Inicio > Actualidad, Biología, Ciencia, Científicamente incorrecto, Escepticismo, Magufadas, Medicina, Microbiología > “Nunca imaginé hace un año que habría 60 millones de personas que rechazarían vacunarse debido a la desinformación” ¿cómo que no Dr. Collins?

“Nunca imaginé hace un año que habría 60 millones de personas que rechazarían vacunarse debido a la desinformación” ¿cómo que no Dr. Collins?


La candidez y la política del avestruz que algunos, como el prestigioso Dr. Francis Collins, han desarrollado durante décadas podrían ser motivo de compasión y quizás hasta de sorna, si no fueran tan ofensivamente peligrosas.

En una de las múltiples entrevistas que ha concedido por distintos medios de comunicación estadounidenses últimamente el Dr. Francis Collins por su despedida como director del NIH, la periodista Judy Woodruff le preguntó qué deseaba que los NIH hubieran hecho de manera diferente a lo realizado bajo su mandato. Y el Dr. Collins respondió llamativamente que los NIH:

“no invirtieron lo suficiente en la investigación del comportamiento humano. Nunca imaginé hace un año que habría 60 millones de personas que se negarían/rechazarían vacunarse debido a la información errónea y la desinformación.”

Y esta tan inocente declaración desgraciadamente solo muestra, de la manera más cruda por cierto, una casi insultante ignorancia de los mecanismos intelectuales y socioculturales que rigen a esta especie a la que cada vez más le viene muy grande eso de “sapiens”.

Es más, el propio Collins es un ejemplo palpable de esa disonancia cognitiva que impide a una holgada mayoría de humanos enfrentarse a la realidad, sopesar racionalmente las pruebas y adecuar su comportamiento a las conclusiones que de ellas se derivan. Porque nuestro afamado científico es desgraciadamente una persona que no diferencia de manera clara entre mito y realidad. Y que además, lleva años haciendo propaganda de su “famosa” conversión al cristianismo con incluso la publicación de un libro en donde ¡agárrense! “demuestra científicamente” la existencia y la bondad de dios, pero por supuesto sólo del judeocristiano que los demás ya sabemos que son inventos del Maligno para mantener enredados a los herejes.

Además, durante sus 22 largos años al frente del buque insignia de la investigación biomédica estadounidense Collins ha permitido la existencia y la generosa financiación pública del chamánico Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH por sus siglas en inglés) protegido por el paraguas y el prestigio del propio NIH.

Porque en realidad de esos polvos: blanqueamiento (y hasta propaganda activa) de la superstición religiosa en todas sus variantes y neutralidad (cuando no apoyo más o menos implícito o explícito) hacia todo tipo de chaladuras pseudomédicas dentro de la sociedad estadounidense, aparecen “de pronto”, pero para nada por arte de magia los actuales lodos (ya duramente solidificados) conformados por esos 60 millones de estadounidenses que ahora sorprenden tanto a Collins, personas que aúnan (y no por casualidad, por cierto) el cristianismo más fanático junto con el más combativo antagonismo hacia la Ciencia, para que ahora sí (aunque un poco tarde por cierto) el Dr. Collins entone un mea culpa que simplemente suena tan falso como esa exclamación de ¡qué chorprechaaaaaa! que tanto repetían los payasos circenses de mi infancia.

Porque si personas de la calidad científica del Dr. Collins (algo fuera de toda duda profesional) han sido capaces de desenvolverse tan felices durante décadas en ese tenebroso ecosistema mágico-supersticioso que tanto daño hace al cerebro, ¿alguien puede sorprenderse ahora que el ciudadano estadounidense medio (o ya puestos, el que está bastante por debajo de la media y que habita el desgraciadamente famoso Cinturón de la Biblia) encuentre muy dignos de confianza a su pastor y a su gurú pseudomédico, esos mismos que le repiten desde el púlpito y desde toda la web, día sí y domingo también, que las vacunas son demoniacas, peligrosas e inútiles, compuestos que permiten además que Bill Gates nos controle a través del 5G (aun cuando yo sigo sin conexión wifi vacunal y eso que ya voy camino de mi tercera dosis)?

Y este es el problema con las personas irracionales con cargos de responsabilidad, que las orejeras mentales que les impusieron en la infancia o las que ellos mismos se colocan libremente en su etapa adulta (como el propio Collins) les acaban pasando factura, haciéndoles cometer los mayores errores, esos mismos que por supuesto al final todos como sociedad acabamos pagando ¡y de qué manera!

P.D:

Y de regalo un impagable video dónde el Dr. Collins no diferencia entre pruebas y creencias.

Entradas relacionadas:

  1. 11 enero, 2022 a las 20:02

    Ikea recortará las prestaciones por enfermedad a los trabajadores en el Reino Unido no vacunados que tengan que aislarse.

    Me gusta

  2. Luis SANCHEZ
    11 enero, 2022 a las 23:35

    Sí, un gran personaje del Dr. Collins, por su gran incoherencia y su gran hipocresía.

    Salu2

    Me gusta

  3. 11 enero, 2022 a las 23:54

    Quebec planea imponer un impuesto de ‘contribución de salud’ a los no vacunados: https://www.theguardian.com/world/2022/jan/11/quebec-health-tax-unvaccinated-coronavirus

    Me gusta

  4. JALMENJUS
    12 enero, 2022 a las 0:55

    Covid-19: las escuelas no están preparadas para enfrentar a ómicron

    «De Europa a EE.UU., los casos de covid-19 en niños aumentan. Las escuelas no están preparadas»

    https://cnnespanol.cnn.com/2022/01/11/covid-19-europa-ee-uu-ninos-escuelas-no-preparadas-trax/

    – SI ESTO ES ASÍ…, ESTA NOTICIA PUEDE PONER A LA SOCIEDAD DE RODILLAS….

    Me gusta

  5. 12 enero, 2022 a las 11:25

    El principal epidemiólogo del Gobierno estadounidense, Anthony Fauci, denunció este martes ante el Senado haber recibido “amenazas de muerte” por culpa de las “mentiras” que los republicanos vierten en su contra y reveló el arresto de un hombre que quiso asesinarlo semanas atrás.

    Me gusta

  6. Eduardo Baldu
    12 enero, 2022 a las 14:31

    Al parecer se ha detectado una nueva variante de Covid. Sería una combinación de la variante Delta y la variante Ómicron y habría sido detectada en Chipre.

    Me gusta

  7. Far Voyager
    13 enero, 2022 a las 11:30

    «Jesus es mi vacuna». Preferiría en todo caso a Asclepio o Hygiea, la romana. En fin…

    Me gusta

  8. 13 enero, 2022 a las 12:05

    !Es que eres un ateo descreído y acabarás en el infierno!!!!!!!!

    Me gusta

  9. Anónimo
    21 enero, 2022 a las 0:31

    Yo me pregunto, ¿no tendrá Collins y otros un cableado diferente o distinta actividad en ciertas zonas cerebrales que simplemente lo fuerzan a creer en Dios a pesar de la educación que tiene?.

    Me gusta

  10. 21 enero, 2022 a las 8:49

    Es muy interesante lo que sugieres. Se ha visto que las personas racionalistas y las muy creyentes parecen usar de forma diferente distintas regiones del cerebro. Ahora bien, al ser Collins ambas cosas a la vez sería un caso digno de un estudio más profundo.

    Me gusta

  11. 25 enero, 2022 a las 9:56

    Un «investigador» acomodaticio, a medida de los habitantes del cinturón bíblico. Nada nuevo bajo el sol.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: