Inicio > Actualidad, Ciencia, Científicamente incorrecto, Escepticismo, Magufadas, Microbiología > El problema de poner al frente de gobiernos a dementes analfabetos científicos

El problema de poner al frente de gobiernos a dementes analfabetos científicos


Poner al frente de un gobierno en el hipertecnológico siglo XXI a un analfabeto científico conspiranoico es tentar al diablo.

Resulta que Bolsonaro, el presidente del quinto país más poblado del mundo con más de 200 millones de ciudadanos, acaba de demostrar (por desgracia una vez más) no sólo su analfabetismo científico (porque de vacunas sabe menos que de física cuántica) sino su negacionismo más criminal.

Brasil es ahora mismo la segunda nación más afectada por la pandemia coronaviral (tras los EEUU) con más de 180.000 defunciones y subiendo con un presidente como Bolsonaro, un exmilitar defensor de la criminal dictadura en la que durante más de dos décadas las torturas, desapariciones, asesinatos “legales” y extrajudiciales, junto con los vuelos de la muerte fueron la norma, aunque para él todos estos crímenes fueron claramente insuficientes porque la dictadura brasileña tendría que haber exterminado a más opositores, empezando por el Congreso de la República al completo y por supuesto también con el presidente derrocado al estilo pinochetista.

Pues bien, este personaje se ha superado (si eso es posible) con motivo de la actual pandemia coronaviral (esa misma frente a la cual es el perfecto ejemplo de negacionista de libro) al declarar de manera ya casi demente que la vacuna de Pfizer podría convertir a los hombres en cocodrilos y que a las mujeres podría hacerles crecer la barba.

No sé ustedes, pero yo me siento profundamente dolido ante la palpable discriminación sexual de esta vacuna, porque es evidente que no es lo mismo la alteración estética de la cara de las mujeres con el hecho de que la vacuna nos convierta a los varones en cocodrilos.

Por todo ello, quizás sería muy adecuado que antes de las elecciones los candidatos a servidores públicos pasaran un mínimo test de racionalismo y también de cordura ya puestos, por el bien de una ciudadanía que luego deposita su confianza en individuos que, como nuestro protagonista, deberían estar bajo estricto tratamiento psiquiátrico en primer lugar por su bien y sobre todo además para tranquilidad de la ciudadanía.

P.D:

Y de regalo unas declaraciones de su alter ego del hemisferio americano boreal. Si es que son tal para cual.

Entradas relacionadas


  1. Prosanatos
    19 diciembre, 2020 a las 7:04

    No hay que olvidar a Evo Morales cuando dijo que comer pollo provoca homosexualidad. (Solo para recordarles que la izquierda también las da).

    Me gusta

  2. Eduardo Baldú
    19 diciembre, 2020 a las 12:34

    Efectivamente la irracionalidad se da en todo el espectro político, desgraciadamente. La diferencia entre Evo y Bolsonaro, en este caso, es que la afirmación de Evo puede enmarcarse dentro de lo que podemos llamar “haber oído campanas y no saber dónde suenan”. Recordemos que ha sucedido que, al consumir aves de corral que habían sido hormonadas para aumentar la rapidez en su crecimiento, se han producido efectos colaterales como el desarrollo de caracteres secundarios, como el desarrollo de los pechos en hombres, debido a tales hormonas. Es evidente que eso nada tiene que ver con el tema de la homosexualidad, pero para alguien con escasos conocimientos científicos (o quizás nulos), puede ser el origen de tal confusión. Por el contrario, la afirmación de Bolsonaro no solo carece de la más mínima referencia, por muy errónea que esta sea, sino que es de una fantasía tan extrema que roza la locura. Eso no anula la irracionalidad de Evo (y otros similares), pero si establece distintos niveles de irracionalidad, unos más elevados (y peligrosos) que otros.

    Me gusta

  3. pionul16
    21 diciembre, 2020 a las 22:49

    “Efectivamente la irracionalidad se da en todo el espectro político” – me encanta esta afirmación. La encuentro tan veridica y tan certera como análisis político que, con permiso del autor, la voy a introducir en mi argumentario politico. Excelente el sitio web, felicidades a sus creadores y a los autores que escriben.

    Me gusta

  4. José Luis
    22 diciembre, 2020 a las 2:42

    Por favor no olvidemos a otro populista analfabeta científico que desdeña la ciencia.

    El presidente de México Andrés Manuel López Obrador, que bajo su gobierno México va que vuela a estar en el top 5 de los peores manejos de la pandemia por no decir el primer lugar mundial en muertes en cuanto a personal médico.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: