Inicio > Actualidad, Biología, Biología evolutiva, Escepticismo, Física, Geología, Magufadas, Medicina > Negacionista de la COVID-19, antivacunas y terraplanista todo en uno, muere

Negacionista de la COVID-19, antivacunas y terraplanista todo en uno, muere


Si hubiera un galardón al individuo más estúpidamente irracional es probable que haya sido ganado por un canadiense de la Columbia Británica capaz de sumar muchas de esas conspiraciones que se difunden entre aquellos a los que le viene demasiado grande el pomposo apelativo de sapiens.

En la pequeña ciudad canadiense de New Westminster, casi en la frontera con el estado norteamericano de Washington vivía un tal Mak Parhar, ejemplo de hasta donde puede llegar la irracionalidad en un mundo en el que todo el fabuloso conocimiento científico atesorado por generaciones de brillantes investigadores está a un par de clics de la web.

Este personajillo, defensor de la Tierra Plana (porque ¿qué narices sabrán esos sabelotodo de la NASA o de la Academia de Ciencias rusa que tienen la fea costumbre de enviar satélites al espacio exterior para observar lo que no es nada más que un disco plano rodeado por un muro de hielo para que los océanos no se vacíen?) tuvo con motivo de la actual pandemia coronaviral sus 15 minutos de gloria al enfrentarse al estado canadiense por negarse a guardar cuarentena y también por no llevar mascarilla, motivo por el cual estaba en medio de varios juicios. Y por supuesto, nuestro particular protagonista tampoco quería nada con esas «peligrosas» vacunas que te alteran el genoma y te anulan la voluntad, convirtiéndote en un esclavo al servicio de Bill Gates y de los pedófilos que han desenmascarado los «valientes» de QAnon.

Pues bien, el tal Parhar empezó a encontrarse mal un día de estos y subió un video para informar a sus descerebrados seguidores que, a pesar que tenía diferentes síntomas de enfermedad respiratoria, él en su infinito conocimiento (ya que sabía que todos los astrónomos, físicos, geólogos y demás expertos del mundo estaban equivocados en cuanto a la estructura de la Tierra, aquí tampoco iba a errar por mucho que dijeran microbiólogos y médicos varios) sabía que esta infección no era debida al coronavirus porque «la COVID no existe».

Pero algo debía rondar por sus dañadas neuronas porque hace unos días publicó otro video en el que informaba que se sentía algo mejor porque recientemente había tomado ivermectina, un medicamento antiparasitario ampliamente promocionado entre la comunidad antivacunas como efectivo contra el coronavirus, pero que en realidad no ha demostrado eficacia alguna, de tal manera que las autoridades sanitarias de todo el mundo advierten del peligro que supone su uso en enfermos de COVID-19. Es decir, aunque él «sabía» que no estaba infectado por el SARS-CoV2 se toma un falso remedio que supuestamente cura la COVID-19 ¿ven ustedes la ironía y hasta donde llega la estupidez humana?

Pues bien, entre no acudir al médico y auto recetarse lo que estúpidos de todo pelaje difunden por la redes sociales fue pasando el tiempo y la salud de nuestro delirante protagonista se fue resintiendo, de tal manera que cuando avisó los servicios de urgencia únicamente pudieron certificar su muerte al llegar a su domicilio. Así que solo quedar decir como el viejo refrán castellano «Tanta paz lleves, como descanso dejas».

P.D:

Y de regalo Mick Jagger sacudiendo a los antivacunas ¡que lo disfruten!

Entradas relacionadas:

* El contraproducente comportamiento de los antivacunas

* “Espero que mueras”: los ataques de los antivacunas a los científicos

* Doble trasplante de pulmón por no vacunarse

* Las vacunas no producen magnetismo, simplemente hay que ducharse más

* Madre antimascarillas y antivacunas muere por su ignorante analfabetismo

* Un recordatorio sobre la necesidad de las vacunas

* Antivacunas y conspiranoicos nos pueden llevar al desastre más absoluto

* “Amazon books”: la deriva antivacunas

* La doble y más que peligrosa ignorancia de un médico antivacunas

* Por fin los antivacunas empiezan a sufrir (un poco) las consecuencias de sus actos

* El verdadero coste de no vacunar: un experimento natural

* Médicos que llaman a los antivacunas por su verdadero nombre: ¡imbéciles!

* Vuelven los confinamientos por la COVID-19, pero sólo para aquellos países que no han hecho sus deberes

* Las tasas de vacunación en Hollywood son similares a las de Sudán del Sur 

* El movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

* Cuando los antivacunas matan a los hijos de otros por su ignorante negligencia

* Vacunas y multinacionales farmaceúticas ¿dónde está el verdadero negocio?

* Diez mitos sobre las vacunas y diez hechos verdaderos sobre la vacunación

* La vacuna contra el sarampión previene millones de muertes provocadas por otros muchos patógenos 

* ¿Servirá para algo la terrible muerte por difteria del inocente niño de Olot?

* Nuevos hallazgos sobre memoria inmunológica, hipótesis de la higiene y vacunación

* La irresponsabilidad de los sanitarios no vacunados

* ¿Por qué seguir vacunando contra el sarampión? o como morir de éxito

* Los buenas noticias sobre ciencia, medicina y sanidad y otra para indignarse

* Política y religión aliadas para impedir la vacunación contra el virus de la polio y su erradicación

* La importancia de las vacunas

* Después del caso de difteria de Olot, la Liga por la Libertad de la Vacunación erre que erre en su criminal postura de apoyo a la más irresponsable pseudomedicina


  1. Luis SANCHEZ
    7 noviembre, 2021 a las 18:19

    Entre tanta gente fallecida, que fallezca un personaje como el descrito, no ayudará mucho a que el resto entre en razón.

    Ya estarán maquinando algo, para echarle la culpa a alguna conspiración que se llevó por delante al defensor de la «libertad».

    Somos socialmente muy complejos, y ahora la gran cantidad de información que tenemos a nuestra disposición, y lo fácilmente manipulable que es un grupo bastante grande de gente, hace el tema preocupante. Hay que legislar para proteger al resto de la gente.

    Yo sueño con una Sociedad en la que no haya hambre, ni gente que muera por enfermedades fácilmente curables, y donde la gente tenga un sitio donde vivir. Es una utopía, por ahora, pero que haya gente que sueñe con tantas tonterías, me deja pensativo. ¿Y si resulta que la Humanidad es mayoritariamente idiota?

    Salu2

    Me gusta

  2. Far Voyager
    7 noviembre, 2021 a las 20:16

    Al menos la pandemia está sirviendo para quitarse de encima a tipos cómo ese. Es lo único positivo.

    Me gusta

  3. Eduardo Baldu
    7 noviembre, 2021 a las 21:45

    Pues, si se ha muerto, que lo entierren. No me va a generar ningún sentimiento de pena, ni nada parecido. Ya sé que mi actitud no es políticamente correcta, pero me importa un bledo. Toda esa gente se está, permanentemente, buscando acabar así, pues tienen lo que han estado buscando.
    La lastima es que no acaben criando malvas todos los que siguen sus pasos. Sería una forma de deshacerse de un peso muerto e inútil.
    Y sí, Luis Sánchez, la mayor parte de la humanidad es idiota. No es solo la existencia de antivacunas, y conspiranoicos varios, es el peso de la religión, es el egoísmo absurdo que fomenta el apoyo a modelos socioeconómicos que solo sirven para aumentar las desigualdades sociales y hacer imposible corregir el rumbo que nos lleva a la autodestrucción, es la obsesión por mantener (Y fomentar) el crecimiento de la población, cuando hace años que deberíamos haber implementado políticas que fomentaran el decrecimiento. Todo junto nos sentencia a que la especie humana acabe desapareciendo en un lapso de tiempo, probablemente, inferior a cien años.
    No, no es que no crea que no vaya a haber supervivientes. Los habrá, pero, con suerte, no superarán el 5 o 3l 10 por ciento de la población actual. Lógicamente, la caída de la actual civilización tecnológica es totalmente previsible. Los que tienen más posibilidades de sobrevivir son, precisamente, aquellos que viven en sociedades que aún se rigen por criterios preindustriales, y a los que, por tanto, afectará menos la desaparición de la tecnología. Por el contrario, serán sociedades mucho más predispuestas a la reaparición de la omnipresente religión, y de sus irracionalidades. Recuperar nuestra capacidad tecnológica en tales condiciones puede ser una tarea imposible.

    Me gusta

  4. Prosanatos
    9 noviembre, 2021 a las 1:50

    Sería candidato a los premios Darwin, si las mismas reglas lo permitieran.

    Me gusta

  5. Odiseo
    9 noviembre, 2021 a las 13:34

    Otro estúpido paleto insignificante menos… Pero Burke sigue vivo, y él es mucho más peligroso.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: