Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Microbiología > Ozonoterapia para pacientes graves de COVID-19 con el aval de las autoridades sanitarias baleares ¡ahí es nada!

Ozonoterapia para pacientes graves de COVID-19 con el aval de las autoridades sanitarias baleares ¡ahí es nada!


La actual pandemia coronaviral está relajando peligrosamente los protocolos médicos y está facilitando que todo tipo de chamanes intenten vender sus disparatados remedios casi con total impunidad. Y el caso es todavía más grave cuando profesionales médicos y autoridades sanitarias abandonan no sólo el método científico más básico, sino incluso el más mínimo racionalismo y se apuntan a probar desacreditadas pseudomedicinas sin ninguna base científica.

En momentos de crisis sanitaria como la actualmente provocada por la COVID-19 los sólidos (pero lentos) protocolos biomédicos establecidos pueden relajarse de manera excepcional y entonces pueden permitirse aproximaciones más arriesgadas o incluso algo heterodoxas. Pero lo que no puede ocurrir es que, en nombre de una emergencia sanitaria, profesionales médicos pierdan su tiempo y los escasos recursos de un sistema sanitario al borde del colapso en probar ¡una vez más! que una disparatada pseudomedicina no va a funcionar más allá de los siempre posibles, pero médicamente irrelevantes, casos anecdóticos de que la curación de un paciente en Francia y otros dos en Taiwán coincidió en el tiempo con la administración de tal o cual “tratamiento” sin base científica alguna.

Un verdadero científico, sobre todo en biomedicina en donde la salud y la vida de los pacientes está en riesgo, debe priorizar sus siempre escasos recursos humanos, de infraestructuras y financieros en encontrar la respuesta a la pregunta planteada en el menor tiempo posible y de la manera más eficaz y económica. Y ello es más prioritario si cabe en momentos como los actuales, en donde medio mundo exige para “ayer” un medicamento o terapia que palie los síntomas o mejor aún, que cure a los cientos de miles de pacientes que están muriendo en todo el mundo. Si nuestro investigador con bata blanca malgasta dichos recursos en estudiar abordajes obsoletos y desacreditados no sólo es un mal científico y peor médico, sino que pone en entredicho su capacitación y su profesionalidad. Y las autoridades sanitarias, lejos de fomentar este tipo de comportamientos que contravienen la más mínima praxis médica, deberían tomar cartas en el asunto y sancionar a estos chamanes con estetoscopio.

Pues bien, en un pequeño hospital de Ibiza, la Policlínica Nuestra Señora del Rosario se está utilizando como conejillos de indias a pacientes graves de la COVID-19 para un “tratamiento” desacreditado desde hace décadas como es la ozonoterapia, consistente en la insuflación de una mezcla de oxígeno y ozono al cuerpo por diversas vías. Por su alta reactividad química el ozono es un compuesto tóxico frente al cual cualquier tipo tejido vivo se daña, por lo que es utilizado habitualmente como un potente germicida industrial. Desde el punto de vista médico ha sido utilizado muy ocasionalmente en algunos casos de heridas infectadas muy localizadas, ya que puede actuar como una forma de cauterización química (siempre que se utilize de manera local) ya que mata tanto a patógenos como a células animales o vegetales.

Frente a infecciones más diseminadas por el organismo la ozonoterapia es impracticable puesto que las dosis necesarias para eliminar al patógeno son suficientes también para matar al paciente tal y como aseveró hace ya algunos años la agencia del medicamento estadounidense (FDA):

El ozono es un gas tóxico sin aplicaciones médicas conocidas; específicas, coadyuvantes o preventivas. Para que el ozono sea efectivo como germicida debe estar presente en una concentración mucho mayor que la tolerada con seguridad por personas y animales

Vamos, que traducido al Román Paladino el ozono sería ese “maravilloso” antimicrobiano que cumple el viejo refrán castellano de que “muerto el perro, se acabó la rabia”. En dosis más bajas el ozono deja de ser letal, pero aún así sigue siendo muy peligroso puesto que al entrar en contacto con los tejidos libera gran cantidad de radicales libres que producen un rápido estrés oxidativo y un masivo daño celular, de tal manera que tal y como indica también la FDA:

Aunque se han informado efectos fisiológicos no deseados en el sistema nervioso central, el corazón y la visión, el efecto fisiológico predominante del ozono es la irritación primaria de las membranas mucosas. La inhalación de ozono puede causar suficiente irritación en los pulmones como para producir edema pulmonar. El inicio del edema pulmonar generalmente se retrasa algunas horas después de la exposición; por lo tanto, la respuesta sintomática no es una advertencia confiable de exposición a concentraciones tóxicas de ozono.

Pues bien a pesar de todo ello, los defensores de la ozonoterapia (como en cualquier otra pseudomedicina) aseguran que tiene efectos beneficiosos en multitud de enfermedades conocidas incluyendo cáncer, infecciones varias, esclerosis múltiple, artritis, enfermedades cardiovasculares, Alzheimer, enfermedad de Lyme entre otras y ahora también parece ser que con las recién descubiertas como es la actual pandemia coronaviral.

Ahora bien y centrándonos solo en las enfermedades infecciosas, que es el caso que nos ocupa, ¿cómo administrar el peligroso y más que tóxico ozono a un paciente de COVID-19? Dejar que lo inhale directamente para que así llegue rápidamente al foco infeccioso queda descartado porque, como ya alerta la FDA, sólo falta que un enfermo que ya tiene muy dañadas las vías respiratorias desarrolle un edema pulmonar. Otra forma sería introducirlo en el torrente sanguíneo a través de un catéter, pero el problema también es irresoluble ya que el suministro constante de ozono por vía intravenosa iría dañando primero a las células sanguíneas y después (dependiendo de la concentración y tiempo de administración) al endotelio de venas y arterias con la consiguiente posibilidad de muerte por falta de hematíes y/o la aparición de hemorragias masivas. Y todo ello mientras el coronavirus seguiría reproduciéndose tan tranquilamente en los pulmones del paciente.

Así que ¿cuál ha sido la “brillante” idea que han tenido los facultativos ibicencos con la colaboración de otros sanitarios de media España? ¡Pues agárrense, porque el método no tiene desperdicio! Según el artículo recientemente publicado [ver anexo final] en la “Revista Española de Anestesiología y Reanimación” se le sacan al paciente

150-200 mL de sangre […] en un recipiente que contenga anticoagulante

Después se añaden

50 μg/mL de ozono por cada mL de sangre […] agitar suavemente la botella una vez el ozono se mezcle con la sangre en el frasco y durante la administración

Y luego se realiza una

reinfusión en 10-15 minutos

de la mezcla de sangre “ozonizada” al paciente. Los autores concluyen el protocolo con:

Frecuencia de aplicación: diariamente, aplicar cada 6 horas si es posible hasta mejoría.

Así que ya ven, en un momento en el que el personal médico está sobresaturado y más que sobrepasado hay que realizar 4 veces día el protocolo de “extracción, mezcla con ozono y reinfusión” cuando cualquier persona, no ya con avanzados conocimientos biomédicos, sino recordando esa ciencia elemental aprendida en la enseñanza secundaria podrá concluir fácilmente que todo este “tratamiento” no es más que un absurdo sin sentido y una peligrosa pérdida de tiempo porque por ejemplo (y aquí dejo al lector reflexionar para que añada sus propias objeciones a este protocolo):

1.- Se sabe que el ozono es altamente reactivo y por ello se descompone muy rápidamente, por lo que tras la mezcla con la sangre y la posterior reinfusión durante 10-15 minutos ¿quedaría algo de ozono disponible para entrar en contacto siquiera con el torrente sanguíneo?

2.- En caso de que se mezclara un gran exceso de ozono en la pequeña muestra de sangre extraída ¿cómo podría llegar ozono suficiente a las vías respiratorias, después de haberse diluido entre los 5-6 litros de sangre que porta un adulto medio, sin haberse repartido y dañado todos y cada uno de los tejidos del paciente?

3.- ¿porqué una vez llegado el ozono (en el hipotético caso de que llegara algo) a los pulmones iba a matar selectivamente al virus y no dañar irreversiblemente (como ya se sabe por estudios previos) a las células el epitelio pulmonar produciendo una asfixia letal?

Por supuesto que los defensores del uso medicinal del ozono sugieren que este gas puede modificar algunas rutas metabólicas de las células sanguíneas que sobrevivan a este tóxico, pero pensar que “alterar” (sin dañar irreversiblemente) de manera inespecífica a un pequeño porcentaje de células sanguíneas del paciente puede servir para curar una infección por COVID-19, HIV, herpes, hepatitis varias, ébola, gripe, VPH, virus de Chikungunya o incluso hongos o bacterias, junto con la plétora de otras enfermedades etiológicamente muy distintas supuestamente tratables por el ozono suena a la habitual magia potagia de las pseudomedicinas, que supuestamente todo lo curan y en realidad para nada sirven. Así la Organización Médica Colegial de España indica claramente en su página web que a la ozonoterapia

se le atribuyen supuestos beneficios incluyendo el tratamiento de decenas de enfermedades (se han descrito hasta 114 enfermedades tratables), incluyendo ciertos tipos de cáncer, el asma, el enfisema, el SIDA, el pie diabético, la artritis, las enfermedades cardíacas y vasculares, esclerosis múltiple y enfermedad de Alzheimer. Se pueden encontrar en la literatura médica algunos artículos con resultados esporádicos o incluso algún ensayo clínico, como los que utilizan este método en el tratamiento de los dolores lumbares, que ofrecen resultados positivos aunque ninguno de ellos contrastable en la actualidad.

Esta misma organización profesional concluye taxativamente que

No hay ninguna evidencia científica creíble que avale el uso del ozono como un tipo de terapia médica, ni mucho menos como tratamiento del cáncer. Incluso puede ser peligroso. Se han publicado informes y artículos médicos sobre muertes de pacientes con este método.

Pues bien, este más que chapucero “tratamiento” (en la línea del también “experimental” propuesto por el presidente Donald Trump de ingerir detergente, lavavajillas y similares, ya que se sabe que matan al virus) no sólo está siendo puesto en práctica en el mencionado hospital ibicenco con la autorización del comité de calidad del centro hospitalario ¡pero qué se han fumado estos tipos, si a mí como investigador me ponen mil pegas si quiero realizar cualquier experimento que conlleve el más mínimo sufrimiento de los siempre útiles ratones de laboratorio!, sino también con el entusiástico aval de las autoridades sanitarias del gobierno de la Comunidad Autónoma balear.

ANEXO

Este artículo que tiene un curioso “corresponding author” que no firma con su correo corporativo como es habitual en cualquier publicación científica, sino con un sospechoso correo de Yahoo además de que en el artículo indica que es “Director Anaesthesia & ICU” de la mencionada clínica, aún cuando en la nota de prensa oficial se le rebaja a “médico adjunto de Anestesia y Reanimación”. Y ya para rizar el rizo en esa misma nota de prensa se da por asegurado el

Éxito del primer ensayo clínico español con ozonoterapia para pacientes COVID-19 en Grupo Policlínica

cuando la realidad es que según el artículo no se indica ni el número de pacientes, ni si existe grupo de control, únicamente que

la muestra es aún pequeña, pero los resultados clínicos y analíticos con tan solo 2 sesiones de tratamiento están siendo espectaculares. Esperamos publicarlos en breve.

¡Menudo ensayo clínico más riguroso y sobre todo económico! a ver si aprenden las multinacionales farmaceúticas.

P.D.

Gracias a ese defensor de las magufadas que me alertó de la noticia con su “argumento” de que la ozonoterapia era buena, porque estaba siendo utilizada por estos chamanes insulares con bata que parecen haber olvidado los fundamentos de la ciencia así como la más mínima ética médica, individuos que no sólo están incapacitados para el ejercicio de la medicina sino que deberían volver a las clases del bachillerato elemental a ver si aprenden algunos conceptos básicos y algo de historia de la ciencia, que nunca viene mal.

 

Entradas relacionadas:

 


  1. Pacomarquez
    27 abril, 2020 a las 9:23

    Tanta palabrería y ni un sólo argumento científico. Bravo por el autor y su falta de formación e información.

    Me gusta

  2. 27 abril, 2020 a las 9:49

    Pacomarquez

    Parece que andas algo escaso de comprensión lectora. Como he indicado en la entrada que se ve que no has comprendido, la Organización Médica Colegial de España indica que tras un análisis pormenorizado de la bibligrafía científica

    “Se pueden encontrar en la literatura médica algunos artículos con resultados esporádicos o incluso algún ensayo clínico, como los que utilizan este método en el tratamiento de los dolores lumbares, que ofrecen resultados positivos aunque ninguno de ellos contrastable en la actualidad.”

    pero que:

    “No hay ninguna evidencia científica creíble que avale el uso del ozono como un tipo de terapia médica, ni mucho menos como tratamiento del cáncer. Incluso puede ser peligroso. Se han publicado informes y artículos médicos sobre muertes de pacientes con este método.”

    Y lo mismo indica la FDA estadounidense.

    De hecho en Medicina, como en cualquier otra disciplina médica, los argumentos científicos los tienen que presentar aquellos que afirman que meter ozono por la boca o por el culo, que también dicen que es “maravilloso” ver

    https://lacienciaysusdemonios.com/2014/10/10/la-ozonoterapia-por-via-rectal-cura-el-ebola-y-el-sida-la-hepatitis-la-diabetes/

    cura el SIDA, el ébola o la diabetes.

    Me gusta

  3. Io
  4. Alberto
    27 abril, 2020 a las 10:06

    El ozono estratosférico es el que nos defiende de las peligrosas radiaciones ultravioleta; mientras que el ozono troposférico (a baja altura) es el que se forma en ciudades contaminadas como Madrid en verano, cuando diversos productos contaminantes reaccionan con los rayos UV para formar ozono. Según los defensores de la ozonoterapia, la gente debería mejorar su salud al respirar este ozono troposférico: pues no, como era de esperar los asmáticos y bronquíticos crónicos sufren bastante estos aumentos de ozono en verano.

    Me gusta

  5. Miguel Angel
    27 abril, 2020 a las 10:07

    Gracias por el artículo. Me maravilla la facilidad con la que en algunos lugares se pone en práctica este tipo de experimentos. ¿No hay que comprobar la seguridad?. ¿No hay que pasar por experimentación animal?. ¿No hay ensayo previo con humanos para comprobar seguridad y dosificación?. ¿Tratamiento directo al paciente?.

    Estimado Pacomarquez, no veo qué tiene el autor que demostrar. Con las advertencias y declaraciones de las autoridades sanitarias, es suficiente para tomar la noticia con todo el excepticismo del mundo. Y en caso de que seamos unos necios y estemos equivocados todos, aplicamos el principio de que grandes afirmaciones requieren de grandes demostraciones, de modo que me remito a la primera parte de mi comentario.

    Más ciencia y menos creencia.
    Salud.

    Me gusta

  6. Alberto
    27 abril, 2020 a las 10:33

    Y una reflexión sobre cómo ve la sociedad a la medicina en relación a este tema.

    Hay una parte importante de la población que espera que la medicina le solucione todos sus problemas de salud, e incluso algunos que no son de salud, porque mucha gente consulta a los médicos por problemas personales, familiares, económicos, laborales o malestares psíquicos leves que entran dentro de lo normal. Esta población tiene una intolerancia completa a cualquier tipo de molestia, malestar o imperfección, por lo que sufre mucho. Exige siempre un tratamiento que le solucione sus molestias de manera inmediata y, por supuesto, libre de efectos secundarios.

    Esto pocas veces la medicina lo va a conseguir; entonces esta gente se muestra conflictiva con los médicos porque concluye que no nos esforzamos lo suficiente para solucionarle su problema, que somos negligentes en nuestro trabajo. O con los investigadores, por no haber encontrado ya un remedio a su problema. Algunos son pasto de las terapias alternativas, que siempre prometen un remedio para todo y sin efectos secundarios. Como pasa con esto de la ozonoterapias y otras patrañas.

    Algunas de esas personas ahora parecen haber aceptado que la COVID-19 no tiene vacuna ni tratamiento, de momento (y no es seguro que lo vaya a tener nunca). Los médicos que están en primera línea se están encontrando que la gente que ve morir a sus familiares por esta enfermedad lo acepta con cierta naturalidad, como si lo estuvieran esperando. No se ven ya esos dramas y esos conflictos que veíamos antes cuando un paciente de edad muy avanzada y muy deteriorado moría. Parece que la gente ha vuelto a aceptar la muerte como algo normal, como era hace muchas décadas.

    Y, sin embargo, no ha cambiado nada: esta enfermedad es una de tantas para las que la medicina no puede hacer mucho y mucha gente acaba muriendo. Como siempre ha sido, sólo que ahora la gente lo acepta. Aceptan que los seres humanos somos animales vulnerables, que hemos vivido en una falsa impresión de seguridad. Un baño de realidad.

    Me gusta

  7. Miguel Angel Carugatti Beynon
    27 abril, 2020 a las 10:38

    La ozono terapia, en la que extraes la sangre del paciente a un frasco con anticoagulante y la
    mezclas con ozono (producido por un aparato que transforma el Oxigeno de una bombona en ozono), para luego introducirla al torrente sanguíneo, provoca a la dosis adecuada, una mejora en la oxigenación de la sangre y un efecto bactericida.
    Es una técnica probada y usada para varias enfermedades, desacreditada por los
    Laboratorios que no pueden vender sus pastillas.
    Estoy de acuerdo que se experimente en este virus a la dosis adecuada.
    Como médico la utilize durante muchos años y con buenos resultados, igual
    que varios colegas que continúan con esta técnica.

    Me gusta

  8. 27 abril, 2020 a las 10:45

    Para ver la “calidad” científico-médica del Dr. Hernández, responsable del estudio, ahí va su principal argumento expuesto en una reciente entrevista radiofónica:

    “Como el ozono son tres átomos de oxígeno hace una hiperoxigenación de todos los tejidos, que nosotros pensamos que es el gran beneficio que están teniendo estos pacientes”

    Lo dicho, este individuo debería estar repitiendo la Química del bachillerato en un lugar lo más alejado posible de cualquier paciente, aunque sea de hemorroides.

    Me gusta

  9. 27 abril, 2020 a las 10:54

    “Es una técnica probada y usada para varias enfermedades”

    Miguel Angel Carugatti como indican autoridades sanitarias españolas, estadounidenses y de otros paises esta técnica (después de más de medio siglo de “uso”) todavía no ha probado nada.

    Si tú como médico la has utilizado en tus pacientes solo demuestra que te diferencias en poco de cualquier chamán y quizás el Colegio de Médicos de Barcelona debería abrirte una investigación por mala práxis médica.

    Me gusta

  10. 27 abril, 2020 a las 10:57

    Miguel Angel

    Como digo en la entrada, en momentos de crisis sanitaria se relajan mucho los protocolos y eso abre la puerta a todo tipo de insensacetes que de otra manera no serían posibles.

    Me gusta

  11. sazzas
    27 abril, 2020 a las 11:09

    habrá que estar pendientes de los resultados para que después la ciencia ponga puntos sobre íes… a fecha del 24 de abril se puede leer en prensa que siete de los diez pacientes tratados con “ozonoterapia” ya han recibido el Alta.

    Me gusta

  12. Miguel Angel Carugatti Beynon
    27 abril, 2020 a las 11:14

    Tiene un efecto beneficio para la oxigenación de la sangre y bactericida.
    Buscar en Google Clinicas de ozonoterapia y tendrán más información de esta técnica bien administrada. El ozono no es antiviral, pero apoyo cualquier tratamiento científico que nos ayude en esta pandemia. Gracias por sus comentarios.

    Me gusta

  13. Eduardo Baldú
    27 abril, 2020 a las 11:42

    Ateo, creo que estás equivocado. En realidad esos métodos sí acaban con la enfermedad, solo que a un coste un poco alto, el de matar al paciente. Pero lo cierto es que si matamos al paciente, también acabamos con la enfermedad. Ya dice el refrán, “muerto el perro, se acabó la rabia”. (Modo coña-off)

    Me gusta

  14. 27 abril, 2020 a las 12:11

    Me has acojonado, yo suelo usar el ozono para “matar” olores en casa cada vez que limpio y a modo de desinfectante porque sufrimos ciertas alergias, lo suelo poner en las habitaciones con todo cerrado durante 10 min en cada una, después no entro en ellas en media hora como mínimo. Sabía que era perjudicial, pero no tanto. Creo que voy a dejar de utilizarlo.

    Me gusta

  15. Ricardo
    27 abril, 2020 a las 12:21

    Es genial ver como vamos avanzando con soluciones hacia este virus. Hay mucha gente que habla de conseguir la inmunidad, pero sin ser un experto en la materia… parece difícil conseguir inmunidad a medio plazo, cuando es un virus que muta 1.000 veces más rápido que el de la gripe… si para la gripe hay que vacunarse cada año, imagínate con este…

    Eso sin contar que se propaga mucho más rápido, con lo que las probabilidades de infectarse con una cepa desconocida para tu cuerpo son enormes…. No se… no se le ve una solución a corto plazo, la verdad…

    Me gusta

  16. M
    27 abril, 2020 a las 12:50

    es la privada de ibiza, con el jefe conocido por ser mafiosillo, y todo lo que puedan hacer para venderse… (por eso el CEIC no habrá puesto ningún problema)
    Y además aprovechando el momento que se está publicando de todo sin demasiada calidad…

    Me gusta

  17. 27 abril, 2020 a las 13:08

    “Buscar en Google Clinicas de ozonoterapia y tendrán más información de esta técnica bien administrada.”

    Veo que para ser médico necesitas de algunas clases de razonamiento científico básico. Te he demostrado que agencias sanitarias solventes no consideran el ozono nada más que algo potencialmente peligroso y tú me mandas a buscar clínicas en Google. ¿harás lo mismo cuando escriba una entrada denunciando la homeopatía o el alineamiento de los crackas cósmicos?

    Me reafirmo en lo dicho: que pena que el colegio de médicos de Barcelona no te abra una investigación.

    Me gusta

  18. 27 abril, 2020 a las 13:14

    TonyDev

    ¡Tranquilo! Que lo estás haciendo bien.

    Como he indicado en la entrada el ozono es el perfecto germicida industrial y también se puede utilizar en otros ámbitos. Por ejemplo nosotros en mi centro disponemos de un aparato portátil, cuando queremos eliminar gérmenes de cámars de cultivo, cámaras de 4ºC o simples laboratorios se coloca el aparato en la habitación CERRADA en cuestión, se enciende y se deja funcionando unos 15-20, dependiendo del tamaño de la habitación. El aparato funciona como un productor de pequeñas chispas como los rayos de las tormentas, así va generando algo de ozono a partir del oxigeno atmósferico. Cuando ha pasado el tiempo recomendable para el tamaño de la habitación se entra en la habitación (puedes contener la respiración) se apaga el aparato y se abre una ventana. Vuelves a cerrar la habitación y dejas otros 10-20 minutos. Como el ozono es altamente reactivo enseguida se destruye y así tienes una habitación sin gérmenes y con seguridad para todos. El problema vendría si estás todo el tiempo dentro de la habitación mientras el aparato está generando ozono.

    Me gusta

  19. 27 abril, 2020 a las 13:19

    “parece difícil conseguir inmunidad a medio plazo, cuando es un virus que muta 1.000 veces más rápido que el de la gripe…”

    Ricardo ¿de dónde has sacado ese dato? porque hasta ahora yo no he visto ningún estudio que diga que este virus muta deprisa.

    Me gusta

  20. 27 abril, 2020 a las 13:20

    Eduardo eso ya lo decía yo en la entrada:

    “Vamos, que traducido al Román Paladino el ozono sería ese “maravilloso” antimicrobiano que cumple el viejo refrán castellano de que “muerto el perro, se acabó la rabia”.

    Me gusta

  21. 27 abril, 2020 a las 13:27

    “a fecha del 24 de abril se puede leer en prensa que siete de los diez pacientes tratados con “ozonoterapia” ya han recibido el Alta.”

    sazzas, eso no significa nada puesto que a día de hoy más de 870.000 personas se han recuperado del virus sin necesidad ni de ozono y la gran mayoría de ellos sin tener que ser hospitalizados.

    Sin un grupo de control, pacientes a los que se le extrajera la misma cantidad de sangre, se agitara igualmente pero sin ozono y se les volviera a reponer las mismas veces que a los tratados no se sabría para que vale el tratamiento.

    Pero es que no sólo no es necesario hacer este estudio clínico, sino que bajo las más elementales guias éticas no se puede hacer. Porque te informo que los ensayos clínicos solo se aprueban cuando los investigadores muestran datos positivos previos con modelos in vitro y con animales de laboratorio. Y dudo mucho que alguien consiga que por “ozonizar” el 2-3% de la sangre de un ratón este se cure de cualquier infección grave.

    Me gusta

  22. Javier
    27 abril, 2020 a las 15:07

    Cuando veo que los argumentos de los defensores de una terapía es “yo lo hago hace tiempo y me va bien” o “busquen en Google” me da mucha desconfianza.

    Si tan probada esta la ozono terapía lo lógico, para el que quiera defenderla, es que ponga un enlace a un estudio.

    Me gusta

  23. 27 abril, 2020 a las 16:14

    Miguel Ángel, ¿no serás en realidad Trump haciendo otra de sus “ironías”? Me lo ha recordado mucho tu comentario.

    Me gusta

  24. 27 abril, 2020 a las 16:25

    Miguel Ángel, si has suministrado ozonoterapia deberías saber que el ozono, como potente oxidante que es, sí es antiviral. Eso no significa que pueda usarse a la ligera en humanos, al igual que tampoco usamos a la ligera antivirales tales como la lejía o el jabón mezclado con etanol absoluto. Para demostrar el efecto positivo del ozono (que mate el virus pero respete la integridad del paciente) y poder afirmarlo categóricamente hay que hacer estudios previos. Y hasta el momento, hasta donde yo sé, esos estudios no existen.

    Sólo por comparar, el suero de pacientes que han sufrido el Covid-19 se podría usar como terapia. Es un mecanismo que se ha empleado con éxito con muchas enfermedades en el pasado. Sin embargo no oirás a ningún médico que tenga en sus manos ese suero que ya tiene la cura, ni siquiera tras suministrarlo a un par de pacientes y ver que se curan. Lo que hay que hacer es lo que están haciendo diversos hospitales en el mundo: suministrarlo a un número significativo de pacientes, mientras que otros reciben placebos y/u otros tratamientos distintos. Esa es la forma, y es posible que eso se esté haciendo (no lo sé) con el ozono en el mundo. Mientras no se vean esos resultados decir que el ozono cura el Covid-19 da falsas esperanzas a pacientes y da alas a desalmados que viven del cuento.

    Me gusta

  25. Anónimo
    27 abril, 2020 a las 16:28

    Todo eso esta muy bien y no lo pongo en duda, pero en lugar de escribir bajo el seudónimo ateo666666 porque no te identificas y dices bajo que autoridad y conocimientos hablas de esto, es fácil la critica desde el anonimato desacredita todo lo dicho.

    Me gusta

  26. 27 abril, 2020 a las 16:33

    Ricardo, los datos que se tienen a día de hoy muestran que la tasa de mutación del SARS-Cov2 es menor que la tiene el virus de la gripe. De todas formas se ha comprobado ya que pequeñas mutaciones están significando cambios importantes en su manifestación clínica, por eso hay que ser muy cauto. Se lleva poco tiempo estudiando a fondo el virus, pero con el número de laboratorios que lo están haciendo acabaremos teniendo una ingente cantidad de información sobre él pronto.

    Y una cosa importante: pese a su capacidad de mutar (como la tienen cualquier virus), disponer de una vacuna sería muy importante, ya que eliminaría la capacidad infectiva del virus sobre el que se creó la vacuna y disminuiría mucho la de sus mutantes. El problema es que, hasta donde yo sé, aún no contamos con ninguna vacuna eficiente contra ningún virus del grupo SARS.

    Me gusta

  27. 27 abril, 2020 a las 16:41

    Io, ¿qué pretende curar un dolor o el Covid-19? Lo digo porque enlazas a un artículo de una revista que habla del uso del ozono para tratar el dolor. Pero aquí se trata de curar una enfermedad infecciosa mucho más grave. ¿O acaso estás sugiriendo que el ozono cura todas las enfermedades, incluso aquellas que han aparecido hace poco (y puede que hasta las que no han aparecido)? Si es así enlaza con artículos de revistas científicas de prestigio que así lo muestren.

    Me gusta

  28. Alberto
    27 abril, 2020 a las 17:28

    Miguel Ángel, este comentario tuyo es de traca “Tiene un efecto beneficio para la oxigenación de la sangre y bactericida. Buscar en Google Clinicas de ozonoterapia y tendrán más información de esta técnica bien administrada. El ozono no es antiviral, pero apoyo cualquier tratamiento científico que nos ayude en esta pandemia”.

    Querido, la oxigenación de la sangre la realizan los pulmones, eso lo sabe hasta un niño de primaria. Es más, la concentración de oxígeno en la sangre debe ser bastante inferior a la del aire, ya que el oxígeno es bastante tóxico para nuestras células (y mucho más aún el ozono). Si aumentamos la saturación de oxígeno en sangre por encima de lo normal sólo producimos daños al organismo. Sí, las bacterias se mueren, como cualquier otra célula incluyendo las nuestras: por la toxicidad del oxígeno y del ozono. Sólo hay que aumentar la concentración de oxígeno en sangre en una persona que tenga baja saturación de oxígeno por un problema pulmonar, y eso se consigue con oxigenoterapia, por vía respiratoria, haciendo respirar aire enriquecido en oxígeno con mascarilla, como es obvio, no metiendo un producto tóxico en la sangre.

    Lo normal cuando un médico afirma la eficacia de un tratamiento es mostrar las referencias de los ensayos clínicos respectivos, o de los metaanálisis. Entiendo que eso para tí es chino. Tú ya te apañas con google, viendo la publicidad de las propias clínicas de ozonoterapia, que obviamente tienen un claro conflicto de intereses. ¿Sabes lo que es un conflicto de intereses? Que tú también tienes porque tu clínica de Barcelona de estética ofrece estos tratamientos.

    Y ya lo último: “El ozono no es antiviral, pero apoyo cualquier tratamiento científico que nos ayude en esta pandemia”. O sea, para tí lo mismo da tratar un virus con un antiviral que con un bactericida altamente tóxico, que rezando a la virgen de Lourdes. El caso es hacer algo, lo que sea, da igual que no sirva para nada o que incluso sea más perjudicial que beneficioso. ¿Para esto has estudiado medicina? Y lo de científico mejor táchalo.

    Me gusta

  29. 27 abril, 2020 a las 19:24

    “… porque no te identificas y dices bajo que autoridad y conocimientos hablas de esto…”

    Aunque la yo le he explicado mil veces vamos allá otra vez como el pobre Sísifo. Las argumentaciones científicas no se basan en quién las presenta, sino en las pruebas. Así por ejemplo cuando un Premio Nobel apoya la homeopatía como Benveniste o el negacionismo del SIDA como Mullis cae en el más absoluto descrédito porque su palabra no vale nada si no va avalada por datos comprobados.

    Yo siempre presento los estudios científicos, publicados en sólidas revistas y corroborados por otros grupos. Por tanto aquí se aplica el viejo dicho que “la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero”.

    El que yo sea investigador en activo no viene a cuento, bien podría ser periodista o un simple autodidacta que conoce cómo funciona la Ciencia para escribir lo que escribo. Lo bueno de la divulgación y la crítica científicas es que cualquiera con un mínimo de pensamiento crítico lo puede hacer bien si se atiene a los datos. Así que deja de ser fiel a ese también viejo dicho y no pierdas el tiempo en analizar al dedo y sí a la Luna que señala ese mismo dedo.

    Me gusta

  30. Eduardo Baldú
    27 abril, 2020 a las 23:47

    Al margen de la contestación ya dada por Ateo, Tu frase “porque no te identificas y dices bajo que autoridad y conocimientos hablas de esto, es fácil la critica desde el anonimato desacredita todo lo dicho”, no deja de ser contradictoria para alguien que firma como “Anónimo”. ¿No te parece?

    Me gusta

  31. juan
    28 abril, 2020 a las 9:45

    No sé a que te dedicas, ni que has estudiado, pero sí demuestras que eres un tipo acomplejado. Con una sandía por cerebro. El complejo nace de tu ignorancia. Tienes un problema.

    Me gusta

  32. 28 abril, 2020 a las 10:35

    Juan, si insultas a alguien por lo menos:
    (i) dí a quien insultas
    (ii) da alguna razón de peso para insultar, de momento tu comentario ha quedado como un grito en la calle, y eso más propio de energúmenos que de personas civilizadas.
    (iii) Si llamas a una persona, que igual tiene la máxima calificación académica que otorga la universidad, ignorante, lo tienes que argumentar muy bien porque si no, parece más una pataleta estéril que un comentario.

    Esperamos tus sesudas aportaciones para demostrar que estás muy por encima de sabiduría y conocimientos que aquel al que insultas. De momento sólo has sembrado la duda sobre tu propia capacidad para el debate inteligente.

    Me gusta

  33. Bardo
    28 abril, 2020 a las 14:17

    ¿Por qué no nos hablamos? Funcionamiento de un sistema propagandístico | ctxt.es.

    https://ctxt.es/es/20180912/Politica/21718/Guillem-Martinez-Goebbels-propaganda-11-principios-politica-espa%C3%B1ola.htm

    Basado en los 11 principios de propaganda de Goebbels.

    Me gusta

  34. ateito
    28 abril, 2020 a las 16:36

    Me parece una entrada y un debate útil. En los medios de comunicación de masas cuesta encontrar críticas o dudas para esta técnica o otras. Parece como prohibido hablar mal o dudar en prensa.
    Me pregunto si hay miedo a romper tradiciones como sucedía hace lustros, de engaños de titulados pilladineros, permitidos mientra sean amigos de caciquismo, mimando entornos muy ricachones sabiondos.
    Aunque de entornos similares a veces surgen algunas buenas cosas, si aciertan y no matan mucho.
    Del pasado y estos debates había algunas peliculas en comedia de esos años y inventores. Una sobre los cereales de desayuno, y otra sobre de estimuladores sexuales eléctricos femeninos. Si alguien las recuerda quizás disfrute.

    En Ibiza con el boom de turismo de masas y enriquecidos debe haber muchas aventuras poor debatir, pero de lejos da menos miedo. Un abrazo, debatir va bien como estímulo, y los insultones o faltones empobrecen un poco poder hacerlo

    Me gusta

  35. Cobalto
    28 abril, 2020 a las 16:44

    Ver “PANDEMIA Y CINCOGE. Estudio científico” en YouTube

    Me gusta

  36. 28 abril, 2020 a las 17:27

    Cobalto, ¿acaso que no te has enterado todavía que la relación del 5G con el Covid-19 no es más que una tapadera? En realidad queman las torres de 5G para no tener que teletrabajar. Que son muy pillos.

    Me gusta

  37. Eduardo Baldú
    28 abril, 2020 a las 18:18

    Cobalto, este vídeo me llegó a través de un grupo de WhatsApp en el que estoy. Les contesté con el siguiente texto:”Correlación no implica causalidad. No me canso de repetirlo,y es un principio científico que cualquier investigador coherente, racional,lógico y meticuloso tiene siempre en cuenta. Por ejemplo, si comparamos la evolución de la actividad de Facebook y la evolución de la deuda griega en el periodo que va de 2005 a 2011, encontraremos una fuerte correlación, pero,evidentemente, no existe ninguna causalidad, ni en un sentido ni en el otro.
    Por otra parte, cuidado con la falacia del principio de autoridad, por la que se considera válido un argumento o una afirmación en base a quien la presenta. En este caso, el autor del vídeo se nos presenta como biólogo, pero en realidad es pintor. Sí, tiene el título de biólogo, pero su actividad profesional ha estado vinculada al arte, no a la biología (Ve Viquipèdia-  Bartomeu Payeras Cifre, també conegut com a Tomeu l’Amo). Y recordemos que, por ejemplo,Ana Obregón también tiene el título de bióloga, pero eso no significa que sus afirmaciones sean fiables.

    Me gusta

  38. 28 abril, 2020 a las 19:00

    Lo que parece increíble es el nivel de ignorancia de la gente, una muestra terriblemente palpable del fracaso del sistema educativo. Pero lo más risible de todo es el “efecto frontera” ya que el virus “sabe” si recibe la señal 5G de la telefónica de España o de Portugal. Sera por eso de no tener que pagar la itinerancia de datos en la factura!!!!!!!!.

    Ahora ya en serio, cada vez tengo más claro que a gente como Cobalto se les debería prohibir votar, ni permitir tomar ninguna decisión importante que afectara a sus vidas y sobre todo a las vidas de los demás, porque es más que evidente que necesitan de tutela psiquiátrica o que dejaran que un chimpancé decidiese por ellos, total la toma de decisiones iba a ser igualmente “eficiente”.

    Me gusta

  39. Renzo
    29 abril, 2020 a las 10:08

    No sé para qué estas discusiones si España es la primera potencia mundial en “cuñaos”.
    Aquí no necesitamos científicos, ya tenemos, como alguno decía más arriba, toreros, futbolistas, triunfitos y toda una fauna de opinadores de todo y sobre todo que sientan cátedra cada ve que rebuznan.

    Me gusta

  40. olivia isabella
    2 mayo, 2020 a las 2:35

    Estoy muy feliz de haberme curado de la ENFERMEDAD DE HSV1 & 2 con la medicina herbal de DR ESE. He estado sufriendo esta enfermedad durante mucho tiempo sin solución hasta que me encontré con el correo electrónico de este médico que ha curado a tantas personas con sus hierbas. medicina, también elijo darle la oportunidad de ayudarme, él me dijo qué hacer y amablemente lo hice, y me dio su medicina herbal y me indicó cómo usarla, también sigo sus instrucciones de uso y me pidió que me hiciera un chequeo después de 2 semanas, lo cual hice, para mi gran sorpresa, mi resultado resultó negativo, estoy realmente feliz de que haya alguien como este médico que esté listo para ayudar en cualquier momento, cualquier día. Para todos los lectores y espectadores que dudan de este testimonio, dejen de dudarlo y contacten a este médico si tienen alguna enfermedad y vean si realmente no lo ayudará.

    Me gusta

  41. 2 mayo, 2020 a las 11:00

    Olivia, mejor ve a vender tu crecepelo a otra parte, aquí ya estamos curtidos de charlatanes de feria.

    Me gusta

  42. Eduardo Baldú
    2 mayo, 2020 a las 20:26

    Olivia, tengo el dedo gordo de mi pie izquierdo que, si lo chupas, te cura cualquier enfermedad que tengas. Ya he curado un montón de gente. Te lo juro por Snoopy.
    ¿Qué no me crees? Pues mira, yo tampoco me creo ese doctor (mira por donde, Dr Ese) y sus hierbajos.

    Me gusta

  43. animos
    8 mayo, 2020 a las 10:02

    La curiosidad y el buen criterio en medicina es como en otras ramas. Es triste la pseudomedicina si no va con criterio…
    En ibiza curiosamente encontraron algo en el.mar que se usó o estudiado para alguna enfermedad importante., y haybquien barajaba para covid. Pues merece la pena esforzarse por la diversidad, por proteger el entorno. Aquí la especie, un ejemplo, que buscando por curiosidad luego sirvió de medicina. Debe haber muchos, convienen ayudas para la ciencia en este país

    Me gusta

  44. 8 mayo, 2020 a las 17:01

    Los hosteleros abogan por hacer test rápidos a los clientes en la entrada del local, obligarles a rellenar cuestionarios epidemiológicos y tomarles la temperatura ¡ahí es nada! https://www.publico.es/economia/medidas-desescalada-hosteleros-proponen-tests-rapidos-clientes-entrada-local.html

    Me gusta

  45. 10 mayo, 2020 a las 23:26

    Uno de sus récords sanitarios de la CAM más absurdos fue que a pesar de haber construido 11 nuevos hospitales para el sistema público, mediante iniciativas de financiación privada, la comunidad terminó disponiendo de menos camas per cápita que antes de que comenzara la expansión en 2004, porque había plantas y hasta alas enteras que permanecían vacías. El primero de estos proyectos de colaboración público-privada fue el Hospital Puerta de Hierro, que fue construido por una de las filiales de ACS y que también obtuvo un contrato a 30 años para administrar las instalaciones y gestionar todos los servicios no médicos.
    Cuando sobrevino la pandemia del coronavirus, se descubrió que el gobierno de la Comunidad de Madrid estaba pagando por 135 camas en el Hospital Puerta de Hierro que no existían. El hospital nunca llegó a entregar el número de camas que había prometido, aunque sí siguieron contando para calcular la financiación pública que estaba recibiendo. En otros 7 hospitales públicos de gestión privada se produjeron situaciones similares, y la investigación de eldiario.es reveló que otras 250 camas en estos centros nunca se habían materializado. https://ctxt.es/es/20200501/Politica/32199/florentino-perez-Clece-residencias-PP-Aguirre-Aznar-privatizaciones-Eoghan-Gilmartin-Jacobinmag.htm

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: