Inicio > Actualidad, Ciencia, Ciencias Sociales, Científicamente incorrecto, Escepticismo, Microbiología > 5G, coronavirus y el prestigio de la ciencia

5G, coronavirus y el prestigio de la ciencia


Hay muchos parámetros que sirven para medir el impacto de la ciencia en la sociedad. Quizás los dos más relevantes sean su capacidad de incrementar nuestro conocimiento del mundo que nos rodea y su habilidad para emplear dichos conocimientos en aplicaciones que sirvan para resolver problemas que se le presentan a la sociedad. No hay más que comprobar lo que en ambas materias se ha avanzado en un par de siglos para darse cuenta de que la ciencia es unas herramientas más poderosas que ha desarrollado el intelecto humano.


Pese a su prestigio, no todos toman la ciencia como una aliada, todo lo contrario, la ven como una enemiga que merma su influencia y su poder. A su favor transita el hecho de que la ciencia presenta con frecuencia verdades incómodas. La mayoría de las personas suelen preferir mentiras piadosas a las verdades dolorosas que a menudo presenta la ciencia. Ese cerrarse en banda es muy humano, pero más allá de un mecanismo psicológico de huida, a la larga es una actitud contraproducente. A esos mecanismos psicólogos se agarran agentes que ponen palos en las ruedas de la ciencia por su propio interés. Dichos agentes son bien conocidos y no son frutos de nuestros tiempos, ya se encontraban en la Grecia clásica e incluso antes. No hay que menospreciarlos, fueron capaces de arrasar con siglos de conocimientos, torturar y matar científicos y de hacernos retroceder siglos en nuestra historia.

Ese espíritu anticientífico se mantiene y busca excusas para desdeñar los resultados que la ciencia presenta a diario. Es comprensible, aunque han pasado muchos siglos, en el fondo seguimos siendo muy parecidos a los pobladores de otras épocas. La pena es que aquellos que tienen que preservar la ciencia y velar por su integridad y prestigio, tiran piedras contra su propio tejado. En este sentido el mundo académico ayuda poco. La terrible necesidad de publicar o morir como científico, unido a la existencia de revistas “pirata” que publican lo se les envían, siempre y cuando se pague la factura que despachan por los costes de publicación, hace que nos encontremos barbaridades publicadas como resultados legítimos susceptibles de ser analizados y tenidos en cuenta. Un ejemplo es el artículo publicado en la revista “Journal of Biological Regulator and Homeostatic Agents” que lleva por título “Tecnología 5G e inducción del coronavirus en células de la piel”: “En esta investigación mostramos que las ondas 5G pueden ser absorbidas por las células de la piel que actúan como antenas y transfieren dichas ondas a otras células que juegan un importante papel en producir coronavirus en células biológicas (sic)”. El resto del resumen y del artículo va en la misma línea, me reconcome pensar que algún experto en el campo haya sido capaz de validar y dar crédito a este manuscrito para que acabe viendo la luz como una publicación.

No me vale la excusa de que la revista que ha publicado este artículo no tiene impacto ni rigor científico y que cualquier investigador sabe que esta información es una patraña. No me vale, porque este artículo acabará generando confusión en la sociedad. No nos podemos permitir que estas mentiras acaben en titulares de la prensa que despistan a la población y son utilizados por los amantes de las conspiraciones para distraer al personal y atacar a la ciencia. La prensa amarillista hace mucho daño al periodismo y las revistas piratas lo hacen a la ciencia. O se toman medidas o los tiempos oscuros para la ciencia que en otros tiempos te llevaban a la hoguera (metafórica o literalmente) seguirán avanzando.


  1. Mauricio-José Schwarz
    24 julio, 2020 a las 8:20
  2. Raúl Cancela
    24 julio, 2020 a las 10:25

    Decía un humorista argentino, ante cositas como esta…….”Mamma mía, cuánta brutura ! “..

    Me gusta

  3. galbini
    24 julio, 2020 a las 13:17

    Que gusto encontrarlo por éstos lares, Don Mauricio.
    Saludos

    Me gusta

  4. rebichos estamus rodeadus ; - D
    24 julio, 2020 a las 14:02

    buena entrada.
    Muy curioso tambien que se descubran nuevas formas de afectacion por ondas electromagnéticas de alta frecuencia Hace poco en divulgacion lei como se sorprendieron descubriendo que afectaban como onda de choque. Uau!
    Eran ondas de choque que afectaban procesos de actina, supongo que celulas musculares. Y ondas de THz, mucho más.
    La 5G quizás incrementa las radiaciones cercanas mucho más que 3G
    Pero si en 5G o cualquier otra menor descubrieran ondas de choque como la de THz y afectaran salud, y que pasaria?
    Nada supongo… A no ser que perdieran negocio y el mal a salud fuera bestial.

    Supongo que el principal peligro es màs social. P.e. de intimidad, descontrol de seguridad, de intromision, observacion ultraprecisa a doquier.. O como malos habitos, de hiperconectados y estrés, adicciones, malestares en vista, relaciones….
    Y complicar la vida a quien desea no estar conectado o eliminandono desmentiendo bulos y falsedades en X red social de una empresa poco respetuosa con derechos.
    Al pasar a 4 o 5G supongo que los smartphones i phablets i IOTs aumentan riesgos.
    Aunque haya mejor seguridad teorica, precisión para observar y ventajas. No estamos en un mundo sin malotes. Suena como solo ver la utopia decanta a distopia a veces.
    Y no me extranyaria que con tanta velocidad y realidad dependiente online se formen montones de bulos y males por ruidos informativos. Y conspiranois y paranoias complicadas de diferenciar de lo que es real, por ser la tecnologia mucho mas complicada. p.e.Quien va a saber seguro si no le han controlado, manipulado, seguido, hackeado o espiado…. Nadie…

    Y siempre se suelen dar muchas promesas de seguridad. Práctico y cómodo sí, y muchas otras ventajas bonitas.
    ojo cuando falla y hay malotes o interesados, o en timos, estafas, pilladineros, controladores y abusadores, maltratos…
    Y perdemos derechos de forma discreta. Ya ahora cualquiera que pasee se encuentra rodeado de microfonos y camaras y decenas de sensores. G. Orwell con 1984 iba acertado, sobretodo si hay corrupcion y malotes.
    Pero quien se va resistir? yo si me dejan uno con 5G curioseare encantado como un niño con juguete
    Y viendo otras divulgaciones de los implantes y chips en el cerebro, la cosa se pone guapa ; – P

    Me gusta

  5. 24 julio, 2020 a las 16:12

    Tu comentario es lo que los anglosajones llaman un cherry-piking. Allí lo llamamos falacia de evidencia incompleta, y tu comentario es un ejemplo de libro. Si consideras (como dices en la primera línea de tu comentario) una buena entrada a lo que escribo te habrás dado cuenta que en realidad lo que hago es mostrar lo absurdo del burdo intento de relacionar el 5G con el coronavirus y lamentarme de que existan medios que van de serios, cuando en realidad son revistas sin la menor evaluación de calidad que publican lo que les envías por una buena cantidad de dinero. Escribir cosas como “al pasar a 4 o 5G supongo que los smartphones i phablets i IOTs aumentan riesgos” significa que no has entendido nada de lo que he escrito. Bueno es peor, parece indicar que da igual lo que escriba, ya tienes la idea preconcebida y eso te obliga a dar vueltas mentalmente al texto hasta que tu interior esté satisfecho porque coincide con tu pensamiento. Lo que escribiré de una forma más simple, a ver si lo pillas: “Correlacionar el 5G con el coronavirus es un absurdo y que haya revistas “pirata” que vendan por esa idea hace mucho daño al respeto por la ciencia”. ¿Queda más claro así?

    Me gusta

  6. Ivan
    24 julio, 2020 a las 22:01

    le dan mas credibilidad a lo que diga cualquier “Famoso”, a lo que diga un cientifico. Que tristesa.

    Me gusta

  7. Doc
    24 julio, 2020 a las 22:16

    Muy curioso tambien que se descubran nuevas formas de afectacion por ondas electromagnéticas de alta frecuencia Hace poco en divulgacion lei como se sorprendieron descubriendo que afectaban como onda de choque. Uau!

    Sería una buena idea hacer una lectura más sosegada del artículo, francamente.

    Me gusta

  8. rebichos....
    25 julio, 2020 a las 11:26

    Manuelbi Doc apoyo completamente en que relacionar coronavirus y 5G no tiene mucho sentido. Y en el artículo, pero les he añadido lo que me parece de interés a criticar de tecnologías de comunicacion.
    Los riesgos a los que me refería para nada son de coronavirus.
    Quizás ya con la aclaracion así ustedes relean mi comentario anterior con ojos sosegados y animados
    salud y buenas entradas

    Me gusta

  9. rebichos....
    25 julio, 2020 a las 12:06

    Aquí la divulgacion que les comentaba, enlace a publicacion de estudio en rev. nature via amazings
    ruego disculpen mis dificultades con teclado 🙂 me cuesta mucho y fallo con dedoted
    Pero como decía, no creo que sea lo importante. Aunque se descubriera que afectan a la salud como sea las telecomunicaciones y montones de radiaciones pegadas a cuerpo o dentro de casa con smatphonesno o similares.
    aka via amazings
    https://noticiasdelaciencia.com/art/38414/peligro-de-la-radiacion-en-la-banda-del-terahercio-para-la-salud
    que cita
    “Propagation of THz irradiation energy through aqueous layers: Demolition of actin filaments in living cells”
    https://www.nature.com/articles/s41598-020-65955-5?error=cookies_not_supported&code=bbcdb6b4-b34d-4fe4-8ed4-fa68d385cd11
    este lo he mirado solo abstract, pero es bien curioso, por el mecanismo bilogico o de radiacion.
    pero a 5G le queda lejos de thz… aunque quien sabe que se puede decubrir. Incluso pueden buscar si es bueno para descontacturar lesiones viejas
    saludni bones ones 😉

    Me gusta

  10. 25 julio, 2020 a las 12:49

    rebichos

    ¿conoces la diferencia entre un megahercio y un terahercio? Una pista: repasa los prefijos del sistema métrico decimal.

    Me gusta

  11. 25 julio, 2020 a las 13:34

    Rebichos (AKA un montón de alias más):
    1. Ese articulo no es de la revista Nature (IF 43), sino de Scientific Report (IF 4.5). La diferencia de evaluación es brutal, así como la diferencia y trascendencia de los trabajos publicados en ella. No es sencillo conocer científicos que hayan publicado en Nature, pero sí hay muchos que lo hemos hecho en SR. Por sí mismo eso no quita validez al contenido, pero sí novedad/impacto en lo que cuenta. ¿Ves a dónde voy?
    2. Como dice Ateo, mira lo que implica THz (repasa unidades). La frase “beber agua es peligroso” parece una tontería, pero puedo demostrarte que beber 50 metros cúbicos de agua es perjudicial para la salud humana. Pero quien sabe, igual ese dato te hace plantear que a la larga beber agua es perjudicial 😉

    Me gusta

  12. Abraham
    28 julio, 2020 a las 9:23

    Ciertamente que dejen pasar este tipo de artículos como científicos no ayuda, pero no creo que ese sea el origen del descrédito que está viviendo la ciencia.

    Hace un par de siglos, con la ciencia se descubría algún aspecto nuevo de cómo funciona el universo, y con el conocimiento surgían nuevas tecnologías y nuevas fuentes de energía. Ahora las fuentes de energía están en declinamiento y las nuevas tecnologías parece que no aportan muchas más ventajas, o al menos no al nivel que supuso la lavadora, el coche y el televisor. Veamos, coches que se conducen solos, asistentes conversacionales, juegos de realidad virtual, videoconferencias, cohetes espaciales reutilizables… Realmente la última invención tecnológica que ha supuesto un cambio en nuestras vidas ha sido el smartphone. Es estar conectado las 24 horas, con toda la información del mundo al alcance de la mano en unos pocos segundos y aplicaciones para casi todo: navegar, comprar, llevar la agenda, compartir coche. Y sin embargo, no parece que llevemos mejor vida que la de nuestros padres. Más bien parece que nos hemos hecho esclavos del móvil que además hay que renovarlo cada par de años.
    Salvo por los avances en medicina, pocas nuevas tecnologías están mejorando las vidas de la gente. La tecnología no es la ciencia, pero es lo que la gente evalúa. Es decir, seguro que descubrir el bosón de Higgs fue un gran logro, pero si no tiene aplicaciones reales a la gente le importa bien poco. La edición genética podría ser el próximo gran logro de la ciencia y la tecnología, aunque de momento poco ha trascendido que sea realmente disruptor.

    En definitiva, si con más ciencia no se están mejorando mucho nuestras condiciones de vida, ¿para qué seguir con el progreso? Mejor buscar una religión / filosofía que le dé sentido a nuestras vidas, o alguna magufada que nos haga sentir mejor ahora que nuestras condiciones materiales parece que no van a mejorar mucho. Ni siquiera será una decisión racional, más bien una reacción social. Obviamente es irracional porque a poco que lo pienses, si conoces mejor la naturaleza podrás diseñar mejores tecnologías, y el conocimiento siempre suma aunque sea poco. La mala ciencia no engaña a los buenos científicos ni a los buenos ingenieros, sólo al público lego en la materia.

    Me gusta

  13. Jorge Pérez
    6 agosto, 2020 a las 11:15

    Creo que la prueba más válida de la veracidad de la nota es que el artículo en cuestión ( “Tecnología 5G e inducción del coronavirus en células de la piel”) ya no existe porque la propia revista lo ha retirado de circulación por:
    “Este artículo ha sido retirado a petición del editor. Después de una investigación exhaustiva, el Editor en Jefe se retractó de este artículo, ya que mostraba evidencia de una manipulación sustancial de la revisión por pares.”

    Retirada de la publicación Agentes Homeost de J Biol Regul
    . 2020 16 de julio; 34 (4). doi: 10.23812 / 20-269-E-4R. En línea antes de la impresión.
    RETIRADA: Tecnología 5G e inducción de coronavirus en células de la piel.
    M Fioranelli 1, Un sepehri 1, MG Roccia 1, M Jafferany 2, OY Olisova 3, KM Lomonosov 3, T Lotti 1 3
    Afiliaciones expandir
    PMID: 32746604 DOI: 10.23812 / 20-269-E-4R
    Resumen
    Este artículo ha sido retirado a petición del editor. Después de una investigación exhaustiva, el Editor en Jefe se retractó de este artículo, ya que mostraba evidencia de una manipulación sustancial de la revisión por pares.

    Copyright 2020 Biolife Sas. http://www.biolifesas.org.

    Retracción de
    RETRACTADO: Tecnología 5G e inducción de coronavirus en células cutáneas.
    Fioranelli M, Sepehri A, Roccia MG, Jafferany M, Olisova OY, Lomonosov KM, Lotti T.
    J Biol Regul Homeost Agents. 2020 16 de julio: 10.23812 / 20-269-E-4. doi: 10.23812 / 20-269-E-4. En línea antes de la impresión.
    PMID: 32668870 Retraído.

    Me gusta

  14. Eduardo Baldú
    9 agosto, 2020 a las 11:52

    Es cierto que se tiende a confundir ciencia y tecnología, y es cierto que la tecnología aplicada a la vida cotidiana tiene una mayor incidencia en la opinión pública. Pero también es verdad que existen condicionantes perversos que influyen notablemente en la opinión que se genera en la gente. Uno de los problemas es que los sistemas educativos (y el consiguiente nivel de entendimiento de la ciencia, y también de la tecnología) es pobre, muy pobre. Si no existe un esfuerzo personal para intentar entender la ciencia y sus avances, las bases educacionales son totalmente insuficientes (No estoy hablando de convertirse en un científico, solo de tener una visión básica de la ciencia y su evolución). Eso impide ser consciente de la relación entre investigación básica y avances tecnológicos. Muchos de los avances tecnológicos de que hoy disponemos, son consecuencia de la investigación en ciencia pura. Una frase muy frecuente, y totalmente errada, es afirmar que las enormes cantidades de dinero gastadas en investigación básica no sirven para nada y serían más rentables en investigación aplicada. No se enteran que esa investigación básica nos abre las puertas, a veces directamente y a veces indirectamente, a modelos técnicos de gran utilidad.
    El otro gran problema es que el desarrollo de la técnica no busca ayudar y simplificar la vida de la gente. Lo que busca es crear negocio, y con el ingresos de tales beneficios económicos para una parte reducida de la sociedad. De ahí que buena parte de las nuevas tecnologías no aporten, realmente, nada realmente útil a la sociedad. Solo nos inducen al gasto para “estar al día” con los “avances tecnológicos” (¿Cuántas personas utilizan realmente el 100% de las posibilidades que ofrecen los actuales artilugios tecnológicos y cuántas apenas llegan a un 10% o 20%?). De hecho, para inducir a dicho gasto, hace ya años, se desarrolló la llamada obsolescencia programada, para que nos veamos obligados a sustituir los distintos artilugios de forma periódica (Y se optó por encarecer tanto la reparación que resultara más económico comprar un elemento nuevo que repararlo. Enorme error que nos ha llenado de mierda el planeta).
    La relación entre el 5G (sea o no útil, sea o no necesario) y el coronavirus es una gilipollez. Una cosa a la que nadie parece prestar atención es que en realidad las bandas de frecuencia a las que se refieren, ya están en uso. De ahí la necesidad de resintonizar nuestros televisores para dejar ese espacio libre a los móviles. Así pues, no vamos a empezar a emitir en esas bandas. Hace ya mucho tiempo que las estamos utilizando. Es más, uno de los condicionantes del 5G es que debe estar dotado de una gran densidad de antenas ya que sus emisiones son de baja potencia. Por el contrario, las señales de televisión (en las mismas frecuencias) no contaban con tal densidad de antenas, y por tanto la señal emitida debía ser necesariamente más potente. Pero en todos estos años nadie la ha vinculado a ningún efecto colateral.

    Me gusta

  15. Far Voyager
    10 agosto, 2020 a las 8:42

    Una pregunta para los de aquí: ¿es cierto que las vacunas pueden matar a algunas personas?. No soy antivacunas en absoluto, pero tengo cerca a un (…) que afirma que eso ha pasado a veces cuando le he comentado que me voy a poner la vacuna del COVID nada más salir, por tener gente mayor cerca y no querer contagiarla si llegara el caso.

    Me gusta

  16. 10 agosto, 2020 a las 14:44

    Yo el único caso que conozco fue el ensayo clínico para una vacuna contra el virus respiratorio sincitial humano que se realizó en 1967, ensayo que se paralizó porque el preparado hacía empeorar a los niños y dos de ellos fallecieron.

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4783420/

    De todas formas con las vacunas pasa lo mismo que con los cinturones de seguridad de los coches. Si buscas y profundizas lo suficiente lo mismo encuentras que hubo un caso en Escocia hace 5 años y otro en Malasia en 1990 en donde llevar puesto el cinturón fue perjudicial y esas dos personas murieron por “ahogamiento” al dar una vuelta de campana el respectivo vehículo. Pero utilizar unos pocos casos absolutamente aisalados como argumento anti-cinturón solo demostraría la más ignorante estulticia, puesto que esta medida de seguridad salva miles de vidas todos los años.

    Es muy curioso que las vacunas sean el único caso en el que los “puristas” exigen no ya el 100% de seguridad, sino el 200%. Si esas pegas se le pusiera a cualquier invento, producto o servicio del complejo mundo moderno tendríamos que tirar toda la tecnología actual y volver a las cavernas porque un par de smartphones a los que les ha explotado la batería acabarían con la telefonía móvil, el fallo de los frenos de tres coches impedirían el tráfico rodado mundial, una intoxicación con el resultado de 100 afectados y un par de muertos acabarían con toda la industria alimentaria y los relativamente frecuentes accidentes aéreos exigirían la conversión de todos los aeropuertos del mundo en pistas de patinaje, siempre y cuando no se matara nadie en su recinto por llevar patines.

    Me gusta

  17. 10 agosto, 2020 a las 14:53

    Por cierto la vacuna contra la viruela, que recibimos todos los que tenemos ya una edad y que permitió erradicar una enfermedad que tan solo en el siglo XX había matado a más de 300 millones de personas hoy en día no se podría comercializar. Ello es así puesto que con los años diversos estudios en epidemiología han inferido que producía alrededor de una muerte por millón de vacunados sanos. Como se vacunó a unos 5.000 millones de personas, entonces es “responsable” de unas 5.000 muertes. Eso sí, a cambio desde hace ya más de medio siglo nadie más a vuelto a sufrir y sobre todo a morir de esta terrible enfermedad. Pero haber paralizado la vacunación universal por estas muertes pienso que hubiera sido no sólo irresponsable sino directamente punible.

    Me gusta

  18. 10 agosto, 2020 a las 17:05

    Sí, Far Voyager, las vacunas han matado gente. Es un hecho ligado a la vida, todo lo que nos rodea, todo lo que entre en contacto con nosotros nos puede matar. Hay algunos motivos por los que una vacuna puede matar: (i) tienen que ser conservadas y manipuladas adecuadamente. Muchas de ellas se inyectan, y cualquier cosa inyectada, si no se hace bien puede matarte. Los mayores problemas con las vacunas proceden de lotes mal conservados o de personal que no las ha manejado con pericia. La conservación de una vacuna es muy importante, y no deben usarse más allá de la fecha de caducidad de su lote. Uso como ejemplo comparativo la tortilla, si los huevos no se conservan y se manipulan bien y la tortilla no se prepara a la temperatura adecuada puedes acabar ocasionando una salmonelosis letal. (ii) En ocasiones se producen lotes defectuosos, y eso en un inyectable es muy peligroso. Lo mismo puede ocurrir con otro medicamente o la pieza de un coche. (iii) Somos miles de millones de personas de dos sexos, y múltiples etnias. Esa gran diversidad hace que la respuesta ante fármacos sea diversa y encontrar la dosis adecuada en ocasiones es un quebradero de cabeza. Por ello, de manera difícil de predecir, ocurren reacciones alérgicas que pueden llegar a ser letales.

    He presentado los 3 problemas más comunes que pueden presentar las vacunas. Si me preguntaras si los aviones, el azúcar, los coches, los meteoritos o las aspirinas pueden matarme también te presentaría hipótesis plausibles (documentadas) de su letalidad. Lo importante es tomar la balanza y mirar el riesgo/beneficio. En el caso de un avión todo el mundo parece tener claro que para transportar 100.000 personas de Nueva York a San Francisco es mucho más seguro hacerlo en aviones que en coches. Y si alguien lo discute con vehemencia sólo se nos ocurre pensar que sus argumentos están ligados al miedo a volar, que es una fobia muy extendida y para la que hay tratamiento. Y pensamos así porque los números lo demuestran, la aviación es uno de los medios más seguros. Igual ocurre con las vacunas, está más que demostrado que es más seguro vacunarse que no hacerlo. De hecho el número de fallecidos por los efectos secundarios por una vacuna es extremadamente bajo, y esa cifra mejora día a día, al incrementarse los controles. El número de fallecidos por enfermedades infecciosas al año es enorme, de lo que nos lamentamos es que para muchas de esas infecciones no exista vacuna aún.

    Creo que en el fondo hay dos puntos importantes en el miedo a las vacunas: (i) Dejando de lado los motivos ligados a fundamentalismos religiosos, ese miedo se plantea en zonas donde, precisamente gracias a las vacunas, existe inmunidad de grupo. Si no existiese vacuna contra la polio te aseguro muchos antivacunas estarían rogando por ella, sólo hay que recortar los niños que quedaron deformados y paralizados por esta terrible enfermedad; (ii) Pasividad: parece que no vacunando no se toma una decisión activa, sin embargo lo es, y muy importante. Dejar de hacerlo significa que cualquier perturbación en la inmunidad de grupo (un viaje, la entrada de personas de otras partes del planeta infectadas o disminución de la propia inmunidad grupal debido a que una fracción de la población decide no vacunarse) puede acarrear brotes epidémicos de enfermedades que dábamos por olvidadas desde hace décadas. A casos recogidos en la prensa me remito.

    No creo que haya ningún descubrimiento médico que haya salvado tantos millones de vidas como las vacunas y los antibióticos. Los segundos están en riesgo por la capacidad de las bacterias a desarrollar resistencias. Lo único que podría poner en riesgo a las vacunas es la capacidad de los humanos a cometer grandes estupideces.

    Me gusta

  19. Eduardo Baldú
    10 agosto, 2020 a las 21:17

    Creo que Manuel lo expone de forma muy clara cuando dice “Lo importante es tomar la balanza y mirar el riesgo/beneficio”. Lo cierto es que casi cualquier cosa puede matarnos, incluso aquellas cosas que pueden parecernos de lo más inofensivas.
    Todos los productos farmacéuticos, todos los medicamentos tienen un cierto riesgo (incluso esa simple aspirina que nos tomamos sin pensar cada vez que tenemos dolor de cabeza). Lo importante no es que exista el riesgo, lo importante es que este riesgo está más que compensado por los beneficios que conlleva. La evidencia de lo errónea que es la postura de los antivacunas está en el hecho constatado que cuando esas posturas tienen éxito en una comunidad, la enfermedad que previenen se dispara con consecuencias graves para las personas.

    Me gusta

  20. Far Voyager
    10 agosto, 2020 a las 21:49

    Gracias a los dos. El tipo, mayor ya, no es un conspiranoide que yo sepa -sí un tipo insoportable, pero que es escoger entre buscar trabajo sin encontrarlo o buscar trabajo sin encontrarlo y encima sin un duro-. Imagino que sería lo que comentáis, desde algún lote defectuoso a reacciones alérgicas porque cada cuerpo es un mundo, y que lo oyó de pasada.

    En fin, de cabeza a vacunarse cuando esté disponible. Los linfocitos B y T tienen que ganarse la paga.

    Me gusta

  21. 12 agosto, 2020 a las 2:49

    Hacia tanto que no aspaba por aquí, os leo y quedo super contenta que todavía puedan encontrar tiempos para escribir cosas tan interesantes y darle palo a la divulgación NO científica Gracias por estar y en especial me alegra leerte Manuel. Beso a todos

    Me gusta

  22. loren
    15 agosto, 2020 a las 12:41

    hablando de ciencia y coronavirus, hay informes que vienen a probar, contradiciendo las recomendaciones oficiales, que el uso de las mascarillas para prevenir una enfermedad por virus respiratorio no sirven por ejemplo en este estudio https://vixra.org/pdf/2006.0044v1.pdf, ¿cómo se puede entender que se nos recomiendo el uso sistemático de mascarillas si se sabe que no sirven para proteger contra este tipo de infecciones?

    Me gusta

  23. loren
    15 agosto, 2020 a las 12:56

    el articulo en cuestion sobre 5G y coronavirus se retiró:
    This article has been retracted at the request of the Editor. After a thorough investigation the Editor-in-Chief has retracted this article as it showed evidence of substantial manipulation of the peer review.
    ¡aquí sí que funcionó la potencia de la ciencia!

    Me gusta

  24. 15 agosto, 2020 a las 13:29

    “¿cómo se puede entender que se nos recomiendo el uso sistemático de mascarillas si se sabe que no sirven para proteger contra este tipo de infecciones?” Quizás porque han aparecido múltiples publicaciones demostrando la eficacia de las mascarillas contra el SARS-Cov2 [un ejemplo en The Lancet, hay muchas más si consultas PubMed: “Face mask use could result in a large reduction in risk of infection (n=2647; aOR 0·15, 95% CI 0·07 to 0·34, RD −14·3%, −15·9 to −10·7; low certainty), with stronger associations with N95 or similar respirators compared with disposable surgical masks or similar (eg, reusable 12–16-layer cotton masks; pinteraction=0·090; posterior probability >95%, low certainty”. Eye protection also was associated with less infection (n=3713; aOR 0·22, 95% CI 0·12 to 0·39, RD −10·6%, 95% CI −12·5 to −7·7; low certainty). Unadjusted studies and subgroup and sensitivity analyses showed similar findings. https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)31142-9/fulltext), así como han aparecido otras demostrando que los efectos sobre pacientes sanos es nulas (ni disminuye la saturación de O2 en sangre ni tiene efectos perniciosos para la salud).

    Me gusta

  25. 15 agosto, 2020 a las 13:37

    Loren, además yo me pregunto Loren: si las mascarillas no sirvieran de nada contra enfermedades del sistema respiratorio y causaran graves molestias, eso sería algo más que conocido por todos los médicos, ¿no? ¿Por qué los médicos piden sistemáticamente mascarillas para trabajar con pacientes infecciosos, acaso están peor informados que tú?

    Me gusta

  26. 15 agosto, 2020 a las 16:13

    El “articulo” que ha puesto Loren es un simple pdf que no ha sido publicado en ninguna revista científica y yo ya empiezo a estar un poco harto de esos pseudoestudios que copian la forma (pero por supuesto no el fondo) de lo que es en realidad un verdadero artículo cientifico.

    Me gusta

  27. 15 agosto, 2020 a las 18:27

    Como bien sabes, llevo muchos años dedicándome a la divulgación científica, con etapas más o menos activas dependiendo del tiempo libre que me deje mi trabajo. En ese período me he encontrado desde grandes divulgadores que hacen un trabajo de alta profesionalidad hasta auténticos seres nocivos para la sociedad que, con diferentes motivos espurios que van desde su simple autopromoción (la pelea por la fama momentánea que tanto asemeja las redes sociales con la eyaculación precoz) hasta razones dinerarias, llenan la red de información falsa que confunde a quienes de forma legítima busca información en un medio que consideran como válido.

    En las últimas semanas me estoy encontrando con negacionistas del SARS-Cov2 (y con esto no digo que Loren lo sea) que emplean exactamente los mismos argumentos que los negacionistas del VIH. La verdad es que los primeros avances en la lucha con el SIDA tuvo diversas etapas oscuras, quizás la más sonada fueron las intrigas de Robert Gallo para que, de forma ilegítima, su nombre apareciera junto a los descubridores del VIH. A esto le acompañó el hecho de que el SIDA afectó en su origen principalmente al colectivo homosexual, con lo que se estigmatizó una enfermedad vírica que cualquier ser humano puede padecer. Alrededor del VIH aparecieron primero disidentes y posteriormente negacionistas, a los cuales se unieron homófobos que estuvieron encantados de que el estigma sobre la enfermedad prevaleciera y las inversiones contra la enfermedad y sus consecuencias sociales se mantuvieran en el mínimo posible. Conforme pasaron las décadas las pruebas acumuladas son tan contundentes que pocos científicos aún disientes de la participación del VIH en el SIDA, aunque la masa de fieles a la teoría negacionista sigue presente, incluso cuando se observa que desgraciadamente algunos de ellos ya no están entre nosotros por haber muerto precisamente de SIDA.

    Lo más curioso es lo que aconteció luego: algunas personas, incluyendo a virólogos sin ninguna autoridad científica que se lanzan a conspiraciones mucho más profundas. Un ejemplo paradigmático es Stefan Lanka, un virólogo alemán con 3 publicaciones científicas tan “notable” que es citado en la Wikipedia. Pero esa cita no se debe a su trabajo de investigación, él simplemente aisló un virus de un alga marina durante su trabajo doctoral, algo que hacen a diario miles de virólogos en el mundo sin merecer ninguna reseña (más allá de las publicaciones científicas que le reporte). Por lo que conocemos a Lanka es por llenar espacios negando la existencia del VIH, y posteriormente negando la existencia de otros muchos virus patógenos humanos. Al final ha acabado unido a la Nueva Medicina Germánica, un método pseudocientífico de tratar el cáncer, en la tiene sus intereses económicos.

    La estrategia usada por Lanka para criticar el trabajo hecho con virus patógenos humanos ahora es empleada en negar el SARS-Cov2, así como la búsqueda de tratamiento y vacuna para la Covid-19. Hay legiones de seguidores, muy activos en la redes y con creciente influencia en la sociedad. Hablan en medios de comunicación de masas sin que nadie confronte sus discursos, se aprovechan de la existencia de revistas “pirata” para publicar sus elucubraciones sin pasar por un riguroso control científico, saben de la escasa cultura científica de la sociedad por lo que emplean jerga que suena profesional. En realidad su discurso no es más que un conjunto de medias verdades y grandes falsedades que tienen como único propósito presentar desinformación. Existen múltiples páginas web y comentarios en páginas científicas o noticias de periódicos que postulan sobre la inexistencia del coronavirus, la inutilidad de las mascarillas, la no necesidad de una vacuna, la incapacidad de los asintomáticos de trasmitir la enfermedad, etc. Todo ello repitiendo los mismos enlaces, documentos y videos de otros muchos foros (Facebook, YouTube, Twitter….).

    Cuando empezó la pandemia ya planteé que algo iba a pasar y de hecho ocurría, pero esos iluminados no encontraban su caja de resonancia ya que teníamos las UCIs llenas de enfermos. Incluso salíamos a aplaudir cada día a los sanitarios por su dedicación. Ahora todo eso se ha olvidado y, cual seres ingratos, muchos de los que aplaudían hacen todo lo posible para que las urgencias vuelvan a llenarse. Lo interesante es que al demorarse la vacuna y comprobarse que el virus sigue igual de activo y que una segunda ola, si no se gestiona bien, nos podría llevar a otro confinamiento, aquellos que asocian su ruina económica con dicho repliegue apoyan claramente a estos negacionistas: les están dando alas en los medios y en la redes para que nos invadan con sus dislates. De los primeros mensajes de cerebros mal amueblados como los de Trump o Bolsonaro (que lo hacían para no paralizar la economía de su países costase los muertos que costase), ahora hemos pasado a similares opiniones en boca de famosos periodistas, cantantes, toreros, empresarios de hostelería, etc. La prevención de estas personas en materia económica es perfectamente legítima, pero saben que en un combate salud-economía podrían salir mal parados. Por ello necesitan aliados, y qué mejor forma que dar un púlpito a los que siembran la cizaña sobre la necesidad de medidas de prevención y estar prevenidos ante lo que parece venirnos encima. Mientras unos juegan a llenar las redes sociales de información errónea, otros pueden encontrar en ese comportamiento una tregua a sus pérdidas, aunque eso suponga volver a poner a países al límite de su capacidad sanitaria.

    Me gusta

  28. Far Voyager
    16 agosto, 2020 a las 19:50

    Personas, sin mascarilla ni distancia, protestan en Madrid contra las medidas antiCovid

    [link de El Mundo eliminado por los polémicos derechos de autor]

    Sin comentarios, salvo que tenemos un nuevo foco de infecciones.

    Me gusta

  29. 16 agosto, 2020 a las 22:46

    La pena es que no se haga un listado oficial de estos descerebrados y cuando enfermen pues ajo y agua y por supuesto nada de ocupar una cama hospitalaria. Que la selección natural siga su curso. Aunque al ser una enfermedad contagiosa tampoco se les puede dejar ir por ahí expandiendo la epidemia.

    Me gusta

  30. Far Voyager
    17 agosto, 2020 a las 10:54

    Según la radio hoy, la Delegación del Gobierno va a identificar a todos los que iban sin mascarilla y sin respetar la distancia de seguridad para multarles. Ayer cuando hablaban de ellos en el boletín de noticias estaba aparte de hostilidad a los medios lo típico: las tonterías de Bill Gates y el 5G, antivacunas, ignorancia de la gente entrevistada, y apuesto que no pocos terraplanistas y gente similar.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: