Inicio > Actualidad, Biología, Ciencia, Científicamente incorrecto, Escepticismo, Magufadas, Medicina, Microbiología > Con la pandemia hay multinacionales que se han enriquecido “por la cara”

Con la pandemia hay multinacionales que se han enriquecido “por la cara”


Es evidente que la invención de las diversas vacunas frente al coronavirus ha permitido conseguir grandes beneficios a aquellas empresas que desarrollaron dichos compuestos. Sin embargo, hay otro conjunto de multinacionales que han aumentado espectacularmente su cuenta de resultados durante la actual pandemia con supuestos “potenciadores” de la inmunidad frente a este y al resto de patógenos, sin por supuesto demostración alguna de efectividad antiviral.

El negocio de los suplementos dietéticos es casi inimaginable. En el año 2019, cientos de millones de personas del mundo desarrollado, aquellos cuyo principal problema no es para nada la carencia de ninguno de los componentes necesarios de una dieta equilibrada sino el sobrepeso y la obesidad, se gastaron la astronómica cantidad de 382.000 millones de dólares en suplementos dietéticos. Y este dinero básicamente sirvió para enriquecer en aminoácidos, oligoelementos, vitaminas, minerales y demás compuestos orgánicos e inorgánicos los ríos y mares a través de la expulsión por el excusado de orina coloreada. Es más, se ha demostrado que estas pastillas, que contienen docenas de estos compuestos son verdaderas “bombas” bioquímicas, alteran el metabolismo y pueden llegar a afectar de manera más o menos grave la salud de sus consumidores habituales.

Pues bien este negocio, que venía aumentando a tasas del 5-10% de crecimiento anual hasta el 2019, se convirtió con la pandemia coronaviral en una verdadera mina de oro. Así, las ventas de este tipo de suplementos superfluos aumentaron en EEUU en un asombroso 44% durante el pasado 2020. Algo similar ocurrió en otros países: aumentos de las ventas del 63% en el Reino Unido y de entre el 40 y el 60% en Francia.

Porque ante la falta de verdaderos tratamientos, el siempre irracional cerebro humano no puede estarse quieto y aplica irracionalmente el viejo dicho castellano de “a falta de pan, buenas son tortas”, aunque como en este caso las tortas sean inútiles, carísimas y quizás hasta contraproducentes.

P.D:

Y de regalo un instructivo video para navegar en estos procelosos tiempos:

Entradas relacionadas:


  1. Eduardo Baldu
    7 octubre, 2021 a las 10:01

    Como dices, los suplementos son un negocio millonario en los países que menos los necesitas. Pero además, como no son precisamente baratos, la parte de la población que pudiera necesitarlos (el sector poblacional que “gracias” al modelo económico está al borde (o inmerso) en la marginalidad, y que como consecuencia tiene una alimentación deficiente, tampoco tiene recursos para adquirirlos (Si los tuviera, no los necesitaría porque estaría bien alimentado). Así pues, a los únicos que podrían serle provechoso, no tienen capacidad para adquirirlos, y los que los adquieren, no los necesitan. Pero da igual, mientras las cuentas corrientes de los accionistas de las empresas que los fabrican crezcan, todo va bien.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: