Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo > Ha muerto Maradona ¿y a qué tanto ruido?

Ha muerto Maradona ¿y a qué tanto ruido?


Acaba de fallecer la estrella futbolística el balompié Maradona y los medios de comunicación de todo el mundo han copado sus portadas como si hubiera fallecido Dios mismo.

Y como ejemplo de esta inflación periodística sobre Maradona indicar que el diario “El País” (el supuesto líder de información en España) ha colocado 8 artículos en el encabezamiento de su web (y el resto de los medios de comunicación no le han ido a la zaga), con uno de ellos en letras de tamaño monstruoso. La misma portada de periódico lo dice todo, puesto que se come más de la mitad de la misma.

Como comparación, indicar que la muerte del genial astrofísico y cosmólogo Stephen Hawking pasó desapercibida en la portada de El País del 14 de marzo de 2018 y había que acudir a la sección de sociedad para leer una única noticia relativa a la vida del brillante científico.

Y ya si nos vamos a la Argentina, para qué contar. Los lectores han sido abrumados con infinidad de noticias sobre todos y cada uno de los detalles, por más nimios e insustanciales que estos fueran, sobre la vida, obra y por supuesto “milagros” que el Pibe de Oro vivió. La portada del periódico Clarín lo dice todo:

Por el contrario la muerte de César Milstein en 2002, ganador del Premio Nobel de Medicina en 1984 por sus investigaciones sobre los anticuerpos, esas moléculas del sistema inmune ahora tan famosas por el coronavirus, mereció tan sólo la esquina inferior derecha de la portada del día ¡y dando gracias! aunque el investigador era según el diario “un orgullo argentino”, aunque parece ser que los Oscars de ese año fueron más importantes.

Porque analizado fría y racionalmente Maradona (ese dios del balón) lo único que ha hecho en su vida es, como decía mi casi analfabeta abuela castellana (pero que rebosaba de ese cada vez más raro saber estar ancestral) dar patadas a un balón ¡y además en cueros! no es cosa digna de admiración en un varón adulto. Y ya que decir de esa caterva de prácticamente analfabetos, cuya única valía consiste en exponer sus vergüenzas de alcoba en revistas y platós televisivos, aunque ahora parecer ser que todos ellos se han convertido por la nueva magia de las redes sociales en expertos sobre la pandemia por encima de epidemiólogos, inmunólogos, virólogos y estudiosos varios en salud pública.


  1. Raúl Manuel
    26 noviembre, 2020 a las 13:57

    Buena pintura de alguna de las las miserias argentinas. Y un argentino lo dice !

    Me gusta

  2. Anónimo
    26 noviembre, 2020 a las 14:02

    Panes et Circus……aunque los panes sean a cuantagotas.

    Me gusta

  3. Estampida
    26 noviembre, 2020 a las 14:19

    Lo tengo que decir aquí porque por whattsap me liquidan. Un yonqui. Una vergüenza de ser humano fuera del campo al que solo le importaba la droga, las fiestas y el dinero. Dentro del campo lo que más se recuerda es el gol de ‘la mano de dios’, un gol que avergonzaría hasta a los benjamines por sucio.
    Le hicieron embajador de la FIFA cobrando hasta 50 mil € por evento e iba borracho y drogado a los partidos. Como seleccionador de Argentina que decir… Solo fue excepcional jugando al fútbol, y por eso se le ha consentido todo y más.
    Adiós y muy buenas. A partir de ahora nos ahorrarás tus ridículos de borrachín y farlopero en las galas y entregas de premios.

    Me gusta

  4. 26 noviembre, 2020 a las 14:38

    Hola.
    Es curioso tanta subjetividad en un análisis que pretende ser científico.

    Ningún deportista ha aportado nada a la ciencia y ningún científico o científica ha llenado estadios de fútbol para ser visto o escuchado.

    Maradona es la figura que es por lo que ha generado emocional y políticamente, en Argentina sobre todo, pero también en los lugares donde ha habido y hay alguna forma de resistencia al poder. Porque, más allá de sus cuestiones personales “privadas”, siempre estuvo en los lugares menos convenientes para él como figura deportiva. Y esa humanidad es lo que le hace una persona inmesamente querida.

    Es difícil encontrar otro ejemplo en la historia de un ser humano cuya vida privada haya estado más expuesta y haya sido tan mediatizada como la Maradona, una persona que aún teniendo su vida resuelta en términos económicos, no podía ir a ningún lado sin ser reconocido. Estaba enamorado de las playas y no podía ir a ninguna porque generaba una manifestación de gente a su alrededor. En todo caso, la crítica podría enfocarse en el negocio de las noticias antes que en las emociones que Maradona genera. Los mismos medios que hoy lo lloran, son los que antes lo defenestraban.

    Me parece una comparación caprichosa. La muerte de Hawkins, como la de Sagan en su momento, tuvieron un impacto emocional profundo en quienes amamos la ciencia y nos acercamos a ella por el trabajo que hicieron. Pero sus aportes en términos afectivos no es mensurable por la cantidad de artículos publicados al respecto de sus muertes. Lxs que amamos la ciencia no somos tantxs como lxs que aman al fútbol. ¿Desde qué lugar podemos analizar científicamente las emociones personales? ¿Cuántos científicos o científicas han hecho sentirse felices a millones de personas o han estado en todos los lugares donde había que resistir o protestar?

    La conclusión de que “la única valía de estos analfabetos consiste en exponer sus vergüenzas…” es difícil de sostener sin identificar apropiadamente el problema, que no son lxs deportistas, sino todo un entramado cultural promovido y sostenido por las empresas de comunicación para ganar dinero con ellxs.

    Maradona es la Maradona no solo por sus virtudes deportivas, sino por su profunda humanidad y por haber estado ahí donde la ciencia nunca pudo llegar, en millones de subjetividades que lo aman y lo lloran. Tal vez ese sería un tema interesante para abordar.

    Me gusta

  5. 26 noviembre, 2020 a las 14:57

    Es la primera vez, desde los años que leo La Ciencia y sus Demonios, que no sólo no estoy de acuerdo con una entrada del blog, sino que hasta me da un poquito de vergüenza ajena el leerlo.
    Lo de Maradona es algo que llevaría bastante texto, asi que sólo lo voy a intentar describir desde dos aspectos:
    1) Los medios: Creo que ya a a esta altura estamos más o menos de acuerdo que los medios (principalmente los grandes, hegemónicos y que forman parte de corporaciones con muchas derivaciones) hacen su propio negocio, ya dejaron de lado cosas como la ética periodística, ecuanimidad, búsqueda de los hechos y demás cosas que “molestan al negocio” o “son cosas de gente que se quedó en el pasado y no se adapta a los nuevos tiempos”. En ese ambiente, el negocio es vender más, por ejemplares, por publicidad, por quedar bien con el poder de turno, o al contrario, para hacer presión a ese poder, o por colaborar a un maniqueísmo que genera más negocios. Sea como sea, el trato que los medios le están dando a Maradona es ajeno al sentimiento (profundo, contradictorio) que esta persona generó en muchas personas de a pie, especialmente en humildes.
    2) Fanatismo: Creo que conviene, como buenos defensores de la ciencia y los datos, saber separar la paja del trigo. Cuando se habla de los fanáticos por Maradona, no se está hablando de gente que quiere matar a otra con chalecos bomba porque no creen que él era un dios. No estamos hablando de personas que discriminan a otro grupo social, religioso, por género, por color de piel, y la mayor pelea que puede surgir se resume en el encuentro de dos borrachos en un bar, que seguramente serán separados por el resto.
    Escribo esto desde mi posición de completo ignorante no sólo del fútbol, sino de casi todos los deportes. Maradona nunca fue uno de mis ídolos, pero debo admitir que lo que, en mis años de vida, que despertaba en mis compatriotas, era algo distinto a un fanatismo, y más cercano a cariño, identificación y respeto. El tipo tuvo sus grandes errores (adicciones, trato con su familia, coquetear con una farándula de la que luego se apartó, opiniones políticas discutibles), pero pese a todas esas cosas, las personas de la calle, lo perdonaban, porque él mismo lo admitía, y seguían siguiéndolo.
    No fue ni será el único “héroe con pies de barro” que pasó por este planeta, pero de ese grupo, fue de los que no dejaron de lado sus convicciones o ideas para congraciarse con los poderes de turno. Y eso, muchos se lo reconocen.

    Me gusta

  6. Juan Carlos Beltramino
    26 noviembre, 2020 a las 16:48

    Me sorprendieron ¡Hasta “La Ciencia y su demonios”, no pudo escapar al ruido! El 10 tuvo conductas despreciables pero hace tiempo, hace mucho tiempo, nos hizo muy felices. Para aclarar nuestras científicas dudas, quizás contribuya este mensaje casi religioso de Mario Benedetti: ” Aquel gol que le hizo Maradona a los ingleses con ayuda de la mano divina es, por ahora, la única prueba fiable de la existencia de Dios”
    Los argentos somos realmente desastrosos, pero tenemos en claro que si es para elaborar anticuerpos monoclonales, lo elegimos “al César Milstein”, pero si se trata de patear un tiro libre, lo llamamos “al Diego Maradona”. Sonará sacrílego, pero se podría resumir: “Al César lo que del César y a DIOS lo que es de D10S”

    Me gusta

  7. walkurt
    26 noviembre, 2020 a las 17:00

    Hola Fede.- Maradona como mucho podría ser ámbito de estudio para la sociología. Su “endiosamiento” mas allá de la lógica admiración que haya provocado como futbolista, no debería ser extendido a su mediocre carrera como DT, y ni hablar de sus contradicciones en sus apariciones publicas, apoyando lo mas nefasto de la economía como Domingo Cavallo o Carlos Saul mientras se llenaba la boca defendiendo a pobres y jubilados, juntarse con Maduro en lo mas violento de la represión chavista o hablar de la cúpula del vaticano y luego tirarse fortunas en fiestas.
    Maradona es eso, un caso de estudio, solo explicable por una sociedad como la nuestra, la argentina, capaz de endiosar cualquier chascarrillo o jugada, y ocultar tanto sus contradicciones ideológicas como su desastrosa, mediática y mal llevada vida privada. A mi, como argentino, me da vergüenza que reconozcan mas mi nacionalidad por un personaje semejante, y no por un Favaloro.
    Buena entrada ateo666, aquí en Buenos Aires estoy en ostracismo de radio, TV y diarios, ya son niveles asqueantes tanta cobertura a algo tan banal como alguien que muere por una insuficiencia cardiaca a los 60 años.

    Me gusta

  8. Manuel Rodríguez
    26 noviembre, 2020 a las 17:28

    Que pena que un hombre como tú con la cultura y educación que tiene no entiendas lo que ha hecho Maradona y hables de una forma que da pena. Te me caíste ateo666.

    Me gusta

  9. Me
    26 noviembre, 2020 a las 20:06

    Pero tristemente el fanatismo por los deportes también genera comportamientos irracionales como los de los fanáticos religiosos, genera divisiones y hostilidad entre hinchadas en aquellos que no aceptan el hecho de que los deportes a nivel profesional no son mas que un negocio sumamente rentable y si ese negocio ha alcanzado tanto éxito ha sido porque las tecnologías de la información y las comunicaciones permiten que estos eventos tengan un alcance global y que estas “ figuras” que ponen a protagonizar estos shows deportivos impacte en grupos de personas que enceguecidamente adoran dichos eventos deportivos.En cuanto a que creas que la mayor pelea que puede ocurrir es de dos borrachos en un bar:, 5 abril de 1902: 25 muertos y 517 heridos en Ibrox Park, Glasgow, Escocia.- La primera gran tragedia que se registra se produjo tras el colapso de la grada Oeste del estadio de los Rangers.

    Tragedia de Hillsborough.Tragedia de Hillsborough.
    9 marzo de 1946: 44 muertos y 500 heridos en Bolton, Reino Unido.- Peleas multitudinarias provocaron la muerte de 44 personas y heridas a otras 500 en el Burden Park de Bolton (Reino Unido), tras un encuentro de Copa entre el Bolton Wanderers y el Stoke City.

    6 noviembre de 1955: 152 muertos, incluidos 50 policías, en Nápoles-. Un penalti pitado a favor del Bolonia en un encuentro contra el Nápoles provocó incontrolables disturbios entre los aficionados.

    24 mayo de 1964; 301 muertos en Lima Fallecieron 301 aficionados en el Estadio Nacional de Lima en un partido Perú-Argentina.

    23 junio de 1968: 71 muertos y 150 heridos en Buenos Aires.- Perecien 71 personas, en su mayoría por axfisia, y otras 150 resultan heridas en Buenos Aires, en un partido entre el River Plate y el Boca Junior.

    2 enero de 1971: 66 muertos y 150 heridos en Glasgow (Escocia)- Mueren 66 personas y otras 150 resultan heridas en el estadio de Glasgow Rangers, al coincidir cientos de aficionados en las puertas de acceso tras un gol registrado en los últimos minutos del encuentro contra el Celtic.

    11 febrero de 1974: 48 muertos y 50 heridos en El Cairo. En el estadio Zamalek de El Cairo fallecen 48 espectadores y medio centenar resultan heridas al hundirse una tribuna.

    20 octubre de 1982: 340 muertos y 1000 heridos en Moscú Murieron 340 hinchas y otros 1.000 resultaron heridas tras la avalancha en el estadio Lenin de Moscú, durante el partido entre el Spartak moscovita y el Haarlem holandés.

    11 mayo de 1985: 53 muertos y más de 200 heridos en Bradford (Inglaterra) Murieron 53 personas y más de 200 resultaron heridas al incendiarse la tribuna principal del estadio británico de Bradford City, en un encuentro de tercera división.

    29 mayo de 1985: 39 muertos y 117 heridos en Bruselas. Poco antes de la final de la Copa de Europa en el estadio Heysel de Bruselas, 39 personas murieren y 117 resultan heridas por enfrentamientos entre hinchas del Liverpool y el Juventus de Turín.

    12 marzo de 1988: Más de 50 muertos en Katmandú (Nepal). Más de medio centenar de muertos en un estadio de Katmandú (Nepal) por la avalancha producida por los espectadores que asistían al encuentro entre un equipo local y otro de Bangladesh.

    15 abril de 1989: 95 muertos y 175 heridos en Sheffield. Se produjo por una terrorífca avalancha durante un encuentro entre el Liverpool y Nottingham Forest en el estadio Hillsborough de Sheffield. Está entre las más tráficamente célebres de la historia.

    7 julio de 1990: 62 muertos y más de 200 heridos en Mogadiscio (Somalia). Otra avalancha con un balance terrible de víctimas en el estadio somalí de Mogadiscio. El público entró en pánico por los disparos de los guardaespaldas del presidente Mohamed Siad Barre cuando intentaban protegerle de los objetos lanzados por los espectadores.

    14 enero de 1991: 42 muertos en Sudáfrica. Casi medio personas fallecen por aplastamiento en el encuentro entre el Kaiser Chiefs y el Orlando Pirates, en Suráfrica.

    16 octubre de 1996: 80 muertos y 180 heridos en Guatemala. En la mayor tragedia en un estadio en América Latina, mueren 80 personas y otras 150 resultan heridas en la avalancha humana que se produjo en el estadio “Mateo Flores” de Guatemala, antes del comienzo del encuentro entre la selección local y la costarricense. El aforo se había superado por la venta de entradas falsas.

    11 abril de 2001: 43 muertos y 150 heridos en Johanesburgo. En una de las grandes ciudades sudafricanas mueren 43 aficionados y 150 resultan heridos en las avalanchas por exceso de público en el estadio Ellis Park, donde se enfrentaban los Kaiser Chiefs y los Orlando Pirates.

    9 mayo de 2001: 130 muertos en Ghana. Al menos 130 personas mueren en la capital ghanesa durante el encuentro entre el Accra Hearts y el Kumasi Ashanti por el pánico del publico asistente ante los enfrentamientos de las aficiones.

    25 julio de 2007: 50 muertos en Bagdad Al menos 50 personas fallecen como consecuencia de dos atentados contra aficionados al fútbol que celebraban en Bagdad el triunfo de su equipo en semifinales de la Copa de Asia. El primero fue con coche bomba (30 fallecidos) en el barrio de Al Mansur y el segundo cuando un suicida empotró un coche bomba contra un control del Ejército iraquí en Al Gadir (20 muertos).

    1 de febrero de 2012: Decenas de muertos y centenares de heridos en Port Said (Egipto). A varios decenas se eleva el número provisional de fallecidos y un centenar de heridas en los graves disturbios tras el partido entre las aficiones de Al Ahli de El Cairo y el local Al Masri.

    Me gusta

  10. Juan Ignacio
    26 noviembre, 2020 a las 21:11

    Por fin alguien ha dicho verdades como puños. Maradona era, en resumidas cuentas, un genio del balón, poco más. De vergüenza los periodistas llorando como plañideras, los periódicos ensalzando a una persona que no ha hecho más que darle patadas a un balón, de manera magistral, pero poco más.Y qué decir de su vida personal, no fue ejemplo de nada.
    Pero en esta sociedad se le da más importancia a un futbolista que a un científico notable.
    Que Dios lo tenga en su gloria pero no creo que fuera para tanto.

    Me gusta

  11. Me
    26 noviembre, 2020 a las 23:40

    aquellos que están dando todo su talento intelectual en pro de la humanidad y no pensando sólo en si, aquellos que sacrifican familia , descanso, tiempo y en ocasiones hasta su propio capital con tal de hacer este mundo un lugar mas comprensible y mejorando la calidad de vida de todos , ni siquiera son reconocidos, y aún así todos disfrutamos de sus legados, y es que ¿qué aspecto es ajeno a la ciencia?, si es la razón de que exista todo aquello que usamos a diario, es la razón por la que vivimos como vivimos.

    Me gusta

  12. Sergio
    27 noviembre, 2020 a las 12:40

    En tal caso vende más la muerte de una persona idealizada por las masas, como un sueño de cualquier pibe de barrio. Fortuna excesos y fama, más brillante que la sobriedad de un científico.

    Me gusta

  13. Fede.-
    27 noviembre, 2020 a las 14:41

    Tratar de explicar quién es o qué representa Diego no es tan simple como decir que era un jugador de fútbol. Objetivamente (¿existe lo objetivo cuando hablamos de alguien?) fue durante años un fútbolista, el más destacado y virtuoso de la historia de ese deporte, que es además el más popular del mundo. Tan es así, que los comentarios más críticos hacia la persona de Maradona comienzan destacando su dimensión deportiva, una especie de recurso retórico para pintar de “objetividad” lo que no es más que una opinión que chorrea subjetividades sin el contexto ni los argumentos organizados que le siguen al “pero…”

    Además de su pasión, el fútbol era su trabajo. Con ese trabajo (para el que era el mejor) superó el contexto de pobreza en el que había nacido y pasó de la miseria y el hambre a la fama y la riqueza sin escalas. En este punto, muchas opiniones responsabilizan a Maradona de la mugre que es el negocio del deporte. No hay que ser una luminaria para comprender la diferencia entre el fútbol como deporte y el negocio que lo explota. Lo mismo aplica para todas las expresiones artísticas: la música, el cine, la literatura. Ninguna escapa a la mecánica mercantilizadora del capitalismo. Aunque ciertamente es más “fácil” apuntar el dedo sobre su figura que hacernos cargo de nuestro capitalismo porque ello implica un cuestionamiento para el que hay que tener argumentos políticos y éticos. Me resulta claro que estos últimos elementos han estado pornográficamente ausentes en las opiniones más violentas sobre Maradona, el fútbol y el negocio a su alrededor.

    Y entonces los cañones verbales abren fuego sobre la persona.

    Maradona fue y será más que simplemente un futbolista. Estaba tan lleno de contradicciones como cualquiera, o incluso menos que las que tienen algunxs de sus críticxs más feroces. Pero aún en los momentos más sórdidos, más allá de esas contradicciones, siempre estuvo en la vereda opuesta al poder más corrupto. Y eso, en el sentir popular, en el imaginario colectivo, entre los que no tienen nada, entre los que sufren los abusos del poder económico y político, entre los que aman el fútbol, en cualquier parte del mundo, genera un vínculo afectivo que no puede analizarse ligeramente y menos de manera vulgar. Basta revisar la lista de nombres de las personas más conocidas que lo aman y admiran en contraste con aquellas que lo critican despiadadamente para entender por dónde va la cosa.

    Adrián Paenza, científico matemático y divulgador, escribió:

    “Ahora, empecemos a elaborar los mejores recuerdos. Si fuéramos capaces, deberíamos evitar la construcción de un mito imperfecto, sino revisar cómo uno de los “nuestros”, me refiero a “nuestra especie”, podía atentar contra las leyes de la física, pasar por donde no se podía, quebrar su cintura sin que se le separara del cuerpo, y usar un pie izquierdo que a falta de una mejor palabra, puedo calificar como biónico.

    Se me fue un amigo, con virtudes y miserias como todos los humanos, pero aun en las miserias siempre supo distinguir a los canallas y apreciar a los dignos como el Che y Fidel. Y por eso siempre eligió como pareja periodística a Víctor Hugo.

    Siempre supo, más allá de los tironeos, quiénes eran los buenos y dónde estaban los malos.”

    Es evidente que nuestras ideas políticas también se reflejan en lo que Maradona representa, positiva y negativamente.

    Me gusta

  14. entender
    27 noviembre, 2020 a las 20:17

    ¡¿Qué has hecho?! Has atacado al líder de una religión. La que te va a caer (ya te está cayendo en los comentarios).

    Me gusta

  15. Estampida
    27 noviembre, 2020 a las 20:43

    Fede: Me sorprende la facilidad con la que los acérrimos defensores aluden a reflexiones filosóficas incluso filo-divinas para dejar en segundo plano a la persona, porque no interesa. Él no fue el primer astro del fútbol en conseguir grandes logros y fortunas. Ni siquiera el primero que saltó de las favelas a la fama. Pelé por ejemplo sigue ahí con sus 80 años, y haz el favor de leer todo lo que hizo después de retirarse: Desde embajador de la ONU, la UNESCO, hasta caballero de honor del Imperio Británico, ciudadano del mundo, Orden Olímpica. Maradona: Presentador de TV y drogadicto profesional. Dos años nefastos como seleccionador de Argentina.
    Esta es la verdad y entiendo que escuece.

    Ahora resulta que para justificar sus derroches y desvergüenzas hay que acudir al siempre malvado capitalismo corruptor, claro. Pobrecito, él no sabía nada. La cocaína viajaba sola a su nariz.
    Os podéis engañar todo lo que queráis. Los hechos están ahí los quieras poner de manera filosófica, divina o metafísica.
    Entiendo que fuera querido, por supuesto. Una persona con carisma, famosa y cercana al pueblo lo suele provocar, pero no lo pintes como la cuadratura del círculo del análisis psico-social de los tiempos modernos porque está o estuvo muy lejos de eso.

    Me gusta

  16. 28 noviembre, 2020 a las 0:14

    entender

    Ya suponía yo que iba a levantar ampollas entre el rebaño adormilado. Pero para eso estamos, para intentar hacer reflexionar un poquito, aunque algunos nos quieran en la hoguera. Es lo que tiene intentar llevar un poco de racionalismo a este mundo actual, que cuando no te quieren crucificar los religiosos, te quieren amordazar los supersticiosos de las supercherías chamánico-alternativo-pseudomédicas y ya no digamos nada de la caterva de hooligans de las relucientes estrellas del espectáculo televisivo en sus infinitas variantes. Si es que esto ya lo inventaron los emperadores romanos con el “Panem et circenses”, así que desgraciadamente nada nuevo bajo el sol, aunque hayan pasado dos milenios.

    Me gusta

  17. anoncf
    28 noviembre, 2020 a las 3:15

    Es bastante absurdo como se insinuá que detrás de este texto hay “racionalismo”.

    Hacer un juicio de valores sociales en función de una postura especifica, no necesariamente es una acción racional

    Pregonar un intelectualismo pedante, y usarlo como plataforma para juzgar “desde arriba” a las “masas ignorantes” es algo muy triste realmente, una alienación de la realidad social muy grande.

    Los privilegios de clase y por la fama de Maradona, no son culpa ni responsabilidad de el ni de las personas que lo idolatran. Es el resultado del sistema socio-económico bajo el cual vivimos. Oferta y Demanda. Para bien y para mal (tal vez mas para mal )eso es así.

    La ciencia esta infravalorada socialmente y estoy de acuerdo, pero ya ves que este blog que va de ciencia e “intelectualidad pura y dura” pudo escapar de la magnitud de lo que sucedió.

    Yo no soy fanático de Maradona, ni me emociono su muerte, pero entiendo el fenómeno. Y las criticas simplistas y elitistas a las masas populares que se movilizan con un deportista, un artista me resultan un berrinche infantil de alguien que no logra comprender ni escatológicamente el evento.

    No digo ni que hay que respetar la memoria de Maradona, ni que hay que idolatrar lo, no hay que idolatrar a nadie ni a Einstein. Porque la idealización es algo peligroso, pero hacer un berrinche bastante pobre de argumentos realmente racionales me parece mas triste todavía. Porque nace del elitismo intelectual y clasismo que hace tener prejuicio por las masas populares y deportes que movilizan a la clase trabajadora.

    A veces hay que intentar abordar un tema del que no simpatizamos y analizarlo de forma fría para entenderlo y tener una explicación mas acorde a la realidad ajena que a los prejuicios propios que son tan irracionales como las masas a las que se critica, vaya ironía.

    Realmente hubiese esperado algo mas serio de parte de este blog, una pena.

    Me gusta

  18. 28 noviembre, 2020 a las 3:28

    Saludos a todos y todas.

    Estampida:
    – “Me sorprende la facilidad con la que los acérrimos defensores aluden a reflexiones filosóficas incluso filo-divinas para dejar en segundo plano a la persona, porque no interesa”

    La cuestión futbolística es lo de menos. Es sencillamente la razón de la fama de Maradona jugador. Lo que importa es, precisamente, la persona. Hay millones de personas que disfrutan del fútbol y se han sentido felices de verlo. ¿Qué es lo cuestionable de eso?

    La persona de Maradona, como la de cualquier ser humano, tiene diferentes dimensiones. Algunas brillantes (dependiendo de la visión del mundo que unx tenga) y otras oscuras (sobre las que dudo que haya alguien que las justifique).

    Sino, podemos revisar una cantidad de figuras relevantes de la historia reciente y conversar sobre la obra y la persona.

    Mahatma Gandhi, dormía con menores desnudas, una distinta cada noche. Entre ellas su nieta. Amén de su propuesta de dejarse invadir pacíficamente por Hitler y Mussolini (sí, Gandhi era religioso y demás cuestiones relativas a eso, solo lo menciono por su relevancia en el imaginario religioso y no religioso).

    Pablo Picasso, fue misógino, posesivo, violento. Su nieta lo describe como un “monstruo”.

    John Lennon reconoció que le pegaba a Cynthia, su primera esposa. Ella lo dejó y volvió y él volvió a reincidir. Se reconocía golpeador y violento “sobre todo antes de conocer a Yoko”.

    Pablo Neruda violó a una empleada y lo dejó escrito.

    Roman Polanski, no puede pisar Estados Unidos porque tiene una condena por violación de menores, nada menos que en la casa de Jack Nicholson.

    Albert Einstein maltrataba a su primera esposa. Más tarde dijo que era joven y que pudo haber cometido errores.

    ¿Y qué hacemos? ¿Quemamos sus obras porque las personas tenían costados oscuros o despreciables? ¿Qué es exactamente lo que queremos debatir sobre “la persona”?

    – “Él no fue el primer astro del fútbol en conseguir grandes logros y fortunas. Ni siquiera el primero que saltó de las favelas a la fama. Pelé por ejemplo sigue ahí con sus 80 años, y haz el favor de leer todo lo que hizo después de retirarse: Desde embajador de la ONU, la UNESCO, hasta caballero de honor del Imperio Británico, ciudadano del mundo, Orden Olímpica. Maradona: Presentador de TV y drogadicto profesional. Dos años nefastos como seleccionador de Argentina.
    Esta es la verdad y entiendo que escuece.”

    Pelé siempre estuvo del lado de la FIFA, João Havelange, le regaló una camiseta a Jair Bolsonaro y tenía sexo con menores. ¿Y? ¿Qué significa que sea Caballero de Honor? ¿Ciudadano del mundo? Maradona estaba con Fidel Castro, los jugadores de fútbol (a los que organizó sindicalmente), Hugo Chávez, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Son lugares radicalmente diferentes. ¿Cuál es la verdad?

    – “Ahora resulta que para justificar sus derroches y desvergüenzas hay que acudir al siempre malvado capitalismo corruptor, claro. Pobrecito, él no sabía nada. La cocaína viajaba sola a su nariz”

    Nadie justifica nada ni clasificó al capitalismo de malvado. Estás, simplemente, descontextualizando lo expresado para justificar tu opinión. Volver a leer lo escrito, por favor.

    – “Os podéis engañar todo lo que queráis. Los hechos están ahí los quieras poner de manera filosófica, divina o metafísica.
    Entiendo que fuera querido, por supuesto. Una persona con carisma, famosa y cercana al pueblo lo suele provocar, pero no lo pintes como la cuadratura del círculo del análisis psico-social de los tiempos modernos porque está o estuvo muy lejos de eso.”

    ¿Engañar en qué sentido? ¿Cuáles son los hechos? ¿Que además de ser el mejor jugador del mundo y tener actitudes políticamente definidas (cuestionables como las del signo opuesto) fue una persona adicta y con problemas de violencia? Podrías enumerar los hechos y los conversamos uno por uno, a lo mejor podemos aprender los dos. Aunque sospecho que intenta ser irónica, no tengo idea qué quiere decir la última parte de tu frase.

    ateo66666
    Ahora veo que sigo hace mucho tiempo el blog que enlazás. ¿Es tuyo?

    – “Ya suponía yo que iba a levantar ampollas entre el rebaño adormilado”

    ¿A qué o quiénes te referís con “rebaño adormilado”?

    – “Pero para eso estamos, para intentar hacer reflexionar un poquito, aunque algunos nos quieran en la hoguera”

    La reflexión no admite afirmaciones como las que se hacen en la opinión que originan estos comentarios, manifiestamente subjetivas y parciales. Que no estemos de acuerdo no implica que haya que quemar a alguien. Me interesa debatir y más reflexionar, pero eso requiere de una actitud abierta. Victimizarte sin que nadie te ataque o porque hay quienes no expresen la misma opinión no me parece que lo sea. ¿No es lícito disentir?

    – “Es lo que tiene intentar llevar un poco de racionalismo a este mundo actual”

    Racional sería intentar dar contexto, enumerar hechos, analizarlos, no reducir todo a la opinión de tu abuela casi analfabeta como decís.

    Espero se pueda llevar el debate por carriles menos pasionales y más respetuosos.

    Me gusta

  19. 28 noviembre, 2020 a las 10:51

    Fede

    Si analizas la entrada que he escrito y que parece haber ofendido a muchos, simplemente comparo la repercusión mediática de la muerte de un futbolista con la de algunos grandes genios de la Humanidad para resaltar que las prioridades de los humanos son altamente cuestionables. Ver llorar como magdalenas a hombres hechos y derechos,abrazados, rotos de dolor (como si acabaran de enterarse que toda su familia ha sido gaseada en un campo de concentración) tal y como hemos visto en los telediarios argentinos simplemente me hace pensar que probablemente soy un alienígena de otro mundo.

    Es por eso que hablado en mi comentario de “rebaño adormilado” al que quizá se le debería despertar para que recondujera sus prioridades, porque si los miles de millones de personas que rebosamos ya este cada vez más pequeño mundo perdemos una semana en llorar al Pibe, otra con los Oscars, una tercera con los asuntos de cama de tal o cual famosete, poco a poco se nos acaba el año en estupideces varias y como dice el viejo refrán castellano la casa sin barrer.

    Porque todos los estudios de psicología muestran muy claramente que el cerebro humano tiende a concentrarse en cada momento casi en exclusividad en una cosa y mientras el aborregado rebaño está pendiente de la estupidez de turno no molesta y los de siempre pueden seguir haciendo y deshaciendo a su antojo.

    Pero eso sí, todos a llorar al Pibe y a poner a escurrir a los herejes que nos cuestionamos este tipo de manipulación social consistente en encumbrar a quienes desde cualquier óptica racional aportan poco y distraen más de los graves problemas de la Humanidad.

    Y que conste que no estoy en contra del fúlbol, del deporte en general, de los espectáculos y demás, cosas necesarias para un buen equilibrio mental (la diversión también es necesaria), pero convertir a todos esos personajes en los elementos claves de una sociedad demuestra que esto se nos ha ido de las manos.

    Me gusta

  20. Narval
    28 noviembre, 2020 a las 12:04

    Anteayer le dije a mi novia:
    _Tía, no sabes quien se ha muerto….
    _No jodas, quien???
    _Maradona
    _Boh… vete a la mierda.

    La quiero.

    Me gusta

  21. Estampida
    28 noviembre, 2020 a las 12:09

    -Fede: Creo que he sido bastante claro en mis comentarios. A buen entendedor ya sabes… Ha habido altercados y disturbios en la capilla ardiente. A un exjugador español que ha lamentado su muerte por twitter le han puesto a parir porque lesionó a Maradona en un partido de 1984.
    Creo que estos fanatismos reflejan fielmente lo que fue su persona mediáticamente. Alguien con bastantes más sombras que luces. Si esto es lo que provocan los grandes astros del deporte voluntaria o involuntariamente creo sinceramente que estamos mejor sin ellos.

    Resumo nuevamente mi postura y no añadiré más: Un jugador del futbol inigualable y una persona vergonzante la mayoría de las veces al que se le ha consentido todo y más. Con un séquito de hooligans que espero no nos traigan alguna otra víctima ‘colateral’ de este sinsentido.

    Que en paz descanse y a ver si nos ponemos ya a cosas más serias que este circo se está alargando más de lo cabal.

    Me gusta

  22. 28 noviembre, 2020 a las 16:41

    Estampida:
    “Creo que he sido bastante claro en mis comentarios. A buen entendedor ya sabes…”

    Me considero una persona suficientemente inteligente como para hacer análisis con cierto grado de complejidad, al menos en lo que refiere a temas sociales, filosóficos, políticos y psicológicos. Si pregunto es porque no han sido claros.

    “Ha habido altercados y disturbios en la capilla ardiente. A un exjugador español que ha lamentado su muerte por twitter le han puesto a parir porque lesionó a Maradona en un partido de 1984.
    Creo que estos fanatismos reflejan fielmente lo que fue su persona mediáticamente. Alguien con bastantes más sombras que luces. Si esto es lo que provocan los grandes astros del deporte voluntaria o involuntariamente creo sinceramente que estamos mejor sin ellos.”

    No reflejan fielmente nada. Eso es un análisis caprichoso sobre el que me gustaría conocer sus fundamentos.

    Me gusta

  23. Juan Carlos Beltramino
    28 noviembre, 2020 a las 21:18

    ¡Cheeee, tampoco es para hacer tanto kilombo! Paremos, el tema no da para cavar nuevas grietas. Reconozco que D10s, tuvo un montón de actitudes despreciables. Que fue amigo de políticos denunciados por corrupción, jefes de la camorra y jeques oscuros. Pero a pesar de todas las miserias del ídolo, permítanme confesar que me sigo emocionando cada vez que repiten, por enésima vez, sus jugadas celestiales. No significa que haya abandonado mi interés por el método científico para abrazar la religión maradoniana y supersticiones colaterales. Sobre todo ahora, que ya pasaron los tres días y Diego, sigue sin resucitar…

    Me gusta

  24. Me
    28 noviembre, 2020 a las 22:14

    Cualquier método de manipulación o persuasión se basa en una cosa, apelar a las emociones y sobretodo buscar huir de la lógica, pues ante la emociones somos susceptibles a actuar sin pensar, esto es porque la zona del cerebro de las emociones por ser más primitiva está más desarrollada que la de la lógica; cuando recibimos información lo hacemos a través del sistema límbico, un sistema emocional, no es hasta después de 30 milisegundos que llega a la zona de procesos de lógica, “vanidoso y ególatra”, el cerebro no busca la verdad, el cerebro trata de convencerse de la opción más cómoda, de la que concuerda mejor con su propia realidad, por eso memoria e inconsciente se encargan de ajustar lo que no encaja, cambiar lo que no gusta, eliminar lo que duele y de Ensalzar lo que agrada y de esos mecanismos surge la habilidad de caer fácilmente en estereotipos que llevados al extremo pueden conducir a obsesiones carentes de razón. Para conocer el fanatismo hay que conocer un aspecto muy importante, la disonancia cognitiva, por ejemplo, cuando alguien refuta un punto que va en contra de alguna de sus ideologías, se crea una disonancia que hará sentir una fuerte incomodidad, tal vez un coraje porque la mente lo toma como un ataque personal pues como ya sabemos la mente busca el comfort y cuando alguien nos hace cuestionar nuestros propios dogmas, esto de refleja en coraje.por eso es común ver en los debates que lo primero que se hace es atacar al contrincante intentando desacreditarlo, olvidando que se esta hablando de una idea y no de una persona, así que aquellos que se sienten atacados intentarán generar creencias nuevas amoldando así la realidad a su propia conveniencia, estas ideas por más disparatadas y elaboradas que sean nacen para que los fanáticos intenten reducir la tensión que les provoca enfrentarse a la realidad y a la vergüenza de deber aceptar lo irracional de sus comportamientos. Ateo666666 agradezco tu valiente esfuerzo por hacer un llamado a la razón, la sensatez y la justicia pero al parecer esto es como dicen en mi tierra “ botar pólvora en gallinazos “

    Me gusta

  25. Tiocarlo
    29 noviembre, 2020 a las 0:38

    Cuando muchos seres humanos le atribuyen a otro ser humano, un semejante, la categoria de “D10S” (es decir un ser superior) están autoatribuyendose la categoria de seres inferiores…
    Maradona futbolista, un genio…Maradona personaje, la perversa creacion de una sociedad enferma…Maradona ser humano, una victima, un desgraciado…

    Me gusta

  26. 29 noviembre, 2020 a las 13:58

    Y lo peor de todo es que cientos de miles de argentinos se desplazaron desde todo el país para aglomerarse en la Casa Rosada a rendir homenaje a Maradona y ya veremos como evoluciona la curva del virus en Argentina en las próximas semanas. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/11/un-pais-y-un-mundo-de-retrasados.html

    Me gusta

  27. Eduardo Baldú
    29 noviembre, 2020 a las 15:27

    La entrada de Ateo ha provocado un revuelo que, sinceramente, no esperaba en un foro fundamentalmente interesado por la ciencia. La impresión que me llevo es la de que, incluso en estos foros, hay mucho irracional infiltrado.
    El tema de Maradona admite varios enfoques. Veo que muchos que salen en su defensa van por el aspecto personal, intentando rescatar los aspectos más claramente emotivos. Como la inmensa mayoría de las personas, Maradona fue un ser totalmente contradictorio. Eso no lo convierte en peor persona, pero tampoco en mejor, lo mismo que a la inmensa mayoría del resto de los mortales. Y por tanto no veo en ello motivo alguno de especial admiración. Pero sí afirmo que como persona encumbrada y enriquecida (gracias al futbol) es responsable de la influencia que pudo ejercer a lo largo de su vida en la sociedad. No es más responsable que otros en situación semejante, pero tampoco menos. Y al igual que la inmensa mayoría de las personas en tal situación, no estuvo a la altura de las circunstancias.
    Pero al margen del aspecto personal del tema, la cuestión más trascendente es el social, y en ella cabe destacar varios aspectos. Si bien es verdad que existe una manipulación por parte del entorno económico capitalista que busca convertir en negocio rentable cualquier hecho que pueda destacar socialmente (como la utilización del deporte como medio de explotación económica), lo cierto es que eso no disminuye nuestra responsabilidad colectiva al consentir, e incluso potenciar este modelo económico productivo, y los entornos políticos y legales que los gestionan y promueven. Así que las masas no son grupos inocentes y victimas de lo que ocurre. Son actores responsables de esta realidad. De hecho, y en el caso del futbol, es frecuente un fenómeno extremo y peligroso: los colectivos extra fanatizados capaces de violencia extrema en nombre de su equipo. Su actuación altamente irracional, incívica y despreciable se ha convertido en algo habitual. Son muchos equipos los que cuentan con colectivos de este tipo.
    Y esta realidad resulta que encumbra a personas que lo único que aportan es un puro y simple espectáculo, gracias al cual ganan enormes cantidades de dinero, y hacen ganar otras tantas cantidades de dinero a quienes organizan y montan todo ese tinglado. Por el contrario, otras personas, con méritos más que probados y aporte enormemente más válidos e importantes para la sociedad, apenas si reciben retribuciones dignas y tienen que pelear para disponer de los recursos necesarios para realizar su actividad. Y por supuesto, en tales casos, tampoco reciben el reconocimiento merecido. Y sobre esa situación injusta sí existe una clara responsabilidad de esas masas que, por ejemplo ahora, vemos manifestarse de forma totalmente irracional por la muerte de Maradona (Y de la misma forma que critico tal actuación, la extiendo a cualquier seguimiento fanático de cualquier deportista o artista).
    Por supuesto no niego la responsabilidad de los medios de comunicación, e incluso de los poderes públicos, en la potenciación y amplificación de esos esperpénticos espectáculos masivos. Pero se supone que estamos ante personas mínimamente formadas y adultas, con un mínimo consciencia y responsabilidad (Todas ellas con derecho a voto, lo que me pone los pelos de punta al pensar en las barbaridades que pueden llegar a apoyar). Por lo que no me parece adecuado restar importancia a sus actuaciones y a la responsabilidad que de ella se deriva.
    Tales espectáculos y reacciones me hacen pensar que esta sociedad está peligrosamente enferma de irracionalidad, y máxime cuando en este propio foro aparecen intervenciones que pretenden justificar lo injustificable.

    Me gusta

  28. 29 noviembre, 2020 a las 17:54

    La verdad es que yo también me he sorprendido mucho que en un sitio como CyD, la mayoría de los comentarios (y eso que he eliminado muchos) no hayan entendido el problema social que tiene la humanidad (quizás por mis más que evidentes limitaciones como comunicador) cuando seguimos (erre que erre) comportándonos como monos grupales, en un mundo que hace ya décadas cuando no siglos o milenios que hemos abandonado la tribu ancestral.

    Porque, ese mecanismo atávico de llorar por la muerte del gran cazador de la tribu tuvo su ventaja evolutiva, cuando significaba la pérdida del valioso recurso del gran cazador. Pero que ello se transfiera irracionalmente a un individuo que no conoces, que no te aporta nada y cuyo mérito (vuelvo a rememorar a mi ya fallecida anciana abuela castellana) ha sido meter un cuero en el fondo de una red tiene delito. Y eso por mucho que les pese a (valga la redundancia) a muchos, no significa que la derrota en una guerra de verdad quede igualada por la “mano de dios” ya que Argentina perdió (irremediablemente) las Malvinas y es estúpido a más no poder comparar peras y manzanas como decía nuestra insigne alcaldesa “filósofa” madrileño-aznariana.

    Y como he indicado en mi anterior comentario, encima este duelo nacional ha mandado a la m…….. las políticas de prevención sobre enfermedades infecciosas en Argentina, una pandemia que está sacudiendo los cimientos del actual sistema socio-económico mundial y que ya veremos cómo golpea estas navidades a la nación austral.

    Pero eso sí, resulta que el que ha socavado los cimientos del racionalismo he sido yo por osar poner un par de portadas periodísticas (como me han reprochado algunos lectores, sin entender que son una prueba fehaciente) como ejemplo de la irracionalidad humana.

    Me gusta

  29. 30 noviembre, 2020 a las 2:44

    A Borges le puedo perdonar el sintetizar el fútbol como “veintidós millonarios corriendo atrás de una esfera” porque fue un escritor excepcional (a quien además le perdono cierto gorilismo light).

    Pero al resto del mundo no. Maradona hizo felices a cientos de millones de personas en el mundo. Los hizo felices con algo tan sencillo como unas piruetas con una pelota. Hawking, por más contribuciones que haya hecho a la astrofísica, es un tipo que no hizo felices a cientos de millones.

    ¿Acaso el legado de Hawking (o el de Sagan, o el de Burmeister, o Galileo, o cualquier otro científico) se mide por la cantidad de columnas que se escriben en medios que, desde hace décadas, dejaron de ser informativos para convertirse en medios de propaganda?

    Diego Maradona fue y es un icono galáctico. En Bangladesh y en la India lo quieren más que en su propio país. Repito: hizo felices a cientos de millones de personas que, de otro modo, no tendrían apenas una chispa de alegría en sus vidas.

    ¿Tanto cuesta entender eso? ¿Tanto problema van a hacerse algunos científicos? Lean a Adrián Paenza y, si realmente siguen en sus trece, recuerden una de las famosas frases de Dieguito: sigan mamando.

    Me gusta

  30. Eduardo Baldú
    30 noviembre, 2020 a las 13:03

    Es bochornoso que como defensa de la supuesta importancia de Maradona se diga que hizo felices a millones de personas. Y lo es no por Maradona, sino por el hecho que haya gente que sobredimensione la importancia de que un jugador de futbol (Y aquí se puede sustituir el futbol por cualquier otra actividad de espectáculo), y por muy bien que lo haga, se convierta, al parecer, en la única posibilidad de ser feliz. Es lo que viene a decir Ariel Becker. Si toda esa gente que hoy llora a Maradona (Como si fuera familia suya. En algunos casos estoy por pensar que no han llorado tanto por la muerte de un familiar), lo hace porque para ellos fue el summum de la felicidad, entonces solo puedo pensar que son mentalmente débiles, vamos cortitos, cortitos. En este mundo hay infinidad de cosas que nos pueden hacer felices. En el mejor de los casos, el futbol es una alternativa más. Pero si tal actividad, y más concretamente la actuación de un jugador en concreto, se convierte en la panacea de la felicidad, estamos ante una situación aberrante.
    No solo lo comparo con los aportes de Hawking (Y otros científicos), lo comparo con investigadores que se están rompiendo los cuernos en los laboratorios buscando respuestas, por ejemplo, al cáncer. Y si alguien me dice que son más importantes unos minutos de efímera felicidad que la posibilidad de salvar tu vida o la de una persona querida, no puedo menos que sentir un total desprecio por tal persona.
    Que sus defensores festejen, además, un gol que fue el resultado de una falta (usar la mano para empujar el balón a la portería), un gol que debió haber sido anulado, es festejar a un tramposo a sabiendas. Eso no es deporte, eso carece totalmente de mérito alguno, y es una demostración clara de que tal adoración es puro fanatismo irracional.
    La “magnanimidad” de que hace gala Ariel Becker frente a la frase de Borges (Y que nos niega a todos los demás), en realidad nos revela un destello de ese fanatismo estúpido del que hacen gala muchos aficionados al futbol. Este deporte (Y desgraciadamente no solo esta actividad) se ha convertido en el nuevo “panem et circenses” con que los emperadores romanos adormilaban a su pueblo, y gracias a esas nuevas “drogas sociales” nos la meten doblada día sí y día también. Pero si tengo que decir que, por supuesto y aun que él no me lo perdone, no voy a callar lo que pienso, moleste a quien molesta. Solo faltaría que, por culpa de un fanatismo estúpido, los demás tuviéramos que callarnos.

    Me gusta

  31. Renzo
    30 noviembre, 2020 a las 13:15

    El comentario de Ariel Becker refleja la realidad del mundo, como ya se ha repetido “Panem et cirsenses”, eso es, por lo que se lee en algunos de los comentarios, lo único que cuenta. Por favor, que estamos hablando de un tipo cuyo único “mérito” fue darle patadas a un balón con más gracia que el resto, punto.

    “Hawking, por más contribuciones que haya hecho a la astrofísica, es un tipo que no hizo felices a cientos de millones.”

    Cierto, entre otras cosa por que no hay cientos de millones de seres humanos lo suficientemente racionales. Lo que abunda es el primate iletrado, o casi, que muchas veces presume de su acientifismo, y que ni sabe ni quiere saber sobre nada que no le reporte algún tipo de satisfacción básica y tenga relación directa con sus necesidades primarias e inmediatas.
    Tenemos que tenerlo claro, los imbéciles nos superan por una gran mayoría y además su eficacia reproductiva es muy alta, gracias a la Ciencia y la tecnología que surge de sus hallazgos, no a patear un balón, pero es lo que hay.

    Me gusta

  32. 30 noviembre, 2020 a las 13:59

    La “felicidad” que dio Maradona en el FC Barcelona o en la selección argentina a sus seguidores tiene la contrapartida del sufrimiento que produjo en los seguidores del Real Madrid, la Juventus y el resto de equipos y selecciones nacionales que fueron derrotados por los goles del Pibe. Recuerdo mis años jóvenes cuando seguía con cierta asiduidad al Real Madrid en baloncesto y a la selección española del mismo deporte. Cuanto sufrimiento nos hizo pasar Dražen Petrović con sus interminables series de lanzamientos de tres puntos, que destrozaron al baloncesto español durante una larguísima década.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Dra%C5%BEen_Petrovi%C4%87

    Por ello, el problema del fútbol y del resto de deportes de equipo es que su resultado es una suma cero o incluso negativa, ya que la competición de élite se basa en la siempre perversa dicotomía de la glorificación de los ganadores y la humillación de los perdedores. Así, aunque en su momento fui uno de los millones de aficionados que festejó hasta el delirio la histórica “gesta” del famoso 12 a 1 frente a Malta:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Partido_de_clasificaci%C3%B3n_para_la_Eurocopa_entre_Espa%C3%B1a_y_Malta_(1983)

    con los años he llegado a sentir una profunda vergüenza por el hecho de todo un país como España considerara algo “heroico” que futbolistas profesionales con sueldos de 6 cifras humillaran de esa manera a unos pobres aficionados de una minúscula isla, amateurs que se ganaban la vida como fontaneros, panaderos u oficinistas varios y que entrenaban cuando podían, ya que como indica la Wikipedia:

    “Y Malta se tomó la derrota como una verdadera humillación, porque el 12-1 era (y sigue siendo) la mayor goleada encajada por la selección en toda su historia. El presidente de la federación maltesa abandonó el palco del BenitoVillamarín cuando España marcó el décimo tanto, mientras que el portero John Bonello fue reprendido por sus propios compañeros. El gobierno maltés abrió una comisión de investigación para esclarecer cómo se produjo el resultado y la implicación de sus jugadores.”

    En resumen, más racionalismo y menos tribalismo.

    Me gusta

  33. Renzo
    30 noviembre, 2020 a las 14:35

    “En resumen, más racionalismo y menos tribalismo.”

    Y, aunque sea pedir lo imposible, también vendría bien más neurona y menos testosterona.

    Me gusta

  34. Eduardo Baldú
    30 noviembre, 2020 a las 14:37

    Tengo plena consciencia de ser un bicho raro. En el caso del ya más que famoso 12 a 1 del España-Malta, siempre me ha provocado admiración el equipo de Malta, no el de España. La razón es muy sencilla, considero mucho más meritorio el esfuerzo de los jugadores de Malta, que tienen que compaginar su actividad deportiva con su trabajo diario y resto de obligaciones que tengan, que el de los jugadores españoles que se dedican profesionalmente al deporte, y disponen de muchos recursos específicos a tal fin. Es más, el hecho que los jugadores del Malta pudieran, a pesar del más que notorio desequilibrio existente en su contra, marcar un gol al equipo español, merece el máximo reconocimiento.

    Me gusta

  35. Eduardo Baldú
    30 noviembre, 2020 a las 19:43

    Abundando sobre el tema. Hoy sale en prensa que una futbolista del equipo femenino Viajes EnterRias (Pontevedra) se ha negado a realizar el paripé impuesto por la federación en homenaje a Maradona. La razón es que ve como contradictorio, siendo mujer y feminista, homenajear a alguien con antecedentes de maltrato a mujeres, abusos y pedofilia. A mí me parece totalmente coherente esa actitud, pero le está ocasionando, por parte de esos aficionados irracionales, acoso y amenazas (incluso de muerte), algo que solo demuestra la magnitud de la imbecilidad que nos rodea.

    Me gusta

  36. Guille
    14 diciembre, 2020 a las 23:20

    Me ha llamado la atención la diferencia que puntualizabas entre las portadas por Maradona vs las portadas por Hawkings, y si que salió bastante. Murió el 14, pero igual en españa ya estaba cerrada la edición… Por lo demás estoy de acuerdo en cuanto a la irrelevancia histórica de Maradona,
    https://www.europapress.es/nacional/noticia-portadas-periodicos-hoy-jueves-15-marzo-2018-20180315002135.html

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: