Inicio > Astronomía, Biología evolutiva, Ciencia, Escepticismo > La aburrida película del creacionismo

La aburrida película del creacionismo


Los religiosos, independientemente de su particular creencia, afirman sin rubor intelectual alguno que un Universo que tienen la inimaginable edad de más de 14.000 millones de años y un tamaño de alrededor de unos 93.000 millones de años luz ha sido “inteligentemente” creado únicamente para el gozo y disfrute de unos monos con poco pelo, bastante cabezones y con un ego desmesurado que habitan en una insignificante mota de polvo cósmico suspendida en un vacío casi infinito.

Y quizás para mostrar en toda su patética extensión la prepotente ignorancia que destilan estas creencias, provenientes de los tiempos más remotos y de las profundidades más irracionales de la psique humana, bien puede valer un símil cinematográfico.

Imaginemos una película de tres horas de duración, en la cual únicamente salieran borrones sin sentido y ruidos varios durante los primeros 135 minutos. Después, empezarían a aparecer poco a poco unos pequeños puntos, primero escasos y luego cada vez más numerosos hasta llegar al minuto 167, en donde los fotogramas mostrarían los primeros objetos (al principio muy simples y luego estos objetos irían siendo cada vez más elaborados). Y así poco a poco llegaríamos al último minuto del metraje, después al último segundo y ya en el ultimísimo milisegundo final de la cinta cinematográfica aparecería un brevísimo y casi imperceptible flash en donde se vería por primera y última vez la fotografía de dos actores, por ejemplo Robert Redford y Sofía Loren.

¿Habría algún productora cinematográfica en el mundo con la suficiente indecencia para poner en los títulos de crédito de este film experimental está “protagonizado por Robert Redford y Sofía Loren” y así intentar atraer a los espectadores a las salas de cine?

Pues este falaz comportamiento, que daría lugar a una revuelta en todos los cines en donde se proyectara este insulso film con el público pidiendo (justificadamente por cierto) a voz en grito la devolución del dinero pagado en la entrada y saliendo de la sala con intenciones de poner una denuncia en el juzgado por publicidad engañosa, es con el que quieren seguir estafando los profetas de todo tipo y condición al siempre supersticioso rebaño humano.

P.D.:

Esta entrada es una reelaboración de otra publicada hace algún tiempo en mi blog personal y que difundo en CyD para dar más visibilidad a la idea.

Entradas relacionadas:


  1. Jacinto
    1 agosto, 2020 a las 11:38

    Bueno, no todos los religiosos cuestionan la edad de la Tierra, la iglesia católica, con más diplomacia, acepta tanto la evolución como la edad científica de la tierra siempre y cuando se reconozca a su Dios como el principio y la causa.

    Como tantas cosas que eran verdades eternas en mi infancia ahora dicen que son “metáforas” (incluido el mito del pecado original) resulta que lo de Adan y Eva es una “metáfora” y no es pecado admitir que la aparición de los primeros humanos fuera a través de una evolución causada y dirigida, faltaría más, por Dios.

    No, no me preguntéis por las contradicciones e inconsecuencias teológicas que este sesgo actual supone porque como dice el Astete «eso no me lo preguntéis a mí, que soy ignorante; doctores tiene la Santa Madre Iglesia que os sabrán responder». Además los creyentes de cualquier religión necesariamente adolecen de cualquier espíritu crítico, así que para qué se van a molestar.

    Me gusta

  2. c
    1 agosto, 2020 a las 12:13

    hay qe ver como se conserva la Sofia !!!!…ni Madonna !!

    Me gusta

  3. Jorge Mario
    1 agosto, 2020 a las 15:15

    Son 3 horas de duración, no 2.

    Me gusta

  4. 1 agosto, 2020 a las 17:36

    Correcto, corregido.

    Me gusta

  5. Rawandi
    2 agosto, 2020 a las 11:12

    Jacinto, es verdad que la Iglesia católica ha progresado en el último siglo: ya no defiende oficialmente la inmovilidad de la Tierra, ni el antievolucionismo, ni el universo de menos de diez mil años. Todo eso está muy bien. Sin embargo, me temo que la Iglesia nunca aceptará ver como una metáfora el pecado original, pues este último constituye un dogma crucial. De hecho, forma parte del dogma de la Inmaculada Concepción, según el cual la virgen María fue concebida sin la mancha del pecado original.

    Hace unos meses mencioné el caso de genetista anglicano R. J. Berry, quien pese a ser un notable evolucionista, se obstinaba en seguir creyendo en el pecado original: “Toda la humanidad” fue “desheredada” por el “pecado de Adán”.

    https://lacienciaysusdemonios.com/2020/05/21/como-hacerse-millonario-repitiendo-los-mismos-viejos-y-erroneos-argumentos-religiosos/#comments

    Me gusta

  6. 2 agosto, 2020 a las 11:26

    La iglesia católica es maestra en la estrategia del dios de los huecos. Aunque tarde varios siglos, acaba aceptando a regañadientes los avances científicos y se escuda en las “metáforas” de la Biblia para evitar las contradicciones entre los nuevos descubrimientos y sus dogmas heredados.

    El problema es que en este constante recular acaba sin dogmas. Si Adán y Eva son una metáfora, una licencia poética entonces no existió el pecado original, ni la justificación de la primera venida de Jesucristo para purgar ese pecado. Y a tomar vientos todo el andamiaje teológico del cristianismo:

    https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2015/08/son-compatibles-evolucionismo-y.html

    Y así lo han entendido los “verdaderos” cristianos, ya que si se acepta el darwinismo el cristianismo se derrumba hasta sus cimientos:

    https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2014/04/por-una-vez-y-sin-que-sirva-de.html

    Me gusta

  7. Eduardo Baldú
    2 agosto, 2020 a las 12:19

    Las incongruencias de las religiones enfrentadas a la realidad científica, no dan margen a estas para autojustificarse. Si nos limitamos a las creencias judeocristianas y musulmanas (Las tres religiones tienen la misma base, más los textos particulares de cada una) por ser las más influyentes en nuestro entorno, es evidente que el texto fundamental común (la biblia) carece de cualquier credibilidad, a la vista de los sucesivos avances científicos. Después depende de cada secta en cuestión, la flexibilidad que pueda tener ante el avance de los conocimientos científicos. Unas, como la católica, son más flexibles a riesgo de entrar en contradicciones cada vez más evidentes y autodestructoras, pero que les permiten mantener una actitud supuestamente abierta a la sociedad y sus avances. Otras se apegan al dogmatismo más puro, como medio de mantener en vigor sus dogmas, negando, hasta el extremo que sea, la realidad. Ni unos ni otros resisten un análisis lógico y racional, demostrando sus incongruencias. Solo el apego irracional a las tradiciones, y la falta de una cultura analítica y racional generalizada en la sociedad, permiten que aún una parte más que considerable de la sociedad siga subyugada por la irracionalidad religiosa.

    Me gusta

  8. Jacinto
    2 agosto, 2020 a las 20:21

    Rawandi, a ver, explicar esto a una mente racional es muy complicado, lo intentaré lo mejor que pueda.

    Sí, eso es un hecho: El Pecado original es la base fundacional de todos los cristianismos porque sin el Pecado Original no haría falta redención y sin La Redención todo el mito de Jesucristo carece de propósito. Resumiendo, sin Pecado Original no puede existir el cristianismo.

    Pero otro hecho es que el papa JP II (y antes Pío XII) dijo que «…se puede decir que, desde el punto de vista de la doctrina de la fe, no se ven dificultades para explicar el origen del hombre, en cuanto cuerpo, mediante la hipótesis del evolucionismo…» (fíjate, “hipótesis” no teoría, es que son la pera).

    Y la Conferencia Episcopal Alemana en su Catecismo Católico para Adultos dice: «… A este propósito, el magisterio de la Iglesia afirma que no está claro como semejante opinión sea conciliable con la doctrina del pecado original (DS 3897; D 2328). Hoy, sin embargo, se alude con frecuencia a que el nombre Adán, en lenguaje bíblico, no se refiere a un solo hombre, sino que es una denominación colectiva de ‘los’ hombres y ‘la’ humanidad…

    El sentido de la doctrina de la Iglesia, por consiguiente, se salvaguarda si se afirma que el género humano, que forma una unidad, rechazó ya en los orígenes la salvación que Dios le ofrecía y que la situación de pecado que de aquí resulta es una realidad universal…»

    Ya no es una sola pareja sino, por lo visto, todos a una como Fuenteovejuna. ¿Pero no era que somos la obra perfecta de un Dios perfecto. Que una pareja pecaran, vaya y pase, pero que pecaran todos?

    Así que agárreme usted esa mosca por el rabo: Ni sí ni no, sino todo lo contrario…

    Como ya dije en el anterior comentario, no me preguntéis a mi que soy ignorante, doctores tiene la Iglesia que os sabrán responder… o no.

    Me gusta

  9. Rawandi
    3 agosto, 2020 a las 14:01

    Jacinto, aunque los obispos alemanes ya no crean en Adán, fíjate que en su Catecismo siguen defendiendo la realidad histórica del pecado original. Lo único que esos obispos han cambiado es un aspecto secundario del mito: quien comete el pecado original ya no es una pareja de homininos sino un número más amplio constituido por los primeros miembros de nuestra especie: “el género humano, que forma una unidad, rechazó ya en los orígenes la salvación que Dios le ofrecía”.
    Esto no ocurre, por ejemplo, en el caso de la inmovilidad de la Tierra. La Iglesia católica condenó en 1616 la teoría copernicana y persiguió con saña a quien afirmaba el movimiento de la Tierra (por ejemplo, Galileo). Sin embargo, ahora la Iglesia ya no se aferra a la quietud de la Tierra sino que ha renunciado ‘por completo’ a esa idea. Esta renuncia total es algo que nunca podrá hacer con el dogma del pecado original, porque este dogma es demasiado importante dentro de la mitología católica.

    Me gusta

  10. Jacinto
    3 agosto, 2020 a las 16:51

    Totalmente de acuerdo, Rawandi. Necesitan el Pecado Original para mantener una apariencia de lógica interna en su disparatada fe, pero a lo que me refería es que, en lo referente a la evolución; la descendencia de la humanidad de una única pareja y la edad de la Tierra, que es de lo que se trataba, como en el caso del geocentrismo que mencionas, han cambiado de opinión. Otras muchas denominaciones cristianas sin embargo aún se aferran a lo de los seis mil años y al mundo de los Picapiedra.

    Sin duda, más que nada este “progresismo” de la ICAR es cuestión de marketing, pero que no se diga que no se les reconoce que se asoman fuera de su caverna cuando lo hacen. Era sólo una puntualización sin mayor importancia.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: