20:29

    Hola ¿Se sabe si han hecho público algún tipo de resultado? ¿Nos quedaremos sin saberlo y dentro de algún tiempo nos hablarán del “impresionante resultado obtenido”?

    Me gusta

  25. 14 mayo, 2020 a las 0:48

    Sospecho que nunca publicarán nada sobre el tema, su objetivo es sembrar la duda y de ahí justificar lo injustificable. Dentro de unos años se inventarán que la lejía cura la nueva pandemia y del COVID-19 ni se acordarán.

    Me gusta

  26. Erik
    17 mayo, 2020 a las 18:02

    Hola a todos. Solo dare mi opinion personal a todo lo que estais escribiendo.
    Llevo tomando la MMS desde el año 2007 y desde entonces no he sufrido ninguna enfermedád y además me ha ayudado a mejorar afecciones físicas (daños musculares) que ya tenia. y me he realizado recientemente añalisis completos en la SS (Seguridád Social).

    Me gusta

  27. 17 mayo, 2020 a las 18:23

    Hola a todos. Solo dare mi opinion personal a todo lo que estais escribiendo.
    Llevo tomando CACA DE MONO LIOFILIZADA (o poner aquí la barbaridad que se os ocurra) desde el año 2007 y desde entonces no he sufrido ninguna enfermedád y además me ha ayudado a mejorar afecciones físicas (daños musculares) que ya tenia. y me he realizado recientemente añalisis completos en la SS (Seguridád Social).

    Me gusta

  28. 17 mayo, 2020 a las 19:00

    Erik, si no comprendes que la experiencia de una sola persona (aunque sea cierta) no se puede extrapolar a lo que le puede pasar a 7.500 millones de habitantes del planeta no necesito gastar más discurso contigo. Que sigas bien.

    Me gusta

  29. comment
    19 mayo, 2020 a las 8:53

    Parece ser que este ensayo tampoco se está haciendo en Colombia, en el hospital no saben nada del ensayo ni del tal Eduardo Insignares. Uno de los médicos del hospital tuvo covid19, tomo la lejía y se la dio a 3 de sus pacientes por su cuenta y riesgo, fuera de ningún ensayo autorizado. Increíble la falta de ética de los fans de la lejía.
    https://www.pulzo.com/nacion/hospital-niega-experimento-con-dioxido-cloro-para-combatir-coronavirus-PP891375

    Me gusta

  30. 19 mayo, 2020 a las 10:32

    Me alucina esta frase: ” “Se hace la prueba rápida y si da positivo, se empieza con el tratamiento con el dióxido de cloro que está en la farmacia del hospital, luego se sigue en la casa”. La prueba rápida es una prueba de anticuerpos, y esa prueba sólo dice que se ha estado en presencia del coronavirus, no que se padezca Covid-19. Tras la prueba rápida hay que hacer una prueba de RT-PCR (que no es rápida) para asegurar que la infección aún está presente. Vamos, que, otro disparate a añadir: igual le están dando el dióxido de cloro a personas sanas, así es fácil que “se recuperen”.

    Me gusta

  31. 19 mayo, 2020 a las 11:00

    Si el hospital no sabe nada y un médico lo está administrando por su cuenta lo razonable sería denunciar al chamán y a ver si estos impresentables empiezan a desfilar por el juzgado.

    Me gusta

  32. 20 mayo, 2020 a las 8:03

    Alguno se ha creído lo del ensayo: https://www.youtube.com/watch?v=etg7rbzETsA

    Me gusta

  33. 20 mayo, 2020 a las 9:07

    Seguro que este Dr. Mendieta es todo un experto en epidemiología. ¡Ah, no! que tiene una clínica de cirugía estética.

    Me gusta

  34. 20 mayo, 2020 a las 9:17

    “Alguno se ha creído lo del ensayo”. En eso consisten los trucos de trilero de los vendedores de crecepelo, en que siempre hay gente dispuesta a creerles. Si no fuera así el MMS seguiría con su tranquila desinfección de piscinas.

    Me gusta

  35. CRL
    20 mayo, 2020 a las 18:26

    Lo llevo tomando años…y no he muerto…ya está bien de hablar ,panda de cobardes ignorantes con libertad de expresión

    Me gusta

  36. 20 mayo, 2020 a las 19:50

    CRL, ese no es el punto, hay quien fuma y tampoco se muere al momento. Lo importante aquí es que hay quienes publicitan el MMS como algo que cura muchísimas enfermedades. Y jamás lo han demostrado. Así que ya puedes usar tu libertad de expresión para escribir lo que te dé la gana, incluso para insultarnos, pero eso no va a cambiar la realidad.
    Y ahora yo te pregunto: ¿en qué revista científica están publicados los resultados demostrando que el MMS cura el Covid-19, la malaria o el SIDA? Te daré una pista: un video de YouTube no es una revista científica. Espero tu respuesta, y también espero que sea algo más civilizada.

    PD: ¿No te llama la atención que apenas unas semanas después de aparecer el Covid-19, cuando aún apenas se sabía nada del virus, ya había quienes aseguraban categóricamente que el MMS era capaz de curarlo? Realmente, tú que presumes de no ser ignorante, ¿no te llama la atención? ¿no estimula tu sentido crítico?

    Me gusta

  37. 20 mayo, 2020 a las 20:15

    “panda de cobardes ignorantes con libertad de expresión”

    Este pobre CRL reune todos las características del maguferio irracional: un insultador que aunque no tiene ni argumentos (ni probablemente conocimientos) acusa a los demás de sus carencias y además confunde la ciencia con la democracia. Pero claro, cómo un individuo que bebe lejía diluida puede entender que la ciencia no se vota.

    Me gusta

  38. 21 mayo, 2020 a las 6:18

    Buenas. Aquí un ignorante. El vídeo que realmente quería poner es otro, y me toca más la moral porque pagamos el sueldo entre todos: https://www.youtube.com/watch?v=FVrhuTDjtg8

    En cuanto al amimefuncionismo, entre que nadie controla qué sustancia realmente se vende a los pobres incautos (cómo para fiarse de un charlatán), que el registro de efectos secundarios es nulo (total, si uno vomita o se le desprende la pared del intestino es claramente porque se está “desintoxicando”, ¿no?), el seguimiento de la ingesta a largo plazo ya si eso en la próxima vida… Así que sí, también soy un cobarde que no osaría tomar lejía por muchos obispos que me lo recomienden.

    Me gusta

  39. 21 mayo, 2020 a las 7:33

    Jdaniel, sobre ese “ensayo” que apuntas ya comenté en otro hilo, después de que un “lector” nos aportara el enlace al mismo. Repito mi comentario (un poco largo):

    Si alguna vez alguien os dice que se dedica a la ciencia tened claro que estáis ante una persona curiosa. Y esa curiosidad es la que me ha llevado a investigar en ese supuesto ensayo que nos ha enviado Javier. La verdad es que sólo lo he leído con calma en sus primeras páginas, no ha hecho falta más. Una crítica completa llevaría mucho más, si alguien tiene tiempo para ese análisis y escribir un artículo con más detalle, está invitado a ello, y si el texto tiene el suficiente rigor lo podríamos subir como post al blog. Unas pinceladas de mis conclusiones:

    Quiénes:
    1. Lo primero que chirría es que un ensayo clínico se presente ante notario y no ante la comunidad científica. ¿Quieren convencer a sus colegas médicos o va dirigido a embaucar a potenciales compradores? El notario claramente se lava las manos al escribir: “El presente reconocimiento no se refiere al contenido del documento que antecede sobre cuyo texto está.” El notario no asume responsabilidad alguna sobre el mismo, solamente certifica que le han dado un texto para certificar su existencia.
    2. Los firmantes de ensayo son un grupo de médicos (supongo que lo serán, esto no lo he verificado a fondo) que forman parte de la “Asociación Ecuatoriana de Médicos Expertos en Medicina Integrativa”. Que una asociación médica incluya el término Experto en vez de Especialista llama la atención, pero lo llama más aún cuando ves en su página web (https://www.aememi.org/) que sus integrantes se dedican a la homeopatía, acupuntura, ozonoterapia, biomagnetismo, descodificación biológica, entre otras. Y todas estas “especialidades” en manos de sólo 3 personas, parece que obtener un grado de experto en las mismas es más fácil que una especialidad médica científica. Otro “experto” que aparece implicado es Andreas Kalcker, un viejo conocido (por quienes hemos investigado algo sobre el MMS y por la guardia civil), unos de los gurús del MMS. La primera vez que leí sobre él decía ser químico, luego añadió toda una serie de coletillas esotéricas y, hasta donde yo sé, no posee ninguna especialidad biomédica. Pero no lo descarto, en este blog hemos tratado con astrofísicos que eran abogados o especialistas en evolución que en realidad eran pastores evangélicos. Así que es posible que ya haya “ganado” alguna titulación médica.

    El ensayo:

    (1) Hay que suponer que el ensayo se ha hecho. O quizás no, Andreas Kalcker ya estuvo implicado en un supuesto ensayo clínico realizado junto con Cruz Roja en Uganda, para analizar la eficiencia del MMS frente a la malaria. Ese ensayo no existió tal y como contamos en este blog, a pesar de lo cual aún es posible encontrar su publicidad en las redes. Llama la atención que como pruebas de este ensayo de Ecuador se muestren fotos de pacientes. Eso es curioso, cualquiera que haga un ensayo de este tipo está obligado a seguir unos compromisos éticos que incluyen la confidencialidad de los voluntarios en el mismo.
    (2) Hay muchos errores metodológicos en el diseño del ensayo, lo cual dice poco de la profesionalidad de los médicos que lo han practicado: (i) el número de pacientes que recibieron el “tratamiento” es bajo (104), pero quizás suficiente para hacerse una idea, el problema está en que el número de pacientes que recibieron un placebo es más bajo aún (0). Los resultados obtenidos sin un control al que referirse sirve de poco, (ii) los voluntarios no son aleatorios, hay una desviación muy dispar de mujeres sobre hombres y todos ellos entran en un grupo de edades entre 30-50 años. Teniendo en cuenta que la tasa de letalidad del coronavirus en esa franja de edad es del 0.4% y que afecta más a hombres que a mujeres, con el tamaño de muestra elegido pocas conclusiones se pueden sacar, (iii) dice que no se incluye en el informe ni pruebas de laboratorio, ni imágenes diagnósticas. Complicado que se pueda siquiera saber la gravedad de la enfermedad, ni su evolución, tampoco se puede seguir la carga viral (si existió) en el momento de realizar el ensayo. Tremendamente deficiente.

    Podría alargarme mucho más, pero no tengo tiempo. Lo descrito en el supuesto ensayo no tiene validez científica ni las personas que lo han realizado inspiran la menor confianza, por lo que esto me lo tomo como el enésimo intento de disfrazar de ciencia la superchería. Cuando traté este tema en el pasado no pocos me decían que los ensayos clínicos son muy caros, llevan mucho tiempo y que hay una conspiración judeo-masónica donde la farmafia que intenta silenciar las terapias baratas. Dejando de lado las conspiraciones, es cierto que los ensayos clínicos son caros y llevan tiempo. Pero eso no es excusa para tirar por la calle de en medio y vender cualquier ocurrencia como terapia, que es justamente lo que están haciendo algunas personas escasas de escrúpulos con el MMS.

    Me gusta

  40. 21 mayo, 2020 a las 10:23
  41. 21 mayo, 2020 a las 14:40

    Ya lo leí, Manuel (y si no se perdió el mensaje, te lo agradecí). Muy útil y muy loable haber dedicado tu tiempo a aclararlo. Se podría añadir que un estudio observacional es bastante complicado y no exento de problemas metodológicos, aun siendo serio, conque el de Ecuador, pffff. Yo me quejaba más de que personal de la Universidad de Almería caiga en la trampa y se dedique a defenderlo.

    Me gusta

  42. 5 junio, 2020 a las 23:18

    La pandemia coronaviral es una estrategia demoniaca con la ayuda de China, la OMS, George Soros y Bill Gates ¡ahí es nada! https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/06/la-pandemia-coronaviral-es-una.html

    Me gusta

  43. 9 julio, 2020 a las 12:08

    El FBI desmantela la “iglesia de la lejía” y encarcela a sus líderes. Ahora solo falta esperar que la justicia española haga lo propio con el labriego Pamiés y la monja Forcades. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/07/el-fbi-desmantela-la-iglesia-de-la-lejia.html

    Me gusta

  44. 19 julio, 2020 a las 17:46

    Lo que faltaba: obispos católicos defendiendo el uso de la lejía para combatir la COVID-19: https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/07/lo-que-faltaba-obispos-catolicos.html

    Me gusta

  45. 28 julio, 2020 a las 12:31

    Un interesantísimo artículo: https://fionaolearyblog.wordpress.com/2020/07/27/bleach-quack-andreas-kalcker-holds-talk-in-switzerland-he-is-experimenting-on-animals-and-humans-meet-his-wives-daughters-colleagues-and-his-brother/

    Fiona O’Leary ha conseguido expulsar al MMS de Irlanda. Vale la pena leer el artículo completo así como los múltiples enlaces donde detalla el entramado comercial de los promotores del MMS. Lo de la empresa MedaLab, dirigida por Kalcker que vende por 11000 euros maquinitas inservibles, es la pera.

    Me gusta

  46. 29 agosto, 2020 a las 10:45

    Los descerebrados vuelven otra vez a campar por las redes sociales organizando una nueva manifestación conspiranoica acerca de la pandemia coronaviral y la pregunta que surge es ¿la policía hará esta vez su trabajo? https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/08/manifestacion-de-conspiranoicos-de-la.html

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: