Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia > El lenguaje matemático de las abejas

El lenguaje matemático de las abejas


Los humanos nos enorgullecemos de nuestros grandes logros intelectuales y quizás no haya nada más sobresaliente en ese aspecto que el descubrimiento de las matemáticas. Pero quizás deberíamos ser un poco más humildes y reconocer que no hemos sido los primeros en utilizar las matemáticas.

Explícitamente, las matemáticas pueden definirse como un conjunto de lenguajes formales utilizables como herramientas para plantear problemas y, lo que es más importante, buscar soluciones de manera no ambigua. Y desgraciadamente bajo esta definición, los humanos tenemos que conformarnos con la honrosa medalla de plata de su descubrimiento eso sí, con un tiempo más que discreto de varias decenas de millones de retraso tras las indiscutibles ganadoras: esas pequeñas y humildes abejas que construyeron en sus más remotos orígenes como especie social un lenguaje matemático propio, que les permite utilizar de manera exacta los conceptos de ángulos, dirección, distancia y velocidad, y lo que es más importante aplicarlos inequívoca y más que satisfactoriamente a su búsqueda diaria de alimento, tal y como explica muy didácticamente el siguiente fragmento de la muy recomendable nueva temporada de Cosmos.

Entradas relacionadas:


  1. Miguel
    2 junio, 2020 a las 8:26

    Estas series de documentales deberián ser de obligada visualización en los los centros de enseñanza, del primero al último.

    Me gusta

  2. apunt de matinada
    3 junio, 2020 a las 1:59

    Curioso y bonito, muy didáctico : – )
    No tengo ahora eo enlace, pero me suena que hace poco en noticias se hablaba sobre mates en pulpos, animales vertebrados, aves, mamíferos…
    Una era en experimentos de esos animales que han de pulsar botones o buscar en recipientes o laberintos con premios ocultos.
    El que me sorprendió era si aciertan en tomar decisiones, como ‘calculando’ probabilidades ‘complicadas’. Sobre si les vale la pena en esforzarse para obtener alimento.
    Creo que el movimiento automatizado dentro de bancos de peces funciona similar. Quizás se podria simular o intuir que funcionan con variables p.ej. quizás segun riesgos y ventajas de la posición de cada pez, necesidades, estrategias, perspectiva… P.ej. En los bancos de peces cazadores envuelven victimas grandotas, y el primer pececito atacante puede ganar mucho, o erirse, y el resto aprovecharse del desmadre creado.
    Y de ello a veces surge alguna una propiedad emergente. Pero ya seria otra historia
    Mola la abejita y Cosmos!

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: