Inicio > Actualidad, Biología, Biología evolutiva, Ciencia, Científicamente incorrecto, Escepticismo, Magufadas, Medicina > El dilema de tratar a los no vacunados dejando morir a los vacunados

El dilema de tratar a los no vacunados dejando morir a los vacunados


Ahora que las vacunas frente a la actual pandemia coronaviral están accesibles a cualquier ciudadano de los países desarrollados ha surgido en algunos lugares una terrible realidad: los no vacunados por propia decisión saturan los hospitales y ello implica con cierta frecuencia que individuos vacunados no pueden ser tratados de otras enfermedades potencialmente mortales.

En EEUU, hasta ahora el máximo ejemplo del neoliberalismo sanitario, en donde sin dinero para costearse un seguro médico privado los más desfavorecidos se enfrentan a una muerte segura en cuando su salud se deteriora de manera grave, la actual pandemia puso en evidencia esta cruel realidad. Es por ello que incluso un presidente como Donald Trump decidió dar acceso gratuito (pagado con fondos federales) a las vacunas a toda la población, subvirtiendo de hecho el sacrosanto dogma neoliberal, con la aquiescencia de todo un partido (el Republicano) que ha hecho de la total privatización sanitaria uno de sus principios fundamentales.

Aun así, bastantes decenas de millones de estadounidenses de la ideología más ultraconservadora y anticientífica se niegan a día de hoy a recibir las “malvadas” vacunas conformando un ecosistema virgen en donde el coronavirus campa a sus anchas, puesto que muchos de estos intolerantes analfabetos científicos suponen la mayoría de la población en muchos estados del denominado “Cinturón de la Biblia” estadounidense.

Y este suicida comportamiento, tanto desde el punto de vista individual como colectivo, está teniendo sus consecuencias: en diversos estados, generalmente los “rojos” (aquellos que votan masivamente por el Partido Republicano) las tasas de vacunación siguen manteniendose muy bajas y la aparición de nuevas variantes virales más contagiosas está volviendo a llenar los hospitales con pacientes de COVID-19, casi como en aquel aciago año de 2020 en donde no existían vacunas disponibles.

Y mientras en el pasado no hubo ningún dilema ético-profesional ya que se atendió a los pacientes por orden de gravedad, pasando los enfermos de COVID-19 por delante de otros enfermos como los oncológicos, graves también, pero en situación de poder esperar unas semanas o meses para poder ser tratados, ahora la situación es bastante diferente cuando se tienen en cuenta todos los factores. Actualmente los no vacunados siguen ingresando en situaciones muy graves por la COVID-19, pero son individuos que eligieron libremente no vacunarse aceptando (aunque sea de manera implícita) el riesgo de su negligente y peligrosa decisión. Mientras tanto los pacientes de otras enfermedades graves vuelven a ver en Tejas, Florida y demás graneros del voto republicano como son ubicados nuevamente en la cola de la atención médica. Y es por ello que el Dr. William F. Parker de la “Pritzker School of Medicine” de la Universidad de Chicago ha escrito un reciente editorial en la revista “Annals of the American Thoracic Society” exponiendo esta nueva e injusta situación:

Daniel Wilkinson, un veterano de 46 años que sobrevivió a dos despliegues en Afganistán, murió de una muerte evitable durante la ola Delta [del coronavirus] del verano en Texas. Pero a diferencia de miles de sus compañeros tejanos, Wilkinson estaba completamente vacunado y no murió de neumonía por la COVID-19. En cambio, «un cálculo biliar lo eliminó» cuando entró en insuficiencia orgánica multisistémica provocada por una pancreatitis esperando que un hospital pudiera tratarlo. Wilkinson y muchos otros obligados a aplazar su atención médica fueron víctimas de la [variante] Delta [del coronavirus].  Cuando la pandemia obliga a los hospitales a cambiar los estándares de atención convencionales a los de contingencia, deben retrasar procedimientos médicamente necesarios y urgentes para los adultos vacunados con [otras] enfermedades graves. Estos retrasos son directamente perjudiciales; estos pacientes vacunados son directamente perjudicados cuando los hospitales utilizan todos sus recursos para atender a los muchos pacientes con COVID-19 no vacunados. Por ejemplo, retrasar la cirugía de cáncer de mama en tan solo cuatro semanas aumenta el riesgo relativo de muerte por la enfermedad en un 8%.

Y en este contexto el propio Dr. Parker deja una pregunta de difícil respuesta, pero que no puede dejar indiferente a nadie:

¿Deberían pagar los pacientes vacunados un precio por la negativa de los no vacunados a aceptar una terapia de libre acceso que salva vidas?

Porque la “libertad” personal sin responsabilidad se convierte en privilegio y como en el caso que nos ocupa hasta criminal.

P.D:

Y de regalo un video.

Entradas relacionadas

  1. Gustavo Rodriguez
    10 diciembre, 2021 a las 13:52

    En los primeros 90 dias, la vacuna Pfizer ha producido 1223 muertos y 158.000 efectos secundarios graves. La empresa quería ocultar la información hasta dentro de 55 años, pero por orden judicial los ha tenido que hacer públicos.

    [link eliminado porque conduce a un documento fake]

    Le gusta a 1 persona

  2. Lug Barry Lopez
    10 diciembre, 2021 a las 14:55

    una total estupides este articulo

    Me gusta

  3. 10 diciembre, 2021 a las 19:52

    Lug Barry Lopez

    Claro que sí, es una total estupidez que una persona muera porque miles de imbéciles integrales han decidido hacer uso de su ignorante «libertad» de andar por el mundo como bombas víricas volantes. La pena es que tú no fueras uno de los que se quedan a las puertas del hospital por falta de camas, aunque por tu comentario intuyo que serás de los aborregados que por haber leído un par de comentarios y visto un video en las redes sociales ya sabe más de virología, inmunología y salud públicas que los miles de cientificos de todo el mundo que se devanan los sesos para mantener con vida a analfabetos como tú.

    Me gusta

  4. 10 diciembre, 2021 a las 19:56

    Gustavo Rodriguez

    La próxima vez, antes de tragarte un pdf más falso que una moneda de 7 euros porque te informas en una web que tiene a semideficientes mentales como tú enganchados, bien harías en acudir a las fuentes oficiales de las autoridades sanitarias de todo el mundo y a las revistas científicas.

    Porque yo ahora mismo te hago un pdf «oficial» mostrando las «pruebas» de que los reptilianos son los que han soltado el virus para exterminar a la Humanidad. Es lo que tiene la informática nivel usuario.

    Me gusta

  5. Eduardo Baldu
    10 diciembre, 2021 a las 20:03

    Existen dos tipos de responsabilidades ante la situación actual: una privada y otra pública. Y la suma de ambas es la que ha agravado los daños, ya de por sí malos, de la situación de pandemia.
    Recuerdo que al inicio de la misma, cuando ya estaba declarada y se veía su gravedad, las asociaciones internacionales de médicos oncólogos ya advertían de las funestas consecuencias que tendrían para los enfermos de cáncer los inevitables aplazamientos derivados del colapso sanitario provocado por la pandemia. De la incapacidad para hacer frente a esta situación, son los políticos más preocupados por los intereses empresariales que por mantener un modelo sanitario acorde con las necesidades de la sociedad (Hasta el punto de llevar a cabo un proceso de recorte de gastos, como en el caso español, o de fiarlo todo a la iniciativa privada, más preocupada en la obtención de beneficios que en dar el servicio que necesita la ciudadanía, en el caso de los EUA).
    Pero después viene la situación actual, en la que la estupidez de una parte de la sociedad, empeora aún más la situación. Y en este caso, la responsabilidad recae, fundamentalmente (Salvando los casos de los políticos que se han puesto al lado de los antivacunas) sobre una parte importante de la ciudadanía, todos esos subnormales que se niegan a ser vacunados.
    Los efectos descritos son evidentes y esperables, y deberían ser suficientes para que se tomen medidas draconianas contra quienes mantienen estas posturas. Ser responsables del colapso de los hospitales (por negarse a la vacunación) implica una clara responsabilidad criminal frente al incremento de mortalidad derivada de ello. Es un acto voluntario que causa un daño claro: la muerte de personas.

    Me gusta

  6. Eduardo Baldu
    10 diciembre, 2021 a las 20:28

    Cada vez que leo alguna intervención del tipo “subnormal profundo”, no puedo menos que pensar que tales mentiras, tales falsedades, deberían tener un claro y contundente castigo. Mentir, engañar, falsear no debería salir gratis. Es de aplicación aquí la frase atribuida a Joseph Goebbels («Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad»), y es lo que buscan los negacionistas con sus mensajes de mierda. Y ya sabemos lo que pasa con esa gentuza, que acaban creando una sociedad perversa e irracional.

    Me gusta

  7. 11 diciembre, 2021 a las 11:07

    Aun suponiendo que las vacunas produjeran la muerte de personas, eso no obviaría el hecho de que la relación coste/beneficio las seguiría haciendo imprescindibles.

    Por ejemplo el caso más documentado ha sido la vacuna contra la viruela, cuya administración mató a una persona por cada millón de vacunados, generalmente individuos con problemas de inmunosupresión. Es decir, en un país como España murieron directamente 40 personas por ser vacunadas. Pero como la viruela fue una enfermedad terrible que mataba aproximadamente al 30% de los infectados, la administración de esa vacuna salvó la vida de 12 millones de españoles aproximadamente, porque sin la vacuna a lo largo de la vida todos nos hubiéramos enfrentado a tan letal patógeno. Y como la vacuna erradicó a la viruela ahora ya no hace falta seguir vacunando con ella a los recién nacidos y ni siquiera tienen el riesgo de vacunarse, porque ya lo hicimos en su momento los de más edad.

    Me gusta

  8. Luis SANCHEZ
    11 diciembre, 2021 a las 20:20

    Es perder el tiempo tratar de convencer a adoctrinados y creyentes, además de analfabetos científicos, como bien los denomina ateo666666.

    Lo gracioso del tema es que cuando los gobiernos implementan multas, exclusión de lugares públicos, etc. a los no vacunados, entonces mayoritariamente corren a vacunarse. ¿Se puede ser más idiota?

    Salu2

    Me gusta

  9. Diego Vallejo
    12 diciembre, 2021 a las 9:01

    Si te pierdes en la montaña por no hacer caso a las autoridades el rescate lo pagas tú.

    Me gusta

  10. 12 diciembre, 2021 a las 10:53

    Pero no solo eso, de vez en cuando en invierno cuando la agencia de meteorología avisa de fuerte temporal y las autoridades recomiendan evitar desplazamientos inútiles siempre hay un par de irresponsables que se suben a la montaña por placer y luego hay que enviar un equipo de salvamento a rescatarles, individuos y perros que se juegan la vida porque esos estúpidos no quisieron aplazar su ocio hasta que el tiempo mejorara. En este caso no solo deberían pagar la factura (que a veces incluye varios vehículos y hasta un helicóptero) del rescate sino también deberían enfrentarse a cargos punibles por poner en riesgo innecesario la vida de los profesionales de dos y cuatro patas.

    Me gusta

  11. Far Voyager
    12 diciembre, 2021 a las 22:06

    Perdón por el OT, pero empieza a ser cansino el ego superinflado de los cristianos evangélicos cuando dicen que «se les persigue y la gente se burla de ellos, pero no de la reencarnación o de qué al morir dejamos de existir» por criticar dogmas cómo «la teoría de la evolución» (dejo aparte aquí lo demás que critican que todos sabemos por esta ser una página sobre ciencia), cuando estoy acostumbrado a ver todos los sábados por la tarde a esa gente predicando el mensaje habitual de que sólo Jesus salva, que estos son los Tiempos Finales, que lo que vendrá tras el COVID será mucho peor, y que quienes no acepten a Jesús arderán en el Infierno, y no sigo (y no tomándose a bien que se les eche en cara que cómo pueden estar seguros de que se salvarán ellos cuando se rechaza lo que ofrecen). Y cuando ellos en sus medios aparte de demostrar no tener ni la menor idea de ciencia cuando denigran evolución, Big Bang, etc. también dicen que religiones aún más minoritarias (neopaganismo) son satánicas.

    Este, por cierto, no es el medio para eso pero también es bastante hipócrita oírles hablar de 100,000 muertes (abortos) al año en España ignorando ya que ellos se toman al pie de la letra la Biblia qué fue de las embarazadas en el Diluvio, los que morirán según el Apocalipsis, o sobre todo la idea de que los bebés no bautizados van al Infierno (si la tienen)

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: