Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina, Microbiología > Los antivacunas son los mejores aliados de las multinacionales farmacéuticas

Los antivacunas son los mejores aliados de las multinacionales farmacéuticas


Aunque pueda parecer extraño, los antivacunas obsesionados por no dar su dinero a las siempre malvadas corporaciones sanitarias en realidad hacen aumentar ¡y mucho! la cuenta de resultados y los beneficios de las grandes empresas del sector sanitario.

Uno de los más repetidos “argumentos” en contra de la vacunación es que la venta de estos preparados medicinales reporta a las multinacionales farmacéuticas dueñas de las respectivas patentes miles de millones de euros. Algo totalmente cierto, como se puede observar en el reciente caso de la pandemia coronaviral.

Pero, para centrar el asunto ni siquiera vamos a tener en cuenta las muertes, bien directamente por el propio coronavirus como por todas esas enfermedades que no pudieron ser tratadas con un sistema sanitario inicialmente al borde del colapso y en la actualidad que todavía arrastra larguísimas listas de espera, ni el astronómico coste de haber paralizado la actividad económica durante meses. Simplemente vamos a calcular el gasto que supone hospitalizar a una persona. Un enfermo hospitalizado por COVID-19 recibe diferentes medicamentos como por ejemplo analgésicos, antipiréticos, esteroides, antibióticos o sedantes entre otros, fármacos todos ellos vendidos por diferentes empresas del sector. Por supuesto, durante su estancia hospitalaria el paciente puede necesitar diverso material especializado (jeringuillas, bombonas de oxígeno, suero fisiológico, guantes de látex para el personal sanitario, etc.) que también es fabricado por grandes empresas, muchas veces filiales de las mismas corporaciones que fabrican los medicamentos, que para eso están las economías de escala del mundo capitalista. Y por supuesto las pruebas y test de diagnóstico, junto con el equipamiento habitual en un hospital ha sido vendido también por empresas especializadas que suelen operara nivel global.

En un reciente análisis llevado a cabo en EEUU, la estancia media hospitalaria de un enfermo por COVID-19 asciende a la respetable cifra de 20.000 dólares. Ahora bien, hasta la fecha en ese mismo país se han contabilizado 3.257.025 ingresos hospitalarios, por lo que la factura que han cobrado las grandes corporaciones del sector es de unos 65.000 millones de dólares. Teniendo en cuenta que las vacunas se están vendiendo entre 30 y 40 dólares el ciclo completo, la vacunación de los 331 millones de estadounidenses saldrá por unos 13.000 millones de dólares.

Es decir que es evidente que para la cuenta de resultados del sector sanitario norteamericano es muy conveniente que esas varias decenas de millones de cerriles cristiano-fascistas (que juran y perjuran que a ellos no les quita ningún gobierno “comunista” su “libertad” de morir infectando) sigan en sus trece y aumenten en los próximos meses el número de hospitalizaciones y por consiguiente también el monto de las facturas médicas.

P.D:

Y de regalo un irónico video sobre el tema:

Entradas relacionadas:

* El contraproducente comportamiento de los antivacunas

* Doble trasplante de pulmón por no vacunarse

* Las vacunas no producen magnetismo, simplemente hay que ducharse más

* Madre antimascarillas y antivacunas muere por su ignorante analfabetismo

* Un recordatorio sobre la necesidad de las vacunas

* Antivacunas y conspiranoicos nos pueden llevar al desastre más absoluto

* “Amazon books”: la deriva antivacunas

* La doble y más que peligrosa ignorancia de un médico antivacunas

* Por fin los antivacunas empiezan a sufrir (un poco) las consecuencias de sus actos

* El verdadero coste de no vacunar: un experimento natural

* “Espero que mueras”: los ataques de los antivacunas a los científicos

* Médicos que llaman a los antivacunas por su verdadero nombre: ¡imbéciles!

* Las tasas de vacunación en Hollywood son similares a las de Sudán del Sur 

* El movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

* Cuando los antivacunas matan a los hijos de otros por su ignorante negligencia

* Vacunas y multinacionales farmaceúticas ¿dónde está el verdadero negocio?

* Diez mitos sobre las vacunas y diez hechos verdaderos sobre la vacunación

* La vacuna contra el sarampión previene millones de muertes provocadas por otros muchos patógenos 

* ¿Servirá para algo la terrible muerte por difteria del inocente niño de Olot?

* Nuevos hallazgos sobre memoria inmunológica, hipótesis de la higiene y vacunación

* La irresponsabilidad de los sanitarios no vacunados

* ¿Por qué seguir vacunando contra el sarampión? o como morir de éxito

* Los buenas noticias sobre ciencia, medicina y sanidad y otra para indignarse

* Política y religión aliadas para impedir la vacunación contra el virus de la polio y su erradicación

* La importancia de las vacunas

* Después del caso de difteria de Olot, la Liga por la Libertad de la Vacunación erre que erre en su criminal postura de apoyo a la más irresponsable pseudomedicina


  1. LUIS SANCHEZ
    5 noviembre, 2021 a las 12:47

    El barullo de entidades, grupos y seguidores de personajes carismáticos que forman el grueso de los antivacunas, antimascarillas, conspironaicos, terraplanistas, fundamentalistas religiosos, fascistas, antifeministas, etc. tienen tantas ramificaciones y líos entre ellos mismos, que es casi imposible encontrar un interlocutor con el que poder debatir algo; nadie reconoce a nadie con autoridad suficiente y solo les une alguna manifestación que vaya en contra de algo o alguien al quien consideren maligno para sus creencias.

    Muchos no son estúpidos, aunque lo parezcan, son simplemente personas dominadas por una ideología, mal informados y bombardeados por bulos contínuamente.

    ¿Se puede hacer algo?, poco para hacerles cambiar de parecer, pero sí que necesitamos Leyes para protegernos de ellos.

    Salu2

    Me gusta

  2. Far Voyager
    5 noviembre, 2021 a las 19:46

    No sé si se ha perdido, pero ayer o antes de ayer envié un comentario con una foto enlazada de publicidad en el Metro de Madrid de una asociación «por la libertad» o algo así que quería acabar con el llevado de mascarillas en escuelas.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: