Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina > Homeopatía para satisfacer al paciente pesado

Homeopatía para satisfacer al paciente pesado


Quizás uno de los grandes problemas de la medicina moderna consista en su inmersión dentro del sistema económico, en donde los individuos dejan de ser pacientes para convertirse en consumidores, con lo que la atención médica se convierte en otro producto más en donde cuestiones no sanitarias pueden terminan prevaleciendo, con el con el consiguiente riesgo para el bolsillo (y lo que puede ser mucho peor, la salud) del enfermo.

Y si el paciente se convierte en consumidor, hay que cumplir la vieja máxima de que entonces siempre tendrá la razón y el criterio de un profesional con años de especialización y décadas de ejercicio sanitario puede no ser suficiente, puesto que los deseos (por más absurdos o inalcanzables que puedan ser) del doliente consumidor siempre prevalecerán.

Porque debe ser muy duro ser médico de atención primaria y tener que lidiar todos los días con individuos que mucho antes de entrar en la consulta ya “saben” fehacientemente (porque así se lo ha asegurado ese primo o vecino que es “experto” en todo o porque han consultado en la web y compartido en las redes sociales sus síntomas) el tipo de dolencia que presentan y por supuesto, hasta los medicamentos que necesitan para curar su enfermedad (sea esta real o inventada).

Y si el diagnóstico del médico no coincide con las expectativas del paciente-consumidor puede aparecer un conflicto. Y en este constante tira y afloja entre doctor y paciente a veces el primero puede flaquear, simplemente al recordar la larga lista de personas que tiene esperando desde hace horas en la entrada de su consulta.

Y así se puede dar el curioso hecho de que, tal y como ha mostrado un reciente informe sobre ética médica en España elaborado por “Medscape“, una gran mayoría de los médicos en España no descarta dar placebos como la homeopatía a esos pacientes pesados, que no aceptan oír la verdad sobre sus dolencias y que exigen sí o sí salir con una receta de la consulta.

Y claro si esto llega a ocurrir, algunos o muchos de estos pacientes teatralizados llegarán a la errónea conclusión de que su dolencia imaginaria fue curada por las pastillitas azucaradas y la próxima vez que se sientan mal, pero con una enfermedad real, puede que acudan directamente a su farmacéutico-chamán (puesto que en España estos engañosos placebos se venden en multitud de farmacias) a comprar caramelos azucarados a precio de oro.

P.D. 1:

Aunque la pregunta del estudio tiene su miga ya que deja abierta la puerta a una posible eficacia de la homeopatía con eso de

tratamiento homeopático, que es poco probable que ayude…

 

P.D. 2:

Y de regalo un video de la Sociedad Estadounidense de Química, asociación profesional que agrupa a unos 160.000 químicos norteamericanos, que muestra todos y cada uno de los errores científicos de la homeopatía, una pseudomedicina a la que califica de simple tontería.

 

 

Entradas relacionadas:


  1. Eduardo Baldú
    1 julio, 2020 de 22:46

    Existe una responsabilidad de la autoridad. Cuando desde los estamentos del gobierno se tolera el discurso y la comercialización de productos homeopáticos, el mensaje que percibe la ciudadanía es que ese discurso tiene, al menos, algo de verdad. Y es lógico, porque lo coherente es que toda publicidad, toda venta de productos, toda defensa de esa práctica, debería ser considerada una estafa, y tratada como tal.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: