Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Microbiología > Hongos que controlan la mente

Hongos que controlan la mente


Dentro de nuestro subjetivismo, los humanos tendemos a establecer jerarquías entre los seres vivos, de tal manera que por ejemplo los animales nos parecen “superiores” a las plantas por eso de que tienen movilidad y un cerebro más o menos desarrollado. Pero en la Naturaleza no existen estas categorías, solo adaptación y selección natural en donde ningún ser vivo puede ser considerado ni superior ni inferior a otros.

Y entonces, el disponer de un nuevo órgano algunas veces puede convertirse en una limitación ya que otros organismos (quizás menos complejos) pueden encontrar así una ventaja adaptativa con la que perpetuar más eficientemente su genoma, tal y como muestra el siguiente fragmento de la interesante serie documental “Nuestro Planeta“, como es el caso de esos hongos que manipulan a conciencia el comportamiento de hormigas y otros muchos insectos.

 

Entradas relacionadas:

* El libre albedrio y la culpabilidad penal a la luz de la neurociencia

* Parásitos que controlan la mente

* De ratones y hombres: amor, fidelidad, familia y cuidados parentales

* Microorganismos y sistema inmune en enfermedades neuropsiquiátricas (II): Autoinmunidad

* ¿La creencia en el libre albedrío nos hace mejores?

* Alteración de la conducta humana por parásitos y el libre albedrío

* Toma de decisiones ¿reflexión o pura coincidencia?

* Microorganismos y sistema inmune en enfermedades neuropsiquiátricas (I): Patógenos y flora intestinal

* Un par de apuntes acerca de la superioridad moral humana

* ¿Qué son más importantes las experiencias o los recuerdos?

 


  1. 19 junio, 2020 a las 1:29

    Excelente artículo, saludos!

    Me gusta

  2. c
    19 junio, 2020 a las 11:29

    ¿ Y es peor que la tele o el cientifismo o los videojuegos o ls catolocos o el cia-cni o ls peyote-amanita-silocibes-etc ?

    Me gusta

  3. enrollatxims
    20 junio, 2020 a las 5:11

    Idem virus y microparásitos que ses sospecha que se dispersan y reproducen mejor y así se han ido seleccionando.
    Que nos aumentan la libido, promiscuidad, arriesgarse, lesiones o estar juntitos mimándose.
    Incluso si no tienen efectos graves, les irá muy bien si ayudan a ligar?
    Quizás el mejor afrodisiaco en el futuro será un resfriado muy selecto
    ; – D

    Me gusta

  4. Eduardo Baldú
    20 junio, 2020 a las 12:00

    “¿ Y es peor que la tele o el cientifismo o los videojuegos o ls catolocos o el cia-cni o ls peyote-amanita-silocibes-etc ?”
    No entiendo este tipo de comentarios. Además de un redactado pésimo (Que nada positivo dice de su educación), carece de un mínimo de lógica. Nada de lo citado se corresponde, ni de lejos, a la interacción de dos especies, en la que una saca beneficio de la otra.
    Especialmente, me llama la atención del uso de la palabra cientifismo. Inevitablemente, eso, me causa la duda sobre si estoy ante un defensor de la pseudociencia o la religión, dos planteamientos basados en la irracionalidad. Si juntamos los dos aspectos señalados, estamos ante un comentario totalmente prescindible, carente de sentido, más propio de un “troll” que de una persona verdaderamente interesada en el tema.

    Me gusta

  5. Doc
    21 junio, 2020 a las 22:28

    “¿ Y es peor que la tele o el cientifismo o los videojuegos o ls catolocos o el cia-cni o ls peyote-amanita-silocibes-etc ?”

    Esto que me cuenta son auténticas bicocas al lado del verdadero peligro: Las orquestas de aficionados.

    No hay nada más peligroso que un tío con un trombón, una partitura y sin la más mínima aptitud para el uso de dicho instrumento. He padecido a la joven orquesta de no-se-donde desguazando salvajemente partituras famosas, haciendo añicos mis mejores recuerdos de los conciertos en un teatro bajo la presión de aquellas disonancias discordantes, de aquellos semitonos y, sobre todo, de los solistas perpetrando auténticas atrocidades contra el gusto y el oído musical.

    Estoy convencido de que a esos muchachos los educan sus padres en el odio al espectador y a la música clásica. Son auténticos expeledores de ruidos y cacofonías más cercanos de lo que ocurre tripas abajo del cuerpo humano que de lo que debería ocurrir en una sala de conciertos.

    Espantoso. Horripilante. Y encima te hacen pagar la entrada.

    Eso si que da miedo…

    Me gusta

  6. musika zombi?
    23 junio, 2020 a las 17:26

    El comentario de Doc sobre música me ha gustado y hecho reir! Estos conciertos que dice suenan casi como una tortura que también te vuelve un rato zombie.
    Me imagino que deben sonar fatal. Y debe ser un marathon mantener el tipo y sonrisa si parientes videoaficionados graban el público al azar.
    Quizás con la covid’19 las caras de los videos de los conciertos vayan mejor. Por llevar una mascarilla y gafas protectoras

    Me gusta

  7. anamariapalos
    26 junio, 2020 a las 22:39

    Reblogueó esto en Blog de Ana María Palos.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: