Inicio > Actualidad, Biología, Ciencia, Escepticismo, Geología, Magufadas > Multar a los maestros por enseñar adecuadamente Ciencia

Multar a los maestros por enseñar adecuadamente Ciencia


En Oklahoma se está tramitando una ley que permitirá demandar a los profesores de cualquier escuela, instituto o universidad si contradicen durante sus clases cualquier creencia de sus alumnos, por muy disparatada o anticientífica que esta sea.

Si la denominada “Ley de Protección de Creencias Religiosas de los Estudiantes” propuesta por senador republicano de Oklahoma Rob Standridge sale adelante se podría demandar a los maestros por un mínimo de 10.000 dólares “por incidente y por individuo”. Y las correspondientes multas se pagarían “con recursos personales” del profesor y no con fondos de la escuela, ni tampoco con la ayuda de otros individuos o asociaciones. Finalmente, si el docente no puede pagar la multa sería despedido, según esta legislación en marcha.

Así entonces, un profesor imparte a una clase de Biología sobre evolución. Al día siguiente los cristianos padres de una docena de los alumnos que asistieron a esta ofensa a sus dogmas, porque no olvidemos que para los fundamentalistas evangélicos (que opinan en su cristiana ignorancia que la Tierra tiene 10.000 años y dios creó a todos los seres vivos en su forma actual) esta es una injuria mayúscula, le demandan. El resultado es que el profesor se enfrentaría a una multa de 120.000 dólares (10.000 dólares por cada padre ofendido). Si además el profesor lleva hablando sobre evolución varias clases y en diferentes cursos de la misma escuela, la multa por un mínimo de 10.000 dólares “por incidente y por individuo” se multiplicaría hasta sobrepasar fácilmente el monto de varios millones de dólares, llevando a la ruina y al despido inmediato del docente ofensor.

Por ello es evidente que esta ley tiene por propósito intimidar a los profesores, de tal manera que desaparecerá de las aulas de Oklahoma cualquier referencia a la Ciencia más mínimamente “controvertida”: evolución, células madre, estudio de las diferencias entre sexo y género, historia geológica de la Tierra, etc. Y así hasta llegar a un consenso, cristiano por supuesto, en el que toda explicación científica conduzca al más duro creacionismo.

Y por supuesto que esta medieval ley es muy factible que salga adelante, puesto que el legislativo del mencionado estado norteamericano está abrumadoramente dominado por los republicanos, un partido claramente anticientífico, tal y como muestra la siguiente figura.

P.D:

Y de regalo un par de videos.

Entradas relacionadas:

* Las universidades cristianas estadounidenses cada día más cerca de las madrazas islámica

* En Arkansas quieren enseñar por ley creacionismo en las escuelas públicas

* Para encontrar creacionismo en la escuela pública no hay que ir demasiado lejos

* ¿Religión en la escuela? Leer a Charles Darwin tiene más sentido

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* Probando la Hipótesis de Dios: Victor Stenger in memoriam

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* 90 años de creacionismo

* El geriniol es el psicotrópico más potente, adictivo y peligroso del mundo

* El intranscendente lugar del hombre y lo absurdo del creacionismo por Francisco Ayala

* Creacionismo en la escuela del siglo XXI

* Creacionismo pagado con dinero público

* La religión anula el raciocinio hasta en las personas más instruidas

* La gran paradoja científica estadounidense

* ¿Se debe debatir con creacionistas?

* La Meca es el centro electromagnético del planeta o cómo el Islam se impone al pensamiento científico

* La hipótesis de Dios

* Richard Dawkins sacudiendo conciencias en EEUU

* Mensaje para los escépticos del creacionismo

* La Academia Pontificia de las “Ciencias”, la prostitución del conocimiento por la irresponsabilidad de algunos investigadores

* Creacionismo: ¿religión, ciencia o política?

* Un poco de humor contra la estupidez del creacionismo

* Preocupante ofensiva de invierno anticientífica en los EEUU

* Bill Maher entrevista a Francis Collins

* Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger

* Ciencia en el Midwest – Dios en la biblioteca, Dios en el diván

  1. C Alanis
    5 febrero, 2022 a las 19:57

    Al fin a los seguidores de la Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador nos van a respetar!!! 😛

    Me gusta

  2. 5 febrero, 2022 a las 20:05

    La verdad es que tienes razón. Con esta ley, como no limita las creencias a «defender», puede permitir multar con 10.000 dólares a cualquiera, en cualquier momento, puesto que en realidad todo el mundo puede sentirse ofendido.

    Me gusta

  3. 5 febrero, 2022 a las 22:57

    Todo llegará… Al tiempo…

    Me gusta

  4. Eduardo Baldu
    6 febrero, 2022 a las 20:07

    En buena lógica (Y aunque ellos no lo interpretan así) la libertad religiosa implica, también, la opción atea, y como ateo puedo sentirme ofendido por cualquier interpretación religiosa, por lo que debería poder denunciar cualquier planteamiento que se dé, por parte de un profesor, basado en el creacionismo o cualquier otro planteamiento religioso. De hecho, podría plantearse que, si los jueces no atienden la demanda de un ateo en este sentido, se atenta contra el derecho constitucional de la libertad religiosa, ya que se produce una discriminación que no garantiza los derechos constitucionales.

    Me gusta

  5. Rawandi
    6 febrero, 2022 a las 22:36

    Parece que todo el mundo se está volviendo hipersensible. La actriz Whoopi Goldberg copresenta un programa de la ABC News y su jefa le ha impuesto recientemente una suspensión de dos semanas por haber dicho que el Holocausto «no tiene que ver con la raza. Fueron blancos matando a blancos». Pero en realidad nada de eso es antijudío ni minimiza el Holocausto.

    Whoopi entiende por «raza» lo mismo que entendemos casi todos, a saber: un grupo con «diferencias físicas visibles» respecto a otros grupos. De acuerdo con esta definición, lo que dijo Whoopi es totalmente cierto: Los nazis eran blancos y mataron a judíos también blancos. Fue blancos contra blancos.

    Basta mirar una foto de Gal Gadot o de Natalie Portman para saber que estas dos actrices son de raza blanca. Resulta que ambas son también judías, pero eso no lo muestra la foto, lo cual prueba que el judaísmo no es una «raza» según la acepción de dicho término que maneja el común de los mortales.

    Me gusta

  6. Eduardo Baldu
    7 febrero, 2022 a las 0:21

    Además de lo expuesto, ese impresentable ha propuesto varias leyes más, entre ellas una que establece la prohibición de la existencia, en las escuelas y bibliotecas escolares, de libros que traten cualquier aspecto relacionado con el sexo, otra por la que se elimina la obligación de los alumnos de cursar cursos relativos a la diversidad, igualdad o inclusión de género, sexual o racial, y otra que pretende eliminar la posibilidad de exigir el pasaporte Covid o el uso de la mascarilla para los no vacunados.

    Me gusta

  7. Eduardo Baldu
    7 febrero, 2022 a las 1:12

    Bueno, en realidad el concepto de raza es un invento, y es aplicable (y de hecho se ha aplicado) a distintos conceptos, en muchos casos más basados en hechos culturales que en características físicas, como es el caso de judíos y gitanos. Y por supuesto, para los nazis, el concepto de raza implicaba más que los conceptos de blanco, negro, oriental,…Así, por ejemplo, para ellos, eran razas inferiores tanto judíos, como gitanos, como eslavos, y ninguno de tales grupos tiene características especiales que les diferencien.
    En realidad, el planteamiento de Goldberg es tan cerril y corto de miras como lo era el de los nazis. No estoy diciendo que sea una nazi, ni mucho menos, pero comparte con ellos una visión totalmente errónea al suponer que existe una diferencia objetiva entre blancos y negros, de la misma forma que los nazis entendían que existía una diferencia entre arios y judíos, eslavos, o gitanos.
    Hoy el racismo se manifiesta con los inmigrantes, que en muchas partes son rechazados y vistos como seres inferiores, porque el racismo es, ante todo, cultural.

    Me gusta

  8. Rawandi
    7 febrero, 2022 a las 12:19

    Eduardo, tachas de «invento» la idea de raza, y sin embargo justo en el comentario anterior empleaste la expresión «igualdad racial», que presupone la existencia de las razas. Un poco contradictorio tu discurso ¿no?

    Te sugiero que mires una foto de Whoopi Golberg y otra de Natalie Portman. A poco que te funcionen los ojos, percibirás instantáneamente una «diferencia objetiva» entre ambas que se explica por el distinto continente en el que han vivido y evolucionado durante mucho tiempo sus respectivos antepasados. Negar una «diferencia objetiva» tan evidente implica caer en el pensamiento mágico.

    Me gusta

  9. Ranwy
  10. 7 febrero, 2022 a las 19:30

    El concepto de raza es algo precientífico y totalmente en desuso en Ciencia, por mucho que a nosotros un blanco y un negro nos parezca que se diferencian mucho. Desde que hemos analizado el ADN al completo se sabe que los humanos somos todos prácticamente «primos» muy relacionados, casi endogámicos.

    Dos chimpancés que vivan en la selva en dos grupos separados entre sí por unos 50 km se diferencian genéticamente más (aunque a nosotros nos parezcan todos los simios iguales) que un lapón rubio y con los ojos azules, un amerindio de la Tierra del Fuego y un aborigen australiano, por poner algunos ejemplos extremos.

    Es más, desde el punto de vista genético todos somos «subclones» de los koishan:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Jois%C3%A1n

    de tal manera que si un cataclismo mundial acabara con casi todos de los 7.000 millones de humanos actuales, pero quedaran solo unos pocos cientos de miles de ellos, prácticamente no se habría perdido nada de la actual (escasa) diversidad genética humana.

    El problema es que somos monos visuales y damos una exacerbada importancia al color y sobre todo al aspecto de la cara (porque somos monos muy sociales que llevan varios millones de años analizando las muecas de los demás como signo para adivinar sus pensamientos y acciones), rasgos éstos codificados por unos pocos genes de los aproximadamente 22.000 que tiene el genoma humano.

    Me gusta

  11. 7 febrero, 2022 a las 19:39

    Y sobre el espinoso tema de los nazis y los judíos, simplemente indicar que el antisemitismo no proviene de diferencias raciales, sino religiosas. Desde que los cristianos culparon a los judíos del inexistente asesinato del nazareno demente, los judíos quedaron marcados como impuros, algo que los nazis llevaron a un execrable extremo, pero conceptualmente nada diferente de los pogromos con los que los circuncidados han sido exterminados durante casi dos milenios de dictadura cristiana.

    Y lo más ridículo es que no hay nada más que comparar las fotografías de Hitler o Himmler con las de Elizabeth Taylor, Sarah Michelle Prince, Alicia Silverstone, Gwyneth Paltrow o Goldie Hawn para partirse de risa, porque cualquier individuo mínimamente racional puesto en la tesitura de tener que elegir hubiera catalogado sin atisbo de duda a los primeros como candidatos a Auschwitz mientras que a ellas las hubiera considerado diosas vikingas.

    Me gusta

  12. Rawandi
    7 febrero, 2022 a las 21:20

    Ateo, tan irracional es negar que existe una «diferencia objetiva» entre negros y blancos, como pensar que dicha diferencia justifica las actitudes racistas. Mi postura (y creo que también la de Whoopi) se sitúa entre ambos extremos. Reconozco los rasgos visibles objetivamente diferentes en negros y blancos pero no le doy a esos rasgos ninguna relevancia ética. Además, soy consciente de que los rasgos visibles que diferencian a negros y blancos involucran a pocos genes, pero este dato científico es en el fondo irrelevante, pues incluso en el caso de que involucraran a una gran cantidad de genes el racismo sería igualmente condenable.

    Me gusta

  13. Eduardo Baldu
    8 febrero, 2022 a las 0:57

    Rawandi, ¿Qué problema tienes con la expresión “igualdad racial”? Igualdad: A igual a B, no hay diferencia, y por tanto diferenciar a las personas en función de supuestas razas, es una tontería.
    Que tenemos aspectos distintos, por supuesto. ¿Pero qué diferencias determinan que estamos ante razas distintas? ¿El color de la piel? ¿La altura? ¿El que tengamos la nariz aguileña o chata? ¿La diferencia entre un rubio nórdico y un moreno mediterráneo es indicativa de distinta raza? ¿Dónde está el límite, por ejemplo en el color de piel? ¿En el grado de que la piel sea más oscura o más clara?
    El racismo tiene muchas formas de expresión. Para el racismo lo importante es establecer diferencias entre colectivos, y una vez establecidas, asociar uno de los colectivos a supuestas carencias que les conviertan en un colectivo más o menos despreciable e inferior a otros, a los que poder culpar de todo lo malo que le sucede a la sociedad. En el fondo, lo que está detrás de toda esta mierda es el control de la riqueza. Ha una colección de tre documentales de la BBC (Ya tienen unos años) que se titula, precisamente “Racismo”, y que son muy clarificadores al respecto, y que repasan la historia de los últimos siglos (Repasan el racismo y la esclavitud, y los relacionan con los intereses económicos de las clases dominantes de Europa y Norteamérica)

    Me gusta

  14. 8 febrero, 2022 a las 7:33

    «tan irracional es negar que existe una «diferencia objetiva» entre negros y blanco»

    Como te explicado antes esa «diferencia objetiva» está la mismo nivel científico que si quisieras clasificar a los humanos entre aquellos que tienen un grano en la nariz frente a los que no lo portan. Ahora bien, ya sabemos que la Humanidad siempre se ha regido por las más variadas irracionalidades.

    Me gusta

  15. Eduardo Baldu
    8 febrero, 2022 a las 11:12

    Ahondando en el tema, Whoopi Golberg utiliza el mismo planteamiento que pueda utilizar un blanco defensor de la supremacía racial blanca. Aunque pueda parecer absurdo, también hay racistas negros, que, por ejemplo, ven mal las parejas mixtas, porque piensan que blancos con blancos y negros con negros, que las “razas” no deben mezclarse. Pero a un blanco racista tampoco les gustan los nativos americanos (Sean de los propios Estados Unidos, o de cualquier latitud americana), ni los orientales (Chinos, coreanos, japoneses,…), ni los hindúes, y si me apuras, ni los mediterráneos (Incluidos los españoles). Y por supuesto desprecian a los “mestizos”.
    Pero cualquiera de estos grupos puede asumir planteamientos semejantes respeto a los demás grupos. El racismo blanco es el más conocido porque blancas han sido las clases dominantes (económicamente hablando) en los últimos siglos, pero eso no quiere decir que semejantes gilipolleces no podamos encontrarlas en cualquier colectivo.

    Me gusta

  16. Far Voyager
    8 febrero, 2022 a las 14:38

    Permitir que se enseñen cómo verdad absoluta las ideas sacadas totalmente de contexto de pastores del Próximo Oriente de la Edad de Bronce que ni siquiera sabían dónde iba el Sol de noche. ¿Qué puede salir mal?

    Me gusta

  17. Rawandi
    9 febrero, 2022 a las 12:25

    Eduardo, la expresión ética «igualdad racial» únicamente tiene sentido si existen distintas razas, del mismo modo que la expresión ética «igualdad sexual» únicamente tiene sentido si existen distintos sexos. Dado que tú niegas la existencia de las razas, al usar la expresión «igualdad racial» incurriste sin darte cuenta en una contradicción flagrante. Yo, en cambio, como no niego ni la existencia de las razas ni la existencia de los sexos, puedo permitirme el lujo de defender la «igualdad racial» y la «igualdad sexual» sin que por ello mi discurso se vuelva incoherente.

    Que las razas existan no significa que todas las personas deban encajar en alguna de ellas. En algunos momentos no podemos distinguir si es de día o de noche, pero el día y la noche son reales.La naturaleza está llena de límites borrosos.

    Sé que hay negros racistas. Por ejemplo, Malcolm X fue racista antiblanco mientras estuvo dentro de la Nación del Islam, la cual era (y supongo que lo sigue siendo) una secta racista antiblanca. Pero Whoopi Golberg no es racista; además, los tres maridos que ha tenido eran hombres blancos.

    Me gusta

  18. 9 febrero, 2022 a las 14:20

    «como no niego ni la existencia de las razas…»

    La inexistencia de las razas ha sido demostrada por los apabullantes datos genómicos recopilados en las últimas décadas.

    Me gusta

  19. Rawandi
    9 febrero, 2022 a las 16:36

    Ateo, antes has comparado la diferencia entre negros y blancos con la diferencia que supone tener o no «un grano en la nariz». Me parece una comparación desafortunada, ya que en el primer caso hablamos de rasgos innatos permanentes, mientras que el grano de la nariz es un rasgo que suele durar pocos días. Sin embargo, tu comparación me sirve para demostrarte que los «datos genómicos» no pueden probar la inexistencia de las «razas» cuando estas se definen a partir de «diferencias físicas visibles» (así es la definición de «raza» empleada por la mayoría de los humanos, incluyéndonos a Whoopi y a mí).

    Imaginemos que alguien decidiera usar el «grano en la nariz» como criterio para definir dos «razas»: la de quienes tienen el grano y la de quienes carecen de él. Los meros «datos genómicos» nunca podrían demostrar la inexistencia de esas dos «razas», ya que, de acuerdo con la definición escogida del vocablo «raza», serían irrelevantes.

    Me gusta

  20. Eduardo Baldu
    9 febrero, 2022 a las 19:24

    Rawandi, siguiendo con tu planteamiento, y dado que soy ateo, no puedo hablar de Dios, ni de religión, porque en tal caso, según tu interpretación, mi discurso es incoherente.
    Vamos a ver, quienes defienden las diferencias raciales (Y por ende la existencia de razas) son quienes promueven las actitudes racistas, así que posicionarse en su contra, por muy incoherente que te pueda parecer mi forma de expresarme, es lo que toca.
    En cuanto a Whoopi Golberg he dicho (Y mantengo) que utiliza conceptos racistas, no que ella lo sea, de la misma forma que no creo que tú seas racista, pero tu defensa de tal concepto, te acerca a los conceptos manejados por ellos.
    Coincido con Ateo en que las razas no existen. Y, nuevamente, repito lo indicado en mi entrada anterior: ¿Dónde está el límite de una característica externa que nos dice que estamos ante una persona de otra raza? ¿En la forma de la nariz, en el grado de oscuridad o blancura de su piel, en su altura, en que sus cabellos sean lisos o rizados? Según sea el límite elegido y la característica tomada como patrón (Condiciones totalmente subjetivas), podemos llegar a tener cientos de razas.

    Me gusta

  21. 9 febrero, 2022 a las 19:35

    Como te he dicho antes, la definición mediante «diferencias físicas visibles» (véase color de la piel o de las plumas, forma de la cresta, verrugas de nacimiento o lo que sea) que era la única forma de clasificar especies, subespecies o razas en la prehistoria de la Biología está siendo sustituida en las últimas décadas por la genómica avanzada. De hecho se está reescribiendo gran parte de la taxonomía tanto animal como vegetal a la luz de las incuestionables (y para nada subjetivas) secuencias de ADN, aunque por supuesto sigue habiendo resistencias por parte de los seguidores de la vieja escuela que todavía siguen ocupando bastantes puestos de prestigio. Y como ha pasado ya otras veces previas, es posible que haya que esperar que la vieja guardia se jubile del todo para que una nueva generación nacida ya en la secuenciación masiva reinterprete la taxonomía.

    Me gusta

  22. Eduardo Baldu
    10 febrero, 2022 a las 11:17

    “Los «datos genómicos» no pueden probar la inexistencia de las «razas» cuando estas se definen a partir de «diferencias físicas visibles» (así es la definición de «raza» empleada por la mayoría de los humanos, incluyéndonos a Whoopi y a mí)”.
    El problema de base es que la “definición empleada” es errónea. Aunque tu planteamiento haría las delicias de un “geocentrista”: Si la base de mi modelo cosmológico son las constataciones básicas de mis sentidos, veo que el Sol se mueve, que la Luna se mueve, que todos los demás astros se mueven, y no percibo ningún movimiento de la Tierra, por tanto mi conclusión es que la Tierra está quieta en el Universo, y es este el que da vueltas alrededor de la Tierra.

    Me gusta

  23. Rawandi
    10 febrero, 2022 a las 13:39

    Eduardo, olvidas el contexto. Por ejemplo, los ateos coherentes podemos hablar de «Dios», pero nunca dentro de un contexto que indique que creemos en dicho ser. El problema justamente es que tú utilizaste la expresión «igualdad racial» dentro de un contexto que presupone que crees en ella, ya que criticaste al «impresentable» senador oklahomés por su propuesta de una ley para eliminar los cursos obligatorios sobre «igualdad sexual o racial».

    La entrada «igualdad racial» de la Wikipedia comienza con esta instructiva frase: «La igualdad racial ocurre cuando las instituciones dan oportunidad igual a personas de todas las razas». Es evidente que los negacionistas de las razas no podéis presentaros de forma coherente como defensores de la «igualdad racial».

    Ya he respondido a tu pregunta sobre los límites entre una raza y otra: He dicho que los límites entre las razas son borrosos y que la naturaleza está llena de límites borrosos. Borroso es el límite entre el día y la noche, aunque tanto el día como la noche existen.

    Me gusta

  24. Eduardo Baldu
    10 febrero, 2022 a las 23:03

    Veo que te aferras a una concepción subjetiva del concepto raza. Subjetiva y falsa, tal como lo hace un geocentrista que defiende la inmovilidad de la Tierra. Y también veo que ignoras sistemáticamente todos los planteamientos que indican y confirman que el concepto de raza es falso. Es evidente que nuestras posturas están en tal oposición que no nos vamos a poner de acuerdo, por lo que, por lo que a mí se refiere, entiendo que la discusión está agotada.

    Me gusta

  25. Rawandi
    10 febrero, 2022 a las 23:43

    Eduardo, no me queda claro cuál es la definición «errónea» que encuentras en el geocentrismo. Se me ocurren dos posibilidades: o te refieres a la definición del «modelo» geocentrista, o te refieres a la definición de la «base» argumental típica de los geocentristas. Sin embargo, ninguna de esas dos definiciones son erróneas. El modelo geocentrista es exactamente tal como tú lo has definido: «la Tierra está quieta en el Universo, y es este el que da vueltas alrededor de la Tierra» (Tycho Brahe y cualquier otro geocentrista suscribiría esta definición al cien por cien); por tanto, esta definición no es errónea sino correcta. En cuanto a la base argumental típica de los geocentristas, también es tal cual tú la has definido: ellos se basaban sobre todo en las meras apariencias, es decir, en «las constataciones básicas de mis sentidos»; por tanto, también esta definición es correcta.

    Me gusta

  26. Eduardo Baldu
    11 febrero, 2022 a las 11:12

    ¿Qué lo defendido no se ajusta a la realidad, quizás?
    Ya estamos entrando en una discusión puramente semántica, lo que me parece del todo inútil. Cada vez me recuerda más al pensamiento posmoderno, según el cual todo discurso es válido, incluido su opuesto. Como soy de la opinión que un discurso es válido si se ajusta a la realidad, todos esos planteamientos me parecen pijadas.

    Me gusta

  27. Eduardo Baldu
    11 febrero, 2022 a las 11:24

    Rawandi, ahora no me vengas con que ¿Qué es la realidad? O si realmente existe la realidad, que ya entraríamos en una discusión que rozaría el absurdo.
    Ya sabe, hacer filosofía es como estar en una habitación oscura buscando un gato negro. Hacer metafísica es como estar en una habitación oscura buscando un gato negro que no está allí. Hacer teología es como estar en una habitación oscura buscando un gato negro que no está allí y gritar de repente… ¡ya lo tengo! Y hacer ciencia es como estar en una habitación oscura buscando el interruptor de la luz para comprobar si allí hay o no hay un gato negro.

    Me gusta

  28. Rawandi
    12 febrero, 2022 a las 13:24

    Mi comentario anterior no defiende el posmodernismo, aunque haya podido dar esa impresión. No soy posmodernista: sé que la Iglesia católica metió la pata al aferrarse al geocentrismo y la acabó de meter hasta el fondo al condenar oficialmente en 1616 el copernicanismo, que era la teoría verdadera. Pero contrariamente a lo que tú sugerías, no hay ningún «problema de base» en la «definición geocentrista», pues como tal definición en principio es perfectamente válida. El problema de los geocentristas no tiene que ver con la semántica; tiene que ver con que su modelo no se ajusta a la realidad.

    Mi definición de raza no es «subjetiva» ni «falsa», ya que es la segunda acepción que aparece en el diccionario. Se trata de una definición que no puede ser refutada por los «datos genómicos», por la sencilla razón de que no se compromete con ninguna configuración genómica particular. Y tampoco puede ser refutada por el hecho de que la comunidad científica decida usar o no el vocablo «raza», porque no pretende ser un término técnico.

    Me gusta

  29. Eduardo Baldu
    13 febrero, 2022 a las 15:44

    Mi referencia a la semántica está exclusivamente relacionada con nuestra discusión. En ningún momento la he relacionado con el geocentrismo. Y afirmo que el geocentrismo es falso e inválido porque no se ajusta a la realidad. Por tanto, quien defienda el goecentrismo, defiende una falsedad. Así de simple.
    De la palabra raza, la acepción segunda de la RAE dice, textualmente: “Cada uno de los grupos en que se subdividen algunas especies biológicas y cuyos caracteres diferenciales se perpetúan por herencia.” Así que sí hablamos de especies biológicas y mecanismos de herencia.
    Por otra parte el concepto de raza viene definido por la existencia de “caracteres diferenciales”. Y aquí es donde está el problema: ¿Qué es un carácter diferencial? Para los nazis, ser rubio, alto, ojos claros, atlético, eran características que definían la “raza aria” (Aunque curiosamente pocos de sus máximos dirigentes cumplían tales exigencias), y por exclusión, toda característica distinta u opuesta a las definidas, implicaba pertenecer a “otra raza humana”. Y es aquí donde se pone en evidencia la subjetividad del concepto, porque cada uno de nosotros podemos establecer un conjunto de características que definan lo que es una raza en concreto.
    A lo largo de la historia, distintos clasificadores han dado resultados distintos:
    Para Lineo, la clasificación comporta cuatro razas. Prichard, establece tres grandes razas. Cuvier también establece tres razas (Pero no coincidentes con el anterior). Blumembach, tres con dos subvariedades cada una. Geoffroy de Saint Hilaire establece cutro razas. Omalius d’Halloy, en cambio define seis. Y podríamos continuar (Tesis de Eugenio Ivancovich – Universidad de Buenos Aires – 1901). La conclusión es que, quienes se han interesado en definir el concepto de raza, se han visto abocados a conclusiones dependientes de los planteamientos subjetivos iniciales, sin la más mínima base científica.

    Me gusta

  30. 13 febrero, 2022 a las 18:26

    «Por otra parte el concepto de raza viene definido por la existencia de “caracteres diferenciales”. Y aquí es donde está el problema: ¿Qué es un carácter diferencial?»

    Eduardo tienes mucha razón. Volviendo a mi símil de hace varios comentarios, considerar un «carácter diferencial» al color de la piel es como hacerlo con un grano de nacimiento o tener las orejas más o menos largas.

    Lo que nuestros antepasados, analfabetos científicos no lo olvidemos, han considerado primordial durante milenios de ignorancia y superstición no tiene porqué seguir siendo algo importante en un momento histórico en donde tenemos la poderosa herramienta de la Ciencia para discriminar entre lo fundamental y lo meramente accesorio, por no decir lo absolutamente inane.

    Es hora ya de dejar atrás nuestro triste (y peligroso) pasado irracional y empezar a dejarnos iluminar por la linterna del racionalismo y la ciencia.

    Me gusta

  31. Rawandi
    15 febrero, 2022 a las 22:59

    Ateo, ver que una persona tiene un «grano de nacimiento» no nos aporta información sobre sus ancestros, mientras que las características raciales (color de la piel, tipo de cabello y rasgos faciales) sí que nos aportan informacion sobre los ancestros de alguien, concretamente nos permiten saber en qué continente han evolucionado durante milenios.

    Por ejemplo, los rasgos raciales de Whoopi Golberg nos informan de que sus antepasados residían en el África subsahariana; los rasgos raciales de Natalie Portman nos informan de que sus ancestros vivían en Europa; y los rasgos raciales de Joan Chen nos informan de que sus antepasados moraban en Asia oriental.

    Las razas blanca, negra y oriental se identifican muy fácilmente. ¿Son las razas «algo importante» o «fundamental»? Pues no, las razas son simplemente una realidad que cualquier ser humano percibe inevitable y automáticamente, salvo que esté ciego. Por eso negarlas es completamente ridículo.

    Me gusta

  32. 15 febrero, 2022 a las 23:36

    «las razas son simplemente una realidad que cualquier ser humano percibe inevitable y automáticamente, salvo que esté ciego. Por eso negarlas es completamente ridículo.»

    Bueno habrá que decir a los biologos que son ridículos.

    Me gusta

  33. 15 febrero, 2022 a las 23:41

    Además el hecho de que un porcentaje significativo de la población o incluso una mayoría de la misma de importancia a algún concepto no lo hace real. Porque si así fuera estaría más que demostrado que la Zarza Colérica o Manitú son entidades reales.

    Me gusta

  34. Laetoli
    16 febrero, 2022 a las 20:25

    Así como podemos ir escribiendo el árbol humano con las sucesivas especies encontradas en el África y si tenemos un ancestro en común con los primates. ¿Por qué no se encuentran ancestros del chimpancé? ¿Y del orangután? ¿Y del gorila?

    Me gusta

  35. 16 febrero, 2022 a las 20:46

    Pues ahí va un ancestro fósil de chimpancé:

    https://www.nature.com/articles/nature04008

    Me gusta

  36. 16 febrero, 2022 a las 20:55

    De todas formas está claro que hemos encontrado muchos más fósiles de ancestros de humanos que de nuestros otros primos.

    La respuesta rápida a ese punto es triple. Primero, los paleontólogos encuentran financiación más fácil y abundante si su proyecto es buscar fósiles de humanos y no de orangutanes.

    Segundo y quizás más importante. Nuestros ancestros vivieron en sabanas en donde como es en el caso del valle del Rift muchas veces ni siquiera hay que excavar puesto que muchas veces los fósiles están a la vista. Recuerdo que uno de los grandes paleontólogos de fósiles humanos tenía un colaborador (africano por supuesto) que tenía tal habilidad que era capaz de diferenciar al ir paseando por los secarrales fósiles de las piedras normales o de restos de huesos de animales muertos hace tiempo.

    Mientras, los ancestros de nuestros primos estarán enterrados en zonas selváticas, en donde por ahora es prácticamente imposible encontrar fósiles porque no se sabe muy bien donde desbrozar la vegetación y empezar a cavar.

    Y tercero, en zonas húmedas y selváticas los animales muertos son degradados más y mejor que en zonas más secas, por lo que se generan menos fósiles en las primeras.

    En resumen dinero, oportunidad y facilidad explican la diferencia.

    Me gusta

  37. Laetoli
    16 febrero, 2022 a las 20:58

    Muy interesante el artículo. Me va a servir para llevarlo a clases de Biología. Profesor Ateo, ¿No me regala una suscripción para Nature?

    Me gusta

  38. 16 febrero, 2022 a las 23:12

    No hace falta ya que Alexandra Elbakyan te regala una suscripción completa a casi todas las revistas científicas:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Sci-Hub

    Me gusta

  39. Centruroides sculpturatus
    18 febrero, 2022 a las 9:40

    Eso de que hay caracteres visibles que permiten diferenciar entre «razas» es como mínimo cuestionable. Seguramente Rawandi además del color de piel y pelo se referirá a los ojos nariz y labios. Pero estas diferencias son tan mínimas que incluso dentro de la variabilidad de la propia población encontrariamos individuos con caracteres que parecerian de otra «raza». Por ejemplo hay europeos sin ascendencia asiática con los ojos rasgados (he conocido algunos así), o con la nariz y labios anchos como mucha gente con ascendencia africana, y viceversa, gente de origen africano con rasgos que mas allá del color de la piel parecerian mas típicos de poblaciones europeas. O incluso en españa es típico ver gente autóctona mucho mas morena que el resto sin tener ascendencia también muy morena mas cercana que otros. Por otro lado, la subjetividad de estas diferencias se puede ver en el hecho de que nos estamos fijando básicamente en rasgos faciales y no en el resto del organismo. Normal, los humanos hemos evolucionado para principalmente reconocer patrones en caras. Pero si miraramos otras zonas del cuerpo, ?veriamos alguna diferencia entre «razas» o siquiera veriamos «razas»? O a lo mejor veriamos otras «razas» Diferentes a todo lo que se ha propuesto.

    Por otro lado, todos estos caracteres visibles NO permiten inferir la ascendencia de los individuos. Mendel explicó hace más de 100 porqué, solo hay que conocer mínimamente las leyes de la herencia. Así luego no es raro que uno repase su arbol genealógico y se lleve sorpresas. Yo por ejemplo conocí a gente que se apellidaba Japón, al parecer el origen del apellido vendria de una colonia de japonese que fueron a vivir a Sevilla, y ellos venian de padres sevillanos. O el caso de gente con ascendencia nigeriana por una población de esclavos de esa zona que se trajeron a España.

    Ningún caracter de los supuestos que definen razas tiene capacidad clasificatoria por sí solo, y algunos ni siquiera en combinación son informativos. Pero lo que sí permite clasificar taxonómicamente a las variedades, subespecies, especies, géneros, etc. son las herramientas que nos brinda la genética, y ésta, como ha dicho Ateo, ya ha hablado. Lo que vemos son pequeñas adaptaciones fenotípicas (sujetas a variabilidad dentro incluso de la propia población) al ambiente en el que viven las poblaciones, que són mínimas debido a que los humanos nos adaptamos básicamente con la tecnologia.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: