Inicio > Actualidad, Ciencia, Medicina > El sucio (y criminal) modelo sanitario privado en EEUU

El sucio (y criminal) modelo sanitario privado en EEUU


La impactante confesión de la directora ejecutiva de un compañía estadounidense de seguros médicos, que no puede dejar indiferente a nadie, desvela como funciona en realidad el sistema sanitario basado en seguros médicos privados.

Y de regalo en este breve video también se ponen nombres y apellidos a quienes fueron los diseñadores de este miserable ejemplo del capitalismo más feroz en el ya lejano 1971. Para ello, simplemente quédense con una “memorable” frase pronunciada en el Despacho Oval de la Casa Blanca:

Todos los incentivos [de la empresas de seguros médicos] van encaminados a proporcionar menos asistencia médica, porque cuanta menos atención proporcionen más dinero ganan.

 

P.D.:

Fragmento extraído del documental “Sicko” del siempre polémico, pero también muchas veces incisivamente acertado Michael Moore.

 

Entradas relacionadas:


  1. Oscar Becerra
    2 julio, 2020 a las 18:31

    Y ese es el modelo copiado aquí en Colombia
    Con sus EPS, para lograr citas con especialistas hay que esquivar varios obstaculos puestos por la burocracia. Las personas cceden a sus tratamientos/medicamentos por ordenes de tutela

    Me gusta

  2. 3 julio, 2020 a las 14:44

    Lo peor de todo es que gracias al fallido sistema público (de mi país Ecuador, por los corruptos que lo manejan) se tenga que escuchar a más de una persona abogar por el modelo 100% privado.

    Me gusta

  3. Eduardo Baldú
    3 julio, 2020 a las 19:52

    No es la primera vez que desde el poder se fomenta, desde la corrupción a la degradación intencionada del servicio de salud, para fomentar/justificar la sustitución de la sanidad pública por la privada. Desgraciadamente, un porcentaje alto de la gente es tonta, y como tal está dispuesta a tragarse cebo, anzuelo, sedal y caña, y acaban creyéndose la mentira que una sanidad privada es mejor.
    En realidad, lo que el fragmento del documental demuestra es que no existe diferencia entre quienes anteponen los beneficios empresariales a la salud de las personas, y los sicarios profesionales cuyo trabajo es asesinar. Ambos pueden decir la ya famosa frase atribuida a los mafiosos: “No es nada personal, son negocios”

    Me gusta

  4. Alberto
    4 julio, 2020 a las 17:53

    La sanidad pública me parece un excelente sistema de salud. De hecho, soy usuario habitual de la misma, no tengo seguro sanitario privado, y sólo de manera ocasional utilizo la sanidad privada, para aquello que la pública no cubre.
    El problema es la politización de la sanidad pública española, que fomenta el maltrato del profesional sanitario, que al final se acaba hartando y se va a Europa donde nos reciben con los brazos abiertos. El problema es que el gerente y el director médico son cargos políticos puestos a dedo, y utilizan el puesto para sus juegos de poder, con nulo respeto por el personal sanitario que tienen que gestionar. Si el gerente fuera alguien que hubiera accedido a su cargo por oposición, y tuviera el máster de gestión de servicios sanitarios, otro gallo nos cantaría. Pero muchos son gente que nunca ha trabajado, entraron en política nada más terminar sus estudios, si es que los tienen.
    Y claro, cuando había una enorme cantidad de médicos y enfermeros cuya única salida laboral era la sanidad pública, a base de suplencias, guardias, contratos de días sueltos, se les podía maltratar, pero ahora que se jubilan muchos médicos, que la sanidad privada ofrece buenas oportunidades de trabajo, que los médicos y enfermeros jóvenes saben idiomas y son más abiertos de mente y no tienen demasiado problema en emigrar, pues el maltrato al sanitario ya no funciona y ocasiona graves problemas de falta de cobertura de puestos (sólo en la comunidad de Madrid hay 600 puestos libres de medicina de familia en centros de salud); pero los gerentillos siguen anclados en el maltrato y en sus luchas de poder porque son políticos y no saben hacer otra cosa.
    Y mucho me temo que con la segunda oleada de coronavirus muchos sanitarios van a dar el paso definitivo e irse a otros países con mejor trato, o a la privada donde el trato al profesional es mejor porque los gerentes no son políticos. Según encuestas recientes, un 70 % de los estudiantes de medicina se plantean seriamente desarrollar toda su vida profesional fuera de España, y las estadísticas demuestran que el 50 % de ellos lo acaba haciendo. Son gente muy vocacional, que valora mucho trabajar en buenas condiciones, y están dispuestos a renunciar al sol de España a cambio de poder trabajar con dignidad.

    Me gusta

  5. Abraham
    27 julio, 2020 a las 12:22

    Curioso. El único caso que conozco es de una amiga que se debatía entre seguir trabajando en la pública o ir a la privada. Probó en la privada un par de años y no le convenció. No tenía asegurado el sueldo, dependía de cuántos pacientes pudiera atender y quisieran ir a su consulta (porque aquí se supone que los pacientes eligen al médico), además de que tenía que pagar por el alquiler de la consulta. Haciendo cuentas ganaba más en la privada, pero no quería ese estrés. Será que no le maltrataba tanto el gerente del hospital como dice Alberto.

    Me gusta

  6. Doc
    27 julio, 2020 a las 19:17

    Saludos, Abraham.

    Estoy de acuerdo con Alberto. Durante el tiempo que ha regido el partido popular los destinos del gobierno, los gerentes y los directores, cargos políticos puestos a dedo y que se dedicaron a utilizan el puesto para sus juegos de poder, haciendo méritos aplicando unos recortes escandalosos, con nulo respeto por el personal sanitario que tuvieron que gestionar, hasta conseguir llegar a la puerta giratoria hacia la privada, haciendo que se recortasen más de 7600 millones directos necesarios para poder sacar adelante una sanidad pública depauperada y con pocos efectivos, tal como ha demostrado la pandemia. Una década de desinversiones y de adelgazamiento ha llevado a la extenuación a lo que fue un buen sistema y a su personal.

    La única diferencia sustancial entre la pública y la privada es la que hay entre un servicio público y una empresa. Los servicios públicos son siempre deficitarios por definición puesto que son un gasto imprescindible para el bienestar de los ciudadanos. A las empresas, lo único que les importa de los ciudadanos es el beneficio que se pueda obtener de ellos.

    ¿o es que todavía queda alguien que crea que las empresas las dirigen de modo altruista las monjitas de la caridad?.

    Me gusta

  7. Doc
    27 julio, 2020 a las 19:59

    Cuatro sociedades científicas de la Comunidad de Madrid denuncian que el número de trabajadores destinado al estudio de contactos es insuficiente, critican la privatización del servicio y piden la contratación urgente de 500 profesionales de Salud Pública.

    https://www.publico.es/sociedad/asociaciones-sanitarias-madrid-plantan-resulta-incomprensible-no-cubran-necesidades-personal.html

    Por ejemplo, la comunidad de Madrid y su peculiar manera de hacer las cosas.

    “Publicidad por valor de 9 millones de euros, así desviaba Cospedal el dinero del Hospital de Toledo”:

    https://www.periodicoclm.es/articulo/politica/publicidad-valor-9-millones-euros-asi-desviaba-cospedal-dinero-hospital-toledo/20160414202207004807.html

    “Tres millones de la Sanidad madrileña fueron desviados para financiar al PP”:

    https://www.lavanguardia.com/vida/20190903/47172106327/tres-millones-de-la-sanidad-madrilena-se-desviaron-a-financiar-al-pp.html

    Hay mucho más, pero con un botón de muestra, es suficiente. Si la Comunidad de Madrid era el experimento de Esperanza Aguirre para aplicar las bondades de la privatización sanitaria, que nos iba a dejar a todos con la boca abierta, lo han conseguido sin lugar a dudas.

    Como diría el señor Trillo, manda huevos…

    Me gusta

  8. Abraham
    28 julio, 2020 a las 8:23

    No sé, Doc. No me convence. ¿Tienes los datos de los sanitarios que han decidido voluntariamente dejar de trabajar en la pública e irse a la privada? Porque a mí me constan varias cosas:

    1. Varios médicos de mi centro de salud pasan luego consulta por la tarde en un centro privado. El único que dejó su plaza voluntariamente lo hizo por motivos familiares (madre dependiente).
    2. Los recortes en sanidad han mermado el tamaño de las plantillas; no es que los sanitarios no quieran trabajar en la pública, es que no les contratan. O mejor dicho, dejan que se vayan jubilando y no contratan personal de reemplazo.

    Y los enlaces que pones lo único que hacen es decir en qué se malgastaba el dinero, pero eso no es razón para no querer trabajar en la sanidad pública. Tú no te vas de tu trabajo porque el jefe robe dinero de su empresa. Tampoco dejas tu trabajo si los recursos que pone la empresa son escasos ni porque tu jefe te hable mal o te ponga a hacer horas extra. Para dejar voluntariamente un trabajo necesitas dos cosas: estar muy mal en tu actual trabajo y tener una alternativa mejor. Y aún así, cuesta.

    Te recuerdo que las frases de Alberto con la que discrepo son éstas:
    “[…] que fomenta el maltrato del profesional sanitario, que al final se acaba hartando y se va a Europa donde nos reciben con los brazos abiertos. “.
    “Y mucho me temo que con la segunda oleada de coronavirus muchos sanitarios van a dar el paso definitivo e irse a otros países con mejor trato, o a la privada donde el trato al profesional es mejor porque los gerentes no son políticos.”

    La gente que se va a Europa o se va a la privada es porque en la pública no le sale trabajo o su contrato es muy precario, no porque les traten mal.

    Me gusta

  9. 28 julio, 2020 a las 12:20

    No sé, Doc. No me convence. ¿Tienes los datos de los sanitarios que han decidido voluntariamente dejar de trabajar en la pública e irse a la privada?

    Saludos, Abraham.

    Creo que no he sabido expresarme y no se ha captado la ironía del comentario. Tan solo Pretendía poner en solfa el trasfondo de la intervención de Alberto, que parece pretender insinuar que los males de la seguridad social vienen ineludiblemente del hecho de ser un servicio público.

    Me gusta

  10. Abraham
    29 julio, 2020 a las 13:46

    “Creo que no he sabido expresarme y no se ha captado la ironía del comentario.”

    Ah, vale, ya veo por dónde ibas. Parecía otra cosa 😉

    Me gusta

  11. Alfonso
    7 agosto, 2020 a las 6:22
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: