Inicio > Actualidad, Ciencia, Ciencias Sociales, Escepticismo, Magufadas, Medicina, Microbiología > Nadie como Donald Trump para aumentar el porcentaje de republicanos antivacunas

Nadie como Donald Trump para aumentar el porcentaje de republicanos antivacunas


El Presidente de los EEUU es un negacionista y un conspiranoico de libro y muchos de sus seguidores y votantes comparten sus disparatadas ideas. Ahora bien,  ¿Trump simplemente representa las opiniones de sus votantes sin modificarlas o es capaz de exacerbar el disparatado motor anticientífico de sus votantes? Pues según un estudio realizado por investigadores británicos y australianos, el presidente del país más poderoso del mundo no sólo atrae a los antivacunas, sino que les radicaliza más si cabe en sus posturas.

Donald Trump se comporta casi como un adolescente adicto a la red social Twitter, habiendo llegado a enviar en el mismo día 142 tuits y 18 retuits, algo que según el New York Times le mantiene absorto todos los días entre las 6 y las 10 de la mañana y lo que es peor al margen de sus obligaciones presidenciales. Y entre esos más de 11.000 tuits de su hemeroteca, destacan tanto por su ignorancia como por el peligro que significa la publicidad que otorga el mandatario del país más poderoso del mundo entre las decenas de millones de sus seguidores, los mensajes sobre todo tipo de conspiraciones, anticiencia y negacionismo en todas sus variantes.

Y así, dentro de su constante enfrentamiento con la Ciencia, destaca por su peligrosidad el hecho de ser el primer presidente de los EEUU marcadamente contrario a la vacunación, de tal manera que no es infrecuente encontrar mensajes suyos en los que cuestiona la seguridad de las vacunas y las asocia con el autismo.

Por ello, un grupo de investigadores británicos y australianos quisieron estudiar la relación entre los tuits de Trump y las actitudes antivacunas. Para ello primeramente seleccionaron varios cientos de personas a las que sometieron a una serie de preguntas para identificar su afiliación política, medida como grado de conservadurismo y si habían votado o no por Trump en las últimas elecciones presidenciales. Además a los sujetos de estudio se les preguntó sobre su acuerdo o desacuerdo frente a varias conspiraciones típicas del tipo de si “la muerte de la princesa Diana no fue un accidente, sino más bien un asesinato organizado por miembros de la familia real británica a quienes no agradaba” o si “un grupo poderoso y oculto conocido como El Nuevo Orden Mundial está planeando eventualmente gobernar el mundo a través de un gobierno mundial autónomo que reemplazaría a los gobiernos soberanos”. Y finalmente, los participantes fueron interrogados sobre su posición respecto a las vacunas.

Los resultados de este primer estudio mostraron que los votantes de Donald Trump eran políticamente más conservadores (obviamente), aceptaban en mayor medida como ciertas conspiraciones varias y eran mucho más reticentes a la vacunación que aquellos que no le votaron.

Una semana después, los participantes fueron nuevamente interrogados con una única salvedad. La mitad de los mismos (el grupo de control) fueron expuestos a cuatro mensajes reales que Trump había tuiteado a lo largo de los años en los que publicitaba sus campos de golf, como por ejemplo:

* “El “Trump National Golf Club” de Los Ángeles, frente al Pacífico tiene 18 hoyos y !es precioso!

* ¡Vente al “Trump Doral” en Miami y disfruta del Campeonato del Mundo de Golf en directo!

Por el contrario, la otra mitad de los participantes leyeron cuatro tuits, también escritos por Trump, con un marcado acento antivacunas:

* “Me han demostrado que tengo razón sobre la vacunación masiva. Los doctores mintieron. Hay que salvar a nuestros hijos y su futuro”

* “Un estudio dice que el autismo está fuera de control, con un 78% de incremento en una década. Hay que parar las monstruosas vacunaciones masivas (abro hilo)”

* “Los niños pequeños sanos van al médico, reciben masivos pinchados para múltiples vacunas, no les sientan bien y cambian. AUTISMO. Muchos casos”

* “Vean lo que ocurrió con las tasas de autismo entre 1983 y 2008, una vez que los niños reciben vacunaciones masiva [link]”

Pues bien, las personas que habían leído los mensajes publicitarios del golf repitieron los mismos resultados que la semana anterior respecto a sus posiciones a favor o en contra de las vacunas, independientemente de si habían sido votantes o no de Trump. Los tuits antivacunas del presidente no modificaron la visión que tenían los individuos que no le votaron. Sin embargo los votantes de Trump, que fueron expuestos a los mensajes “tóxicos”, fueron más antivacunas que tan sólo una semana antes, mostrando que Trump podía exacerbar activamente su natural propensión a respaldar creencias infundadas.

Entonces, tal y como comentan los autores del estudio, líderes como Trump no son simples representantes de las actitudes y opiniones del grupo de sus votantes, sino que también pueden cambiar las opiniones (a peor) de ese grupo, ya de por sí radicalizado.

Y teniendo en cuenta que, como he indicado antes, Trump es un activo propagandista de las más variadas, estúpidas y a veces peligrosas “opiniones” y engaños, pues ya veremos donde acabamos todos si sale reelegido el próximo noviembre y seguimos sufriendo la pandemia coronaviral.

P.D:

Entradas relacionadas

 


  1. jacinto
    17 septiembre, 2020 a las 8:53

    Una cosa que no entiendo del mundo actual (otra) es esta polémica sobre las vacunas que yo no había visto nunca antes. Cuando yo nací la polio arrasaba el mundo (y no exagero) y recuerdo el miedo y los comentarios de los mayores, pero a muchísimos nos salvó la vacuna de Salk primero y luego la de Sabin (ambas me administraron creo recordar). Veía uno en el colegio a aquellos niños con sus armaduras en las piernas y las muletas…

    Entonces a mi siempre me ha parecido y no he tenido la menor duda de que las vacunas, como los antibióticos, como la anestesia han sido avances de la ciencia de una importancia incuestionable… Y ahora no paro de ver movimientos “antivacunas”. Si fuera solo Trump, bueno ya sabemos como es, pero se dan a nivel mundial y en el mundo desarrollado y en la era (supuestamente) de la información. Palabra que no lo puedo entender.

    Claro que tienen efectos indeseados las vacunas como absolutamente todas las medicinas potentes… Hasta las “medicinas” que recomendaba un buen amigo boticario: -Desengañate, me decía, todo lo que no se cure con café, alcohol (para bebérselo) y aspirina, di tú, malo.
    Pues hasta esas “medicinas” ;-D le caen mal a algunas personas, es inevitable, habemos gente “pa tó”.

    ¿Y si estos movimientos antivacunas fueran una estrategia de la evolución para que mueran y no se reproduzcan, si no los más débiles, sí los más tontos? pudiera ser.

    Me gusta

  2. 17 septiembre, 2020 a las 12:59

    Jacinto, siempre incluso desde el principio con Jenner hubo antivacunas. Pero cuando se observo el tremendo poder de las mismas, al dejar de ver como tu muy bien indicas sus secuelas (paralíticos por la polio, caras deformadas por la viruela, muertos…) la gente (salvo algunos incorregibles) las acepto incluso con ansia. Si les dicen en su momento a mis padres o a mis abuelos que por cualquier razón, yo y el resto de sus nietos no teníamos derecho a la vacuna seguro que el asunto hubiera acabado en el juzgado o peor.

    El problema es que ahora hace décadas que no se ven las secuelas. Yo doy clases a estudiantes de un máster en sanidad y también doy charlas divulgativas en institutos de secundaria madrileños. Y en las de vacunas siempre tenía que mostrar en la introducción los terribles daños físicos y la infinidad de muertos que acarreaban la viruela, la polio, el sarampión, etc. porque los chavales y los menos chavales pero con menos de 30 años nunca han conocido a nadie cercano, ni siquiera han tenido noticia del daño que producían estos patógenos. Solo una vez cuando estaba con esta charla, una alumna (que era pediatra y ahora cursaba el mencionado máster como especialización adicional) levantó la mano y nos contó su experiencia con un bebé que llegó de urgencias con tosferina y que no estaba vacunado, algo que la había impactado sobremanera.

    Ahora, después de la covid eliminaré esa introducción (o la reduciré drásticamente) porque todos (incluidos los adolescentes) tienen información de primera mano de lo que pasa cuando no hay una vacuna frente a un patógeno peligroso.

    También eliminaré la parte que mostraba que aunque una vacuna pudiera costar 20, 50 o 100 euros por persona eran una magnifica inversión para un país. Porque ahora mismo por ejemplo España daría con gusto y sin pestañear 40.000 millones de euros (1000 euros por habitante) a la farmacéutica que vendiera una que funcione frente a la covid. Es lo que tiene cuando te golpea de frente la realidad, que se acaban las tonterías.

    Me gusta

  3. Javier
    17 septiembre, 2020 a las 13:44

    Scientific American ha endorsado públicamente a Joe Biden. Estoy deseando ver qué van a hacer los MAGA cuando les digan que SA apoya a un pedófilo satanista comunista que cosecha drogas de niños!

    El peor enemigo de Trump y sus cultistas es la Realidad.

    Me gusta

  4. 18 septiembre, 2020 a las 6:29

    Más que preocupante: La mayoría de los españoles no se vacunaría inmediatamente contra la COVID-19. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/09/la-mayoria-de-los-espanoles-no-se.html

    Me gusta

  5. 18 septiembre, 2020 a las 10:56

    Los votantes de Trump no se creen los huracanes. Los distritos costeros azotados por el huracán ‘Irma’ fueron evacuados más por los demócratas que por los republicanos. https://advances.sciencemag.org/content/6/37/eabb7906

    Al final Trump va a ser responsable de una muy particular eugenesia a costa de sus propios electores.

    Me gusta

  6. Eduardo Baldú
    19 septiembre, 2020 a las 12:42

    En realidad, el triunfo de ciertos políticos nos dice mucho de la población de un país. Cuando hay una parte más que considerable de votantes que apoyan a políticos irracionales y/o corruptos, lo que se pone en evidencia es que los votantes que les apoyan también destacan por los mismos defectos.
    Por eso es tan difícil para una sociedad salir de esos círculos viciosos destructivos.

    Me gusta

  7. 19 septiembre, 2020 a las 13:08

    Ayer viernes y después de 4 meses de inoperancia absoluta en el tema sanitario, puesto que no se han contratado los rastreadores necesarios ni tampoco se han reforzado las plantillas de médicos y enfermeros en previsión de una segunda (y más que previsible) ola de la pandemia coronaviral, el (des)gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido tomar un conjunto de medidas de “control” (a cual más absurda e ineficaz) que no sólo no frenarán la expansión de la pandemia, sino que estigmatizarán socialmente y culpabilizarán de la epidemia a los colectivos y a los barrios más humildes de Madrid, con el peligro de que se conviertan en un gueto, como la Sudáfrica racista del apartheid. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/09/los-barrios-humildes-de-madrid-en-el.html

    Me gusta

  8. Far Voyager
    20 septiembre, 2020 a las 10:51

    Mira que me cae fatal gente ultraliberal cómo Rallo y pienso que son o ilusos o gente que solamente piensa en su beneficio o ambas cosas, pero quizás tengan su parte de razón en el sentido de que si la política fuera privatizada (énfasis en”política”) nos ahorraríamos a esperpentos inútiles como Ayuso. O eso o poner una tecnocracia.

    Lo dice alguien que también va a pasar dos semanas cómo poco divertidas esperando no encontrarse con policías que hayan tenido un mal día.

    Me gusta

  9. 20 septiembre, 2020 a las 12:56

    Esto del confinamiento (solo para descansar porque se puede salir a trabajar por todo Madrid) de los barrios obreros de Madrid es injusto, ineficaz y clasista

    ¿Alguien se puede creer que por confinar a los barrios obreros porque tienen más tasa de infectados, cuando sólo representan el 25% de los enfermos por coronavirus de la Comunidad de Madrid va a servir para detener la epidemia?

    La inepta de Ayuso y sus sicarios lo tienen claro: cuando dentro de 2 o 3 semanas toda la Comunidad de Madrid sea el centro mundial de la expansión viral, estos miserables estarán muy tranquilos porque tienen ya la cabeza de turco, esos insolidarios currantes del Sur de Madrid, que por no haberse confinado adecuadamente han propagado un virus que ya a día de hoy está totalmente fuera de control. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/09/madrilenos-en-el-gueto.html

    Me gusta

  10. 20 septiembre, 2020 a las 12:57

    Confinar barrios porque alcanzan la “mágica” cifra de 1.000 infectados por cada 100.000 habitantes y mantener abiertos otros cuya tasa es de 900 u 800 es una idea de bombero torero que demuestra que quien está al mando no tiene ni idea de inmunología, virología, epidemiología y salud pública. Porque ¿cuál es la razón científica para suponer que 1001 infectados como es el caso del barrio confinado del Pozo del Tío Raimundo en Vallecas son más peligrosos que los 944 detectados en el barrio de García Noblejas del distrito de Moratalaz, que sin embargo no ha sido confinado? Por todo ello queda meridianamente claro que el objetivo de Ayuso y sus incompetentes secuaces no es la salud pública, sino tomar algunas medidas cosméticas (para que parezcan que hacen algo) mientras dan razón a los fascistas de VOX, que llevan semanas culpabilizando a los más desfavorecidos: inmigrantes y pobres de la expansión del virus.https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/09/los-barrios-humildes-de-madrid-en-el.html

    Me gusta

  11. Far Voyager
    20 septiembre, 2020 a las 16:32

    Lo mejor es lo de las multas de 600€. Aparte de desproporcionadas, tal y como están las cosas, con gente que ha tenido que cerrar la cuenta bancaria al quedarse en paro al agotarse el subsidio y con las comisiones salvajes que han empezado a cobrar tantas entidades , me parece que muchas no se van a cobrar como no sea en sangre.

    Además, ¿Cómo va a poder justificarse alguien que trabaja en chapuzas aquí y allá pagadas en B?

    Me gusta

  12. 20 septiembre, 2020 a las 17:42

    Far

    Lo más sangrante de este asunto es que queda meridianamente demostrado que los gobernantes de Madrid parece que son extraterrestres, porque son incapaces de comprender que una ciudad como la capital de España no son veintitantos distritos estancos, sino que todo el mundo se mueve por diversos motivos: trabajo, educación, etc. de un sitio para otro. Por algo los capitalinos gastamos de media un par de horas o tres al día en desplazamientos varios, que nos hacen recorrer decenas de km aunque puede que nunca salgamos de los límites de la ciudad. Es más, está más que demostrado que los que más se mueven en la ciudad son los trabajadores más humildes, porque tienen trabajos de miseria, temporales o por horas que les hacen ir de aquí para allá como reza el viejo dicho “como puta por rastrojo”.

    Confinar a los habitantes de los barrios humildes, pero dejando que vayan a trabajar es como confinar al insigne Rodríguez de la Fuente o al viajero y presentador de TV Jesús Calleja: ¡oigan! ustedes trotamundos están confinados cuando vuelvan a su casa, pero eso sí pueden seguir viajando todos los días por motivos de trabajo a la sierra de Guadarrama, a Berlín, al Serengueti o al Amazonas. ¡Es difícil aunar tanta inutilidad e imbecilidad al mismo tiempo!

    Pero estos son los gobernantes que elige la mayoría de descerebrados de este país ¡Vamos camino de la extinción!

    Me gusta

  13. Alberto
    20 septiembre, 2020 a las 18:29

    Los confinamientos por barrios han sido eficaces en sitios donde hasta hace poco la segunda ola estaba descontrolada, y ahora estaba bajo control, como Zaragoza. La clave de su utilidad es evitar reuniones de familiares y amigos, que son la principal fuente de contagios, dado que ahí la gente se relaja, habla mucho tiempo, fuerte y a corta distancia, y se quita la mascarilla, ya que no sabe relacionarse sin comer, beber y fumar, actividades incompatibles con la mascarilla. En el trabajo hay muchos menos contagios que en esas reuniones, porque en todos los lugares de trabajo se han adoptado medidas para evitar contagios, y esto yo lo sé bien que estoy trabajando en salud laboral.

    No hay que politizarlo todo tanto. La realidad es que los inmigrantes son los principales afectados por la pandemia, y esto no es porque sean inmigrantes sino por su bajo nivel socioeconómico. El bajo nivel socioeconómico se asocia a peores niveles de salud, por menores conocimientos de salud, peores hábitos de salud, peores trabajos, peores viviendas… Lo lógico es confinar las zonas más afectadas por la epidemia, no porque sean pobres o inmigrantes, sino porque son las zonas más afectadas.

    Cierto es que no bastará con estos confinamientos selectivos para mejorar la situación. Tendríamos que aprender del ejemplo de Nueva York, que tuvo una primera ola muy dura pero no ha tenido segunda ola. En Nueva York tienen un número muy elevado de rastreadores, mientras que en Madrid es muy bajo, y han hecho una apuesta muy decidida por los espacios abiertos, mientras que en Madrid se cierran los parques, medida incomprensible. Habría que animar a la gente a ir más a los parques y menos a los bares y otros lugares cerrados. En Nueva York en los bares y restaurantes sólo se pueden utilizar las terrazas. También parece que hay una gran parte de la población que cree que el virus no se transmite entre amigos y familiares, por eso no ven ningún problema en juntarse 12 personas a celebrar un cumpleaños sin mascarilla, en sitios cerrados. Las autoridades tendrían que explicar bien cómo se contagia el virus y la importancia de no reunirse con no convivientes en lugares cerrados, especialmente sin mascarilla.

    Me gusta

  14. Pablo
    20 septiembre, 2020 a las 19:20

    Hola
    Os estais confundiendo con Ayuso. Es una persona muy capaz. Y a la vista está.
    Con lo que está haciendo, está logrando que mucha gente culpe al PSOE (aunque cuenta con la inestimable e involuntaria ayuda de Pablo Iglesias y sus seguidores y la voluntariosa ayuda de los partidos independentistas).
    Si os fijais, la política del PP de Casado es proponer acuerdos casi imposibles al PSOE, y en los pocos casos que estos últimos aceptan (como la renovación del Poder Judicial), enseguida se sacan de la manga “hechos intolerables” para no aceptar esos (sus condiciones, no nos olvidemos) acuerdos.
    La política de Ayuso en Madrid (y del PP en general) es la misma que el actual gobieno independentista catalán están haciendo: “el gobierno nos roba y no ata las manos para no poder hacer nada”.
    Saludos

    Me gusta

  15. Far Voyager
    20 septiembre, 2020 a las 19:24

    Siendo bienpensado lo harán para que nadie pierda su empleo. Siendo malpensado para ahorrarse los costes en servicios sociales con la gente que se quede tirada en la calle.

    Me gusta

  16. 20 septiembre, 2020 a las 20:31

    Madrid no es Zaragoza y la expansión de la epidemia en Madrid es prácticamente generalizada porque no hay ninguna diferencia entre los 1001 infectados/100.000 habitantes como es el caso del barrio confinado del Pozo del Tío Raimundo en Vallecas y los 944 detectados en el barrio de García Noblejas del distrito de Moratalaz, que sin embargo no ha sido confinado.

    Alberto, si de verdad trabajas en salud pública sabrás que esa ratio de 900, 800 o incluso 300 infectados en los barrios “sanos” va a crecer exponencialmente con las nulas medidas que se han tomado en el resto de los distritos madrileños: sin rastreadores, sin médicos, sin enfermeros y sin nada. Y eso aunque se exterminara a todos los habitantes de los barrios pobres va a ser verdad.

    Con las actuales tasas y con la movilidad interna de Madrid todo se va a ir a la mierda en un par de semanas, porque te recuerdo que las reuniones familiares y de amigos salvo en los 32 barrios confinados van a seguir. Pero claro, cómo les dice Ayuso a los cayetanos del barrio de Salamanca que no pueden reunirse con sus amigotes. Por cierto, seguramente la cena la preparará la chacha de Usera o Carabanchel y la persona que cuida al abuelo y a los niños durante todo el día es de Vallecas, Parla o Getafe, porque sin ellos lo mismo el problema del distrito de Salamanca es que se mueren de hambre o les acaba comiendo la mierda, porque no saben freírse un huevo.

    Que hay que ser simple o tener muy mala leche para no ver que esto es prácticamente el apartheid sudafricano: los pobres solo pueden salir de sus “homelands” para servir (servilmente por supuesto) a los intocables de los barrios ricos que como solo tienen tasas de infección de 500 o similar pues no hay problema alguno. Eso sin tener en cuenta que hay 5 barrios “menos rojos” que con tasas de más de 1.000 no han sido confinados ¡será que Ayuso sabe que allí el virus es de mentira!

    Me gusta

  17. Eduardo Baldú
    20 septiembre, 2020 a las 20:56

    No veo que hayáis considerado un elemento que, en mi opinión, tiene un gran peso en la propagación de la pandemia: el transporte público en general, y el metro en particular. Los barrios con la mayor tasa de contagios son, también, el lugar de residencia de muchos trabajadores que ejercen sus funciones en otros barrios, y para llegar a sus puestos de trabajo requieren el uso del transporte público. La práctica en el mismo es tal que es un foco de contagios, por lo que el supuesto confinamiento no es tal.
    En cuanto a la Ayuso, es una inútil total, y su jefe, el Casado, un oportunista que cambia su discurso según le conviene, aunque hoy diga lo contrario de lo que decía ayer. Es un impresentable. En cuanto a PSOE y Podemos, les faltan huevos. Llegada la presente situación en la que, a nivel político, lo único que interesa es la rentabilidad política, se impone ponerlos sobre la mesa, y si no queda otra opción, gobernar a base de decreto-ley (Tampoco sería nada nuevo. El gobierno de Rajoy utilizó este sistema para el 33,8% de las iniciativas legislativas)

    Me gusta

  18. Far Voyager
    20 septiembre, 2020 a las 21:33

    Alberto, al hablar de rastreadores supongo que sabrá de la política de Ayuso respecto a ellos -buscar ahorrarse el dinero de contratarlos buscando voluntarios (y no sé si gente en paro también, pero es otro tema)-

    En cuanto a los parques, hay uno que cruzo a veces de noche para no tener que esperar casi media hora al autobús cuando lo pierdo y raro es el día que no veo en las mesas a gente reunida sin mascarillas. O lo mismo en los bancos bebiendo, con música, etc.

    Me gusta

  19. Pablo
    21 septiembre, 2020 a las 10:46

    Me reafirmo en que la política del PP de Casado es responsabilizar de todo al gobierno.
    Es la única explicación que encuentro a que Casado esté en tan contra del estado de alarma.
    Dudo mucho que se llegue a una acuerdo entre Ayuso y Sánchez.
    Y los discotequeros y bares de copas siguen empeñados en abrir pese a ser unos de los sitios que son focos de contagio y ser totalmente prescindibles.

    Me gusta

  20. Eduardo Baldú
    22 septiembre, 2020 a las 11:03

    Volviendo a Trump, he visto la película-documental “Fahrenheit 11/9”, de Michael Moore, sobre la victoria de Trump, la total falta de moral de los políticos republicanos y la actuación tramposa de los demócratas que facilitaron dicho triunfo.
    Sinceramente acojona que en un país supuestamente democrático, la democracia brille por su ausencia, y las actuaciones mafiosas, racistas, indignas triunfen y se impongan. He llegado a la conclusión que la corrupción, la mentira, el engaño continuado de la derecha que padecemos, siendo terrible, no es nada comparado con el caso norteamericano. Algo que me desasosiega, entristece y asusta, porque, si aquí no cambian las cosas, es el futuro que nos espera.

    Me gusta

  21. Eduardo Baldú
    28 septiembre, 2020 a las 11:22

    Las últimas declaraciones de Trump, de cara a las elecciones, dejan al descubierto la verdadera naturaleza del presidente norteamericano. Amenazar con no acatar el resultado de dichas elecciones es extremadamente grave, y nos recuerda como Adolf Hitler llegó al poder absoluto en Alemania. El solo hecho de plantear tal posibilidad debería ser motivo se suspensión de funciones para el presidente, y de inmediata reflexión para un partido, el republicano, que al apoyarle, pone en cuestión toda la estructura democrática del país.
    Por otra parte, y teniendo en cuenta no solo la influencia de los EE.UU. en el mundo, sino también la creciente implantación de los partidos de la derecha más reaccionaria y proclive al modelo dictatorial, no dejan de ser altamente preocupantes las consecuencias que tales actos, en la sociedad norteamericana, pueden llegar a desencadenar en el resto del planeta. No olvidemos que negacionistas y teóricos de las conspiraciones tienen un vínculo muy estrecho con esa extrema derecha (la incultura científica o el fanatismo religioso están muy arraigados entre los partidarios de ese espectro político). Las decisiones políticas que puede tener el triunfo de tales opciones (directas en el caso del cambio climático o de la pandemia, o indirectas al desmantelar lo poco que queda de la estructura sanitaria pública y potenciar el área privada en la que prevalece el beneficio sobre las necesidades reales de la sociedad) pueden llevarnos a las condiciones para que se produzca un desastre de magnitud inconcebible. Podemos estar ante los primeros pasos de la destrucción de nuestra civilización.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: