Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo > El mundo musulmán tiene que cambiar de héroes

El mundo musulmán tiene que cambiar de héroes


Cerca de 2.000 millones de personas siguen ancladas en un mundo medieval que glorifica un pasado violento y represor, mientras viven de espaldas (y muchas veces hasta fanáticamente enfrentados) a la Ciencia moderna que, como inevitablemente ocurre siempre, cuestiona y destruye esos mitos inventados por profetas iletrados del más supersticioso pasado. Pero esto es algo que no nos podemos permitir en un planeta enfrentado a grandes desafíos, que nos pueden llevar incluso a la extinción, y que necesita de todos los cerebros pensantes de la Humanidad.

Hace algunas semanas el presentador de televisión egipcio Ibrahim Eissa de la cadena “Al-Kahera Wal-Nas” definió brillantemente en un par de minutos el grave problema al que se enfrenta el mundo musulmán.

¡Ojalá sirva para remover conciencias por aquellos lugares! y sobre todo que este audaz y certero pensador pueda seguir siendo un faro de luz dentro del oscuro y tenebroso mundo islámico.

P.D:

Y de regalo los comentarios de un profesor de filosofía de la Universidad de Túnez que denuncia que esos mismos fanáticos que lapidarían sin piedad a Darwin no tienen problema alguno en utilizar el conjunto de conocimientos médicos derivados de esa Biomedicina atea a la que tanto desprecian.

Entradas relacionadas:


  1. Javier
    22 febrero, 2021 a las 22:04
  2. Paco
    23 febrero, 2021 a las 11:54

    La verdad es que me gustaría ver completa la entrevista traducida al médico.

    Me gusta

  3. Alfonso
    23 febrero, 2021 a las 11:57

    El equivalente a la,añoranza por el pasado e “idolatría ” por los héroes islamicos del pasado(guerreros a caballo comisaria en mano) en occidente se asocia con la ultraderecha ,el fascismo …y la locura.En el mundo musulmán es la norma. Incluso en Barcelona han abierto un oratorio/mezquita con el nombre del caudillo que lideró las tropas que entraron en la península tariq bin ziyad.Y ese orqtorio no es una cosa pequeña ,para nada, acude mucha gente .Para ellos es algo normal, son sus héroes.
    Decir que la conquista de América se hizo con la espada en una mano y la espada en la otra es lo normal y lo razonable…admitir las cosas y denuncsrlas.En el mundo musulmán la autocritica no existe ni se la espera. Solo hay que hablar un poco con ellos y te sueltan que la inquisición mató a tropecientos mil musulmanes aunque no sepan ni cuando se fundo la inquisición ( en mala hora).Todo es victimismo y a la vez orgullo de un pasado del que se creen propietarios por profesar la misma fe aunque no sean autóctonos. Les meten en la cabeza semejante mierda supremacista y victimista a la vez que son una bomba de relojería.

    Me gusta

  4. Rawandi
    23 febrero, 2021 a las 16:43

    Lo curioso es que el victimismo islámico recibe apoyo de numerosos occidentales que se consideran a sí mismos progresistas aunque en realidad son enemigos de la libertad: son la izquierda reaccionaria. Por ejemplo, si el presentador egipcio o el filósofo tunecino quisieran dar una conferencia en cualquier universidad estadounidense, lo más probable es que fueran tachados de “islamófobos” y se les impidiera hablar.

    Me gusta

  5. Alberto
    24 febrero, 2021 a las 19:29

    Rawandi, es que esa izquierda radical se caracteriza por un desprecio por todo lo occidental, que para ellos es la fuente de todo mal: el capitalismo, el liberalismo, la democracia… La izquierda radical es antioccidental y no hay nada más antioccidental que el Islam, por eso defienden el Islam. Y, en efecto, defender los valores que surgen con la revolución francesa es ser un islamófobo, porque esos valores son son contrapuestos al Islam. Cualquiera que defienda la democracia es, por definición, un islamófobo. Y en Europa, rodeada del Islam por sur y este, y con una mayoría de inmigrantes islámicos, tenemos un serio problema cuando gran parte de estos inmigrantes dicen defender antes los valores del Islam que los valores de las democracias occidentales en las cuales viven. Ya veremos cómo acaba todo esto.

    Me gusta

  6. Narval
    24 febrero, 2021 a las 23:27

    La izquierda radical aborrece las religiones. Puede que ustedes confundan la defensa de la libertad religiosa traducida en nuestro país a denunciar los privilegios de una de ellas en concreto, con defender expresamente al Islam por encima de otras. No fue la izquierda radical la que se financió a través de un grupo islámico catalogado de terrorista en este país, por poner un ejemplo…
    Por otro lado les sorprenden las mezquitas con nombres de conquistadores, no deben conocer a un tal Colon…
    Y normal que en EEUU les tachen de islamofobos, allí respetan mucho las paparruchadas religiosas, y por cierto muy de izquierda no son.
    Han querido meter la política en esto, pero un poco con calzador no?

    Me gusta

  7. Eduardo Baldú
    25 febrero, 2021 a las 13:45

    Y es que cuando uno tiene ciertas fobias, aprovecha cualquier excusa para tratar de imponer su pensamiento, por muy absurdo que sea. Hablar de izquierda o derecha como si fueran estructuras monolíticas es simplemente absurdo. En Europa ha habido una derecha que, por ejemplo, legisló derechos como el divorcio, el aborto o derechos de personas con opciones sexuales distintas a las habituales. En cambio la derecha española, en general, siempre ha sido refractaria a tales cuestiones, y todas son formaciones de derechas, pero no iguales.
    Lo mismo ocurre con la izquierda. Tampoco es monolítica, ni mucho menos. Pero lo cierto es que la verdadera izquierda radical es, fundamentalmente, atea, así que no es de esperar que sea partidaria de planteamientos religiosos. En todo caso, no hay que confundir los oportunismos políticos con planteamientos ideológicos. Un ejemplo, mientras los soviéticos no tuvieron reparos en apoyar la dictaduras argentina (El partido comunista argentino no fue perseguido por la dictadura), la China de Mao hizo lo propio con la dictadura de Pinochet. ¿Por qué? Por los intereses estratégicos de dos países, supuestamente comunistas pero enfrentados entre sí. Las cosas no son tan simples.
    Por otra parte, existe una izquierda muy influenciada (nefastamente influenciada) por el pensamiento posmoderno (También hay una derecha que padece la misma influencia), pero es difícil encontrar ese modelo que izquierda en los sectores más radicales (Cuando hablo de izquierda radical, hablo de “verdadera” izquierda radical, no de lo que hoy se califica de radical. Que tal apelativo se aplica a la actual izquierda política española, cuando en realidad son “monjitas de la caridad” o poco más. Ninguna de las opciones de izquierdas en el poder o con posibilidades de alcanzarlo se atrevería a imponer medidas económicas como las que Roosevelt impuso en EE.UU. para afrontar la crisis económica)
    Y es cierto que la situación en el mundo musulmán es penosa, totalmente impropia de la época actual. Pero que no nos ciegue este caso concreto. En EE.UU., la preponderancia y la capacidad de condicionar la sociedad de la religión es también extrema. Sin llegar al extremo musulmán, el integrismo irracional religioso condiciona de forma considerable a la sociedad norteamericana. Un presidente ateo es impensable, por ejemplo. Hay muchos elementos que rozan la teocracia. Pero estados como el de Israel son verdaderas teocracias. Después de todo, la propia existencia de Israel es derivada de la existencia de la religión judía. No confundir la tolerancia (A veces inevitable) haca otras religiones, con condicionantes religiosos para la existencia y permanencia de los estados.
    Pero la injerencia de la religión en la política y su capacidad de condicionar la sociedad es muy grande en casi todo el mundo. Si tiempo atrás la religión católica era la que condicionaba las políticas en buena parte de los estados sudamericanos, hoy se reparten el pastel con los protestantes de origen estadounidense, y tienen un peso más que preocupante.
    El problema no son, únicamente, los musulmanes. Son todas las religiones. Aunque los musulmanes destaquen especialmente.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: