Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina > Intentando “curar” la leucemia de su hija con homeopatía y ozonoterapia

Intentando “curar” la leucemia de su hija con homeopatía y ozonoterapia


El problema de tolerar las pseudomedicinas (y no llamarlas por su verdadero nombre, esto es estafa con placebo) es que siempre existe algún ignorante que se acaba creyendo esos cuentos sobre milagros médicos realizados con pastillitas azucaradas, agujeros o ventosas en la piel o controlando energías incognoscibles para la Ciencia, casos de los que todos hemos oído hablar alguna vez. Y si al final el iluso es un adulto, en plena posesión de sus facultades mentales, pues ¿qué se le va a hacer? pero si el analfabeto pone en peligro la vida de su hija, la situación puede acabar en los juzgados ¡y menos mal!.

Y así, una niña de 11 años es diagnosticada de leucemia. Los médicos recomiendan el tratamiento habitual consistente en quimioterapia y administración de anticuerpos y su padre, que parece ser que es muy “alternativo” niega que a su retoño se le administren tratamientos que

dañen el sistema inmunológico y tengan efectos secundarios

porque el susodicho parece no entender que el peor efecto secundario de una leucemia es una muerte atroz y rápida.

Por ello, el progenitor que se ha informado a conciencia en el siempre peligroso espacio cibernético (sobre todo para aquellos que carecen de una mínima capacidad de raciocinio y pensamiento crítico) quiere explorar terapias “naturales”. Y ¿cómo no? nuestro experto papaíto (que lo mismo es con todos mis respetos fontanero, abogado o vaya usted a saber, pero que seguro que no diferencia un linfocito de una cucaracha) les dice a los médicos que

Hay tantas otras terapias diferentes que espero probar, cualquier cosa siempre que no la afecte realmente.

¿Y cuáles son estas maravillosas ” terapias” que no van a afectar a su retoño y de paso le curarán el cáncer? pues no se crean, lo mismo de siempre: homeopatía y ozonoterapia. O lo que es lo mismo pastillitas azucaradas e inyectar O3 a la niña. ¡Y a esperar el milagro! que ya sabemos que médicos y científicos no saben nada y sólo quieren enriquecer a las farmaceúticas.

Aunque menos mal que los profesionales del hospital y la madre llevaron el caso a un tribunal de Londres y el juez ha fallado a favor de que la chiquilla tenga alguna oportunidad de sobrevivir recibiendo el mejor tratamiento posible, que por supuesto no consiste supercherías “alternativas”.

Entradas relacionadas:


  1. Eduardo Baldu
    16 junio, 2021 a las 14:08

    La ventaja en este caso es que la madre sí parece ser inteligente, y ha actuado en consecuencia. Cuando son los dos progenitores tarados alternativos, entonces es más complicado, desde un punto de vista legal, porque, mientras no exista una legislación que claramente desautorice y condene semejantes prácticas, siempre nos encontraremos la falsa libertad de elección individual frente a la visión científica.
    El problema es que la mayoría de políticos son analfabetos científicos, eso cuando no son obnubilados esotéricos y/o religiosos, como los que creen que “la virgen lo arreglará todo”, que de esos tenemos algunos. Y si ese es el personal que tiene que legislar para poner coto a tanta tontería, vamos dados.

    Me gusta

  2. apalankator
    18 junio, 2021 a las 21:03

    Una pregunta a ver si alguien puede responder, ¿Sería posible una denuncia así, aquí en España?

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: