Inicio > Actualidad, Biología, Biología evolutiva, Ciencia, Medicina > Humanos mejorados robóticamente

Humanos mejorados robóticamente


Hasta ahora la robótica aplicada al campo de la salud se ha orientado principalmente a subsanar enfermedades o daños mediante diferentes tipos de prótesis (piernas o brazos artificiales, audífonos, visión robótica, etc.). Sin embargo la pregunta que surge es porqué quedarse en la mera restauración y no pasar a la mejora del cuerpo humano, tal y como muestra un reciente artículo.

Imágenes de brazos y piernas robóticos e incluso de exoesqueletos médicos hace tiempo que han dejado de pertenecer a la ciencia ficción.

Incluso ya existen algunas personas con implantes cerebrales que les permiten paliar deficientes visuales como el artista ciborg Neil Harbisson.

Harbisson además ha ido un poco más allá de la mera restauración de su deficiencia visual y su antena le permite percibir no sólo los colores que detecta el ojo humano, sino también el rango del infrarrojo y el ultravioleta. Además dicha antena tiene conexión a internet para recibir imágenes de satélites o cámaras externas, así como también recibir llamadas telefónicas directamente sin necesidad de teléfono alguno, en lo que claramente es un salto cualitativo sobre nuestros limitados sentidos.

Y en este contexto un recientísimo artículo publicado hace unos días ha venido a ampliar esta nueva perspectiva sobre la mejora robótica del cuerpo humano. Los autores del estudio colocaron a 20 voluntarios un segundo pulgar, que se podía controlar con sensores de presión debajo de los dedos de los pies y opuesto a su pulgar natural, tal y como se muestra en la siguiente imagen.

Los sujetos aprendieron rápidamente a controlar el nuevo pulgar, coordinándolo con sus otros cinco dedos naturales, de tal manera que en un escaso lapso de tiempo pudieron realizar tareas complejas, incluso cuando estaban distraídos o con los ojos vendados. Los sujetos informaron además que con el tiempo sintieron el pulgar cada vez más como otra parte de su cuerpo. Así, llegaron a usar el pulgar adicional no sólo en los ensayos de laboratorio sino incluso en su casa en periodos de hasta 6 horas diarias. Por supuesto que, con el dedo adicional, los sujetos pudieron realizar tareas que son imposibles para una mano humana normal, tal y como muestran las siguientes fotografías

Pero quizás lo más llamativo del experimento fue que mediante imágenes por resonancia magnética funcional, los investigadores observaron que los sujetos cambiaron la forma en que usaban los músculos de su mano al haber añadido el tercer pulgar, para así acomodar el dedo extra a la coordinación motora. Es más, los sujetos no incluyeron esta nueva coordinación motora sobre la que tenían aprendida para una mano de 5 dedos, sino que los participantes durante el proceso de adaptación a su nueva mano completa, tuvieron que “olvidar” cómo manejaban su “vieja” mano natural y aprendieron nuevos patrones neurológicos para fusionar la acción de sus actuales 6 dedos, todo ello de forma coordinada en lugar de añadir simplemente los movimientos del dedo nuevo al repertorio motor de la mano antigua, en un claro ejemplo de la sabiduría del maestro Yoda:

El resumen de este estudio sería que la flexibilidad del cerebro es tan potente que probablemente en las próximas décadas o siglos los humanos vamos a poder ampliar hasta cotas ahora mismo impensables nuestros sentidos, y parafraseando el ya viejo dicho: no nos va conocer ni la madre que nos parió.

Entradas relacionadas:

* Humanos genéticamente modificados a la carta ¿ciencia ficción o ciencia a secas?

* Ingeniería genética humana ¿por qué no?

* Tecnología, magia, enseñanza y futuro de la Humanidad

* El libre albedrio y la culpabilidad penal a la luz de la neurociencia

* Parásitos que controlan la mente

* Nuevos fósiles procedentes de China confirman la complejidad de la evolución humana en el continente asiático

* Alteración de la conducta humana por parásitos y el libre albedrío

* Pureza racial, racismo y evolución humana a la luz de la genética

* En el fondo levaduras y humanos no somos tan diferentes

* Desde el punto de vista evolutivo, los humanos somos más artesanos que filósofos 

* Un par de apuntes acerca de la superioridad moral humana

* ¿Qué nos hace humanos?

* ¿Para qué estudiar la evolución? Utilidades y aplicaciones prácticas

* Entendiendo la evolución

* La historia evolutiva del mono borracho

* Entre chimpancés y humanos… tan solo unas bases nitrogenadas

* Seres humanos, clonación terapéutica y otros líos…

* ¿Es posible y adecuado revivir especies extintas?

* Una red cerebral separa a los humanos de los simios


  1. Diego González
    26 junio, 2021 a las 16:15

    Buenísimo, no es esto lo que básicamente persigue el transhumanismo?

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: