Inicio > Actualidad, Ciencia, Medicina, Microbiología > La COVID-19 rara vez se propaga a través de superficies. Entonces ¿por qué seguimos limpiando profundamente?

La COVID-19 rara vez se propaga a través de superficies. Entonces ¿por qué seguimos limpiando profundamente?


La prestigiosa revista “Nature” acaba de publicar un demoledor editorial sobre la ya casi obsesiva tendencia a limpiar superficies para prevenir el contagio por el SARS2 cuando el foco debería estar en el uso de mascarillas y la ventilación de lugares cerrados.

Les dejo con la traducción del editorial:

Un año después de la pandemia, la evidencia ahora es clara. El coronavirus SARS-CoV-2 se transmite predominantemente a través del aire, por personas que hablan y exhalan gotas grandes y pequeñas partículas llamadas aerosoles. La captura del virus de las superficies, aunque plausible, parece ser poco común.

A pesar de esto, algunas agencias de salud pública aún enfatizan que las superficies representan una amenaza y deben desinfectarse con frecuencia. El resultado es un mensaje público confuso cuando se necesita una guía clara sobre cómo priorizar los esfuerzos para prevenir la propagación del virus.

En su guía pública más reciente, actualizada en octubre pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejó: “Evite tocar superficies, especialmente en entornos públicos, porque alguien con COVID-19 podría haberlas tocado antes. Hay que limpiar las superficies con regularidad con desinfectantes estándar”. Un representante de la OMS le dijo a Nature en enero que hay una evidencia limitada de que el coronavirus se transmita a través de superficies contaminadas (conocidas como fómites). Pero agregaron que los fómites todavía se consideran un posible modo de transmisión, citando evidencia de que el ARN del SARS-CoV-2 ha sido identificado “en las cercanías de personas infectadas con el SARS-CoV-2”. Y aunque los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos dicen en su sitio web que la transmisión superficial “no se cree que sea una forma común de propagación de la COVID-19”, también dice que “la desinfección frecuente de superficies y objetos tocados por varias personas es importante”.

Esta falta de claridad sobre los riesgos de los fómites, en comparación con el riesgo mucho mayor que representa la transmisión a través del aire, tiene serias implicaciones. Las personas y las organizaciones siguen dando prioridad a los costosos esfuerzos de desinfección, cuando podrían dedicar más recursos a enfatizar la importancia de las máscaras e investigar medidas para mejorar la ventilación. Este último será más complejo, pero podría marcar una mayor diferencia.

Solo la Autoridad de Tránsito Metropolitano de la ciudad de Nueva York estima que sus costos anuales de saneamiento relacionados con COVID estarán cerca de 380 millones de dólares de aquí a 2023. A fines del año pasado, la autoridad solicitó al gobierno federal de los EEUU asesoramiento sobre si centrarse únicamente en aerosoles. Se le dijo que se concentrara en los fómites, y hasta ahora ha destinado más recursos a limpiar superficies que a combatir aerosoles.

Ahora que se sabe que el virus se transmite a través del aire, tanto en gotas grandes como pequeñas, los esfuerzos para prevenir la propagación deben centrarse en mejorar la ventilación o instalar purificadores de aire rigurosamente probados. También se debe recordar a las personas que deben usar máscarillas y mantener la distancia de seguridad. Al mismo tiempo, organismos como la OMS y los CDC deben actualizar su orientación sobre la base de los conocimientos actuales. La investigación sobre el virus y la COVID-19 avanza rápidamente, por lo que las agencias de salud pública tienen la responsabilidad de presentar información clara y actualizada que muestre lo que las personas necesitan para mantenerse a sí mismos y a los demás seguros.

Entradas relacionadas


  1. Ijon Tychi
    3 febrero, 2021 a las 21:19

    Estamos en lo de siempre, la profunda ignorancia científica de la sociedad en general y de los políticos en particular. ¿Cuántas veces hemos oído eso de “ayer decían una cosa y hoy otra”?. Hoy en un noticiero han sacado a dos científicos (así los han presentado) intentando explicar porqué no se va a poner la vacuna de Astra Zeneca a los mayores de 65 años. Yo lo he entendido pero me da que la mayor parte de los espectadores no.

    Me gusta

  2. chifus
    4 febrero, 2021 a las 13:04

    entonces no ns limpiamos las manos ni en el super ? que memez !
    todo lo que se haga esta bien aunque lo mas sea la mascara
    y en casa qe no se lleva mascara ? tbn es obsesion limpiar aunque sea lo que llega d fuera ? …eeeeenga ya

    Me gusta

  3. chifus
  4. 4 febrero, 2021 a las 17:43

    chifus

    Parece que no has leído con suficiente atención el editorial. Lo que dice es que por ejemplo gastarse 380 millones de dólares en desinfectar el Metro de Nueva York es, además de un derroche innecesario, una pérdida de tiempo. Ese dinero, personal y esfuerzo deberían ser usados para mejorar los sistemas de ventilación.

    Porque si los poderes públicos invierten el dinero de nuestros impuestos en medidas que sirven para poco y menos, no trabajarán en encontrar otras medidas más eficientes.

    Luego que cada cual se lave las manos las veces que considere necesario.

    Me gusta

  5. 4 febrero, 2021 a las 17:51

    O como en la fotografía que inicia la entrada. Si tienes a una veintena de operarios, cubiertos como si fueran a una guerra bacteriológica echando desinfectante en un teatro o donde sea, es un derroche. Porque estás malgastando recursos y dinero. Y con ese mismo dinero podrías contratar a alguien para mejorar la situación como por ejemplo a este chaval del que hablé hace algún tiempo, mucho antes de la pandemia pero que ahora su idea estaría de rabiosa actualidad porque lo mismo hubiera evitado la rapidísima propagación del virus entre continentes:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2016/02/09/viajar-en-avion-es-la-forma-mas-segura-de-diseminar-enfermedades-infecciosas-pero-tiene-solucion/

    Y lo mismo si alguien cobra un sueldo para mejorar los sistemas de ventilación de los transportes o edificios públicos.

    Pero eso sí, sigamos gaseando los lugares públicos en lugar de utilizar la cabeza para pensar, que como buena campaña publicitaria es la leche: la gente ve que algo se hace y así se va más tranquila al bar a tomar un cerveza mientras conversa con el parroquiano de al lado, eso sí con la mascarilla bajada.

    Me gusta

  6. 9 febrero, 2021 a las 20:33

    “Simplemente hay que seguir lavándose las manos, pero no hay que desinfectar cosas ni desperdiciar dinero en desinfectar, el dinero hay que invertirlo en ventilar o en hacer cosas que nos protejan de respirar aire infectado”

    explica el Dr. José Luis Jiménez, profesor de la universidad de Colorado y experto en transmisión de virus respiratorios.

    https://www.huffingtonpost.es/entry/uno-de-los-cientificos-espanoles-mas-prestigiosos-senala-cual-es-el-mayor-riesgo-de-contagio-en-el-supermercado_es_60225178c5b6d78d44498ed0

    Me gusta

  7. 13 abril, 2021 a las 20:46

    El Director del CDC estadounidense deber ser torturado hasta confesar que fabricó el coronavirus: https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2021/04/el-director-del-cdc-estadounidense.html

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: