Inicio > Actualidad, Biología de la conservación, Ciencia, Ciencias Sociales > Hacia un planeta sin Naturaleza y con el desastre asegurado

Hacia un planeta sin Naturaleza y con el desastre asegurado


Es evidente que la Humanidad se ha convertido en la principal fuerza dominante en la configuración de la faz de la Tierra. Así, los humanos estamos modificando a nuestro antojo y únicamente en base a nuestras necesidades a corto plazo la superficie del planeta, reduciendo la vida salvaje a lugares cada vez más remotos y más pequeños. Y el problema es que nuestra interferencia en los ecosistemas crece de manera exponencial sobre un planeta al que estamos parasitando hasta el agotamiento más absoluto, tal y como muestra un reciente estudio.

Un grupo de investigadores israelíes ha cuantificado la huella humana sobre el planeta, comparándola con el conjunto de la biomasa terrestre y las conclusiones son directamente aterradoras. Según muestra el siguiente gráfico, en el que se representa el peso total de todos los objetos fabricados por el hombre (desde los simples envases de plástico, pasando por coches o aviones y hasta incluir el peso total de rascacielos o autopistas)

los humanos comenzamos el pasado siglo XX siendo todavía un especie poco determinante frente al conjunto de los seres vivos. Pero en poco más de cien años hemos conseguido superar el peso de todos los animales, plantas y demás organismos que pueblan los ecosistemas terrestres con los objetos fabricados por una civilización basada en un consumismo desaforado.

Y el siguiente gráfico expone muy crudamente la realidad: los animales pesan menos que la suma de nuestros objetos cotidianos y la masa de los edificios e infraestructuras construidos por el hombre es mayor que la de todas las plantas del planeta.

Y como esta masa antropogénica no es una cantidad constante, sino que se ha duplicado aproximadamente cada 20 años, pues para el año 2040 (una época en la que muchos estaremos probablemente todavía vivos) esta masa artificial será el doble de la actual, frente a una Naturaleza totalmente esquilmada.

Así que si tenemos en cuenta que la contribución de la Naturaleza es vital para nuestra propia supervivencia, porque a modo de gráfico ejemplo baste indicar que el 85% de la agricultura mundial depende exclusivamente de esas “insignificantes”, pero muy laboriosas abejas que a día de hoy están desapareciendo a un ritmo de extinción, la única conclusión racional posible es que muchos vamos a tener una jubilación para nada tranquila. En resumen ¡prepárense para vivir en vivo y en directo las distopías tipo Mad Max, porque emoción parece que no nos va a faltar!

Entradas relacionadas:


  1. Eduardo Baldu
    21 abril, 2021 a las 10:42

    Este estudio viene a demostrar algo que ya hace tiempo que muchos (pero no los suficientes) creemos, que vamos directos camino de la extinción. También demuestra que, en contra de nuestra propia autocalificacion, en general, no somos una especie inteligente. Lo son algunos de sus miembros, pero no la mayoría. Y también que las emociones dominantes son el egoísmo y la ambición. Este coctel nos confiere las condiciones necesarias para autodestruirnos

    Me gusta

  2. francisco Grisales L
    22 abril, 2021 a las 13:00

    Hay bastante exageración en el papel de las abejas como polinizadores en la produccion de alimentos : los cereales y los tubérculos que son los mas importantes NO son polinizados por ellas .

    Me gusta

  3. Alberto
    22 abril, 2021 a las 20:08

    La probabilidad de que la civilización global entre en un proceso de colapso en este siglo es muy muy alta, prácticamente se puede dar por seguro. Hay quien dice que ya hemos empezado ese proceso de colapso, que puede no ser algo súbito sino gradual.

    Sin embargo hay grandes incertidumbres en esto. No sabemos el cuándo el proceso se intensificará, si en pocas décadas (pongamos 20 o 30 años) o si, si se toman algunas medidas, lo más grave del proceso se retardará a la segunda mitad del siglo. No sabemos si será un proceso violento y caótico, o bien algo pacífico y donde aumentará la colaboración entre las personas, forzada por las circunstancias. Quizá afecte de manera muy distinta a las distintas regiones del planeta y se vea de todo a la vez. No sabemos lo que quedará después del colapso, puede ser desde una civilización más simple, hasta una ausencia total de civilización. Lo que si parece claro es que habrá un colapso, que se define como una imposibilidad de sostener la población actual, que caería drásticamente.

    Para más información, recomendo la lectura del libro “Colapsología” https://www.amazon.com/-/es/Pablo-Servigne/dp/8417623566
    https://www.colapsologiaespanol.com/
    Y Colapso, de Jared Diamond https://www.amazon.es/Colapso-sociedades-perduran-desaparecen-ENSAYO-HISTORIA/dp/8483462273

    Me gusta

  1. 1 mayo, 2021 a las 7:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: