Inicio > Actualidad, Biología, Ciencia, Científicamente incorrecto, Escepticismo, Magufadas, Medicina, Microbiología > Antivacunas, contrario a la medicina científica y defensor del uso de la lejía como medicamento muere (como no podía ser de otra manera) por COVID-19

Antivacunas, contrario a la medicina científica y defensor del uso de la lejía como medicamento muere (como no podía ser de otra manera) por COVID-19


Cuando un analfabeto científico se empeña, al final consigue certificar su propia muerte, tal y como acaba de ocurrir en Austria.

Johann Biacsics era conocido en su Austria natal como el más claro ejemplo de cómo en pleno siglo XXI la explosiva mezcla de ignorancia, redes sociales manipuladoras y medios de comunicación sin ética alguna puede convertir en un icono «alternativo» a quien no era más que un arrogante analfabeto científico.

El tal Johann llevaba meses con la peligrosa matraca de que la lejía diluida es el «medicamento» ideal frente al coronavirus (y ya de paso también válido para cualquier patógeno conocido o desconocido). Por supuesto como acérrimo antivacunas que era, no solo no se había vacunado sino que difundía en manifestaciones, redes sociales y entrevistas varias en distintos medios de comunicación que las vacunas son ineficaces y peligrosas. Y todo ello por supuesto sin presentar prueba alguna. Pero claro, en el mundo de la inmediatez cibernética la palabra de un gañán vale más que la de docenas de inmunólogos, virólogos o expertos en salud pública.

Y tanto va el cántaro a la fuente de la irracionalidad que Biacsics contrajo el virus a principios de noviembre. Pero por supuesto, aunque su estado era lo suficientemente grave como para ser hospitalizado, los esforzados médicos no fueron capaces de hacer comprender a semejante espécimen que el coronavirus le estaba matando ¡cuánta santa paciencia tiene que tener a veces el personal sanitario! Y cómo él sabía que toda la profesión médica y el estamento científico al completo estaban equivocados solicitó el alta voluntaria a pesar de todas las advertencias sobre la gravedad de su situación y se marchó a casa para «medicarse» con la milagrosa lejía diluida que en realidad nada cura. Así que finalmente, este descerebrado falleció el otro día a la edad de 65 años.

Y lo peor de todo es que su familia parece ser tan estúpida como el difunto puesto que su hijo ha declarado que ellos «saben» que Johann no ha muerto de COVID-19, aunque tenía todos los síntomas y las diversas pruebas que le realizaron en el hospital así lo confirmaron. Por tanto solo queda certificar que a veces quizás lo mejor sería que algunas estirpes se extinguieran lo más rápido y silenciosamente posible.

P.D:

A ver si este didáctico video sirve para que descerebrados varios dejen de morir, y sobre todo, de poner en peligro la vida de los demás.

Entradas relacionadas:

* El contraproducente comportamiento de los antivacunas

* Médico italiano homeópata y antivacunas muere por COVID-19

* “Espero que mueras”: los ataques de los antivacunas a los científicos

* Doble trasplante de pulmón por no vacunarse

* Las vacunas no producen magnetismo, simplemente hay que ducharse más

* Madre antimascarillas y antivacunas muere por su ignorante analfabetismo

* Un recordatorio sobre la necesidad de las vacunas

* Antivacunas y conspiranoicos nos pueden llevar al desastre más absoluto

* “Amazon books”: la deriva antivacunas

* La doble y más que peligrosa ignorancia de un médico antivacunas

* Por fin los antivacunas empiezan a sufrir (un poco) las consecuencias de sus actos

* El verdadero coste de no vacunar: un experimento natural

* Médicos que llaman a los antivacunas por su verdadero nombre: ¡imbéciles!

* Vuelven los confinamientos por la COVID-19, pero sólo para aquellos países que no han hecho sus deberes

* Las tasas de vacunación en Hollywood son similares a las de Sudán del Sur 

* El movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

* Cuando los antivacunas matan a los hijos de otros por su ignorante negligencia

* Vacunas y multinacionales farmaceúticas ¿dónde está el verdadero negocio?

* Diez mitos sobre las vacunas y diez hechos verdaderos sobre la vacunación

* La vacuna contra el sarampión previene millones de muertes provocadas por otros muchos patógenos 

* ¿Servirá para algo la terrible muerte por difteria del inocente niño de Olot?

* Nuevos hallazgos sobre memoria inmunológica, hipótesis de la higiene y vacunación

* La irresponsabilidad de los sanitarios no vacunados

* ¿Por qué seguir vacunando contra el sarampión? o como morir de éxito

* Los buenas noticias sobre ciencia, medicina y sanidad y otra para indignarse

* Política y religión aliadas para impedir la vacunación contra el virus de la polio y su erradicación

* La importancia de las vacunas

* Después del caso de difteria de Olot, la Liga por la Libertad de la Vacunación erre que erre en su criminal postura de apoyo a la más irresponsable pseudomedicina

  1. Luis SANCHEZ
    1 diciembre, 2021 a las 12:48

    Descanse en paz, Johann Biacsics.

    Pero no es de los pocos idiotas Austriacos que niegan la COVID-19 o la eficacia de las vacunas y la de las mascarillas. El 20 de noviembre pasado, pude ver presencialmente como miles de personas, perfectamente organizadas, se manifestaban por las calles de Viena, justo 1 día antes de que los volviesen a confinar por todo un mes para tratar de parar la nueva «ola» de COVID-19 que les estaba señalando como uno de los países con más casos per cápita, de la Europa «rica».

    El gobierno, ya bastante harto de esta situación, a legislado imponer elevadas multas a los que no se quieran vacunar.

    Pienso que el dinero, en este tipo de gente, tiene un elevado índice de influencia. Muchos se van a vacunar y a otra cosa!

    Espero que tras esta pandemia, la mayoría de estados hayamos legislado parecido, para proteger a la población de estos numerosos y organizados grupos de negacionistas acientíficos.

    Salu2

    Me gusta

  2. Eduardo Baldu
    1 diciembre, 2021 a las 14:14

    Siento por este señor la misma pena que por aquellos que se matan practicando actividades de alto riesgo por simple placer: ninguna.
    Tanto unos como otros ponen en riesgo sus vidas voluntariamente, y haciendo caso omiso a las advertencias sobre la peligrosidad de sus acciones. Por tanto su muerte ha sido buscada voluntariamente, así que, ¡¡Que les den!!

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: